P. 1
Perspectivas de La Infancia

Perspectivas de La Infancia

|Views: 977|Likes:
Publicado porDana Yanela Di

More info:

Published by: Dana Yanela Di on May 14, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/03/2015

pdf

text

original

El instituto de Estudios Superiores Recreo , se ubica al este de la provincia de catamarca.

Entre las salinas Grandes y las Sierras de Ancasti. Para brindar más oportunidades a la comunidad se ha ido expandiendo y creando "sedes" a lo largo del departamento La Paz. La ubicación geográfica y las distancias nos motivan en la búsqueda permanente de acortar distancias a docentes y alumnos , buscando optimizar el uso de las netbook que poseen los alumnos (el programa conectar igualdad todavía no ha sido implementado en su totalidad), pero las expectativas son muchas y están experimentando positivamente.

estos videos muestran un poco de nuestra geografía

álisis n a n u s jo e a b a r t e obre t s n a e s m e r a p r o El n pan u r a d n i r s a lo b a t a s c e s u u p b x que icas e t á m e t s nte las difere la unidad. A oda tas t n i e t d s i o d g r n la erva s b o e ar s v n r ó e i s c b a o u e n i pued cont e s e d n o vas d i t i as. s t o s p e a i e d d a tallad e d a r e n ran t s e u de ma m e odo, s in de f m l l e a n u o g c i De olas, d a c i f i l p ejem s e n e y g n á ó i im c a j i f yor su a m a e s que ón. compresi

Es la ciencia que estudia los cambios de conducta, con relación a la edad, de las personas a lo largo de sus vidas, incluyendo procesos internos de los individuos y las influencias que se producen en su entorno físico y social.

Los periodos de desarrollo: ● Primera Infancia (0-2 años) ● Infancia media o años preescolares (2-6 años) ● Infancia tardía o años escolares (6-12 años) ● Adolescencia (hasta los 20 años) ● Adultos (de 20 a 65/70 años) ● Vejez (a partir de los 65/70 años).

La maduración biológica: características de la especie (el genoma humano incluye un plan madurativo del nacimiento a la muerte). La cultura: características de la cultura (incluido el plan de socialización específico de esa cultura). El momentos histórico: características del momento histórico dentro de la cultura (incluidos normas, estilos de vida). El grupo social: características del grupo social de pertenencia (incluidos estilos de relación, acceso a experiencias). Las características personales: rasgos y características del individuo (incluidos genotipo, edad y contextos individuales del desarrollo).

La "Psicología evolutiva o Desarrollo humano", se podría definir como la rama de la psicología que se encargar del "estudio de cambios de conducta en relación con la edad, que se producen en las personas a lo largo de toda su vida, observa de que manera cambia constantemente las acciones de una persona y como reaccionan a un ambiente que también se modifica . Durante este proceso la personas van accediendo a estadios mas complejos que los anteriores. En síntesis, a la psicología evolutiva se interesa en explicar los cambios que tienen lugar en las personas con el paso del tiempo, es decir, con la edad (cuando se hace referencia a edad se habla de periodos de tiempo, como por ejemplo: infancia, adolescencia, vejez). Los cambios a los cuales se hace son los procesos de desarrollo de las personas, el crecimiento y sus experiencias. Se podría decir que de acuerdo a lo anterior, esto nos ayuda a comprender los procesos de cambio psicológicos a lo largo de nuestra vida ya que nuestro desarrollo no es el mismo en la adolescencia, la madurez o en la vejez. De esta manera el conocer las características, las conductas de los niños que se esperan según estos periodos (edad), el momento de desarrollo de estos nos van un marco de referencia acerca de lo que están viviendo y por lo tanto, como relacionarse con ellos de la mejor manera. Sabiendo esto podremos ser capaces de hacer un análisis concreto, teniendo un panorama de lo que se puede presentar por ejemplo en grupo - clase, como aprenden los alumnos, de que son capaces de comprender y asimilar de acuerdo a sus características. Pudiendo así escoger los procesos, estrategias de enseñanza y aprendizaje que potencien sus desarrollo, sus habilidades. Formando personas en todos los aspectos ( conceptuales, procedimentales, actitudinales) que sean capaces de razonar.

La "Psicología Evolutiva" se encarga de estudiar los cambios de conductas a lo largo de la vida de las personas. Su principal objetivo es describir estos procesos de cambio, tomados en periodos (infancia, adolescencia, etc.), y explicarlos tratando de comprender la manera en que las personas entienden y actúan en el mundo y como van cambiando de acuerdo a la edad. De esta manera es de gran importancia esta área de conocimiento, porque una de las formas de utilizar estos estudios es en la educación, ya que es posible explicar los diferentes comportamientos de los alumnos, y a partir de allí tratar de adecuarlos según los valores de la sociedad para que el alumno pueda llegar a concretar las metas que se esperan de el como ciudadano.

PSICOLOGÍA EVOLUTIVA: estudia los cambios de conductas a lo largo del transcurso del tiempo, es decir a lo largo de todo el ciclo vital del ser humano. Su objetivo es identificar, describir, explicar e intervenir en los cambios físicos y mentales de cada individuo, incluyendo los procesos internos y las influencias de su entorno. Es decir nos lleva a comprender la conducta de los sujetos dependiendo la edad, factor genético, contexto social, histórico, cultural, entre otros. Entonces podría decir que la Psicología Evolutiva en la institución educativa es la respuesta a los interrogantes que se nos presentan en el aula al conocer un nuevo grupo de clase y las dificultades que pueden tener los alumnos en el dictado de las mismas, por ende nos ayuda a conocer y comprender el comportamientos de los alumnos hacia el docente, los compañeros y la escuela. Por eso mismo tenemos que tener presente ciertos factores como los normativos (aquellos que tenemos en común toda la sociedad) y los no normativos (aquellos que nos hacen únicos y por lo tanto nos diferencian de los demás ) que nos llevan a percibir si el niño tiene algún problema y como este influye en su aprendizaje y crecimiento individual para poder ayudar a resolverlo y manejarlo dentro y fuera de la institución , y así evitar problemas futuros.

La Psicología Evolutiva se encarga de estudiar las conductas, en diferentes lapsos, que van cambiando en el transcurso de la vida del sujeto. También del desarrollo humano, acciones y cambios tanto psicológicos como biológicos que se presentan en el individuo a lo largo del ciclo vital. Esta ciencia nos ayuda a comprender al niño en cuanto a su evolución. Es decir, explica los procesos que va atravesando la persona en los diferentes periodos y evalúa las conductas en estas etapas, ya que no es lo mismo nuestro comportamiento en la niñez, en la adolescencia y en la vejez

Años 354-430: San Agustín (teología) “ El hombre nace de pecado, por eso el niño es la imagen del desliz”. A causa de ello, muchos de los niños traídos del mundo eran no deseados, por lo que se les consideraba una carga mas que una bendición. Esto ocasiono que muchos chicos no tuvieran un hogar, cariño maternal y a que el aborto, el infanticidio y el abandono se convirtieran en costumbre de la época. También ocurría que los padres disponían de sus niños para cambiarlos y usarlos según su interés.

En el siglo XV se consideraba que el pecado original de Adán y Eva era heredado por todos, por ende los niños eran tomados como entidades llenas de maldad y por ello eran sometidos a maltratos corporales para dominarlos.

Se hace necesario instruir a la gente en la ética y garantizar así la conducta responsable. Este papel toma la educación y así el sistema educativo no proporciona conocimientos, sino enseñaban la ética y la decencia a través de golpes y torturas para corregir esas tendencias malignas.

En el año 1693 John Locke difunde que el niño es como una pizarra blanca, donde no hay nada escrito, por lo tanto no es bueno ni malo, sus características pueden ser moldeadas a través de las experiencias sensoriales. La educación debía formar al niño para que sea una persona educada y el adulto era quien decidía que tendría que ser. Esta nueva visión llevo un cambio de severidad hacia los niños a amabilidad y compasión.

En el siglo XVII se veía al niño como un ser en estado de pureza, no los había tocado el pecado, ni la corrupción. Al contrario, se pensaba que el niño era el salvador de aquellos adultos que tenían al niño como un salvaje que debía domesticar.

En 1762 Jean Jacques Rosseau postula: “el niño nace bueno, es la sociedad quien lo corrompe” . Clasifico al desarrollo en: infancia, niñez, tardía y adolescencia. A partir de aquí, la educación debe entender al niño y satisfacer sus necesidades. En los primeros años debe disfrutar de las actividades físicas, del juego, de la infancia y de las experiencias.

El objetivo principal de educar, para el, era fortalecer el juicio independiente. Entonces cuando el niño se enfrentara a presiones sociales o valores contra puestos debía aprender apoyarse y confiar en su

En el siglo XVI el niño se convirtió en un recurso económico. Como los esclavos, los niños eran obligados a realizar una variedad de arduas tareas pera el beneficio económico de la familia. Con el inicio de la Revolución Industrial en el siglo XVIII, los niños eran empleados en fábricas textiles, minas y otras industrias.

En 1832, Inglaterra aprobó la primera ley del trabajo infantil. Sin embargo,continuó el uso generalizado de trabajo infantil en todo el mundo. Recién en los años 50 se logró que se
En el siglo XVI niño como se convirtió en social un recurso considere alel niño un ser económico. Como los esclavos, los niños eran obligados a realizar variedad de arduas tereas con derechos y una deberes. pera el beneficio económico de la familia. Con el inicio de la Revolución Industrial en el siglo XVIII, los niños eran empleados en fabricas textiles, minas y otras industrias.

En el siglo XX se consideraba que la infancia es similar al desarrollo primitivo. Es decir, el desarrollo de la vida mental es como la evolución de la vida. A partir de aquí, los padres podían moldear a sus hijos en la forma que desearan, sin utilizar el castigo físico. También debían imponer hábitos y reacciones rutinarias a la vida para asegurar su éxito eterno y darle múltiples impulsos o estímulos.

Año 1946-1981 Erikson menciona que los niños deben jugar y define al juego como un entrenamiento de la vida, porque les permite construir su identidad :“a un niño le gusta jugar no porque es fácil, sino porque le resulta difícil”.

El concepto de “etapa evolutiva” se refiere aquel periodo de la vida, durante el cual buena parte de la conducta se encuentra dominada por una cualidad particular en el modo de pensar o en relaciones sociales. El niño paso a ser objeto de estudio científico. Todas las teorías concuerdan en que la niñez se compone de varias etapas durante las cuales los niños van desplegando gran parte del pensamiento lógico y de las características sociales y emotivas que influyen en su psicología de adulto.

El niño no existe, no se lo acepta, se espera que se comporte como un adulto. Por esta razón la niñez, en este momento. Es una etapa muy breve; desde el destete a pocos años después, según los casos, el niño se incorpora al mundo adulto, comparte con el juegos, conversaciones, valores, secretos, rituales, tragedias, y otras actividades sociales y culturales. Se viste a los niños igual que a los adultos, se los incluye en la familia amplia. El desinterés de los padres por los hijos es de tal dimensión que no conocen el número de éstos que tienen ni su edad. No existe la idea de desarrollo del niño y una concepción clara acerca de la educación para ser incorporado al mundo adulto. En este sentido, la lectura y escritura no tiene ningún valor social. La alfabetización está reservada a los hijos de la nobleza. En este contexto cultural el niño está desprotegido y sobre el caen los castigos corporales, el abandono institucionalizado, la mutilación para pedir limosna; es decir el desamparo.

Periodo que va desde el renacimiento hasta la ilustración, la tensión entre la conquista de la intimidad individual y la emergente – aunque apagada- intervención del Estado en la regulación de la niñez. En el ambiente familiar, se comienza a detectar un sentimiento hacia el niño, y se lo trata como una especie de criatura divina que hay que civilizar. En la esfera pública, nace conciencia y el reconocimiento de un grupo social especifico que hay que proteger e instruir. Los primeros escenarios de la infancia: hospitales, orfanatos, escuelas. Los niños de la nobleza reciben una enseñanza amplia por parte de maestros y preceptores particulares que los preparan para acceder a la universidad. Los hijos de estamentos medios reciben en escuelas de órdenes religiosas los contenidos y pautas de socialización, mediante la competitividad, el merito y el éxito personal. Este espacio se forma los modernos funcionarios y se esbozar los fundamentos de la enseñanza contemporánea. Los hijos de las clases populares son enviados a instituciones donde se les enseñanza la doctrina cristiana y aprenden oficios. Los niños sin familia son albergados en casas de espositos, hospicios, asilos.

Se produce la distinción y especialización de los espacios de la niñez, y se plantean los principios y mecanismos de la actual educación y socialización de la infancia. La concepción moderna implica: el niño alumno escolar; el niño hijo que convive en una familia nuclear: el niño que juega con sus grupo de pares con juegos y juguetes específicos para la edad del desarrollo y tiene sus propias lecturas. El niño deja de ser un adulto en miniatura y a adquiere un estatus o categoría como grupo social. La familia sobre todo la clase alta y medio – alta, adquiere un espacio de intimidad y de privatización de varios hábitos y actividades cotidianas, con las sexuales, y expresa una preocupación importante por la educación de los hijos. Se expresa ternura y sentimientos afectivos hacia los niños, y también más exigencias y ambiciones con respecto a su futuro. La expectativa de las familias de clase alta y medio – alta es la reproducción del mismo estatus social; las de clase media y baja una cierta movilidad ascendente. Otro aspecto es el de propiedad y protección de los hijos; que se comienza a admitir la responsabilidad compartida entre la familia y el estado que, progresivamente se va incorporando en las constituciones, en los programas y proyectos nacionales. La escuela adquiere diversas y varias funciones complementarias: custodia, alfabetización, incorporación de los modelos de conducta socialmente dominantes, promoción individual, etc.

Algunas concepciones clásicas acerca de la educación de la niñez

John Locke concepción utilitarista, opina que los niños son adultos imperfectos a los cuales hay
que disciplinar para integrarlos a la sociedad mercantil. Para él, todo conocimiento procede del conocimiento sensible. Esta puede ser de dos clases: percepción externa mediante los sentidos (o sensación), o percepción interna de estados psíquicos (o reflexión). Locke da el nombre de idea a cualquier clase de conocimiento. John Locke, afirmaba que los niños son moralmente neutros es decir, una “tabula rasa”. De acuerdo con esta opinión los niños no nacen con tendencias innatas, no son buenos ni malos, y como sean dependerá de los que experimenten mientras crezcan. Consideraba que los padres pueden moldear a sus hijos de la forma que desearan mediante asociaciones, repeticiones, imitaciones, recompensas y castigos. Sugería a los padres premiar a sus hijos con alabanzas y aprobación; objetaba el castigo físico por qué no fomentaba el autocontrol y únicamente enseña el temor y la ira. Fue el precursor del conductivismos moderno y recomendaba tratar a los niños con gentileza y amor. Locke detesta la escuela pública, y quiere para cada niño un preceptor. Su ideal es la formación del caballero educado para desenvolverse en la sociedad. La educación e un desenvolvimiento interior. El maestro no debe transmitir sus ideas sino limitarse a guiar al alumno en la adquisición de los conocimientos. Realismo y utilitarismo son características generales de la pedagogía luckeana. Atribuye suma importancia a la adquisición de hábitos, tanto fisiológicos como morales e intelectuales; así| como al valor educativo del ejemplo. Partidario del aforismo mente sana en cuerpo sano, quiere ante todo conseguir un cuerpo saludable.

La tercera de las grandes filosofías sobre la naturaleza moral y el desarrollo de los niños fue la adoptada por Jean Jacques Rousseau, decía que los niños son “Buenos Salvajes”, dotados con el sentido del bien y del mal. Se desarrollan positivamente de acuerdo con el plan de naturaleza, porque tienen un sentido moral innato. Sus ideas y su punto de vista quedaron plasmados en dos grandes obras las cuales son: El contrato social y Emilio, se refiere al hombre viviendo en sociedad y a la formación del hombre al margen de la misma. Emilio, es la historia de un personaje imaginario, cuya educación queda en manos de su preceptor es el mimos Rousseau. Describe el ciclo educativo de un niño. Este comprende cuatro periodos. Durante el primero, del nacimiento a los cinco años, es el desarrollo físico del cuerpo. El segundo, de los cinco a los diez, se centra en el desarrollo de los sentidos por la experiencia que ofrece el mundo externo y el contacto con la naturaleza. En el tercero, que se prolonga hasta los quince años, se inicia la educación intelectual propiamente dicha; y el último, de los quince a los veinte se ocupa de la educación moral y religiosa.

Rousseau es un claro defensor de las peculiaridades específicas del niño en estado natural. Por ello afirmaba que cualquier intento de los adultos por adoctrinar y entrena a los niños solo interferirá con su desarrollo y los corrompería. Hasta Rousseau, el niño era generalmente tomado como un adulto en miniatura. La educación natural del modelo que propone Rousseau, se basa en el verdadero conocimiento de la naturaleza del niño. De acuerdo con este autor, toda conducta espontánea a, los instintos naturales, las primeras impresiones y los sentimientos y juicios más sencillos que nace del contacto de la naturaleza, son el mejor indicador de cómo se debe proceder y contienen en sí las enseñanzas más valiosas. El concepto de educación negativa al que este se refiere es a la ausencia de una actitud dirigista del educador en el proceso educativo, siendo limitada su intervención a sola tarea de preparar situaciones libres de interferencias ajenas al proceso natural de desarrollo del niño. No se trata de ofrecer de entrada un modelo adulto al que el niño tenga por fuerza que adaptarse sino dejar que el niño se mueva según su espontaneidad y saque sus propias conclusiones por las consecuencias de sus acciones.

Johann Heinrich Pestalozzi luego de terminar sus estudios, prefirió hacerse agricultor, para contribuir a la elevación material y moral de la clase campesina, pero su falta de preparación lo llevó al fracaso. De esta manera decide convertir la finca en un centro educativo para niños pobres, la cual tiempo después, por problemas económicos, ocasiona su cierre. En 1798, el gobierno de la república helvética ofrece Pestalozzi la dirección de un establecimiento en Stanz destinada a la educación de niños huérfanos. La vida de dicho establecimiento fue muy efímera, obligándolo tiempo después a tomar la dirección del centro que para la formación de maestros se había fundado en Burgdorf, que tiempo después se trasladaría a Iverdon. La fama del pedagogo llega a trascender las fronteras de su país por lo que acudían como visitantes jóvenes educadores a conocer su pedagogía, pero debido a su falta de capacidad de organizar, los apuros económicos y los graves disensos surgidos entre sus colaboradores, terminan por dar el cierre definitivo de la institución. Los principios fundamentales de su pedagogía eran la espontaneidad, el método, la intuición, el equilibrio de las fuerzas y el de la colectividad. Sobre el principio de la espontaneidad decía que toda educación ha de partir de las propias fuerzas del educando. En otras palabras, el hombre se forma de acuerdo con las propias leyes de su esencia.

El principio del método lo expresaba con la siguiente fórmula: “tomar como punto de partida lo simple y los más próximo y perseguir un proceso ininterrumpido, y no dar ningún nuevo paso sin asegurarse que se llenaron todas las lagunas”. La intuición Pestalozziana es la impresión inmediata que el mundo físico y el mundo moral producen sobre nuestros sentidos exteriores e interiores. El principio de equilibrio de las fuerzas lo expresa del siguiente modo: “las fuerzas espiritual, moral y física sean de desarrollar uniforme y estrechamente, unidas entre sí, apoyándose recíprocamente, en equilibrio perfecto. El predominio a expensa de la otra es contraria a la naturaleza”. Para él, la educación en colectividad (perspectiva social) es ideal para el desarrollo ideal de la mente y el espíritu.

Friedrich Wilhelm August Froebel fue maestro de de la escuela de Frankfurt, luego se trasladó a Iverdon, donde conoció la obra de Pestalozzi, convirtiéndose en un divulgador de su doctrina. De regreso en Alemania, creó el primer jardín de infantes en Blankenburgo, para facilitar la formación de los niños en edad preescolar, sirviendo de modelo a otras instituciones análogas. Para Froebel, la educación debe conducir y guiar al hombre a la claridad respecto de sí mismo y en sí mismo, a la paz con la naturaleza y a la unidad con Dios. Sostiene que para que la educación, para que sea más efectiva ha de basarse en las necesidades del niño. La educación debe procurar, estimular la actividad del niño. En la infancia, esta actividad se manifiesta principalmente en el juego. El pedagogo debe estimularlo y dirigirlo, con el propósito de conseguir los fines que se propone. De allí surgen los dones Froebelianos, que son juguetes sistemáticamente concebidos para iniciar el desarrollo intelectual. A los dones añadió los juguetes – trabajos, las canciones, los paseos, etc. El juego es la misma naturaleza infantil en acto, el modo de su ser en cuanto actividad. A través de él el niño conoce el mundo y la sociedad. La actividadespontáneaa, movida por el interés, es el gran principio de la educación froebeliana que debe inspirara la escuela. El niño ha de desenvolverse según las leyes de su propio desarrollo.

El Panorama Actual
La situación no está muy clara. Es evidente que la infancia sobre todo en los países desarrollados es un bien de consumo en aumento. En esta época siguiendo el hilo de la historia los escenarios infantiles se han ampliado y consolidando, lo cual hace suponer que la línea divisoria entre el mundo infantil y el mundo adulto es muy nítida, y que el tránsito de un mundo a otro tiende a prolongarse. Por otro lado, la televisión y el mundo del ciberespacio son compartidos indiscriminadamente por niños y adulto, y por su intermedio comparten informaciones y comportamientos hasta hace poco inaccesibles para los niños. El resultado es la uniformidad creciente de las costumbres, los hábitos, el lenguaje y los modelos de vida. En definitiva, se convierten en adultos prematuros, las fronteras entre unos y otros se van desdibujando.

En la letra de la convención de los derechos del niño, echa ley nacional 23.849, donde quedaron plasmadas las obligaciones asumidas del estado por parte de los ciudadanos, para la construcción de una sociedad más justa para nuestros niños. Los derechos básicos de la infancia pueden ser expresados sistemáticamente en: ●El derecho a disponer de su cuerpo, a descubrir y explorar sus posibilidades. ●El derecho a hacer preguntas y a que estas sean respondidas con informaciones adecuadas. ●El derecho a involucrarse en juegos con los iguales. ●El derecho a la educación sexual dentro de la familia y la escuela. En la Argentina, como en otros países, la protección de la infancia queda garantizada en la Constitución, leyes de protección de menores, decretos y medidas que afectan a los derechos de la infancia en su conjunto, o bien, más específicamente, a los hábitos familiar, laboral, educativo, sanitario, de la justicia y de los menores desamparados, además de la regulación de aspectos tales como la tutela, la guarda o la adopción.

La realidad es diferente; debido al incumplimiento de mucho de estos derechos que son el reflejo de las desigualdades sociales, porque están condicionados a la incorporación de nuevos órdenes económicos, socioculturales y políticos, y porque nada obliga a los estados miembros de las naciones unidas vigilar para hacerlos efectivos. Los problemas de la infancia en los países en vía de desarrollo vienen de lejos, aunque también los hay más recientes, como el tráfico y desaparición de menores, la drogadicción o el aumento de niños abandonados o chicos de la calle. Es necesario señalar el fenómeno de la violencia infantil y juvenil, que cada vez más llega a las escuelas. Esta situación de desarrolla tanto en las clases sociales más desfavorecidas como progresivamente afecta a las clases medias que se van empobreciendo o no alcanzan sus expectativas de movilidad social ascendentes, debido a las crisis económicas o político sociales. La infancia es uno de los colectivos más vulnerables de la sociedad, es a la vez un periodo feliz o totalmente doloroso, una realidad visible o invisible, una imagen mitificada o marginada, un grupo social valorizado o totalmente desvalorizado.

El alumno, hoy, es un ser preocupado por la aplicación futura de lo que aprende, es como que se hubiera terminado la moratoria de la infancia, los alumnos quieren tener un lugar en el futuro, en la cadena de producción, con un serio temor a quedar sin empleo. Así mismo ha cambiado la visión del maestro. En algunas escuelas privadas el maestro es un empleado, en las escuelas estatales es un compañero de pobreza. En ambas situaciones existen dificultades para realizar una auténtica transferencia del saber. Los niños tienen muchos intereses intelectuales que no manifiesta en la escuela porque están desplazados al internet o a la televisión; los docentes deberían ayudarlos. Los alumnos en su mayoría tienen síntomas de agotamiento, cefaleas, gastritis, etc., que están vinculados con el estrés. Los alumnos siguen llendo a la escuela porque es la única garantía de que no sean expulsados de la cadena productiva pero no de que van a vivir mejor que las generaciones actuales. Los maestros son mucho más anónimos que lo que era en el pasado. Así mismo, los niños ven a los padres trabajar sin perspectiva; el trabajo es una especie de condena y no está dirigido por expectativa de progreso; esto se trasmite a los niños, los cuales necesitan de adultos significativos, adultos que logren de alguna manera, sostener ciertas cuestiones que la sociedad o la familia no considere. Los docentes deberían ocupar el lugar de “significativo” para el desarrollo de la subjetividad en el mundo contemporáneo.

Es necesario restituir la función del maestro como el que procesa y ayuda a pensar y no el que trasmite información. La función docente es enseñar y rescatar subjetividades. Tener en cuenta los intereses reales de los niños para generar y lograr que no los incluya la mediocridad y, sobre todo, la sensación de imposibilidad. La posibilidad de recuperar. La subjetividad fundamentalmente está en la capacidad de generar modo de superar los espectáculos hacia el futuro. En la argentina, la categoría de niño corre el riesgo de perderse como perspectiva subjetiva. En otras épocas se le decía al niño que estudiara, hiciera cosas que le gustaran, que se formaran, y que algún día iba a trabajar en eso hoy , se le dice que tiene q hacerlo porque si no va a morirse de hambre.

El niño y el joven son percibidos como consumidores, la publicidad está destinada a ellos. Estos son
destinatarios para el consumo porque se los toma como objetos y agentes de venta: por ejm, Los temas comerciales que incentiva al consumo de ropa, bebidas, golosinas, etc. La escuela tiene un papel protagónico en la producción de pensamiento y tiene que ser agente de producción de subjetividad y de inteligencia, de sujetos sociales capaces de desarrollar relaciones con los semejantes y de conservar proyectos propios. El problema es que nuestra sociedad padece una gran desarticulación, de manera que hay que reconstruir elementos básicos: el respecto como personas, la valoración de los derechos humanos, la no discriminación y la esperanza hacia al futuro. De acuerdo con esto, la función del maestro es abrir a los alumnos la perspectiva de felicidad con cada tarea que se les asigne, para que en todo momento capten que lo que hacen los conducirá a una meta jubilosa. La esperanza desarrolla en el alumno la valoración del esfuerzo para alcanzar la felicidad del logro.

Figuras de la infancia

La primera definición moderna de infancia emerge en el interior de formación de los estados administrativos y está vinculada a procesos que señalan el derrumbamiento del régimen feudal, y el paso a una nueva organización que comienza a estabilizarse en el siglo XVII. Es preciso, pues, detenerse, con cierta calma, en las cualidades que humanistas y reformadores confieren a la infancia. Los muchachos son dúctiles y maleables se asemejan a cera blanda, arcilla húmeda, arbolillos tiernos… poseen una gran facilidad para el remedo, para la imitación a la vez que están dotados de una capacidad inmediata para retener lo que se les enseña; nacen desnudos, débiles y sin defensas; son rudos y flacos de juicio. De esta caracterización de la primera edad se deriva la necesidad de su dirección y cuidado con el fin de convertir a estos peculiares seres en sujetos racionales, buenos cristianos y ejemplares súbditos. Juan Bonifacio expresa: “los niños son muy fáciles de gobernar. Yo no sé cómo hay quien diga lo contrario. Por lo mismo que son tan impresionables se puede hacer de ellos lo que se quiera”. La infancia se convierte así en un metal precioso. Esta primera visión de la infancia implica ciertas dimensiones positivas en la medida en que se la convierte en un material apto para ser adiestrado, pero al mismo tiempo se le atribuyen propiedades negativas; carece de razón, es débil, e inclinada al mal debido a los efectos del pecado original. Comienza así a gestarse un estatuto de minoría y de separación de los niños respecto a los adultos que no dejara de acrecentarse a nuestros días, es decir, se inicia la constitución de la especificidad infantil.

Ph. Aries ha demostrado cómo desde el momento en que se dota a los niños de especificidad, es decir, desde que se les atribuyen cualidades diferentes de las de los adultos, surgen los colegios, instituciones destinadas a su educación y recogimiento. Esta moderna visión de la infancia como veremos, no es homogénea, aunque sea dominante en algunos grupos sociales, supone una descalificación y un rechazo de las formas medievales de socialización e impone su segregación de la vida colectiva.

Los reglamentos de los colegios impondrán a los niños una disciplina severa, instituyendo su permanente vigilancia y cuidado. Comienza por tanto a desaparecer la antigua familiaridad que los adultos tenían con ellos y se instaura una reserva, que irá en aumento, en el lenguaje, las maneras y las acciones de la vida cotidiana.

Todas las propuestas didácticas que hemos analizado anteriormente se apoyaron en una determinada concepción de la “infancia”, para lo cual necesitan construir, por medio del discurso pedagógico, determinadas imágenes y representaciones sobre los distintos tipos de infancia, esto es, darle una “forma” y especificar todo lo que se les debía enseñar o, en otras palabras, llenarlos de un “contenido”. Distinguiremos tres figuras de infancia a las cuales califican como “naturalezas de Oro, Plata, Hierro”.

Por dos razones principales: en primer lugar, porque al referirse a metales pretenden mostrar como la “infancia”, o las distintas “infancias”, son consideradas como materia prima que necesita ser formada y moldeada para darle una utilidad que se considera necesaria; y en segundo lugar, porque cada una de éstas infancias recibirá una educación diferente de acuerdo al sector social que integran, según características económicas, sociales, políticas y culturales que se pretenden “naturalizar”. Naturalizar la infancia, naturalizar la escuela, en definitiva, naturalizar el orden social reinante: “La escuela no existió siempre, de ahí la necesidad de determinar sus condiciones históricas de existencia en el interior de nuestra formación social”. Además, debemos tener siempre presente que la pedagogía no sólo construyó un determinado tipo de sujeto •la infancia• sino también toda una producción discursiva destinada a imponer una normatividad específica, un conjunto de saberes, para esta nueva categoría sociopolítica.

• El infante y el caballerito: como pertenecían a la Aristocracia Cortesana de donde provendrían los futuros gobernantes, serán objeto de una educación de buena calidad destinada al aprendizaje de buenas maneras de actuar y comportarse, letras y literatura, buenas costumbres. Serán educados por maestros y preceptores domésticos que los atenderán de manera particular según los principios humanistas vigentes. Tras esta educación preparatoria, terminarán yendo a la Universidad a estudiar las carreras consideradas más prestigiosas en aquel entonces: cánones y leyes.

• EL COLEGIAL: se refiere a los miembros del Estado Medio y de la Aristocracia Provincial, que por lo general eran los que ocupaban las funciones públicas. Estos eran educados en colegios religiosos, especialmente en colegios jesuitas que utilizaban diferentes técnicas, exámenes, ejercicios, competencias, para ayudarlos a desarrollar las facultades más elevadas del hombre •razonar, pensar, comprender• necesarias para el buen desempeño de sus futuras funciones.

• El Pícaro: es el participante de los grupos heterogéneos integrados por niños de distintas edades y niveles de instrucción, destinados a ser futuros trabajadores manuales y empleados domésticos y laborales de los anteriores grupos sociales. La base de su aprendizaje estaba dada por las doctrinas cristianas, y la enseñanza que recibían estaba orientada al aprendizaje de oficios, de hábitos y de una ética del trabajo que exigía y necesitaba el nuevo orden socioeconómico para mantenerse estable.

La infancia, categoría sociopolítica Las transformaciones que han afectado a la infancia moderna están ligadas a los cambios de la socialización. Se puede afirmar que la categoría de la infancia incluye diferentes figuras encubiertas bajo una aparente uniformidad, sino se hubiese construido resultarían ininteligibles los proyectos educativos elaborados en función de grupos de edad y de prestigio. En el marco de las relaciones contractuales privilegiadas por el estado liberal, la categoría de infancia siguió desempeñando una función de discriminación entre las clases sociales y los sexos, ya que únicamente las clases medias y altas tuvieron infancia y formas específicas de socialización. Adultos y niños de las clases populares, mujeres y hombres pasaron a engrosar el ejército del trabajo. Fue la dureza del trabajo fabril lo que permitió crear el espejismo de la escuela liberadora para los niños del pueblo. La promulgación de la obligatoriedad escolar tuvo lugar con la implantación del estado interventor y tutelar que decreto las leyes que prohibían el trabajo infantil. La escuela pública era el espacio civilizador de los niños obreros. Sociólogos de la educación han mostrado que bajo la apariencia de un sistema educativo único coexisten modos diferentes de educación y diferentes figuras de infancia; que no tienen que ver con los colegios de elite, con las academias de barrios, los centros públicos y las instituciones de corrección y castigo. Las figuras de infancia se ven cada vez más atravesada por códigos psicológicos y pedagógicos herederos en gran medida del jesuitismo y de Rousseau. La genealogía de la categoría de infancia debe mostrar las transformaciones que se sucedieron desde entonces y que configuran el presente.

de que s o d o a n la z i m l e u a u l re os a rq i o s u l cl cio dos n u o c as edia, in r to l s o m o m do en d M is el p e s i d , d l a a o á a n tiv ia; p guien la ed igur a a l r f de ope ater in n a t e l o s, s i g o e o o d e n a d c d m m Lu era la a ido o co , don sde u un pora ás s r n o va cor n m er e h tant ánea da de r d ma gram s e o bs ez in isió e IA ades or dera o t e p nan p C v n d o i v i N m a ed nte A in ns o. odid una n f a s F cio les o l u e l c r o d p e o o a IN ent y C d on p er ua o r za ha omo s n i o r c l a e e r i a a c a g s e p d ,y m dif ern ado r ide a, s así c o lle lo o n s c e o n d r g s. ia e n r e ner d o o s p i e s e r c a l e d l r o M a po . Com hist e s uos, actu feso sta ma o, y o a u s ñ ni rbo h isma l niñ emo iño n la tos q divid nter pro h o e n l n te e in s a i uros e e i s est e la m ña d ntos e z y de es ocim a lo amo fut e i s e D e n r im niñ or os v o a j c e i c e o v c a bre s con bre l rtan evos er m osotr c u o o o n o t s n p s n a e a m o i i c pl o l a r m r a ra pa g e int

El conocimiento no tiene ningún poder, si no puede ser compartido.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->