Está en la página 1de 6

SEMINARIO DE CASO ORGANIZACIONAL

_____________________________________________________________________

ENSAYO ARGUMENTATIVO
_____________________________________________________________________
Juan S. Castellanos Espinel

Fundación Universitaria Konrad Lorenz

Tesis: Hoy día ya nadie discute que, desde la Psicología, las organizaciones deben ser

vistas como sistemas, lo cual no significa que deban ser abordadas desde una postura

epistemológica sistémica.

Para analizar esta tesis es menester partir desde los conceptos y aspectos básicos desde

el enfoque organizacional, donde las organizaciones son definidas como aquellas

instituciones en las cuales las personas invierten esfuerzos en pro de las labores de acuerdo

a sus diversos roles en búsqueda de alcanzar objetivos comunes, tanto objetivos

individuales como la satisfacción personal, formación, experiencia y salario que les

permitan alcanzar una calidad de vida agradable, así como los objetivos colectivos tanto en

el rol social como de la misma organización. Aunque cada uno de los colaboradores de la

organización están en la capacidad de realizar múltiples tareas o procesos, emerge la

necesidad de citar el concepto de organización y el necesario deber de trabajar

conjuntamente de forma unida de tal manera que se encuentren coordinados y logren la

consecución de metas para lograr los objetivos misionales de la misma, cabe resaltar que

aunque esto se evidencie no limita que los colaboradores, dentro de la organización,

busquen objetivos personales (Parra & Liz, 2009).


Comprendiendo la organización como unidad social donde los colaboradores

interactúan en cada uno de los procesos, se puede determinar que la organización es un

sistema y como tal debe crecer y evolucionar, creando una sinergia que con el actuar

individual jamás generará los mismos efectos.

Pero antes de abordar a una organización como sistema se debe pensar en su base,

es decir el ser humano y como este es un sistema y como tal está rodeado de múltiples

sistemas que pueden cambiar en función de lo complejo de otros medios y de las

interacciones que se presentan.

Ahora que los conceptos básicos de la tesis fueron abordados partiré de la premisa

básica para entender y analizar una organización; la cual es tener una visión de sistema, por

tanto, el enfoque sistémico desde la aplicación y desde el análisis de una organización,

sostiene que la organización puede sustentarse desde la aplicación del pensamiento

deductivo, es decir partir de lo general a lo particular, donde se debe analizar primero la

organización como un conjunto con interrelaciones unidas para luego identificar o analizar

la misma, es decir descomponerla a los detalles de los subsistemas. Con respecto a esto,

Senn (1988, citado por Parra & Liz, 2008), señala que al analizar una organización se debe

analizar el sistema organizacional como un todo y después los detalles de los sistemas de

información.

Si tomamos esta postura como válida podemos afirmar que un Sistema es un todo

organizacional y unitario, que está compuesto de dos o más partes interdependientes, y

demarcados por diversos limites que lo separan de su supra sistema ambiental.

Así que puede considerarse a la Organización como un sistema socio-laboral que es

abierto e integrado de varios subsistemas, con estas perspectivas, una organización no es

simplemente un sistema de trabajo o social, sino la integración y estructuración de


actividades humanas en el entorno de sus partes, es un sistema dinámico que está en

constante cambio y no solo en cambio sino en adaptación a las variables internas y

externas, y como mencione anteriormente está en un proceso de continua evolución.

Las organizaciones en efecto son un sistema de actividades coordinadas que tienen

la finalidad de lograr y alcanzar un objetivo común, adicionalmente una organización existe

o se constituye a partir de la interacción de las personas. Los principales requisitos para la

existencia de un sistema que sea efectivo son los siguientes: Tiene que haber personas

capaces de comunicarse que estén dispuestas a actuar conjuntamente impulsadas por el

deseo y/o necesidad de obtener un objetivo en común en el sistema organizacional.

Entender la organización como un sistema influye sobre el trabajo de los individuos. Si no

se entiende la organización como un sistema sino como una estructura vertical, con una

larga cadena de mandos y procesos aislados no se va a favorecer el trabajo en equipo sino

todo lo contrario y así sucede con cada uno de los elementos y procesos organizacionales

(Chiavenato, 2007).

Ahora que se analizó la organización como un sistema se puede abarcar las

propiedades del enfoque sistémico; donde se define que, el sistema es un conjunto de

elementos relacionados entre sí, que están constituidos por una determinada formación

integral, no implícita en cada uno de los componentes que lo forman (Gay, 1995).

Esto quiere decir que todo sistema convencionalmente determinado está compuesto

de múltiples subsistemas y estos de otros, pueden ser muchos, tantos como su naturaleza lo

permita, y en ciertas condiciones pueden ser considerados como sistemas; por tanto, los

términos de sistemas y subsistemas son relativos y se usan de acuerdo con las situaciones.

Desde un punto de vista filosófico, se comprende que el enfoque sistémico se apoya

en la categoría de lo general y lo particular, es decir, del todo y sus partes el cual se sustenta
bajo el concepto de la unidad material del mundo. En general, todo sistema tiene cuatro

propiedades fundamentales que lo caracterizan: los componentes, la estructura, las

funciones y la integración. Estas propiedades deben tenerse en cuenta cuando se aplica el

enfoque sistémico (Barrios, 2009).

El enfoque sistémico es una manera de abordar y formular problemas con vistas a

una mayor eficacia en la acción, que se caracteriza por concebir a todo objeto como un

sistema o componente de un sistema, entendiendo por sistema una agrupación de partes

entre las que se establece alguna forma de relación que las articule en la unidad que es

precisamente el sistema. El enfoque sistémico admite la necesidad de estudiar los

componentes de un sistema, pero no se limita a ello. Reconoce que los sistemas poseen

características de las que carecen sus partes, pero aspira a entender esas propiedades

sistémicas en función de las partes del sistema y de sus interacciones, así como en función

de circunstancias ambientales. Es decir que el enfoque sistémico invita a estudiar la

composición, el entorno y la estructura de los sistemas de interés (Barrios, 2009).

Considero que aunque a simple vista o desde lo aparente, si comparamos el enfoque

sistémico con las organizaciones vistas como sistemas encontramos grandes similitudes,

podemos diferenciarlos y no necesariamente abordar un enfoque sistémico para

entenderlas, podría decirse que desde una postura epistemológica sistémica las

organizaciones podrían ser explicadas, pero no necesariamente se deben abordar desde el

enfoque sistémico únicamente, esto por efecto de que no existe una objetividad absoluta y

teniendo esta premisa clara se pueden abordar desde diversas posturas buscando acercarse,

comprender y explicar más objetivamente la organización y no caer en errores circulares o

de sesgo, en este sentido por ejemplo desde el enfoque empírico analítico se busca la

objetividad o por lo menos lo más cercana que se pueda y con esta objetividad comprender
y explicar las organizaciones, por otro lado es comprensible que exista una relación muy

marcada entre la postura epistemológica sistémica y la organización vista como un sistema,

pero esto no implica que no hayan o sea imposible concebir otras posturas que en lugar de

abarcar un todo se logre abordar desde otras posturas las cuales identifican causalidades, es

decir, causa-efecto, y en este sentido el enfoque sistémico postula que las relaciones son

circulares y desde otros enfoques como el empírico analítico se tiene una visión más

“lineal” y así buscar cuas es la causa del efecto para así poder trabajar sobre esa causa y

modificar comportamientos o partes de la organización; en resumen aunque las

organizaciones se ven como sistemas, no necesariamente tienen que ser abordadas desde el

enfoque sistémico porque podríamos caer en un error y perder la objetividad científica; en

este sentido es correcto indicar que una organización puede ser analizada, ser observada

desde sus diversos niveles, logrando destacar a subsistemas internos o incluso concebir a la

organización de manera diferenciada en relación con su entorno y así mismo cada uno de

sus procesos y crear distinciones en aspectos de la organización como las cadenas de

mando, la toma de decisiones o la forma de comunicación y comportamientos de sus

miembros (Rodríguez, 2004).

Referencias

Barrios, D. (2009). Diseño organizacional bajo un enfoque sistémico para unidades


empresariales agroindustriales. Recuperado de:
http://www.bdigital.unal.edu.co/1901/1/71366476.20101.pdf
Chiavenato, I. (2007). Introducción a la teoría general de la administración. Séptima edición.
Editorial, Mc-Graw Hill. México D. F. Recuperado de:
https://naghelsy.files.wordpress.com/2016/02/introduccic3b3n-a-la-teorc3ada-
general-de-la-administracic3b3n-7ma-edicic3b3n-idalberto-chiavenato.pdf
Gay, A. (1995). Los sistemas y el enfoque sistémico. Editorial sudamericana, Buenos Aires,
Argentina. Recuperado de:
http://www.manuelugarte.org/modulos/biblioteca/g/texto_2_aquiles_gay.pdf
Parra, F. & Liz, A. (2008). La estructura organizacional y el diseño organizacional, una
revisión bibliográfica. Recuperado de:
https://revistas.lasalle.edu.co/index.php/gs/article/view/1141/1041
Rodríguez, D. (2005). Fundamentos del diagnóstico organizacional. Recuperado de:
https://virtual.konradlorenz.edu.co/pluginfile.php/268768/mod_resource/content/1/
Dario%20Rodriguez%20-Caps%20%201%20y%202%20Diagnostico-
Organizacional-.pdf