Está en la página 1de 2

TRABAJO DE ZONA 1

Instrucciones generales:

1. ¿Por qué considera que es importante la cultura para el abordaje


psicoterapéutico?
La cultura es un cimiento importante para la individualización, cada persona debe
aprender habilidades dela cultura o enfrentara sentimientos de inadaptabilidad,
aumentando paulatinamente hasta sensación de aislamiento, si no logra establecer
relación directa con otros de su mismo contexto; por lo tanto es menester
terapéutico reconocer el contexto en el cual el individuo se desarrolla, para la mejor
adaptabilidad dentro de la terapia, dado que este proceso abarca un largo tiempo que
inicia durante toda la vida infantil y de la adolescencia en el que individuo
establece sus patrones de convivencia y principios individuales. Dentro de esta
perspectiva, se postula un:
“Enfoque sociocultural según este enfoque, los estereotipos constituyen
ideas propias de un determinado grupo o medio cultural y, por consiguiente,
son reflejo y expresión de ese ámbito social en el que surgen y progresan, en
otras palabras, los estereotipos son parte de una cultura o de una subcultura.
Los adquieren y utilizan otras ideas y valores, y con ello logran su identidad
con el grupo y expresan su identificación grupal” (Martín-Baro, 1990, p.
230-231).

Dentro de este concepto podemos inferir que para la mejor adaptabilidad de un


individuo es imprescindible el conocimiento externo como internamente del tipo de
cultura dentro de la cual el individuo haya permanecido durante su proceso de
desarrollo (geográfico, social, familiar, escolar, etc…) , para poder canalizar mejor
la premisa de la psicoterapia. Con este conocimiento el proceso de autoanálisis se
optimiza resultando una mejor transferencia, y así una mejor línea de
estandarización del sistema de psicoterapia a utilizar. Dado la importancia en el
desarrollo, podemos notar la brecha que surge para poder reestructurar el
pensamiento de estructuras nocivas para la personalidad de este individuo cuando
proceda a una transición de cambio de entorno, ya que un cambio en la
estructuración de este tendencia modifica la visión y los “atributos” personales
adquiridos para una mejor exteriorización y adaptación a las tendencias
individuales.

2. ¿Cuál es la relación entre el individuo y la cultura en el diario?


Durante el transcurso de la temporalidad de las cotidianidades podemos notar las
influencia intrínsecas de las estructuras impuestas por la cultura, como resultado
dentro del contexto nacional, podemos distinguir la desensibilización ante sucesos
impactantes que suceden dentro de las zonas de desarrollo personal y a la vez de
forma colectiva; también la hostilidad en la expresión personal frente a la sociedad,
que ha desencadenado un malestar social.
“Trataríase, pues, de un sentimiento de indisoluble comunión, de inseparable
pertenencia a la totalidad del mundo exterior. Debo confesar que para mí
esto tiene más bien el carácter de una penetración intelectual, acompañada,
naturalmente, de sobretonos afectivos, que por lo demás tampoco faltan en
otros actos cognoscitivos de análoga envergadura”.( Freud,1929,p.4)

Con esto podemos derivar la impactante influencia con la que la sociedad enreda la
individualidad de la personalidad y que oprime a la moral y los principios acarreados por
los antepasados que enseñaron estas acciones, como también la cultura religiosa y nacional
impuesta que repercute de forma ambivalente en el individuo. Fromm (1941) postula: “. La
religión y el nacionalismo, así como cualquier otra costumbre o creencia, por más que sean
absurdas o degradantes, siempre que logren unir al individuo con los demás constituyen
refugios contra lo que el hombre teme con mayor intensidad: el aislamiento(p.47). Por lo
que la cultura en su percepción general puede ser una forma de neurosis que tanto ayuda al
individuo también puede causarle un forma de anormalidad dentro de su personalidad, que
afecte los aspectos sociales, laborales, profesionales y obviamente socio-culturales. La
cotidianidad del individuo dentro de lo colectivo, involucra un cierto sacrificio de las
peculiaridades del pensamiento individual a ciertas tendencias, lo cual influye en la
desintegración del yo; ya que la relación principal de la cultura y sociedad recae en la
convivencia individual socialmente aceptada, pero esto limita la libertad individual a
cambio de una responsabilidad social, que incurre en la desvaloración ontológica del ser, y
solo limita las fronteras de autonomía de cada individuo que al mismo tiempo atrasa la
superación personal.

3. Cómo y porqué cambian los patrones culturales en el individuo?