38 LA VANGUARDIA

T E N D E N C I A S

DOMINGO, 23 OCTUBRE 2011

Editada la primera guía para hombres que cuidan a mujeres con cáncer de mama

Quédate a su lado

Jaime Serra

NÚRIA ESCUR Barcelona

stás cansado de oír “¿cómo está?, ¿cómo está?”. Deseas oír la pregunta: “¿cómo estás?”. Y tienes la respuesta: no estoy bien, muchas gracias. Nada bien. El cáncer ha tomado el control de tu vida, y no precisamente para mejor. Tu relación con tu compañera, con tu trabajo, con todo lo que pasa durante el día, se ha convertido en más intensa, más estresante y, por tanto, más difícil de sobrellevar”. Son palabras de John W. Andersen. Andersen era director de una empresa de publicidad con oficinas en Nueva York, además de abogado, escritor, productor y director de programas de televisión, cuando le diagnosticaron cáncer a su madre. Años después ocurriría lo mismo con su esposa, después con su hermana y, finalmente, con una gran amiga. Es veterano, pues, en esta travesía que conocen bien quienes acompañan a un enfermo de cáncer. Porque el cáncer no sólo afecta y cambia al enfermo, también a su cuidador. Tres de esas mujeres a las que amó Andersen han logrado seguir viviendo pero, en Estados Unidos, cada tres minu-

E

El color de la libertad
SOCIEDAD MUY JERARQUIZADA Cuanto más autoritaria y piramidal es la organización social, menor es el número de personas que deben tener un código de valores para que el sistema funcione. Estas ocupan el escalafón más alto.
Grupos dirigentes
Ciudadanos con valores dominantes

Principales líneas de opresión

A medida que se desciende en el escalafón social se encuentran individuos con diversidad de valores o ausencia de ellos, ya que pueden delegar en sus dirigentes limitándose a obedecer.
SOCIEDAD POCO O NADA JERARQUIZADA

El autor ha acompañado a cuatro mujeres queridas en la lucha contra el cáncer El libro ofrece estrategias para no hundirse cuando se cuida a alguien enfermo
tos se sigue informando a una mujer que tiene cáncer de mama. La editorial Comanegra presentó su libro A su lado. La guía del cáncer de mama dirigida a hombres, en el marco del Día Mundial del Cáncer de Mama y en una edición revisada por el doctor Francesc Casas, del hospital Clínic de Barcelona. “El libro deja huella porque se hace cargo perfectamente de lo que le ocurre a cualquier paciente a la que acaban de diagnosticar un cáncer de mama y del tsunami emocional que experimentan también todos los que la quieren”, explica Casas. Primera herramienta de consulta sobre ese tema dirigida exclusivamente a los hombres, aborda el proceso de acompañamiento de la mujer afectada y ofrece estrategias para encajar como mejor se pueda ese difícil viaje. Estrategias también para él. Primera: “cuanto más te quieras guardar, más se encona, escarbando más hondo en tu psique. Cada día que no hablas con nadie de ello es un día más que socava tus cimientos emocionales”. Segunda: “en momentos insoportables, ve a una habitación tranquila, quédate solo y ríndete a tus sentimientos. Déjalos salir, deja que esos sentimientos pasen sobre ti. Y no juegues a las culpas, la culpa no ayuda a nadie”. Eso, sin olvidar la regla de oro: no te preocupes por lo que debes decirle, sencillamente “no tienes que decir, tienes que estar”. El texto, además de consejos prácticos para momentos clave –hospitalizaciones, la vuelta a casa o las sesiones de radioterapia y quimioterapia– añade reflexiones para “después del tsunami”. El miedo más común se formula
CONSEJOS PRÁCTICOS

EXPERIENCIA PERSONAL

Para que un sistema social pueda reducir, incluso eliminar, el sistema jerárquico manteniendo el orden, necesita que los individuos que lo forman tengan y compartan rígidamente una serie de valores.

Cristina, junto a su hija Yolanda

GRUPO IMO

El apoyo de la familia
]A Cristina la diagnosticaron

un tumor en el pecho en mayo del 2010 y reconoce que el choque fue extremadamente duro. Sin embargo, el apoyo de sus hijos, Yolanda y Jesús, y el de su marido, Luis, fue fundamental para enfrentarse a la enfermedad. La clave, según Yolanda, es “no dejar de transmitirle la fuerza que precisa para afrontar” todo lo que conlleva luchar contra el cáncer. Fuerzas que, como reconoce Yolanda, a veces se debilitan. “Para mí lo más duro fueron las sesiones de quimio y radio, cuando veías que se le caía el pelo y que ella no se reconocía. Pero, como me decía mi hermano, nosotros a darle fuerzas y a restar importancia a las cosas con humor. Cuando ella se lamentaba de su aspecto, de los mechones que se le caían, yo le decía entre risas, ¡y el tinte que te ahorras!”, indica la joven, quien aconseja a otros hijos de

enfermos de cáncer hablar con los amigos. “Eso ayuda mucho, sacas la energía suficiente para seguir apoyándola”, indica. Esta familia de Navalcarnero (Madrid) ha colaborado en la campaña + Juntos Ganamos, elaborado por el Grupo IMO (Instituto Madrileño de Oncología), que intenta transmitir la idea de que cuando una mujer es diagnosticada de cáncer, toda la familia ha de superarlo junta. “Es que es verdad”, señala Jesús, quien recuerda que no es la enferma la que debe dar apoyo, sino al contrario. “Tú no puedes derrumbarte, porque ella se hunde. Tú eres el que debes tirar del carro, siempre alegre, aunque a veces te falte la alegría”. Luis cree que el papel de la familia está claro, dar confianza, cariño, fuerza y la sensación real de que los tuyos están contigo. Y, sobre todo, ser positivo: “Hay que hacerle ver el vaso medio lleno”. / C. López la familia entera a París y Londres”. Una de cada ocho mujeres desarrollará durante su vida un cáncer de mama aunque, afortunadamente, un 90% se curará. Según explican los editores del volumen, “aunque hay webs y grupos de apoyo, los hombres no disponían de ningún soporte dirigido sólo a ellos que les sirva, realmente, para ayudar”, Alguien les sugirió el próximo proyecto editorial: una guía para mujeres cuyos hombres lidian con un cáncer de próstata.c

Principales líneas de opresión

Valores dominantes en todos los niveles Para el funcionamiento de este modelo social, el número de individuos con valores discrepantes debe ser mucho menor que en las sociedades muy jerarquizadas. Normas sociales. Moda, tradición, usos y costumbres; desviarse de ellas no implica una sanción institucionalizada, aunque es inevitable algún tipo de recriminación social. Normas jurídicas. Contenidas en reglamentos u ordenamientos, su violación es un acto ilícito y conlleva sanciones de tipo pecuniario o administrativo. Normas penales. Recogidas en el Código Penal, representan el núcleo duro de cualquier sistema social. Recoge las normas que tutelan los bienes fundamentales del grupo: la vida, la propiedad, las instituciones. El incumplimiento de estas normas es delito y convierte al autor en delincuente. Conlleva el tipo de sanción más grave: la pena.
Aunque no todas las normas sociales están en el código penal, todas las normas del código penal son normas sociales
@jaserra

TRADUCCIÓN DE LOS VALORES EN NORMAS

con un “no voy a volver a ser como antes” y la pregunta más común es “¿quién seré después del cáncer?”. Para Andersen lo que hay que plantearse es “¿qué quiero hacer con el resto de mi vida?”. Cinco años es la frontera tradicional de la comunidad médica “para cifrar que el cáncer, en términos generales, está vencido”, escribe Andersen mientras recuerda lo que decidieron con su esposa: “cuando Sharon llegó a su quinto aniversario, decidimos llevar a

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful