Del Neoclasicismo al Realismo

:
Pintura
Prof. Claudia Solís Umpierrez
http://depasoarte.blogspot.com

Panorama artístico
La pintura que se desarrolla entre 1750 y 1880 enlaza el arte
barroco con el arte contemporáneo.
Las tres grandes corrientes de este período son:
NEOCLASICISMO
ROMANTICISMO
REALISMO
El papel del arte y del artista ente la realidad, ya sea el deseo de
modificarla, de evadirse o de reflejarla tal como es, son asuntos
centrales en esta etapa del arte.
Los distintos movimientos exploran también el lenguaje formal, en
un proceso en el que cada corriente no tiene una propuesta
estilística carrada y los estilos pictóricos se entrecruzan con
frecuencia, dando como resultados múltiples propuestas.

Contexto social
Debemos ubicarnos en el período de mediados del siglo
XVIII (1750 aprox.) hasta el último tercio del siglo XIX (1870
aprox.). Como hemos visto la sociedad se transforma
radicalmente, de una sociedad agraria y estamental, se pasa a
una sociedad urbana y dividida en clases sociales. Se consolida
la burguesía como sector dominante, pero también será un
período de constantes convulsiones y revoluciones y
levantamientos populares.
Surge el movimiento obrero y con él
los sindicatos y las ideologías como
Marxismo y Anarquismo, con su anhelo
de transformar el orden establecido.

“El juramento de los Horacios” Jacques-Louis David, 1785

Se Inspira en una obra del dramaturgo francés Pierre Corneille: Horace
(1640). En ella se trataba de un tema clásico de la lucha entre las
ciudades de Alba y Roma cuando sus gobernantes deciden que la guerra
se decidiera por la lucha entre tres hermanos de cada una de las ciudades.
Por Alba son elegidos tres miembros de la familia de los Curiacios, mientras
que por la de Roma los pertenecientes a la de los Horacios.
La tragedia está servida porque ambas familias están emparentadas.
El fondo del asunto es la exaltación del patriotismo que hará que Horacio,
el
vencedor final de la lucha, sobreponga la razón de Estado por encima de
sus sentimientos personales.
De exaltación de la fidelidad monárquica a
símbolo revolucionario
Para David el ideal clásico no es inspiración
poética sino modelo ético.
Giulio Carlo Argan

David rompe drásticamente con la tradición
anterior e inicia un nuevo camino pictórico.

Contornos definidos, en los que
la línea predomina claramente
sobre el color; el trazo firme.

Él entiende que la Antigüedad clásica es
una “escuela de valores”
Predominan los colores fríos.

El arte debe aportar enseñanza y la
exaltación de valores morales.

Composición estudiada donde
prevalece la claridad y el
orden.

“La muerte de
Marat” de
Jacques-Louis
David, 1793

"Hay en esta obra
algo tierno y
desgarrador a la
vez; en el aire frío
de esta habitación,
sobre estos muros
fríos, alrededor de
esta fría y fúnebre
bañera, un alma
revolotea".
Charles Baudelaire

Rostro sereno e incluso
complaciente…

Similitud en la caída del brazo y el desnudo
que presenta David, con respecto a los
Cristos muertos de las obras
de La Piedad de Miguel Ángel, El
Descendimiento de Caravaggio…

"Entregue este billete a la
madre de cinco hijos,
cuyo marido ha muerto
por defender la patria"

“es suficiente que yo sea
muy desafortunado para
tener derecho a tu
benevolencia”

Terrible, bella mentira: IDEALIZACIÓN
«Ciudadanos, , el pueblo llamaba de nuevo a su amigo; su voz
desolada fue oída: David, coge tus pinceles..., venga a Marat... Oí la
voz del pueblo. Obedecí.»

“Charlotte
Corday”, de Paul
Jacques
Aimé Baudry, 1860.

“La bañista de Valpinçon o La
gran bañista” de Dominique
Ingres,1808
líneas sinuosas, dibujo exacto y pureza
de formas

mínima la escenificación

monumentalidad de la figura individual

La luz se concentra en la espalda de la
mujer

“La libertad guiando al pueblo”, Delacroix, 1830

“He emprendido un tema moderno, una barricada, y si no he luchado
por la patria, al menos pintaré para ella.”
Eugène Delacroix

Representa una escena del 28 de julio de 1830 en la que el pueblo de
París levantó barricadas. El rey Carlos X de Francia había suprimido
el parlamento por decreto y tenía la intención de restringir la libertad de
prensa. Los disturbios iníciales se convirtieron en un levantamiento que
desembocó en una revolución seguida por ciudadanos de todas las
clases sociales. Delacroix representa a la Libertad como guía que
conduce al pueblo. Tampoco está representada de una forma abstracta,
sino que es una figura alegórica muy sensual y real.

Primer cuadro político de la pintura moderna

Exalta los sentimientos por encima de la razón y defiende la rebeldía y el
triunfo de la Revolución.

El pueblo,
representado en sus
distintas clases
sociales y edades:
“unión sacrée”

Símbolos de la lucha: el fusil y la bandera
tricolor.
La idea de la Libertad es una mujer que
aparece como una Diosa

El pasado y
el futuro.

Todo el cuadro está repleto de símbolos y es lo que le otorga carácter
romántico al cuadro.

“El carro de heno”, John Constable, 1821

”Un entierro en Ornans” de Gustav Courbet, 1850.

El origen del Realismo puede establecerse a partir de la formación de
la llamada Escuela de Barbizon, un grupo de artistas que fomenta la
pintura de paisaje basada en la captación de la realidad objetiva, sin
apenas retoques posteriores en el taller. Se trata de captar la
realidad, pero no una realidad idealizada como la romántica, sino la
realidad objetiva que el artista debe de reproducir sin embellecerla,
representándola como es. La consecuencia inmediata será que el
arte a partir de este momento carece de argumentos y su temática
puede elevar a la condición de obra artística cualquier objeto banal o
cuestión anecdótica.
“Confío siempre ganarme la vida con mi arte sin tener que desviarme nunca de
mis principios ni el grueso de un cabello, sin traicionar mi conciencia ni un solo
instante, sin pintar si quiera lo que pueda abarcarse con una mano solo por
darle gusto alguien o por vender con más facilidad”.
"No sólo soy un socialista, sino también un demócrata y un republicano, en una
palabra partidario de toda la Revolución y, debajo de eso, un realista, es decir,
un amigo sincero de la verdad real."

Galería de retratos

Un entierro de pueblo

Naturalista, anti clásico, anti
romántico

La muerte como un hecho
cotidiano

Composición geométrica en el Entierro en Ornans.

El haberse atrevido a cuestionar la jerarquía de los géneros,
sorprendió a los críticos, para la mayoría de ellos, la pintura de
Courbet fue considerado como un arte «socialista». Las reacciones
fueron violentas: ¿Cómo es posible pintar gente tan horrible? se
preguntaba al público en un dibujo de Honoré Daumier. La crítica
describió los personajes como caricaturas despreciables inspirando
la repugnancia y provocando la risa. Según Delacroix: Esto ya no es
una fiesta para los ojos, sino que es el entierro del
romanticismo. Otros dijeron: ¡Oh, que gente más fea! ¡Cuando se
hacen así como serán... al menos tendrían que tener el derecho
de no ser pintados… Parece que su pincel se deleita en la
imitación sistemática de la naturaleza trivial y horrible, que sus
preferencias se dirigen a estas deformidades grotescas en toda
su fealdad. Étienne-Jean Delécluze comentó sobre esta obra: El
realismo es un sistema de pintura salvaje donde el arte es
envilecido y degradado. Llegó a hablarse de «inmoralidad» tanto
para el pintor como para su obra.

“El vagón de la tercera clase” de Honoré Daumier, 1864

”Las espigadoras” de Jean-François Millet, 1857.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful