Está en la página 1de 1

APORTE A LA POBLACIÓN ESTUDIANTIL

Los daños a los que repercuten las instalaciones físicas de los establecimientos

educativos, deben ser tomados en cuenta principalmente por la población

estudiantil, puesto que ellos son principales afectados y quienes tienen contacto

directo con toda la infraestructura de su escuela. Es por ello que el alumnado

tiene, por decirlo así, la obligación cuidar cada aspecto y área concerniente a toda

la escuela, empezar por uno mismo a tomando conciencia del gran valor e

importancia que tiene una escuela en las mejores condiciones.

La población estudiantil no tiene por qué quedarse o sentirse al margen de los

asuntos de mantenimiento y mejora de los centros educativos, porque aunque si

bien es cierto ellos solos no pueden cambiar el estado físico de las escuelas, con

la voluntad y el apoyo unánime de todos se pueden generar cambios que marcan

la diferencia y marcan el rumbo hacia una nueva generación emprendedora y

comprometida con el buen y mejor ambiente escolar.

Por tal razón esta investigación busca incentivar en cada alumno el hábito de

cuidar y velar porque sea cuidado todo lo que compete al estado físico de las

escuelas (edificios, mobiliarios, equipos didácticos, áreas verdes), y obtener así un

mejor nivel educativo.