Está en la página 1de 14

Integración de las áreas de Ciencias Sociales, las Ciencias Naturales y Lenguaje en los

currículos de básica primaria como perspectiva dinamizadora de procesos de lectura y
escritura de textos expositivos. Propuesta didáctica dirigida a estudiantes de grado quinto
de básica primaria de la Institución Educativa San José de Circasia.

Diana María Pinilla1
dihimapi20@hotmail.com
Experiencia significativa

Resumen
La ponencia que a este evento se propone ilustra algunos de los avances más significativos que
este proyecto investigativo, aún en curso, recoge para la discusión en el territorio de la didáctica
de la lengua materna. El cual, formula la integración transversal del Lenguaje, las Ciencias
Sociales y las Ciencias Naturales en los currículos de básica primaria. En el que a partir de las
motivaciones especificas de estudiantes de quinto grado de la Institución Educativa San José, del
municipio de Circasia (Quindío), se abordó la elaboración de una revista divulgativa sobre el
paisaje cultural cafetero como meta que exige una aproximación profunda a la comprensión y
producción de textos expositivos-explicativos, desde la reflexión sobre los aspectos sociales,
cognitivos, metacognitivos y lingüísticos-textuales, a la luz del modelo Didactext2.
Palabras clave

1

Licenciada en Educación básica primaria. Candidata a Magíster en Ciencias de la Educación. Docente de la
Institución Educativa San José de Circasia (Quindío).
2
Grupo de investigación en Didáctica de Textos y Discursos de la Universidad Complutense de Madrid.

Trabajo por proyectos,

integración transversal, texto expositivo-explicativo, comprensión,

producción, modelo sociocognitivo, pragmalingüístico y didáctico de textos escritos.

Planteamiento del problema
En el nivel de básica primaria, detectamos algunas dificultades de la mayoría de las estudiantes
de grado quinto para dominar la producción y el análisis de textos. Entre ellas, Por ejemplo, les
cuesta trabajo reflexionar y seleccionar la información para el texto, planificar su estructura,
crear y desarrollar ideas, contar con un léxico preciso, buscar un lenguaje compartido con el
lector. Por esta razón, los escritos que realizan las alumnas presentan falencias de coherencia y
cohesión, sintaxis, puntuación, uso de conectores, conjugación de verbos, uso adecuado de
palabras, entre otros problemas. Entonces, ¿qué esperar cuando se les pide que redacten cartas,
notas de felicitación, tarjetas de invitación, carteles, informes, entre otros, o que simplemente
narren, describan, argumenten o expongan en forma escrita sucesos de la vida cotidiana? Este
escenario puede darse por razones tan disímiles como la falta de dosificación en la información
que se les transmite; la cual muchas veces, no tiene en cuenta los ritmos de aprendizaje de cada
niña; también, por la insuficiente motivación unida a la carencia de atención, al uso de métodos
poco llamativos que contribuyen a que el mundo de la lectura y la escritura se conviertan en algo
tortuoso y no en el gozo que debería significar para los estudiantes.

Por otra parte, la enseñanza de la escritura no habilita a las estudiantes en el uso de la lengua
para comunicarse con otros. Se enseña para el aula y no para la vida. Los propósitos que se
persiguen en la escuela al leer y escribir son diferentes a los del uso social de la lengua escrita.

Se imponen “tareas” para el profesor, para obtener una nota, y no como prácticas sociales que
logren incitarlas para que se apropien de ellas, como leer para buscar respuestas a problemas
que necesitan resolver y ampliar sus saberes sobre algún aspecto del mundo; escribir para dar a
conocer sus ideas, informar sobre hechos que los destinatarios deben conocer, para resolver
situaciones reales de comunicación. Por ende es necesario tomar en la escuela como referencia
fundamental, las prácticas sociales de la lectura y la escritura. Además, en básica primaria se
trabaja de forma excesiva y superficial el texto narrativo y expositivo por medio de actividades
de lectura y escritura que no muestran cómo identificar la forma, el contenido, el propósito, entre
otros. Se presta más interés a aspectos superficiales “gramática, lectura en voz alta, ortografía”
que van en detrimento de otros mucho más complejos e importantes para acercar a los
estudiantes a la cultura escrita.

Cabe replantear que la mayoría de las veces, la enseñanza y el aprendizaje del lenguaje, desde la
actividad oral o escrita, en las diferentes áreas del currículo no se aborda con el sentido que tiene
la comunicación en la sociedad; en cierto sentido se transcribe para entregar informes
(transmisión de saberes) y esperar una calificación, sin interés alguno por avanzar en
aprendizajes significativos de los contenidos. Es así como se nota, en los escritos, una falta de
coherencia y organización de las ideas. A esto se le suma que el estudiante no tiene en cuenta
que la composición incluye la elaboración de borradores y la reorganización de la información
para obtener un buen texto.

Claro está que lo anterior también se da porque la enseñanza de la escritura en las áreas requiere
que los docentes se separen de las prácticas tradicionales y se aproximen más al propósito de

lograr alumnos-escritores y lectores competentes, para ayudarlos a que en el proceso de
producción de textos tengan en cuenta estrategias como: la motivación, la planificación, la
textualización, la revisión, edición, publicación y exposición. Por lo anterior, es necesario que la
enseñanza de la producción de textos se encamine a su uso en situaciones comunicativas reales y
para solucionar problemas, conflictos o transformar el entorno; para darle el verdadero sentido de
la comunicación escrita y oral.

Por lo tanto puede sostenerse que el lenguaje sirve para sistematizar, desarrollar, enriquecer y
comunicar los conocimientos sobre las diferentes Ciencias. De allí, la importancia de trabajar la
transversalidad entre las diversas asignaturas, que desarrollaría y enriquecería la capacidad
intelectual de las niñas en los textos que analizan. Es decir, ayudaría a superar la situación actual,
en la que no trascienden o no hacen un contraste entre la información obtenida con sus presaberes adquiridos en otras áreas, para ir más allá de lo inmediato en el significado subjetivo y
objetivo del texto. Por eso es importante que en la clase de lengua se enseñe la forma en que se
debe y puede usar la lengua materna, oral y escrita. Para este fin, y en las diferentes áreas se
pueden usar los procesos con fines socializadores de los conocimientos adquiridos por ellas. Por
esta razón, se propone un ejercicio de intervención escolar basado en el Modelo sociocognitivo,
pragmalingüístico y didáctico para la producción de textos escritos del grupo Didactext. Un
modelo diseñado para abordar la producción escrita desde sus implicaciones interdisciplinares y
que funcionan como soporte teórico de la secuencia didáctica “Escribo artículos para la
publicación de una revista divulgativa sobre el paisaje cultural de Circasia”. Dicha secuencia
constituye un proyecto dirigido a estudiantes de quinto grado de educación básica en el cuál se
trabajan, a través de elementos netamente culturales del Municipio de Circasia.

Metodología
La metodología utilizada para esta propuesta es la investigación acción, que permite reflexionar
sobre las prácticas pedagógicas, lo que conlleva, a convalidar el conocimiento en acción como
vía de transformación de la misma. Se tendrá como objetivo desarrollar en las estudiantes
prácticas transversales centradas en los procesos de escritura, articulando los contenidos de las
áreas del Lenguaje, las Ciencias Naturales y Sociales en el currículo, así mismo se pretende que
el docente se convierta, a la vez, en observador e investigador de su actividad pedagógica,
cualificando la formación profesional y educativa en pro de una mejor formación para las
estudiantes, en este caso, a los procesos de lectura y escritura.

Tomando en cuenta lo anterior, es de suma importancia para la docente su formación en la
autoreflexión y autocrítica para fomentar una actitud flexible y desarrollar habilidades que
orienten la práctica educativa, y así contribuir en la innovación curricular a través de estrategias
de enseñanza diseñadas a partir del modelo Didactext.

Retomando algunas características de las cuatro fases propuestas por Kemmis y Mc Taggart
(1998) para la investigación acción, el proyecto se desarrollará en las siguientes fases:

Primera etapa: Procesos de reflexión y diagnóstico
Inicialmente, se centró la atención acerca de las problemáticas relacionadas con la enseñanza y el
aprendizaje de la escritura, mediante la observación y análisis de las prácticas cotidianas; con el
fin de Identificar los factores que inciden negativamente en el desarrollo y uso de procesos de

lectura y escritura en las asignaturas de Lenguaje, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales. Esto
será realizado por un observador no participante, con un registro detallado de los talleres
aplicados en una clase de dichas áreas.
Posteriormente, se realizará una encuesta estructurada a las estudiantes sobre la consideración
que tienen de la escritura, y las estrategias utilizadas en la enseñanza y aprendizaje de esta. Las
preguntas están relacionadas con la noción de escritura, los aspectos previos a la realización de
una tarea sobre esta, las actividades durante la composición y las acciones después de la misma.
Luego se harán dos pruebas de composición escritora: al inicio del proceso de intervención y al
finalizar el mismo.

A partir de las prácticas pedagógicas utilizadas se identificarían las problemáticas relacionadas
con las estrategias empleadas en el proceso de enseñanza de la escritura; también se realizará un
análisis sobre la forma en que se desarrollan estos procesos para llevar a cabo una revisión
bibliográfica que posibilite descubrir otras rutas diferentes que permitan abordar este proceso.

Segunda etapa: Formulación
Planeación y diseño de la propuesta didáctica:
Se abrieron espacios de reflexión y actualización sobre estrategias de producción de textos
expositivos. Además, se elaboraron y planificaron las temáticas de cada espacio curricular, en las
que se incluyeron estrategias de lectura y escritura de textos expositivos. Luego, se realizó el
desarrollo de las unidades didácticas que integraron las Ciencias Sociales y Ciencias Naturales a
partir de una intención comunicativa y la producción textual.

Para el desarrollo de la escritura de textos expositivos se trabaja el tema de paisaje cultural
cafetero, aprovechando la inclusión que hizo la UNESCO sobre los valores que identifican la
cultura cafetera como patrimonio de la humanidad, para integrar desde lo curricular las áreas de
Ciencias Sociales y Ciencias Naturales; ya que habitar un determinado territorio es lo que nos
distingue de los demás, en él se resaltan las características propias de las gentes, teniendo en
cuenta lo ambiental, la conservación, el valor económico y cultural del paisaje.

Por esta razón se mostrará desde la escuela una nueva forma de reconocer, valorar y escribir
sobre la importancia del paisaje en el desarrollo de los pueblos. Frente al paisaje cultural cafetero
es relativamente poco lo que se ha escrito, por lo tanto hay mucho por hacer y en este trabajo se
pretende dar los primeros pasos para la muestra de textos expositivos sobre esta temática que
cada día cobra mayor vigencia en la región.

Tercera etapa: Intervención
En la aplicación de la secuencia didáctica se está, teniendo en cuenta algunos referentes en
cuanto a factores cognitivos, metacognitivos, socioculturales y lingüísticos implicados. Con el
propósito proporcionar estrategias pedagógicas precisas para enseñar a las estudiantes a producir
una revista divulgativa; enmarcado todo dentro de un proyecto que ofrecerá a las estudiantes
situaciones reales de comunicación, despertando el interés y la necesidad del uso de la
composición textual. Para la sistematización de la información se diseñarán formatos de registro
y seguimiento individual de cada uno de los procesos realizados durante la intervención.

Para hacer efectiva esta etapa, es importante que las estudiantes aprendan sobre la organización
del texto; asimismo, que reconozcan sus características y componentes, utilizando mecanismos
básicos de coherencia y cohesión; estrategias discursivas como la definición, la clasificación, la
reformulación, la ejemplificación, la analogía y la citación; marcadores textuales propios; la
terminología según el nivel de explicación, entre otros. Por consiguiente, a partir de la aplicación
de una secuencia didáctica se pretende resolver en forma progresiva, las dificultades que a nivel
de lectura y escritura presentan las niñas, sobre todo en las áreas de Ciencias Sociales y Ciencias
Naturales, las cuales serán integradas en torno al tema paisaje cultural cafetero, a través de
estrategias cognitivas y metacognitivas para la producción de textos expositivos. Para la
ejecución, se utilizará en el aula las siguientes premisas del modelo Didactext:

Deseos de leer y escribir.

Buscar y realizar actividades propias de la lectura y la escritura.

Tener conocimientos previos sobre el tema a tratar.

Conocer y apropiarse de los conceptos, sobre textos expositivos y hacer uso adecuado de
ellos con los estudiantes.

Establecer el tipo de destinatario y la finalidad del escrito.

Conocer las estructuras gramaticales y el léxico pertinente para cada área del conocimiento.

En cuanto a la revista divulgativa, esta se implementará dentro del texto expositivo que estará
enmarcado en el contexto social y ambiental, debido a que el discurso está enfocado en unas
situaciones de comunicación concretas en el ámbito tradicional y cultural del eje cafetero;
permitiendo el uso de imágenes para identificar modos de pensar, comprender y vivir otros
contextos y épocas; de igual forma se realizarán ejercicios sobre análisis de fotos e imágenes y a

partir de allí se producirán y construirán textos que contribuirán a la temática del patrimonio y
serán fuente de memoria personal y colectiva. Sumado a esto está que con la herramienta del
computador se podrán trabajar diferentes formatos tecnológicos que motiven el aprendizaje y
potencialicen las competencias productoras. Los temas que se van a trabajar en esta revista
estarán enfocados en valores naturales y estéticos, reflejados en la biodiversidad, en los recursos
naturales, en la geografía, en las costumbres y tradiciones del paisaje del eje cafetero,
posibilitándole a las estudiantes la apropiación de sus tradiciones culturales para incentivar el
sentido de pertenencia del cual adolece la generación actual y cultivar la protección del medio
ambiente. Por ende, estos temas que las estudiantes van a ejecutar son el puente que une
(tranversalizan) las áreas de Ciencias Naturales y Ciencias Sociales.

Por otro lado utilizar las nuevas tecnologías (los computadores, procesadores de texto) favorecen
las condiciones ambientales para desarrollar el acto de la composición, según Cassany (1996:
185) “los programas de procesos de textos están asumiendo las funciones más importantes de la
escritura […] Los cambios que están introduciendo en las estrategias de composición son
sustanciales y más beneficiosas.” Es decir la tarea será menos monótona y aburrida, permitiendo
realizar tareas como la corrección y restructuración del texto, a demás de utilizar elementos
formales como cuadros, imágenes, viñetas, entre otros.

Cuarta etapa: Evaluación
En esta fase se realizará la evaluación tanto del diseño como de la aplicación didáctica. También
se hará el análisis e interpretación de datos, discusión de resultados y conclusiones; con el fin de
establecer los aciertos y las falencias en la ejecución de la propuesta.

A continuación se mencionan los instrumentos que se utilizarán para la recolección de datos:

Registro escrito de los talleres, igualmente con un proceso de edición y recopilación de los
trabajos realizados por las estudiantes.

La encuesta, con sus variantes de entrevista oral o cuestionario escrito.

La observación directa o indirecta y análisis documental.

Diario de campo.

Adicionalmente, en esta etapa, se realizará la evaluación de la secuencia didáctica (SD), que es
tomada como una modalidad de investigación, en la cual se trabaja con criterio formativo, cuyo
propósito es identificar las dificultades y los logros de las estudiantes según sus necesidades
individuales y grupales. De ahí que la secuencia didáctica se dará a partir de actividades como:

Buscar información pertinente sobre el tema que se va a tratar y analizar lo que puede servir
para tal fin.

Describir y explicitar la información, mediante la elaboración del borrador inicial, teniendo
en cuenta las primeras directrices; o sea el tema, la intención, el destinatario y el contenido
propiamente dicho.

Realizar la corrección del texto mediante un proceso de relectura y reescritura que permitirá
los aciertos y desaciertos del estudiante.

Resultados esperados directos e indirectos

Se pretende, a través de la aplicación de una gama de estrategias que estarán estructuradas en
una secuencia didáctica, favorecer la enseñanza y el aprendizaje de la competencia del código
escrito y la composición del texto en las estudiantes de quinto grado de básica primaria, para
profundizar en algunos contenidos que surgen de la integración de las Ciencias Sociales, las
Ciencias Naturales y Lenguaje; además, se convierte en un desafío para el docente cambiar su
enseñanza usual y aproximarse a la perspectiva de las alumnas en la elaboración y reelaboración
de un texto propio, este proyecto se relaciona directamente con las estudiantes a través de las
sesiones durante la secuencia. Para el desarrollo de las actividades se debe contar con el
compromiso tanto de las estudiantes, la docente y directivas académicas de la Institución
Educativa San José de Circasia.

En cuanto a los resultados indirectos, se aspira a que la aplicación de la secuencia didáctica
genere excelentes efectos y pueda ser una experiencia significativa para ser abordada por otros
docentes de la institución, y así cambiar un poco el paradigma tradicional de la enseñanza del
código escrito y la composición textual para la mejora de

la competencia escritural y la

comprensión de los contenidos de otras áreas del saber, diferentes a la de Castellano.

Conclusiones parciales
Sin concluir aún el proceso, se pueden plantear algunas ideas que se consideran importantes para
el desarrollo del proyecto. En primer lugar, se quiere resaltar la importancia del trabajo por
proyectos, donde las niñas leen con motivación y saben que esta actividad de lectura tiene como
objetivo apropiarse de unos saberes. Este tipo de de ejercicio potencializa las destrezas de las
estudiantes, al tiempo que las vincula afectivamente en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

En el mismo sentido, la lectura dedicada a sistematizar, enriquecer, construir y socializar los
conocimientos, para la posterior escritura de los artículos divulgativos nos permite señalar la
cercanía que existe entre: la motivación, el trabajo por proyectos y el contexto cultural. Se puede
observar cómo es posible activar la motivación de los grupos si los trabajos de aula se articulan
desde aquello que las estudiantes consideran propio, que conocen o quieren y, para este caso,
que les toca culturalmente.
En segundo lugar para progresar en el dominio de los textos, las estudiantes utilizan estrategias
para

comprender sus

características, analizar la estructura del texto (superestructura,

macroestructura y microestructura), además entienden que para captar el significado textual
deben distinguir el nivel de importancia de las distintas ideas que el autor está expresando, se
plantean hipótesis y estructuran durante la comprensión una red coherente de proposiciones que
incluyen sus conocimientos previos y las inferencias que puedan formular en relación con lo
leído.
Es muy gratificante como el trabajo con el mismo lenguaje, sirve de mediador del aprendizaje.
Allí aprenden a hablar, a leer, y a escribir (aprenden a exponer sus saberes con mayor propiedad)
en las áreas de Ciencias Naturales y Ciencias Sociales, superando las dificultades lingüísticas
para poder comprender, inferir e interpretar.
La reflexión en torno al trabajo de proyectos de escritura, trasciende en muchos casos, las
intenciones de los trabajos de aula y, por ello, se requiere del maestro la capacidad y el deseo de
explorar la naturaleza cultural del grupo al que se va a dirigir.

Referencias

Aisemberg, Beatriz y Lerner, Delia (2008). “Escribir para aprender Historia”. Revista
Latinoamericana de lectura, lectura y vida, (3): 24-43.
Anunziata, Stella; Soliveres, María y Macías, Ascensión (2005). “Talleres con docentes de
Ciencias Naturales sobre estrategias de comprensión lectora”. Revista Latinoamericana de
lectura, lectura y vida, (3): 30-35.
Calsamiglia, Helena y Tusón, Amparo (1999). Las cosas del decir, manual de análisis del
discurso (1ª edición). Barcelona: Ariel.
Camargo, Zahyra; Uribe, Graciela y Caro, Miguel (2011). Didáctica de la Comprensión y
producción de textos académicos (2ª edición). Armenia: Universidad del Quindío. (Original:
2009).
Carlino, Paula (2004). “Escribir a través del currículum: tres modelos para hacerlo en la
universidad. Revista Latinoamericana de lectura, (25): 16-27.
Cassany, Daniel (1989). Describir el escribir (6ª edición). Barcelona: Paidós Ibérica, S.A.
(Original: 1996).
Díaz, Frida; Arceo, Barriga y Hernández, Gerardo (2002). “Estrategias para el aprendizaje
significativo II: comprensión y composición de textos”. En Díaz, Frida; Arceo, Barriga y
Hernández, Gerardo, Estrategias docentes para un aprendizaje significativo (pp. 271-347).
México: McGraw-Hill Interamericana.
Didactext, grupo (2006). “La escritura de textos expositivos en aulas de primaria”. En Anna
Camps (coord.), Diálogo e investigación en las aulas. Investigaciones en didáctica de la lengua
(pp. 99-118). Barcelona: Graó.

Didactext, grupo (2005). Los procesos de escritura y el texto expositivo en la mejora de la
competencia escrita de los escolares de sexto de educación primaria (1ª edición). Madrid:
Complutense.
Echevarría, Karina (2004). “Proyecto institucional de lectura”. Revista Latinoamericana de
lectura, lectura y vida, (3): 52-55.