Está en la página 1de 7

FORMULACIÓN DE PROYECTOS

La Idea de Proyecto en un contexto de


innovación1

¿Qué es la idea de proyecto?

Hablar de la “idea de proyecto” puede resultar bastante difuso, sobre todo porque
todos tenemos siempre ideas que creemos pueden resultar en un buen negocio.
Este proceso que es casi natural en muchos de nosotros, requiere sin embargo
pasar algunas pruebas de viabilidad que nos permitan asegurarnos, al menos en
parte, de que se trata de una “idea que puede volar” y transformarse en un
proyecto real. Talvez muchas ideas se transforman en proyectos, y luego se llega
a la conclusión de que fue mala idea o no supimos concretarla. Tantas otras veces,
hay muchas ideas que no llegan a la etapa de proyecto porque no se ha sabido el
cómo concretarlas y a veces, vemos que otros lo lograron con la misma idea.
La primera cuestión es preguntarse si es que hay algo como un método, para hacer
que buenas ideas no se pierdan y se transformen en proyectos, es fácil enamorarse
de una idea de proyecto, pero, ello no permite tener la mente fría y ver las cosas
con objetividad. Para poner un cable a tierra, vamos a partir por aclarar algunos
conceptos sobre la idea de proyecto.
Primero, aceptar que idea no es sinónimo de proyecto, que los proyectos no son
siempre un negocio del que esperamos retornos económicos, que una idea de
proyecto no siempre es innovación, que un proyecto para estos fines, se debe
entender como un esfuerzo de tiempo y recursos que realizaremos en un tiempo
presente, con la esperanza de recibir beneficios a futuro, y que por supuesto, hay
riesgos. Lo único que justifica los emprendimientos o proyectos, es el premio al

1
Autor: Víctor Valenzuela Villagra, Doctor (c) en Economía y Administración de Empresas, Magister en Comercio Exterior,
Ingeniero Comercial, Contador Auditor

1
FORMULACIÓN DE PROYECTOS

riesgo, premio que no necesariamente es económico, el premio puede ser prestigio,


por ejemplo.

¿Qué es innovación?

Lo que aquí se entenderá por proyecto innovador, es un proyecto que a alguien le


resulta útil, se dice explícitamente, que “agrega valor”. Esto para diferenciarlo de
proyectos científicos en ciencia básica, por ejemplo, en que interesa responder una
pregunta o hipótesis, pero no se tiene como filtro el que resulte útil, ese será luego
un problema de las ciencias aplicadas o las ingenierías. Por lo tanto, un proyecto
innovador puede ser que desarrolle un nuevo producto o servicio, o bien que
encuentre un nuevo método para hacer algo.
Según el Manual de Oslo2 publicado por la OECD (Organización para la Cooperación
y el Desarrollo Económico) hay cuatro tipos de innovación a nivel de empresa
privada: de producto, de proceso, organizativa y comercial. Este Manual, se ocupa
de los cambios que suponen un grado de novedad significativo para las empresas.
La innovación de producto significa tanto crear nuevos productos o servicios, como
efectuar cambios sustanciales en productos o servicios ya existentes. La innovación
de proceso, son cambios significativos en métodos de producción o distribución. La
innovación organizativa son cambios relevantes en los métodos de organización,
prácticas empresariales, organización del trabajo o relaciones externas de la
empresa. Finalmente, la innovación comercial incluye cosas como: la puesta en
marcha de nuevos métodos comerciales incluidos cambios en el diseño y
presentación del producto, cambios en la promoción, posicionamiento o en los
métodos de fijación de precios.

2
Consultado en enero 2017: http://repositorio.colciencias.gov.co:8081/jspui/bitstream/11146/505/1/1746-
Manual%20de%20Oslo%201.pdf

2
FORMULACIÓN DE PROYECTOS

Por su parte la consultora Doblin3, especializada en procesos, métodos, principios


y teorías sobre la innovación, ha identificado diez tipos de innovación: modelo de
negocio, alianzas estratégicas, procesos de soporte al negocio, procesos clave del
negocio, producto, sistemas de producto, servicio, canal de distribución, marca y
experiencia de usuario.
Un caso ícono de innovación, es el caso de Red Bull que existía desde 1970, pero
haciendo innovación conjunta en varios de estos diez aspectos y en 1987 lanzó su
bebida ahora en lata, logrando el éxito con que la conocemos hoy. Aquí se hizo
innovación en: producto, alianza estratégica, procesos claves del negocio, canal de
distribución y en marca.

¿Cuándo la idea de proyecto es viable?

Viable significa aquí que la idea puede llegar a volar, esto es que se podría
transformar en un proyecto. Esta etapa puede ser muy compleja, pero su objeto
es dar una primera aproximación de la fortaleza de la idea y si pinta para proyecto,
en que con más detalle se entrará luego a estudiar su factibilidad, que lleve a su
Formulación y Evaluación como proyecto. En esta etapa se eliminan algunas
incertidumbres y se desechan ideas alternativas.
Hay que considerar en una idea de proyecto de negocios, al menos cuatro
viabilidades, antes de persistir y correr el riesgo de perder tiempo y a veces dinero,
son las viabilidades: comercial, operacional, económica y financiera.

¿Qué es la Viabilidad Comercial?

Es lo primero, significa responder a una simple pregunta, pero con compleja


respuesta: ¿hay demanda?

3
Consultado en enero 2017: https://www.doblin.com/

3
FORMULACIÓN DE PROYECTOS

Después de todo, evaluar proyectos es como salir a cazar pájaros, primero hay que
asegurarse que hay pájaros. Aquí debemos averiguar si hay pájaros, y no se trata
de entrar necesariamente en un costoso estudio de mercado. Hay que averiguar
dos cosas para saber si hay demanda, primero averiguar si hay deseo por nuestro
producto y segundo, averiguar si hay capacidad de pago.
Que exista deseo no es sinónimo de que haya una necesidad, por ejemplo, para
una necesidad de comer porque se tiene hambre, hay varios satisfactores:
sándwich, comida china, hamburguesa, plato vegetariano, etcétera. Lo que se elija,
es el deseo, por ejemplo, comida china. Luego, si no nos alcanza el dinero para
comprarla, no somos parte de la demanda, sólo tuvimos el deseo. La demanda
entonces para la comida china, son todos aquellos que eligen esta opción porque
la desean y además pueden pagar la comida.

¿Qué es la Viabilidad Operacional?

Es lo segundo, aquí hay que responder a la atrevida pregunta: ¿lo podemos hacer?
Otra forma de decirlo, ¿somos capaces técnicamente y podemos conseguir los
recursos? En esto hay varios laberintos, pues está la parte legal, la ambiental
eventualmente, la logística y evidentemente, la “ingeniería necesaria” que no es
necesariamente alta ingeniería, pero algo de ingenio o de conocimiento ha de
existir. El pecado muchas veces, es que a veces se tiene una buena ingeniería o
conocimiento para hacer las cosas, y olvidamos el resto de las viabilidades. Suele
ocurrir en personas que perdieron su empleo y a manera de buscar algo que hacer,
inician los llamados trabajos por cuenta propia o emprendimientos personales de
emergencia, conocen perfectamente muchas veces toda la parte operacional de su
proyecto, o consiguen a alguien que sabe, pero esta es sólo una de las viabilidades.

4
FORMULACIÓN DE PROYECTOS

¿Qué es la Viabilidad Económica?

Es la tercera cuestión a resolver, si ya hemos concluido que hay demanda y


podemos hacerlo, la pregunta que viene y que es particularmente muy compleja:
¿vale la pena económicamente considerando los riesgos? Es compleja porque a
veces sólo se responde a la mitad, la parte económica, y a medias, porque no se
puede responder realmente si no se incorporan los riesgos, hay que responder a:
¿cuánto es el premio al riesgo? Más que responder a ¿cuánto vamos a ganar? Esto
es lo que se hace en lo que se conoce tradicionalmente como Evaluación de
Proyectos, es la evaluación económica y no financiera como a veces se confunde.
Estrictamente se trata de verificar que existan beneficios, y para eso, que los
ingresos sean mayores a los costos. Pareciera trivial responder a esto sacando “la
cuenta del almacenero”, tanto entra y tanto sale, raya para la suma y estamos,
pero en un proyecto estamos haciendo inversiones hoy, para recibir ingresos a
futuro, eso no se puede sumar y restar en forma trivial, hay que actualizar las cifras
a una tasa de costo de oportunidad que incluya los riesgos; esa es la parte difícil,
la tasa, hay varios premios Nobel otorgados por aportar a entenderla.
En esta parte en una etapa inicial en que se está estudiando la idea de proyecto,
bastará con calcular el punto de equilibrio para ver si “tiene buen motor el proyecto”
y para eso, hay que saber algo de costeo directo, no hay otra forma. Con esto, nos
hacemos una primera idea de los resultados operacionales que se pueden generar
en el corto plazo, los montos involucrados y las cantidades a producir y vender. No
sabemos sin embargo con este cálculo, si vale la pena definitivamente en lo
económico porque no hemos hecho su evaluación en el largo plazo ni incorporado
el riesgo, pero al menos podemos descartarlo de inmediato si no promete.

¿Qué es la Viabilidad Financiera?

Es la última cuestión a resolver, responder a la pregunta: ¿cómo lo vamos a


financiar? Aquí muere todo normalmente para el emprendedor, la vida era bella,

5
FORMULACIÓN DE PROYECTOS

pero no tanto. Pasamos todas las viabilidades anteriores, pero esto está pendiente.
Si se lanza de todos modos con su proyecto y no tiene resuelto definitivamente
esta viabilidad, formará parte del cementerio de emprendedores, está lleno de
buenas ideas. Es que hay una ley de la gravitación universal de las finanzas, “todo
lo que se invierte, necesita estar financiado”, hay capital propio del dueño, hay
créditos de bancos o de organismos estatales a veces, pero si sólo se tiene algo de
capital propio, puede ser suficiente, la carga no se puede arreglar en el camino
normalmente, es el camino a la quiebra, y la paradoja es que “el proyecto era
bueno”, y efectivamente, era bueno en lo comercial, operacional y económico
normalmente. Es el típico caso en que todos ven un proyecto exitoso y no se
explican por qué, no funcionó. Hay estadísticas universales que dicen que de
muchos emprendedores que se inician en un año, sólo sobreviven muy pocos al
año y medio, se habla del “valle de la muerte” los primeros años y la causa
principal, la viabilidad financiera. No es fácil siquiera generar las cifras de esta
viabilidad, se requiere definir el dinero que se requiere financiar los llamados
activos fijos y también, el capital de trabajo, uno de los problemas es que este
último se mueve al ritmo del negocio y esto no siempre se calcula bien con
antelación y luego se logra financiar. No siempre es posible conseguir crédito de
proveedores, que pudieran reducir el capital de trabajo necesario en una primera
etapa.

¿Qué es el Ciclo de un Proyecto?

Es la secuencia completa que tiene un proyecto desde que nació la idea y hasta sus
reevaluaciones después que se logró aprobar y poner en marcha.

1° La Idea y Perfil, que es de lo que hemos venido hablando, se llega como


producto final a que hay una idea que a su vez descartó a otras ideas para resolver

6
FORMULACIÓN DE PROYECTOS

una misma necesidad, y que ya tiene algún eso específico como para tomarla en
cuenta, se han despejado las divagaciones que no se sostienen.
2° Prefactibilidad, etapa del ciclo que se justifica en proyectos de gran
envergadura. Se trata de hacer los estudios que componen un proyecto, invirtiendo
recursos y tiempo de especialista en sus áreas: ingenieros de especialidad,
diseñadores, economistas, sociólogos, abogados, etc.

3° Factibilidad, esta etapa absorbe a la anterior en proyectos de menor


envergadura y hay una sola etapa de factibilidad, en que se hacen todos los
estudios correspondientes, apuntando a que estos sean definitivos. Habrá que
detallar la formulación y efectuar la evaluación económica, que lleve a su
aceptación, postergación o rechazo como proyecto.

4° Inversión, aquí se materializan las obras de inversión definidas, hay una tarea
de ingeniería de diseño y detalle, detalle de las obras, ejecución de los presupuestos
involucrados y evidentemente ejecución de las obras.

5° Gestión, aquí ya tenemos el proyecto en marcha y gestionamos según lo que


se espera que sea el proyecto.

6° Feedback, es una etapa post-inversión en que nos aseguramos de que el


proyecto siga siendo viable, es posible en esta etapa incluso el abandono del
proyecto, que ya está en marcha, porque hay diferencias por cambios en el entorno
por ejemplo. En esta etapa se corrigen errores y se hacen modificaciones.

Sitios relacionados con el tema de innovación:

https://www.doblin.com/
http://repositorio.colciencias.gov.co:8081/jspui/bitstream/11146/505/1/1746-Manual%20de%20Oslo%201.pdf