Está en la página 1de 26

CAPITULO VII LAS FICHAS DE INVESTIGACIÓN

1. IMPORTANCIA

Hacer investigación es hacer fichas. Esto significa que su importancia es fun­ damental para el conocimiento científico, pues se encargan de recopilar de una manera sistemática la información necesaria existente, con respecto al tema de interés del investigador, y sobre dicha base trabajar. Por tanto, contiene material, cuyo conocimiento permite, la construcción y reconstrucción para la comprensión de un objeto, para interpretar una realidad pasada o nueva. Es decir, la investigación, esencialmente como creación de conocimiento de ninguna manera parte de la nada, sino se basa en el conocimiento existente hasta dicho momento, para usarlo y replantearlo.

La investigación, como creación de conocimiento, nomás se basa en una sistematización de la información existente sobre el tema que trabajamos. La labor, como primera cuestión, no simplemente es ordenar y estructurar el material existente, materializado en las fichas, sino en segunda instancia, criticarlo. Esto significa, replantear, destacar las ventajas y las debilidades, también los errores que se pueden observar. Por tanto, la labor de las fichas, no es transcribir la información, si bien lo propio es importante, sino trabajar simultáneamente y de manera creciente, en términos de cantidad y especial­ mente calidad, de las ideas propias y con fundamento que gradualmente sur­ gen en el proceso de recopilación.

Las fichas son sólo instrumentos de investigación, es decir medios que nos permiten el conocimiento de una realidad. Sin embargo, la cuestión no es lineal y directa, que teniendo las fichas se origina el trabajo crítico y de crea­ ción. Esto sólo depende del compromiso del investigador, que tiene interés e iniciativa, para valorar el material recopilado, y desarrollar la capacidad de sa­ ber usarlo, replantearlo, moviéndose en el mundo de lo conocido hasta dicho momento y plasmado en las fichas.

117

Manuel Jemio Vera

Ahora por supuesto, las fichas no sólo permiten moverse en el mundo de las cosas transcritas, escritas, sino también nos dirigen hacia el ámbito de la realidad concreta, las nuevas características históricas que constantemente asumen los objetos. Por tanto, la valoración de las fichas no puede limitarse al ámbito de la realidad escrita, graficada, sino avanzar hacia la observación de la nueva realidad, que asume características y formas siempre nuevas, como las nuevas cosas que podemos llegar a detectar en los fenómenos pasados. Por tanto, la valoración de la información proporcionada por las fichas, también se la hace, en relación con nuevos hechos y situaciones, que se pueden obser­ var en la realidad fáctica.

Por tanto, el trabajo de recopilación de información, en las fichas, se halla absolutamente asociada al descubrimiento y creación de nuevas ideas, con base en la contratación del material recopilado, pero también en con­ tratación con la realidad concreta, que discurre y se presenta al observador. Este trabajo es clave, pues lo propio nomás es una veta, para el conocimiento científico. Veta, pues es una fuente de riqueza intelectual, cuya explotación, trabajo, traslado, posibilita la acumulación de nuevos conocimientos a los cuales corresponde darles estructura y forma. Lo propio, siempre en la línea de captar la realidad objetiva, es decir, al objeto observado por el investigador y que tiene sus propias características, regularidades y comportamiento.

2. CONCEPTO.

Las fichas son instrumentos de acumulación de información de manera selectiva, sistemática, esquemática y creativa, planteadas de diferentes for­ mas y tipos, con respecto a un tema específico de investigación. Por tanto, en primera instancia, son instrumentos en cuanto sólo son medios utiliza­ dos por el investigador, de acuerdo a la experiencia, formación, memoria del interesado.

Por tanto, la ficha es un recurso personal, que si bien tiene característi­ cas generales, pero las mismas están nomás definidas por el investigador, que

118

Las Fichas de Investigación

genera dichos instrumentos de acuerdo a las necesidades que tiene, de datos, conceptos, gráficos, y la manera de presentar los contenidos, tamaño de letra, colores, clasificación de la información, entre otros aspectos. Estos aspectos particulares, corresponden a las maneras de trabajar de cada investigador, y la prioridad que asigna a los diversos contenidos, única forma de acceder al conocimiento y conseguir una elevada productividad

Como medios, posibilitan trabajar una determinada problemática presente en la bibliografía de diversa naturaleza, libros y periódicos; tema que se desenvuelve en un lugar específico, institución, barrio, región. Cuando la ficha como medio, no está adecuadamente diseñada, la información captada no colabora con buenos resultados a la comprensión de la problemática, hasta puede deformar la realidad. Por tanto, la ficha en lugar de ser un instrumento, puede convertirse en una tarea más, realizada por cumplir, o con el mero áni­ mo de tener algunas ideas ordenadas.

Es frecuente la preocupación en los estudiantes por las características generales de las fichas, sin considerar que esencialmente las mismas deben te­ ner elementos particulares que respondan a las necesidades que tienen. Cuando esto no sucede, las fichas son consideradas como una formalidad más, algo que cumplir, sin observar en las mismas el enorme potencial que tienen para cualifi­ car sustantivamente el rendimiento del estudiante en una investigación, estudio, exámenes. Lo propio, evidentemente sólo se consigue por la vocación del inte­ resado, la práctica, la necesidad propia y creada por el entorno intelectual.

Segundo, como instrumento de acumulación de información, signi­ fica que sirven a todo un proceso, desde el planteamiento de las ideas básicas, pasando por el análisis, la abstracción, el desarrollo de conceptos, para arribar a la síntesis, como captación coherente del objeto, en su esencia y relaciones exteriores. Por tanto, las fichas recopilan información, pero no como un mero acto de reunir, sino esencialmente avanzar a los planteamientos analíticos y abstractos. La acumulación finalmente se presenta cuando el investigador ad­ quiere destreza en el conocimiento del objeto, tiene la capacidad de crear, de­ cir algo más sobre la realidad trabajada.

Manuel Jemio Vera

son sólo recursos de acopio cir­

cunstancial de información, rindiendo dichos instrumentos a media máqui­ na. Sin embargo, son recursos que rinden plenamente, posibilitan la acumu­ lación de conocimientos, cuando el sujeto se identifica con las fichas, como medios indispensables de trabajo laboral, intelectual y hasta en la vida misma.

Ahora, en general es evidente, que

Tercero, las fichas tienen características selectivas, cuando contie­ nen información absolutamente seleccionada, en términos de extensión y contenido. En el primer caso, no pueden incorporarse palabras y contenidos innecesarios redundantes y repetitivos, que sólo ocupan un mayor espacio e implica una mayor inversión de tiempo. Por tanto, como instrumentos de investigación los contenidos deben plantearse en los espacios absolutamente adecuados.

La extensión de las fichas tiene un límite referencial, pasado el cual las mismas tienen falencias que requieren ser corregidas de diversas maneras, como mediante la lectura de comprensión. En general, el número de fichas no puede ser superior al 20 por ciento de la extensión de la obra leída, es decir, cuando aquélla tiene 100 páginas, el número de fichas no es más de 20. Lo propio es una referencia importante, un objetivo propuesto, pero en el ínterin, su número puede ser mayor o menor, dependiendo del investigador y la experiencia que tiene sobre el tema y en la actividad misma de elaboración de fichas.

El carácter selectivo de las fichas en términos de contenido, implica utilizar sólo las palabras pertinentes, aquellas que reflejen con claridad y pre­ cisión alguna problemática. Lo propio a su vez, significa potenciar el léxico del investigador, capturando en las fichas nuevos términos y derivaciones co­ rrespondientes al argot científico. Esto es fundamental, pues la reconstrucción de una realidad requiere nomás términos y relaciones que reflejen adecuada­ mente el pensamiento.

Cuarto, las fichas tienen un carácter sistemático, cuando constitu­ yen grupos, son lógicas y forman una unidad. El primer caso, se refiere a la

120

Las Fichas de Investigación

diferenciación de las fichas, por temas, actividades, conceptos trabajados. Lo propio posibilita ser analíticos, es decir separar las ideas para tratar cada una con profundidad. No hacer lo propio es quedarse en la superficie de las cosas, en la descripción de los hechos, carecer de un sistema en la recopilación de información.

Las fichas tienen un carácter lógico, cuando hay una secuencia en las mismas, un orden que permite captar adecuadamente la naturaleza del objeto. Lo propio se consigue, cuando el desarrollo de las ideas en las fichas permite reconstruir por partes y entre todas las fichas la realidad investigada, en sus componentes, relaciones y la globalidad.

Las fichas forman una unidad, cuando se hallan perfectamente conca­ tenadas, cuando cada parte no está aislada del resto, contrariamente se hallan interconectadas, permitiendo reproducir la problemática investigada. Fre­ cuentemente las fichas de contenido teórico se hallan desvinculadas de las cuantitativas, error que se reproduce en el informe de investigación.

Quinto, el carácter esquemático de las fichas se refiere al manejo de la información en el espacio. Es corriente realizar fichas a manera de cuaderno de apuntes, escribiendo de izquierda a derecha, diferenciando sólo los subtítu­ los y contenidos.

Cd

121

ame. 345

El capital, Karl Marx

Editorial Siglo XXI, México, 1978

La sociedad capitalista, se distingue por la producción de mercancías, como valor de uso

y

valor.

El

valor de uso, es la cualidad que tienen las mercancías para satisfacer determinado tipo

de necesidades, del estomago o culturales. Son resultado del trabajo concreto. Este se refiere a determinadas capacidades que tiene la fuerza de trabajo, orientadas a la consecución de un determinado tipo de objeto, para su venta y consumo.

El valor, representa el factor común que tienen todas las mercancías, ser producto del

trabajo humano en general. Por lo tanto, no se refiere al trabajo individual, sino al

121

Manuel Jemio Vera

Ahora, se trata de ubicar la información, por las características parti­ culares que tiene, en un lugar determinado en el papel, en la ficha. Los con­ tenidos ejes, fundamentales pueden ocupar gran parte del espacio, pues son la base para la comprensión del objeto de estudio. Los aspectos secundarios, referidos a los aspectos particulares del contenido general, exponerlos en dos tercios del espacio, es decir, en algo menos que los anteriores. Los comple­ mentarios y los gráficos entre otros, ubicarlos en espacios reducidos, o iden­ tificar un lugar, que puede ser una columna en la ficha, donde insertar dicha información.

X xxxxx

El capital, Karl Marx

xxxx

Xxxxxxx xxxxxxxxxxx

La mercancía

Valor de uso

La mercancía

Valor de uso

Valor de cambio

122

Cd

121

ame. 345

El capital, Karl Marx

Editorial Siglo XXI, México, 1978

Las Fichas de Investigación

Por tanto, el carácter esquemático de la ficha, hace que sea un instru­ mento valioso para el investigador, pues puede diferenciar ágilmente los con­ tenidos abstractos, particulares, gráficos y otros, por el lugar que ocupan en la ficha. Lo propio es fundamental, pues ahorra tiempo y colabora a la mente en la aprehensión diferenciada de los contenidos.

La ficha es creativa, pues es una elaboración propia del investigador en cada uno de sus características, de presentación, contenido y elaboración en general. Lo propio evidentemente no surge desde el primer instante, pues sólo el trabajo hace que las fichas adopten características personales, peculiares y novedosas, potenciando sustantivamente la labor de investigación.

Finalmente, las fichas son productos del trabajo de lectura y observa­ ción de la realidad tratada. En el primer caso, las características que adoptan las fichas, reflejan nomás la capacidad de lectura del investigador, de análisis, síntesis y abstracción, además de la memoria. En el segundo caso, expresan el grado de relación entre el investigador y la realidad concreta, pues son ins­ trumentos que no sólo recopilan información bibliográfica, sino también los hechos mismos que se desenvuelven en las calles, instituciones, movimientos sociales, entre otros, correspondientes al tema trabajado.

3. PARTES DE LAS FICHAS.

Las fichas en general tienen tres partes, ubicación, identificación y conteni­ do. La ubicación se refiere al lugar donde se halla la información, y el código que tiene, en caso de ser una fuente bibliográfica. Ilustrando puede ser biblio­ teca central, municipal, privada; y la signatura que tiene el texto, correspon­ diente a la clasificación numérica y literal de la información en la institución.

La parte de la ubicación en la ficha, es de fundamental importancia, pues posibilita tener la información precisa para retornar y trabajar la obra, una o varias veces. No incorporar dicha parte, puede suponer un costo de tiempo para volver a ubicar el texto, restando concentración y productividad en la labor intelectual.

123

Manuel Jemio Vera

UBICACIÓN

UBICACIÓN

IDENTIFICACIÓN

CONTENIDO

CONTENIDO

IDENTIFICACION

La ubicación, en general se la presenta en la esquina de una ficha, y con una superficie reducida. Puede estar en la parte superior o inferior de la ficha, dependiendo de las inclinaciones del investigador, buscando principal­ mente que dicha información sea captada ágilmente, y no se halla perdida en un lugar arbitrario.

La parte de la identificación de la ficha, se refiere a los generales de la obra que se trabaja, es decir, autor, título del libro, editorial, lugar y año de edición, traducción. Son elementos importantes, pues señalan el origen de las

124

Las Fichas de Investigación

ideas que sustentan la labor de investigación. Es el caso del autor, que ocupa un lugar en la sociedad y en el ámbito intelectual, por las corrientes filosóficas y políticas a las cuales se adscribe. El título, nomás es la síntesis abreviada de un trabajo, del cual provienen cada uno de los elementos que se trabajan.

Los elementos de la identificación que parecen secundarios, también son importantes. Es el caso del año de edición, que ubica las ideas en un deter­ minado momento y época cuando existe un determinado grado de desarrollo en general. Una cosa es un texto cuyo año de edición data de 50 años atrás, y otra es un año reciente. Tratándose de textos teóricos y filosóficos, los conte­ nidos pueden tener un gran alcance temporal, pues nomás son las bases del conocimiento y las ideas sobre la realidad. No sucede lo propio con obras de contenidos empíricos y abstracciones de menor grado, pues las mismas varían de una época a otra, cuyas conclusiones sólo pueden utilizarse de manera in­ dicativa, orientadora.

La identificación de una ficha, en general acompaña a la parte de la ubicación, ocupando por su contenido una mayor extensión. Se presenta en más de la mitad de la parte superior o inferior de la ficha, como encabezado o al pie del contenido.

La parte del contenido de una ficha, se refiere a las ideas desarrolladas por el autor de una obra y que son recopiladas por el investigador. Es la parte fundamental de una ficha, ocupando por tanto la mayor superficie, donde se halla la materia prima, los contenidos que serán trabajados, analizados, criti­ cados, comparados, considerados textualmente o de manera resumida por el investigador.

Una ficha tiene por contenido a ideas perfectamente delimitadas, es decir, no más de dos conceptos desarrollados, cuya extensión inclusive puede abarcar hasta dos y tres fichas. Cuando lo propio no se hace, significa que se trabajan contenidos descriptivos, con datos y hechos que pueden o no estar imbricados. Pasado un límite, las fichas dejan de ser tales, cuando tienen con­

125

Manuel Jemio Vera

tenidos amorfos, superficiales, contribuyendo muy poco al proceso de recopi­ lación sistemática de información y la investigación.

4. CLASIFICACIÓN DE LAS FICHAS.

Existen dos grandes tipos de fichas, las bibliográficas y de trabajo. Estas últimas a su vez, se subdividen en textuales, de resumen, mixtas, empí­ ricas, hemerográficas, de observación, de ideas propias, programáticas, entre las fundamentales.

4.1. FICHAS BIBLIOGRÁFICAS.

Las fichas bibliográficas, en general se realizan en primera instancia, pues para una investigación hay necesidad de conocer inicialmente el universo biblio­ gráfico existente con respeto a un tema perfectamente definido y las materias afines. Es la base para la generación de conocimientos, tener los títulos y los elementos que se desarrollan en las obras que interesan al investigador.

Cuando las fichas bibliográficas no se plantean, el inicio de la investi­ gación, el desarrollo del trabajo se halla limitado, pues no se tiene nociones medianamente sobre lo producido con respecto a un tema. No se conside­ ran fuentes y fundamentos, que son materiales base para trabajar, criticar, comparar, cuestionar, en suma construir y reconstruir sobre una determinada realidad.

Trabajar con las obras que uno encuentra circunstancialmente o por recomendación de un entendido, no hacen más que prolongar y hasta extra­ viar el desarrollo de un trabajo. El avance en la investigación puede demostrar la necesidad de mayores elementos, vacíos conceptuales, que demanden re­ plantear la exposición de las ideas, en el orden y método.

Disponiendo de las fuentes existentes sobre un tema, se plantea ade­ cuadamente la problemática, se define un orden de lectura, considerando los

126

Las Fichas de Investigación

contenidos abstractos, empíricos, mediadores, se prioriza la información. Lo propio coadyuva en la definición inicial de las ideas eje, y la formación básica del esquema de desarrollo a

La parte del contenido de una ficha bibliográfica, está formado por un conjunto de enunciados sobre los objetivos e ideas eje que se desarrollan en la obra, y que interesan al investigador. Son elementos que pueden ser extraídos de la introducción del libro, donde el autor presenta la obra. Asimismo, pue­ den captarse del índice del texto, donde están los capítulos y subtítulos que son desarrollados en la obra, copiando sólo aquellos acápites pertinentes para el trabajo.

En general la obra tiene características abstractas.

Tiene conceptos que requieren cierto grado de formación, por la complejidad de los mismos.

Las partes que interesa son: el valor, el valor de uso.

Por otro lado, el trabajo concreto, el trabajo

Xxxxxxxx

El capital.

Otra manera de plantear el contenido de una ficha bibliográfica, es sobre la base de una observación rápida del desarrollo de la obra. Lo propio, permite, dependiendo de la experiencia del lector, tener nociones sobre las características generales del libro, observando los contenidos que más desta­ quen, que pueden ser abstractos, empíricos y superficiales.

Finalmente en la parte del contenido de una ficha bibliográfica, se co­ locan de una manera enunciativa y esquemática, las características generales

127

Manuel Jemio Vera

de la obra, señaladas arriba. Lo propio, sólo sirve para fines de orientación, conocimiento de la bibliografía existente, para tener un orden de lectura. Las otras partes de la ficha, de ubicación e identificación tienen las mismas carac­ terísticas señaladas.

4.2 FICHAS RESUMEN.

La ficha resumen es producto del trabajo de lectura de comprensión de una obra, que permite la formación de una concepción sobre el contenido, plan­ teadas de acuerdo a la particular manera de escribir y exponer del que realiza la ficha. Son contenidos recopilados de una obra, presentados de acuerdo a las estructuras mentales y lingüísticas que se forma el lector sobre el texto que trabaja.

Hacer un resumen si bien es la actividad más corriente en el trabajo intelectual, sin embargo, bien planteada, posibilita aprehender la naturaleza de la obra leída, es decir, apropiarse del léxico, y del razonamiento existente en la obra. Por tanto, resumir, debe posibilitar potenciar el manejo apropiado de los términos, aumentar el número de las palabras manejadas. Asimismo, avanzar en la dialéctica del razonamiento personal, mediante el tratamiento de obras consumadas.

Hacer un resumen nomás está sujeto a un plan, es decir, desarrollar un conjunto de actividades que llevan al cumplimiento eficaz de un trabajo. La primera, es la lectura de una determinada extensión del contenido, que per­ mite formarse una idea más o menos coherente sobre una situación específica. Por tanto, no es conveniente resumir leyendo por líneas o párrafos, sino consi­ derar fundamentalmente que la idea leída, expuesta en una extensión variable, sea comprendida.

Una segunda actividad, es la selección de relaciones representativas para usarlas como bases para el desarrollo del resumen. En caso contrario, el trabajo corre el riesgo de ser muy general, poco riguroso en el tratamiento

128

Las Fichas de Investigación

de las ideas. Una tercera actividad, es la redacción, es decir, dar materia a los contenidos captados, mediante las palabras apropiadas y de una manera cohe­ rente.

Una cuarta actividad, está formada por las conclusiones propias, los resultados a los cuales arribamos luego de resumir un buen número de ideas. Esto, es importante, pues evita la dispersión de las ideas planteadas, y contri­ buye a la comprensión estructurada de los contenidos expuestos por el autor de la bibliografía tratada.

Una quinta actividad, es plantear las diferencias entre unas ideas y otras pertenecientes a otras obras. A su vez, comparar con contenidos pro­ venientes de otros autores, para el desarrollo de la capacidad crítica, ventajas, desventajas, potencialidades de las ideas tratadas.

Exponiendo gráficamente lo anotado:

UBICACIÓN

IDENTIFICACIÓN

RESUMEN

ESQUEMA DEL

RESUMEN

129

Manuel Jemio Vera

UBICACIÓN

IDENTIFICACIÓN

RESUMEN

CRITERIO PERSONAL SOBRE CONTENIDO CAPTADO EN EL RESUMEN

La ficha resumen tiene el riesgo de deformar la obra leída, cuando es inflexible el léxico, el razonamiento y hasta las inclinaciones del lector. La terminología de una obra, por supuesto no es corriente y tampoco general, contrariamente son palabras apropiadas, cuya sustitución por otras por muy semejantes que sean, lógicamente pueden deformar la idea. El razonamiento existente en un libro, de la misma forma tiene un sentido, que puede desfigu­ rarse por la simple intención de resumir, quitar ciertas partes, para captar de manera abreviada un objeto.

De la misma forma, las inclinaciones del lector en la realización de un resumen toman aquéllas con las cuales se identifica, y resta las otras partes en diferente grado. Lo propio, es un riesgo que presentan las fichas resumen, presentando en dicha situación, los contenidos en gran parte afines al lector. Esto, resta objetividad y puede encaminar sólo a la justificación de las ideas del autor de las fichas.

130

Las Fichas de Investigación

4.2.1. CLASIFICACIÓN.

Hay cuatro maneras de realizar las fichas resúmenes: como resumen en gene­ ral, sinóptico, extracto y epítome. Cada una es importante, dependiendo del grado de experiencia del investigador en el tema trabajado, y los requerimien­ tos que tiene con la realización del trabajo.

a. FICHA RESUMEN EN GENERAL.

El resumen es el trabajo que corrientemente es realizado, cuando el lector, plantea la información de acuerdo a la particular manera que tiene de com­ prender el texto, elaborando ideas con las palabras que mejor reflejan la obra trabajada. Tiene todas las características anotadas arriba, en las ventajas, des­ ventajas y limitaciones que tiene.

b. FICHA SINÓPTICO.

Plantea la información manejando esquemas, es decir, sólo los términos y re­ laciones representativos de las ideas, construyendo con las mismos estructu­ ras conceptuales perfectamente relacionadas. En este caso, por tanto no hay desarrollos, pues el contenido en gran parte se plantea de manera abreviada, utilizando conexiones, símbolos y palabras representativas, en suma sólo ca­ tegorías y relaciones.

Ilustrando la ficha sinóptica:

Estructura del

empleo

xxxxx

.

~ Servicios

 

Empleo

Construcción

 

Industria

J t Estructural

 

Desempleo

^

Coyuntural

yyyyy

131

Manuel Jemlo Vera

La ficha resumen sinóptica presenta las ideas de manera clasificada, unas serán fundamentales, otras secundarias y finalmente las complementa­ rias. Dichos contenidos se distinguen- por el lugar que ocupan, pues las pri­ meras se presentan en una primera columna, como los factores centrales, y las siguientes en las otras columnas, como las ideas derivadas, formando conse­ cuentemente, un árbol de ideas. Por tanto, parte de la lógica del sinóptico, se halla en los lugares precisos que ocupan las relaciones por su importancia.

c. FICHA EXTRACTO.

El extracto en la ficha resumen, implica tomar sólo los contenidos que tienen la capacidad de condensar la esencia del desarrollo. Se consideran las ideas centrales de la obra leída, las relaciones fundamentales para la estructuración de la investigación, y que permitirán derivar una multiplicidad de relaciones, orientar la captación del resto de la información y la recopilación de los he­ chos referidos al tema trabajado.

La elaboración de los extractos, supone cierto grado de madurez en el lector, pues sólo se pueden distinguir y plantear las ideas eje, en cuanto se tiene una captación global de la problemática trabajada Pues se trata de hacer un planteamiento sintético, sobre los ejes teóricos de la obra y las principales maneras de presentación y formas que asume en la realidad concreta, históri­ ca e institucional.

d. FICHA EPÍTOME

La ficha epítome, conserva el tono, organización y sentido que tiene el de­ sarrollo de una obra. Es una particular manera de resumir, donde se busca no alterar de manera importante la sintaxis de la obra, la manera que tiene de exponer las ideas el autor, las características peculiares que muestran los escritores en las obras que presentan

Su importancia está dada, pues el lector, se esfuerza en seguir el pensa­ miento, las palabras del autor, y la estructuración de las mismas, posibilitando

132

Las Fichas de Investigación

un trabajo riguroso; cosa que eleva el razonamiento, la expresión escrita y oral del investigador.

4.3. FICHA TEXTUAL.

La ficha textual es la copia fiel al original, es transcribir cada una de las ca­ racterísticas de la obra leída. Es importante, pues proporciona contenidos demostrados, a lo largo de todo un trabajo, presentados en las palabras y sentido dados por el autor de un libro. Son utilizadas como fundamentos por el investigador, no sólo cuando transcribe parte de un texto, sino cuando cita al autor de dicho contenido.

Las características de un contenido textual son: las comillas, parén­ tesis, puntos suspensivos, citas. Las primeras, son colocadas al principio y al final de un contenido, “ yyyyyyyyyyyyyxxxxzzzzzzzzz ”, e indican que lo ex­ puesto entre las comillas es copiado de una obra considerada en el trabajo. Cuando lo propio no se hace, se comete plagio, considerar las ideas planteadas como propias. Lo propio fácilmente se reconoce en caso de los estudiantes, cuando dichas partes no coinciden con la lógica del conjunto del trabajo, son extrañas al conjunto.

C "ccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccc xxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxx"

D "dddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddd

ddddddddd

UBICACIÓN

yyyyyyyyy

y yyyyyyyyyyyyyyy"

IDENTIFICACIÓN

133

Manuel Jemio Vera

, señalan que dicha parte del texto no se

copió. Esto significa, que si bien un contenido textual es una copia, pero ciertas partes pueden excluirse, por considerarlas redundantes en la obra que trabaja el investigador, ó con el objetivo de abreviar la extensión del contenido.

Los puntos suspensivos

Los paréntesis, (zzzzyyyyyyyyxxxxxxxx) encierran contenidos que no

corresponden a la obra considerada y son colocados cortando un texto copia­

Lo planteado al interior de los paréntesis

tiene por función primero, proporcionar mayor claridad al desarrollo del tex­ to, dado que algunas partes de la obra considerada son excluidas. Por tanto, el investigador incorpora contenidos con diverso grado de extensión, para pre­ sentar de una manera comprensible el texto copiado, sin romper la secuencia.

do, “

( zzzzyyyyyyyxxxxxxxx)

Segundo, los paréntesis tienen fines de corrección, pues es posible que algunas partes de la obra trabajada, términos, frases, no se hallen correcta­ mente transcritos.

Tercero, se incorporan signos, correspondientes a la época actual, en lugar de otros antiguos, dado que el sistema de signos utilizado por el lenguaje experimenta cambios cada cierto período de tiempo. Cuarto, cuando se trata de traducciones el investigador considera retraducir ciertas partes.

El manejo de paréntesis, con los fines anotados es corriente en el análi­ sis de obras científicas clásicas, de amplia difusión, cuando justamente se trata de profundizar dichos contenidos, completar ideas que se consideran parcial­ mente desarrolladas. Es el caso de la producción de Karl Marx, que como se sabe no alcanzó a revisar toda su producción con respecto a El Capital, y sólo dejó borradores. Engels, compañero intelectual, se encargó de publicar la obra completa, utilizando los borradores, señalando que ciertas partes son introducidas por él, dada la calidad de la letra de Marx, o por dificultades en la estructuración de la exposición.

Las citas, son las llamadas introducidas por el investigador al final de los textos copiados. Son símbolos numerales o literales, en general encerrados

134

Las Fichas de Investigación

entre paréntesis, (1), (2), (3),

ordenar el número de contenidos copiados y fundamentalmente dar mayo­ res referencias sobre dichos contenidos al pie de la página, en el informe de investigación. Por tanto, al pie de la página del informe de investigación, se señalan de manera aparte, aspectos de identificación del contenido copiado, autor, título, entre otros. También, pueden desarrollarse en mayor grado las copias, criticarlas y compararlas.

, que tienen por función

o (a), (b), (c),

C "ccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccc

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxx xxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxx" (1)

D dddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddd

ddddddddd

yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy

"yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy"(2)

yyyyyyyyy

y yyyyyyyyyyyyyyy

y

emmmmmmmmmmmn

gggggggggggggggg (3)

Por otro lado, las citas también pueden colocarse al final de determi­

nados contenidos, que no son copias. Su función es señalar al pie de la página,

el origen de dichas ideas, las bases cognoscitivas correspondientes a determi­

nado autor, sobre las que se estructuró la exposición.

Otra manera de plantear las citas, de contenidos copiados, es señalar autor y año de edición entre paréntesis, así: (Vega A, 1976) y también (Vega A, 1976, Pág. 28). Lo propio evita colocar pies de página, pero es necesario introducir referencias al final del capítulo, donde se colocan además del autor

y el año de edición citados, otros aspectos de identificación, editorial, título, numero de páginas, entre otros.

4.4. FICHAS HEMEROGRÁFICAS.

Las fichas hemerográficas tienen contenidos extraídos de revistas, periódicos, publicaciones diarias, semanales, quincenales, de diversos orígenes, institu-

135

Manuel Jemio Vera

dónales, sindicales, científicos, comerciales, entre otros. Son de primera im­ portancia, pues expresan en general lo ocurrido en determinado momento, que puede ser un hecho cotidiano, un-avance científico o descubrimiento que se presenta, la convocatoria o posición que adoptan los grupos sociales frente a los acontecimientos.

En la investigación sobre una determinada realidad, si bien lo abstrac­ to es lo básico, el punto de inicio para el conocimiento científico; para ser completo, requiere necesariamente de datos, hechos que suceden permanen­ temente. Este material inserto en el trabajo, proporciona concreción a la in­ vestigación, y a su vez, cuando es sistematizado, nomás es la manera en la cual se presentan las abstracciones, como el trabajo, la plusvalía, la dependencia, el subdesarrollo, que pueden ser observados en un grupo social, una fábrica, una movilización, un vecindario.

4.5. FICHAS ESTADÍSTICAS.

Las fichas estadísticas tienen contenidos cuantitativos, numéricos en sus di­ ferentes formas, tasas, porcentajes, valores absolutos, cuadros, barras y tortas. Su planteamiento para que sean instrumentos de investigación, generación de conocimiento, tiene las siguientes características: El título, el contenido esta­ dístico mismo y un análisis breve.

El título sintetiza el contenido expuesto, y en general tiene caracterís­ ticas concretas. En el primer caso, expone las relaciones fundamentales trata­ das, y en el segundo, utiliza en general términos como, población analfabeta según edad, evolución del Producto Interno Bruto según año, tasas de rendi­ miento según empresas.

Al pie del contenido estadístico, se plantea la fuente, es decir, el origen de la información, que proviene de libros, revistas, periódicos, instituciones, sin embargo, también pueden ser elaboraciones propias.

136

n

r

Las Fichas de Investigación

EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN EN BOLIVIA SEGUN ANOS

C

n

r

o

r

r

r

r

n

r

C

r

C

f

AÑOS

1950

1960

1970

1980

1990

POBLACIÓN

Fuente: INE, 1999, La Paz - Bolivia

UBICACIÓN

IDENTIFICACIÓN

Luego del cuerpo de la presentación estadística, es conveniente reali-

zar breves análisis, es decir, destacar los datos sobresalientes, que pueden ser los de mayor magnitud, los menores o lo que en general se presentan, la regu-

laridad del fenómeno. Luego, con base en la observación de la evolución por años de los datos, plantear las tendencias que experimenta el fenómeno, que

es una manera de descubrir las leyes estadísticas de la problemática trabajada.

El análisis personal realizada al pie del cuerpo estadístico, no es una

actividad de forma, contrariamente se busca desarrollar la capacidad de com- prensión empírica del objeto trabajado.

Las fichas estadísticas son de fundamental importancia, pues permi-

^

f

ten medir la realidad, que no sólo puede mostrarse como general. Con la in-

troducción de elementos empíricos se evita caer en contenidos meramente abstractos, que pueden en determinado momento alejarse de una realidad

137

Manuel Jemio Vera

fáctica, que cambia en diverso grado, de acuerdo a la evolución social, las ca­ racterísticas que tiende a asumir la formación social y las experiencias especí­ ficas en cada situación.

4.6. FICHAS DE IDEAS PROPIAS.

Las fichas de ideas propias contienen las observaciones personales, propias del investigador sean abstractas o empíricas con respecto al tema trabajado. Son los resultados a los cuales arriba paulatinamente el investigador, demostrando la capacidad adquirida para hacer elaboraciones propias y creativas, descu­ brimientos y aportes al conocimiento científico sobre un objeto.

Son contenidos, que reflejan el acercamiento del investigador al ob­ jeto que se desenvuelve en un determinado lugar y espacio. Corresponden nomás al interés y grado de acuciosidad del intelectual, que captura hechos de manera sistemática y que son objeto de su interés. Son aspectos, que permiten aprehender mejor la realidad trabajada, manejarla y dominarla.

Las fichas de ideas propias, son elaboradas periódicamente, pues luego del trabajo de lectura y observación, y hasta simultáneamente se crean condi­ ciones para la generación de conocimiento, es la labor creativa. Todo depende del grado de acuciosidad, concentración y compromiso del investigador para desarrollar el conocimiento sobre un objeto.

Los ideas creativas del investigador se presentan en diversos momen­ tos, en el trabajo de biblioteca, durante la meditación sobre el tema, cuando se comparte la problemática, o mientras se observa el objeto, tal como se desen­ vuelve en la realidad concreta, entre otras situaciones.

Los contenidos pueden ser desarrollos en diverso grado sobre uno o varios conceptos. También pueden tomar formas de esquemas, sinópticos, ideas parcialmente planteadas, pero bases, sobre los cuales construir la com­ prensión de la realidad.

138

Las Fichas de Investigación

Las fichas de ideas propias son fundamentales, pues investigación sig­ nifica esencialmente aporte, generación de conocimiento, por muy reducido que sea dicho trabajo. Asimismo el aporte personal, institucional o de grupo, nomás es un paso más en el tratamiento de la realidad, un mayor nivel alcan­ zado, o un análisis de un tema a partir ángulos diferentes.

5. ASPECTOS FORMALES DE LAS FICHAS.

Los aspectos formales de las fichas se refieren a la presentación que tienen, que no son secundarios, contrariamente hasta pueden definir la evolución del trabajo, pues en cuanto no se disponen de instrumentos adecuados, como las fichas, para exponer el material recopilado, frenan la comprensión, tratamien­ to y generación de conocimientos. Lo formal implica unamultiplicidad de ele­ mentos, como la letra, manejo de colores, disposición de la información en la ficha, orden, calidad del material, ficheros, entre otros.

Los aspectos formales si bien pueden estar dados, pero también pro­ vienen de la creación, destrezas y necesidades del investigador. Son caracte­ rísticas que surgen del trabajo mismo, de las dificultades y soluciones plantea­ das en la recopilación de la información y construcción de la investigación.

La letra tiene que ser absolutamente legible, para captar rápidamente la información escrita. Lo propio, es apoyado por diferentes tamaños de letra, diferenciando corrientemente los títulos, los subtítulos y el contenido, pero además colocando en mayúsculas o un tamaño de letra diferente, para deter­ minados términos significativos en el desarrollo.

La exposición de ciertas palabras y relaciones mediante abreviaciones es importante, dado que la realización de las fichas en determinadas situacio­ nes debe ser simplificada. Para dichas abreviaciones, corresponde manejar las generalmente aceptadas, pero también, en cuanto las fichas son instru­ mentos personales, utilizar signos propios o un sistema simbólico personal para expresar determinadas categorías.

139

Manuel Jemio Vera

CONTENIDO

UBICACIÓN

CONTENIDO

IDENTIFICACIÓN

IDENTIFICACIÓN

TEORÍA

>

o

V/l

H

n >

El manejo de colores es importante en la exposición del contenido, con el objeto de diferenciar el material, los subtítulos y las categorías. El in­ vestigador puede definir un sistema de colores, donde cada uno tenga un par­ ticular significado, como el rojo para las relaciones importantes, el negro para la exposición general, el azul para los aspectos secundarios, además de otros colores con significados definidos.

140

Las Fichas de Investigación

Los colores, se utilizan también para destacar determinados conteni­ dos, mediante el subrayado, manejo de símbolos en los márgenes de la ficha, entre otras actividades. Son aspectos que también corresponden a la creativi­ dad del investigador, la memoria que tiene y las inclinaciones personales.

La disposición de la información en la ficha es fundamental, pues no sólo se trata de colocar el contenido, también ubicar el mismo, de acuerdo a la importancia que tiene, el tipo de información como fechas, años, datos, nom­ bres, análisis personal, comparaciones. El investigador debe definir un sistema de ubicación de la información en la ficha, considerando las características del tema entre otros aspectos.

El orden en las fichas se refiere a las series y secuencia que deben for­ mar las mismas, corrientemente de manera numérica, literal o manejando otros códigos. Lo propio, coadyuva para el manejo de las fichas en diversas situaciones, para estudio, comparación, mejoras, armado y rearmado.

Las fichas pueden ser ordenadas de manera separada, una secuencia para las textuales, otra para los resúmenes y de la misma forma para las esta­ dísticas, ideas propias. Lo propio queda explicado por la naturaleza de la in­ vestigación, donde la recopilación de la información no es una actividad que concluye algún momento, contrariamente es una acción permanente, que no debe estar limitado por un orden cerrado.

Corrientemente se utilizan las pestañas, que son partes que sobresalen de la ficha, a manera de ranuras. En dicha parte, se incorporan elementos que permiten distinguir unas fichas de otras, por temas, categorías, ideas y otras maneras de clasificación de la información definidas por el investigador.

La calidad del material utilizado en las fichas debe permitir que sean presentables, manejables y disponibles. En el primer caso, coadyuven para la realización de un trabajo atractivo, motivador para el investigador. Se reco­ mienda hojas blancas o en colores claros para sistematizar la información.

141

Manuel Jemio Vera

Segundo, las fichas deben ser manejables, es decir, para estudiarlas, mejorarlas, transportarlas, utilizables en la exposición oral y la redacción del trabajo. Para lo propio, se recomienda material consistente, que no se dañe fácilmente, ni sea demasiado grueso, que supone un peso innecesario. Por tanto, se excluyen el papel de seda y la cartulina, y más bien se utilice material de consistencia mediana.

Tercero, el material de las fichas debe ser disponible, es decir accesi­ ble en términos económicos y fuentes de aprovisionamiento. Por tanto, no es conveniente manejar material que algún momento puede agotarse en el mer­ cado; o ser caro para el investigador, que ya tiene una cuenta subida sólo por la bibliografía que debe comprar y el tiempo que dispone. Dado lo propio, es recomendable no complicarse con material comercial, contrariamente sim­ plificar esfuerzos.

Los ficheros son recursos que contienen el material de manera clasifi­ cada y a su vez, permiten manejar las fichas para las diversas necesidades. Por tanto, pueden ser carpetas, sobres, muebles entre otros, cada uno, de acuerdo a la creatividad y necesidades del investigador.

142