Está en la página 1de 258

O

R E V I S TA L A B O R A L N ° 3
c
t ubre
AGOSTO 2017 L A PA Z - B O L I V I A

Conjura: Cómo actuó la CIA


contra la guerrilla del Che
en Bolivia

1997: El día que rescataron


los restos del Che Guevara

Análisis: La guerrilla de
Ñancahuazú, según el Che

A 50 años de la presencia del


Che en Bolivia
a
v ib id
at
oh
en
Pr
su
“Para recordar a nuestros antepasados por su
intermedio señor presidente del Congreso
Nacional, pido un minuto de silencio para
Manco Inca, Túpac Katari, Túpac Amaru,
Bartolina Sisa, Zárate Villca, Apiaguaiki Tumpa,
Andrés Ibáñez, Che Guevara, Marcelo Quiroga
Santa Cruz, Luis Espinal, a muchos de mis
hermanos caídos, cocaleros de la zona del
trópico de Cochabamba, por los hermanos
caídos en la defensa de la dignidad del pueblo
alteño, de los mineros, de miles, de millones de
seres humanos que han caído en toda América.
Por ellos, presidente, pido un minuto de silencio.
¡Gloria a los mártires por la liberación!”

Extracto del discurso del Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, en el


acto de asunción al mando presidencial el 22 de enero de 2006.
Mural ubicado en la embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Bolivia.
CHE
O c
t ubre
Revista Laboral Nro. 3

La Paz, agosto 2017


O cu b r e
t

Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social


Estado Plurinacional de Bolivia
Los derechos morales de las obras contenidas en la presente revista pertenecen a los autores,
herederos, causahabientes y/o cesionarios, según sea el caso.

DISTRIBUCIÓN GRATUITA

www.mintrabajo.gob.bo
La Paz, agosto de 2017
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

ÍNDICE
Introducción................................................................................... 9
Ernesto Che Guevara, patrimonio de América Latina................ 10
Ernesto Che Guevara,
hombre de ideas y de acción (Víctor Pérez Galdós).................... 12
Carta de despedida del Che a Fidel Castro.................................. 18
¡ Sangre de minero... Semilla de guerrillero!............................... 22
Historia viva a 47 años de las guerrillas del Che en Bolivia....... 24
La campaña guerrillera del Che
fue precedida por masacres de mineros...................................... 28
Derramaron generosamente su sangre
junto al Che por Bolivia y su liberación....................................... 30
1953: el paso de Ernesto Guevara por Bolivia............................. 40
Bolivia (Carlos Calica Ferrer)......................................................... 42
Un quijote en Bolivia..................................................................... 64
Bolivia, comienzo y fin
de la ruta trashumante del Che (Carlos Soria Galvarro)............. 66
Una selfie en el hotel Copacabana
(Raúl Reyes & Javier Larraín, La Época)....................................... 72
El valor del ejemplo (Adys Cupull y Froilán González)............... 78
Avatares de la guerrilla de Ñancahuazú...................................... 84
Tras las huellas de los guerreros de Ñancahuazú. Entrevista
con Carlos Soria Galvarro (Rider Mollinedo, La Época).............. 86
La ruta del Che en Bolivia............................................................. 94
La guerrilla de Ñancahuazú, según el Che.................................. 96
Pueblo de Bolivia, pueblos de América.
proclama del Che para Bolivia...................................................... 110
¿A qué vienes? la pregunta que flotaba hace 50 años al
llegar el Che a Bolivia (Elisa Medrano Cruz, La Razón)............. 114
La respuesta de mineros, estudiantes y otros sectores
(Rodolfo Saldaña).......................................................................... 120
O cu b r e
t

Relatos inéditos de prisioneros de la guerrilla del Che


(Erick Ortega, Informe La Razón)................................................. 124
Como actuó la CIA contra la guerrilla del Che Guevara
en Bolivia (Carlos Morales Peña, El Deber).................................. 132
Legado de consecuencia revolucionaria..................................... 140
Una muerte innoble (Federico Arana Serrudo)........................... 142
Fotografiando un Cristo.
Entrevista con Freddy Alborta (Leandro Katz)............................ 150
Piedras y espinas
en las arenas de Ñancaguazú (Eusebio Tapia Aruni).................. 160
Los caídos de uno y otro lado (Carlos Soria Galvarro)................ 168
Las pertenencias del comandante fueron
repartidas entre militares (Informe La Razón)............................ 172
Pan comido (Rubén Vargas).......................................................... 176
Hasta siempre comandante (Fidel Castro Ruz)........................... 182
El día que rescataron los restos del Che
(Richar Centeno, Portal Perú)....................................................... 194
Guerrillero heroico, la foto más difundida
de todos los tiempos (Jorge González, El Nacional).................. 198
Miradas Bolivianas........................................................................ 202
Un llamado a la conciencia (Renato Prada)................................. 204
Los objetivos de la guerrilla tienen ahora
mayor vigencia que antes (Juan Lechín Oquendo)..................... 207
Utopía inconclusa (Erick Torrico Villanueva)............................... 212
Che, símbolo de la revolución (Hugo Moldiz)............................. 216
Una postura ante la vida (Lupe Cajías)........................................ 222
El Che en el Churo (René Zavaleta Mercado)............................... 224
El Che, presente y ausente en la
revolución boliviana (Hugo Moldiz, La Época)............................ 236
El pensamiento del Che Guevara y su paso por Bolivia
(Edgar Ramírez Santiesteban)......................................................242
“El Che es una perenne pedagogía revolucionaria”
(Evo Morales Ayma).......................................................................248
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Ñancahuazú, Ñacahuasú o Ñancaguazú es un río amazónico de montaña


temporario, afluente directo del río Grande, ubicado en la zona sudeste de
Bolivia, en el departamento de Santa Cruz. El río da su nombre a la región
selvática que le rodea y al emplazamiento donde se instaló la guerrilla coman-
dada por Ernesto Che Guevara en Bolivia entre 1966 y 1967. La zona es un
paraje inmemorialmente poblado por una reducida rama de la cultura guara-
ní. El significado etimológico de la palabra Ñancahuazú proviene de las voces
guaraníes ñaca = grande y huasu = quebrada. El Ministerio de Trabajo, Empleo
y Previsión Social decidió respetar los apelativos que utilizan los autores de
los diferentes documentos que componen esta revista para designar a la base
guerrillera.
O cu b r e
t
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Presentación
El Che boliviano

El comandante Ernesto “Che” Guevara fue asesinado el 9 de octubre de 1967, hace


50 años; tiempo oportuno para vivificar su pensamiento y acción revolucionarios
en momentos en que América Latina resiste ataques de la bestia imperial a la que
combatió hasta morir con gloria.
Che suma la lista de los mártires que con sus luchas de liberación nacional nos
permitieron constituir el gobierno de la revolución democrática y cultural y construir
el Estado unitario social de derecho plurinacional comunitario con el liderazgo del
presidente Evo Morales Ayma y la acción política del pueblo boliviano.
“Hay que seguir recuperando su lucha –opinó el presidente Evo- hay que seguir
recuperando su ideales, hay que seguir recuperando esos grandes valores que nos
dejó el ‘Che’ Guevara”.
La revista Octubre, editada por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social,
quiere dejar el mejor testimonio de cuanto se escribió sobre la vida, obra y muerte del
Comandante de América en Ñancahuazú ocurrida el 9 de octubre de 1967. Se trata de
un modesto pero sincero aporte a la memoria colectiva y justo homenaje póstumo al
sueño del nuevo hombre.
Las páginas ofrecen al lector un variopinto de títulos y enfoques políticos, militares y
periodísticos que nos permiten trasportarnos en el tiempo y ubicarnos en el centro
mismo del movimiento guerrillero y sus protagonistas, y que hoy parecen cobrar
vigencia más que nunca por la ofensiva desatada por el imperio contra los pueblos
de América Latina, contra sus líderes de la talla de Hugo Chávez, Evo Morales Ayma,
Cristina Fernández, Rafael Correa, Ignacio de Lula, Ernesto Kichner, Dilma Rousseff,
Fernando Lugo, José Mujica, Daniel Ortega y Fidel Castro, entre otros.
La valiosa literatura política aquí ofrecida bien puede ayudarnos a construir un perfil
de un Che Boliviano, de un Che latinoamericano y un Che universal. Así reafirma su
pensamiento luz: “Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo...
En cualquier lugar donde nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ese
nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda
para empuñar nuestras armas (Mensaje a la Tricontinental, 1966)”.

Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social


Gobierno de la Revolución Democrática y Cultural
Estado Plurinacional de Bolivia

La Paz, agosto de 2017

9
10
ERNESTO CHE
GUEVARA,
PATRIMONIO DE
AMÉRICA LATINA

11
O cu b r e
t

ERNESTO CHE
GUEVARA
HOMBRE DE IDEAS
Y DE ACCIÓN
Víctor Pérez Galdós

12
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

A l hacer referen-
cia a las cualidades de Ernes-
to Che Guevara, el máximo
dirigente de la Revolución
Yuro, en Bolivia. Al ser herido y
quedar su arma inutilizada fue
capturado y trasladado hasta
la escuelita de la Higuera, una
Nació en la ciudad de Rosa-
rio, Argentina, en el año 1928.
Con el decursar de su exis-
tencia decidió estudiar me-
Cubana Fidel Castro, señaló pequeña localidad ubicada en dicina pero ya desde su eta-
en la velada solemne que se el municipio de Pucará al sur pa de estudiante en un gran
efectuó en la Plaza de la Re- de la provincia de Vallegrande recorrido que hiciera junto
volución “José Martí”, en La en el departamento de Santa a su amigo Alberto Granado
Habana el 18 de octubre de Cruz. Allí fue vilmente asesina- por varios países de América
1967 en homenaje al Gue- do al día siguiente. Latina, comprendió que más
rrillero Heroico: “Porque Che allá de las enfermedades que
reunía, en su extraordinaria Se trató así de hacer desapa- podían afectar a las personas,
personalidad, virtudes que recer su ejemplo y sus prin- había un mal mayor que las-
rara vez aparecen juntas. Él cipios pero como expresa- traba la vida de los pueblos y
descolló como hombre de ac- rá posteriormente el poeta agobiaba la existencia de mi-
ción insuperable, pero Che no cubano Nicolás Guillén: “no llones de hombres y mujeres,
sólo era un hombre de acción porque hubiese caído su luz es de modo muy especial los
insuperable: Che era un hom- menos alta”. que resultaban explotados y
bre de pensamiento profundo, padecían la miseria, el anal-
de inteligencia visionaria, un En las fechas anteriormente fabetismo, la insalubridad y la
hombre de profunda cultura. citadas, el Che Guevara creció ignorancia.
Es decir que reunía en su per- en dimensión histórica al ha-
sona al hombre de ideas y al ber hecho realidad, una vez Con respecto a ello llegó a
hombre de acción”. más, lo que proclamará en la afirmar, ya convertido en un
carta de despedida que le es- prestigioso dirigente de la
Diez días antes, el Che Gue- cribiera a sus hijos, es decir la Revolución Cubana, en agos-
vara había librado su último de ser un hombre que actúa to de 1960 cuando les habló
combate, desde el punto de como piensa y leal a sus con- a un numeroso grupo de
vista físico, en la quebrada del vicciones. médicos cubanos en la sede

13
O cu b r e
t
del Ministerio de formó parte de los
Salud Pública, en 82 expedicionarios
La Habana: “Y em- que bajo la direc-
pecé a ver que ha- ción de Fidel Castro
bía cosas que, en viajaron hacia Cuba
aquel momento, en el pequeño yate
me parecieron casi Granma y desem-
tan importantes barcaron por la
como ser un inves- costa sur de la zona
tigador famoso o oriental el 2 de di-
como hacer algún ciembre de 1956.
aporte substancial
a la ciencia médica; Tres días después
y era ayudar a esa los expediciona-
gente”. rios sufrieron el
ataque sorpresivo
El joven Guevara de las fuerzas de
comprendió que la tiranía en la zona
para resolver esos problemas manifiesto su disposición de de Alegría de Pío, lo que pro-
era necesario la existencia de empuñar las armas para re- vocó su dispersión. Sólo un
una revolución. peler a los agresores. pequeño grupo pudo eludir
En 1953, tras graduarse de la persecución y reagruparse
médico decidió iniciar otro Poco tiempo después tuvo con Fidel en el transcurso de
viaje por América Latina con que trasladarse hacia México los siguientes días en la Sierra
la intención de dirigirse hacia y fue en dicho país donde se Maestra, entre los que se en-
la capital venezolana para re- reencontró en forma casual contraba el Che.
encontrarse con su amigo Al- con Antonio “Ñico” López,
berto Granado. quien había participado en Con el decursar de poco tiem-
Más cuando se hallaba en las acciones del 26 de julio de po, el Che evidenció, más allá
Ecuador, declinó seguir hacia 1953 en Cuba, y que él había de sus funciones como mé-
Venezuela y entonces decidió conocido en Guatemala. dico, sus cualidades como
trasladarse hacia Guatemala combatiente y fue el primero
interesado por conocer de A través de Ñico pudo rela- de los integrantes de la tropa
modo directo lo que sucedía cionarse con Fidel Castro y rebelde a quien Fidel le confi-
en ese país centroamericano vincularse al grupo de cuba- rió el grado de Comandante.
donde había un gobierno nos que se preparaban en
progresista encabezado por una finca cercana a la capi- Durante los dos años de lucha
Jacobo Arbenz. tal mexicana con el objetivo revolucionaria fue capaz de
después de trasladarse hacia cumplir misiones complejas
En Guatemala, a mediados de Cuba para reanudar la lucha como la de conducir en forma
1954, tuvo una vivencia sin- contra la dictadura militar exitosa una columna desde
gular, ya que fue testigo de reaccionaria existente en el la Sierra Maestra hasta las zo-
cómo elementos reacciona- país. nas montañosas de la provin-
rios con apoyo internacional cia de Las Villas, e incluso en
desataron una agresión que Fue así como él, ya identifi- ese territorio dirigir batallas y
provocó el derrocamiento de cado como Che Guevara, por combates y también realizar
Arbenz. Incluso, él puso de su procedencia argentina, una gran labor política.

14
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Desde 1959, posterior a la combatió en defensa de la día, enfatizó: “Que si me llega


victoria revolucionaria, el Che causa de los pueblos. la hora definitiva bajo otros
Guevara sobresalió como un cielos, mi último pensamiento,
gran dirigente de la Revolu- En abril de 1965 decidió salir será para este pueblo y espe-
ción. Desempeñó varias e im- de Cuba para seguir dando su cialmente para ti”.
portantes responsabilidades, contribución a la lucha revo-
tales como Jefe del Departa- lucionaria de otros pueblos. Durante varios meses estuvo
mento de Industrialización en Congo Leopoldville y des-
del Instituto Nacional de Re- En carta de despedida dirigi- pués en noviembre de 1966,
forma Agraria, Presidente del da a Fidel Castro, que se hizo tras una estancia primero en
Banco Nacional de Cuba, Mi- pública el 3 de octubre de Praga y después en Cuba, sin
nistro de Industrias, así como ese año, cuando éste expli- hacerse pública su llegada,
miembro de la Dirección Na- có a que se debía la ausencia en ninguno de los dos casos,
cional de las Organizaciones del nombre del Che entre los se trasladó a Bolivia.
Revolucionarias Integradas y miembros del Comité Cen-
del Partido Unido de la Revo- tral del Partido Comunista de El 7 de noviembre de ese año
lución Socialista de Cuba. Cuba que se habían elegido comenzó a escribir su diario
Pero sobre todo se ganó un en una gran asamblea parti- en el que fue reflejando vi-
gran prestigio por su mane- dista efectuada en La Habana, vencias, comentarios sobre
ra de actuar en plena corres- el Che señalaría: “Otras tierras sus compañeros, otros acerca
pondencia con sus principios, del mundo reclaman el concur- de su salud y también reflejó
por ser un gran trabajador, so de mis modestos esfuerzos”. principios significativos.
por representar a cabalidad a
Cuba en tribunas internacio- Y más adelante, al referirse a Por ejemplo, lo primero que es-
nales, en las que con la fuer- la posibilidad de morir en las cribió fue lo siguiente:
za de la palabra igualmente nuevas batallas que empren- “Hoy comienza una nueva etapa”.

15
O cu b r e
t
El 14 de junio, en ocasión vertirnos en revolucionarios, Precisamente, el 18 de octu-
de su cumpleaños comen- el escalón más alto de la es- bre de 1967 en ocasión de
ta en su diario: “He llegado a pecie humana, pero también realizarse en Cuba la gran ve-
los treinta y nueve y se acerca nos permite graduarnos de lada solemne en homenaje al
inexorablemente una edad hombres, los que no puedan Che Guevara, en la Plaza de
que da que pensar sobre mi alcanzar ninguno de estos dos la Revolución “José Martí”, en
futuro guerrillero, por ahora estadios deben decirlo y dejar La Habana, Fidel aseguró que
estoy ‘entero’”. la lucha…”. el Che no cayó defendiendo
otra causa que no fuese la
Y el 8 de agosto ante la situa- Consecuente con sus princi- causa de los pobres y de los
ción difícil que atraviesa la pios, el Che mantuvo en alto humildes de esta Tierra.
guerrilla, el Che se reúne con las banderas de la lucha revo-
los combatientes. Hace un lucionaria y sus ideas hasta el Y resaltó: “Y la forma ejemplar
análisis y señala que quién no fin de su existencia. y el desinterés con que defen-
se sienta capaz de sobrelle- dió esa causa no osan siquiera
varla debe decirlo. De su último combate y de discutirlo sus más encarnizados
su asesinato, el máximo diri- enemigos.
Precisa en sus anotaciones: gente de la Revolución Cuba-
“Es uno de los momentos en na, Fidel Castro, ha expuesto Y ante la historia, los hombres
que hay que tomar decisiones consideraciones en varios que actúan como él, los hom-
grandes; este tipo de lucha discursos y entrevistas que ha bres que lo hacen todo y lo dan
nos da la oportunidad de con- concedido. todo por la causa de los humil-

16
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

des, cada día que pasa se agi- integral que miraba hacia el morales para ser un símbolo,
gantan, cada día que pasa se mañana, hacia el hombre del sino que el Che tenía, además,
adentran más profundamente mañana, que miraba hacia la la estampa del símbolo, la ima-
en el corazón de los pueblos”. humanidad del futuro, y que gen del símbolo: su mirada,
por encima de todo resaltaba la franqueza y la fuerza de su
El 26 de noviembre de 1971, los valores humanos, los va- mirada; su rostro, que refleja
al hablar en el acto de inau- lores morales del hombre, que carácter, una determinación
guración de un monumen- por encima de todo predicaba para la acción incontenible, a
to en homenaje al Che en la el desinterés, el renunciamien- la vez que una gran inteligen-
Comuna de San Miguel, en el to, la abnegación”. cia y una gran pureza—, cuan-
Departamento Pedro Aguirre do vemos los poemas que se
Cerda, de Santiago de Chile, El 8 de octubre, en el acto han escrito, los episodios que
Fidel también expuso: “Che efectuado en Pinar del Río se cuentan y las historias que
era un hombre de infinita con- con motivo del aniversario se repiten, palpamos esa reali-
fianza y fe en el hombre. Era un 20 de la caída del Che Gueva- dad de la vigencia del Che, de
ejemplo. Su estilo era el ejem- ra, Fidel igualmente destacó: la presencia del Che. No tiene
plo, dar el ejemplo. Hombre de “hay que decir que el Che tenía nada de extraño si uno, no solo
gran espíritu de sacrificio, un no solo todas las virtudes y to- en la vida de cada día palpa su
verdadero carácter espartano, das las cualidades humanas y presencia, sino hasta en sueños
capaz de privarse de se imagina que el Che
cualquier cosa, se- está vivo, que el Che
guía la política del está actuando y que
ejemplo. su muerte no existió
nunca”.
Podemos decir que
su vida fue toda
* Publicado original-
un ejemplo en to- mente en: Pérez Galdós,
dos los órdenes. Víctor (2015). Radio
Rebelde, Sección: Au-
Hombre de una tor. Cuba. Recuperado
integridad moral el 21 de abril de 2017,
de http://www.radio-
absoluta, de una fir- rebelde.cu/especiales/
meza de principios che/ernesto-che -gue -
vara-hombre-ideas-ac-
inquebrantables y ción-20151008/
un revolucionario

17
O cu b r e
t

CARTA DE DESPEDIDA
DEL CHE A FIDEL
CASTRO

18
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

La Habana

“Año de la Agricultura”

Fidel:

Me recuerdo en esta hora de muchas cosas, de cuan-


do te conocí en casa de María Antonia, de cuando me
propusiste venir, de toda la tensión de los preparativos.

Un día pasaron preguntando a quién se debía avisar en


caso de muerte, y la posibilidad real del hecho nos gol-
peó a todos. Después supimos que era cierto, que en
una revolución se triunfa o se muere (si es verdadera).
Muchos compañeros quedaron a lo largo del camino
hacia la victoria.

Hoy todo tiene un tono menos dramático porque so-


mos más maduros, pero el hecho se repite. Siento que
he cumplido la parte de mi deber que me ataba a la
revolución cubana en su territorio y me despido de ti,
de los compañeros, de tu pueblo, que ya es mío.

Hago formal renuncia de mis cargos en la dirección del


partido, de mi puesto de ministro, de mi grado de co-
mandante, de mi condición de cubano. Nada legal me
ata a Cuba, sólo lazos de otra clase que no se pueden
romper como los nombramientos.

Haciendo un recuento de mi vida pasada creo haber

19
O cu b r e
t

trabajado con suficiente honradez y dedicación para


consolidar el triunfo revolucionario. Mi única falta de
alguna gravedad es no haber confiado más en ti desde
los primeros momentos de la Sierra Maestra y no haber
comprendido con suficiente celeridad tus cualidades de
conductor y de revolucionario. He vivido días magnífi-
cos y sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro
pueblo en los días luminosos y tristes de la crisis del
Caribe. Pocas veces brilló más alto un estadista que en
esos días. Me enorgullezco también de haberte seguido
sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar
y de ver, y apreciar los peligros y los principios. Otras
tierras del mundo reclaman el concurso de mis modes-
tos esfuerzos. Yo puedo hacer lo que te está negado
por tu responsabilidad al frente de Cuba y llegó la hora
de separarnos.

Sépase que lo hago con una mezcla de alegría y dolor;


aquí dejo lo más puro de mis esperanzas de constructor
y lo más querido entre mis seres queridos… y dejo un
pueblo que me admitió como su hijo: eso lacera una
parte de mi espíritu. En los nuevos campos de batalla
llevaré la fe que me inculcaste, el espíritu revoluciona-
rio de mi pueblo, la sensación de cumplir con el más
sagrado de los deberes: luchar contra el imperialismo
dondequiera que esté; esto reconforta y cura con cre-
ces cualquier desgarradura.

Digo una vez más que libero a Cuba de cualquier res-

20
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

ponsabilidad, salvo la que emane de su ejemplo. Que si


me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último
pensamiento, será para este pueblo y especialmente
para ti. Que te doy las gracias por tus enseñanzas y
tu ejemplo y que trataré de ser fiel hasta las últimas
consecuencias de mis actos. Que he estado identificado
siempre con la política exterior de nuestra revolución y
lo sigo estando. Que en dondequiera que me pare sen-
tiré la responsabilidad de ser revolucionario cubano y
como tal actuaré. Que no dejo a mis hijos y mi mujer
nada material y no me apena; me alegro que así sea.
Que no pido nada para ellos, pues el Estado les dará
lo suficiente para vivir y educarse.

Tendría muchas cosas que decirte a ti y a nuestro pue-


blo pero siento que son innecesarias, las palabras no
pueden expresar lo que yo quizzzsiera, y no vale la
pena emborronar cuartillas.

Hasta la victoria siempre,


¡Patria o Muerte!
Te abraza con todo fervor revolucionario

* Nota: Carta de Ernesto Che Guevara a Fidel Castro Ruz, que este último leyó públicamente el
3 de octubre de 1965, en La Habana, Cuba. En ese momento, Che Guevara se encontraba combatien-
do en el Congo.

21
O cu b r e
t

22
CHE

¡ SANGRE DE
A 50 años de la presencia del en Bolivia

MINERO...
SEMILLA DE
GUERRILLERO!

23
O cu b r e
t

HISTORIA VIVA
A 47 AÑOS DE
LAS GUERRILLAS
DEL CHE EN BOLIVIA
BOCAMINA

“El silencio se enlutó hasta ahogarnos


en el luto cuando moría en las monta-
ñas el fuego ilustre de Guevara”
Pablo Neruda

L a guerrilla de Ñaca-
huasú se inició el 7 de no-
viembre de 1966 y se prolon-
gó hasta el 8 de octubre de
1967, fecha en la que el Co-
mandante Ernesto Che Gue-
vara fue herido, capturado y
luego trasladado a la escuela
ubicada en La Higuera, sitio
donde fue asesinado el 9 de
octubre.
La lucha contra este grupo
guerrillero contó con el res-
paldo militar de los Estados
Unidos que envió a “Pappy”
Shelton y su grupo de “ran-
Fines de septiembre: observado con reserva por los lugareños,
el Che analiza un mapa: “El miedo sigue entronizado en la gente”.
gers” a entrenar a los soldados

24
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

bolivianos. Los guerrilleros ros meses debían utilizar eran adoptar otra línea.
durante 11 meses combatie- del conocimiento del grupo
ron firmemente en 22 accio- de avanzada que trabajó en El 31 de diciembre visita el
nes y enfrentaron situaciones los preparativos, gracias al campamento Mario Monje,
tan complejas como la falta paciente trabajo que desem- secretario general del Par-
de agua y alimentos, la llu- peñaron, algunos de ellos in- tido Comunista de Bolivia
via y el frío, que exigieron de cluso desde años antes. (PCB), quien se entrevista con
ellos una cuota inmensa de el Che. Monje, planteó tres
sacrificio. Esa obra del trabajo clandes- condiciones, entre las cuales
tino, tuvo la colaboración de incluyó la de ejercer la di-
Ñacahuasú, los aislados po- hombres y mujeres bolivia- rección político-militar de la
bladores del lugar llaman al nos, entregados a la causa lucha mientras la revolución
ancho río de aguas tranqui- de la definitiva liberación de tuviera un ámbito boliviano.
las, perdido en la inmensidad los pueblos latinoamericanos Sobre este punto, el Che no
montañosa del sudeste boli- del yugo oligárquico y proim- aceptó, y agregó: “ El jefe mili-
viano. Para describir ese lugar perialista. tar sería yo y no aceptaba am-
se usan también los vocablos bigüedades en esto”.
Ñacahuaso, Ñancahuazú o También, desde allí, partieron
Ñancaguasu. Ahí se estable- los combatientes a estable- Los combatientes
cieron los combatientes bajo cer los demás campamentos
la conducción del “Guerrillero conocidos como “del Oso” e Al finalizar el año 1966 arri-
Heroico”. Comenzaba así una “Iripití” o “de los Monos”, por ba al campamento Haydée
etapa trascendental en la his- la numerosa población de si- Tamara Bunke Bider (Tania),
toria americana. mios que vivía en los alrede- la joven revolucionaria de
dores. nacionalidad argentina que
Una historia de dimensiones llegó a Cuba en 1961, proce-
universales: la épica hazaña El 4 de noviembre llega el Che dente de la República Demo-
del Comandante Ernesto Che a la ciudad de La Paz. Cuenta crática Alemana, para ayudar
Guevara y sus compañeros con una credencial otorga- a la naciente revolución so-
de la guerrilla boliviana. da por la Dirección Nacional cialista y el movimiento de
de Informaciones de la Pre- liberación latinoamericano.
La “Casa de Calamina” fue la sidencia de la República de Por instrucciones del Che,
finca que Roberto y Guido Pe- Bolivia, que lo acredita como Tania se hallaba radicada en
redo Leigue compraron para un enviado especial de la Or- Bolivia desde dos años antes
el primer asentamiento de la ganización de Estados Ameri- y constituía un extraordinario
fuerza revolucionaria. Cuan- canos (OEA), para realizar un apoyo para la guerrilla.
do el Che se establece en ella estudio sobre las relaciones
para iniciar su etapa de vida económicas y sociales en las Por su parte, el dirigente mi-
en campaña en Bolivia, ya zonas rurales de Bolivia. nero Moisés Guevara (Moi-
contaba con suficientes da- sés), visita el campamento y
tos acerca de las zonas por El 12 de diciembre, Che habla se compromete con el Che a
donde se extenderían las ac- al grupo sobre la realidad de regresar con un grupo de sus
tividades y movimientos de la la guerra. Haciendo hincapié compañeros, promesa que se
futura columna guerrillera. en la unicidad del mando y en materializó pocas semanas
la disciplina, advirtiendo a los después.
Las vías de acceso, las posi- bolivianos sobre la responsa-
ciones del ejército boliviano y bilidad que tenían al violar la Moisés Guevara trae a los
los caminos que en los prime- disciplina de su partido para nuevos reclutas: Simeón

25
O cu b r e
t
Cuba Sanabria (Willy), Fran- El combate fue el bautismo llero fue de 52 efectivos. La
cisco Huanca (Pablito), Raúl de fuego para el naciente mayoría eran bolivianos (29)
Quispaya (Raúl), Casildo Con- Ejército de Liberación Nacio- y cubanos (16), los siete res-
dori Vargas (Víctor), Pastor nal de Bolivia (ELN), fundado tantes eran de otras naciona-
Barrera Quintana (Daniel), Vi- el 25 de marzo de 1967. lidades.
cente Rocabado Terrazas (Or-
lando), José Castillo Chávez La ideología del Che El 23 de marzo se produjo el
(Paco), Julio Velazco Monta- primer choque en Ñacahua-
na (Pepe), y Salustio Choque La idea básica del Che, más sú, el resultado fue negativo
Choque (Salustio). En marzo que la toma del poder, era para las fuerzas del ejército
también ingresan al destaca- la creación de un foco de que fueron emboscadas y
mento los bolivianos Hugo irradiación continental, un perdieron siete efectivos. El
Choque Silva (Chingolo) y Da- nuevo Vietnam contra el im- 10 de abril la guerrilla volvió a
vid Adriazola Veizaga (Darío). perialismo. El ejército boli- vencer en Iripití, diez muertos
El 23 de marzo fue definido viano conoció los aprestos (dos oficiales) y treinta pri-
por el Che como “un día de guerrilleros el 6 de marzo de sioneros fueron el saldo del
acontecimientos guerreros” 1967 cuando el civil Epifanio combate.
y la acción comenzó cuan- Vargas denunció la existencia
do una sección del ejército del grupo guerrillero. Alfredo El 20 de abril el ejército de-
cayó en una emboscada de Ovando era el comandante tuvo al francés Regis Debray
los guerrilleros en la Quebra- de las FF.AA. y el Gral. David y al argentino Ciro Roberto
da del Ñacahuasú. Sólo siete Lafuente Soto comandante Bustos, lo que le permitió cer-
hombres, emboscados, oca- del ejército. Dos divisiones tificar que el Che comandaba
sionaron al enemigo siete fueron encomendadas para la guerrilla. Ambos fueron
muertos y 18 prisioneros, en- combatir a los guerrilleros, juzgados por un tribunal mi-
tre los que se encontraban un la IV al sur del río Grande al litar y condenados a 30 años
mayor y un capitán formados mando del Cnel. Antonio Re- de cárcel. En ese mismo mes
en la escuela de tropas espe- que Terán y la VIII al norte del la guerrilla se dividió en dos
ciales del Comando Sur del río Grande al mando del Cnel. grupos que tomaron rumbos
ejército norteamericano, con Joaquín Zenteno Anaya. El diferentes) nunca más pu-
base en el Canal de Panamá. total del contingente guerri- dieron volver a unirse. El Che

26
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

comandó una columna y Joaquín (Juan Acuña Nu-


ñez) la otra. Una poesía por la vida
El 31 de agosto el capitán Mario Vargas Salinas y de los hombres
su columna emboscaron a un grupo guerrillero El Comandante Ernesto Che Guevara
en vado del Yeso en el río Grande, el golpe mayor fue un cultor de la poesía y nunca ocultó
asestado a la guerrilla. Allí murió Tania (Támara su inclinación que lo llevó a transitar en
Bunke). De allí en adelante la ofensiva militar bo- forma muchas veces antelada los cami-
liviana con el respaldo de los Estados Unidos fue nos que recorrería después siguiendo su
implacable. búsqueda de mejores días para todos.
Este es un verso compuesto por el Che
A fines de septiembre el ejército cercó y capturó y que fue interpretado por León Gieco.
a varios combatientes. El domingo 8 de octubre,
el Che libró su último combate en la quebrada del A los Mineros de Bolivia
Yuro. A su lado murieron otros compañeros. Él y
Willy (Simón Cuba) fueron capturados por el Cap. Es el trueno y se desboca
Gary Prado que los trasladó a La Higuera. Tras una con inimitable fragor.
decisión del alto mando militar, Guevara fue ase- Cien y mil truenos estallan,
sinado el 9 de octubre por Mario Terán, un subofi- y es profunda su canción.
cial asignado a la escuelita donde se hallaba preso. Son los mineros que llegan,
son los mineros del pueblo,
La guerrilla del Che Guevara tuvo profunda in-
son los hombres que se encandilan
fluencia en toda una generación y reflejó la radica-
cuando salen al sol,
lización política de varios sectores del continente
y que dominan el trueno.
impactados por la Revolución cubana y defrauda-
¡Qué importa, qué importa!
dos por la política norteamericana de EE.UU. en
¡Qué importa, qué importa!
Vietnam.
Que la metralla los siega
La intervención directa del ejército yanqui en la y la dinamita estalla
lucha contra la guerrilla boliviana estuvo signada y sus cuerpos se difunden
por el convencimiento del gobierno norteameri- en partículas de horror.
cano de que allí podían germinar las ideas revo- Salen de una caverna
lucionarias y antiimperialistas con un ímpetu de colgada en la montaña.
incalculable fuerza, en las grandes masas abando- Son enjambres de topos
nadas por siglos a su suerte, y sometidas a la más que llegan a morir
cruel explotación desde la época colonial. sin miedo a la metralla.
Morir, tal la palabra
El Comandante Ernesto Che Guevara nunca con- que es norte de sus días;
sideró como un hecho absoluto que la vía armada despedazado, anemizado
fuera el único camino de las clases desposeídas lenta agonía en la cueva derrumbada.
para obtener el poder sobre sus explotadores his- ¡Qué importa, qué importa!
tóricos, pero sí estaba convencido de que quienes ¡Qué importa, qué importa!
detentaban ese poder por más de 100 años no se Por la boca del trueno
lo dejarían arrebatar. se oye volar el valor.
Son los mineros de acero,
* Artículo publicado en el periódico boliviano “Bocamina” de la Corpo-
ración Minera de Bolivia, Ministerio de Minería y Metalurgia del Estado son el pueblo y su dolor.
Plurinacional de Bolivia, en la edición que corresponde a octubre de Cien y mil truenos estallan,
2014 (No. 42). Pp 4.
y es profunda su canción.

27
O cu b r e
t

LA CAMPAÑA
GUERRILLERA DEL CHE
FUE PRECEDIDA POR
MASACRES DE
MINEROS
BOCAMINA

Las fuerzas militares estaban dispuestas a erradicar


cualquier atisbo de surgimiento de la izquierda.

L a guerrilla promovi-
da por el Comandante Ernes-
to “Che” Guevara se desarro-
lló bajo circunstancias muy
no de Víctor Paz Estenssoro,
el panorama político iba por
un curso muy diferente. En
los Estados Unidos habían
el 4 de noviembre de 1964,
Paz Estenssoro ya era un obs-
táculo del cual no se hacían
problema alguno en desha-
particulares. Según dieron a adoptado la decisión de apli- cerse. Había mucha más con-
conocer diversas investiga- car el código Davenport con- fianza en las manos militares
ciones, René Barrientos Ortu- tra viento y marea. René Ba- y para evitar cualquier acción
ño tenía la intención de mon- rrientos era el instrumento. proveniente del proletariado
tar un esquema dictatorial y la clase obrera, había que
muy a la medida del modelo El Código Davenport era el reprimirlos.
impuesto por el sistema capi- instrumento más eficaz para
talista. entregar el control del sector El 28 de octubre de 1964, seis
petrolero a la Gulf Oil Com- días antes de que se produzca
En los hechos, si bien como pany. Fue aprobado el año el golpe de estado perpetra-
era costumbre, los mandos 1956 y paulatinamente se fue do por Barrientos, entonces
militares de las FFAA procla- apoderando de la estructura vicepresidente, se produce
maban su adhesión al gobier- hidrocarburífera al punto que una masacre en la región de

28
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Sora Sora la cual constituye masacre, una vez, dos, tres mente antiimperialista y an-
una especie de entrenamien- veces. En Mayo se los ve inter- tioligárquico.
to para la toma del poder por venir claramente”, menciona
parte de ejército, un entrena- Sergio Almaraz. Los mineros bolivianos ex-
miento cuyos efectos se ve- presaron sin embargo su so-
rían a los pocos días. Entre el 19 y el 22 de septiem- lidaridad con el movimien-
bre de 1965, Catavi y Siglo XX to guerrillero y durante una
Similares condiciones tuvo un fueron nuevamente víctimas asamblea realizada en inte-
enfrentamiento con las fuer- de bombardeos y un severo rior mina decidieron aportar
zas militares ocurrida el 16 ametrallamiento incluyendo una “mita” (una jornada de
de mayo de 1965, fecha en la a la fuerza aérea. Todo esto trabajo) para el desarrollo de
que se produjo un alzamiento llevó a Sergio Almaráz a co- este movimiento.
que afectó a Siglo XX además mentar: “Si las masacres de
del Consejo Central Sud que mayo y septiembre hubieran Las reivindicaciones salaria-
albergaba a Quechisla, Tatasi, resuelto algo, no asociarían la les de los mineros eran cono-
Telamayo, Ánimas, Santa Ana estupidez al crimen.” Sin em- cidas y exigían la reposición
y otros campamentos. bargo las fuerzas represoras salarial y Barrientos tenía la
al servicio de Barrientos vie- respuesta: decía que el “co-
El objetivo del gobierno im- ron coronada su victoria. munismo internacional” de-
plicaba acabar con los sindi- bía de ser combatido y erra-
catos los cuales se diferen- La madrugada del 24 de ju- dicado.
ciaron del nacionalismo y nio de 1967, los centros mi-
recorrían su propio camino. neros congregados alrededor La feroz represión estaba en
Los intereses imperiales cho- de Llallagua fueron víctimas su auge y costaría la vida, no
caban con los obreros organi- de otra amenaza del gobier- solo de los guerrilleros, sino
zados. no militar encabezado por de los luchadores por la liber-
Barrientos. Los trabajadores tad en contra de la opresión.
“Los norteamericanos utili- mineros no podían ni sentir-
* Artículo publicado en el periódico bo-
zaron a los militares sin que se identificados con un mo- liviano “Bocamina” de la Corporación
por ello hubieran resuelto el vimiento guerrillero que se Minera de Bolivia, Ministerio de Minería
y Metalurgia del Estado Plurinacional de
problema del poder. Tuvieron había proclamado abierta- Bolivia, en la edición que corresponde a
que recurrir a la octubre de 2014 (No.
42). Pp 6.

29
O cu b r e
t
LOS MINEROS SIMEÓN, WALTER, CASILDO, MOISÉS Y FRANCISCO:

DERRAMARON
GENEROSAMENTE
SU SANGRE
JUNTO AL CHE
POR BOLIVIA Y SU
LIBERACIÓN BOCAMINA

30
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

F idel Castro dijo de la gue-


rrilla del Che en Bolivia: “Nun-
ca en la historia un número
tan reducido de hombres
tientes y comprometió, ade-
más, la entrega del aporte
de una mita (una jornada de
trabajo) para la mantención
dor de la Empresa Minera
Huanuni; Moisés Guevara
Rodriguez (Moisés), de la Em-
presa Minera Huanuni; Casil-
emprendió una tarea tan gi- del abastecimiento de la gue- do Condori Cochi (Víctor), de
gantesca”. Y entre ellos estaba rrilla. la Empresa Minera Corocoro;
un puñado de trabajadores Walter Arancibia Ayala (Wal-
mineros. La historia de los mineros ter), Empresa Minera Catavi; y
combatientes es contada en Francisco Tangara Flores (Pa-
El minero boliviano se identi- el documental “Semillas de blito), de la Empresa Minera
ficó plenamente con la lucha Ñacahuazú” del cubano Froi- Corocoro.
del Che. Manifestó su solida- lan González. Ahí está la vida
ridad y se adhirió a ella con guerrillera de Simeón Cuba A los mineros bolivianos del
la presencia de cinco comba- Sanabria (Willy), ex trabaja- Che, se les recuerda así:

Simeón Cuba Sanabria (Willy)


Protegió la vida del Che y murió con él
Nació el 5 de enero de 1935. Willy puede ser considerado un
hombre realmente ejemplar. Protegió a un Che Guevara herido
y demostró que tenía la suficiente entereza, convicción
y valor para enfrentar las fuerzas represivas, entrenadas
por los “ranger” norteamericanos.

Tuvo una infancia pobre en Parotani e Itapaya. Vivió en


Huanuni donde escogió su rol de revolucionario. Su her-
mano Renato Cuba cuenta que para asumir función sin-
dical pidió permiso a la Empresa Minera Huanuni, para
hacer su servicio militar. “Después de su servicio militar
se reincorpora al trabajo y es a partir de ahí donde asu-
me responsabilidades sindicales”.

Relata que es esa su actividad sindical en la que conoce


a Moisés Guevara y a Héctor Avilés. “Es donde el acepta
incorporarse a ese partido político (PCB), acepta luchar
por los pobres porque él ya había sufrido en el campo
las necesidades económicas, la necesidad de la familia.
Vio como sufre la gente, como sufren los mineros, como
mueren afectados por la enfermedad de mina, la silico-
sis. Todos estos antecedentes hacen que luche por la sociedad.
Es ahí donde inicia su lucha ideológica y es ahí donde recibe la
invitación para incorporarse a la guerrilla”.

31
O cu b r e
t
“Cuando yo tenía 16 años él ya era dirigente sindical en Huanu-
ni” relata Eliseo Rocabado, quien lo describe como una persona
muy fuerte, muy preparada, solidaria y luchadora.

Felipa García Tapia fue la esposa de Willy. Hizo un relato de la


forma en la que se conoció con él: “Él estaba trabajando en la
herrería, después entró a la mina. Cuando estaba en la mina era
dirigente y quisieron detenerlo, después se escapó”. Los hábitos
de estudio de Willy eran también parte de su atención. “Estudia-
ba libros gruesos por las noches. Yo no sé leer entonces me decía
que estaba leyendo para saber. Después de leer guardaba los li-
bros en una caja bajo llave”.

La partida de Willy rumbo a Ñacahuazú


“Vio como sufre la gente, como sufren los son también relatados por Felipa: Prepa-
mineros, como mueren afectados por la ró sus cosas ni siquiera en una maleta sino
en una bolsa. ¿Qué haces? le dije pero no
enfermedad de mina, la silicosis. Todos es-
iba rumbo a La Paz. Nunca más volvió.
tos antecedentes hacen que luche por la so-
ciedad. Es ahí donde inicia su lucha ideoló- “Yo agradezco mucho a Cuba. (Mis hijos)
gica y es ahí donde recibe la invitación para están ahorita estudiando allá porque mi
incorporarse a la guerrilla”. esposo estuvo y se conoció con el Che. Yo
solo quiero agradecer eso”.

Emiliana Cuba, su hermana, cuenta un ritmo de vida alegre que


da la niñez pero que también estaba afectada por la pobreza.
“Los tres íbamos a la escuela, jugando, chacoteando, peleando.
Un rato armonía, otro rato pelea pero a mí me defendía. Así vivía-
mos” nos dice Emiliana en su relato de una niñez en la que ya se
formaba una personalidad.

Tania Cristina Cuba Cenzano y Analit Cuba Cenzano, son sus nie-
tas quien le reconocen coraje y valentía. “Soy su nieta. Todos esos
hombres dieron su vida para un futuro mejor”, relató en “Semillas
de Ñacahuazú”.

Willy cayó prisionero en la Quebrada del Yuro el 8 de octubre de


1967 y lo asesinaron el 9 de octubre, junto al Che.

Walter Arancibia Ayala (Walter)


cayó en la emboscada
Nació un 21 de enero de 1941 en la localidad de Macha, Poto-
sí. Walter tuvo una gran actividad política desde temprana edad
motivado por su deseo de una sociedad mejor y más justa. Fun-
dó la organización “Lincoln, Murillo, Castro” donde los hijos de

32
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

los mineros acudían a recibir formación política. Estaba muy


identificado con el movimiento que se generó en Cuba.

Toda su familia reconoce y admira su rol revolucionario y su mili-


tancia política. Para Oscar Arancibia, hermano de Walter,
este tenía una actitud noble y además una rigurosa for-
mación política producto de su afición a la lectura. Le-
yendo adquiría conciencia revolucionaria.

“Él estuvo en Siglo XX a partir de sus 15 años, va al cole-


gio y luego se va al cuartel. A su retorno empieza a tra-
bajar en la mina Siglo XX como trabajador de la Empresa
Minera Catavi y al poco tiempo ya fue dirigente de su
sección. Posteriormente comienza a incorporar gente al
Partido Comunista. Ya era miembro de la Juventud Co-
munista”, cuenta el hermano de Walter. “Era un tipo que
su aspiración era más el pueblo. Era más parte de la clase
obrera, del campesinado” afirma al describir la posición
política de su hermano. Le gustaba leer bastante, apar-
te de que vivió en una época en la que gustaba mucho
el traje y la corbata. Tenía también inclinación poética.
Oscar recuerda que una vez muerto su hermano le encontró un
poema en uno de sus cajones que decía: Soy un niño, un niño
minero y quiero la libertad de mi pueblo.

Leonidas Rojas relata que conoció a Walter en Siglo XX. “Siempre


fue un joven muy dedicado al estudio de la problemática social,
dedicado a la defensa de los trabajadores mineros”.

“Se hizo parte de la Revolución Cubana


con la “Lincoln, Murillo, Castro” con gente “Él estuvo en Siglo XX a partir de sus 15 años,
esencialmente de la Juventud Comunis- va al colegio y luego se va al cuartel. A su re-
ta de Bolivia. Ahí se organizaban charlas, torno empieza a trabajar en la mina Siglo
acerca fundamentalmente de la Revolu- XX como trabajador de la Empresa Minera
ción Cubana”.
Catavi y al poco tiempo ya fue dirigente de
Se lo describe, además como profunda- su sección. Posteriormente comienza a in-
mente enamorado de la naturaleza, idea- corporar gente al Partido Comunista. Ya
les que difundía como militante de la Ju- era miembro de la Juventud Comunista”.
ventud Comunista de Bolivia.

Reproducían, recuerda Leónidas, una pieza cuyo texto recuerda:


“Si las cosas de Fidel son cosas de comunistas, que me pongan
en la lista que estoy de acuerdo con él”.

Walter muere el 31 de agosto de 1967 en la emboscada del río


Grande.

33
O cu b r e
t
Casildo Condori Cochi (Victor),
activista por Fidel y el Che
Nació el 9 de abril de 1941 en Corocoro, provincia Pacajes del
departamento de La Paz. Sus padres Faustino Condori y Simona
Cochi eran panaderos. Tenían su horno de panificación y tam-
bién eran dirigentes.

Hugo Alanes Toledo, cuñado y compañero en su militancia de


Casildo relata que estudió en La Paz en el colegio Ayacucho y
fue un buen militante. “Todos teníamos afiches de Fidel Castro
y del Che en nuestros cuartos, en los pasillos y en todo lado. Re-
cibíamos la revista Bohemia publicada en Cuba”,
pintábamos los afiches de Fidel. Recuerda además
que estuvo junto a “Víctor” en el Congreso de Catavi
asistiendo una delegación de 22 personas.

“En locales de Corocoro se proyectaban películas


de Cuba y se invitaba a la gente para hablarles de
la Revolución. Con Víctor estábamos ligados ínti-
mamente, así que ha sido una militancia muy activa
y decidida, en todos los aspectos, hasta hacíamos
canciones a Fidel y nos poníamos a cantar”.

El cuñado de Casildo o Víctor cuenta que se casó


con Nancy Rojas, nacieron sus hijos pero lamenta-
blemente “los dos hijos mayores murieron casi en
la misma noche y después nació Lena”, recuerda
Hugo.

Nancy, la esposa, explicó que el padre de Casildo


fue benemérito de la guerra del Chaco. “Casido era muy activo,
muy intelectual que le gustaba mucho la lectura particularmen-
te la proveniente de un Partido Comunista Marxista Leninista. A
la vez trabajábamos en la panadería. Con eso nos sosteníamos”.

En una ocasión Casildo le dijo que si iría lejos y ese lugar nadie
conocía. “Luego me enteré que él estaba en las guerrillas”.

Años después Nancy, la ex esposa de Casildo (Víctor), conoció a


otro hombre, Bernardino Vicente, ferroviario con quien se casó y
reconoció a su hija Lena menor dándole su apellido.

La sangre

Lena dice que la enfrascaba el dolor de que Casildo hubiera de-


jado a su esposa y a su hija. “No sabía la historia hasta los 16 años

34
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

pero para mí él no era importante, no era nada en mi vida. Cuan-


do veía algunos retratos el Che en algún lado me daba rabia. Se
me estrujaba mi corazón de rabia, de odio. Pensaba que él era el
directo causante de que mi padre no estuviera a mi lado”. Señala
que cuando escuchaba las informaciones de que se estaban ha-
ciendo las excavaciones y habían encontrado restos no les daba
importancia, no era para mí.

Pero un día Bernardino Vicente le llama a Lena y le dice que ha-


bían encontrado los restos de su padre verdadero. “Tienes que ir
a enterrarlo y no es justo que tu papá se entierre y la única perso-
na que él tiene eres tú”. Recuerda que en un principio ella le dijo
que no quería saber nada. “No lo quería, no me interesaba ni su
vida, ni su nombre”. Pero Vicente insistía que ella era lo único que
tenía, le explicó que Casildo había luchado por ella y por todos.

“Viajé a Cuba pero ahí yo era una mirona.


Los analizaba a todos para ver cómo eran, “Casildo ha dejado convicciones. Gracias
me pareció otro mundo pero estaba ahí. a esa lucha mi vida ha cambiado no solo
Todos pensaban que era periodista por- para mi sino también para mis hijas porque
que empezaba a preguntar y ver como
el hombre que ha pasado por esta vida no
era su sistema, yo pensaba que mi papá
tomó un rumbo equivocado, decía: “Dón-
ha pasado sin dejar huella y me siento muy
de en pleno siglo XX se ve que pueda es- feliz y orgullosa de su lucha no ha sido en
tar pensando en esa lucha para Bolivia, él vano porque podemos ver ahora los cam-
estaba como un retrasado mental, esas bios, la lucha del pasado ahora está pre-
cosas ya no existían, yo no entendía su sente”.
lucha, nada; pero empecé a averiguar y
buscar qué le llamó la atención a mi pa-
dre. estuve dos días antes del entierro analizando. En su velorio
todo mundo entraba a las 12 o 1 de la mañana.

“Yo me quede sola ante el féretro y hable con él aunque tal vez
no me escuchaba de todo el dolor que tenía en mi corazón por
qué me abandonó y buscó otro ideal, que no esté yo en ese ideal
ni de su esposa. Le empecé a hablar y le dije: ´Ahora entiendo lo
que tú querías, entiendo tu lucha, no sólo para mí, sino para tu
Bolivia y quien sabe más allá´”.

“Empecé a ver así y se me destapó, llore por mi padre, mucho, y


le dije: ´Te quiero, porque ahora te entiendo, sino yo no hubiera
venido a despedirte nunca habría entendido tu causa, ahora sé
por lo que has luchado´”.

“Ese momento era mi papá, hoy me siento muy orgullosa de él”.


Casildo ha dejado convicciones. Gracias a esa lucha mi vida ha
cambiado no solo para mi sino también para mis hijas porque

35
O cu b r e
t
el hombre que ha pasado por esta vida no ha pasado sin dejar
huella y me siento muy feliz y orgullosa de que su lucha no ha
sido en vano porque podemos ver ahora los cambios. La lucha
del pasado ahora está presente”.

Las nietas de Casildo (Víctor) – Mariela Salaverry dice estar muy


orgullosa por la lucha y forma de pensar de su abuelo. “Ha sido
un hombre muy valiente por entregar su vida por una causa ten-
go ganas de conocer Cuba e ir hasta su tumba que reposa en el
Complejo Escultórico Comandante Che Guevara”.

Paula Salaverry añadió: “Me siento orgullosa porque mi abuelo


haya sido guerrillero. Siento que yo también llevo eso en la san-
gre”.

Casildo Condori Cochi, falleció el 2 de junio de 1967 en la embos-


cada del Peñón Colorado.

Francisco Huanca Flores (Pablito),


campesino, minero y guerrillero
Hay varias versiones sobre la fecha de nacimiento de Pablito. “La-
mentablemente no se encuentra ningún dato exacto que coin-
cida tanto en nombre como en la fecha de nacimiento del com-
pañero Pablito” contó la investigadora Leila Pérez.
Sin embargo ya se encuentran coincidencias que
indican que esta se produjo el 17 de septiembre de
1945 y se señala que su lugar de nacimiento fue la
localidad paceña de Laja.

Sin embargo, indica que no hay un camino a través


de los padres o de la familia. “Ese camino se nos ha
cerrado”.

Libertad Urnia, camarada de Pablito, relata: “Mi ca-


sita en Villa Armonía (La Paz) era muy humilde pero
era prácticamente un hogar para los camaradas.
Llegaron a la casa los camaradas que habían deci-
dido unirse al Che. Estaban Moisés Guevara, Casildo
Condori, Francisco Huanca y Raúl Quispaya. Son los
que más se manifestaban. Hicimos una entrañable
amistad y a veces hablamos de Juanquita, como le
decíamos. No tenía a nadie, parecía que lo había
criado una tía o algo así pero parece que él no que-
ría mencionar nada. El nunca habló de nada”.

36
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

“Hacían sus escuelas, sus reuniones, donde daban charlas del


partido. Eran catedráticos de la Universidad, otros dirigentes mi-
neros, entre ellos estaba Federico Escobar. Hablaban de Mao que
para mí fue una inspiración. Ellos andaban con el librito rojo de
Mao. Hablaban del marxismo pero más hablaban de Mao”, dice
al referirse a los criterios ideológicos que sustentaban quienes
pertenecían grupo del que era miembro Pablito.

“Él era campesino, vestía una ropa sencilla. En una ocasión su za-
pato estaba incluso descachado pero Juanquita era inteligente.
Del grupo que conocí creo que era el más joven. Era callado, una
persona humilde, se sentía que era noble”.

En su criterio, en las páginas de la histo- “Ellos (los guerrilleros) han hecho historia.
ria de Bolivia, tiene que estar incluida la
guerrilla. “Eso no se puede dejar. Ellos (los
Ahora se está cosechando frutos. Nada ha
guerrilleros) han hecho historia. Ahora se venido de la casualidad. Todos es producto
está cosechando frutos. Nada ha venido de una lucha que ha costado mucha san-
de la casualidad. Todos es producto de
gre y muchas vidas. Hay muchos huérfa-
una lucha que ha costado mucha sangre
y muchas vidas. Hay muchos huérfanos. nos. Es un precio alto el que se ha pagado,
Es un precio alto el que se ha pagado”, sostiene. Afirma que al Che y a la guerrilla,
sostiene. Afirma que al Che y a la guerri- la Pachamama los hizo inmortales”.
lla, la Pachamama los hizo inmortales”.

“La última vez que lo vimos nos besó, nos


acarició, nos expresó su cariño. Nunca más lo vimos”, relata Li-
bertad.

Nila Heredia, que también fue miembro del ELN afirma que Pa-
blito tuvo un origen campesino pero que luego se tornó en mi-
nero como producto de su migración a la localidad de Corocoro.
“Formó parte del grupo de Moisés Guevara de quien era tam-
bién su compañero”, indica.

Murió el 12 de octubre de 1967 en la zona Cajones sobre río Miz-


que. Fue herido y después asesinado.

* Se hace notar que la fotografía del guerrillero boliviano Francisco Huanca Flores (Pablito) del periódico Bocamina fue cambiada para esta edición
debido a que la misma no corresponde, incorporándose una nueva fotografía sujeta a lo indicado en el libro “Andares del Che en Bolivia” (2016) del
periodista e historiador Carlos Soria Galvarro, texto editado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social (Biblioteca Laboral, No. 43).

37
O cu b r e
t
Moisés Guevara Rodríguez (Moisés),
veterano luchador
Moisés nació en las inmediaciones Huanuni en Cataricagua el 25
de diciembre de 1937. La raíces mineras lo influenciaron y serían
determinantes en el momento que tomó la decisión de adherir-
se a la guerrilla del Che Guevara.

Mario Guevara Rodríguez, su hermano, gozaba mucho del apre-


cio de Moíses. Lo interesante es que ambos son considerados en
una “lista negra” de la Empresa Minera Huanuni en la cual Moisés
figura como “agitador e indisciplinado en el trabajo” y Mario está
clasificado como “ex dirigente”.

Su hijo Raúl Guevara Villamonte valora de una manera fuerte y


firme la actitud revolucionaria de su padre, su decisión de luchar
por los pobres, por los oprimidos. Cuenta que la educación que
recibió de su padre es un verdadero ejemplo, plagada de entre-
ga y de firmeza.

“Un hombre inquieto, participó en las milicias del MNR y


después entró en la política del Partido Comunista. Muy
joven empezó a luchar por su clase social. Tenía buenos
amigos, grandes dirigentes como Domitila Chungara,
Irineo Pimentel, Federico Escóbar. Dirigentes como Os-
car Salas, Zaral, Mario Torres, dirigentes que han llega-
do a la Federación de Mineros además de Simeón Cuba
que era su amigo inseparable”, afirma Raúl.

Estudió en Santiago de Chile, Técnicas en Seguridad In-


dustrial, excelente dirigente, buen orador se dirigía a los
mineros en quechua y en español. Solidario con Cuba,
condenó las agresiones de los Estados Unidos.

Ernesto Guevara Villamonte, recibió ese nombre en ho-


menaje al Che Guevara. Recuerda un enfrentamiento
que se desató en las pampas de Machacamarca a princi-
pios del mes de marzo de 1965. “Los mineros salieron a
luchar y al frente estaba mi padre, estaba Zaral, Simeón
Cuba y el ejército reforzado derrotó a los mineros y los
dirigentes tuvieron que entrar en la clandestinidad”.

Sin embargo el rumbo político estaba marcado. En una reunión


que se efectuó en los socavones en la que participa David Adriá-
zola fundan clandestinamente el Ejército de Liberación Nacional
(ELN) el 24 de julio de 1965* “que tenía un pensamiento boliva-
riano y ellos eran bolivarianos porque tenían un pensamiento de
emancipación de nuestra América”.
Elías Velásquez Mareño afirma que Moisés se hizo dirigente muy
joven y era un muchacho muy jovial. Relata que él y su futuro
camarada en la guerrilla, Simeón Cuba, no se separaban.

38
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Uno de sus primeros pasos fue integrarse a las milicias durante la


Revolución del 9 de abril y mostró su capacidad de lucha. Poste-
riormente discrepó con el Partido Comunista de Bolivia y fundó
el Movimiento Obrero Revolucionario.

Los hijos

Melvy Guevara Villamonte dice que su padre era para ellos muy
importante y que ellos lo eran también para él. Sin embargo lo
describe como “muy sacrificado para su país, no solo para sus hi-
jos”. “Hemos tratado de entender el mensaje, hemos tratado de
sobresalir gracias a la beca con el que gobierno cubano ha cola-
borado con mis hermanos. Todos son profesionales y me satisfa-
ce. Yo soy la única que no pude seguir mis estudios porque me
quedé con mi abuela”.

Javier Guevara Villamonte, su otro hijo, cita al prócer cubano


quien propugnaba predicar con el ejemplo. “Yo creo que eso es
verdad, su educación fue para mí un ejemplo. Ha sido expresión
de la línea y la firma de sus hijos pero también un referente im-
portante de los mineros”.

Tuvo una referencia importante hacia el ac-


tual Proceso de Cambio. “Esta experiencia
de siglos se está concretando. Siempre ha “Un hombre inquieto, participó en las mili-
habido una vanguardia en eso. No hay nada
más justo que buscar la justicia social para cias del MNR y después entró en la política
el hombre”. Como respaldo para ese su crite- del Partido Comunista. Muy joven empezó
rio menciona una de las obras de José Martí, a luchar por su clase social. Tenía buenos
“La Edad de Oro”, en la que dice que los valo-
res del hombre deben ser cultivados desde amigos, dirigentes grandes como Domiti-
niño. la Chungara, Irineo Pimentel, Federico Es-
cóbar. Dirigentes como Oscar Salas, Zaral,
Dice también que el Presidente Evo Morales
está haciendo realidad el sueño de muchos, Mario Torres, dirigentes que han llegado
la aspiración de muchos revolucionarios a la Federación de Mineros además de Si-
anónimos. “Los compañeros que han caído meón Cuba que era su amigo inseparable”.
no están olvidados. Viven con nosotros. El
desarrollo de Bolivia yo creo que es un ejem-
plo para todos los pueblos del mundo.
Ernesto Moisés Guevara Costa dice que es
cubano-boliviano y resalta el hecho de que lleve el nombre de
su abuelo y del Che.

Moisés murió el 31 de agosto de 1967 en la emboscada del río


Grande.

* El Ejército de Liberación Nacional (E.L.N.) en Bolivia fue fundado y creado en combate por Ernesto Che Guevara un 23 de marzo de 1967.
Al momento de la edición de esta revista, no se pudo corroborar el por qué el autor de este texto incluyó la fecha 24 de julio de 1965 como
fecha de fundación del E.L.N.
** Artículo publicado en el periódico boliviano “Bocamina” de la Corporación Minera de Bolivia, Ministerio de Minería y Metalurgia del Estado
Plurinacional de Bolivia, en la edición que corresponde a octubre de 2014 (No. 42). Pp 7-9.

39
40
1953: EL PASO DE
ERNESTO GUEVARA
POR BOLIVIA

Fotografía tomada por Ernesto Guevara de la Serna en julio de 1953.


En la imagen se encuentra su amigo Carlos “Calica” Ferrer y mineros de la mina Bolsa Negra (Sud Yungas, La Paz).

41
O cu b r e
t

BOLIVIA
Carlos “Calica” Ferrer*

E n Villazón, el pueblito
boliviano de donde arranca-
ba el tren hacia La Paz, com-
ca. Habíamos pasado la fron-
tera el 10 de julio sin ninguna
complicación más que las for-
to el asma y la altura parecía
sentarle fantástica. Durante
el viaje, incluso abandonó su
pramos los pasajes en pri- malidades del caso, teníamos clásica dieta de mate y arroz, y
mera clase aún más baratos nuestra visa y nuestros pasa- se lanzó a comer aprovechan-
que los de segunda que nos portes en regla. A Ernesto se do lo económico que nos re-
habían llevado hasta La Quia- le había pasado por comple- sultaba el menú del vagón

Ernesto Guevara y Carlos Ferrer en un paseo dominguero


con la familia Peñaranda en las afueras de La Paz. Será la última foto en la que aparecerán juntos.
42
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

comedor. También se tenta- viaje en una carta a su ami- ción social que esperábamos
ba con los guisos misteriosos ga de la facultad Tita Infante. ver.
que nos ofrecían los indíge- Imaginábamos las grandes A bordo del tren, el ambiente
nas en las paradas y con las masas sublevadas de cam- era otro. En la primera clase
frutas exóticas que traían de pesinos y mineros. Pero para no viajaban indígenas, solo
la zona de Yungas. Nuestros nuestra decepción, la zona blancos. Durante la cena en
boletos de primera nos eleva- de Bolivia que estábamos el vagón comedor hicimos
ron a la categoría de turistas, recorriendo estaba más bien el primer contacto que nos
merecedores de la atención despoblada, encontrábamos resultaría muy útil durante
de todo tipo de changado- algunos pocos grupos de nuestra estadía en La Paz.
res ansiosos por recibir algu- personas, prácticamente to- Entablamos conversación
na propina. En el momento dos indígenas, gente achapa- con un muchacho argentino
de subir al tren, uno de ellos, rrada, bajita, gruesa. Nos lla- de nuestra edad, José María
muy fornido, tomó de forma maba la atención que a pesar Nougués, que iba a visitar a
prepotente nuestras valijas. del frío intenso, andaban con su padre, un exiliado argen-
Ernesto lo paró en seco con los pies desnudos, se calza- tino que vivía en Bolivia. En-
la contundencia que lo carac- ban con unas ojotas hechas seguida descubrimos que
terizaba cuando se enojaba. con goma de neumáticos vie- teníamos amigos en común,
El gigantón comprendió que jos. Nosotros tratábamos de conocía a compañeros de
sus “servicios” no eran bien- conversar con ellos durante rugby de Ernesto, a médicos
venidos y que no iba a obte- las paradas, pero era sin duda amigos de mi padre. La noche
ner nada de nosotros y dejó gente reservada, que sólo ha- la pasamos en un camarote,
nuestro equipaje. blaba para responder cuan- correspondiente a la primera
do otra persona se dirigía a clase. Igual no alcanzó para
Bolivia nos recibió sin mu- ellos, que parecía indiferente guarecernos del frío, que era
chas novedades en cuanto a a todo. La mayoría incluso no impresionante. A la mañana
paisajes, ya que los últimos hablaba español, únicamente siguiente nos levantamos ti-
kilómetros de la geografía ar- quechua o aimara. ritando, hasta el agua de los
gentina que habíamos reco- lavatorios estaba congelada.
rrido nos habían acostumbra- Deberíamos esperar hasta La Los indios seguían impertérri-
do al color gris omnipresente Paz para encontrar la agita- tos con sus pies desnudos y el
en el altiplano y a la falta de
vegetación. La única nota de
color eran las vestimentas de
los indios, sus sombreritos,
ponchos, polleras, siempre
de tonos vistosos.

Nosotros nos sentíamos an-


siosos por empezar a cono-
cer los cambios sociales que
estaba generando el nuevo
gobierno revolucionario. “Bo-
livia es un país que ha dado un
ejemplo realmente importante
Ernesto Guevara y Carlos Ferrer despidiendo a José María Nougués en la
a América”, se entusiasmaba estación de tren en las afueras de La Paz. Nougués volvía a Buenos Aires
Ernesto contándole nuestro a retomar sus estudios después de haber visitado a su padre.

43
O cu b r e
t
buche siempre hinchado por de una quebrada al pie del im- Nougués, y nos fuimos a bus-
las hojas de coca que masti- presionante cerro Illimani, un car la pensión más barata que
caban permanentemente. La gigante blanco de 6.457 me- pudiéramos encontrar. No fue
coca tiene un efecto aneste- tros. Una hora más tarde, des- difícil, preguntando llegamos
siante, aplaca el hambre, la cendíamos del tren en La Paz, a una pensión en la calle Ya-
sed, el cansancio, el descon- la ciudad que Ernesto calificó nacocha que respetaba a raja-
suelo. Era el antídoto natural como “la Shangai de América”. tabla la relación entre precio y
contra ese mundo triste que Era un sábado a la tarde y fal- calidad: era muy barata, pero
atravesábamos, melancólico taba poco para que se hiciera roñosa. Para nosotros era su-
como una musiquita de que- de noche, no nos pareció un ficiente. Con ironía, Ernesto
na sonando a lo lejos. buen momento para molestar le escribió a su madre apenas
Era todavía de día, alrededor a los destinatarios de las mu- nos instalamos:
de las cuatro de la tarde, cuan- chas cartas la recomendación “Aquí estamos en un hotel de
do divisamos desde el tren la que llevábamos. Nos despedi- lo más bacán por un día hasta
ciudad de La Paz en el fondo mos de nuestro nuevo amigo ver qué hacemos de nuestros

No se vive
celebrando
victorias, sino
superando
derrotas.

Ernesto CHE Guevara


44
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

huesos. Lo más que estare- gentina y a la que nos había drada difícil de cambiar. En
mos aquí será una semana de recomendado la familia de muchos puntos de la ciudad
modo que si no han escrito no nuestro amigo Carlos Figue- había grandes carteles pinta-
vale la pena que lo hagan [...] roa. Nos recibieron con afec- dos en los muros que decían
hasta Lima, donde estaremos to y entusiasmo, como ocu- “Aquí no orinar. Hay multa”. Y
dentro de una semana a quin- rrió con casi todos nuestros la mitad de la inscripción es-
ce días. La vista de La Paz al contactos, y nos ayudaron taba borrada por la orinada
llegar el tren es preciosa, vere- invitándonos a comer, lleván- de la gente a la que era impo-
mos hoy qué tal es la ciudad de donos a conocer los distintos sible controlar.
cerca”.1 puntos de la ciudad y presen-
tándonos gente. Comprendía el impacto que
Rendidos, esa primera noche había causado en Ernesto
nos arrastramos hasta una La ciudad nos deslumbró. durante su primer viaje el
fonda cercana a comer algo. Nos encantó su arquitectura encuentro con nuestros her-
Había una mesa larga donde colonial, sus callecitas empi- manos indígenas, tan desco-
los parroquianos se iban sen- nadas, llenas de vericuetos, nocidos para nosotros. Pero
tando a medida que llegaban el mercado Camacho, donde lo que más nos impactó fue
y les servían el plato del día, un ofrecían tentadoras frutas, y toparnos en la ciudad con la
guisote típico boliviano lleno los alegres barcitos de la ca- Bolivia revolucionaria: por to-
de incógnitas. Nosotros, hijos lle (avenida) 16 de Julio. La das partes pululaban grupos
del bife, el puré, las papas fri- influencia de la cruz era evi- de milicianos armados que
tas, las milanesas, lo comimos dente; las iglesias, numerosas recorrían las calles. Ese mis-
sin mucha convicción pero y fantásticas, concentraban mo año había triunfado un
con bastante hambre. De fon- casi todos los tesoros artísti- movimiento revolucionario
do, unos guitarreros anima- cos. Los collas inundaban la que había llevado al gobier-
ban la noche. En un momento ciudad, con sus vestimentas no a Víctor Paz Estenssoro y
tocaron un tango y a mí se me llamativas, su paso cansino y a Hernán Siles Zuazo, líderes
hizo un nudo en la garganta, sus rostros hieráticos, donde del MNR. Esa revolución ha-
¡pucha que estaba lejos de era difícil adivinar una expre- bía apuntado al corazón del
casa!, pensé. No me animaba sión. Las mujeres andaban poder económico boliviano
a mirar a Ernesto. Con cuidado con sus crías a sus espaldas. al nacionalizar las minas de
levanté la vista y vi que él tam- Muchos eran vendedores estaño, propiedad de las fa-
bién tenía los ojos vidriosos. ambulantes, todos parecían milias Aramayo, Patiño y Ho-
Al día siguiente, nos higieni- cansados y como apáticos chschild. Por ser el estaño la
zamos como pudimos, nos frente a la vida. Para mí era principal fuente de recursos
afeitamos y planchamos las una raza desconocida que del país, estas familias tenían
pilchas para ir a ver a nues- me sorprendía y me intriga- el control absoluto de la eco-
tros posibles benefactores ba. Nos causaba gracia ver nomía y de la política, mien-
en La Paz, armados con las cómo hacían sus necesidades tras la mayoría indígena vivía
cartas de recomendación. en plena calle sin ningún pu- en un estado de pobreza te-
Los primeros fueron los Peña- dor. Las indias, que no usaban rrible y virtual servidumbre
randa, una familia de buena ropa interior, simplemente se hacía siglos.
posición social y económica agachaban, hacían lo suyo y
que tenía parientes en la Ar- seguían su camino dejando El nuevo Gobierno también
1. William Gálvez Rodríguez: Viajes y donde cayera el producto hu- había disuelto al Ejército y
aventuras del joven Ernesto. Ruta del meante de sus intestinos. Era anunciaba para esos días una
guerrillero, La Habana, Editorial de
una costumbre muy acen- importante reforma agraria.
Ciencias Sociales, 2002, p. 229.

45
O cu b r e
t
El país hervía de novedades al Gobierno, al que apoyaban reivindicación serio, pero que
y había tantos dispuestos a pero al que también recla- personalmente es un advene-
defender los cambios como a maban reformas más profun- dizo mujeriego y parrandero.
atacarlos. La revolución boli- das. Del otro lado, se hablaba Probablemente el poder que-
viana no había sido gratuita. todo el tiempo de que se ve- de definitivamente en manos
Como le contó Ernesto a Tita nía una contrarrevolución en del grupo Lechín, que cuenta
Infante en una carta: “Se ha cualquier momento. Los res- con la poderosa ayuda de los
luchado sin asco. Aquí las re- tos del Ejército disuelto no es- mineros armados, pero la re-
voluciones no se hacen como taban tranquilos, ya en enero sistencia de sus colegas de go-
en Buenos Aires, y dos o tres habían intentado un golpe bierno puede ser seria, sobre
mil muertos (nadie sabe exac- de Estado. Y para complicar todo ahora que el Ejército se
tamente cuántos) quedaron aún más las cosas, dentro del reorganizará”.3
en el campo”.2 Y la lucha se- Gobierno había divisiones in-
guía, aunque para ese enton- ternas. Ernesto las describía Este análisis fue escrito cuan-
ces ambos bandos estaban a así: do terminó nuestro periplo
la expectativa: de un lado los “El MNR es un conglomerado boliviano –que al final duró
campesinos que reclamaban en el que se notan tres tenden- un poco más de un mes en
la concreción de la anhelada cias más o menos netas: la de- lugar de la semana que te-
reforma agraria, y los mine- recha, que está representada níamos prevista–, y muestra
ros, que se habían agrupado por Siles Zuazo, el vicepresi- la madurez política de Er-
en la Central Obrera Boliviana dente y héroe de la revolución; nesto y sus inquietudes a la
(COB), organizaban marchas el centro, por Paz Estenssoro, hora de viajar, que iban mu-
y armaban a sus afiliados más resbaladizo aunque pro- cho más allá de las turísticas.
para demostrar fuerza frente bablemente tan derechista Claro que los primeros días
2. Adys Cupull y Froilán González: Cáli- como el primero; y la izquierda todavía no captábamos estas
da presencia. La amistad del “Che” y Tita por Lechín, que es la cabeza sutilezas y simplemente nos
Infante a través de sus cartas, Rosario,
visible de un movimiento de impactaban los tiros que se
Ameghino, 1997, p. 44.
escuchaban por todas par-
tes en la ciudad, las leyendas
pintadas en los muros y los
hombres de raíces indígenas
que parecían haberse adue-
ñado del país. “Una riquísima
gama de aventureros de todas
las nacionalidades vegetan y
medran en medio de la ciudad
policroma y mestiza que mar-
cha encabezando al país hacia
su destino”4, fue la primera
impresión que escribió Ernes-
to en su diario ese domingo
que empezamos a recorrer la
ciudad.

Unos días más tarde, está-


Ernesto Guevara con la familia Nougués y otros amigos en la estación
de tren que está dentro de la ciudad de La Paz. En la parte de abajo de
la foto, al lado derecho, está Ernesto. 3. Ib.: pp. 44 y 45.
4. E. Guevara: Otra vez, p. 12.

46
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

bamos tomando un café en tenssoro. Así que en los nu- se mezclaban los popes de la
la confitería La Paz cuando merosos asados y cenas a los revolución con los hacenda-
comprobamos de cerca la de- que nos invitaron pudimos dos y los dueños de las mi-
gradación a la que se veían codearnos con la gente que nas, y también los exiliados
sometidos los indios bolivia- estaba en el candelero social y aventureros argentinos. Era
nos. Una señora sentada en y político de ese momento. El un lugar en las afueras de la
otra mesa disfrutaba una me- viejo Nougués era un perso- ciudad bastante escondido
rienda con sus hijos, mientras naje, como un viejo cacique y exclusivo al que se podía
la collita cuidadora de los chi- con un halo de señorío, “un llegar si te conducía algún
cos estaba echada en el suelo hidalgo tucumano”, en pala- habitué. Los Nougués nos lle-
y los chicos le tiraban las so- bras de Ernesto. En su diario vaban en auto y era bastante
bras de sus sandwiches para lo describe: “Sus ideas políti- peligroso porque había que
que las comiera como si fuera cas hace mucho que han enve- pasar por el control de pa-
un perrito. Nosotros no po- jecido en todo el mundo, pero trullas campesinas de gente
díamos creer que eso pudiera él las mantiene independiente armada. Un día, volviendo
ocurrir en pleno siglo XX. Es- al huracán proletario que se ha del Gallo en el auto de Gogo,
tábamos comentando horro- desatado sobre nuestra belico- un hermano de Nougués, nos
rizados la escena, cuando nos sa esfera. Su mano amiga se detuvo una patrulla indígena
encontramos casualmente tiende a cualquier argentino a punta de fusil. Yo creí que
con José María Nougués, el sin preguntar quién es y por nos fusilaban ahí mismo. Se
muchacho al que habíamos qué viene, y su serenidad au- acercó uno y nos pidió do-
conocido en el tren. Otra vez gusta arroja sobre nosotros, cumentos. Gogo, que estaba
la suerte estaba de nuestro míseros mortales, su protec- bastante tomado y que tenía
lado. Nos presentó a su pa- ción patriarcal, sempiterna”.5 ese trato campechano de pa-
dre, Isaías Nougués, un hom- trón de estancia, le contes-
bre muy importante en la Esa protección nos llevó a tó: “Che, guarda esa escopeta
colonia argentina instalada vivir durante nuestra estadía para cazar perdices”. Zafamos,
en Bolivia. Había sido gober- boliviana una vida de gran- nos dejaron ir. Ernesto y yo no
nador de Tucumán y funda- des contrastes. Por un lado teníamos mucha conciencia
dor del Partido Blanco, y su frecuentábamos las reunio- del peligro, a pesar de que sa-
antiperonismo lo había lleva- nes, las fiestas, y los lugares bíamos que todas las noches
do a exiliarse. La simpatía ha- de reunión de la alta socie- aparecía algún muerto por
cia nosotros fue instantánea. dad paceña, y por el otro nos ese tipo de encontronazos. En
Isaías había conocido a nues- mezclábamos con el pueblo El Gallo de Oro ocupábamos
tros padres, incluso a nues- y vivíamos experiencias muy un lugar en la mesa donde
tras madres, a las que piropeó importantes como la visita a los grandes señores discutían
(“Celia y Dolly, muy monas las la mina de la Bolsa Negra. todos los asuntos políticos y
dos”). Así que nos adoptó. Las nosotros, que éramos los más
puertas de su casa se abrieron Uno de los lugares clave que chicos y que no estábamos
de par en par para nosotros. conocimos gracias a Nou- para nada de acuerdo con
La magnífica casa de los Nou- gués fue la boite El Gallo de muchos de los comentarios
gués estaba en las afueras de Oro. Ahí se cocinaban todos derivados de la situación so-
La Paz, en el barrio de Calaco- los asuntos políticos, muchos cial privilegiada que gozaba
to. Allí se reunían los exiliados, incluso le decían en broma la esta gente, escuchábamos
políticos, civiles y militares del segunda casa de gobierno. más de lo que opinábamos.
peronismo. Incluso, Nougués Entre tragos y mujeres lindas Como siempre, Ernesto radio-
era amigo del presidente Es- grafió en un párrafo la forma
5. Ib.: p. 14.

47
O cu b r e
t
la mejor cocaína del mundo!”,
nos dijeron. La cocaína esta-
ba tan disponible en La Paz
que no la distribuían en pa-
quetitos o “ravioles”, como
decimos en la Argentina, sino
en petacas y te la ofrecían en
todos lados.

La primera ventaja que ob-


tuvimos de nuestra relación
con los Nougués fue cambiar
nuestro alojamiento. El mis-
mo día que nos conocimos
Carlos Ferrer junto al ingeniero y al administrador en la mina Bolsa nos consiguió, a través de sus
Negra. En ese momento el lugar estaba desierto porque los mineros
habían partido a La Paz a participar de una manifestación. La foto fue contactos, un lugar mucho
tomada por Ernesto Guevara. mejor por el mismo precio.
La pensión era modesta pero
limpia. Nosotros almorzába-
de pensar de esta élite: en Europa con amistades mos alguna cosita ahí y des-
“La gente llamada bien, la como el millonario Aristó- pués nos íbamos a tomar café
gente culta, se asombra de los teles Onassis. Por supuesto, con Nougués y sus amigos
acontecimientos y maldice la siempre nos pagaban todo. Y que terminaban de almorzar
importancia que se les da al no sólo whisky circulaba allí. en el Gran Hotel Sucre, lo más
indio y al cholo, pero en todos Una noche, Ernesto volvió del bacán de La Paz. Un día que
me pareció apreciar una chis- baño intrigado y me comentó sobró algo, preguntamos si
pa de entusiasmo nacionalista por lo bajo que allí había vis- no lo iban a comer, y a par-
frente a algunas obras del go- to a unos señores que habían tir de ese día los mozos, a los
bierno. Nadie niega la necesi- estado en nuestra mesa aspi- que les caíamos bien, nos
dad de que acabara el estado rando algo de una petaca. “Es guardaban todo lo que deja-
de cosas simbolizado por el cocaína boludo, estamos en ban los demás para cuando
poder de los tres jerarcas de las Bolivia”, le contesté yo, can- llegábamos para “el café”. Y
minas de estaño, y la gente jo- chero, porque tenía un tío jo- nosotros dábamos cuenta in-
ven encuentra que éste ha sido ven y solterón, Quique Ferrer, mediatamente de lo que nos
un paso adelante en la lucha que en Buenos Aires me ha- ponían adelante, porque el
por una mayor nivelación de bía hecho conocer la noche cinturón de castidad estaba
personas y fortunas”.6 “espesa”. Me llevaba a mí y a cada vez más flaco y tenía-
mis amigos a los cabarets y a mos todavía mucho viaje por
Pero no todo era política en los lugares donde se tocaba delante. Comíamos tanto que
El Gallo de Oro. Por allí circu- tango. Y en el ambiente artís- Gogo Nougués nos dijo que
laban todo tipo de diletantes, tico en la década de los 50 ya en Lima, donde pensábamos
buscavidas y playboys. circulaba la falopa7 en Buenos reencontrarnos, nos iba a lle-
Gogo era uno de ellos, era un Aires. Pero Ernesto no tenía ni var a un restaurante donde si
dandy de los de antes, que idea de su existencia. Cuando te comías más de tres pollos,
nos entretenía contándonos le contamos a los Nougués se no te cobraban. “Los voy a lle-
entre whiskies sus andanzas mataron de risa: “¡Si acá está var como exponentes argenti-
nos, porque se comen todo y
6. Ib.: p. 12. 7. Droga.

48
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

son unos palos”, se reía. Fre- ra. Un día, Nougués lo encon- pero no viril. El paso cansino y
cuentábamos tanto el hotel tró casualmente haciendo fila la falta de entusiasmo de todos
que incluso una de las cartas para comer un guiso en la ca- le quitaba fuerza vital, faltaban
de Ernesto a su madre está lle y le preguntó cómo se ani- los rostros enérgicos de los mi-
escrita en un papel carta del maba a comer cualquier cosa neros, decían los conocedores”.8
Sucre Palace Hotel (“cala el donde fuera. “Es que me pasé
epígrafe, mami”, le pone jo- toda la vida cuidándome con Nuestra primera excursión
coso haciendo referencia al la comida por el asma y ahora fuera de la ciudad fue a los
membrete). Yo, que era más que me siento bien, no quiero Yungas, que es un valle fértil
amante de la buena vida que dejar pasar ninguna oportuni- cercano a la zona selvática al
Ernesto, estaba encantado dad de probar algo”, le contes- que se llega después de atra-
con nuestras nuevas amista- tó Ernesto. vesar los cerros que rodean
des. En una carta a mi madre la ciudad y que fueron como
del 22 de julio, le escribo: “La Nuestras visitas al Hotel Su- una explosión de color verde
gente bien de La Paz nos invita cre no eran sólo sociales y después de tanta aridez. Fui-
a almorzar... nos lleva a pasear gastronómicas. La terraza del mos a dedo en camión, subi-
en auto por la ciudad y nos ha hotel era el mejor palco para mos por caminos de cornisa
invitado a una fiesta. Fuimos a presenciar las manifestacio- más de 4.500 metros hasta un
una boite, El Gallo de Oro, que nes de los mineros por la ca- lugar llamado La Cumbre y
pertenece a un argentino. No lle principal. Iban marchando, después descendimos hasta
nos dejaron pagar nada. Todos disparando al aire sus “tarta- los Yungas. Ernesto describe
los argentinos aquí son muy mudas” o “piripipís” como les el paisaje: “Sobre las laderas
unidos, nos han tratado fan- decían ellos a las ametralla- vegetadas que se despeñaban
tásticamente. A toda hora son doras. Eran demostraciones hacia un río distante abajo,
meriendas, comidas en el Su- de fuerza impresionantes en varios centenares de metros,
cre y en el Hotel La Paz, los dos la cara de la oligarquía. El ojo y custodiados por un cielo nu-
mejores... Esta tarde vamos a crítico de Ernesto lo dejó re- blado, se desperdigaban cul-
tomar el té con un par de chi- gistrado en su diario: “[...] pa- tivos de cocos con sus típicos
cas ricas y esta noche vamos a saron en interminable desfile grados9, de bananeras que a
un baile”. gremios, colegios y sindicatos la distancia semejan hélices
haciendo cantar la Máuser con verdes emergiendo de la selva,
A Ernesto yo lo llevaba un bastante asiduidad. Cada tan- de naranjos y otros citrus, de
poco a la rastra y lo hacía em- tos pasos uno de los directores cafetales enrojecidos de frutos;
pilcharse mejor, porque él de las especies de compañías todo matizado por la raquíti-
seguía fiel a su costumbre de en que estaba fraccionado el ca figura de un papagayo con
vestirse de cualquier manera, desfile gritaba: ‘Compañeros una configuración que recuer-
aunque la fiesta fuera en una del gremio tal, viva La Paz, viva da algo la estática figura de la
embajada o en una casa pitu- la independencia americana, llama y de otros frutales y árbo-
ca. Y a pesar de la farra, las co- viva Bolivia; gloria a los proto- les del trópico”.10 Pasamos allí
milonas y las salidas, Ernesto mártires de la independencia, dos días más bien turísticos
seguía viento en popa con su gloria a Pedro Domingo Muri- 8. Ib.: pp. 12 y 13
asma. Caminaba por las calles llo, gloria a Guzmán, gloria a 9. Si bien cito textualmente la versión
de Ernesto del diario que hace la Edito-
a los trancazos, como cami- Villarroel’. El recitado se efec- rial Sudamericana, entiendo que existe
nan los Guevara, y muchas tuaba con voz cansina a la que un error de tipeo o de transcripción,
debido posiblemente a la “letra de mé-
veces me llevaba a la rastra a un coro de voces monótonas dico” de mi amigo. En esa frase sin duda
mí, que me cansaba más rápi- daba su marco adecuado. Era se refiere a los cultivos de coca con sus
do o me apunaba por la altu- típicas gradas.
una manifestación pintoresca
10. Ib.: p. 13.

49
O cu b r e
t
y muy divertidos aunque se alemán que nos atendió nos ciones que veíamos desde la
empezaba a notar la escasez mostró todo amablemente y terraza del Hotel Sucre, divisé
femenina que nos acompa- a pesar de que todo en apa- dos chicas monísimas entre
ñaba desde nuestra partida riencia era correcto, Ernesto, el público. Sin pensarlo dos
de Retiro. Ernesto compartía que siempre veía un poco veces me crucé y me acerqué
mi opinión: “Pasamos en los más allá, reflexionó más tar- a hablarles, a “arrimar la cha-
Yungas (sic) dos días magnífi- de: “El indio sigue siendo una ta” como se decía en ese en-
cos, pero faltaban en nuestro bestia para la mentalidad del tonces. Empezamos a charlar,
acervo dos mujeres que pusie- blanco, sobre todo si es euro- siempre se podía establecer
ran la nota erótica como matiz peo, por más hábitos que lle- conversación siendo argen-
necesario al verde que nos ro- ve”.12 tino, te miraban como a al-
deaba por todos lados”.11 guien especial e interesante.
Volvimos a La Paz en la camio- En ese momento apareció un
Debimos conformarnos por el neta de unos muchachos que morocho bajito, de treinta y
momento con la exuberancia conocimos allá. Al llegar me pico de años, y se sumó a la
vegetal. Visitamos una granja propuse solucionar lo antes charla. Enseguida, mi nue-
escuela de los curas salesia- posible la sequía femenina vo compañero de aventuras
nos donde se educaba a los que nos aquejaba. Durante sugirió ir los cuatro a tomar
indios de la zona. El sacerdote una de las tantas manifesta- algo. Yo me empecé a poner
11. Ib.: p. 13. 12. Ib.: pp. 13 y 14.

Carlos “Calica” Ferrer fue amigo de Ernesto Che Guevara por más de veinte años. Luego del viaje con Alberto
Granado, que fue inmortalizado en la película “Diarios de motocicleta”, el Che realizó un segundo viaje por
América Latina, en este caso acompañado de “Calica” Ferrer.

50
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

nervioso porque no tenía un


centavo y propuse dejarlo
para el día siguiente. Él insis-
tió y las chicas agarraron via-
je enseguida, así que no me
quedó otra que sumarme. Le
avisé con una seña a Ernesto,
que seguía en la terraza del
hotel, que nos íbamos y nos
sentamos en un bar. Yo pedí
un cafecito humilde y todos
empezaron a ordenar masi-
tas, sandwiches, el tipo pidió
un whisky importado. Yo, para
Carlos Ferrer remando en el Titicaca junto a un originario de la zona.
mis adentros pensaba: “Hoy La foto fue tomada por Ernesto Guevara. La embarcación los trans-
lavo platos”. La conversación portaba a la Isla del Sol.
se animó, el lance romántico
venía bien, pero cuando el conocido en la calle. Ernesto, primera acción revolucionaria
tipo llamó al mozo para pedir por su parte, también cono- comandada por el entonces
otra ronda de whisky, empe- ció a una chica en una fiesta, joven e ignoto Fidel Castro: el
cé a hacerle señas disimula- Martha Pinilla, hija de una fa- asalto al Cuartel Moncada en
das para que entendiera que milia aristocrática y rica, pro- Santiago de Cuba, cuyo obje-
estaba seco. “Chico, despreo- pietaria de numerosas tierras tivo final era derrocar al dicta-
cúpate que pago yo”, me soltó y propiedades en las afueras dor militar Fulgencio Batista.
con una carcajada estruendo- de la ciudad. “Hay algo on- El ataque no tuvo éxito y los
sa. El arrime terminó con éxi- dulante y con buche que se ha militares los reprimieron asesi-
to total, cada uno se engan- cruzado en mi camino, vere- nando a casi 70 jóvenes rebel-
chó a una de las chiquilinas. mos...”, la define Ernesto en su des. Los sobrevivientes fueron
diario.13 En materia de muje- apresados, entre ellos estaba
Cuando nos quedamos solos, res estábamos más o menos Fidel Castro, de 26 años, y su
mi nuevo amigo me explicó hechos. hermano Raúl. Unos días más
su situación. Era un coronel tarde nos enteramos del he-
venezolano de apellido Ra- Mientras pasábamos los días cho en casa de Nougués, pero
mírez a quien, en castigo por en la capital boliviana, alter- muchos dudábamos, porque
una intentona contra el dicta- nando un poco esquizofréni- las informaciones venían ex-
dor Pérez Jiménez, lo habían camente entre las milongas clusivamente del Gobierno
enviado como agregado mili- de la sociedad paceña y el cubano. Para nosotros era una
tar al consulado de Venezue- descubrimiento de la realidad revuelta más contra otro de
la en Bolivia. Con sueldo en social emergente, muy lejos los tantos gobiernos dictato-
bolívares, el tipo vivía como de allí se producía un hecho riales que gobernaban nues-
un rey en La Paz. Asiduo pa- que marcaría toda la vida de tra América. Ernesto no tenía
rroquiano de El Gallo de Oro Ernesto. En la madrugada del idea de cuál sería su destino,
y del Hotel Sucre, pronto se 26 de julio de 1953, mientras aunque sí tenía conciencia de
hizo compinche nuestro. nosotros seguramente dor- que iba hacia algo. Creo que
Además, seguían nuestros míamos la mona de alguna por eso escribía obsesivamen-
respectivos romances con fiesta, se produjo en Cuba la te todo lo que vivía en su viaje,
las dos amigas que habíamos tenía la premonición de que
13. Ib.: p. 14.

51
O cu b r e
t
algo importante iba a pasar. cina. Hacia allí partimos y nos mos por las buenas nuevas.
“En alguna guerrita nos vamos encontramos con el doctor
a meter”, me decía mitad en Molina que nos trató con mu- A la mañana siguiente, volvi-
serio y mitad en broma. cha amabilidad y le ofreció a mos a sacar el “jorge” de Er-
Ernesto un trabajo de médico nesto y mi traje a rayas salva-
Dos temas quedaban pen- en una mina durante tres me- do por mi madre de la última
dientes de solución y nos ses y a mí como enfermero. agarrada en Buenos Aires, y
preocupaban: nuestra situa- Aceptamos, pero solo un mes así, pintones, partimos nue-
ción económica, que se de- porque teníamos miedo de vamente rumbo al colegio de
terioraba aceleradamente a gastarnos toda la plata y que- médicos. Para nuestra sorpre-
pesar del cambio favorable y darnos varados indefinida- sa, una señorita muy amable
de la generosidad de nues- mente en Bolivia. El sueldo en nos informó que el doctor
tros nuevos amigos, y las vi- la moneda boliviana no valía Molina había salido por dos
sas que nos permitirían o no prácticamente nada en el res- o tres días para realizar ins-
continuar con nuestro viaje. to de América. Nos volvimos pecciones en las minas. Sin
a nuestra pensión entusias- dejarnos vencer, volvimos
La visa de Ecuador la conse- mados con la promesa de re- tres días más tarde y esta vez
guimos con facilidad a través gresar a verlo al día siguiente la señorita nos pidió que vol-
de los numerosos contactos para combinar los detalles. viéramos dentro de “un par
de los Nougués. Pero el prin- Las cosas se iban ordenan- de días”. Así estuvimos casi
cipal problema seguía sien- do, ya teníamos las visas y un veinte días yendo y viniendo
do la de Venezuela, que era trabajo para recuperar algo como en una comedia de en-
casi imposible de obtener. Mi del dinero perdido y que nos redos, con los trajes cada vez
providencial encuentro con atraía por la posibilidad de más desplanchados, el cin-
el coronel Ramírez tenía que convivir con los mineros du- turón de castidad más flaco
servir para algo más que para rante un mes y conocer de y las esperanzas maltrechas.
la aventura romántica en la cerca su realidad. Y de yapa, Cuando al fin el doctor Moli-
que me había metido. Un día teníamos nuestros intereses na volvió, decidimos no acep-
almorzando le conté nuestro amorosos viento en popa. La tar el trabajo, porque con la
problema y le hice todo el Pinilla era una chica de 22 o espera sumada al mes que
relato de nuestro fallido en- 23 años, más alta que Ernes- debíamos trabajar, el tiempo
cuentro con el cónsul en Bue- to, bonita y distinguida, hija de permanencia en Bolivia
nos Aires. “Ese tipo es un coño de un diplomático boliviano, se elevaba casi a dos meses
de su madre, huevón”, me dijo que hablaba correctamente y nuestras finanzas no lo per-
Ramírez. A los dos días nos tra- inglés y había estudiado en mitían. Fue una decisión di-
jo las visas para Ernesto y para Nueva York y en Washington. fícil porque por un lado nos
mí. “¿Viste que al final le pisé la Ella y su familia eran contra- atraía la situación política y
panza al cónsul?”, me dijo Er- rios al movimiento revolucio- social que se vivía en Bolivia y
nesto con una sonrisa triunfal. nario, pero no decían nada queríamos quedarnos a verla
porque el cuerpo diplomáti- de cerca, sobre todo porque
Quedaba sin resolver el tema co casi no había sido tocado había rumores de una inmi-
económico que se volvía pe- por el Gobierno. A Ernesto le nente revuelta popular que
liagudo. Ernesto desempol- gustaba mucho aunque dis- finalmente no se produjo.
vó una de las cartas de re- cutían por la cuestión políti- Pero por otra parte, teníamos
comendación: la del doctor ca. Esa noche salimos, como claro que el objetivo final de
Ferreira de Buenos Aires para casi todas las noches, con ella nuestro viaje era Venezuela.
el colegio boliviano de medi- y con mi festejada, y brinda- Al menos conseguimos que

52
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Seamos la
pesadilla de
los que
pretenden
arrebatarnos
los sueños

Ernesto CHE Guevara


53
O cu b r e
t
el doctor Molina nos diera quedaba en esa zona y que el con elocuencia: “Es un espec-
una carta de recomendación Gobierno estaba a punto de táculo imponente: a la espalda
para ir a visitar una mina de expropiar. el augusto Illimani, sereno y
wólfram en medio de las majestuoso, adelante el blanco
montañas. – ¿Dónde empieza la estancia Mururata, y ante los edificios
de los Pinilla? -le preguntó al de la mina que semejan copas
Gracias a esa recomendación indio. de algo arrojado desde el cerro
nos aseguramos el alojamien- – Uh, hace rato que empezó. que quedaran allí por capri-
to en la mina, pero no tenía- – ¿Y dónde termina? chos del accidente del terreno
mos pasaje ni dinero para – Falta mucho. que los detuviera. Una gama
comprarlo. Ernesto sacó a – Che, mirá la ricachona que enorme de tonos oscuros irisa
relucir su experiencia del via- te levantaste – lo cargué –, es el monte, el silencio de la mina
je anterior y fuimos hasta un dueña de media Bolivia. quieta ataca hasta a los que
mercado a preguntar quién como nosotros no conocen su
salía para esa zona. Un camio- Pasaban las horas y cada vez idioma”.14 Ya casi era de no-
nero accedió a llevarnos. Par- que le preguntábamos al in- che, habíamos viajado todo
timos a la mañana siguiente dio si ya había terminado la el día y estábamos rendidos.
muy temprano. Por suerte, el propiedad de Pinilla nos de- Nos recibieron los ingenieros
camionero iba solo y nos dejó cía “falta, falta”. Finalmente, con cordialidad y después de
viajar con él en la cabina, por- después de horas de viaje, la cena regada de anécdotas
que hacía un frío de la gran paró el camión y nos dijo: nos fuimos a dormir.
flauta que se iba acentuando “Termina acá”. Nos bajamos
a medida que subíamos por un poco a estirar las piernas y A la mañana siguiente era do-
las laderas escarpadas del Illi- otro poco por curiosidad. Ha- mingo y nos despertamos ro-
mani. Cada tanto nos cruzá- bía un puesto con un par de deados por las montañas cu-
bamos con algún camión que ranchos donde reinaba una biertas de nieve. Uno de los
llevaba a los indios en la caja miseria espantosa. Nos pusi- ingenieros nos hizo de guía
de la carga. Aguantaban el mos a conversar con los in- y nos llevó a conocer un lago
frío impertérritos. El camión dios que trabajaban para los alimentado por un glaciar del
que nos llevaba estaba com- Pinilla y nos relataron unas cerro Mururata y luego el in-
pletamente destartalado y lo historias muy tristes que nos genio donde se obtiene el
pronunciado de las subidas y hicieron sentir mal. Nos dije- wólfram triturando el mineral
bajadas nos hizo preocupar ron que no los dejaban tener que extraen los mineros del
por el estado de los frenos. animales, que solo podían co- socavón con un molino. Nos
“No se preocupen, no se pre- mer el maíz que crecía en la dieron todo tipo de explica-
ocupen”, nos tranquilizó el in- zona, pero que no se les per- ciones técnicas muy intere-
dio que manejaba tranquilo mitía criar ni una gallina para santes que Ernesto anotaba
como si estuviera en un valle. que les diera huevos o una prolijamente y que luego vol-
Cada tanto llegábamos a un vaca para tener leche. caba en su diario.
altiplano donde el camino se Estábamos ansiosos por co-
hacía recto y podíamos respi- Seguimos nuestro camino nocer el socavón, meternos
rar un poco. ascendiendo hasta los 5.000 en las profundidades de la
metros y luego descendimos montaña, pero se había he-
En unos de esos descansos, hasta un valle donde está la cho tarde y lo dejamos para
Ernesto se acordó que Mar- administración de la mina Bol- el día siguiente.
tha le había dicho que su fa- sa Negra. El paisaje era sobre-
milia tenía una estancia que cogedor. Ernesto lo describe
14. Ib.: p. 14.

54
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Bien temprano partimos para ya era toda una experiencia, de ranchos donde vivían los
la montaña donde estaba la pero la impresión más fuer- mineros con sus familias, y
veta de la que se extraía el te, que nos marcó a los dos a los ingenieros nos mostraron
mineral. Nos vistieron con fuego, la tuvimos cuando vol- ametralladoras instaladas es-
impermeables y botas de vimos a salir a la superficie. tratégicamente apuntando
goma y nos dieron lámparas A unos metros de la salida al rancherío. La mina en ese
de carburo. Entrar en la mina de la mina, había un barrio momento ya estaba nacio-
nalizada por el Gobierno y
dependía de la Secretaría de
Asuntos Mineros, pero hasta
hacía poco, cuando era pri-
vada y estaba en manos de
los grandes señores feudales
de Bolivia, las ametrallado-
ras se disparaban contra los
mineros y sus familias para
reprimirlos cuando pedían
alguna mejora en el salario o
en las condiciones de trabajo.
Nos contaron que esas ame-
tralladoras barrían con lo que
tuvieran adelante, mataban
hasta a los bichos. Ahora las
cosas habían cambiado y los
mineros no sólo habían ad-
quirido derechos sociales y
laborales, sino que el Gobier-
no los había armado como
milicia popular. De hecho, du-
rante esos días que pasamos
en la Bolsa Negra, los traba-
jadores estaban en La Paz en
una manifestación de apoyo
al Gobierno porque era el 2
de agosto, día del indio y la
Reforma Agraria y había ru-
mores de contrarrevolución.
Todo parecía aún más triste
y silencioso sin los mineros,
como bien anotó Ernesto en
su diario: “Pero la mina no se
sentía palpitar. Faltaba el em-
puje de los brazos que todos
los días arrancan la carga de
material a la tierra”.15

15. Ib.: p. 15.

55
O cu b r e
t
A la tarde volvieron los mi- hecho comprender más pro- gobierno muestra una casi to-
neros en varios camiones en fundamente el movimiento tal inoperancia para detener o
caravana. Los vimos venir social que se estaba produ- aun encauzar las masas cam-
a lo lejos, entre las monta- ciendo en Bolivia y cada vez pesinas y mineras, pero estas
ñas, disparando sus rifles y nos sentíamos más atraídos responden en cierta medida
ametralladoras al aire. Los por ese país de contrastes tan y no hay duda de que en una
estampidos se multiplicaban grandes. Pero la decisión de revuelta armada de la Falan-
por el eco, y Ernesto y yo nos seguir adelante con el viaje ge (el partido opositor), estos
quedamos mudos con esa estaba tomada: ya teníamos estarán del lado del MNR”.18
imagen poética del poder las visas y nos quedaba muy El apodo del DDT lo inventó
popular, pensando que esos poco dinero. Ernesto después de nuestra
mismos hombres a los que visita al Ministerio de Asun-
hoy veíamos invencibles y Por esos días, Ernesto le es- tos Indígenas. El consiguió
poderosos, hacía poco tiem- cribió al padre: “Estoy un poco que nos recibiera el ministro,
po estaban a merced de las desilusionado de no poder el “Ñuflo” Chávez, un indio
ametralladoras que apunta- quedarme, porque este es un que había logrado recibir-
ban a sus casas. “Llegaron los país muy interesante y vive se de abogado y hablaba el
mineros con sus caras pétreas un momento particularmente quechua y el aimara. En sus
y sus cascos de plástico colo- efervescente. [...] Hemos visto oficinas, muy coquetas, con
rado que los semejan guerre- desfiles increíbles con gente cortinados, alfombras y sillo-
ros de otras tierras”16, apunta armada de máuseres y piripipí nes tapizados, recibía a las
Ernesto. Los vimos bajar de que tiraban porque sí. Todos delegaciones indígenas que
sus camiones en orden y en- los días se escuchan tiros y hay venían a plantear los dramas
tregar sus armas en el depósi- heridos y muertos por armas que sufrían. Antes de entrar,
to. Les calculábamos 50 ó 60 de fuego. [...] La vida humana como suponían que los in-
años, pero no tenían más de tiene poca importancia aquí y dios tenían piojos, los espol-
30. Estaban todos afectados se da o se quita sin mayores as- voreaban con DDT en la cara,
por enfermedades pulmona- pavientos; todo eso hace que el cuello, el escote de la cami-
res, habían trabajado toda la para un observador neutral la sa, el pelo. Por la calle era muy
vida sin protección, sin hora- situación sea sumamente in- frecuente ver indios con las
rio, a destajo. La única aten- teresante, pese a lo cual, con cejas, las pestañas y el pelo
ción médica con la que con- un pretexto u otro, todo el que cubiertos de polvillo blanco.
taban era la de un enfermero puede se las toma olímpica- “Mira –nos codeábamos con
que vivía en la mina. Ernesto mente, nosotros entre ellos”.17 Ernesto–, este viene de ver a
se interesó por las condicio- Chávez.” El ministro nos reci-
nes sanitarias, sobre todo por Ernesto, a pesar de su admira- bió muy amablemente y nos
los partos. Los mineros, igual ción por muchos aspectos de regaló varios libros que da-
que los indios, no dejaban la revolución que se estaba ban cuenta del movimiento
que nadie se entrometiera en dando en Bolivia, no perdía ni revolucionario boliviano.
los nacimientos, los resolvían su visión crítica ni su sentido
con sus propias comadronas. del humor. La llamaba sar- A medida que nos íbamos
cásticamente la “revolución metiendo más en la cues-
Aprovechamos para volver del DDT” y le comentaba a su tión política boliviana, cada
con un camión que partía padre en una carta sobre las vez nos animábamos más a
hacia La Paz. Los días pasa- autoridades bolivianas: “El participar en las discusiones
dos en la mina nos habían en El Gallo de Oro o en lo de
17. E. Guevara Lynch: ...Aquí va un
16. Ib.: p. 15 soldado de América, p. 15. 18. Ib.: p. 15.

56
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Nougués, sobre todo Ernesto, Entre los personajes que co- gura en su libro.21
que además de su formación nocimos en lo de Nougués,
intelectual tenía la práctica estaba el “Gordo” Ricardo Muchos otros argentinos cir-
de las polémicas de las so- Rojo. Era un tipo muy sim- culaban por lo de Nougués, la
bremesas de lo de Guevara. pático e hizo buenas migas mayoría “buscas”. Conocimos
Ernesto mantenía conversa- con nosotros. Era un aboga- muchos tipos que venían a
ciones largas con personajes do argentino de 35 años, un buscar oro en el Beni, una
de todo tipo y defendía su dirigente radical que se había zona de Bolivia, cercana a un
posición con seguridad. Apo- tenido que rajar de la Argen- río donde había oro. Todos
yaba a la revolución boliviana tina, porque era defensor de estaban más secos que cuan-
por las conquistas que estaba presos políticos durante el do habían llegado, el poco
logrando, pero interiormente peronismo. Antes del exilio oro que habían conseguido
le exigía más porque buscaba lo habían metido preso dos se lo habían patinado22 en la
la perfección y era inflexible. comisarios peronistas que primera de cambio en minas,
No aceptaba pecados como eran bravísimos. Un poco ci- tragos, en el juego, y ahora
aprovechar las prebendas y nematográficamente, Rojo no tenían ni para el pasaje
regalos que suelen derivar logró escapar y se refugió en de vuelta. Eran aventureros
de las posiciones de poder. Ya la embajada de Guatemala. como nosotros, aunque a
en esa época tenía claro que El embajador en persona lo diferencia de ellos, nosotros
el mayor mal político era el llevó hasta el aeropuerto y lo no buscábamos guita, sino
imperialismo yanqui. Dentro metió en un avión con desti- conocer, tener nuevas ex-
del ambiente de alta socie- no a La Paz, donde nosotros periencias. Tenían unas his-
dad en el que nos movíamos lo conocimos. La historia de torias espectaculares y nos
en La Paz había gente que se su escape incluso salió publi- dieron consejos valiosos para
escandalizaba con sus opi- cada en la revista norteame- nuestro viaje. Parece que los
niones y que criticaba al Go- ricana Life y, como jóvenes buscadores eran más peli-
bierno revolucionario: “No es aventureros que éramos, nos grosos que las víboras y los
gente como uno”. “Imagínate impresionó bastante. Ernes- caimanes, había unas mafias
el país en manos de esos in- to escribió en una carta a su terribles. Entonces nos dije-
dios”, decían y, claro, sentían padre: “En Bolivia conocimos ron: “Ustedes, cuando estén
que el país era de ellos. a Ricardo Rojo, un dirigente por ahí, en los caminos, y les
radical que se mandó un pian- dé ganas de ‘cacarear’, sién-
El ejemplo más cercano lo te19 famoso de una comisaría tense uno frente al otro así se
temamos con la familia de la hace cosa de cuatro meses. cuidan las espaldas”. Fue una
novia boliviana de Ernesto, Posteriormente lo fuimos vien- buena recomendación que
los Pinilla, a quienes estaban do en Perú y lo encontramos siempre seguimos. A la hora
a punto de expropiarles esa en Guayaquil”.20 Rojo estaba que fuera, si uno quería hacer
enorme extensión de tierra momentáneamente “estacio- sus necesidades, despertaba
que recorrimos camino a la nado” en Bolivia viendo hacia al otro y nos vigilábamos mu-
mina. “Ahora entiendo que se dónde rumbeaba y se sumó tuamente.
opongan tanto al Gobierno”, gustoso a nuestra vida nó-
la cargaba Ernesto. Los Nou- mada en La Paz. Sin embargo, Todos los días uno de los dos
gués, a pesar de tener una como queda claro en la carta tomaba la iniciativa, “bueno,
posición distinta a la nuestra, de Ernesto, no nos acompaña vámonos de una vez” y el otro
eran personas comprensivas en nuestro periplo como ase- lo convencía, “no, espérate un
y abiertas con las que se po- 21. Ricardo Rojo: Mi amigo el Che, Bue-
19. Escape. nos Aires, Sudamericana, 1996.
día hablar de todo. 22. Gastar.
20. Ib.: p. 25.

57
O cu b r e
t
poco”. Los motivos para que- Finalmente nos pusimos de sensato, me sacó carpiendo.
darnos no faltaban. Bolivia acuerdo en irnos: habíamos A su madre le escribió con
era muy linda y disfrutába- consumido la mitad de nues- sorna: “Con todo no sería tan
mos de muchas facilidades, tras reservas del cinturón de raro que además de tus otras
estaba todo a mano y la situa- castidad. “Al fin estuvo todo hijitas, tuvieras algún nieto bo-
ción social y política nos inte- listo para partir, cada uno de liviano”.24
resaba. Ernesto ya poseía una nosotros tenía su referencia
visión muy clara del drama amorosa que dejar allí. Mi des- Nuestra preocupación in-
social de América. La tragedia pedida fue en el plano más in- minente antes de irnos era
de la pobreza, el precipicio telectual, sin dulzura, pero creo hacernos de algunos pesos.
que había entre las clases que que algo hay entre nosotros, Encontramos una de las solu-
lo tenían todo y los que no te- ella y yo”,23 se confesó Ernes- ciones más viejas del mundo:
nían nada, la falta de sanidad, to en su diario. A los dos nos el juego. Gracias a una parti-
de educación. Las experien- costaba irnos, la experiencia da de póquer conseguimos
cias que habíamos vivido en en La Paz había sido intensa y unos “mal habidos pesos”25,
Bolivia iban moldeando aún los respectivos romances nos según le confesó Ernesto a
más su pensamiento. Allí se habían enganchado más de Celia en una carta que le en-
podía tocar directamente la la cuenta. En un arrebato yo vió a través de un amigo que
injusticia y también se podía llegué a proponerle a Ernesto viajaba a la Argentina, junto
entrever el poder latente en llevar a mi novia con noso- con un cenicero comprado
un pueblo que despierta. tros. Él, que era mucho más 24. W. Gálvez Rodríguez: O. cit,
p. 236.
23. E. Guevara: Otra vez, p. 16. 25. Ib.: p. 235.

La lección de anatomía, 1948. Ernesto, en la fila superior sonríe.

58
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

con esas ganancias. de subían gallinas, terneros, de la Luna pertenecía al Ejér-


paquetes, lo que fuera. De a cito, creo que había una cár-
Pusimos fecha a la partida ratos viajábamos en la cabina cel allí. En la del Sol había un
y definimos nuestros próxi- y en otros momentos íbamos templo inca que queríamos
mos pasos. Antes de entrar en la caja mirando el paisaje. conocer.
en Perú, queríamos conocer En todos lados llamábamos
el lago Titicaca, ubicado en la atención porque éramos Me bajé del camión con una
la frontera entre los dos paí- los únicos blancos en medio cantidad imposible de bol-
ses y que esconde un tesoro de una población comple- sos, pero logré llegar a una
arqueológico en una de sus tamente indígena. Cuando pensión gracias a los indie-
islas. Los Nougués nos decían estábamos a mitad camino, citos, siempre dispuestos
“no, no se vayan, quédense un Ernesto se dio cuenta de que a ayudar a cambio de unas
tiempo más”. Ellos se diver- se había olvidado la cámara monedas. Mi preocupación
tían con nosotros, siempre de fotos en el apuro por salir. era instalarme en algún lado
había tema de conversación, y dejar nuestras pertenencias
o una broma para hacer reír – Me vuelvo a buscar la cáma- a salvo. Una vez ubicado, salí
a todos. Pero como la partida ra. Nos vemos en la Bahía de a caminar para admirar el pai-
era inexorable nos consola- Copacabana – me dijo com- saje que era increíble, un lu-
mos prometiéndonos un en- pletamente decidido. gar silencioso y triste, con un
cuentro con Gogo Nougués – Estás loco, deja que la cá- cielo diáfano y un clima agra-
en Lima, adonde él pensaba mara te la traiga alguien que dable durante el día y frío por
viajar, por supuesto en avión viaje a Lima. la noche. En la orilla del lago
como un bacán. Con Rojo – No, me voy, vos lleva el había un buen hotel, que era
también combinamos para equipaje de los dos y espéra- donde iban los turistas nor-
encontrarnos en Perú, él via- me allá que vas a ver que lle- teamericanos. Yo estaba con
jaría por su cuenta. La despe- go antes que vos – bromeó. mis famosas botas de López
dida fue a lo grande en lo de Taibo, campera de gamuza,
Nougués. Estaban nuestras El era así, no hubo forma de pañuelito al cuello, tenía bue-
festejadas, nuestros amigos convencerlo de que era una na pinta digamos. Tal vez por
y conocidos. Las libaciones locura. Para Ernesto la cáma- eso, o por curiosidad, se me
fueron importantes. Ernesto ra era sagrada. Ahí nomás se acercó una mujer:
da fe también de esto en su bajó del camión en el que – ¿Usted es argentino?
diario. estábamos y empezó a hacer – Sí, sí – le contesté sorpren-
dedo en la dirección contra- dido por su acento también
Para el día siguiente teníamos ria. Me consolé pensando que argentino.
apalabrado a un camionero iba a ser fácil encontrarnos en – ¿Y qué hace acá?
que nos iba a llevar hasta la el pueblo porque, como dije, – Estoy esperando a un ami-
Bahía de Copacabana. Como llamábamos la atención. go que es médico. Estamos
era de esperar nos quedamos Así que llegué solo a la Bahía recorriendo América, cono-
dormidos y tuvimos que salir de Copacabana, un lugar es- ciendo la lucha antileprosa y
corriendo, arrastrando nues- pectacular sobre la orilla del también haciendo un poco
tros bártulos, para no perder lago Titicaca. Es el lago más de turismo.26
el camión. Era un viaje lento alto del mundo, está a 4.000
y pintoresco, por caminos de metros sobre el nivel del mar. La mujer resultó ser una ar-
montaña en los que no se Es inmenso y tiene dos islas gentina, gerente del hotel de
podía ir rápido, con paradas grandes en su interior, la Isla turismo. Me invitó a tomar un
en todos los pueblitos don- del Sol y la Isla de la Luna. La 26. Engañar.

59
O cu b r e
t
café en la confitería y al rato los lugares donde estaban los “No me importa, vamos”, dijo
me estaba invitando a que- vestigios más importantes de Ernesto. Así que hicimos la
darnos gratis en el mismo ho- esa civilización. A través de caminata atravesando la isla,
tel. Me resistí un poco –solo nuestra amiga del hotel con- que tenía un paisaje similar
lo necesario–, y finalmente seguimos un lugareño para al del altiplano, pero con más
acepté. Me convenció dicién- que nos llevara en una canoa vegetación por la proximidad
dome que era temporada hasta la isla y nos hiciera de del agua. Cuando llegamos al
baja, que casi no había hués- guía. Partimos a las cinco de Templo del Sol encontramos
pedes y que ella no tenía con la mañana con una canasti- que estaba destruido, era rui-
quién hablar y se alegraba de ta de picnic que nos habían na de ruinas, porque se ha-
tener compatriotas cerca. Me preparado en el hotel. La ca- bían robado todo.
contó su historia, bastante noa, bastante grande, tenía
triste: era madre soltera y su remos y una vela. El viaje de Ernesto, que había leído tan-
hijo tenía una discapacidad ida transcurrió sin problemas, to, me explicaba “acá se senta-
agresiva, y por eso se había aunque como había poco ba el Inca mayor”, “acá hacían
ido a vivir a ese lugar aparta- viento hubo que remar. Ya en sacrificios rituales”. Fue un
do, para poder criarlo lejos de la isla, a eso de las once, nos momento mágico: la vista del
todo. recibieron dos o tres indios lago, desde ese lugar eleva-
que nos mostraron unas rui- do, era espectacular y la sen-
Cuando finalmente llegó Er- nas que estaban cerca de la sación se acentuaba por toda
nesto, lo recibí con la buena orilla y nos dijeron que eso la historia que nos rodeaba.
noticia: había sido el Templo del Sol. Ernesto revolvía las ruinas
– ¡Chancho! ¿A que no sabes Era una buena estrategia para buscando algo que finalmen-
dónde estamos viviendo? engañar a turistas norteame- te encontró: una estatuilla
¿Ves ese hotel cinco estrellas ricanos, pero Ernesto era un inca, “un ídolo representando
a la orilla del lago? Ahí. Me conocedor y no le podían me- una mujer que prácticamente
salió... ter el perro27 así nomás. “Este llena mis aspiraciones”.28
– ¡Pero sos pelotudo! ¡Te debe no es el Templo del Sol”, les sol-
haber salido una fortuna, te tó Ernesto. Los tipos le porfia- El indio nos sacó de nuestro
dije que se terminaron las ba- ban que esas eran las únicas embelesamiento apurándo-
canerías cuando salimos de ruinas de la isla. La cosa se nos porque se hacía tarde y
La Paz, nos vamos a quedar puso espesa y la discusión estaba empezando a oscure-
secos! fue subiendo de tono. Yo cal- cer. Emprendimos el camino
– ...gratis. No nos cuesta ni culaba la fuerza de los tipos y de regreso. Cuando llegamos
un peso y hasta tenemos la la nuestra, y aunque me daba hasta la orilla donde estaba el
comida de primera de arriba. cuenta de que en una pelea bote ya era de noche y el bo-
Agradéceselo a mi pinta y a de puño los aplastábamos, tero no quería zarpar, decía
mis botas por las que tanto tenía miedo de que tuvieran que era muy peligroso.
me cargas. armas o que aparecieran más.
Finalmente, el indio del bote Frente a la perspectiva de
Instalados como bacanes transó y admitió que el Tem- pasar la noche en esa isla in-
empezamos a planear la ex- plo del Sol estaba en el centro hóspita, lo convencimos de
cursión a la Isla del Sol con de la isla, pero nos advirtió salir igual. La canoa era ancha
la que Ernesto soñaba desde que había que caminar dos y navegaba bastante bien. A
Buenos Aires. Él había leído horas para llegar y que se iba la media hora se desató un
muchísimo sobre la cultura a hacer tarde para el regreso. temporal de la gran flauta y
incaica y sabía cuáles eran 27. E. Guevara: Otra vez, p. 17. 28. Ib.: p.17.

60
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

nos empezamos a zarandear – ¿Para qué te sacas las botas? ladridos de perros a lo lejos y
como una coctelera. El in- – Y... en cualquier momento aparecieron varios indios con
dio desesperado se entregó, nos caemos al agua y vamos faroles a buscarnos. El am-
largó los remos y se tiró en a tener que nadar. biente no era el mejor, había
el fondo de la canoa a rezar. – No, no seas boludo: Si te bronca contra nosotros que
Oraba un rato a la Pachama- caes al agua, en cinco minutos habíamos puesto en peligro
ma y después recitaba el Pa- te morís helado – me dijo con la vida del botero y habíamos
dre nuestro y el Ave María. Le toda lógica y tranquilidad. alterado toda la rutina turís-
rezaba a todo, por las dudas, Me volví a poner las botas tica. Además, ese lugar era
para no errarle. Nosotros nos pensando que no contaba una estancia privada y no te-
hicimos cargo de la grave si- el cuento. Estábamos ahí, de níamos derecho a atracar ahí.
tuación, agarramos los remos noche, a 4.000 metros sobre Igual, el indio capataz nos dio
y le dimos lo más duro que el nivel del mar, en el medio permiso para dormir en un
pudimos. Nos turnábamos, de un lago gigante y helado galpón hasta que se hiciera
teníamos las manos ensan- que parecía un mar por las de día y pasara la tormenta.
grentadas. En un momento, olas que formaba la tormen- Con Ernesto revisamos bien
yo pensé que en cualquier ta. Seguimos meta y ponga el lugar y nos fijamos que las
momento nos dábamos vuel- remar, veíamos lucecitas a lo puertas se abrían para aden-
ta y me empecé a sacar las lejos y tratábamos de alcan- tro. Nos acostamos con los
botas. Ernesto, sin dejar de re- zarlas. Finalmente pudimos pies contra la puerta para
mar, me preguntó: atracar en una bahía. Se oían impedir que la abrieran. Sa-

61
O cu b r e
t
bíamos que estábamos rega- nos habíamos ahogado en el otros”. Era increíble, hasta ha-
lados, que si querían ir contra lago durante la tormenta y bía un regateo, por supuesto
nosotros nos superaban am- estaba por mandar a alguien en su lengua, donde discu-
pliamente en número. Está- a buscarnos. Dormimos unas tían el precio y el indio ame-
bamos tan cansados que nos cuantas horas para reponer- nazaba con irse y el sacerdote
dormimos pese al peligro y nos porque al día siguiente lo llamaba otra vez y así hasta
a la incomodidad de la paja queríamos salir para Puno, la que se ponían de acuerdo.
que hacía las veces de col- frontera con Perú. El tipo se aprovechaba de la
chón. Antes de dormir, pensé ignorancia de los indios que
que la pasmosa tranquilidad A la tarde fuimos a caminar llegaban hasta allá porque
de mi amigo frente a la ad- por el pueblo y decidimos ir en general tenían problemas
versidad nos había salvado. Él a visitar la iglesia que es muy de todo tipo, enfermedades,
había tenido claro que nues- famosa porque está allí la Vir- dramas familiares, falta de
tra única salvación era remar gen de Copacabana y tiene trabajo. Ernesto, que era to-
como poseídos y no perdió antigüedades importantes. talmente anticlerical, como
tiempo en especulaciones En la puerta había un ciego yo, confirmaba una vez más
sin sentido como las mías. tocando una música triste del su posición al ver a ese cura
Tenía ese don de aceptar la altiplano con un violín de una bien alimentado, con papa-
realidad como se presentaba sola cuerda. Se congregaban da, canjeando promesas ce-
y generar las acciones nece- leprosos, mendigos, enfer- lestiales por guita a esos po-
sarias para hacerle frente. A mos; era un lugar de peregri- bres indios. El cura recaudaría
la mañana siguiente nos des- naje de personajes de todo buena plata todos los días.
pertamos con todo el sol en tipo. Entramos para conocer Claro, todo para la mayor glo-
la cara, las gallinas que nos la iglesia y nos encontramos ria y honra de Dios...
caminaban por las piernas y con una de las escenas más
los indios que por poco nos increíbles de nuestro viaje: un Al día siguiente teníamos que
pasaban por encima para ir cura gordo, vestido de sota- salir para Perú y pensábamos
a buscar sus herramientas de na, con billetes colocados en- hacerlo a la mañana en burro,
trabajo. Nosotros, que nos tre los dedos como si estuvie- pero al final supimos de un
creíamos tan astutos, no nos ra dirigiendo una partida de camión que iba hacia allá a la
habíamos dado cuenta de pase inglés, atendía, de a uno, tarde y decidimos esperarlo.
que las puertas también se a una fila interminable de in- Por culpa de la cantidad de
abrían para afuera. dios que esperaba su bendi- bártulos que teníamos y lo
ción. El cura les decía unas que tardamos en juntar todo,
Retomamos la navegación en palabras en quechua o aima- llegamos tarde y el camión
la canoa para volver al puerto ra y los indios le entregaban se había ido. No nos quedó
de la Bahía de Copacabana. billetes que él colocaba dies- otra que ir caminando. Con-
Esta vez dejamos que el indio tramente entre sus dedos. Era tratamos dos changadores
remara porque estábamos una escena surrealista que para que nos ayudaran con el
muertos por el esfuerzo del nos daba tanta risa como in- equipaje. Pobres tipos, eran
día anterior, “nos hacíamos dignación. Ernesto se fue a chiquititos, las valijas eran
los burros debido al cansancio hablar con los indios para más grandes que ellos, so-
que nos embargaba”29, admite averiguar qué pasaba. Cuan- bre todo la de Ernesto, que lo
Ernesto en su diario. Nuestra do volvió me contó: “El cura cuenta con gracia: “[...] entre
amiga del hotel nos recibió les vende lugares en el Cielo y, risas y puteadas llegamos al
aliviada porque pensaba que de acuerdo con la cantidad de alojamiento. Uno de los indios
plata, hay lugares mejores que al que habíamos puesto Túpac
29. Ib.: p. 17.

62
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Amaru presentaba un espectá- pasaportes. Como el guardia El 17 de agosto de 1953 de-


culo lamentable, cada vez que encargado de esa tarea bri- jamos finalmente Bolivia,
se sentaba a descansar había llaba por su ausencia, tuvi- adonde Ernesto recién vol-
que ayudarlo a ponerse en pie mos que esperarlo hasta el vería convertido en el Che y
porque no podía solo. Dormi- día siguiente aburriéndonos travestido como Ramón, y
mos como lirones”.30 Encima sin atenuantes. A la mañana donde sería asesinado el 9
los indios casi no hablaban siguiente nos firmaron los pa- de octubre de 1967, a los 39
castellano, a nosotros nos da- saportes y conseguimos un años. Pero para eso faltaba
ban pena y los ayudábamos camión donde terminamos toda una vida. Esa primera
a cargar las valijas y compar- cómodamente nuestro via- estadía en Bolivia –que de la
tíamos nuestra comida –una je hasta la zona de Yunguyo semana prevista se extendió
buenísima vianda que nos para atravesar la frontera pe- a más de un mes– había sido
había preparado nuestra be- ruana. intensa, placentera, amigable
nefactora argentina a modo y nos había enseñado mucho
de despedida– con sobre la América indí-
ellos. Era una situa- gena, pobre y con
ción cómica porque vocación revolucio-
andábamos a los naria. Perú no nos
tumbos, y a Ernes- recibiría de la mis-
to le dio un ataque ma manera.
de risa que terminó
* Carlos ‘Calica’ Ferrer fue
por contagiarnos a el entrañable amigo de
todos. Incluso los infancia y de juventud
que compartió en 1953 el
indios, que habi- segundo viaje con Ernesto
tualmente son muy Guevara de la Serna por
La Paz y por otras ciuda-
serios y poco expre- des de América del Sur. En
sivos, terminaron a este recorrido por Bolivia,
alternan el entusiasmo
las carcajadas revol- viajero y las diversiones
cándose en el suelo. juveniles con reveladores
descubrimientos sobre la
Ernesto tenía la risa realidad social y política
más contagiosa que latinoamericana.
vi en mi vida. ** Este texto fue extraído
Esa noche dormi- del libro de Carlos Ferrer
/ Calica: “De Ernesto al
mos en el pueblo Che. El segundo y último
fronterizo de Gua- viaje de Guevara por Lati-
noamérica”. Buenos Aires:
qui, donde debía- Edit. Marea S.R.L. 2da edi-
mos sellar nuestros ción. Pp 83 - 124. 2005.
30. Ib.: p. 17.

63
64
UN QUIJOTE
EN BOLIVIA

6 de enero de 1967.
Ernesto Che Guevara y Jorge Vásquez Viaña, combatiente boliviano, en Ñancahuazú.

65
O cu b r e
t

BOLIVIA:
COMIENZO Y FIN DE LA
RUTA TRASHUMANTE
DEL CHE
Carlos Soria Galvarro Terán

66
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

E xtrañas casualidades
del destino. Un joven argenti-
no recién graduado en medi-
cina estaba en La Paz, Bolivia,
Pero, no le gustaron algu-
nas cosas, principalmente la
frivolidad de los dirigentes
“movimientistas” en el poder
lentoso y audaz jefe militar y
político. En esa condición, y
ya con el legendario apelati-
vo de “Che”, ingresó triunfan-
comenzando una segunda (del Movimiento Nacionalista te en La Habana la noche del
gira terrestre por América La- Revolucionario) de quienes 2 de enero de 1959 al mando
tina, en momentos en que un se decía que espolvoreaban de una importante fracción
puñado de jóvenes rebeldes con DDT a los dirigentes indí- rebelde; la dictadura de Ful-
asaltaban infructuosamente genas antes de recibirlos en gencio Batista había comen-
en Cuba el Cuartel Moncada, sus despachos y pasaban una zado a desmoronarse el día
dando inicio a un movimien- buena parte de su tiempo di- anterior.
to político de vastas repercu- virtiéndose en la boite “Gallo
siones. Era el 26 de julio de de Oro” en el camino al barrio El Che ocupó luego altas fun-
1953 y el muchacho se lla- de Obrajes. Decidió pues se- ciones en el gobierno de Fi-
maba Ernesto Guevara de la guir viaje junto a su amigo del Castro, fue presidente del
Serna. argentino Carlos Calica Ferrer Banco Nacional y Ministro de
con quien había partido en Industrias, además de repre-
Al joven médico que ahora tren desde la estación Retiro sentar a Cuba ante diversos
podríamos llamar “mochilero” de Buenos Aires. gobiernos y foros internacio-
le impresionaron los acon- nales.
tecimientos que entonces Tres años más tarde, y luego
tenían lugar en Bolivia y los de correr muchas aventuras De hecho, era uno
recuerdos, todavía frescos en por varios países, Guevara de los más carismá-
la mente de los paceños y pa- se incorporó al grupo de jó- ticos dirigentes de
ceñas, sobre la insurrección venes rebeldes cubanos, co- la Revolución Cubana
del 9 de abril de 1952. Pudo mandados por Fidel Castro. hasta que, en 1965,
ver en las calles tumultuosos Estos, sin desalentarse por su luego de una ex-
desfiles de obreros y campe- fracaso de 1953, preparaban tensa gira por
sinos armados. También visi- desde México un desembar- Asia y África,
tó la región semitropical de co en la isla para desencade- renunció a
los Yungas, tradicional pro- nar la lucha armada contra la todos los
ductora de hojas de coca, la dictadura de Fulgencio Batis- cargos que
mina “Bolsa Negra” y los alre- ta. “Mi futuro está ligado a la ocupaba y
dedores del lago Titicaca. revolución cubana. O triunfo desapareció
con ésta o muero allá” había misteriosa-
Impactado por el paisaje cita- escrito a sus padres. mente, con-
dino donde destaca un sober- vir tiéndose
bio nevado en carta a su ma- El Che cubano en uno de los
dre diría: “La belleza formidable hombres más
del Illimani difunde su suave En la lucha guerrillera del buscados del
claridad eternamente nimbado Movimiento “26 de julio”, no mundo, es-
por ese halo de nieve que la na- se distinguió precisamente pecialmente
turaleza le prestó por siempre...” como médico, sino como ta- por los servi-

67
O cu b r e
t
cios secretos de los Estados regresó a Cuba, siempre de con la frontera peruana, el
Unidos. incógnito, para intensificar Chapare en el corazón del
sus preparativos de volver a país, y una zona casi despo-
Entre, abril y noviembre de algún país de América Lati- blada y de vegetación abrup-
aquel año, ahora se sabe con na, barajándose Guatemala, ta a orillas del río Ñacahuasú,
muchos detalles, el Che co- Venezuela, Argentina y con afluente del río Grande, en el
mandó un grupo de comba- mayores posibilidades Perú sudeste boliviano. Al parecer
tientes y asesores militares o Bolivia. Finalmente, en una el Che elige Ñacahuasú por
cubanos que, con base en confusa interacción entre los su proximidad con Argentina,
Tanzania, penetraron en terri- servicios de inteligencia, la donde soñaba regresar.
torio del ex-Congo belga (lue- dirección cubana y el propio
go llamado Zaire y en 1997 Che a fines de mayo se toma El nombre pasado al español
nuevamente Congo a la caí- la decisión de concentrar los como Ñancahuazú proviene
da del dictador Mobutu). Su esfuerzos en Bolivia, en el en realidad de las voces gua-
misión era apoyar a los gue- marco de una operación es- raníes ñaca = grande y huasu
rrilleros que se enfrentaban tratégica continental bajo su = quebrada.
al gobierno sostenido por las mando, aunque en relación
potencias colonialistas. estrecha y bajo la égida de la El foco guerrillero en su pro-
revolución cubana. yección continental, debería
Terminada sin éxito esta mi- abarcar a varios países de la
sión el Che se vio imposibi- El Che boliviano región. El Che estaba con-
litado de reaparecer públi- vencido que la consigna del
camente en Cuba pues, en Los enlaces cubanos que momento era crear frentes
octubre de ese mismo año, actuaban con un pequeño similares al de Vietnam, para
Fidel Castro había hecho grupo de reclutas bolivianos generalizar la guerra revolu-
pública su célebre carta de provenientes del Partido Co- cionaria contra el poder im-
despedida. Por ello, luego de munista de Bolivia (PCB), le perialista de los Estados Uni-
algunos meses de reflexión habían presentado al Che tres dos.
en Dar es-Salaam y Praga, a opciones como base guerri-
insistencia del líder caribeño llera: el Alto Beni, vinculado “Otra vez siento bajo mis talo-
nes el costillar de Rocinante;
vuelvo al camino con la adar-
ga al brazo...puede ser que esta
sea la definitiva...” había escri-
to a sus padres, equiparándo-
se al Quijote de la Mancha.

Con un pasaporte uruguayo


a nombre de Adolfo Mena
González arribó a La Paz el 3
de noviembre de 1966 y, tras
contactarse con los enlaces
cubanos, a los cuatro días es-
taba ya en Ñacahuasu, su pri-
A principios de marzo, enterado el gobierno de Barrientos de las mera base de operaciones.
operaciones de la guerrilla, solicitó la cooperación de Estados Uni-
dos y organizó un sistema de inteligencia coordinado con Argenti- El pequeño ejército guerrille-
na, Brasil, Chile, Perú y Paraguay para exterminar a los guerrilleros.

68
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

ro, en su momento más alto Mauricio (acción conocida aislada, no tenía vínculos
estaba compuesto por 29 bo- como Vado del Yeso). efectivos ni con los partidos
livianos (incluidos 4 dados de de la izquierda marxista, ni
baja y 2 desertores), 16 volun- Entre marzo y octubre, las ac- con los sectores sociales po-
tarios cubanos; tres peruanos ciones parecían favorables a tencialmente aliados, como
y la argentino-germana Ta- la guerrilla. En total hizo 49 los mineros, que ese mismo
mara Bunke (Tania) cuya mi- bajas a las tropas regulares año sufrieron un duro emba-
sión de enlace urbana quedó (dos tenientes, tres subte- te represivo en lo que pasó a
frustrada al quedar atrapada nientes, cinco suboficiales, denominarse “La masacre de
en el monte por el inicio de 33 soldados, un guardia poli- San Juan” (24 de junio). Para
las acciones. En situación du- cial y cinco guías civiles). Un colmo de males, el Che esta-
dosa de “visitantes” se halla- número similar de heridos, ba siendo afectado por vio-
ban el artista argentino Ciro numerosos prisioneros y cap- lentos ataques de asma, en-
Roberto Bustos y el intelec- tura de armas y vituallas. Ade- fermedad que lo acompañó
tual francés Regis Debray. más, la espectacular toma de desde su niñez.
la población de Samaipata,
El 23 de marzo de 1967 estalló sobre la carretera Cochabam- En esta etapa final, estaba en
quizá prematuramente el con- ba-Santa Cruz, el 6 de julio, una especie de gran cerco. La
flicto armado, debido a tres de gran efecto propagandís- 8º División comandada por
factores convergentes: indis- tico pero de pocos resultados el coronel Joaquín Zenteno
creciones propias, indagacio- para revertir la situación cada Anaya le pisaba los talones y
nes y deducciones de los servi- vez más debilitada de la gue- le impedía su acceso hacia el
cios de inteligencia y delación rrilla y la angustiosa falta de norte a través del cruce de la
de dos desertores. Las fuerzas medicamentos para el Che. mencionada carretera, lo que
guerrilleras estaban aún en le habría permitido hipoté-
proceso de preparación, aun- A comienzos de octubre, vi- ticamente internarse en las
que es verdad que el Che dejó vía ya una situación desespe- zonas pobladas del Chapare.
anotaciones en las que pone rada: sus bajas eran menores La 4º División del coronel Luis
de manifiesto su decisión de que las de las fuerzas regula- Reque Terán, le empujaba al
comenzar las acciones arma- res pero no existía ninguna norte y le cortaba su replie-
das en cualquier momento. reposición, no tenía contacto gue al Sur.
con el exterior, la actitud de la
Muy poco después, en el afán población local era de temor En esas condiciones, y con
de acercar a Debray y Bustos o de hostilidad y no se ha- sólo los 17 hombres que le
a la población de Muyupam- bían producido incorporacio- quedaban, el Che fue cercado
pa para que abandonaran la nes, ni de campesinos ni de y obligado a dar batalla en la
guerrilla, imprevistamente, combatientes de la ciudad, quebrada de El Churo (tam-
la vanguardia al mando del y sí más bien se presentaron bién llamada Yuro).
Che se desconectó de la reta- algunas deserciones. Tenía
guardia dirigida por Joaquín varios enfermos graves y he- Era el domingo 8 de octubre.
(comandante cubano Juan ridos, sus depósitos de armas, Después de mediodía, heri-
Vitalio Acuña Nuñez). Ambos alimentos y medicinas habían do en la pantorrilla derecha
grupos peregrinaron los me- sido descubiertos y el terreno y con su arma inutilizada, fue
ses siguientes sin poder en- era muy poco propicio para capturado junto con Willy, el
contrarse hasta que a fines de su accionar. minero de Huanuni Simeón
agosto la fracción de Joaquín Cuba. El batallón de solda-
fue exterminada en Puerto La guerrilla del Che estaba dos “rangers”, especialmente

69
O cu b r e
t
entrenados por instructores diatamente puesta en duda Victoria póstuma
norteamericanos, estaba al pese a los enfáticos, pero
mando del capitán Gary Pra- contradictorios, comunica- El impacto de estos aconte-
do Salmón. dos oficiales en ese sentido. cimientos fue estremecedor
y se avivó por la publicación
Eliminado... por órdenes Muchos años después casi en Cuba del diario de campa-
superiores una decena de militares, la ña del Che en julio de 1968.
mayoría protagonistas de los Como casi nunca había ocu-
Trasladado al poblado próxi- hechos, escribieron sendos rrido antes, Bolivia estuvo en
mo de La Higuera, actual libros en los que confiesan el foco de la atención mun-
Municipio de Pucará, en la y confirman las certezas ini- dial. Internamente, amplios
provincia de Vallegrande, fue ciales: el Che fue ejecutado a sectores sociales, particular-
ejecutado 24 horas después sangre fría el 9 de octubre de mente los jóvenes, radicaliza-
dentro de la escuela donde 1967 poco después del me- ron sus posiciones políticas y
había sido encerrado. El sub- diodía. pasaron a admirar ferviente-
oficial Mario Terán consumó mente el heroísmo román-
la orden, emanada del presi- De la acción del Churo so- tico del Che y sus hombres
dente René Barrientos y ava- brevivieron dos grupos, uno que, desde el corazón del
lada por la cúpula castrense. fue ultimado días más tarde a continente, intentaron cam-
Igual suerte corrieron Willy y orillas del río Mizque y el otro, biar el rumbo de la historia
un tercer guerrillero que ha- comandado por Inti (Guido latinoamericana y mundial.
bría sido capturado esa ma- Peredo Leigue) y Pombo (Ha- Fracasaron militarmente en
ñana, al parecer Chino (Juan rry Villegas Tamayo), rompió sus propósitos. Pero, podría
Pablo Chang Navarro) o el cerco, obtuvo protección decirse que obtuvieron un
Aniceto. campesina y logró abando- éxito político rotundo des-
nar el lugar luego de hacer pués de muertos.
La noticia provocó contactos en Cochabamba
una fuerte con- con militantes del PCB. De los Es más, la figura del Che
moción en todo seis sobrevivientes, Ñato (Ju- ha trascendido al Siglo XXI
el mundo y, al co- lio Luis Méndez Korne) fue como sinónimo de coheren-
mienzo, mucha muerto en Mataral; los cu- cia entre el pensar y el hacer,
incredulidad so- banos Pombo, Benigno y Ur- de entrega personal al servi-
bre la forma en bano, alcanzaron la frontera cio de una causa y de renun-
que se habría con Chile a comienzos de fe- cia a la vida misma en aras
producido el brero de 1968; Inti (Guido Pe- de los ideales de liberación y
deceso, da- redo Leigue) y Darío (David justicia social.
das las con- Adriázola Veizaga) en dife-
* Este texto fue extraído del libro de
tradicciones rentes acciones murieron en Carlos Soria Galvarro: Andares del
en que incu- 1969 en La Paz, en manos de Che en Bolivia, Edit. Cienflores, pri-
mera edición, Ituzaingó, 2014, bajo
rrieron las las fuerzas represivas cuando el título “Comienzo y fin de una ruta
fuentes mili- intentaban reactivar la orga- definitiva”. Originalmente, el artícu-
lo fue titulado “Bolivia: comienzo y
tares. Desde nización guerrillera (denomi- fin de la ruta trashumante del Che”
y publicado en la página web www.
luego, la ver- nada Ejército de Liberación chebolivia.org/index.php/210-boli-
sión de que Nacional, ELN) que entonces via-comienzo-y-fin-de-la-ruta-tras-
humante-del-che, recuperado el 9 de
había caído actuaba bajo la consigna de diciembre de 2016.
en comba- “Volveremos a las montañas”. ** Carlos Soria Galvarro Terán (n.
1944) es un periodista boliviano, his-
te fue inme- toriador y ex docente universitario.

70
AA
5050
años
años
dedel
la presencia
asesinato del CHE en Bolivia

EL NACEDOR
Eduardo Galeano

¿Por qué será que el Che


tiene esta peligrosa
costumbre de seguir
naciendo? Cuanto más lo
manipulan, lo traicionan,
más nace. Él es el más
nacedor de todos.

¿No será porque el Che


decía lo que pensaba, y
hacía lo que decía?
¿No será que por eso
sigue siendo tan
extraordinario, en un
mundo donde las palabras
y los hechos muy rara vez
se encuentran, y cuando
se encuentran no se
saludan, porque no se
reconocen?

* Publicado en “Espejos. Una


Historia casi universal” (2008).

71
O cu b r e
t

UNA “SELFIE”
EN EL HOTEL
COPACABANA
Raúl Reyes & Javier Larraín/LA ÉPOCA

C uando en el invier-
no de 1956 los arquitectos
Luis y Alberto Iturralde hicie-
ron entrega de las obras del
a Raúl Patiño y su socio Car-
los Chacón, jamás se les pasó
por la mente que en un futu-
ro no lejano una de sus habi-
rey del fútbol, Edson Arantes
do Nascimento ‘Pelé’. Menos
aún, que, en una de sus suites
principales, un viejo turista
suntuoso Hotel Copacabana taciones sería ocupada por el uruguayo de apellido Mena,

Autorretrato tomado en una de las habitaciones del Hotel Copacabana en La Paz.

72
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

frente a una puerta, se auto-


rretrataría por última vez.

Los “autorretratos” del Che

Quizás una de las facetas


más desconocidas del ar-
gentino–cubano Ernesto
Che Guevara sea la de su
temprana afición por la fo-
tografía, hobby predilecto
después del ajedrez.

Aunque resulta común ver


sus fotografías y retratos, si
reparamos con cuidado en
los detalles de esas instan-
táneas, no será extraño ver
que junto a su uniforme ver-
de olivo, unas veces estará
armado con su fusil y, otras
tantas, con una cámara fo-
tográfica atada al cuello o
siendo manipulada entre
sus manos.

Su interés por la fotografía


lo heredará de su padre, Er-
nesto Guevara Lynch, quien
filmará y dejará estampada
en imágenes cada instante
de la infancia de sus cinco
hijos, de los cuales Ernesto
es el mayor. De este modo,
siendo ya un adolescente y
vez la más importante sea su donde junto a un amigo gua-
con seria y encorbatada mi-
tránsito por Guatemala, don- temalteco, Julio Cáceres ‘el
rada, el joven Ernesto posará
de presenciará el auge y caí- Patojo’, sobrevivirá del nego-
para su primer “autorretrato”,
da del gobierno nacionalista cio de la fotografía, adaptan-
expresión visual que causará
de Jacobo Arbenz, boicotea- do un pequeño cuarto de su
su atención durante toda la
do por la CIA en respuesta departamento como labora-
vida.
a su radical reforma agraria torio para el revelado. Será
que afectaba los intereses de este el mismo lugar donde
En su vagabundear por nues-
la United Fruit Company ‘la por las tardes, según cuenta
tro continente irá encon-
frutera’. Hilda Gadea –la primera es-
trándose con experiencias
posa del Che–, el joven Fidel
políticas que le cambiarán su
Desterrado de aquel país les cocinaría deliciosos espa-
manera de ver el mundo. Tal
encuentra exilio en México, guetis con salsa de tomates

73
O cu b r e
t
mientras les cuenta los por-
menores del asalto al Cuartel
Moncada y la planificación en
curso para una nueva expedi-
ción.

El ejercicio de este oficio en


el país azteca dejará para la
posteridad numerosas repro-
ducciones de las ruinas mayas,
edificios capitalinos, prácticas
festivas, así como retratos de
gentes comunes y corrientes.
Fotografiará a novios en la
Plaza Mayor, cumpliendo con
algunos otros trabajos a pedi-
do. Pero, su talento será reco-
nocido por la Agencia Latina
de Noticias, creada por Juan
Domingo Perón, encargándo-
le sus servicios para cubrir la
cuarta edición de los Juegos
Panamericanos. De esta ex-
periencia nos llegan las fotos
tomadas por el Che a esgri-
mistas, gimnastas y numero-
sas atletas, las cuales nunca le
fueron canceladas pues en los
mismos días va a ser derroca-
do el Gral. Perón y la agencia
infelizmente clausurada.

Su apreciado hobby será re-


tomado en la Sierra Maestra
y la lucha en Cuba. Para sor-
presa de algunos rebeldes, su
columna guerrillera ‘Ciro Re-
dondo’ se engrosará con los
aportes del fotógrafo Perfec-
to Romero, testigo clave de la
magnífica epopeya del Che y
sus hombres cuando la toma
de Las Villas, estocada final al
régimen tiránico de Batista, el
31 de diciembre de 1958.
Al correr del tiempo, en sus
años de dirigente de la Re-

74
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

volución, tanto en giras di- exposición itinerante: ‘Che sumándose a su lucha por el
plomáticas internacionales fotógrafo’, a cargo de la Fun- derrocamiento de Batista y la
como en su labor al interior dación Ernesto Che Guevara emancipación definitiva del
de la Isla en calidad de Minis- de Cuba. pueblo de Cuba. La historia
tro de Industrias, se paseará de su experiencia guerrillera
una y otra vez con su cámara Ernesto y ‘Calica’ en La Paz en la Isla y su trabajo como
entre las manos. Inmortaliza- dirigente de la Revolución
rá a Fidel en la Plaza de la Re- A comienzos de julio de 1953, Cubana son ya bastante co-
volución y retratará centros junto a Carlos ‘Calica’ Ferrer, nocidas.
industriales, maquinarias y el recién graduado médico
piezas de repuestos de cada argentino Ernesto Guevara Pero, como hemos visto, su
unidad productiva isleña. de la Serna, decidía salir por primer destino del tercer via-
También, gozará de “autorre- tercera vez de la Argentina je fue Bolivia, a donde junto a
tratarse” en penumbras, con para viajar por nuestra ma- ‘Calica’ llegó a través del paso
el torso desnudo, boina, pelo yúscula América. Esa vez no fronterizo de Villazón el 10 de
largo y tabaco, cual mítica habría retorno. La nueva tra- julio. Al día siguiente arribará
imagen del Che. vesía lo llevaría a recorrer Bo- por vez primera a La Paz.
livia, Ecuador, Panamá, Costa
Actualmente, parte de esa Rica, Nicaragua, El Salvador, La cautivante escena políti-
obra, compuesta por 232 Honduras, Guatemala y, fi- ca nacional hace que dilate
láminas en blanco y ne- nalmente, México. En este úl- su estadía en “la Shangai de
gro –otras tantas en color–, timo país conocería al joven América” —como define a
pueden ser apreciadas en la rebelde cubano Fidel Castro, esta capital—, y su plan origi-

75
O cu b r e
t
nal de siete días se extienda a seria, sobre todo ahora que el recomendación de Gonzalo
poco más de treinta. ejército se reorganizará.” López Muñoz, director de la
Dirección Nacional de Infor-
Se hospeda en el Hotel La Paz Tras visitar la mina Bolsa Ne- maciones de la Presidencia
y, como invitado del exilia- gra, durante dos semanas de Bolivia, para realizar, en
do argentino ‘Gobo Nogues’, hará gestiones para emplear- calidad de enviado especial
concurre en unas cuantas se como médico en la misma, de la OEA, un profundo estu-
ocasiones al Cabaret Gallo de fallando en su propósito. Así, dio en algunas zonas rurales
Oro, donde por primera vez los siguientes días los pasa- del país.
–según comenta años des- rá visitando Tiahuanaco, los
pués su amigo de ruta– ve a yungas y navegando el lago Se hospedó en la “suite 304”
dos hombres inhalar cocaína. Titicaca, donde recorrerá las del céntrico Hotel Copacaba-
ruinas incaicas de la Isla del na, en la Avenida 16 de Julio,
Sin embargo, lo que ma- Sol. frente al parque de El Prado, y
yor impresión le causa son a unos escasos treinta metros
los combates callejeros y la El 16 de agosto, apostado en de la estatua que inmortaliza
decisión combativa de los Guaqui, continuaba su trave- al Mariscal de Ayacucho, An-
marchantes campesinos y sía rumbo a Perú, pero esa es tonio José de Sucre.
mineros. Se dedica a seguir historia para otra crónica.
al dedillo la contingencia po- Los días 4 y 5 sostuvo reu-
lítica boliviana, plasmando su La “suite 304” niones con Iván, uno de los
percepción de la misma en encargados de la red urbana,
una carta que le enviara el 3 Trece años después de su para, en la noche de este mis-
de septiembre a su amiga Tita primer viaje a La Paz, el Che mo día, junto a Jorge Vásquez
Infanta. Allí apunta: “El MNR es regresa a tierras bolivianas. Viaña ‘el Loro’, tomar rumbo a
un conglomerado en el que Claro, su segunda visita se la finca Ñancahuazú y dar ini-
se notan tres tendencias más realizaría en circunstan- cio a la guerra revolucionaria.
o menos netas: la derecha, cias muy distintas y, en esa
que está representada por ocasión, no habría viajes a Durante décadas se espe-
Siles Suazo, el vicepresiden- Tiahuanaco, discusiones po- culó acerca de un presunto
te y héroe de la revolución; líticas en céntricos cafés ni “autorretrato” que el Che se
el centro por Paz Estenssoro, ida a los Yungas. En tránsito a habría tomado frente a un
más resbaladizo aunque pro- la zona de Ñancahuazú, sólo espejo instalado en la puer-
bablemente tan derechista dos días pasará clandestina- ta de su habitación en el Ho-
como el primero; y la izquier- mente en la capital. tel Copacabana. De hecho,
da por Lechín, que es la cabe- en la biografía del mexicano
za visible de un movimiento Su arribó está fechado el 3 Paco Ignacio Taibo II: “Ernesto
de reivindicación serio, pero de noviembre de 1966 con Guevara, también conocido
que personalmente es un un pasaporte expedido en como el Che”, el agudo his-
advenedizo, mujeriego y pa- Montevideo a nombre de toriador deja constancia del
rrandero. Probablemente el Adolfo Mena González, em- ‘habanero rumor’ que confir-
poder quede en definitiva en presario uruguayo. Con una maría la existencia de dicha
manos del grupo Lechín que notoria mayor altura –a causa instantánea. Años después
cuenta con la poderosa ayu- de sus zapatos con taco falso sería publicada.
* Artículo publicado en el semanario
da de los mineros atinados, interior–, calvo y con grue- boliviano La Época en la edición que
pero la resistencia de sus co- sos lentes de marco negro, corresponde del 5 al 11 de octubre de
2014, bajo el título “Un autorretrato
legas de gobierno puede ser regresaba con una carta de en el Hotel Copacabana”.

76
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

La
revolución no se
lleva en la boca
para vivir de ella,
se lleva en el co-
razón para morir
por ella

Ernesto CHE Guevara


77
O cu b r e
t

EL VALOR DEL
EJEMPLO
Adys Cupull & Froilán González

Ernesto Guevara, alias Ramón, en viaje hacia Ñancahuazú desde La Paz, 6 de noviembre de 1966.
Un día después el Che da comienzo a su diario en una agenda comprada en una escuela de Frankfurt.

78
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

P oco se ha escrito de lo que


pensaba y piensa el pueblo
boliviano acerca de la guerri-
lla del Che y sobre el propio
recibió tenaz exigencia para
que denunciara a toda per-
sona que colaborara con los
guerrilleros o hablara bien de
Estan presentes desde Ñaca-
huasú hasta La Higuera: en
Muyupampa, Caraguataren-
da, Ipitacito, Itay, Samaipata,
Guerrillero Heroico. ellos. Masicuri, Alto Seco, y otros
lejanos puntos de las provin-
Poco se sabe el campesino Fueron lanzados volantes cias Cordillera, Florida y Valle-
boliviano que vive en el orien- con las fotografías de los bo- grande, en el departamento
te boliviano. El mismo que vio livianos Guido Álvaro Peredo de Santa Cruz y la zona de
bombardeada su casa, arrasa- Leigue (Inti), David Adriazo- Muyupampa, en el departa-
da su mísera cosecha, incau- la Veizaga (Dario), Julio Luis mento de Chuquisaca. Están
tados sus animales. El que Méndez Korne (Ñato), y de los presentes en la memoria de
sufrió una represión brutal cubanos Harry Villegas Tama- los hombres y mujeres, en
cuando fue detenido, inco- yo (Pombo), Daniel Alarcón los ríos, en las montañas, en
municado y torturado por el Ramírez (Benigno) y Leonardo los árboles, en cada brecha
solo hecho de encontrarse en Tamayo Núñez (Urbano) con o sendero y en el propio aire
la ruta de los guerrilleros, con el propósito de que no se les que se respira. Así lo percibi-
quienes habló de forma for- diera ayuda. mos al llegar a cada uno de
tuita y trato temeroso, huidi- los lugares por donde ellos
zo; pero generalmente bien. Los campesinos protegieron pasaron.
y ocultaron a los sobrevivien-
Fue Paulino, el entonces jo- tes desde octubre de 1967 El 3 de noviembre de 1966,
ven y humilde campesino de hasta enero de 1968, en que el comandante Ernesto Che
Moroco, una de las represen- ayudados por un comando Guevara llegó a La Paz. Su
taciones más altas de fideli- integrado por militantes del pasaporte aparecía expedi-
dad de aquellos que nunca Partido Comunista Boliviano do en Montevideo, a nombre
habían oído hablar de guerri- y otras gentes sencillas del de Adolfo Mena González, de
lla, ni de revolución. pueblo, lograron romper el nacionalidad uruguaya.
cerco militar y llegar hasta la
Aquel muchacho, en quien ciudad de Cochabamba, para Una credencial con cuño de
el Che cifró la esperanza para días después dirigirse a la la Dirección Nacional de In-
restablecer el contacto con la ciudad de La Paz y posterior- formaciones de la Presiden-
cuidad, fue apresado, inco- mente a la frontera con Chile. cia de la República de Bolivia,
municado, golpeado; pero de presentaba al señor Mena
su boca no sacaron informa- A los 20 años de los históri- González como un enviado
ción delatora. cos sucesos, la presencia del especial de la Organización
Che y de los guerrilleros que de Estados Americanos (OEA)
Después del combate de la lo acompañaron, perdura en para efectuar un estudio y re-
quebrada del Yuro, varias la memoria de los poblado- unir informaciones sobre las
campañas del ejército co- res de las intrincadas zonas relaciones económicas y so-
menzaron una permanente selváticas en el oriente boli- ciales que regían en el cam-
persecución a los sobrevi- viano. po boliviano. De esa forma,
vientes, y el campesinado el Che inició en Bolivia la im-

79
O cu b r e
t
portante misión que se había detenida en su desarrollo. En mente de origen aymara y
asignado a sí mismo, como es- el paisaje sobresalen las ba- quechua. Sus mujeres, vesti-
cribió nuestro Comandante rriadas insalubres y pobres, das con la tradicional pollera
en Jefe, Fidel Castro, en “Una en cuyas humildes casitas de cargan con wawitas (niños)
introducción necesaria” a su barro o adobe, situadas entre sobre sus espaldas, envueltos
Diario de campaña. quebradas, laderas y puntas en coloridos awayos (en que-
de los cerros, parece imposi- chua, especie de manta teji-
Por segunda vez, el Che lle- ble vivir. Entre ellas, de vez en da). Madre e hijo, representan
gaba a La Paz, una de las ciu- vez, caminan juntos el pas- una imborrable imagen de la
dades más altas del mundo, tor y las llamas, ese aprecia- cultura andina; del indio su-
capital del departamento del do mamífero suramericano frido de América que impac-
mismo nombre, donde reside del cual José Martí dijo que tó al joven médico argentino,
el gobierno de la república, se echa la tierra y se muere Ernesto Guevara, cuando en
situada a 3.400 m de altitud cuando el indio le habla con 1953 visitó La Paz por prime-
sobre el nivel del mar en un rudeza, o le pone más carga ra vez.
territorio irregular denomina- de la que puede soportar, y
do La Hoyada, hacia donde que el hombre debe ser, por Mediante la compañera Alei-
descienden los cerros y los lo menos, tan decoroso como da March, tuvimos la posi-
ríos Choqueyapu, Orkojahui- ella. bilidad de conocer lo que el
ra, Achumani y otros. Cuando joven Guevara escribió sobre
sus aguas bajan impetuosas, A lo lejos, como un “guardián sus experiencias en este viaje.
mezcladas con el barro, re- señorial”, sobresale el majes- De sus anotaciones (inéditas)
torciéndose entre las piedras, tuoso nevado Illimani, cuyo son los siguientes fragmen-
arrastrando pequeñas par- significado en lengua aymara tos:
tículas de oro, se observa al es “montaña resplandecien-
indio, generalmente después te”, con más de 6.500 metros La Paz ingenua, cándida como
de las lluvias, lavar la arena en sobre el nivel del mar. una muchachita provinciana
busca del codiciado metal. muestra orgullosa sus maravi-
Sin embargo, la ciudad está La población es mayoritaria- llas edilicias.
La belleza formidable del Illi-
mani difunde su suave claridad
eternamente nimbado por ese
halo de nieve, que la naturale-
za le prestó por siempre. En las
horas del crepúsculo es cuando
adquiere el monte solitario más
solemnidad e imponencia…
… me trajo el recuerdo de la
indígena exclamación de un
maestro pureño: “ya dijo un
educador mexicano, es el único
lugar del mundo donde se trata
mejor a los animales que a las
gentes”. Yo no lo constate, pero
el indio sigue siendo una bestia
Pasaporte falso de Ernesto “Che” Guevara, caracterizado
para entrar a Bolivia como Adolfo Mena González en no- para la mentalidad del blan-
viembre de 1966. co…

80
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

El 5 de noviembre de 1966, traron un paisaje variado: va- cruzarlo, todavía a las 6:00
después de las 6:30 p.m., el lles, montañas, lagos, trigales, a.m. no habían encontrado
Che salió en jeep de La Paz una pequeña selva húmeda e el lugar. Al llegar al embarca-
acompañado de Alberto inhabitable cubierta siempre dero se juntaron con el Che;
Fernández Montes de Oca de nubes, situada a 2.100 m. pero acordaron pasar el río
(Pachungo o Pancho) y Car- sobre el nivel del mar, deno- separados, hasta algún lugar
los Coello (Tuma o Tumaini), minada La Siberia, para luego en donde pasarían adelante
hacia Ñacahuasú, por la vía bajar hasta una región árida Pombo y Bigotes para guiar-
de Oruro. Atravesó parte del donde abundan los cactus, los, y localizar un punto don-
altiplano andino, con una in- en los limites con el departa- de esperar la noche y entrar
mensa puna pelada donde el mento de Santa Cruz y termi- en la finca.
viento sopla muy frío y solo nar en la región selvática.
crece paja brava. Se encontró Atrás dejaban el Río Grande,
con las viviendas de los in- A su paso por esta carretera ancho, turbulento, de aguas
dios, aisladas o agrupadas en atravesaron un caserío llama- carmelitas, profundo, al que
pequeñas comunidades, olvi- do La Habana, fundado en volverían a ver de nuevo el
dados, luchando por mante- 1940. A tan grande distancia día 5 de febrero en 1967, en
ner sus raíces ancestrales. de Cuba, en medio del más el primer recorrido hasta Ma-
absoluto clandestinaje, La sicuri, y que después cruza-
Por esa ruta, el Che cruzó por Habana recibía a los viajeros, ron en múltiples ocasiones
las localidades de Ayo Ayo, ¡cuántos sentimientos experi- durante la lucha guerrillera.
Patacamaya, Sica Sica, hasta mentarían al ver el rustico le-
Caracollo, donde tomó por la trero que anuncia el querido Por el terraplén que conduce
carretera que se dirige a Co- nombre! a Camiri pasaron los pobla-
chabamba, la cual presenta dores de Tatarenda y Cara-
tramos angostos y con pro- Continuaron viaje hacia Co- guatarenda, hasta Gutiérrez,
fundos abismos. marapa, Mataral, Samaipata y uno de los más antiguos de
antes de las 9:00 p.m. habían la provincia Cordillera, funda-
Alrededor de las 10:00 p.m. pasado por la tranca de trán- do en el siglo XIX. Lo forman
salieron de La Paz, Harry Ville- sito o caseta de control de la actualmente más de 100 ca-
gas Tamayo (Pombo) y Jorge ciudad de Santa Cruz, donde sas, situadas a ambos lados
Vásquez Viaña (el Loro o Bigo- se desviaron por un terraplén del camino, contiendas y una
tes), en otro jeep. que va hasta Camiri, capital especie de barrancón que lla-
petrolera de Bolivia. Cruzaron man hotel, donde duermen
El día 6, a las 8:00 a.m., el Che el Río Seco, con su lecho are- o descansan los viajeros. Allí
pasó por la caseta de control noso, sin agua en esta época hay un parque, una iglesia, la
de la entrada de Cochabam- del año, pero impetuoso, en escuela y al alcaldía.
ba. Con una hora y media de tiempo de lluvia.
diferencia pasó el otro jeep. Fue en Gutiérrez donde co-
Cochabamba, al igual que la En conversatorio con Harry mieron y esperaron el tiempo
ciudad de Santa Cruz, fue un Villegas conocimos que más previsto para partir y entrar a
punto de contacto para los o menos a las 4:00 a.m. del la finca de noche. De Gutiérrez
guerrilleros y la puesta de en- día 7 de noviembre el jeep salieron hacia Ipati, caserío
trada y salida hacia a La Paz. en que él viajaba estaba en donde convergen los ramales
las márgenes del Río Grande, Santa Cruz – Camiri con los de
Prosiguieron por la vía que da y aunque todos sabían por Sucre y Lagunillas, y adonde
a Santa Cruz, en la cual encon- donde estaban las balas para necesariamente llegan los via-

81
O cu b r e
t
jeros para cambiar de ruta. llegué y vi aquel pueblo. La im- En su diario el Che menciona
presión que tuve fue de unos a Lagunillas. El 3 de diciem-
De Ipati se dirigieron a Lagu- ranchos, para mí, inhabitables. bre de 1966, escribió:
nillas, ultima población por Era una ciudad en ruinas. Vi a … Los tres peones de la finca
donde pasó el Che para llegar Lagunillas como una aldea, salen para Lagunillas para ha-
a Ñacahuasú. Es la capital de como una aldea pequeña, con cer mandados.
la provincia Cordillera, en el un callejón central y algunas
departamento de Santa Cruz. pulperías (tiendas, bodegas) a El día 12 de diciembre anotó
Se encuentra en un valleci- un costado. que Coco volvía de Camiri,
to, rodeado de cerros donde donde compró los comes-
abunda la vegetación. El pai- Pensé ver comercios con vi- tibles necesarios… pero fue
saje que le circunda es sel- drieras, estantes, escaparates, visto por algunos de Laguni-
vático. Debe su nombre a la como estamos acostumbrados llas que se asombraron de la
existencia de algunos peque- acá; pero cuando fui a com- cantidad.
ños lagos que con el tiempo prar al comercio principal de
han desaparecido. allí, los productos estaban tira- Sabíamos que los lagunilleros
dos en el suelo. habían visto más y conocían
En las cimas de los cerros, las sobre los acontecimientos
nubes pasaban ligeras y sua- Por aquellas calles polvorien- ocurridos en Ñacahuasú en
ves impulsadas por el vien- tas, de una tierra medio roji- 1967, por eso tratamos de ha-
to, miramos las desérticas za y otras calles empedradas, blar con algunos de ellos. Fui-
calles, unas de piedras, otras deambulaban los mendigos; mos hasta una tienda donde
de tierra y pensamos que por pero nos dimos cuenta de que una señora de ascendencia
allí pasó el Che aquel 7 de no eran mendigos, esos hom- española dijo ser la propieta-
noviembre; estuvo Tamara bres eran sus habitantes. Era ria.
Bunke Bider (Tania) y cami- como si el hambre estuviera
naron Roberto Peredo Leigue asociada a todo aquello. Ella afirmó:
(Coco), Guido Peredo, José Han pasado varias cosas aquí
María Martínez Tamayo (Chin- Cuando vi a Lagunillas, de en Lagunillas, era el 8 de mar-
chu o Ricardo), Jorge Vásquez verdad sentí más deseos de zo cuando llegó un señor con
Viaña y otros guerrilleros. hacer algo y me esclarecí más un rifle que quería venderlo.
de la urgente necesidad de Pensábamos que sería algún
En conversación con Dariel la transformación de aque- pícaro; pero no, el había salido
Alarcon supimos de cómo le llos lugares que llaman pue- de Ñacahuasú. No sé quién se-
impacto aquel poblado en blos. Esas eran las razones y ria, nadie le compró el rifle y se
diciembre de 1966 cuando las causas por las que el Che fue a pie hasta Camiri.
pasó hacia Ñacahuasú. y nosotros estábamos allí.
Durante la etapa de los pre- De ahí ya supo el ejército esto
Para mí fue un impacto, por- parativos de la guerrilla, de la guerrilla y vinieron ya
que cuando yo venía en el via- Lagunillas fue un lugar im- hartos caimanes – camiones
je, se hablaba de la ciudad de portante para su desarrollo. militares – con soldados y pa-
Lagunillas, capital provincial, y Sirvió como punto para es- saron a inspeccionar qué era
pensé que era una ciudad bien tablecer contacto y comuni- lo que había en Ñacahuasú. Y
formada: con calles asfalta- cación con el exterior, como empezaron a sospechar de los
das, comercios, autos, tránsi- vía de abastecimiento, y fue Peredo – se refiere a los herma-
to, con todo lo que debe tener la puerta principal de entrada nos Inti y Coco Peredo.
una ciudad. Imagínate cuando y salida de Ñacahuasú.

82
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Pasaron allá y mientras que el Justo esa fecha comenzó el Nosotros compramos la foto
Che estaba caminando por el combate del Che en Bolivia y del Che, todos los de Laguni-
monte había salido uno de los justo yo lo recuerdo también. llas, en esa donde está muerto,
guerrilleros y ¡pao!, le pegó el que parecía un Jesucristo. To-
tiro a uno de los militares que Yo pensaba en el momento davía no todos han compren-
le dio aquí en la pierna y de en que se escapó el guerrille- dido esto, porque en nuestro
ahí se descubrió todo y empe- ro, que se arrepintió de lo que país hay hartas gentes tan ig-
zaron los combates. Fue cosa hizo. Ese fue el que delató todo. norantes y tan cerradas que se
seria. Eso fue el comienzo, por Ellos no habían terminado su necesita hablarles harto para
ese que escapó y delató a los preparación, se estaban alis- hacerlos comprender, porque
demás. tando todavía y antes de tiem- muchos son analfabetos. Us-
po descubrieron todo. Toda ted sabe que cuando uno lee
Esta mujer lagunillera de tra- esa zona tenía condiciones puede apreciar más las cosas y
to atento, decidida y franca, para ellos. Para que los guerri- comprenderlas también; pero
abrió sus grandes ojos claros lleros desarrollaran su trabajo; acá no pueden hacer eso por-
y apresuradamente dijo: pero que se necesita más tiem- que son muy pocos los que sa-
po para poder convencer a los ben leer.
Yo no quiero que ustedes gra- campesinos, porque ellos son
ben mi nombre ahí, porque us- generalmente cerrados; pero
tedes son periodistas; porque pasado un tiempo se convence
mi marido no quiere que yo demostrándole otro trato.
diga más, quiere anularme por
completo. El Che lo hemos admirado mu- * Este texto fue extraído del libro de
Adys Cupull & Froilán Gonzalez: “De
Mire, estamos aquí y si él lle- cho por su capacidad intelec- Ñacahuasú a La Higuera”. La Paz: Vice-
gara, tras que yo quiera hablar tual y humana, por su valen- ministerio de Desarrollo de Culturas
de la República de Bolivia. Impr. Gru-
algo, ¡shissss!, y me manda a tía, por su decisión a la causa po Impresor. 2007.
callar. ¡No quiere! y a mí lo que que él abriga. Él es admirable ** Adys Cupull y Froilán González son
me gusta es decir la verdad. porque el luchó por su causa un matrimonio de investigadores,
historiadores y escritores cubanos,
hasta morir. Y él es admirable, miembros de la UNEAC, de la UPEC
Ella continuó hablando mien- repito, realmente admirable. y de la Asociación de Pedagogos de
Cuba.
tras miraba hacia afuera para
sentirse segura de que no ve- La lagunillera buscó una
nía su esposo: foto del Che, la mostró y
rápidamente la co-
Entonces vinieron los militares locó en su lugar,
a nuestra tierra, esos si no de- después expresó:
jan nada, lo que pueden ellos
se lo llevan, ya sea arbitraria-
mente o ya sea robado. No sé
cómo será; pero se llevan todo,
peor que una plaga es.

El 23 de marzo hubo hartos


muertos. En 1967 ¡claro! Aquí
el 23 de marzo se recuerda la
guerra del Pacífico (de 1879) y
la muerte de Eduardo Abaroa.

83
84
AVATARES DE LA
GUERRILLA
DE ÑANCAHUAZÚ

En el campamento, de izquierda a derecha, Alejandro, Pombo, Urbano,


Rolando, Che, Tuma, Arturo y Moro. Foto célebre conocida como “La última cena”.

85
O cu b r e
t

TRAS LAS
HUELLAS DE LOS
GUERREROS DE
ÑANCAHUA ZÚ
Entrevista a Carlos Soria Galvarro

Rider Jesús Mollinedo/L A ÉPOCA

La reiterada escena de cruce de ríos.


Varios combatiententes morirían ahogados y se perderían pertrechos y animales.

86
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

C arlos Soria Galvarro es un periodista e his-


toriador que se ha ocupado de muchos temas a lo largo
de su carrera pero el que ha dominado la mayor parte de
sus inquietudes ha sido el de la guerrilla comandada por
el famoso Ernesto “Che” Guevara, exterminada en Bolivia
en octubre de 1967. Empezó a ocuparse del tema porque
conoció a varios jóvenes bolivianos que se integraron a la
guerrilla de Ñancahuazú y jamás volvieron.

Junto a su hijo, administra el sitio web www.chebolivia.org


donde se puede encontrar una impresionante recopilación
de fotos, documentos y testimonios relacionados a estos su-
cesos. Vía telefónica, en charla amena y magistral, respondió
a las siguientes consultas a 48 años de esta importante ex-
periencia guerrillera que colocó a Bolivia en el centro de la
atención mundial.

Rider Mollinedo (RM).- A frente. De ahí su consigna de siempre dentro de una pro-
años de los sucesos en crear mil Vietnams. Hay que yección continental. Es decir,
Ñancahuazú y como inves- tomar en cuenta que la elec- no es una experiencia aislada
tigador especializado en ción de Bolivia fue relativa- para hacerla sólo en Bolivia,
este tema ¿cuáles cree que mente tardía; no fue inicial. sino tomar a Bolivia como un
fueron las razones que em- foco dentro el cual puedan
pujaron al comandante Che Después de la experiencia foguearse combatientes que
Guevara para elegir a Boli- frustrada en el Congo, el Che después podrán pasar a otros
via como punto de inicio de y su equipo analizaron varias países.
su proyecto continental? posibilidades entre las que
estaban Venezuela, Guate- En Bolivia existían condicio-
Carlos Soria Galvarro mala, Colombia, Perú y Ar- nes muy especiales que la
(CSG).- gentina. Seguramente el pro- dirección cubana y el propio
Hay que ubicarse en el con- yecto original era usar Bolivia Che las conocían muy bien:
texto de ese momento. Es sólo como zona de abasteci- un movimiento campesino
importante destacar que en miento y plataforma sea para cooptado por el Estado, coop-
aquella época existía una ir a Argentina o a Perú, pero tado por los militares, tras la
confrontación muy fuerte las posibilidades se fueron reforma agraria de 1953; un
con el imperialismo estadou- cerrando en ambos lados. gobierno golpista (Barrien-
nidense debido a la Guerra tos) que realizó un proceso
en Vietnam y a los afanes Más o menos en julio (de electoral (que democrático
imperiales que desplegaba 1966), el Che conjuntamen- no fue) por el que se declaró
en América Latina. Por todas te los operadores cubanos constitucional; un parlamen-
esas condiciones el Che pen- deciden que la experiencia to funcionando que inclusive
saba que había que abrir otro comience en Bolivia, pero elaboró una nueva Constitu-

87
O cu b r e
t
ción (que entró en vigencia el cursos de anti insurgencia. el Alto Beni. Entonces todo
5 de febrero de 1967). Recibió un apoyo inmediato hubiera sido diferente.
de las dictaduras vecinas (bá-
RM.- ¿Contra qué o quiénes sicamente de la Argentina y RM.- ¿Cuál fue la relación
se enfrentó la guerrilla de del Brasil), de los organismos entre la guerrilla y el Partido
Ñancahuazú una vez em- de inteligencia norteamerica- Comunista de Bolivia en ese
plazada en suelo boliviano? nos y adiestramiento directo entonces?
de oficiales norteamericanos
CSG.- En primer lugar hay a un grupo ranger que fue CSG.- El Partido Comunista
que tomar en cuenta que la el que finalmente capturó al de Bolivia (PCB) tenía sus co-
zona elegida es un lugar don- Che el 8 de octubre. queteos, sus simulaciones.
de la población está dispersa Se decía que preparaba otro
y la presencia étnica mayori- La suma de estos y otros fac- esquema insurreccional. Yo
taria es la guaraní, algo que tores adversos (la ofensiva que militaba en la juventud
no se advirtió para nada. El que lanzó el ejército, el plan comunista puedo dar fe de
principal problema fue la fal- cerco estratégico en la que ello. Nosotros teníamos en la
ta de población. Había pobla- introdujo a la guerrilla, la di- cabeza el esquema insurrec-
ciones muy alejadas y muy visión de la guerrilla en dos cional no solamente por ser
pequeñas y sin la reivindica- facciones, su falta de con- dogmáticos seguidores de
ción esencial de la tierra. El tactos con el exterior, su fal- la Revolución de Octubre de
único sujeto social capaz de ta de comunicación radial, 1917, si no porque en Bolivia
escuchar un discurso revolu- el descubrimiento de sus habíamos vivido una insu-
cionario pudo haber sido en cuevas de depósito estraté- rrección triunfante el 52, por
ese momento el pueblo gua- gico) obligaron al Che y sus lo que le dimos preponderan-
raní organizado. Recordemos compañeros a marchar hacia cia al movimiento obrero, so-
que en el último referéndum zonas totalmente desprovis- bretodo minero y fabril en las
(septiembre de 2015) el mu- tas de protección natural. El ciudades, y no así al esquema
nicipio de Charagua recono- lugar donde cayó el Che es insurreccional guerrillero.
ció su autonomía indígena una zona donde no existe
guaraní. Es precisamente, bosque espeso. Es un bosque Como lo dice rotundamente
cerca de esa zona, donde ac- ralo, espinoso, bajo, sin agua, el Che, como resultado de la
tuó la guerrilla. con poblaciones que estaban distancia que había manteni-
aterradas por la presencia del do el PCB, él prefería que las
En segundo lugar hay que Che, que se convirtieron rá- cosas se mantuvieran así por-
tomar en cuenta las condi- pidamente en delatores. Por que no quería compromisos
ciones sumamente duras todo esto la guerrilla no tenía políticos. El éxito de la guerri-
del medio ambiente. Era una condiciones para seguir ope- lla no dependía mucho de la
selva muy hostil que carecía rando. presencia o no del PCB.
de agua y de animales de
caza para poder sobrevivir. Yo pienso que si la guerrilla Lo que faltó en la decisión del
Por otro lado se enfrentó a se hubiera estabilizado en PCB era tener las cosas claras.
un ejército que al comienzo esta primera etapa se hubie- Faltaba una actitud coheren-
mostró cierta impreparación ra podido proyectar hacia te, ya sea para apoyar o no, en
pero superó rápidamente sus otras zonas estratégicas, más lugar de bamboleos. Ese era
deficiencias. Se organizó. No pobladas, con mayor poten- el esquema en el que se mo-
en vano su oficialidad había cial revolucionario, como por vieron todos los dirigentes
cursado en gran medida los ejemplo la zona del Chapare, del PCB. Todos. No solamente

88
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

de no dar a conocer su nom-


bre. Los militares también ne-
garon a un inicio la presencia
del Che. Se sabe que le hicie-
ron firmar un compromiso de
honor a Regis Debray (tras
su captura) para que éste
no anuncie a los periodistas
que el Che estaba presente.
Había cierto miedo entre los
militares de que una fuente
segura anunciara aquella in-
formación. Cuando tuvieron
mayores datos, anunciaron
la presencia del Che pero
la fuente que lo decía era la
El hábito de registrar la cotidianidad guerrillera
resultará fatal. menos creíble: la militar. No-
sotros decíamos que estaban
mintiendo. Si Regis Debray lo
Monje, líder del partido. ocurrieron las cosas no hubo hubiera dicho nuestra reac-
tiempo para nada. El desenla- ción hubiera sido distinta.
Más o menos en agosto (de ce se precipitó.
1967), después de la masa- Todos esos debates, sobre
cre de San Juan contra los RM.- Compañero Carlos si un aviso anticipado sobre
mineros, los jóvenes que es- ¿por qué desde un inicio la presencia del Che hubie-
tábamos en ese momento no se anunció la llegada del ra favorecido o empeorado
en la dirección de la juventud Che a Bolivia? las cosas, todavía siguen. En
comunista dijimos que la so- todo caso yo creo que ese
lidaridad con la guerrilla no CSG.- Mucho se ha discutido no era un factor tan decisi-
puede ser solamente lírica, si sobre si convenía o no avi- vo como parece. El propio
no que tenía que convertirse sar públicamente que el Che Che después de la masacre
en hechos concretos. Tuvi- comandaba la guerrilla. Para de San Juan, cuando empie-
mos confrontaciones inter- algunos colegas como Hum- zan a mencionar con fuerza
nas muy fuertes. El partido no berto Vásquez Viaña fue un su nombre, en alguna ano-
estaba como partido, orgáni- error estratégico de la gue- tación que hace en su diario
camente, pero toleraba que rrilla que desde un comienzo dice “dentro de poco dejaré
cualquiera de sus miembros no se hubiera anunciado la de ser Fernando sacamuelas”,
por decisión personal se inte- presencia del Che al que se lo es decir, él estaba pensando
grara a la guerrilla. ocultó bajo el seudónimo de en dar la cara y anunciar pú-
“Ramón” y después “Fernan- blicamente de que él está al
Si la guerrilla se mantenía do”. mando de la guerrilla pero ni
un año o dos y se consolida- siquiera tuvo la oportunidad
ba en esa primera fase, pro- Nosotros mismos que militá- de hacerlo.
bablemente muchos otros bamos en la juventud comu-
militantes del PCB y jóvenes nista no sabíamos que era el RM.- ¿Por qué se dice que
se hubieran incorporado a Che porque fue un compro- Bolivia fue noticia el año
la guerrilla, pero tal como miso de los dirigentes del PCB 1967?

89
O cu b r e
t
CSG.- Bolivia fue noticia el Campaña de Ñancahuazú” tenido dónde tenerlo preso!”.
año 67, no sólo por la muerte (1987), indica claramente que Los militares tenían miedo al
del Che Guevara, sino por el a comienzos de mayo Jorge peso que hubiera tenido para
fenómeno guerrillero mismo, Vásquez Viaña y otro prisio- los medios sensacionalistas
y por el vergonzoso show nero no identificado fueron de todo el mundo la noticia
que montaron los militares fusilados detrás del hospital del Che capturado, juzgado
en Camiri con el juicio que de Choreti, y sus cuerpos fue- en Bolivia. Hubiera sido la no-
le hicieron a Regis Debray y ron llevados a la selva para ser ticia de la década, ni siquiera
Ciro Bustos, así como a otros enterrados. Sabemos que, en del año.
dos desertores, un prisione- realidad, los tiraron del avión.
ro y otro prisionero al que lo No pude identificar quién es En una discusión que tuve
habían declarado en rebel- la otra persona de la que ha- en Radio Fides con el cura
día porque “supuestamente” bla Reque Terán. Eduardo Pérez Iribarne, él
se había fugado. Una de las me decía que, por ejem-
grandes incoherencias del El juicio de Camiri fue un pa- plo, la Guerra del Chaco fue
régimen militar boliviano en pelón porque hicieron teatro un acontecimiento mucho
aquel juicio, fue incorporar a para juzgar políticamente no más sobrecogedor por su
Jorge Vásquez Viaña “El loro”, sólo a Debray, sino a toda la impacto, por su magnitud,
como encauzado en el juicio guerrilla. Salió muy mal. La por sus consecuencias, que
de Camiri, declarado rebel- atención de la prensa se vol- la guerrilla de Ñancahuazú.
de y contumaz porque no se có a Camiri y no pasaba día Hasta me dijo en tono burlón
presentó, a pesar de que ellos que no hicieran cosas más ri- que la presencia de Bolivia
sabían que lo habían mata- dículas. Varios militares, para en el campeonato Mundial
do. Estaban enjuiciando a un justificar el asesinato del Che, de Futbol en el año 94, en Es-
muerto a sabiendas. No es decían “cuando con ese fran- tados Unidos, fue el evento
que no lo supieran. cesito (Debray) tuvimos tanto con el que Bolivia estuvo mu-
problema ¿qué hubiera pasa- cho más expuesta que con la
Reque Terán, en su libro “La do con éste? ¡No hubiéramos Guerrilla del Che.

Yo creo que, en realidad, defi-


niendo bien el acontecimiento,
éste no es un acontecimiento
estrictamente boliviano. Es un
acontecimiento mundial que
ocurre en territorio bolivia-
no. Además, nunca hay que
dejar de lado la proyección
continental del pensamiento
revolucionario que tenía el Che.

RM.- ¿Cuál fue el nivel de


conmoción que generó la
muerte del Che en Bolivia?

CSG.- Yo diría que impacto


Con Rodolfo Saldaña en una entrevista que sostuvieron el 20 de
noviembre de 1966. En ausencia del cubano Iván, Saldaña fungió aquí con mucha fuerza a to-
como responsable de la red urbana. dos los sectores sociales, pero

90
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Régis Debray (de bigotes y cigarrillo) y Ciro Bustos (detrás de Debray), marchan detenidos por el ejer-
cito boliviano en abril de 1967.

particularmente a los obreros que le siguieron, generaron la teoría y la práctica, entre


y a los estudiantes. un impacto increíble. Una es- otros valores que caracteriza-
pecie de victoria política pós- ron la personalidad del Che.
Recuerdo muy bien que los tuma después de la derrota Inclusive influyó en los mili-
grupos de izquierda éramos militar porque hubo un viraje tares bolivianos. No en vano,
minoritarios en la universi- de grandes sectores sociales entre los años 1969 y 1970,
dad frente, por ejemplo, a la hacia la izquierda, hacia posi- Bolivia vivió una experiencia
Democracia Cristiana e inclu- ciones revolucionarias. interesante de fracciones mi-
sive frente a partidos de la litares que tomando el go-
ultra derecha como la Falan- El Che se transformó en la fi- bierno ejecutaron medidas
ge Socialista Boliviana pero a gura de la juventud. Empeza- patrióticas en un sentido an-
raíz de la presencia del Che y ron a surgir elementos icóni- tiimperialista (la nacionaliza-
además por una serie de he- cos que fueron construyendo ción de la Gulf Oil Company,
chos colaterales como la ima- la leyenda. Su imagen reco- por ejemplo).
gen crística del Che asesina- rrió todo el mundo como sig-
do, la publicación de su diario no de rebeldía, como signo El impacto de la muerte del
y todos los acontecimientos de lucha, de coherencia entre Che fue muy fuerte y sola-

91
O cu b r e
t
mente fue sofocado después Una confrontación de ideas inglés, el manuscrito origi-
con la instauración de la dic- entre el ejército boliviano y nal (que publiqué el año 96)
tadura fascista de Banzer el el cubano podrían permitir y también el que el propio
año 1971. acercar algunas posiciones Pombo ha editado.
porque estos son otros tiem-
RM.- ¿Qué pensamiento pos. Ya no son los de la Guerra En los preparativos que hice
tiene sobre los homenajes Fría. No se puede seguir en para una nueva edición del
separados tanto al posturas extremistas como si diario del Che con el Minis-
guerrillero caído como no hubiera pasado nada en terio de Cultura encontré
al soldado del ejército estos 48 años. que hay algunos errores de
boliviano caído? transcripción en las ediciones
RM.- ¿Qué nuevos datos o que hemos conocido de este
CSG.- Se ha conservado una elementos se encontraron diario. Me parece importante
mala tradición en las fuerzas en los últimos años que se corrijan esos errores
armadas de homenajear a los sobre esta experiencia ahora que tenemos el facsí-
soldados bolivianos caídos guerrillera? mil publicado íntegramente,
en contraposición al home- errores que pueden dar pie a
naje que se hace a los guerri- CSG.- Hay varias cosas que se malas interpretaciones.
lleros caídos. A mí me parece podrían señalar. La más im-
Yo creo que hay que hacer un
que como hecho histórico es portante tiene que ver con un
esfuerzo muy grande por re-
un acontecimiento que tiene borrador de proclama que no cuperar documentación, por
dos lados. llegó a difundirse, que fue in- abrir los archivos, tanto en
cautada por un militar. Es una Bolivia como en Cuba. Creo
Falta indagar qué pensaban y proclama muy interesante que el original del diario del
cómo actuaron esa cincuen- sobre Bolivia que responde a Che debería dejar de estar
tena de oficiales y soldados la pregunta ¿tenía el Che una encerrado en una gaveta, en
un sobre lacrado, como está
bolivianos en el campo de propuesta para Bolivia? Es el
ahora en el Banco Central de
operaciones. Los soldados que único documento de carácter Bolivia (BCB) y debería ir al Ar-
cayeron eran conscriptos que programático de la guerrilla. chivo Nacional de Sucre.
fueron a cumplir su servicio He hecho todo lo posible por
militar obligatorio. No eran un difundirla pero no he encon- Es importante también la lista
ejército profesional, de merce- trado mucho eco todavía. de evaluación individual que
narios, de torturadores, de ase- hizo el Che cada tres meses
de los compañeros comba-
sinos como ocurrió en otros Otra cosa es la documen-
tientes. Es una libreta que
países. Eran soldados de origen tación relativa al diario del está junto a su diario en el
popular por lo que creo mere- guerrillero Pombo (Harry BCB que no se publicó has-
cen también un cierto respeto, Villegas). En realidad hay 3 ta que yo lo hice el 96. Este
una cierta consideración. versiones: el retraducido del dato es muy valioso. Entre los

w.cheboliv
www.chebolivia.org El sitio más completo sobre el Che en Bolivia
Más de 130.000 visitas desde 180 países
Columnas de opinión Documentos y testimonios Noticias
Artículos Fotos Descargas
Videos - Multimedia Bolivianos en la guerrilla del Che

92
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

evaluados estaba él mismo nosotros mismos. una serie de valores de tipo


como el número 5, como “Ra- moral, antes que la estrategia
món”, pero está en blanco. No Si no hubiera existido el Che misma de la lucha armada en
pudo o no quiso todavía auto lo hubiéramos inventado por- las condiciones actuales que
evaluarse pero de los otros que necesitamos personajes vive América Latina en este
40 compañeros están sus como él, que nos señalen un momento por no ser ésta una
nombres y su evaluación tri- camino, que nos hagan ven- estrategia aplicable.
mestral. Eso, por ejemplo, me cer el desaliento. Los mitos
parece un aporte a la investi- surgen espontáneamente El Che sigue presente por la
gación histórica y todo eso lo a partir de un personaje, a serie de valores que encarna.
pueden encontrar en nuestra partir de una acción recono-
página web. cida en la historia y van ad- RM.- Personalmente ¿qué
quiriendo contornos que no representa el Che Guevara
Cabe resaltar que, no es cul- son estrictamente históricos para Ud.?
pa del Che pero el peso de que vale la pena tomarlos en
la personalidad de él es tan cuenta. Es por ello que has- CSG.- En lo personal yo coin-
grande que hace sombra a ta el siglo XXI pervive como cido con los análisis que se
todo el resto. Creo que hay un personaje que encarna la hacen, que el legado prin-
que rescatar la grandeza de rebeldía, la lucha por la jus- cipal del Che es de índole
los compañeros bolivianos y ticia, de la abnegación, de la moral, ético, es decir de com-
por supuesto cubanos. renuncia a los bienes mate- portamiento humano. Es un
riales, de la coherencia entre Quijote de nuestro tiempo.
RM.- Compañero Carlos el decir y el pensar. En fin, Yo creo que antes de laudato-
¿Por qué el Che rios, homenajes al
Guevara es una guerrillero heroico,
figura relevante deben organizarse
hasta nuestros de manera paralela
días? ¿Qué re- debates, reflexio-
presenta? ¿Qué nes, para estudiar
simboliza? su pensamiento,
sus propuestas, así
CSG.- Creo que como sus valores.
hay un Che históri- Hace falta más re-
co que intentamos flexión y menos
reconstruir a tra- homenaje.
vés de la investiga-
ción histórica, pero
no podemos dejar
* Artículo publicado en
de advertir que el semanario boliviano
también existe un La Época en la edición
Che legendario, que corresponde del
hasta mítico, que 11 al 17 de octubre de
2015.
lo hemos creado

El Che Guevara lavando sus manos en las aguas


del río Ñancahuazú.

93
94
95
O cu b r e
t

LA GUERRILLA DE
ÑANCAHUAZÚ
SEGÚN EL CHE

“Ramón” no volverá a usar en Bolivia ni la boina ni la estrella de comandante.


La gorra de visera oculta su calvicie crecida.

96
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

E l Che Guevara realizaba análisis y/o resúmenes de cada mes  de la guerrilla que
comandó en Ñancahuazú (Bolivia) en su diario de campaña. A continuación re-
producimos los mismos, a lo cual añadimos los apuntes del jefe guerrillero del 7
de octubre de 1967, un día antes de ser herido en combate y capturado por el ejército
boliviano en la Quebrada del Yuro. 

bien: mi llegada sin


Todo ha salido bastante
tad de la gente está
inconvenientes; la mi
Noviembre de 1966

nvenientes, aunque se
aquí también sin inco
incipales colaborado-
demoraron algo; los pr
zan contra viento y
res de Ricardo se al
1

perfila bueno en esta


marea. El panorama se
todo indica que podre-
región apartada donde
nte el tiempo que es-
mos pasarnos prácticame
s planes son: esperar
Análisis

timemos conveniente. Lo
aumentar el número de
el resto de la gente,
s hasta 20 y comenzar a
bolivianos por lo meno
r la reacción de Monje
operar. Falta averigua
gente de Guevara .
2

y cómo se comporte la edo, Rodolfo


te de Roberto Coco Per
1. Se trata básicamen que z Viaña, lo
dez y Jorge Loro Vás
Saldaña, Luis Ñato Mén dos por Mon je par a trabajar
PCB asigna
cuatro militantes del
s.
con los enlaces cubano
uez (Guevara o Moisés).
2. Moisés Guevara Rodríg

Se ha completado el equipo de cubanos


con todo éxito; la moral de la gente es
Diciembre de 1966
Análisis
buena y sólo hay pequeños problemitas.
Los bolivianos están bien aunque sean
pocos. La actitud de Monje puede retar-
dar el desarrollo de un lado pero con-
tribuir por otro, al liberarme de com-
promisos políticos. Los próximos pasos,
fuera de esperar más bolivianos, con-
sisten en hablar con Guevara y con los
argentinos Mauricio1 y Jozami2(Masetti3 y
el partido disidente).
1. Ciro Roberto Bustos (Mauricio, el Pelau o Car-
los).
2. Eduardo Jozami, líder de una fracción disidente
del Partido Comunista Argentino.
3.Jorge Ricardo Masetti. Se refiere a Mauricio
como
representante de los seguidores de Masetti, pues
éste
había muerto en 1964.

97
O cu b r e
t
en
mo lo es pe ra ba , la ac ti tud de Monje fue evasiva
Co
ra después. Ya el partido
el primer momento y traido e
ra nosotros y no sé dónd
está haciendo armas cont
frenará y quizá, a la lar-
llegará, pero eso no nos
Enero de 1967
, se a be ne fic io so (c as i estoy seguro de ello). La
ga ,
ativa estará con nosotros
gente más honesta y comb s
de conciencia más o meno
aunque pasen por crisis
ora, ha respondido bien.
graves. Guevara, hasta ah
Análisis

mo s có mo se po rt an él y su gente en el futuro.
Ve re
s
ntinos no han dado señale
Tania partió pero los arge
Ahora comienza la etapa
de vida, ni ella tampoco. el
y probaremos la tropa;
propiamente guerrillera
es son las perspectivas de
tiempo dirá qué da y cuál
la revolución boliviana.
que más lentamente anduvo
De todo lo previsto, lo
combatientes bolivianos.
fue la incorporación de

Aunque no tengo noticias de lo ocurrido en el cam-


pamento, todo marcha aproximadamente bien, con las
debidas excepciones, fatales en estos casos.
En lo externo; no hay noticias de los dos hombres
que debían mandarme para completar el conjunto
;
el francés ya debe estar en La Paz y cualquie
r
día en el campamento; no tengo noticias de los
argentinos ni del Chino; los mensajes se reciben
Febrero de 1967

bien en ambas direcciones; la actitud del partido


sigue siendo vacilante y doble, lo menos que se
puede decir de ella, aunque queda una aclaración,
que puede ser definitiva, cuando hable con la nuev
a
delegación. La marcha se cumplió bastante bien
,
pero fue empañada por el accidente que costó la
Resumen

vida a Benjamín; la gente está débil todavía y no


todos los bolivianos resistirán. Los últimos días
de hambre han mostrado una debilitación del entu
-
siasmo, caída que se hace más patente al quedar
divididos.
De los cubanos, dos de los de poca experiencia,
Pacho y el Rubio, no han respondido todavía, Ale-
jandro lo ha hecho a plenitud; de los viejos, Mar-
cos da continuos dolores de cabeza y Ricardo no
está cumpliendo cabalmente. Los demás bien.
La próxima etapa será de combate y decisiva.
98
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Éste está pletórico de


acontecimientos pero el panorama general se presenta

Marzo de 1967
Resumen
con
las siguientes características: Etapa de consolidac
ión
y depuración para la guerrilla, cumplida a cabalidad;
lenta etapa de desarrollo con la incorporación
de
algunos elementos venidos de Cuba, que no parec
en
malos, y los de Guevara que han resultado con un nivel
general muy pobre (2 desertores, 1 prisionero “habl
a-
dor”, 3 rajados, 2 flojos); etapa de comienzo de
la
lucha, caracterizada por un golpe preciso y espec
-
tacular, pero jalonada de indecisiones groseras
an-
tes y después del hecho (retirada de Marcos, acció
n
de Braulio), etapa del comienzo de la contraofensiva
enemiga, caracterizada hasta ahora por: a) tendencia
a establecer controles que nos aíslen, b) clamoreo
a
nivel nacional e internacional, c) inefectividad
to-
tal, hasta ahora, d) movilización campesina.
Evidentemente, tendremos que emprender el camino
an-
tes de lo que yo creía y movernos dejando un grupo
en remojo y con el lastre de 4 posibles delatores.
La
situación no es buena, pero ahora comienza otra etapa
de prueba para la guerrilla, que le ha de hacer mucho
bien cuando la sobrepase.
Composición: vanguardia —Jefe: Miguel; Benigno,
Pa-
cho, Loro, Aniceto, Camba, Coco, Darío1, Julio,
Pa-
blo2, Raúl.
Retaguardia: Jefe: Joaquín; segundo: Braulio; Rubio
,
Marcos, Pedro, Médico, Polo, Walter, Víctor 3(Pepe4
,
Paco5, Eusebio, Chingolo6).
Centro: Yo, Alejandro, Rolando, Inti, Pombo, Ñato
,
Tuma, Urbano, Moro, Negro, Ricardo, Arturo, Eust
a-
quio7, Guevara, Willy8, Luis9, Antonio, León (Tan
ia,
Pelado, Dantón, Chino-visitantes), (Serapio-ref
u-
giado).

1. Adriázola Veyzaga, David (Darío).


2. Huanca Flores, Francisco (Pablo o Pablito).
3. Condori Vargas, Casildo (Víctor).
4. Velasco Montaño, Julio (Pepe).
5. Castillo Chávez, José (Paco).
6. Choque Silva, Hugo (Chingolo)
7. Tapia Aruni, Eusebio (Eusebio)
8. Cuba Sanabria, Simeón (Willy o Willi).
9. Arana Campero, Jaime (Luis o Chapaco).

99
O cu b r e
t

Resumen
Abril de 1966

o de la
pr es en ta n de nt ro de por ambas partes y lueg
sa s se na de mi
Las co
nq ue de be mo s la me n- publicación en La Haba
lo normal, au da de
pé rd id as : Ru bi o y ar tículo, no debe haber du
tar 2 severas mi presencia aquí.
la nd o; la mu er te de es te úl-
Ro rteame-
timo es un severo golp
e, pues Parece seguro que los no
te aquí
lo pensaba dejar a carg
o del ricanos intervendrán fuer
pteros
eventual segundo frente
. Tene- y ya están mandando helicó
es , aunque
mos cuatro acciones más,
todas y, parece, boinas verd
; c) el
ellas con resultados po
sitivos no se han visto por aquí
a com-
en general y una muy bu
ena; la Ejército (por lo menos un
su téc-
emboscada en que murió el
Rubio. pañía o dos) ha mejorado
ro n en Ta-
o; el ai sl am ie nt o nica; nos sorprendie
pl an izaron
En otro
to ta l; la s en fe rm e- perillas y no se desmoral
sigue siendo ción
la sa lu d de al - en el Mesón; d) la moviliza
dades han minado campesina es inexistente,
salvo
s co mp añ er os , ob li gá nd on os a rm ac ió n que
guno ha en las tareas de info
fu er za s, lo qu e no s so n muy
dividir da - molestan algo; pero no
a ef ec ti vi da d; to e-
quitado much
di do ha ce r co n- rá pi das ni eficientes; las podr
vía no hemos po mos anular.
se cam-
tacto con Joaquín; la ba cambia-
pesina sigue sin desarrol
larse; El estatus del Chino ha
sta la
aunque parece que median
te el do y será combatiente ha
nd o o tercer
terror planificado, logr
aremos formación de un segu
ca yeron
la neutralidad de los
más, el frente. Dantón y Carlos
si des-
apoyo vendrá después. No
se ha víctimas de su apuro, ca
de mi
producido una sola incorp
oración esperación, por salir y
hemos ra im pe dí rse-
y aparte de los muertos, falta de energía pa
n se cor-
tenido la baja del Loro
, desa- los, de modo que tambié
n Cuba
parecido luego de la ac
ción de tan las comunicaciones co
esquema
Taperillas. (Dantón) y se pierde el
a (Car-
os an ot ad os so br e la de acción en la Argentin
De los pu nt
ede re- los).
estrategia militar, se pu todo se
calcar: a) los controles
no ha n En resumen: Un mes en que
lo no rmal,
podido ser eficaces hast
a ahora ha resuelto dentro de
id ades
y nos causan molestias pe
ro nos considerando las eventual
lla. La
permiten movernos, dada
su poca necesarias de la guerri
s com-
movilidad y su debilida
d; ade- moral es buena en todos lo
boscada ap ro ba do su
más, luego de la última em batientes que habían
ri lle-
contra los perros y el in
struc- examen preliminar de guer
cuida-
tor es de presumir que se e;
ros.
en tr ar en el mo nt
rán mucho de
ahora
b) el clamoreo sigue, pero
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Resumen
Mayo de 1967

ser-
El punto negativo es la im
po- ción, al parecer, sin re
acto vas.
sibilidad de hacer cont
nu es tro De-
con Joaquín, pese a
s. 4.) El clamoreo del caso
rr an ía ra nc ia
peregrinar por las se
se bray ha dado más belige
Hay indicios de que éste e 10
a nuestro movimiento qu
ha movido hacia el norte. combates victoriosos.
mi- qui-
Desde el punto de vista 5.) La guerrilla va ad
es, te y
litar, tres nuevos combat riendo una moral prepoten
cito ra-
causándole bajas el Ejér segura que, bien ad mi ni st
a, ad emás éx it o.
y sin sufrir ningun da, es una garantía de
Pi ri-
de las penetraciones en 6.) El Ejército sigue sin
or-
di-
renda y Caraguatarenda, in ganizarse y su técn ic a no me-
rros
can el buen éxito. Los pe jora substancialmente.
co mp et en-
se han declarado in sa-
tes y son retirados de la
ci r- Noticia del mes: el apre
ro , que
culación. miento y fuga del Lo
se o
im- ahora deberá incorporar
Las características más dirigirse a La Paz a ha
cer
portantes son: contacto.
acto
1.) Falta total de cont El Ejército dio el parte
de la
Joa-
con Manila, La Paz, y detención de to do s lo s cam-
los
quín, lo que nos reduce a pesinos que colabora ro n con
n el
25 hombres que constituye nosotros en la zona de Ma si-
grupo. curi; ahora viene una et
apa
cor- los
2.) Falta completa de in en la que el terror sobre
a, au nque rá de s-
poración campesin campesinos se ejerce
ed o y co n
nos van perdiendo el mi de ambas partes, aunque
de tro
se logra la admiración  calidades diferentes; nues
rea mbio
los campesinos. Es una ta triunfo significará el ca
o pa ra su
lenta y paciente. cualitativo necesari
3.) El partido, a través
de salto en el desarrollo.
co la bo ra -
Kolle, ofrece su
O cu b r e
t

Los puntos negativos son: la imposi-


bilidad de hacer contacto con Joaquín

Junio de 1967
Análisis
y la pérdida gradual de hombres, cada
uno de los cuales constituye una de-
rrota grave, aunque el Ejército no lo
sepa. Hemos tenido dos pequeños comba-
tes en el mes, ocasionándole al Ejér-
cito 4 muertos y 3 heridos, a guiarse
por sus propias informaciones.
Las características más importantes
son:
1.) Sigue la falta total de contac-
tos, lo que nos reduce ahora a los 24
hombres que somos, con Pombo herido y
la movilidad reducida.
2.) Sigue sintiéndose la falta de in-
corporación campesina. Es un círcu-
lo vicioso: para lograr esa incor-
poración necesitamos ejercer nuestra
acción permanente en un territorio
poblado y para ello necesitamos más
hombres.
3.) La leyenda de la guerrilla crece
como espuma; ya somos los superhom-
bres invencibles.
4.) La falta de contacto se extiende
al partido, aunque hemos hecho una
tentativa a través de Paulino que pue-
de dar resultado.
5.) Debray sigue siendo noticia pero
ahora está relacionado con mi caso,
apareciendo yo como jefe de este movimiento. Vere
mos el re-
sultado de este paso del gobierno, y si es positivo
o nega-
tivo para nosotros.
6.) La moral de la guerrilla sigue firme y su deci
sión de lu-
cha aumenta. Todos los cubanos son ejemplo en el
combate y
sólo hay dos o tres bolivianos flojos.
7.) El Ejército sigue nulo en su tarea militar,
pero está
haciendo un trabajo campesino que no debemos desc
uidar, pues
transforma en chivatos a todos los miembros de una
comuni-
dad, ya sea por miedo o por engaños sobre nuestros
fines.
8.) La masacre en las minas aclara mucho el pano
rama para
nosotros y, si la proclama puede difundirse, será
un gran
factor de esclarecimiento.
Nuestra tarea más urgente es restablecer el cont
acto con La
Paz y reabastecernos de equipo militar y médico
y lograr la
incorporación de unos 50-100 hombres de la ciud
ad, aunque
la cifra de los combatientes se reduzca en la acci
ón a unos
10-25.

102
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Se mantienen los puntosbe negativos


r: impo-
del mes anterior, a sa n Joaquín
co
sibilidad de contacto pérdida de
y con el exterior y la 22, con 3
hombres; ahora somos a mí, lo
baldados, incluyéndome da
Julio de 1967

la mo vi li d. Hemos
que disminuye cluyendo
tenido 3 encuentros, in asionán-
la toma de Samaipata, oc 7 muertos
dole al Ejército unos roximadas
y 10 heridos, cifras ap
Análisis

de acuerdo con partes ho confusos.


do s mbres y
Nosotros perdimos
un herido.
impor-
Las características más
tantes son:
de con-
1.) Sigue la falta total
tacto.
falta de
2.) Sigue sintiéndose laa aunque
incorporación campesin entadores
hay algunos síntomas al hicieron
en la recepción que nosinos.
viejos conocidos camp es
errillas
3.) La leyenda de las gu
adquiere dime nsiones continenta-
les; Onganía cierra fres
1 onteras y
on .
el Perú toma precauci
4.) Fracasó la tentativ a de con-
o.
tacto a través de Paulin
a de lu-
5.) La moral y experiencimenta en
cha de la guerrilla aujos Camba
cada combate: quedan flo
y Chapaco.
6.) El ejército sigue si n dar pie
ades que
con bola, pero hay unid
parecen más combativas.
acentúa
7.) La crisis política se .U U. está
en el gobierno , pe ro EE
que son
dando pequeños créditosboliviano
una gran ayuda a nivel descon-
con lo que atempera el
tento.
n: Res-
Las tareas más urgentes so incorpo-
tablecer los contactos, ar medi-
rar combatientes y logr
cinas.
presidente de la
1. Juan Carlos Onganía,
Argentina.

103
O cu b r e
t

Fue, sin lugar a dudas, el


mes más malo que hemos teni-

Agosto de 1967
Análisis
do en lo que va de guerra. La
pérdida de todas las cuevas
con sus documentos y medi-
camentos fue un golpe duro,
sobre todo psicológico. La
pérdida de 2 hombres en las
postrimerías del mes y la
subsiguiente marcha a car-
ne de caballo desmoralizó a
la gente, planteándose el
primer caso de abandono, el
Camba, la que no constituye
sino una ganancia neta, pero
no en esta circunstancia. La
falta de contacto con el ex-
terior y con Joaquín y el
hecho de que prisioneros he-
chos a éste hayan hablado,
también desmoralizó un poco
a la tropa. Mi enfermedad
sembró la incertidumbre en
varios más y todo esto se
reflejó en nuestro único en-
cuentro, en que debíamos ha-
ber causado varias bajas al
enemigo y sólo le hicimos un
herido. Por otra parte la
difícil marcha por las lomas
sin agua, hizo salir a flote
algunos rasgos negativos de
la gente.
Las características más im-
portantes:
1.) Seguimos sin contacto de ninguna especie y sin
razo-
nable esperanza de establecerlo en fecha próxima.
2.) Seguimos sin incorporación campesina, cosa
lógica
además si se tiene en cuenta el poco trato que hemo
s te-
nido con éstos en los últimos tiempos.
3.) Hay un decaimiento, espero que momentáneo, de
la moral
combativa.
4.) El Ejército no aumenta su efectividad ni acometiv
idad.
Estamos en un momento de baja de nuestra moral y
de nues-
tra leyenda revolucionaria. Las tareas más urge
ntes si-
guen siendo las mismas del mes pasado, a saber: Rees
table-
cer los contactos, incorporar combatientes, abas
tecernos
de medicinas y equipo.
Hay que considerar que despuntan cada vez más firme
mente
como cuadros revolucionarios y militares Inti y
Coco.

104
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Debiera ser un mes de nt recu-


tu vo a pu o de
peración y es
Septiembre de 1967
la em bo sc ad a en
serlo, pero co y
que cayeron Miguel, Coluego
Julio malogró todo y sición
hemos quedado en una po emás a
peligrosa, perdiendo adnancia
León; lo de Camba es ga
neta.
tros
Tuvimos pequeños encuen o, ma-
en que matamos un ca ba ll
un so ld ad o y
tamos y herimos a pa -
co n un
Resumen

Urbano se tirote ó
ne fa st a em bo sc a-
trulla y la mos
da de la Higuera. Ya deja mucho
las mulas y creo que enim ales
tiempo no tendremos an vuel-
de ese tipo, salvo qu de mal e
va a caer en un estado
asmático.
ser
Por otra parte, parecennoti-
ciertas varias de la l otro s
cias sobre muertos de r como
grupo al que se debe da sible
liquidado, aunque es po rehu-
que deambule un grupito Ejér-
yendo contacto con el de la
cito, pues la noticia 7 pue-
muerte conjunta de los menos,
de ser falsa o, por lo
exagerada.
las
Las características sonsalvo
mismas del mes pasado ,
está
que ahora sí el Ejército da d en
mostrando más efec ti vi
ma sa ca mp es i-
su acción y la y se
na no nos ayud a en na da
convierten en de la to re s.
es
La tarea más importanstepro-
zafar y buscar zo na s má
tos,
picias; luego los contac ap ara-
a pesar de qu e to do el
sq ui ci ad o en La Paz
to está de du ros
donde también nos dieronsto de
golpes. La moral del re o bas-
la gente se ha mantenidquedan
tante bien, y sólo me l vez
dudas de Willy, que ta ancho
aproveche algún zafarr solo,
para tratar de escapar
si no se habla con él.

105
O cu b r e
t

7 Octubre de 1967
Sábado
Se cumplieron los 11 meses de nuestra inauguración
gue-
rrillera sin complicaciones, bucólicamente, hast
a las
12.30 hora en que una vieja, pastoreando sus chiv
as entró
en el cañón en que habíamos acampado y hubo que
apresar-
la. La mujer no ha dado ninguna noticia fidedigna
sobre
los soldados, contestando a todo que no sabe,
que hace
tiempo que no va por allí. Sólo dio información
sobre
los caminos; de resultados del informe de la viej
a se
desprende que estamos aproximadamente a una legu
a de Hi-
gueras y otra de Jagüey y unas 2 de Pucará. A las
17.30,
Inti, Aniceto y Pablito fueron a casa de la viej
a que
tiene una hija postrada y una medio enana; se le
dieron
50 pesos con el encargo de que no fuera a hablar
ni una
palabra, pero con pocas esperanzas de que cumpla
a pesar
de sus promesas. Salimos los 17 con una luna muy
pequeña
y la marcha fue muy fatigosa y dejando mucho rastro
por el
cantón donde estábamos, que no tiene casas cerca,
pero sí
sembradíos de papa regados por acequias del mismo
arroyo.
A las 2 paramos a descansar, pues ya era inútil
seguir
avanzando. El Chino se convierte en una verdader
a carga
cuando hay que caminar de noche.
El Ejército dio una rara información sobre la pres
encia
de 250 hombres en Serrano para impedir el paso de
los cer-
cados en número de 37, dando la zona de nuestro
refugio 
entre el río Acero y el Oro. La noticia parece dive
rsio-
nista.

106
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

* Las notas de pie de página son de Carlos Soria Galvarro Terán, tomadas
de la edición del Diario del Che en Bolivia (www.chebolivia.org).

107
Y YO TUVE UN HERMANO*

Y
Julio Cortázar

o tuve un hermano.
No nos vimos nunca
pero no importaba.

Yo tuve un hermano
que iba por los montes
mientras yo dormía.

Lo quise a mi modo,
le tomé su voz
libre como el agua,
caminé de a ratos
cerca de su sombra.

No nos vimos nunca


pero no importaba,
mi hermano despierto
mientras yo dormía,
mi hermano mostrándome
detrás de la noche
su estrella elegida.

París, 29 de octubre de 1967.

* Poema escrito por el poeta argentino a propósito de la muerte


del Che Guevara en Bolivia.

108
La
palabra
enseña, el
ejemplo
guía

Ernesto CHE Guevara

109
O cu b r e
t

PUEBLO DE BOLIVIA;
PUEBLOS DE
AMÉRICA:
PROCLAMA DEL CHE PARA BOLIVIA

110
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Nosotros, los integrantes del (…) hacemos oír nuestra


voz por vez primera. Queremos hacer llegar a todos los
ámbitos de este continente el eco de nuestro grito de re-
belión.
Nos levantamos hoy, agotadas todas las posibilidades de
lucha pacífica, para mostrar con nuestro ejemplo el ca-
mino a seguir. Conocemos al enemigo interno y externo;
sabemos conocemos las enormes fuerzas que puede poner
el imperialismo norteamericano al servicio de la reacción
local. Sabemos medir el peligro y la magnitud de la em-
presa; nuestra actitud no es hija de la impremeditación o
de la superficialidad; nuestras vidas son serán testigos de
la seriedad de la lucha emprendida; la que sólo acabará
con la victoria o la muerte.
No tenemos dudas sobre el apoyo que juntará nuestro
pueblo, pero nuestra situación de país mediterráneo ro-
deado de gobiernos reaccionarios, hostiles a nuestra cau-
sa, nos impele a reclamar, desde el momento mismo de
iniciada la lucha la solidaridad efectiva de todos los indivi-
duos hombres y mujeres honestos de este continente.
1º) luchamos para asegurar la real y democrática total
independencia de Bolivia.
2º) Esa independencia no se puede asegurar lograr sin el
concurso de países amigos que nos brinden la posibilidad
de romper el cerco imperialista. Por tanto, al tiempo que
demandamos su solidaridad, ofrecemos la nuestra a todo
movimiento auténticamente revolucionario que se pro-
ponga tomar el poder político en los países vecinos.
3º) Condición inexcusable indispensable a una auténtica
soberanía es tener dominio sobre los medios de produc-
ción. Por tanto, nos proponemos la nacionalización de
toda propiedad imperialista, así como la gran industria
nacional, ligada al capital monopólico monopolio ex-
tranjero, como paso previo a la construcción de una so-
ciedad socialista nueva.
4º) Esa sociedad no puede crearse sin el apoyo comba-
tiente de campesinos y obreros a los que llamamos a in-
111
O cu b r e
t
corporarse a la lucha bajo las siguientes consignas:
a) Democratización de la vida del país con participa-
ción activa de los núcleos étnicos más importantes en las
grandes decisiones de gobierno:
b) Culturización y tecnificación del pueblo boliviano uti-
lizando en la primera etapa alfabetización las lenguas
vernáculas.
c) Desarrollo de la sociedad que libere a nuestro pueblo de
flagelos ya liquidados en países avanzados.
d) Participación de obreros y campesinos en las tareas
de planificación de la nueva economía con el derecho de
auténticos propietarios de los medios de producción tierra
y fábricas fundamentalmente.
e) Formulación de un programa de desarrollo que com-
prenda el aprovechamiento de nuestras riquezas minerales
y de la fertilidad, y extensión de nuestro suelo.
fº) Desarrollo de las comunicaciones que permitan hacer
de Bolivia un gran país unido y no un gigante fragmen-
tado; con sus departamentos y provincias extraños entre
sí.
5º) Sabemos, por la amarga experiencia de pueblos her-
manos del mundo, y por la nuestra, que no podremos
encarar con tranquilidad esta magna trabajo mientras
tarea (aunque logremos tomemos el poder en nuestro
país) mientras el enemigo imperialista no desaparezca,
como sistema social, de la faz de la tierra. Por tanto, nos
declaramos como luchadores anti irrebatiblemente anti
imperialistas ofrecemos nuestra pequeña dosis de valor y
sacrificio al gran arsenal de los pueblos del mundo infil-
trados empeñados en esta pugna lucha a muerte.

Victoria o muerte
*Este texto de significativo valor histórico fue publicado por primera vez en abril de 1998 por el desaparecido periódico bi-
lingüe paceño Bolivian Times, en el que se detalla un planteamiento programático de la guerrilla de Ñancahuazú, redactado
por el mismo Ernesto “Che” Guevara. Este documento es un primer borrador inacabado e inédito que, al parecer, fue redacta-
do antes del inicio de operaciones de la guerrilla en marzo de 1967, en el que se habla de nacionalizaciones y la participación
de “núcleos étnicos” (pueblos originarios) en los niveles de poder del Estado, entre otros aspectos. Al respecto, Carlos Soria
Galvarro realiza un análisis sucinto en su artículo “¿Tenía el Che una propuesta para Bolivia?“ Véase: Soria Galvarro, Carlos
(2014): “Andares del Che en Bolivia”. Edit. Cienflores. Primera edición. Ituzaingó. Pp. 13-17.

112
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

113
O cu b r e
t

¿A QUÉ VIENES?
LA PREGUNTA QUE
FLOTABA HACE 50 AÑOS
AL LLEGAR EL CHE
A BOLIVIA
Elisa Medrano Cruz / LA RAZÓN

Urbano, Miguel, Che, Marcos, Chino, Pachungo y Pombo.


En la foto original además están Inti y Loro.

114
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

L a diferencia en-
tre la guerrilla comandada
por Ernesto Che Guevara
y el Partido Comunista de
tensa, de mutuo reclamo. La
cita “fue cordial, pero tirante,
flotaba en el ambiente la pre-
gunta ¿a qué vienes?”, había
líder cubano le pidió que se
reúna con Che Guevara en
la frontera. Monje retornó al
país el 22 de diciembre. Ya en
Bolivia era de fondo. Unos escrito el Che. Bolivia, Roberto Coco Peredo
concebían la lucha revolu- le informó que el líder de la
cionaria a partir de un foco Monje sostuvo ese encuen- guerrilla quería platicar con
y los otros desde las masas. tro, tras entrevistarse con él, pero hasta ese momento
Fidel Castro en La Habana no tenía certeza de que fue-
La guerrilla en Bolivia lidera- (Cuba). “Aprovechó (esa reu- ra el legendario guerrillero y
da por Ernesto Che Guevara nión) para quejarse de que partió a Ñancahuazú.
echó raíces en Ñancahuazú los contactos cubanos en Bo-
(Santa Cruz) un 7 de noviem- livia estaban haciendo cosas Ya en la “casa de calamina”,
bre de 1966, tres días después por su cuenta y sin coordinar el centro de operaciones
de que éste llegara al país. En con él”, recuerda Carlos Soria del grupo insurgente, según
esa fecha, el líder revolucio- Galvarro, estudioso sobre la Monje, Che Guevara comen-
nario escribió en su diario: presencia del Che en Bolivia, zó su intervención de la si-
“Hoy comienza una nueva quien se remite a declaracio- guiente manera: “Desde hace
etapa. Por la noche llegamos nes del jefe de los comunistas mucho quería hablar contigo.
a la finca. El viaje fue bastan- bolivianos. A sus reclamos, el Pero antes que todo debo de-
te bueno...” Desde su cir ciertas palabras.
arribo y mucho antes, Discúlpanos, Mario:
cuando vinieron sus te hemos engañado.
colaboradores, sus Yo había pedido a Fi-
acciones estuvieron del que hablara conti-
al margen del Partido go. No tiene la culpa.
Comunista de Bolivia La responsabilidad es
(PCB), pues sus diri- mía, él te planteó lo
gentes no se entera- que yo quería, pero
ron de su presencia ambos teníamos el
sino hasta el final de criterio de no comu-
los preparativos. nicarte ningún plan
nuestro”.
Precisamente por
ello, según escribió el Y es que meses antes
mítico guerrillero en de esos encuentros,
su diario, el encuen- Castro le había pedi-
tro con el máximo do a Monje colabora-
dirigente de los co- ción para que un re-
munistas bolivianos, volucionario pase por
Mario Monje, el 31 de Bolivia y que para ello
diciembre de 1966, Mario Monje, secretario general del disponga de cuatro
no pudo ser menos PC boliviano militantes. Y, según

115
O cu b r e
t
Soria, el PCB prestó su cola- ministró ningún otro detalle. retornado al país luego de
boración porque ya lo había No mencionó al Che y menos entrenarse en Cuba, precisa-
hecho en 1963 y 1965, con todavía que el teatro de ope- mente.
Argentina y Perú, respectiva- raciones sería Bolivia”.
mente. Desde los preparativos de la
Marcos Domich, fundador del guerrilla, Che Guevara veía
El historiador Gustavo Rodrí- Partido Comunista y miem- en el PCB “la posibilidad de
guez Ostria, actual embaja- bro de su Comité Central en apoyo, de reclutar personas”,
dor de Bolivia en Perú, en un aquella época, rememora pero no una base de la lucha
artículo que escribió para la que fue el secretariado políti- porque no era partidario de
revista Lucha Armada, de Ar- co el que nombró a esos “cua- hacer compromisos políticos,
gentina, asegura que el máxi- tro camaradas”. “Siempre se dice Soria. Fue así que el míti-
mo dirigente del PCB “aceptó tuvo la idea que no se trataba co líder de la guerrilla comen-
a regañadientes” esa solici- algo que concernía a Bolivia”, zó su campaña sin contar con
tud. “Lícitamente supuso que reconoció a este medio. fuerzas políticas ni sindica-
se trataba de una repetición les. ¿Por qué lo hizo? ¿Fue un
similar a la de 1963, cuando Los designados para esa ta- error?
contribuyeron a organizar rea fueron: Jorge Vásquez
desde territorio boliviano Viaña (Loro), Coco Peredo, Soria responde que Che Gue-
la guerrilla de Jorge Masetti Luis Méndez (Ñato) y Rodol- vara manejaba el esquema
(Argentina). Castro no le su- fo Saldaña, quienes habían de que podía funcionar en

El Che en un vehículo de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

116
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Bolivia lo que han hecho en trayectoria histórica”. gundo punto se refería a que
Cuba: “esa es la concepción la dirección político-militar
foquista, que un pequeño Y así también lo asevera Do- de la lucha le correspondería
motor puede encender otros mich, quien explica que el mé- a Monje, mientras la revolu-
y desencadenar una acción todo y la forma que planteaba ción tuviera ámbito bolivia-
generalizada, pero ese pe- Che Guevara para la toma del no. La respuesta del Che fue
queño motor nunca llegó a poder, a partir del accionar de que no podía aceptarlo, “de
establecerse, a consolidarse”. la guerrilla en el ámbito rural, ninguna manera. El jefe mi-
era errónea. “El camino de Bo- litar sería yo y no aceptaba
Su idea era constituir un foco livia para la toma del poder era ambigüedades en esto”. En el
de irradiación continental a fundamentalmente el método tercer punto, que se refería a
partir de la conformación de insurreccional en las ciudades que Monje manejaría la rela-
la guerrilla rural. No obstante, y en las minas, que es en lo que ción con otros partidos suda-
esa visión no era compartida discrepábamos fundamental- mericanos; el líder de la gue-
por el PCB, que planteaba la mente con Che”. Entonces, se- rrilla respondió que no tenía
insurrección de las masas en gún dijo, el Partido Comunista mayores inconvenientes.
las ciudades y que la lucha consideró que cualquier revo-
guerrillera sólo se la iniciaría lución iba a fracasar si es que A raíz de la negativa a los
si la acción en las urbes era no había esa conexión con las principales planteamientos
derrotada o detenida. masas. de Monje, el PCB decidió en-
viar una carta a Castro, que
Rodríguez asevera que el PCB Liderazgo está fechada el 11 de enero
no era foquista, sino obrerista de 1967, un día después de
y electoralista y que gustaba Por ello, en el PCB también que el representante de los
mencionar entre sus planes creían que la lucha en Boli- comunistas había rendido
la lucha armada. “Su proyecto via debía ser liderada por los un informe sobre su conver-
de toma del poder, si alguna comunistas bolivianos. Y así sación con el líder de la in-
vez habría de realizarlo, se lo planteó Monje a Che Gue- surgencia. Solo hasta ese en-
nutriría del modelo del asal- vara en la reunión que sostu- tonces, recuerda Domich, los
to del Palacio de Invierno vo con él y en la que planteó comunistas se enteraron que
en octubre de 1917 por los tres puntos, que el líder de la Che Guevara comandaba la
bolcheviques. Pero también guerrilla resumió en su diario. guerrilla en Bolivia.
esgrimiría la memoria de la El primero, que renunciaría
revuelta popular en las calles a ese partido, y que lograría La misiva fue entregada per-
de La Paz del 9 al 11 de abril neutralidad y se extraerían sonalmente por los dirigen-
de 1952. El proletariado ur- cuadros para la lucha, a lo tes Simón Reyes y Jorge Ko-
bano y minero boliviano, en- que Che Guevara le dijo que lle. En ella reiteraron que el
tre los cuales el PCB contaba lo dejaba a su criterio. El se- Partido Comunista contribui-
con varios militantes, había ría con cuadros y organiza-
acumulado experiencia dores; también se planteó
de combate callejero, una internacionalizar la lucha
regular cantidad de arma- con la reunión de los fren-
mento y ánimo para salir tes obreros y comunistas, y
a disputar la posesión de reiteraron que la revolución
las ciudades. Monje se lo en Bolivia y la lucha armada
dijo, pero el Che pareció no deberían ser planificadas y
valorar ni (re)conocer esta dirigidas por bolivianos, y

117
O cu b r e
t
consideró que este último rior de contactos”. A los pocos nada permite afirmar que el
punto era “fundamental, de- días de estallado el conflic- Partido Comunista “estuviera
cisivo para el éxito de la lucha to armado, con las firmas de comprometido en apoyarlo
armada en nuestro país”. Monje, Kolle y Reyes, el PCB (refiriéndose a Che Guevara)
emitió una declaración públi- y menos integrar sus filas. Mal
Castro y ambos enviados ca de apoyo a la guerrilla. “El podían los comunistas acep-
acordaron una reunión de Gobierno declaró fuera de ley tar un papel en una obra, con
conciliación con Che Gueva- al Partido Comunista, silen- un libreto y un tablado que
ra. El 14 de febrero, éste es- ció su prensa e intensificó la desconocían”. Y, según dice,
cribió en su diario que se tra- persecución de sus dirigentes el Che habría tomado una de-
taba de una nueva “ofensiva a raíz de ese pronunciamien- cisión con base en informa-
conciliadora”. Además decía to…” ción que magnificaba la posi-
que en la reunión con Fidel, ble contribución del PCB, sin
Kolle había manifestado “que Si bien desde el inicio, el PCB que éste estuviera realmente
no se le había informado de y la guerrilla que comandaba comprometido.
la magnitud continental de Che Guevara tenían desen-
la tarea, que en ese caso es- cuentros, cabe la pregunta. Domich, entretanto, asevera
tarían dispuestos a colaborar ¿Hasta qué punto el Partido que desde el inicio de la revo-
en un plano cuyas caracterís- Comunista, como se le en- lución se quedó claramente
ticas pidieron discutir conmi- dilgó reiteradamente, fue el establecido que había una
go”. “judas de la revolución” y por diferencia de fondo, es decir,
qué se lo responsabiliza del la idea foquista respecto al de
Según el texto “El Che en Bo- fracaso de la insurgencia? las masas, pero que a pesar de
livia”, volumen 4, de Soria, ello dice que se prestó cola-
“dicho encuentro no llegó a “Es muy fácil encontrar cadá- boración y que no se impidió
efectuarse debido al inicio veres de turno cuando fraca- el traslado de más hombres a
de las acciones guerrilleras el sa una cosa”, manifiesta Soria. la selva, porque, en realidad,
23 de marzo y la falta poste- Rodríguez complementa que el problema era el acceso di-
fícil. Con esto último
coincide Soria.

“La historia nos ha


dado la razón”, en-
fatizó Domich a
Animal Político, a 50
años de iniciada la
guerrilla, respecto a
que fue errónea la
visión de constituir
un foco en Bolivia.

Crítica

En el prólogo del
Diario del Che, Fi-
Tardia visita de Mario Monje, secretario general del PC boliviano, el
del Castro fustigó el
31 de diciembre de 1966. accionar de Monje,

118
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

quien “esgrimiendo el título conformación de un grupo ganar (...) todos aquí estamos
de Secretario del Partido Co- revolucionario en Ñanca- decididos a vencer o morir,
munista de Bolivia pretendió huazú (Santa Cruz) pensaba ni nos importa morir, porque
discutirle al Che la jefatura que su lucha iba a durar “cin- el que muere por la libertad
política y militar del movi- co o diez años”, y que, a pesar no muere”. Ese relato, según
miento (...) sin tener ningu- de las bajas que se reporta- Roth, aconteció el 18 de abril
na experiencia guerrillera”, rían, iban a salir triunfantes. de 1967 y corresponde a Luis,
ni haber “librado jamás un un combatiente que lo custo-
combate”. En su criterio, con Así lo relató el periodista in- dió en la selva oriental. Llegó
el accionar de Che Guevara glés George A. Roth, el único al lugar guiado por unos indí-
en Bolivia, el dirigente comu- que se contactó con la gue- genas de la zona.
nista boliviano había tenido rrilla en abril de 1967, y que
“la posibilidad de contar para narró ese episodio en una Su presencia quedó registra-
la definitiva liberación de su nota que fue publicada en da en el Diario de Che Gue-
pueblo con la cooperación noviembre de ese mismo año vara. En el texto publicado
del talento político organiza- por la Revista Clarín Interna- por Soria Galvarro se lee: “A
dor y militar de un verdadero cional, que se editaba en La las 13.00 la posta nos trajo
titán revolucionario”. Paz. Ese documento fue faci- un presente griego: un perio-
litado a este diario por Car- dista inglés de apellido Roth
Y consideró que Bolivia, al los Soria Galvarro, estudioso que venía, traído por unos
no tener una salida al mar, sobre la presencia del Che en niños de Lagunilla, tras nues-
necesitaba “más que ningún Bolivia. tras huellas. Los documentos
otro país, para su propia li- estaban en regla pero había
beración, sin tener que expo- “Aprendemos a luchar en el cosas sospechosas...”, 19 de
nerse a un atroz bloqueo, del monte y las emboscadas. Qui- abril.
triunfo revolucionario de los zá la lucha dure cinco o diez
vecinos”. años y quede un 5% o menos Tras dar con los combatien-
de entre los que estamos aquí tes, el periodista fue arres-
Según Soria, de haber pros- ahora, pero vamos a triunfar. tado y contó que los guerri-
perado la integración revolu- No hay otra solución. Aunque lleros estaban armados con
cionaria en el Continente, eso los americanos manden mi- carabinas M-I. Lo interrogó
le hubiera permitido a Boli- les de hombres aquí, vamos a Inti Peredo. “Inti repitió que
via consolidar un acceso mi situación era grave, ex-
al mar, siempre y cuando plicando que la guerrilla
en Perú y Chile hubieran en ese momento ‘es un
prosperado gobiernos embrión, que el menor
fruto de una revolución. descuido puede ser fa-
tal...’”.
Guerrilleros pensaban
luchar unos 10 años
* Publicado originalmente en el
periódico boliviano La Razón,
El grupo de guerrilleros Suplemento Animal Político, el 7
que acompañaba a Er- de noviembre de 2016. El artícu-
lo fue elaborado por la periodis-
nesto Che Guevara en la ta Elisa Medrano Cruz.

119
O cu b r e
t

LA RESPUESTA DE
MINEROS, ESTUDIANTES
Y OTROS SECTORES
TESTIMONIO DE RODOLFO SALDAÑA

120
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

P regunta: ¿Cúal fue la


respuesta popular en Bo-
livia al saberse de la gue-
rrilla del Che?
Saldaña: Correcto. En esas
condiciones teníamos que
hacer nuestro trabajo sin
hablar del Che. El enemigo
Saldaña: El apoyo que reci-
bimos de los mineros es una
de las cosas que da al traste
con el argumento de que los
sabía que había guerrilla y trabajadores y campesinos
Saldaña: Después del primer sabía que lógicamente había bolivianos eran indiferentes
enfrentamiento entre el ejér- grupos que estaban trabajan- a la lucha iniciada por el Che.
cito y las fuerzas del Che el do en apoyo a la guerrilla. No
23 de marzo, redacté un co- estábamos divulgando nada Yo fui minero en Siglo XX. Fui
municado y lo distribuimos que ellos no supieran. Sin el que reclutó para el Partido
en las ciudades. Todavía no embargo, también había en- Comunista en la década del
teníamos nombre, así es que tre el pueblo, entre los traba- cincuenta. Por eso, conocía a
se presentó un conflicto: en jadores, gente que buscaba los militantes, a muchos de
nombre de qué organización cómo hacer nexo, contacto ellos los había reclutado.
dirigirnos al pueblo. Sabía- con la guerrilla, buscando la
mos que la decisión le corres- posibilidad. Fue en esas con- Yo fui a Siglo XX, debió ser
pondía al Che y a la guerrilla. diciones y por esas razones por el mes de febrero de
Nuestro mando estaba allá. que lo hicimos. 1967; conversé con Rosendo
Pero necesitábamos decirle García Maisman, que en esa
algo al pueblo, de alguna ma- época era el secretario gene-
nera explicar lo que estaba Pregunta: ¿Qué pasaba en- ral del sindicato de los mine-
pasando. tre los mineros? ros de Siglo XX, y dirigente
del partido allí.
Ese fue el docu- Era un compañe-
mento con que ro inteligente, un
empezamos a compañero muy
trabajar en las capaz y valien-
minas, con el que te. Conversamos
empezamos a sin entrar mucho
hacer trabajo en en detalles, pero
la ciudad, expli- informándole
cando más o me- de que en bre-
nos lo que signifi- ve tiempo había
caba la guerrilla.1 que tomar deci-
siones. Posterior-
Pregunta. ¿Sin mente, después
mencionar al del primer com-
Che? bate, nos reuni-
mos varias veces,
1. Antes se creía que él ya era uno de
el autor de este mani-
fiesto era desconocido los nuestros y co-
o se le atribuía a Gue-
vara. No debe confun- Presidente Barrientos en una visita sorpresa menzó a formar
dirse con el comunica- a las minas dos grupos, uno
do Nº. 5.

121
O cu b r e
t
para entrar a la guerrilla y el que algunos no estuvieran de problemas reivindicativos ge-
otro de apoyo. acuerdo. Pero los mineros, en nerales de los trabajadores, y
asamblea, decidieron eso por con seguridad un apoyo a la
De este compromiso de los unanimidad. guerrilla.
mineros con la lucha existe
el testimonio de la viuda de Pregunta: ¿Eso fue en mayo La noche del 23 de junio, al
Rosendo García en la película o junio? amanecer del 24, el ejército
Coraje del pueblo (Jorge Sanji- entró al campamento minero
nés, 1971), en la que se tratan Saldaña: Fue a finales de disparando y tirando grana-
de reconstruir todos los acon- mayo o principios de junio. das a las viviendas de los mi-
tecimientos de la masacre de neros, mientras dormían, por
la Noche de San Juan. Ahí la El 24 de junio debía realizar- eso murieron muchas muje-
viuda de Rosendo García es se en Siglo XX una reunión res y niños. Esa es la matanza
entrevistada y menciona el ampliada de la Federación de la Noche de San Juan. El
viaje que hice a Siglo XX, para de Mineros, con dirigentes único Lugar donde el Ejército
conversar con su marido. El sindicales de todas las minas encontró resistencia armada
comunicado del que hablá- del país. También habría re- fue en el sindicato, donde
bamos fue enviado a Siglo XX presentación de profesores y estaba Rosendo García con
para difundirlo; allí y en otros representación de universi- los pocos que lograron llegar
centros mineros, esa tarea ya tarios. La reunión de Siglo XX tras escuchar el llamado de la
fue cumplida por los compa- serviría para discutir algunos sirena de la mina.
ñeros nucleados por
García.

Los mineros mani-


festaron su apoyo a
la guerrilla en asam-
bleas generales. De-
cidieron que cada
trabajador donaría el
salario de un día para
ayudar a la guerrilla.
O sea, su compromi-
so nos mostró que
el apoyo era genera-
lizado entre los tra-
bajadores. Es posible

Las tropas del Ejército cercaron la población de Llallagua y los


campamentos mineros de Siglo XX y Catavi.

122
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

La sirena del sindicato toca- to murió un grupo de gente, intelectuales, una prueba de
ba en la mañana para que entre ellos Rosendo García ello Es un libro de poesías es-
los trabajadores entraran al Maisman, el dirigente máxi- critas en los días que empezó
trabajo; era algo así como un mo de los trabajadores de la guerrilla y después de la
despertador. Pero la sirena Siglo XX. Muchos otros mu- muerte del Che. Esas poesías
también servía para llamar a rieron ametrallados en sus están recogidas en un libro.3 Y
asambleas y para alertar de viviendas.2 hay muchas otras que no lle-
algún peligro a los mineros. garon a ser recogidas, que se
Por eso la sirena sonó esa no- Los delegados que habían quedaron por ahí, anónimas.
che. llegado para la reunión se También había canciones, en
metieron en los socavones fin, toda una serie de mani-
Inmediatamente los trabaja- mineros, y después fueron sa- festaciones de apoyo.
dores sabían – ya que no era liendo clandestinamente de
hora de trabajo – que era por la zona, que ya estaba ocupa- Esta es una respuesta para
otra razón, alguna emergen- da por el Ejército. quienes dicen que en el pue-
cia o una asamblea. blo boliviano no hubo apoyo,
Algo estaba ocurriendo. Fue la expresión más eleva- que el Che se quedó solo. Eso
da del apoyo que recibió la no es verdad. Los aconteci-
Con unos cuantos fusiles le guerrilla, pero no quiere decir mientos de la guerrilla des-
hicieron frente al Ejército. Ahí que fue la única. Hubo dis- pués del 23 de marzo conmo-
en el propio local del sindica- tintas formas de expresión, vieron al pueblo en general, a
aunque no llegaron la población toda en sus dis-
a esta altura. Había tintos estratos sociales.
disposición de incor-
porarse en los mili-
tantes de muchos * Este texto fue extraído del libro de
Rodolfo Saldaña: “Terreno fértil. Che
partidos políticos.
Guevara y Bolivia. Relato testimonial
Esa misma disposi- de Rodolfo Saldaña”. La Habana: Edit.
ción se veía en los Política, 2001.

2. Decenas murieron en la
masacre de la Noche de 3. Ramiro Barrenechea Zambrana leyó
San Juan. La respuesta de “Al Comandante de América” el 14 de
Guevara se encuentra en el octubre de 1967, en un acto en que
Comunicado Nº 5 del ELN, los estudiantes de la Universidad de
“A los mineros de Bolivia”, Cochabamba proclamaron a Che “pa-
que se publicó en Pombo: triota y ciudadano boliviano”. Ese y
Un hombre de la guerrilla otros poemas se encuentran en el libro
del Che, Editora política, La editado por Barrenechea, El Che en la
Habana, 1996, págs. 130 - poesía boliviana, Caminos Editores, La
132 Paz, 1995.

123
O cu b r e
t

RELATOS INÉDITOS
DE PRISIONEROS DE
LA GUERRILLA
DEL CHE
Erick Ortega / INFORME L A RA ZÓN

Los tres guerrilleros bolivianos desertores. Fueron los primero en dar informes al ejército. De izquierda a
derecha, Salustio Choque Choque, Vicente Rocabado y Pastor Barrera (fotografía de José Luis Alcazar).

124
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

V alientes, cobardes,
traicioneros y leales fueron
algunos de los que lucharon
junto a Ernesto Guevara. Así
en una bodega del Archivo
Histórico Militar de las Fuerzas
Armadas, en el Estado Mayor
de la zona de Miraflores, en
se libró en Bolivia en los años
60 del siglo pasado; su úni-
co requisito es la reserva de
su identidad. Paralelamente,
los retratan documentos mi- la ciudad de La Paz. El sitio es tras dos meses de gestión, el
litares clasificados. un búnker impenetrable para Comandante en Jefe de las
investigadores civiles, para Fuerzas Armadas rechazó a
Allá por febrero de 1967, periodistas; los militares son través de una respuesta es-
Hugo Choque Silva era un los únicos que tienen vía libre crita, la solicitud de Informe
diestro jugador de frontón para escudriñar centenares La Razón para revisar los tes-
que se lucía en las canchas de hojas de los documentos timonios de insurgentes bo-
barriales de la ciudad de La originales de los “prisioneros livianos que acompañaron al
Paz. Tenía 15 años y ganas de guerra” durante la travesía Che.
de llevarse el mundo por de- del Che en el país. A pesar de
lante. Pero el destino le tenía que pasaron 46 años, es ma- El 14 de junio (de 2013), Er-
preparada una jugada dife- terial clasificado, de acceso nesto Guevara de la Serna
rente porque meses después restringido. habría cumplido 85 años. El
se convirtió en el soldado 9 de octubre de 1967 murió
más joven de la guerrilla de Informe La Razón revisó el en una escuelita de La Higue-
Ernesto Che Guevara, a la que trabajo documental de Si- ra, cerca de Ñancahuazú. Su
ingresó con el pseudónimo món Orellana Chávez, militar cadáver fue trasladado, pos-
de Chingolo. retirado que estudió la ca- teriormente, a Vallegrande.
rrera de Historia, llegó a ser Así nació un mito mundial.
La historia fue dura con él director del archivo castrense A continuación se rescatan
y hace un par de años escri- fragmentos de relatos de par-
Se cuenta que cuando fue bió su tesis: La campaña de te de la milicia que estuvo a
capturado dio valiosa infor- Ñancahuazú, una reconstruc- su lado en su travesía final y
mación al Ejército boliviano ción a través de la Historia que cayó en manos de los mi-
que pisaba los talones a los Oral. Otro beneficiado con la litares. Son narraciones que
guerrilleros en Ñancahuazú información pertrechada en revelan a combatientes inex-
(Santa Cruz), quienes se ins- el Estado Mayor es el coronel pertos, enlistados por azares
talaron en la zona desde no- pasivo Diego Martínez Esté- del destino y/o con mentiras,
viembre de 1966. También se vez, quien elaboró un par de sus hazañas y sus sufrimien-
supo que se quitó el uniforme libros con datos inéditos de la tos.
guerrillero y que se enfundó guerrilla; el último aún no fue
la vestimenta castrense. Lo presentado oficialmente y su Todo empezó en 1959
que no se mencionó es que el público lector es selecto por-
muchacho lloraba desconso- que, según su versión, nadie Aquel fue un año inolvidable
ladamente cuando escucha- más ha podido hojear el lega- para Fidel Castro Ruz y un gru-
ba surcar los aviones militares jo al que accedió. po de guerrilleros barbudos
en el cielo; que se unió al líder que llevaron la revolución so-
argentino-cubano sin saber Una fuente militar entregó cialista a Cuba. El movimiento
nada de la lucha armada. fotografías inéditas de la épo- armado derrocó al dictador
ca que ilustran este reportaje Fulgencio Batista y entre los
Las vivencias develadas por y revela algunos detalles so- rebeldes estaba Ernesto Gue-
Chingolo se llenan de polvo bre esta lucha armada que vara, quien pretendió repetir

125
O cu b r e
t
la receta de la guerra de gue- En Ñancahuazú, el nombre Los cuadernos de León fue-
rrillas en otros confines del de guerra de Domínguez ron recopilados por el his-
orbe. Viajó al Congo (África) fue León. Cuando el Ejército toriador Simón Orellana y
y, luego, a Bolivia, en noviem- lo atrapó fue obligado a na- brindan detalles respecto a
bre de 1966. rrar sus experiencias junto su alistamiento: “Llegó Freddy
al Che. El trinitario de origen Bejarano, el Ratón… a buscar
En el país formó un tejido de campesino se sentó a escribir un hombre para funcionario
apoyo político a su causa. Se y escribir. Pasó varios días re- del Partido (Comunista de Boli-
respaldó en el Partido Comu- cordando minuciosamente via) para venir a La Paz a aten-
nista de Bolivia que, después, los detalles de su ingreso y der una hacienda… dándome
fue acusado de dar la espalda su salida de la aventura insur- mucha facilidad para que yo
al proyecto. Contra viento y gente. Cuando acabó de re- pueda venir con mi familia…
marea, el Che decidió sem- construir sus vivencias había hablé con mi compañera, ella
brar la semilla izquierdista completado diez cuadernos, me aceptó porque vivía en una
para derrocar al presidente los cuales son un “botín de pobreza desesperante... me
de entonces, el general René guerra” en el Estado Mayor. daba mucha lástima ver a mi
Barrientos Ortuño, en el mar- pobre mujer y a mis hijos que
co de un proceso revolucio- Sin quitar el carácter valioso sufríamos muchas miserias”.
nario continental. De esta for- de los textos, el periodista Por esto, León decidió viajar
ma, empezó la selección de Carlos Soria Galvarro —uno a la sede del gobierno con la
combatientes que crearon el de los más importantes es- esperanza de internarse en
Ejército de Liberación Nacio- tudiosos de la guerrilla del territorio yungueño y dejar
nal (ELN). Pero esta historia Che en Bolivia— explica que atrás su faena de ladrillero en
tuvo sus claroscuros. todas las declaraciones de Trinidad.
los combatientes prisioneros,
Por ejemplo, según las de- incluida la de León, tienden Otras historias tienen un te-
claraciones de Chingolo a a atenuar sus responsabili- nor similar. Serapio Aquino
sus captores, él fue reclutado dades; tratan de quedar bien Tudela, más conocido como
cuando jugaba en el frontón para salvar la vida. Serapio, cambió el frío de Via-
del cine Imperio, en la cha por el verdor cruce-
calle Sebastián Seguro- ño en Ñancahuazú. Su
la del barrio paceño de tío Apolinar Aquino lo
Gran Poder. Los expe- reclutó y él dejó su casa
dientes son contradicto- alegando que quería
rios respecto a su edad buscar trabajo en Co-
porque algunos infor- chabamba. Tenía 16
man que era un quin- años cuando se incor-
ceañero y en otros se poró a la guerrilla. Mo-
dice que tenía 16 años. reno, de ojos risueños y
Nadie dudaba de que cejas espesas, realmen-
no estuviera en edad te creía que era posi-
para empuñar un arma. ble cambiar el mundo.
Sin embargo, “(...) era Tenía diez hermanos
un niño que lloraba des- y anhelaba volver a su
consoladamente cuan- hogar con el triunfo
do los aviones tiraban de la revolución bajo
bombas”, escribió sobre el brazo. Desde niño
Los primeros meses en Ñan-
él Antonio Domínguez arrastró un problema
cahuazú fueron consagrados
Flores en su testimonio a reconocer la región en largas físico: su padre le daba
de campaña. caminatas. golpizas hasta que un

126
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

día le rompió un tobillo, se- de combate fue muy amigo ticiparon 27 bolivianos. La
cuela que lo acompañó hasta de Vicente Rocabado Terra- mayoría eran cuadros muy
el último día de su existencia. zas; además los dos eran oru- apreciados por el Che, entre
reños. Rocabado contó que los más valiosos estaban los
Combatientes trabajaba en un taller mecá- hermanos Roberto y Guido
nico y que fue enrolado en el Peredo Leigue (Coco e Inti,
En el campo de batalla, Sera- grupo insurgente con falsos respectivamente). El primero
pio fue el peón de una gran- compromisos. murió en combate y el segun-
ja en Ñancahuazú, el cuartel do cayó en 1969, cuando co-
general de los rebeldes; des- Cuando desertó, explicó a los mandó otro foco insurgente
pués formó parte de la reta- efectivos castrenses de qué con el Ejército de Liberación
guardia que caminó por la manera fue seleccionado: “…  Nacional.
senda oriental. Sin embargo, (Moisés) él me dijo que tenía-
no todos los combatientes mos que ir a un frente guerrille- Y el Che tenía en la mira a al-
creían en la posibilidad de ro para derrocar al gobierno… gunos de sus soldados. El 13
cambiar el mundo. Según los nos iban a dar plata y que iban de mayo de 1967, su diario
documentos militares clasifi- a remitir plata a nuestros fami- guarda una referencia sobre
cados, uno de los reclutados liares… yo no tenía trabajo. El Moisés y sus enlistados. “Bue-
que fue atraído solamente objeto que me animó a mí era no; aunque el tiempo de con-
por las promesas fue Pastor el de llegar a la zona y conven- tacto es poco, se mostró siem-
Barrera Quintana, quien fue cerme de la existencia de gue- pre entusiasta y pasó con éxito
rebautizado como Daniel. rrillas para luego tomar con- la prueba. La falla es la mala
tacto con el Prefecto…”. selección del personal que tra-
En el folder de la Sección II: jo”. Se refería a aquellos que
Declaraciones Informativas Desertores retrasaban al grupo. Entre és-
Pastor Barrera, La Paz, 1967, tos se encontraba Paco.
del Archivo Histórico Mili- Otro guerrillero con menos
tar, su testimonio reveló: “Un convicciones ideológicas, Él abandonó su sueño de al-
amigo me lo presentó a José pero con muchos sueños canzar una beca en la Unión
Guevara (Moisés), éste me personales, era José Castillo. Soviética y pidió su baja.
orientó con propagandas co- Tenía un objetivo fijo cuan- Posteriormente, ante los mi-
munistas, me retiré de la mina do se decidió por seguir al litares, dijo: “(…) Sufría horri-
de San José (Oruro), me habló Che; aunque nadie le informó blemente por el clima, la mala
de muchas cosas, maravillas y nada sobre un levantamiento alimentación, el cansancio físi-
decidí ir con él… Me dijo que armado. En la declaración que co de las góndolas que le (sic)
si estaba de acuerdo en ir a las le arrancaron sus captores re- ordenaban hacer transportan-
guerrillas, ‘vas a ser un gran dactó: “El motivo (de mi incor- do vituallas”. Años después,
hombre, vas a estudiar en li- poración) era conseguir una en entrevista con Soria Galva-
bros, de ahí te vamos a dar una beca (de estudios) en la URSS rro, Paco remarcó que, a pesar
beca a Cuba’, me decidí por (Unión de Repúblicas Socialis- de sus deseos de abandonar
emoción...”. tas Soviéticas), como miembro a sus camaradas, permaneció
de la Juventud Comunista Boli- empuñando su viejo máuser
Antes de su incursión en Ñan- viana (PCB)”. Así, con dos dé- junto a los guerrilleros y que
cahuazú, Daniel era un oru- cadas de vida encima, Castillo hacía méritos para dejar la
reño que se ganaba algunos abandonó su oficio de car- “resaca”, apelativo que utilizó
pesos con distintos oficios y pintero, tapicero y ferroviario. el Che para denominar a los
durante buen tiempo fue al- Dejó atrás su nombre real y cuatro guerrilleros que eran
bañil, según una declaración fue llamado Paco. los “menos calificados” para la
policial citada en los registros lucha.
de Soria Galvarro. En la zona En la aventura guerrillera par-

127
O cu b r e
t
Los mosquitos y el calor no un tiro y dieron por termina- pia decidió abandonar la cau-
sólo conspiraron en contra da su aventura. Así, cuando la sa. Él era parte de la columna
de Paco, quien estaba acos- cúpula guerrillera supo de su del cubano Joaquín. Cuando
tumbrado al frío del poblado deserción, León los encontró fue atrapado no se calló ante
orureño de Challapata. Por y tenía la tarea de eliminarlos. los militares: “Ramón es jefe
ejemplo, León apuntó en uno “Me dieron la misión de irlos a principal, al cual todos respe-
de sus cuadernos: “(…) está- buscar y charlar con ellos o ha- tan y tienen miedo...”, Ramón
bamos un poco desesperados cerlos desaparecer entregán- era el sobrenombre del líder
porque había de toda clase de dome una pistola o revólver ca- de la expedición armada: Er-
marigüises (insectos grises o libre 38… salí a las nueve de la nesto Che Guevara.
negros que son del tamaño de mañana y llegué a Lagunillas
la cabeza de un alfiler), mos- a las dos de la madrugada… Era un escenario difícil, Paco le
quitas y abejitas muy fastidio- enseguida fui al alojamiento, confesó a Soria Galvarro que
sas que no se podía estar un entré al dormitorio y los vi a los Chingolo se abrazaba a él cada
momento quieto, además es- dos desertores durmiendo en- vez que escuchaba las explo-
tos bichos se entran a la boca focándoles con mi linterna… siones de las bombas lanza-
y a los ojos…”. Incluso el Co- me toqué el revólver, pero no das por los aviones. Mientras
mandante, el 9 de noviembre me animé de hacerlo (dispa- que el cronista Orellana, en
de 1966, trató el asunto: “Me rar a los disidentes) sobre todo base a los documentos que
saqué seis garrapatas del cuer- a matar a dos compañeros a leyó, señala que Chingolo no
po”. Todo esto se transformó sangre fría… pronto me acor- aguantó más y trasladó a los
en llagas que minaron la re- dé que tenía hijos y ellos tam- uniformados hacia la cueva
sistencia de los combatientes. bién… al amanecer, hablé con donde la guerrilla tenía do-
ellos… me dijeron que no se cumentos y las medicinas
Atormentado por el clima iban acostumbrar a esa vida para el Che, sobre todo para
y relegado por ser parte de de sufrimientos…”. su asma. Aquello resultó vital
la “resaca”, Paco fue el único para que sus captores tengan
sobreviviente de la refrie- León también fue testigo de datos sobre el enemigo.
ga militar contra la columna una charla entre Coco Peredo
encabezada por el cubano y los desertores. “Coco char- Cuando el Che observó por
Juan Vitalio Acuña Núñez, ló con ellos, también trató de primera vez a León tuvo una
alias Joaquín, el 31 de agosto sacarlos afuera de la ciudad, buena impresión de aquel
de 1967, en el Vado del Yeso. pero no logró hacerlo. Al mis- joven. El 16 de junio de 1967
Murieron ocho insurgentes, mo tiempo, Coco cometió un escribió su evaluación luego
entre ellos la única mujer de error, con los desertores, les dio de tres meses de observar a
la revuelta, Tania, nombre de dinero para que rápido se hu- su soldado. “Bueno. Es traba-
guerra de la argentina Tama- biesen desaparecido”. Es que jador y disciplinado, y pare-
ra Bunke; uno escapó y fue en cuanto Coco les dio la es- ce decidido para el combate,
abatido a los pocos días: Res- palda, los dos excombatien- aunque no ha sido probado
tituto Cabrera; otro fue cap- tes acudieron a la Dirección a fondo”. En las condiciones
turado y ejecutado al instan- de Investigación Criminal y al más complejas, el muchacho
te: Freddy Maymura. Comando de la Cuarta Divi- causó una mejor impresión
sión para sentar la denuncia en el Che, a tal punto que
Otros aguantaron menos sobre la presencia de extran- éste subrayó en su diario: “A
jeros armados en la región su espíritu trabajador une de-
Fueron los casos de Vicente cruceña. cisión para el combate, es uno
Rocabado y Pastor Barrera, de los mejores proyectos como
quienes escaparon a las tres Cotorras combatiente”.
semanas de su incorpora-
ción. No llegaron a disparar Fue entonces que Eusebio Ta- Diez días después de su se-

128
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

gunda valoración a León, el apreciaciones sobre León, Héroes


16 de septiembre, el argen- también lo hizo con Orlando
tino-cubano se lamentó la Jiménez Bazán, el Camba. En La vida y la muerte de Serapio
desaparición de su camarada marzo de 1967, después de tienen una alta dosis de ironía.
tras el asalto del Ejército a La cinco meses de trabajo, es- Desde su niñez, el viacheño
Higuera, sin dejar rastros. Sus cribió lo siguiente sobre él: arrastró un problema en un
compañeros lo vieron esca- “Regular; débil físicamente y tobillo. Por ello, en cierto mo-
par y él pensó que había he- sin que se le note hasta ahora mento, sus compañeros de lu-
cho lo posible por salvar su un buen espíritu. Quedó en el cha lo vieron como una carga.
vida ante el ataque. Sin em- campamento convaleciente de Según el relato del camarada
bargo, León fue uno más de un paludismo que puede haber León, Roberto Coco Peredo dijo
los que traicionó a su Coman- influido en su carácter”. Más de él: “(No puede ser) que este
dante. Una vez que se alejó tarde, el Che fue más duro muchacho no sepa nada...”, refi-
de la columna insurgente se con sus críticas y en septiem- riéndose a las tareas de Serapio
entregó a un grupo de traba- bre, redactó en su diario: “Ve- en la finca donde se pertrechó
jadores del Servicio Nacional geta esperando su libertad”. una parte de los combatientes,
de Caminos; luego fue envia- en Ñancahuazú.
do a las autoridades militares. Para rematar, a fines de aquel
Según Soria Galvarro, el Che mes, criticó: “En la sorpresa de Pero cuando Serapio se paró
afirmó que León “habló como La Higuera (el Camba) desapa- frente a un agente policial y
una cotorra”. Fue servil a los rece, dejando su mochila en el le reclamó por el abuso de los
militares porque testificó en camino. Se confirma su captu- patrones hacia los trabajado-
un juicio contra el francés ra y creo que habló como un res de la zona, su imagen fue
Regis Debray (Danton) y el loro”. De apariencia endeble, cambiando ante los ojos de sus
argentino Ciro Bustos (Pelao), delgado, pero con huesos colegas. Eso sí, las largas cami-
afines al movimiento revolu- prominentes, el  Camba fue natas, el esfuerzo en un clima
cionario. atrapado por el Ejército en La hostil y la inminente lucha con
Higuera y, luego, fue presen- los soldados acabaron mer-
Los uniformados le prome- tado ante sus enemigos para mando al joven, quien que-
tieron liberarlo después de que éstos supieran que su ri- dó rezagado en las marchas y
colaborar con ellos; no obs- val era bastante frágil. pasó a enrolar la “resaca”.
tante, León permaneció preso El 9 de julio de 1967, cerca
durante tres años: recuperó De acuerdo con las pesquisas del cañón del río Iquira, Se-
su libertad en 1970, durante de Soria Galvarro, el Camba rapio caminaba junto a los
el gobierno del presidente fue golpeado y torturado; de su escuadra. Una columna
izquierdista Juan José Torres. pero, en el mismo juicio don- de reclutas del Ejército logró
Posteriormente, la huella de de compareció Chingolo, no detectarlo. Éstos le hicieron
este combatiente desapare- declaró en contra de Bustos señas para que permane-
ció, aunque se presume que y Debray. “Al contrario, sos- ciera callado y así atrapar al
volvió a Trinidad para reunir- tuvo que ellos (los acusados) resto de sus camaradas. El
se con su familia; murió en no cumplieron misiones mili- muchacho que se incorporó
el olvido. Pero dejó un docu- tares en la guerrilla y menos a la guerrilla soñando con un
mento valioso para los histo- participaron en embosca- triunfo de la revolución para
riadores, sus diez cuadernos das”, resalta el periodista. En mejorar la condición econó-
resguardados en el Estado su diario, el 6 de octubre de mica de los suyos, sacrificó su
Mayor, que escribió de forma 1967, el Che contó que fue existencia por la de sus com-
voluntaria. “menos bellaco”. El Camba pañeros. Gritó y una ráfaga
estuvo detenido hasta 1970; de balas lo mató. Pero él no
Así como el Comandante se emigró del país y falleció en murió; quedó inmortalizado
equivocó con las primeras Suecia, en 1994. como el hombre que dio su

129
O cu b r e
t
vida por los demás… esta úl- que el cuerpo de Tania fue dio que formar parte de la co-
tima frase es, precisamente, maltratado tras su muerte. lumna guerrillera de Joaquín,
una de las máximas del míti- Todo esto es parte del mito el cubano Juan Vitalio Núñez.
co Che Guevara. que rodea a la única mujer
que acompañó a Ernesto Che El último día de diciembre de
La humillación del cadáver Guevara en su última trave- 1966, el Che escribió en su
de Tamara Bunke, alias ‘Ta- sía. En vida, ella era dueña diario de campaña que Tania
nia’ de una sonrisa blanca, tenía fue a la región para recibir
ojos grandes, unos labios instrucciones. Los militares
Rubia. Simpática. Traicionera delgados y una nariz recta y descubrieron su jeep y blo-
con el enemigo y fiel con sus fina. El cabello ondulado le quearon su salida, y la deja-
camaradas e ideales. La vida caía debajo de los hombros ron en la selva. La única vía de
de la guerrillera Tania, alias y cuando caminaba por las escape que podía vislumbrar
de la argentina Haydée Tama- calles se amarraba una cin- era empuñando un arma. Era
ra Bunke Bíder, tiene innume- ta; en la selva o vestida con valiente y el combate puso a
rables facetas de heroísmo el uniforme militar siempre prueba su talante.
que la han convertido en una se ponía una boina oscura,
leyenda. Informe La Razón ob- ladeada. Tras una discusión con el Co-
tuvo datos que dan más luces mandante, ella lloró. El argen-
sobre la personalidad de este Sentimental tino-cubano cuestionó que
personaje nacido el 19 de no- no era capaz de entender sus
viembre de 1937 y abatido el Trabajó como espía y obtuvo órdenes, al menos es lo que
31 de agosto de 1967, duran- información de importantes citó el argentino Ciro Bustos,
te el ataque militar en el Vado autoridades nacionales, se- quien era parte del grupo re-
del Yeso, en la región de Ñan- gún sus biógrafos. Por ejem- belde y escribió un manuscri-
cahuazú. plo, los militares hallaron fo- to que ahora está en manos
tos de ella junto al presidente del Ejército.
Se supo que envió una carta René Barrientos Ortuño. Estu-
a su amado Ulises y que él vo a cargo de la organización “Ramón (pseudónimo del Che)
nunca llegó a leerla porque de la guerrilla y no era parte parecía dispuesto a descargar
aquella correspondencia fue directa de ésta; pero cuando su bronca y tomó de blanco a
capturada por el Ejército bo- fue a encontrarse con el Che y Tania que salió a lloros (ella no
liviano. También una fuente sus hombres en Ñancahuazú, debió ir a la zona; su indiscipli-
militar —que pidió reserva no pudo volver sobre sus pa- na dejó sin contactos externos
en su identidad— afirma sos y no le quedó más reme- a la guerrilla)”, redactó Bustos,
citado por el coronel retirado
Simón Orellana. Este docu-
mento inédito no es el único
que se refiere el carácter de
la heroína. Su novio Ulises
Estrada, en su libro Tania la
Guerrillera, narra cómo ella
“estalló en un arranque de
llanto y disgusto” luego de
que su pareja incurrió en una
compra evitable. Le dijo, en
tono de reproche, que “con
el dinero de la compra de esa
ropa ambos podían comer
Che y Pombo varios días”.

130
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

que Martínez decidió publi- humillado. Quienes lo halla-


El autor se convirtió en uno carla en su libro. ron habrían cercenado sus
de sus biógrafos; su verdade- senos y le cortaron el cabe-
ro nombre es Dámaso Lescai- En la plaza Colón de la ciudad llo. Los efectivos castrenses
lle, combatiente cubano. En de Cochabamba, Martínez —presuntamente Rangers—
su texto relata que cuando se entrevistó con Informe La juraron no hablar nunca de
se despidieron para seguir Razón y mostró copias del lo ocurrido. ¿Por qué hicieron
por diferentes senderos re- mentado correo. Relata que esto? Según la persona con-
volucionarios, él le habló con el original se encuentra pre- tactada, los soldados dieron
dureza y cariño. Tania se puso servado en el Archivo Histó- rienda suelta a su rabia por-
a llorar, se recostó en su hom- rico Militar del Estado Mayor que no podían concebir el
bro y le susurró: “Por eso es de La Paz. “Está junto a varios haberse enfrentado con al-
que yo no quería que me despi- documentos que nunca se- guien del sexo femenino que
dieras, pues sabía que me ibas rán revelados. De la historia los había puesto en aprietos.
a hacer llorar”. Y en medio de del Che, de los diarios y de las
sollozos, le arengó: “Patria o cartas no se conoce ni el 20%”. El historiador cochabambino
muerte”. En la misiva revelada, Tania se Gustavo Rodríguez Ostria,
refiere a sí misma como una uno de los más importantes
Ulises se incorporó a la cau- Penélope que aguarda a su biógrafos de este persona-
sa cubana cuando era joven. Ulises. Hace la relación con je, señala que aquello puede
Fue parte del Movimiento 26 la epopeya griega de Odi- ser cierto o no; pero que no
de Julio que arremetió contra seo, en la que la protagonis- aporta ningún elemento para
el dictador cubano Fulgen- ta pasa la mayor parte de su esbozar el carácter de la gue-
cio Batista hasta 1959. Desde vida esperando a que regrese rrillera. “Eso sí, (los militares)
entonces tuvo una amistad su amado. estaban cansados y patearon
a prueba de fuego con Fidel el cadáver, pero no investigué
Castro y Ernesto Che Gue- Faltaban 40 minutos para que nada más”.
vara, además de otros revo- llegue las seis de la tarde del
lucionarios. Él era instructor último día de agosto de 1967 Lo que pasó con los restos
de Tania. Y se presume que y la guerrillera se alistaba para de Tania es un secreto ocul-
ambos siguieron ligados sen- cruzar el Río Grande con la to entre un puñado de hom-
timentalmente a pesar de la escuadra de Joaquín. Ante los bres. Sí, hay certeza de que el
distancia. ojos de los militares se des- mandatario René Barrientos
cubrió su imagen esbelta en ordenó que la entierren con
El coronel boliviano retirado medio del agua. Llevaba una honores. Y, el sitio donde es-
Diego Martínez Estévez afir- cámara colgada y no pudo tuvo su cuerpo, en el munici-
ma que Tania escribió una empuñar su arma cuando fue pio cruceño de Vallegrande,
última misiva a Ulises; pero atacada. Su cadáver apareció es constantemente visitado.
el destinatario no logró leerla luego de tres días de bús- Es, en una palabra, inmortal.
porque los militares la inter- queda. La fotografía de éste
ceptaron y la retuvieron. Re- muestra a una persona con
cién por 1986, Martínez logró el cabello corto, casi al ras, el
leerla y actualmente guarda estómago hinchado y la ropa
una fotocopia de ésta. El pe- hecha trizas.
riodista Carlos Soria Galvarro
Inmortal * Publicado originalmente en el perió-
y el cineasta argentino Nor- dico boliviano La Razón, Suplemento
berto Forgione avalan la au- Informe La Razón: “El Che, En histo-
tenticidad del documento y La fuente confidencial de In- rias y fotos inéditas”, el 17 de junio
de 2013. El artículo fue elaborado por
que se mantuvo en el anoni- forme La Razón postula que el Erick Ortega con apoyo documental
mato durante décadas, hasta cuerpo sin vida de Tania fue del periodista Carlos Soria Galvarro.

131
O cu b r e
t

CÓMO ACTUÓ LA CIA


CONTRA LA GUERRILLA DEL
CHE GUEVARA EN BOLIVIA
Carlos Morales Peña / EL DEBER

El ranger Ralph (Papi) Shelton, experto en combate contrainsurgente.

132
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

E n momentos en
que el presidente Evo Mo-
rales ha vuelto a plantear la
injerencia de la CIA (Central
o tres Vietnam” en el mundo,
en concordancia con “la lucha
contra el imperialismo” enca-
bezado por Estados Unidos. 
Aunque el ingreso de Gue-
vara en Bolivia había sido
planificado en secreto du-
rante años por la inteligencia
de Inteligencia) de Estados cubana, Washington venía
Unidos en Bolivia, dos docu- Cuatro días después, el 7 de siguiendo los pasos de los co-
mentos desclasificados reve- noviembre, el Che escribi- munistas en Bolivia desde ha-
lan cómo esa organización ría las primeras líneas de su cía tiempo, a través de la CIA. 
secreta participó activamen- histórico diario de campaña, Los “insurgentes” comenza-
te en los años 60, durante el donde hablaba del inicio de ban a poner contra la pared a
gobierno de René Barrientos “una nueva etapa revolucio- una ficha clave de la influencia
Ortuño, para detectar, infil- naria” para los pueblos de estadounidense: el general
trar y combatir la emergencia América Latina. René Barrientos Ortuño que,
de organizaciones guerrille- a través de un golpe militar,
ras pro-cubanas en el país. Tras meses de infructuosa derrocó a Víctor Paz Estensso-
batalla, la guerrilla guevaris- ro el 4 de noviembre de 1964,
El 3 de noviembre de 1966, ta terminaría abruptamente, en el marco de la anticomu-
Ernesto Che Guevara ingre- en octubre de 1967, con la nista Política de Seguridad
só en territorio boliviano con muerte del guerrillero argen- Nacional que Estados Unidos
destino a Ñancahuazú. Allí tino-cubano tras su fusila- impulsó en la región por el
instalaría un foco guerrillero miento en una escuela de La surgimiento de la Revolución
siguiendo los objetivos es- Higuera, cerca de Vallegrande.  Cubana el 1 de enero de 1959.
tratégicos de “crear uno, dos

Los seis oficiales norteamericanos que instruyeron a 600 “boinas verdes” bolivianos en La Esperanza, Santa
Cruz. Foto: José Luis Alcazar.

133
O cu b r e
t
Las redes de la CIA el mandatario, y principal- 1 de julio de ese mismo año.
mente, contra su ministro del
El rol de la CIA en ese turbu- Interior, Antonio Arguedas El periodista argentino Gre-
lento periodo de la historia Mendieta, uno de los más gorio Selser reveló, en 1970,
boliviana fue denunciado altos funcionarios bolivia- en su libro La CIA en Bolivia, la
públicamente en septiem- nos vinculado directamente incursión de ese organismo
bre de 1966 por el entonces con la CIA estadounidense. estadounidense en el país,
diputado electo, Marcelo El ministro en cuestión llegó en particular, desde media-
Quiroga Santa Cruz, en un a nombrar a varios espías de dos de los años 60 cuando se
frustrado juicio de respon- la CIA en cargos del Gobierno detecta un incremento de los
sabilidades contra Barrien- boliviano como parte de las movimientos comunistas vin-
tos Ortuño que se abrió operaciones estadouniden- culados a Cuba.
en la Asamblea Nacional.  ses contra la guerrilla cubana,
El representante de la Co- según revela James Dunker- Las huellas de la participa-
munidad Demócrata Cristia- ley en su libro Rebelión en las ción de la CIA en estos pro-
na (conformada por el PDC venas (Plural, 1987). cesos políticos se confirman
y la FSB) presentó cargos hoy con la desclasificación de
contra Barrientos y su Go- Arguedas Mendieta se ha- los documentos secretos del
bierno “por enajenación de ría célebre, en los prime- Departamento de Estado que
la soberanía nacional al so- ros meses de 1968, cuando señalan con claridad la exten-
meter al país al espionaje y sustrajo el Diario del Che sión de dicha intervención.
a otras acciones de la CIA”.  y lo envió secretamente a
Cuba, país que publicó ofi- El Deber tuvo acceso a dos
Apuntaba sus lanzas contra cialmente el documento el documentos desclasifica-

Gary Prado, en La Higuera, acompañando de soldados del ejército boliviano, 9 de octubre de 1967.

134
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

135
O cu b r e
t
dos de la CIA, el primero del de septiembre de 1967, diez En ambos documentos, la or-
5 de noviembre de 1964, un meses después del “desem- ganización estadounidense
día después del golpe de Ba- barco” del Che en Bolivia. hace una radiografía de la si-
rrientos, y el segundo del 14 tuación política boliviana y de
la visión que Estados
Unidos tenía respec-
to de la emergencia
de las organizaciones
comunistas y gue-
rrilleras en la región.

Durante el turbulen-
to mes de noviembre
de 1964, la CIA alerta
al Gobierno estadou-
nidense respecto de
la situación boliviana.
“Hasta el momento
ningún gobierno efec-
tivo se ha establecido,
pese a que las radios
rebeldes se refieren a
la constitución de una
junta militar”.

El informe de la CIA
señala, además: “El
general Ovando Can-
dia supuestamente
lidera la junta, pero
su estatus no está cla-
ro. El vicepresidente,
René Barrientos Ortu-
ño, ha sido la figura
clave del golpe, pero
ha dicho que no será
parte de la junta por-
que piensa presentar-
se en las elecciones
generales venideras”.
“La situación de un go-
bierno efectivo y el re-
sultado de la violencia
y la falta de ley provee
nuevas oportunidades
Captura de Orlando Jiménez Bazán, “Camba”. A la derecha, Capitán
Gary Prado, jefe de unidad que se enfrentó a la guerrilla en la Quebrada
para los elementos que
del Yuro, 3 de octubre de 1967. son enemigos de los in-

136
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

tereses de Estados Unidos, ta- fuera necesario, a menos que “El movimiento insurgente
les como los comunistas y los se les permita tener un rol en está organizado y financiado
extremistas de izquierda, que el Gobierno”, indica el docu- por Cuba. La gravedad del pro-
aumentan su influencia, inclu- mento. ceso radica en que los guerrille-
so, en la figura de Ovando”, se- “Por todas estas razones, y fren- ros puedan obtener apoyo sig-
ñala el documento de la CIA. te a la debilidad de Ovando, la nificativo en organizaciones
participación de Barrientos en sociales locales”.
“Juan Lechín ya ha hecho un el Gobierno es fundamental”,
intento para ingresar en la señala la CIA. “En el próximo año (1967 - 1968)
junta gubernamental, aun- parece difícil que puedan derro-
que no ha tenido éxito. Pero La guerrilla en la mira car a Barrientos, pero también
se debe prestar atención a es- parece difícil que el Gobierno
tas maniobras”, dice el texto. Diez meses después del pueda defenestrar al movi-
estallido guerrillero en miento insurgente”, afirma.
Ñancahuazú, la CIA eleva un
Por eso, el documento con- informe pormenorizado so- “La prolongación y expan-
cluye: “El crecimiento de la in- bre la crisis política y militar sión de la insurgencia podría
fluencia comunista sólo pue- desencadenada en Bolivia.  imponer considerable pre-
de ser controlada a través de El documento al que tuvo sión financiera y psicológi-
la imposición de un régimen acceso El Deber alerta, en sus ca sobre Bolivia, mucho más
militar fuerte en las fases ini- conclusiones, que la preva- teniendo en cuenta las res-
ciales del nuevo Gobierno”. lencia en el tiempo del mo- tricciones que existen para
vimiento guerrillero cuba- el desarrollo social y econó-
“No se debe desestimar el peso no-boliviano pone en riesgo mico que son fundamenta-
de los mineros del estaño que la continuidad de René Ba- les para la estabilidad del
están bajo un liderazgo comu- rrientos Ortuño en el poder, país”, destaca el documento.
nista y extremista fuerte y que por lo que se demandaba
anunciaron que están dispues- una acción militar más efec- La CIA destaca que un au-
tos a enfrentar al Ejército si tiva contra los guerrilleros.  mento en los gastos militares
podría afectar seria-
mente las cuentas
del país ya compli-
cadas por el déficit
fiscal, lo que limitará
los gastos en inver-
siones públicas y
amenazaría el desa-
rrollo de los planes
de estabilización del
gobierno de Barrien-
tos.

Si las operaciones
contraguerrilleras
no prosperan, dice
El teniente coronel Andrés Selich (centro) y su brindis victorioso el 9 la CIA, eso animaría
de octubre de 1967. Selich sería asesinado por la dictadura de Hugo
Bánzer, después de ser torturado. Foto: La Razón. a otros elementos

137
O cu b r e
t
opositores al Gobierno de que Ernesto Guevara esta- en la doctrina de la revolución
Barrientos. “En ese escenario, ba al mando del movimiento guevarista”, destaca la CIA.
el ejercicio del poder por par- guerrillero de Ñancahuazú.
te del régimen se volvería muy Barrientos bajo amenaza
precario”, sentencia la CIA. “El Che desapareció en marzo
de 1965 bajo circunstancias Aunque la guerrilla no signi-
Por otro lado, el organismo que despertaron algunas du- ficaba una amenaza real para
de inteligencia del Gobier- das sobre si estaba realmente el Gobierno de Barrientos por
no estadounidense desta- vivo. Desde entonces ha ha- ubicarse en una zona muy re-
ca que los guerrilleros de bido versiones y rumores no mota del país, “está claro que su
Ñancahuazú “recibieron entre- confirmados sobre su parade- permanencia en el tiempo pue-
namiento militar para el uso ro. Tenemos alguna evidencia de demostrar la falta de poder
de armas automáticas y un de que Guevara efectivamente de Barrientos en la realidad”.
fuerte adoctrinamiento ideo- estuvo en Bolivia el año pasa-
lógico sobre la lucha armada”. do (1966), pero sea que el Che “Eventualmente, la guerrilla se
Guevara esté o no en Bolivia, ganará la simpatía y el apo-
El documento relata la de- está claro que las guerrillas es- yo de la población oprimida y
tención de Régis Debray y tán lideradas por alguien que puede constituirse en la base
del argentino Ciro Roberto se mantiene en contacto con de un partido verdaderamente
Bustos, tras lo cual declaran Cuba y que está bien versado revolucionario, como plantea

Los soldados del Ejército boliviano caminaban horas por las quebradas y por los ríos de Ñancahuazú.
Cargaban armamento que pesaba hasta 20 kilos, en especial morteros.

138
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

el punto de vista de los gueva-


ristas”, señala el organismo.

La CIA tuvo información al


detalle sobre el movimien-
to guerrillero. “No son más
de 100 efectivos, la mayoría
tiene entrenamiento cubano.
Están operando al norte de Ca-
miri en una extensión de 150
millas (240 kilómetros) hasta
Samaipata, sobre la carrete- Felix Rodríguez Mendigutia, participó en otras
ra Santa Cruz-Cochabamba. operaciones “especiales” tras la captura y ase-
Por las características del te- sinato de Che Guevara en Bolivia.

rreno, los guerrilleros están


bien protegidos de un eventual
ataque aéreo y las operacio- Sin embargo, “el mayor po- horas antes el ministro de
nes militares a pie son difíci- tencial de adherentes para la Gobierno, coronel Juan Ayo-
les por la topografía selvática guerrilla está entre los mine- roa, había anunciado el des-
del lugar”, indica el informe. ros del estaño que han sido cubrimiento de “un centro de
“Por eso, las operaciones desafectados por los ajustes operaciones y control telefóni-
contraguerrilleras son muy económicos y han queda- co que era utilizado por la CIA”. 
difíciles aún con fuerzas mi- do desocupados”, asegura.
litares bien equipadas, bien Culminaba así un proceso ini-
entrenadas y bien motivadas”. Gregorio Selser cuenta en su ciado a comienzos de 1967,
libro que el 24 de enero de cuando agentes de la CIA
“Está claro que la iniciativa de 1970, cinco funcionarios de arribaron al país para colabo-
establecer una guerrilla en Bo- la Embajada de Estados Uni- rar en las tareas de represión
livia ha sido de La Habana, más dos en Bolivia abandonaron del movimiento guerrillero
que de los partidos comunistas precipitadamente el país. Se de Ernesto Che Guevara. Las
locales. Es más, el movimiento adelantaban así a que se les denuncias de Quiroga Santa
guerrillero ha recibido el apo- declarara personas no gra- Cruz y los datos de Selser se
yo de los partidos comunistas, tas, en vista de que pocas confirman, ahora, con los ar-
pero han resaltado que chivos desclasificados
no se subordinarán a de la CIA que ha revela-
ellos, porque esperan do el Departamento de
generar un partido ver- Estado de EEUU.
daderamente revolu- * Publicado originalmente en
cionario sobre la base el periódico boliviano El De-
ber, Suplemento Séptimo Día,
de la misma guerri- el 7 de agosto de 2016. El artí-
lla”, señala el informe. culo fue elaborado por el pe-
riodista Carlos Morales Peña.

139
140
LEGADO DE
CONSECUENCIA
REVOLUCIONARIA

El francés Marc Hutten, periodista de la Agencia France-Presse (AFP), capturó una de las pocas imágenes a
color que se hicieron del cadáver del Che, expuesto en la lavandería del hospital Señor de Malta, en Valle-
grande (Santa Cruz) en octubre de 1967.

141
O cu b r e
t

UNA MUERTE
INNOBLE
Federico Arana Serrudo

La última foto del Che Guevara con vida. Esta fotografía fue vista por primera vez en 2002 en la portada del
libro “Che Guevara y otras intrigas. La versión inédita del Jefe de la Inteligencia militar boliviana en 1967”
del militar retirado Federico Arana Serrudo .

142
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

P ara mi fortuna o mi des-


gracia, yo no estaba presen-
te en La Higuera durante
esos primeros días de octu-
que fueron dadas desde la
plana mayor de las Fuer-
zas Armadas y del gobier-
no.
de varias conversaciones
formales e informales con
todas las personas allí pre-
sentes, excepto con Félix Ro-
bre de 1967. A la vez como • La confusión creada dríguez y Zenteno. Una vez
antes he indicado, por ra- por los constantes cam- en mis manos ese informe,
zones que nunca me fueron bios en la versión “oficial” y con la cobertura de estar
explicadas y que yo nunca de lo ocurrido, desde el cumpliendo mi labor, hablé
he podido averiguar, a mi propio presidente del personalmente, y compuse
me prohibieron desplazar- país, el general Barrientos un archivo de declaraciones
me allí el día de la captura y el comandante en Jefe de cualquier persona cuya
del Che Guevara, aunque de las Fuerzas Armadas, el evidencia pudiese haber
hubiese sido absolutamen- general Ovando. sido fidedigna. Entre todo
te lógico considerando mi • Las discrepancias, in- ello, si lo que detallo a con-
cargo. Sólo puedo creer que cluso entre los presentes, tinuación no es cien por cien
como yo había estado in- empezando por el coronel exacto, garantizo que no
sistiéndole a Ovando desde Ayoroa, el capitán Gary está lejos de la verdad ab-
casi principios del año que Prado y los demás núme- soluta, y lo presento, como
el Che Guevara estaba en ros del ejército regular. militar, escuetamente y sin
Bolivia, y él nunca me había • Las versiones “crea- entrar en ningún tipo de
creído –o no lo había que- das” por distintos perio- desviación anecdótica.
rido reconocer, sus razones distas.
tendría– no quería ahora re- • La aparente borra- Lo que nadie puede dudar
bajarse dándome la razón. chera que sufrían muchos es que la declaración inicial
de los soldados por cele- hecha por el presidente Ba-
Existen varias versiones so- brar la captura. rrientos –que el Che Gueva-
bre lo ocurrido en las dos ra murió a causa de disparos
horas antes de la ejecución Como anteriormente he in- recibidos en el combate– era
del Che Guevara. Incluso dicado, al prohibirme des- totalmente falsa. Cuando
cada testigo y relator ha plazarme a la zona de la Zenteno transmitió a Ayoroa
cambiado su versión varias guerrilla y al estar tan ab- las ordenes de ejecución,
veces. Desgraciadamente, al sorbidos por el gran acon- este pidió voluntarios de
coctel de la verdad hay que tecimiento, se olvidaron de entre los presentes. Se ofre-
mezclar: extender la orden a los hom- cieron el suboficial Mario Te-
• Las órdenes no preci- bres de mi equipo. Por ello, rán y el sargento Bernardino
sas dadas por los distintos y sin pedir permiso a nadie, Huanca, muy resentidos los
oficiales presentes. envié a la zona un destaca- dos por haber perdido com-
• El miedo de los in- mento de oficiales de los pañeros en los combates
miscuidos, tanto hacia sus servicios de Inteligencia del que llevaron a la captura del
superiores como hacia la Ejército. Ellos me prepara- Che. Se decidió que Huanca
facción guerrillera. ron, en estricto secreto, un debía ajusticiar primero a
• Las instrucciones de informe de sus averigua- Simón Cuba (Willy) y a Juan
silencio sobre los hechos ciones, formadas después Pablo Chang (El Chino), que

143
O cu b r e
t
también había sido captu- reposado en una camilla rus- tuaban para limpiar la zona.
rado cerca el mismo día. tica y atado a uno de los pa- Al informarle Ayoroa de la
Estos dos guerrilleros esta- tines del helicóptero. Mien- decisión del Alto mando y
ban siendo cuestionados en tras se estaban haciendo los de su sumario cumplimien-
una habitación de la escuela preparativos llegó al pueblo to, Prado se molestó mucho
contigua a la del Che. Contó un cura suizo, Roger Schiller, ya que había hecho lo que
posteriormente Terán que él que practicaba sus vocacio- nunca se esperaba: captu-
entraba en la habitación del nes misioneras en un pueblo rar al Che Guevara con vida.
Che en el momento en que cercano y que venía, en una Como militar no le queda-
se escuchaban los disparos mula, con las prisas que el ba más remedio que hacer
que Huanca hizo en la cabe- terreno y la bestia le permi- lo que todos hemos teni-
za de cada uno de sus prisio- tían. Su intensión era ofrecer do que hacer durante toda
neros. A pesar de sus heri- confesión al Che, convenci- nuestra elegida carrera: aca-
das, el Che Guevara se puso do el cura, que a pesar de tar y aceptar las órdenes de
rápidamente de pie, dándo- sus prácticas comunistas, arriba, aunque fuera mucha
se cuenta que su momento querría volver a sus princi- la frustración que podían
había llegado. Siempre, se- pios católicos. De todas for- provocar ciertas decisiones.
gún versión de Terán, el Che mas, llegó tarde y sólo pudo
Guevara le increpó que “ha- limitarse a darle los últimos Al pasar Prado a ver el cadá-
bía venido a matarle”, con lo ritos justos cuando el heli- ver, notó cómo los ojos esta-
que Terán aprieta el gatillo cóptero estaba a punto de ban abiertos y la mandíbula
de su sub-fusil semiautomá- despegar. caída. Cerró los ojos y ató
tico, disparando una ráfaga un pañuelo por la cabeza y
de balas, pero recordando Gary Prado también había debajo de la mandíbula. El
sus instrucciones de no ti- vuelto poco antes al pueblo, viaje hasta Vallegrande duró
rar hacia la cara del famoso portando otros tres guerri- unos 20 minutos y, a su lle-
comandante. A la una y diez lleros muertos como resul- gada, el cadáver fue introdu-
de la tarde del lunes 9 de oc- tado del rastreo que efec- cido en una furgoneta para
tubre de 1967, Ernesto Che
Guevara terminaría su largo
viaje por su mundo de sue-
ños e ideales, todo en me-
nos de 40 años.

El mayor Ayoroa había reci-


bido instrucciones de enviar
el cadáver a Valle Grande,
que está unos 35 km de la
Higuera. La única manera
de hacerlo eficazmente era
en helicóptero, pero por lo
que, igual que con algunos
soldados regulares y otros
guerrilleros muertos en la
zona, el héroe de la Sierra
Maestra haría su último via- La herida del Che al momento de su captura no era de grave-
je de la forma menos digna, dad. Fotografía: José Luís Alcázar.

144
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

ser trasladado al hospital contemplar mejor su rostro. Mien-


de San José de Malta, don- tras el pañuelo colocado por Gary
de quedó reposado sobre Prado antes del viaje en helicóptero
una bolsa de lavandería, lu- desde La Higuera había logrado, al
gar probablemente indigno menos parcialmente, su propósito,
para un “mito”, pero cierta- quizás por el frio de las alturas y por
mente más prestigioso que el viento producido por la velocidad
el de sus compañeros muer- de la aeronave, al llegar a la capital
tos cuyos cadáveres casi mu- de la zona, los ojos del Che Guevara
tilados y ya apestantes que- habían quedado permanentemente
daban en el suelo a los pies abiertos. Sus labios también queda-
de su líder ya caído. ron separados de tal manera que casi
se le veía con una calmada sonrisa,
Ya que esperaban numero- como en paz consigo mismo. Qui-
sos periodistas para retratar zás el Che Guevara, con su propia
al guerrillero muerto y ser muerte, sabía que no había fallado
testigos para el mundo de del todo en su misión. Como dice el
la caída de un hombre con- refrán: “Toda publicidad es buena
vertido en leyenda, el alto publicidad” y después de todo, su
mando militar, incluyendo el historia, su lucha y sus ideales,
general Ovando que había debido a su muerte, iban a ser
llegado ya a Valle Grande, publicados en todos los perió-
decidió “adecentar” el cadá- dicos del mundo. ¡Todos los
ver para su presentación en mártires hubiesen querido
sociedad. Para ello, una en- que su muerte valiese tanto
fermera del hospital le quitó para su causa!
la ropa hasta la cintura, los
zapatos y calcetines, deján- Lo que si era cierto es que
dole solamente con un pan- mientras la muerte del famo-
talón; le limpio la sangre que so comandante significaba el
cubría gran parte del cuerpo fin de un problema importante
desde el ombligo hasta la para el gobierno boliviano, y
garganta, y le recorto la bar- quizá para toda Latinoaméri-
ba y el pelo. ca, abría la puerta a otra serie
de situaciones muy incomo-
La imagen que contempla- das, embarazosas e incluso
ban los periodistas, y des- vergonzosas, que sólo fueron
pués la gente del pueblo aumentadas por la tremenda
que formaban cola para des- falta de previsión y organiza-
filar delante del cadáver, era ción de los altos mandos.
tan intrigante como conmo- La historia del mundo, de los
vedora. La enfermera y sus países y de las personas se es-
dos monjas ayudantes ha- cribe a diario. En película seria
bían colocado debajo de su un video sin fin .Resulta a ve-
cabeza unos tablones para ces irónico poder mirar hacia
elevar su cara de tal mane- atrás y ver los hechos. En esas
ra que todo el mundo podía fechas se seguía el proceso contra

145
O cu b r e
t
Regis Debray, que había lle- Mientras parecía verdad Todas estas circunstancias,
gado a ser –probablemen- que Debray no había parti- convertidas en cargas judi-
te por culpa mía, ya que le cipado directamente en la ciales, eran suficientes para
había salvado la vida– una lucha armada de los guerri- recibir una condena severa,
situación muy complicada lleros, lo que era indiscuti- tanto para él como para su
para el gobierno boliviano. ble fue que indirectamente compañero de viaje, Bus-
Llegaban al país personajes les había servido de gran tos. Sin embargo, por la
de todo tipo, políticos, artis- ayuda. Sus escritos servían avalancha de la mala pren-
tas, promotores de derechos de base filosófica para los sa mundial que caía sobre
humanos y otros que sólo insurrectos, los aleccionaba las circunstancias del juicio,
querían aumentar de cual- sobre métodos, los aconse- el gobierno boliviano tenía
quier manera su fama, con jaba sobre formas de proce- una verdadera “papa calien-
reclamaciones, acusaciones, der en su lucha frente a las te” en las manos. Justo cuan-
súplicas e incluso amenazas opiniones mundiales, vivía do el tribunal estaba cerca
contra el gobierno para que con los guerrilleros como de dar su veredicto, a princi-
se liberase al Quijote francés uno de ellos ayudando en su pios del mes de octubre de
o que al menos su sentencia logística, pero sobre todo, 1967, se produce la captura
fuese liviana. Sus padres, y era testigo indiferente de la del Che Guevara.
sobre todo su madre, por su muerte, por parte del grupo
influencia política, habían de Guevara, de militares y Si la figura de Debray, per-
conmovido hasta al propio civiles. Tampoco hay que ol- sona casi insignificante en
general De Gaulle y, como vidar que precisamente fue comparación con el famo-
consecuencia, a la prensa apresado mientras intenta- so Che, había creado un
liberal de casi todo el mun- ba salir de la zona de La Hi- revuelo tan enorme, ¿con
do para abogar a favor de su guera para hacer llegar un qué situación se enfrentaría
hijo. mensaje a La Habana solici- el gobierno teniendo que
tando ayuda para Guevara. enjuiciar a un personaje de
fama mundial
y con el apo-
yo del bloque
comunista en
plena guerra
fría? Está claro
que ni Barrien-
tos ni Ovando
estaban para
aguantar esa si-
tuación. Bastan-
tes problemas
tenían con cui-
dar sus propias
espaldas contra
otros, ansiosos
de agarrar sus
puestos. Pero
con la pésima
El cadáver del Che es custodiado por militares ante los periodistas. situación eco-

146
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

nómica del país y con la in- Lafuente, comandante del componentes del gobier-
surrección guerrillera ahora Ejército; el general Vásquez no boliviano igualmente se
más complicada todavía por Sempertegui, Jefe del Esta- equivocaron en las acciones
el juicio de Debray, sería col- do Mayor del Ejército; el ge- tomadas justo antes y des-
mar una situación difícil e in- neral Torres, jefe del Estado pués de la muerte de Ernes-
cómoda, la gigantesca tarea Mayor de las Fuerzas Arma- to “Che” Guevara. Dicen que
de decidir la suerte de una das y quizás el general Kolle el cometer un delito o decir
figura tan importante como Cueto, comandante de la una mentira es malo, pero
el Che Guevara. Fuerza Aérea. hacerlo y ser descubierto es
peor. Así fue en este caso. El
La CIA, a través de su com- Sea como fuese y por quie- famoso guerrillero fue de-
ponente Félix Rodríguez nes fuese, el coronel Zente- finitivamente reconocido
(Ramos), inmediatamente no recibió, en Valle Grande, por Gary Prado a través de
supo de la captura de Gue- y casi en la madrugada del uno de los dibujos que iró-
vara, mando un mensaje a día 9 de octubre de 1967, nicamente nos había hecho
su superior en Washington el mensaje de ejecutar al el artista Bustos al ser cap-
solicitando instrucciones. La prisionero, orden que fue turado y que había titulado
contestación fue que a toda llevada a cabo unas doce Fernando. Prado informó del
costa se debería mantener al horas más tarde en las cir- hecho al teniente coronel
Che con vida y que enviaban cunstancias que antes he Andrés Selich, quien estaba
un avión para recogerlo y descrito. Me imagino que la presente por casualidad en
trasladarlo a Panamá, donde mentalidad que imperaba la zona de La Higuera única-
seria interrogado antes de en esa conflictiva reunión mente en funciones de inge-
exhibirlo al mundo, usán- era que “Muerto el perro, se niero de caminos, creando
dolo como un ejemplo de la acabó la rabia” y que así se una infraestructura vial. En
caída de la ideología comu- evitaría una repetición de la seguida, Selich informó por
nista. situación Debray. Desgracia- radio al entonces coman-
damente no fue así, ya que dante de la Octava División
Mientras tanto se estaban la decisión desató una serie situado en Valle Grande, Co-
reuniendo en La Paz miem- de circunstancias que sólo ronel Zenteno.
bros del Estado Mayor para aumentaron la confusión
decidir la suerte del famoso y las acusaciones, dejando Zenteno envió un mensaje
guerrillero. Sinceramente al Ejército en el más abso- urgente a La Paz detallando
no sé quien participaba de luto ridículo en el escena- la captura, mientras enviaba
la reunión, ya que yo estaba rio mundial y que sigue te- otros a Selich ordenándole
en Sucre, y mientras inten- niendo todavía hoy, más de que, a toda costa, se mantu-
te averiguarlo, en los días y treinta años después, una viese al prisionero con vida.
meses posteriores, aunque secuela incomoda, embara- Esta orden fue después,
fuese sólo para satisfacer cu- zosa e incluso vergonzosa razón de mucha especula-
riosidad propia, el acuerdo para mi país. ción ya que no existían ins-
de silencio sobre los parti- trucciones de no tomar pri-
cipantes fue siempre guar- Si el Che Guevara, Fidel Cas- sioneros y tampoco existía
dado íntegramente. Única- tro, los chinos y los rusos, to- ninguna orden autorizando
mente puedo suponer que dos, se equivocaron en elegir la inmediata ejecución de
aparte de los obvios, como a Bolivia para el lanzamiento los capturados. La decisión
Barrientos y Ovando, esta- de la imposición del comu- de ejecutar a Guevara, ob-
ban presentes el general nismo en Latinoamérica, los viamente, tenía que haber

147
O cu b r e
t
sido muy difícil para la plana mal herido que había muer- gados a matarlo...
mayor. Por un lado, tratán- to por sus lesiones o por un
dose del personaje en cues- ataque de asma, por mucho Ya que habían tomado la
tión, sabía que se crearía un que sufriese de ello. decisión de eliminar a Gue-
alboroto mundial. Por otro vara, ahora se presentan los
lado, sabían que Norteamé- A pesar de ello, y quizás an- siguientes problemas: ¿qué
rica quería mantenerle vivo. siosos de bañarse en gloria hacer con el cadáver? ¿Se
Y por último, aunque quizás o de empezar la campaña devuelve a sus familiares
fuese la razón menos con- de desinformación cuanto en Argentina? ¿Se envía a la
templada, la Constitución antes, tanto el propio Ba- Habana, donde indudable-
boliviana no incluía en nin- rrientos en La Paz y el coro- mente seria tratado como
guna circunstancia la pena nel Zenteno en Vallegrande reliquia de santo? ¿Se entie-
de muerte – ¡aunque en celebraron en la mañana del rra en Bolivia donde se corre
nuestra historia de golpes y 9 de octubre, sendas con- el riesgo de ser blanco de
revoluciones se ha saltado ferencias de prensa en las constantes reclamaciones
nuestra Constitución más cuales anunciaron que el internacionales? Solución
que a los charcos de la calle! mundialmente famoso gue- fácil: ¡hacerlo desaparecer!
–. rrillero Che Guevara, llevan-
do a cabo clandestinamente Primero había que preparar
Para encubrir pues la deci- una insurrección en Bolivia, las pruebas de la identidad
sión de la ejecución, en la había caído muerto en un del cadáver, y teniendo en
reunión de los Altos Mandos combate con la fuerza regu- cuenta que todavía las téc-
celebrada en la noche del 8 lar del ejército. nicas modernas del DNA no
de octubre, se tomó la bri- se conocían, se mandó hacer
llante decisión de informar a Rápidamente, un ayudante una autopsia, se tomaron
la prensa y al mundo que el le recordó que estaba ha- huellas digitales e, incluso,
Che Guevara había muerto o ciendo sus declaraciones se hizo una máscara en yeso
en combate o como conse- mientras seguía Guevara de la cara del guerrillero caí-
cuencia de sus heridas. Uno con vida y que si después do. Mientras tanto, se había
sólo puede pensar que este se llegara a enlazar la crono- invitado al gobierno argen-
grupo, en su afán de liqui- logía de eventos, saldría la tino a enviar una delegación
dar la cuenta, olvidaba to- verdad de la ejecución. Ba- de médicos forenses para
talmente que Guevara había rrientos, creyéndose capaz comprobar la identidad,
sido llevado con vida al pue- de emular a los expertos del usando la información de
blo de La Higuera, que había bloque comunista, maestros archivo. También Roberto
sido visto allí por varios sol- en crear confusión a través Guevara, hermano del Che
dados y gente del pueblo, de las informaciones falsas o había anunciado que esta-
que había mantenido con- retorcidas, después celebró ba en camino a Vallegrande
versaciones con varias per- otra conferencia de prensa para reclamar el cuerpo y
sonas, incluyendo la maes- con un grupo muy reducido llevarlo de regreso a su país
tra de la escuela donde fue de periodistas, en la que co- natal.
retenido prisionero, y que municó que había sido mal
incluso se habían sacado fo- informado y que mientras Para colmar las complicacio-
tografías sus captores con él. Guevara había sido captu- nes, el entonces Ministro del
Hubiese sido del todo impo- rado con vida, en un intento Interior, Antonio Arguedas,
sible convencer a alguien de escaparse, las fuerzas re- había enviado un ayudante
de que Guevara estaba tan gulares se habían visto obli- a la zona con instrucciones

148
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

de llevarse a La Paz la cabeza acusados en el mundo ente- ta de aterrizaje que estaban


y las manos del difunto. ro de actuar como personas construyendo en Valle Gran-
sin escrúpulos y sin ninguna de. Durante los siguientes
Todo esto estaba ocurrien- formación moral. 30 años, el sitio exacto fue
do en el espacio de pocas mantenido en secreto, ya
horas después de la muerte Al final se llegó al acuerdo que supuestamente la úni-
del Che y el gobierno estaba de permitir la amputación ca persona que realmente
viendo como se complica- de las manos, que fueron lo sabía era el propio Selich.
ban las cosas en minutos. Se introducidas en una botella Finalmente, en 1997, los
le envió a Zenteno, desde la con formol, y de hacer des- restos fueron descubiertos,
Paz, un mensaje indicando aparecer el cadáver antes desenterrados y llevados a
que el cuerpo debía ser inci- de la llegada de los envia- Cuba, donde fueron instala-
nerado para así no dejar nin- dos argentinos. El equipo dos en un monumento a su
guna huella de lo ocurrido. de construcción de caminos héroe adoptivo.
Los médicos, sin embargo, de Selich había tenido que
* Este texto fue extraído del libro Fe-
explicaron a Zenteno que realizar en varias ocasiones
derico Arana Serrudo: “Che Guevara
sin los medios apropiados la labor de cavar fosas para y otras intrigas. La versión inédita del
sería imposible “hacer desa- otros guerrilleros muertos. Jefe de la Inteligencia militar bolivia-
na en 1967.” Colombia: Edit. Planeta
parecer” un cadáver por inci- En la noche del 10 de octu- Colombiana S.A., 2002.
neración. A la vez, Zenteno, bre, poco más de 24 horas ** El general boliviano Federico Ara-
na Serrudo era, en aquel octubre de
Selich y el mayor Arnaldo después de su muerte, el ca- 1967, jefe de la G2, Inteligencia Militar
Saucedo, encargado de la dáver del Che Guevara, jun- del Estado Mayor boliviano. En 2002
vigilancia del cadáver, consi- to con los otros compañeros publicó fotos inéditas del Che Gueva-
ra minutos antes y después de ser ase-
deraban totalmente inacep- de combate, fue enterra- sinado, que estuvieron en su poder
table llevar a cabo las órde- do por Selich, ayudado por durante casi cuarenta años.
nes del Ministro Arguedas, sólo dos de sus hombres,
ya que sabían que serían en una fosa junto a una pis-

Los soldados retiran el cuerpo del Che de la escuelita de La Higuera, donde fue ejecutado. Medio día del 9
de octubre de 1967.

149
O cu b r e
t

“FOTOGRAFIANDO
UN CRISTO”
Entrevista con Freddy Alborta

Leandro Kat z

150
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

H acia los finales de la dé-


cada de los 80, la imagen del guerri-
llero muerto saturaba los archivos
de las agencias fotográficas neo-
Ernesto Che Guevara –cuyo miste-
rioso paradero había agrandado su
imagen mítica a proporciones le-
gendarias–, yacía muerto, rodeado
yorquinas que yo estaba revisando. por sus enemigos. Su cuerpo, sucio
El fantasma del guerrillero se había y semidesnudo, ahora se hacía más
convertido en la única representa- real, rodeado por generales boli-
ción de la cultura latinoamericana. vianos vestidos con galardonados
La imagen del rebelde muerto y su uniformes de centuriones listos
captor, aparecía en estos archivos para la oportunidad fotográfica,
como tema principal de exporta- mientras los ojos abiertos del Che
ción del periodismo fotográfico. nos miraban con una dejo de com-
Siguiendo diferentes clasificacio- plicidad.
nes, geográficas o cronológicas, los
archivos ostentaban imágenes sin Decidido a examinar esta fotogra-
vida de indios misquitos, rebeldes fía detalladamente, compré una
salvadoreños, luchadores sandinis- copia de la agencia, hice negativas
tas, guerrilleros del Sendero Lumi- de mayor tamaño y comencé a am-
noso, Tupamaros, Tupac Amarus, pliar sus distintos detalles. Antes
Teopontes, la lista continuaba ofre- que nada me habían impresionado
ciendo un panorama de horror y de las trayectorias de las miradas que
violencia. la foto había logrado captar. Como
en una pintura del Renacimiento,
Fue entonces, mientras buscaba los personajes presentes en esa
entre estas horripilantes y a veces escena trazaban una red invisible
grotescas colecciones de fotos mirando en distintas direcciones.
de cadáveres, como perdido den- Mi atención se concentró luego en
tro de una morgue continental, las manos: había manos hurgando
que encontré la imagen seminal sus heridas, acariciando su pelo,
de estas visiones perturbadoras: manos sosteniendo micrófonos,
la famosa, y entonces olvidada, cámaras, rifles, y otros aparatos os-
foto del cuerpo de Che Guevara curos.
rodeado por un ostentoso grupo
de militares bolivianos. Esta era la Luego, finalmente, comencé a exa-
fotografía sobre la cual Jhon Ber- minar el piso, y fue allí donde note
ger había escrito (o cantado) en la un único detalle que me impulso
revista The Minority of One, que yo a profundizar mi búsqueda, y que
había leído en 1967. En su texto, creció hasta convertirse en una ex-
escrito poco después de la ejecu- tensa investigación de varios años.
ción de Che Guevara, Berger com- Allí, sobre el piso, había algo tierno
prende que no podrá volver a ver y vulnerable; lo podía ver entre la
el Cristo Muerto de Mantegna sin chaqueta de un fotógrafo y la bota
recordar al Che. En esa fotografía, de un soldado, justo en el suelo:

151
O cu b r e
t
¿se trataba del reverso de un to antes de encontrarme con ver del Che Guevara.
brazo? ¿Y el brazo, de quién? Freddy Alborta. La transcrip-
ción que sigue pertenece a En la misma pista y detrás del
Dado que en la foto que ha- una serie de conversaciones avión que nos había conduci-
bía comprado se le daba cré- que comenzaron en 1993 y do hasta Vallegrande estaba
dito a Hal Moore, un miem- que se volvieron tema central el helicóptero que trajo el ca-
bro de U.P.I. / Reuters, llamé a del ensayo documental El Día dáver desde La Higuera hasta
la agencia en Washington tra- que me quieras. la localidad de Vallegrande.
tando de obtener una entre- (…) Según nos contaron el cadá-
vista con el autor. Pero los ar- ver fu amarrado a uno de los
chivos habían sido vendidos Leandro Katz (LK).- ¿Usted patines de este helicóptero.
en lotes a otras agencias; los sabía a dónde lo llevaban?
editores se habían jubilado o LK.- Entonces, ¿desde el
dispersado, y Hal Moore re- Freddy Alborta (FA).- Sí sa- campo de aterrizaje los lle-
sultó haber sido el editor en- bíamos, porque ya se avisó varon a la morgue de Valle-
cargado de la sección latinoa- que el Che Guevara había grande?
mericana: la foto había sido sido capturado.
tomada por un stringer boli- FA.- Desde la pista de aterri-
viano cuyo nombre no podía Previamente en el Palacio de zaje llegamos hasta la puerta
recordar. Comencé entonces Gobierno se hizo una confe- del hospital, que en realidad
a llamar a los periódicos boli- rencia de prensa donde se es un hospital muy pequeño;
vianos en La Paz, hasta que fi- mostró fotografías de los gue- carecía de morgue, no tenía
nalmente, un veterano editor rrilleros y esas cosas; habló el un depósito de cadáveres.
me dio el número telefónico Presidente Barrientos y tam- Fue improvisado una peque-
del fotógrafo: su nombre era bién habló el Comandante ña lavandería, donde se lava-
Freddy Alborta. Ahora el te- en Jefe de las Fuerzas Arma- ba la ropa del hospital, para
léfono está sonando y la voz das que era entonces el Gral. presentar el cadáver del Che
de un modesto paceño me Ovando. en su interior.
responde. –Sí, señor. Yo tomé
esa foto, fui yo. ¡Y tengo unas El día 10 de octubre, a bordo El cuerpo del Che Guevara
cien más! Enseguida preparé de un avión de la Fuerza Aérea me impresionó mucho. La mi-
las cámaras y la grabadora, y Boliviana, ahí bajamos alre- rada, porque estaba con los
pocos días después camina- dedor de unos 20 periodistas ojos abiertos, daba la impre-
ba por las alturas de La Paz, y unos 4 fotógrafos. Aterriza- sión no de un cadáver sino
tratando de recobrar el alien- mos en la pista de tierra de de una persona viva. Como
Vallegrande e ya era una figura mitológica,
inmediatamen- una figura mundial, ver en
te después de ese momento el cadáver del
descender del Che Guevara fue para mí muy
avión nos reu- impresionante.
nieron alrede-
dor de él para Éramos alrededor de cuatro
después condu- fotógrafos y un camarógrafo
cirnos en movi- que estábamos moviéndo-
lidades hasta el nos en un lugar muy peque-
hospital donde ño, alrededor de esa lavande-
Freddy Alborta mostrando sus fotos.
estaba el cadá- ría donde estaba echado el

152
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Che, pero no sólo éramos no- LK.- Cuando usted llegó a abiertos yo pienso que con
sotros sino que había otros, ese cuarto en el Hospital de la intención de identificarlo,
había soldados, había milita- Nuestro Señor de Malta, a para que nosotros lo identifi-
res y había redactores. esa lavandería, ¿recuerda quemos mejor. Pero a mí me
lo que sintió cuando lo vio ha servido para fotografiar no
A mí, para hacer mis fotos, no por primera vez? un cadáver corriente sino una
me gustó aparecer mucho. persona que parecía viva. Y
Me moví sigilosamente sin FA.- Tenía la impresión de es- creo que no es solamente la
aparentar estar ahí y traté de tar fotografiando un Cristo. impresión mía sino de mucha
sacar las mejores fotografías. En realidad, en ese contorno gente que lo ha comparado
Buscar los ángulos, los encua- me moví. así, como con un cadáver de
dres, etcétera. un Cristo.
No era un cadáver que estaba
Llegando a La Paz, fuimos a fotografiando sino un..., no sé, LK.- Entonces en un sentido,
mi laboratorio con dos co- era algo extraordinario. Esa ¿dejarle los ojos abiertos
rresponsales; ellos esperaron, impresión es la que me hizo. hizo que lo foto y la presen-
hicimos la elección de las fo- Quizá por eso las fotografías cia del Che se convirtieran
tografías y les di las copias las hice con mucho cuidado, en una mitología más po-
para que las transmitieran paro demostrar que no era un derosa?
por radiofoto. simple cadáver.
FA.- Claro, yo pienso que sí
LK.- ¿Usted recuerda LK.- ¿Le dejaron los ojos porque un cadáver así, como
cuándo se llegó a saber que abiertos por una razón se los ve a los cadáveres, con
el Che había sido capturado específica, de identificación los ojos cerrados y no en esa
vivo y luego ejecutado? tal vez? posición que nos lo presen-
taron, no hubiera tenido una
FA.- En realidad no se supo FA.- Quizá, quizá porque en transcendencia tan fuerte
en ese momento de la confe- un momento había un mili- con las fotografías como la
rencia de prensa cómo murió tar que metía una revista con que tuvo.
el Che Guevara. la fotografía del Che, una re-
vista cubana, posiblemente LK.- ¿Era una situación
Posteriormente, ya después Bohemia, donde estaba una caótica mientras se movían
de algunos días, ya se supo fotografía del Che y querían alrededor de esa pileta?
que fue herido en combate comprobar, entonces quizás
y llevado a una escuelita de lo dejaron con los ojos abier- FA.- En ese momento no sa-
La Higuera donde fue ejecu- tos precisamente para tratar bía el tiempo en que íbamos
tado y, muerto, llevado al día de identificar. Ahora, ese acto a estar ahí, que nos iban a
siguiente a Vallegrande. de meter la revista en el lugar permitir estar ahí, así que fue
ese, en ese contexto, a mi me un movimiento muy rápido
LK.- ¿Le parece que había molestaba, trataba de evitar de todos los fotógrafos y de
pasado bastante tiempo pero insistía el militar con su todo esto.
desde que lo habían mata- revista. En algún momento
do? quizá le pedí que se retirara Fuera de la figura del Che
FA.- En realidad yo pienso paro hacer las fotografías me- en esta lavandería había dos
que sí. Que estaba ya muerto jor. guerrilleros más, pero ellos
unas diez o más horas. Quizá estaban en el suelo. Y lo im-
un día. Le han mantenido los ojos presionante era que todos

153
O cu b r e
t
los fotógrafos y periodistas, el Chino y el Willy, dos guerri- dante de la Fuerza Aérea, era
soldados, y todos los que es- lleros que habían caído con el el General Adriázola.
taban ahí daban vueltas al- Che en La Higuera.
rededor de la figura del Che LK.- ¿Tenía algún rol especí-
sin dar importancia a los Siempre en las fotografías de fico en esta situación?
guerrilleros que estaban tira- prensa yo he tratado de estar
dos en el suelo envueltos en más oculto para que las co- FA.- En realidad, no. El llegó
tierra, en polvo, así tal como sas no sean posadas. En nin- juntamente con nosotros ese
los habían recogido de La Hi- gún momento yo indiqué a la día y se puso a mirar, tal como
guera. Eso para mí era impre- gente que se pusiera en esta los otros estaban mirando el
sionante porque eran seres forma. cadáver, y no tenía nada que
humanos también que esta- ver con la muerte... Pero, yo
ban muertos y que merecían En la fotografía esta que dio pienso que ha tenido suerte
alguna consideración. la vuelta al mundo los perso- este señor que, estando en la
najes estaban puestos natu- fotografía, no lo han identifi-
ralmente. cado y no ha muerto, no ha
LK.- ¿Recuerdas quiénes sido asesinado como otros
eran? Había dos soldados mirando, que tenían relación con la
un militar que no identifico, muerte del Che.
FA.- Sí, yo recuerdo. ¿Por qué? tres periodistas del interior y
Porque se habló de eso. Eran un general que era Coman-

Unos treinta periodistas de medios internacionales fueron llevados por el Ejército a la lavandería de
Vallegrande. El 10 de octubre de 1967, la agencia de noticias UPI inundó el mundo con las imágenes de
Freddy Alborta.

154
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

A lo largo de los años, se ha observado que algunas de las fotos del “Che” Gueva-
ra muerto tomadas por Freddy Alborta se asemejan de manera sorprendente a dos
famosas obras del arte plástico: “Lamentación sobre Cristo muerto” (1490) de An-
drea Mantegna y “La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp” (1632) de Rembrandt.

155
O cu b r e
t
LK.- En la foto ésta -tan co- FA.- No. Yo creo que en ese LK.- John Berger, el escritor
nocida- yo siempre noté momento la mano derecha inglés, ha comparado sus
que uno de los brazos pare- se la veía, pero la izquierda no fotos con La Lección de Ana-
cía como estar cubierto por se la veía, pero no creo que tomía de Rembrandt, y con
un trapo. haya estado cortada. Hubiera el Cristo Muerto de Manteg-
sido terrible que alguien hu- na. Cuando usted las tomó,
FA.- Claro. Al ver la foto una biera levantado esa chamarra ¿estaba consciente de estas
se da cuenta de que hay un y hubiera visto eso, se hubie- pinturas? ¿Usted las había
brazo, el izquierdo –que está ra mostrado a la gente. visto?
tapado con una chamarra,
posiblemente del mismo La noticia fue que se cortaron FA.- No, no las conocía. En
Che– que no se le veía, pero las manos, que no se sabe a realidad yo, para tomar las fo-
yo pienso que había sido ta- dónde fueron a parar. Decían tografías, no solamente quise
pado a propósito. que era para la identificación, darle, así, una intención de
En ese momento nadie se dio de tomar las impresiones di- mostrar para la prensa, sino
cuenta de ese detalle. Nadie gitales en los Estados Unidos. que ponía en cada una, al
fue a levantar la chamarra Había muchos rumores. buscar los ángulos, un poco
para ver qué es lo que había de artístico en las fotogra-
abajo, si había una mano muy Mucho más tarde, cuando ya fías. Y después ya me enteré
destrozada, o heridas muy pasaron los hechos y las co- de que algunas personas es-
grandes, pero obviamente sas, yo vi una fotografía, muy taban comparando mis fo-
parecía que estaba tapada in- rápidamente, de unas manos tografías con los cuadros de
tencionalmente. que me indicaron que eran Rembrandt y de Mantegna.
las manos del Che. Eran unas
LK.- Escuché una vez que las manos que estaban cercena-
manos habían sido cortadas das sobre un papel de perió- * Este texto fue extraído del libro
de Leandro Katz: “Los fantasmas de
con el propósito de conser- dico. Ñancahuazú“. Buenos Aires: Edit. La
lengua viperina. 2010. Pp. 35-43.
varlas para identificarlas.

156
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Sepan los
nacidos y los que
van a nacer que
nacimos para
vencer y no para
ser vencidos

Ernesto CHE Guevara

157
158
QUÉ TE VAN A
ENCONTRAR,
COMANDANTE
Ruber Carvalho Urey*

Qué te van a encontrar, Comandante


Si te buscan debajo de las cosas
Y en el oculto rostro de las cosas
Nunca estuvo tu andar
Ni la cristalina esencia de sus cosas.

Qué te van a encontrar, Comandante


Si los cóndores sólo anidan en la cumbre
Y para alcanzar el horizonte de la cumbre
Hay que intentar la luz, hay que tocar la lumbre.

Qué te van a encontrar, Comandante


Si sólo se entierra a los muertos,
Como a los libros que agonizan en el estante,
Sólo el hombre y las ideas gritan en las calles,
Voz en cada fusil,
Pétalo en cada rosa,
Rosa de sangre en cada espiga,
Semilla en cada surco de la tierra.
Qué te van a encontrar, Comandante!

* Poeta boliviano

159
O cu b r e
t

PIEDRAS Y ESPINAS
EN LAS ARENAS
DE ÑANCAGUAZÚ
Eusebio Tapia Aruni

160
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

N OTICIAS DE LA
CAÍDA DEL “CHE” (ALIAS
RAMÓN O FERNANDO)
joven en las filas de los cons-
criptos), era uno de los más
comedidos, el más chistoso
y chismoso, agarrando un
Era difícil creer que Ramón
haya muerto. Dentro de mí
estaba llorando. Sentía mu-
cho que un compañero, jefe
Era un día de sol radiante, es- periódico (PRESENCIA del día y comandante, haya muerto.
tuve en las gradas del pasillo anterior) para enseñarme la Pero no podía ser que haya
de la Policía Militar de Camiri. foto y los titulares. El “Che” ha- caído solo, tienen que haber
Primero entró un oficial en la bía sido capturado y muerto. sido varios, seguramente fue
mañana y me gritó… gue- En la foto estaba el cadáver sorprendido por una embos-
rree… tu papá ha caído… del “Che”, que inmediatamen- cada… ¿Sería que lo cerca-
¿no dices nada? te lo reconocí. El soldado, con ron? ¿O fue sorprendido en
cierta mueca, me preguntó: la marcha, mientras avanza-
Le respondí con mi silencio. ¿Qué opinas? Lo hizo de una ban? Era algo incierto para
Muchas veces me habían forma amigable y sin ironías. mí. Claro que en el periódico
hecho esas bromas que no Yo le conteste: ¡No lo sé! El anunciaban varios nombres,
eran más que expresiones soldado se fue con el periódi- entre ellos mencionaban: Ar-
alarmistas y de presión psi- co en la mano… turo, “Pacho y Antonio” cuba-
cológica, a fin de intimidar- nos, “Willy” boliviano, “Chino”
me, pero quedé pensativo. Yo me quede muy anonada- peruano, incluso el “Che” (cu-
Cuando era como el medio do, desconcertado, ni podía bano-argentino) y otros. Son
día, entra el soldado apodado admitir que la foto en el perió- siete caídos.
“Caga Leche” (por ser el más dico haya sido la de “Ramón”.

El presidente boliviano René Barrientos informa al país sobre el aplastamiento del foco guerrillero. A su lado,
el general Alfredo Ovando, jefe de las fuerzas armadas y el vicepresidente Luis Adolfo Siles Salinas

161
O cu b r e
t
pre estaban y estarán
subordinados bajo el
“lema”, “LAS ÓRDENES
SON ÓRDENES Y HAY
QUE CUMPLIRLAS”…
por lo tanto este “triun-
fo” no afectaba mucho
a sus intereses, como
tampoco se sentían ali-
viados o cómodos con
el exterminio de los in-
surgentes.

El campamento central situado en Ñancahuazú en poder del ejército boliviano. Los soldados no deja-
ban sentir nada, los an-
tiguos sólo esperaban
Esto podía ser verdad, porque nerviosismo con relación a el licenciamiento. Los
los nombres o seudónimos los días anteriores o semanas. que estaban en la categoría
que decían son reales, pero, vigente no mostraban su an-
¿Cómo saber si es verdad? JÚBILO DE ALEGRÍA EN LOS helo de abandonar el Ejérci-
MILITARES to. Los soldados antiguos se
No sé cómo le cayó la noticia mostraban indignados por
al Camba, no estoy seguro de Los militares de la jerarquía se los tratos que recibían en el
saber quién fue el que le dijo mostraban jubilosos y satisfe- cuartel, las famosas “choco-
la noticia. Tampoco se quién chos. Muchos no ocultaban latadas” o palizas, pateaduras
identifico los cadáveres, aun- su alegría por el triunfo. Se re- y otros castigos psicológicos
que supongo que fue “León” unían en grupos y se concen- que recibían como propina
ya que él se encontraba en traban en los mejores bares por “EL SERVICIO A LA PA-
Vallegrande detenido. Roca- y restaurantes para servirse TRIA” aparte de ir al combate
bado al enterarse, sonrió con buenos platos de comida y arriesgando sus vidas, bajo la
una mueca burlona, creo que los mejores tragos para brin- consigna de que “¡LAS ÓRDE-
contento porque murió el dar por la victoria alcanzada NES SON ÓRDENES… Y LAS
“Che”, como que si le quitaran sobre los guerrilleros. ÓRDENES SE CUMPLEN!” Así
un estorbo. Salustio se sintió se tenga que eliminar su pro-
mal, lo lamentó y no pudo En otras ciudades se decía pio padre, madre o hermano,
opinar más, estaba inmerso que bailaban festejando la no importaba, el soldado sólo
en la situación del proceso victoria del “Ejército” sobre tiene que disparar y matar en
público contra “Regis Debray” la guerrilla. Los clases, no es- cumplimiento a las órdenes
que se ventilaba con muchos taban tan conformes con la que disponían los mandos
vicios. actitud discriminatoria de los superiores. Así mismo les in-
jefes y de los oficiales con re- culcaban: “¡DONDE EMPIE-
Podía creer que esto fuera lación a ellos. Considerados ZA EL DEBER, SE ACABA LA
verdad, pues (eso) me con- de baja jerarquía, no gozaban AMISTAD!”.
firmaban los comentarios de de los mismos privilegios, ni Los conscriptos estaban abu-
los mismos militares. Entre de los mismos derechos del rridos, por estar más de lo
ellos bajó la tensión, bajó el rango superior. Estos siem- necesario en el Ejército o en

162
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

las unidades que estaban en entonces los guerrilleros ga- el área donde consideraban
los destacamentos. Algunos naron terreno al retirarse rá- que se encontraban los insur-
estaban más de un año. Por pidamente sin dejar rastros. gentes. Todo estaba peinado
esta situación los conscrip- Los del Ejército se moviliza- de soldados, el monte desde
tos se amotinaron en algunas ron en dos direcciones con la loma hasta la llanura y los
unidades. En la etapa de las un mismo punto de encuen- alrededores de dicho lago.
operaciones muchos se re- tro. Avanzaban con toda su-
sistían, por la mala atención y tileza estrechando el terreno Era como medio día. Alguien
los malos tratos que recibían. para el ataque, alertas a las provocó un ruido y del otro
descargas que podrían sufrir lado se producen los dispa-
ENFRENTAMIENTO ENTRE en cualquier momento por ros a rajatabla. Los del otro
EJÉRCITOS los fusiles guerrilleros. En un lado también responden con
determinado momento escu- la misma densidad al fuego y
El enfrentamiento entre el charían dar a su comandante se produce el enfrentamiento
mismo Ejército ocurrió en va- la señal de alto o la adverten- entre ejércitos El adversario
rias oportunidades, por con- cia para el combate. Todos era implacable. Del otro lado
fusión. Los oficiales y clases los soldados y oficiales avan- también. Entonces deciden
del Ejército se dejaban do- zan por ambos lados, al lu- disparar la artillería y el ad-
minar por el nerviosismo y a gar del objetivo, en posición versario también responde
la menor advertencia de un de combate y siguen paso a con artillería. Allí se producen
movimiento sospechoso, em- paso a los de punta de lanza. varias bajas en ambos ban-
pezaban a disparar. La otra Los demás han rodeado toda dos. Cuando son respondidos
parte respondía y se de esa forma tan in-
producía el enfrenta- tensa, se dan cuenta
miento entre ejérci- que los guerrilleros
tos. no podían tener esa
cantidad de armas,
De muchos otros en- ni tampoco artillería;
frentamientos sólo el comandante or-
relataremos los si- dena el alto al fuego
guientes: y grita: ¡SU SANTO Y
SEÑA! El otro bando
Uno de los enfrenta- también suspende
mientos ocurrió en el el fuego y responde
sector de TATAREN- unidad militar tanto
DA, en las cercanías “SANTO Y SEÑA”. ¡Era
de una laguna, don- otro destacamento
de habían acampado militar! Hasta eso ya
los guerrilleros co- se habían produci-
mandados por “Fer- do muchas bajas de
nando” (el Che), los ambos lados.
satinadores (espías)
del Ejército los detec- Según el criterio del
taron y los guerrille- Ejército, se pensó
ros también se dieron que lo guerrilleros,
cuenta de la explora- se habían sumer-
ción de los soldados, Uno de los ejecutores al lado del cadáver. gido bajo el agua y

163
O cu b r e
t
por esa vía habrían escapado una noche de luna, cuando cio y este ordena enviar una
al otro lado. Por eso desapa- de los soldados que había sa- patrulla de reconocimiento.
recieron como si se hubieran lido arbitrariamente del cuar- Ésta es destacada en varias
esfumado, incluso dispararon tel y cuando pasadas las 9 de direcciones y va compuesta
algunas granadas de mortero la noche estaba incorporán- por una sección de soldados
al fondo del lago para provo- dose, el “Chorrista” después cada una. El cuartel se pone
car que salgan éstos de esa de haber faltado al parte. Al en estado de alerta y toma
manera. entrar a la prevención, luego posesión de defensa contra
que el comandante de guar- el ataque. Las patrullas de re-
Este hecho lo calificaron dia le hizo la llamada de aten- conocimiento se desplazaron
como un enfrentamiento. En ción y fue amenazado con un por ambos lados de la cancha
la radio se difundió que se castigo, dijo en ese momento y uno por el centro. Cuando
había producido un choque tal vez por soslayar el supues- uno de ellos estaba dando
entre el Ejército y los guerri- to castigo: Mi Comandante, vuelta en ángulo con direc-
lleros, donde habían como 30 ¡voy a hablar! ción hacia el cuartel, fue sor-
bajas de Ejército y 20 de los Comandante. – ¡Si hable! prendido por un ruido brusco
guerrilleros, así fue justificado Soldado. – Cuando venía a y los soldados disparan. Los
este error. Esto, los soldados Camiri crucé por la cancha, proyectiles van con dirección
que fueron de esa unidad, lo vi andando gente, ¡creo que al cuartel. La otra patrulla que
pueden testificar. eran los guerrilleros! estaba en sentido contrario
Otro caso en Octubre de 1967. Comandante. – ¿Cierto? también responde y se hace
Hubo un tiroteo en la guarni- Soldado. – ¡Sí mi comandante! una balacera. Como llega-
ción militar de “CHORETI” en El comandante de guardia le ron los proyectiles a las ins-
las cercanías de Camiri. Era da parte al capitán de servi- talaciones del cuartel, de allí

El coronel Augusto Calderón explica a sus oficiales y escoltas el plan para tomar el campamento de paso de los gue-
rrilleros en la zona de Pirirenda, acción ejecutada el 16 de mayo de 1967. Fotografía de José Luis Álcazar del libro
Ñacahuasú: La guerrilla del Che en Bolivia (1969).
164
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

también respondieron hacia teles, estaban embargados hecho el comandante dijo:


aquellos que estaban dispa- de nerviosismo, con los pul- – ¡Alto al fuego!
rando y se arma un combate sos temblando de miedo. Ya – El oficial jefe de ronda, se
entre ellos, mientras los co- había abarcado algunas ho- pone a analizar.
mandantes pedían refuerzos ras el tiroteo innecesario, los – ¿De dónde se origina el su-
al cuartel Achabal de Camiri soldados nerviosos, cargaban puesto ataque de los guerri-
para contrarrestar el supues- sus fusiles y disparaban sin lleros al cuartel?
to ataque de los guerrilleros. objetivo a blanco, disparaban – El comandante de guardia
sus Maussers a la deriva. En dice: ¡Tal soldado fue quien
El mensaje telefónico más esos apuros, a uno de los sol- los vio!
o menos decía: – Atención dados se le trancó su fusil, no – ¡Soldadooo…! Le llaman…
Achabal, atención, atención, se percató de eso y cuando – ¡Firme mi Comandante!
Achabal ¡urgente! ¡Necesita- intentó cargar de nuevo, al – ¿A qué hora vio andando a
mos refuerzos!, ¡Necesitamos acerrujarlo el cargador chocó los guerrilleros?
refuerzos! Nos están atacan- con la punta del proyectil y – Eran pasadas las nueve de
do los guerrilleros y se esta- percutó al proyectil que esta- la noche, ¡después de que ha-
bleció un combate, estamos ba cargado, reventó la cáma- bían pasado el parte!
defendiéndonos con todo, ra del fusil causándole daños – Entonces el Comandante
guerrilleros y se estableció al soldado. El reventón de las dice: yo andaba por ahí con
un combate, estamos defen- carcasas se le incrustó en sus mi enamorada, después del
diéndonos con todo, guerri- manos y la pólvora se le regó parte fui a dar una vuelta por
lleros parecen tener fuerza en la cara. Grito en forma alar- la cancha a fin de disfrutar de
mayor, ¡fuerza mayor! mante por el dolor. Ante este la iluminación de la luna, ¡cla-
Recibido el mensaje, ro!, iba por esa direc-
¡transmitiré al coman- ción y di la vuelta por
dante y responderé allá y regresé.
pronto!
La respuesta decía: ¡La En un estado de gue-
guarnición debe de- rra suelen ocurrir mu-
fenderse como pueda! chos de estos casos.

Aquí no tenemos dis-


ponibilidad de con- * Este texto fue extraído del
libro de Eusebio Tapia Aruni:
tingente no tenemos “Piedras y espinas en las are-
tropa disponible, nas de Ñancaguazú. Relato
y testimonio de un sobre-
también nosotros ne- viviente”. La Paz: Edit. Qha-
cesitamos resguar- nanchawi, segunda edición,
1998.
dar nuestra defensa,
** Eusebio Tapia Aruni (n.
¡también estamos en 1951) fue un boliviano que
peligro! Cualquier re- integró la Guerrilla de Ñan-
cahuazú comandada por
sultado comunicarse, Ernesto Che Guevara entre
¡cualquier resultado, 1966 y 1967 en el sudeste
de Bolivia. Desertó del mo-
nos comunican! vimiento y fue enjuiciado
en Camiri. Fue uno de los
fundadores del Movimiento
Los militares, el contin- La volqueta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Indio Túp
gente de ambos cuar- de Bolivianos decomisada por los guerrilleros en
Cuarahuatarenda.

165
166
CHE PARA SIEMPRE
Coco Manto

Cuán vivo estas comandando la Historia


y se impone tu ejemplo a quemarropa.
Lo confirman soldados de la escoria
que ahora publican sus libros en tropa.
Hablan dueños, escribas de memoria,
de tu reloj, tu diario y de tu ropa…
¿Qué dicen, pues, de tu esencial victoria
que al encuentro del siglo ya galopa?
Matarte así, prisionero y sentado,
y jactarse es saberse derrotado,
conciencia del valor capitulante.
Morirte así, como se muere un hombre,
es encontrar la aurora y darle un nombre.
¡Comandante Guevara, Comandante!

1988

167
O cu b r e
t

LOS CAÍDOS
DE UNO Y
OTRO LADO Carlos Soria Galvarro

N
o es raro que sobre la guerrilla del y la Octava con sede en Santa Cruz de la Sierra.
Che en Bolivia del año 1967 se pro- Además, por cierto, de acciones parciales de la
duzcan graves distorsiones en di- Fuerza Aérea Boliviana y de otros servicios tan-
versos aspectos, entre otros, con to militares como policiales. Las propias fuen-
respecto a la composición, al núme- tes militares calculan que por lo menos dos mil
ro de los participantes y a las bajas ocurridas. efectivos participaron en la fase final de aplas-
Suele hablarse de “cientos de muertos” de am- tamiento de la guerrilla. Oficialmente, según la
bas partes sin ningún fundamento. Por ello, es propia fuente militar, se registraron 49 muertos.
importante un recuento riguroso y documenta-
do de lo acontecido. Del lado de la guerrilla la situación era exacta-
mente así: apenas 44 combatientes efectivos
En la parte de las Fuerzas Armadas estuvieron y 8 “no combatientes”, o sea en total 52, de los
comprometidas en lo fundamental dos grandes cuales perdieron la vida 37.
unidades: La Cuarta División asentada en Camiri
168
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Los siguientes cuadros muestran la situación en detalle.

B A J A S D E L A S
F U E R Z A S A R M A D A S
TENIENTES: Jorge Ayala Chávez y Luis Saavedra Arambel

Rubén Amézaga Faure, Henry Laredo Arze y


SUBTENIENTES: Eduardo Velarde Rodríguez.

SUBOFICIALES Raúl Cornejo Campos, Guillermo Tórrez Mar-


tínez, Alfredo Arroyo Pizarro, Luis Peláez
Y CLASES: Alpiri y Gerónimo Martínez Rivero.

Pedro Romero García, Amador Armaza Castillo, Juan Alvarado Ro-


mero, Santiago Gallardo Murillo, Cecilio Márquez León, Ángel
Flores Caballero, Jaime Sanabria Sandoval, Marcelo Maldonado
SOLDADOS:

Mita, José Bigabriel Sánchez, Zenón Parada Mendieta, Víctor


Miranda Vidaurre, Serapio Chavarría Arancibia, Marcelo Ávalos
Pacano, Miguel Espada Chumacero, Wilfredo Banegas Dorado, An-
tonio Melgar Arteaga, Mario Bautista Amez , Augusto Córdova
Arispe, José Verazaín Llanos, Zenón Zabala Velarde, Manuel
Vejarano Vedia, Antonio Zabala Rapo, Rodolfo Mendia S., Anto-
nio Vaca Céspedes, Benito Velasco Gutiérrez, Mario Characayo
Mena, Mario Lafuente Patiño, Manuel Morales López , Sabino
Cossio Muriel, Daniel Calani Quispe, Franz Muriel Castro, Fa-
cundo Cruz Gutiérrez, Abel Callapa Cuéllar.

GUARDIA POLICIAL: Villanueva Sánchez Cerro.

Epifanio Vargas, Luis Beltrán Roda, Ale-


GUÍAS CIVILES: jandro Saldías, J. Armando Cortez E. Ciro
Robles Moscoso.
Fuente: Gary Prado Salmón: La guerrilla inmolada, Santa Cruz, 1987

169
O cu b r e
t

C O M POSI C I ÓN Y B A JAS
C O M B A T I E
M u e r t o s
Benjamín Coronado Córdoba (Benjamín) y Lorgio Vaca Marcheti (Car-
BOLIVIANOS

los), ahogados en el Río Grande en la fase preparatoria. Aniceto


Reynaga Gordillo (Aniceto), Apolinar Aquino Quispe (Apolinar-Po-
lo), Jaime Arana Campero (Chapaco), Roberto Peredo Leigue (Coco),
Freddy Maimura Hurtado (Ernesto), Moisés Guevara Rodríguez (Moi-
sés), Mario Gutiérrez Ardaya (Julio), Jorge Vázquez Viaña (Loro),
Julio Luis Méndez Korne (Ñato), Francisco Huanca Flores (Pablo),
Antonio Jiménez Tardío (Pedro), Raúl Quispaya Choque (Raúl), Se-
rapio Aquino Tudela (Serapio), Casildo Condori Vargas (Víctor),
Wálter Arancibia Ayala (Wálter), Simeón Cuba Sanabria (Willy).

Gustavo Machín Hoed de Beche (Alejandro), Orlando Pantoja Tama-


C U B A N O S

yo (Antonio), René Martínez Tamayo (Arturo), Israel Reyes Zayas


(Braulio), Juan Vitalio Acuña Núñez (Joaquín), Antonio Sánchez Díaz
(Marcos), Manuel Hernández Osorio (Miguel), Octavio de la Concep-
ción de la Pedraja (Moro), Alberto Fernández Montes de Oca (Pacho),
José María Martínez Tamayo (Ricardo-Papi), Eliseo Reyes Rodríguez
(Rolando), Jesús Suarez Gayol (Rubio), Carlos Coello (Tuma).

Juan Pablo Chang Navarro (Chino), Lucio Edilberto


PERUANOS Galván Hidalgo (Eustaquio), Restituto José Cabrera
Flores (Negro-Médico)

ARGENTINA-ALEMANA Tamara Bunke Bider (Tania) y Ernesto Che Gue-


Y ARGENTINO- vara (Ramón-Fernando)
CUBANO

170
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

DE L A GUER RI L L A
N T E S NO
Sobrevivientes COMBATIENTES
Capturado al Dados de baja, la llamada
inicio de la “resaca”
guerrilla Hugo Choque Silva (Chin-
Salustio Choque golo), Eusebio Tapia Aru-
(Salustio) ni (Eusebio),José Castillo
Capturados a Chávez (Paco) y Julio Ve-
fines de lasco Montaño (Pepe)
septiembre:
Antonio Domínguez Flores Visitantes
(León) y Orlando Jiménez Regis Debray (Danton) y Ciro
Bazán (Camba) Bustos (Pelao o Carlos)
Dos bolivianos
y tres cubanos
rompieron el Desertores delatores
cerco Pastor Barrera y Vicente
Rocabado.
Guido Peredo Leigue (Inti),
David Adriázola Veiza-
ga (Dario), Harry Villegas
Tamayo (Pombo), Leonardo
Tamayo Núñez (Urbano) y
Dariel Alarcón Ramírez
(Benigno).
* Este texto fue extraído del libro de Carlos Soria Galvarro: “Andares del Che en Bolivia”, Edit. Cienflores, primera edición, Ituzaingó,
2014.

171
O cu b r e
t

LAS PERTENENCIAS
DEL COMANDANTE
FUERON
REPARTIDAS
ENTRE MILITARES
INFORME L A RA ZÓN

9 de octubre de 1967. Últimas fotos del Che con vida. Su asesinato ya fue decidido.
El agente de la CIA, Félix Rodríguez (Alias Félix Ramos Medina) quiere una foto a su lado: es su manera de entrar en la
historia a cualquier precio.

172
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Cuando fue detenido y ase- das más valiosas tienen un Ñancahuazú, el 26 de junio
sinado, el Che tenía dos destino desconocido. de 1967. Lo tenía guardado
relojes Rólex. Las piezas en uno de los bolsillos de su
fueron disputadas por sol- Una de ellas era un auténti- pantalón y su plan era devol-
dados. Algo similar pasó co tesoro. Se trata de un reloj verlo a su familia, en Cuba.
con sus armas y otras pren- suizo Rólex, que allá por los Era un rito sagrado y silencio-
das de las cuales se desco- años 50 era símbolo de esta- so entre los guerrilleros.
noce su destino y que se tus y poderío económico. No
convirtieron en ‘trofeos de cualquiera podía lucir uno de Eso sí, el Rólex que tenía el
guerra’ estos brazaletes elegantes y Che en su muñeca izquier-
cómodos, pero había revo- da no pasó desapercibido
lucionarios cubanos que sí por sus captores desde el 8
llevaban aquellas pulseras a de octubre. Después de su
sitios lejanos. aprehensión hubo dos mili-
Horas después de que Ernes- tares que se disputaron aquel
to Guevara de la Serna deja- El militar boliviano retirado trofeo y uno de ellos se lo
ra de respirar, aquella tarde Gary Prado Salmón, quien arrebató a Guevara. “Cuan-
del 9 de octubre de 1967, sus era la cabeza visible de la lu- do estaba en la escuelita de
pertenencias fueron a parar cha antiinsurgente durante La Higuera, detenido, el Che
a distintas manos. Incluso el gobierno del general René me preguntó por los relojes y
desde que estaba prisionero, Barrientos Ortuño, en 1967, dijo: ‘Me los quitó el soldado
sus objetos personales eran charló con Informe La Razón que me trajo’. Hice llamar al
motivo de disputa entre mili- sobre este asunto en el salón soldado y le hice devolverlo”,
tares. Todavía ahora sus pren- de estudios de su casa en Ur- relata Prado, quien comandó
barí, en la ciudad la patrulla que fue protago-
de Santa Cruz. nista de la detención del Che.

Confesiones El uniformado que por unos


minutos se lució con aquel
Sentado en su silla valioso accesorio, apellidaba
de ruedas, recuer- Montenegro, sentencia Pra-
da que el Che le do. Posteriormente, Guevara
entregó su Rólex y recibió de nuevo su pulsera
el de Tuma, uno de y después sacó la de Tuma.
sus camaradas cu- Marcó la suya con una pie-
banos cuyo nom- dra y entregó ambas a Prado
bre real era Carlos para que las cuidara. Éste ale-
Coello, lugarte- ga que se hizo cargo sólo del
niente del líder ar- reloj del Che y asegura que lo
gentino-cubano tuvo en su poder hasta 1983,
en su travesía por cuando era comandante de la
el país. El coman- Octava División del Ejército y
dante Guevara recibió en su casa la visita del
rescató el reloj cónsul cubano.
El bolígrafo “Parker” del comandante cuando su compa- “Le dije: ‘Aprovecharé, ya que
Guevara. Le sirvió para escribir su ñero fue asesinado está aquí, y quiero hacer lle-
diario de campaña.
por el Ejército en gar a la familia del Che este

173
O cu b r e
t
reloj’. ‘¡Ah, caramba!’, me dijo campaña de Guevara y, ade- fidenciales, Selich no entregó
él’”. Para sellar aquel gesto, más, le preguntaba a éste el todas las reliquias del Che y
Prado cuenta que le envió significado de algunas frases se quedó con algunas, espe-
una carta a los allegados del ilegibles porque el insurgente cialmente fotografías.
combatiente en Cuba, a los tenía una “letra del infierno”.
que relató parte de la historia Entre sus objetos, el Coman- ‘Pacho’
del mentado reloj. Días des- dante llevaba una pistola
pués, supo que los familiares sin cargador que el teniente Loyola Guzmán, quien tam-
recibieron su encargo porque Huerta le rogó a Prado tener- bién fue parte de la organi-
le escribieron una misiva de la; el entonces capitán dice zación de la milicia bajo el
agradecimiento. El militar que accedió. La carabina fue pseudónimo de Toyota Frías
pasivo remarca que no sabe presentada por el coronel —porque su nombre rimaba
qué pasó con esa correspon- Joaquín Zenteno Anaya en la con la marca de coches y era
dencia y, por ello, no la pudo conferencia de prensa que se una mujer estricta—, reme-
mostrar a Informe la Razón. dio tras la detención del Che. mora que ella tuvo en sus ma-
El arma se encuentra en el nos un repelente de mosqui-
Otra versión señala que el Museo Militar de la zona de tos del Che. Pero devolvió el
Rólex del Che está en manos Irpavi, en La Paz, en la sala frasco a la familia del líder en
de particulares, en la ciudad denominada Che Guevara. Se Cuba. “No tengo nada más”,
de Cochabamba. El “dueño” encontro material quirúrgico, cuenta.
sería el allegado político de recortes de periódicos, una
un oficial importante que brújula, mapas,
luchó contra la guerrilla de una cámara fo-
Ñancahuazú. Mientras que la tográfica y otras
pieza de Tuma tuvo otro des- prendas del
tino; tras el asesinato de Gue- guerrillero. Tam-
vara, de acuerdo con Prado, bién está el jeep
el reloj quedó en poder del de Tania, la com-
mayor Miguel Ayoroa y no se batiente Tamara
sabe su paradero. No obstan- Bunke que fue
te, el coronel en retiro Diego parte de la mili-
Martínez Estévez postula que cia.
el Comandante poseía cua-
tro relojes y que todos se en- La boina negra,
cuentran en manos de civiles. la pipa y las mo-
chilas con unos
Eso no es todo 20 rollos de fo-
tos sin revelar
Prado confiesa que apenas el fueron enviadas
Che fue detenido, el  8 de oc- en un helicópte-
tubre de 1967, dos soldados ro, junto al oficial
fueron los encargados de qui- Andrés Selich.
tarle sus otras pertenencias: Por entonces, él
dos mochilas y dos armas. era quien guia-
Más aún, resalta que la noche ba al piloto de la La carabina del Che. El coronel Joaquin
Zenteno Anaya señala el lugar del im-
de la captura, él pudo leer aeronave. Según pacto. El Arma es de fabricación nortea-
con detenimiento el diario de dos fuentes con- mericana.

174
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Hay más historias sobre pie- brió que se trataba del diario de una mano y hasta hace 29
zas perdidas de la guerrilla. de Pacho. años no se sabía de su exis-
En 1984, un tesoro apareció tencia ni de su contenido.
prácticamente de la nada. Alberto Fernández Montes de Después Prado la publicó ín-
Prado comenta que él esta- Oca, alias Pacho, participó en tegramente con un prólogo
ba en su trabajo y recibió a la insurgencia cubana de fi- de su autoría. No obstante, la
un benemérito de la Guerra nes de los años 50 y obtuvo el célebre libreta se encuentra
del Chaco que le dijo: “Mi ge- grado de capitán. Fue direc- en alguna parte de la vivien-
neral, lo busqué porque mi tor de Minas en el Ministerio da del militar retirado en la
sobrino fue su soldado en la de Industrias y ocupó cargos capital oriental. “Mucho tiem-
guerrilla y ahora se ha ido a importantes en Cuba. Estuvo po ha pasado desde enton-
Estados Unidos; él me dejó en el grupo de avanzada del ces y no sé en qué depósito
esta agendita para usted”. El Che y se encargó de los ope- estará aquel diario”, remata.
militar tomó la libreta y vio rativos previos a su incursión.
la letra minúscula, “para leer Igualmente fue abatido el 9 * Publicado originalmente en el perió-
con lupa”. Ordenó a su secre- de octubre de 1967. dico boliviano La Razón, Suplemento
Informe La Razón, el 17 de junio de
taria y a un soldado que lean 2013.
y transcriban el texto. Descu- La agenda cabe en la palma

El diario del Che es mostrado a la prensa. A la izquierda el coronel Zenteno Anaya. Foto: Freddy Alborta. Vallegran-
de, 10 de octubre de 1967.

175
O cu b r e
t

PAN COMIDO
Rubén Vargas

A l atardecer del
10 de octubre de 1967, cerca
de La Higuera, resguardados
por las primeras sombras,
enero de 1968, se sabía que
estaban en La Paz. Las fuer-
zas de seguridad del Estado
estaban detrás de ellos. A
del Che. En sus páginas re-
construye minuciosamente la
misión que le tocó organizar
y dirigir.
seis guerrilleros, “nerviosos, mediados de febrero, final-
hambrientos y armados”, mente, una noticia dio vuelta ¿Por qué Pan comido, don
confirmaron lo que no que- al mundo: los tres cubanos Efraín?
rían saber: la muerte de su habían logrado cruzar a pie la
comandante: Ernesto Che frontera de Bolivia con Chile. A fines de 1967, el Comité
Guevara. Estaban a salvo. Central del PCB se reunió
clandestinamente en La Paz
Ese puñado de combatientes En el último capítulo de su para discutir el informe de
eran los únicos sobrevivien- aventura, acaso el más dra- su máximo dirigente, Mario
tes de la guerrilla que el Che mático, los cubanos fueron Monje, sobre la controverti-
había iniciado ocho meses conducidos a través del de- da ruptura entre el PCB y el
antes. Tres bolivianos y tres sértico altiplano orureño por Che en diciembre de 1966.
cubanos: Inti (Guido Pere- dos militantes del Partido “En uno de los intervalos del
do), Darío (David Adriázola) y Comunista de Bolivia (PCB): encuentro”, cuenta Quicáñez,
Ñato (Julio Méndez); Pombo, Efraín Quicáñez Aguilar (Ne- “los compañeros conversa-
(Harry Villegas), Benigno (Da- gro José) y Estanislao Vilca ban y tomaban café en gru-
riel Alarcón) y Urbano (Leo- Colque (Tani). pos; en uno de ellos hablába-
nardo Tamayo). mos Monje, Jorge Sattori y yo.
Cuarenta y tres años después, Ellos buscaban alternativas
En un periplo digno de nove- Efraín Quicáñez decidió, final- por dónde sacar a los guerri-
la, los seis hombres lograron mente, contar su versión de la lleros sobrevivientes. Se les
salir del teatro de operacio- historia. A sus 81 años, impre- notaba muy preocupados. Al
nes rompiendo el cerco mili- siona por su lucidez, por su percibir esa preocupación, no
tar (Ñato, herido en matarla, fortaleza física y por su impe- sé si por inoportuno o meti-
prefirió morir antes de caer cable memoria. Está a punto che oficioso, les dije: ¿Por qué
preso del ejército). Después, de salir su libro, al que ha ti- se preocupan? Y lancé una
clandestinos y perseguidos, tulado Pan comido. Memoria frase afortunada o desafortu-
llegaron a Santa Cruz y si- de la operación rescate de los nada: ‘Pero si eso es pan co-
guieron a Cochabamba. Para guerrilleros sobrevivientes mido’. Sorprendidos, me pre-

176
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

guntaron cómo. Sin detalles


les respondí: ‘Por la frontera destina, recibió la misión de munista. Había ingresado al
con Chile, sin mayores incon- organizar el operativo. PCB a sus 22 años, cuando era
venientes, en un vehículo”. un joven obrero de la fábrica
Nacido en la minera Llallagua de zapatos Zamora de Oruro.
Poco después, Quicáñez, co- en 1930, cuando recibió la
nocido como Negro José en misión, Negro José tenía 38 Para la misión escogió como
la militancia comunista clan- años, pero ya era un viejo co- su compañero a Tani, Estanis-

177
O cu b r e
t
lao Vilca Colque, un campe- en casa, estaba organizando “Cuando  el avión aterrizó
sino de 29 años que, como el partido en todo el país, a en el aeropuerto José Mar-
buen sabayeño, conocía to- casa llegaba sólo por tempo- tí”, cuenta Quicáñez, “me
dos los caminos del altiplano. raditas...” tocó ser el primero en salir y
vi aquella pista cubierta de
El plan era en verdad ‘pan Historia verde olivo. Pero lo más emo-
comido’. En un transporte, cionante fue cuando llegué
por vías recorridas sólo por Pan comido es una pormeno- a la puerta del salón y veo la
contrabandistas, en una zona rizada crónica de esas jorna- figura del Comandante (Fidel
con poca o nula presencia es- das, en las que bajo el cielo Castro). Nunca había pensa-
tatal, se podía llegar a la fron- altiplánico cinco comunistas do verlo de cerca, menos que
tera con Chile en ocho horas. se jugaron la vida para alcan- me diera la mano y un abrazo.
zar la frontera. A más de 40 Ese hecho  colma con creces
Pero las cosas se dieron de años de los hechos, que en todo sacrificio en mi vida de
otra manera. El 8 de febrero, su momento suscitaron un revolucionario. No quiero
cuando empezó la travesía, apasionado interés general, nada más en la vida”.
el desborde del río Desagua- el relato de Quicáñez tiene
dero inundó el altiplano y lo ahora sobre todo valor his- Efraín Quicáñez se quedó 10
hizo intransitable. Además, a tórico. Pero  también tiene años en Cuba, donde tiene
última hora, Inti decidió que el valor del testimonio de un una hija. En 1980 regresó a
ni él ni Darío, por razones que militante que durante déca- Bolivia. Durante 12 años tra-
hasta ahora se discuten, no das decidió callar y hoy deja bajó como mensajero en la
serían de la partida. su palabra escrita. COB. En 1990, su partido, el
PCB, lo expulsó de sus filas,
Los planes cambiaron sobre Finalmente, Negro José y Tani, como él dice con ironía, “por
la marcha: el viaje duró mu- con el ejército mordiendo sus ser comunista”.
cho y se hizo en su mayor pasos y salvando todas las di-
parte a pie y enfrentando ficultades, cumplieron su mi- Estanislao Vilca regresó a Bo-
situaciones de extremo peli- sión: llegaron a Chile con los livia clandestinamente en
gro. Pero también hubo una guerrilleros cubanos. 1969. Se integró al Ejército
consecuencia personal: Ne- de Liberación Nacional (ELN).
gro José, que había salido de El resto de la historia es co- En julio de 1970, bajo el nom-
Oruro, donde dejó a sus seis nocida. La izquierda chilena bre de Alejandro, volvió a las
hijos, para una misión de po- se movilizó a la frontera para montañas: marchó a la gue-
cos días, sólo volvería a pisar proteger a los guerrilleros. rrilla de Teoponte. Murió el
su patria 12 años después.  Salvador Allende, entonces 27 de septiembre de 1970 en
Presidente del Senado chi- Santa Rosa del Mapiri.
¿Qué sintió, don Efraín, ante leno, los acompañó y logró
ese giro del destino? “Los  negociar la salida de los cinco Pombo es general del ejército
miembros de la comisión na- rumbo a Cuba. Ese largo pe- cubano. Urbano permanece
cional de organización del riplo los llevó, en tiempos de en la Isla. Benigno, en 1994,
PCB”, responde con una dis- la Guerra Fría, por la Isla de salió de Cuba y desde enton-
ciplina aprendida en décadas Pascua, Tahití, Singapur, París, ces vive como asilado político
de militancia, “éramos revolu- Praga y Moscú antes de ate- en Francia. En 1999 publicó
cionarios profesionales, vivía- rrizar en el aeropuerto de La sus memorias en las que acu-
mos para la revolución. A par- Habana, donde fueron recibi- sa a Fidel Castro, a la ex Unión
tir de 1960, ya casi no estuve dos como héroes. Soviética y al Partido Comu-

178
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

nista de haber traicionado y cruzar el río. Ya en la otra ori-


abandonado al Che a su suer- Llegamos a un terreno are- lla, nos explicó que se trataba
te en Bolivia. noso y extenso y con alguna de un fenómeno que ocurría
vegetación del altiplano: paja a determinadas horas de la
GUERRILLEROS INVISIBLES brava y th’ola. Acampamos. mañana. Buscamos un lugar
Efraín Quicáñez Aguilar El menú del día fue sardinas dónde escondernos a la es-
enlatadas y pan. Se formó un pera del camión.
Un fragmento del libro ‘Pan co- ambiente de conversación
mido’. La marcha por el altipla- franca. Los compañeros cuba- La espera por el carro fue in-
no orureño... nos recordaron algunos deta- útil. “Almorzamos” otra vez
lles de la Campaña Guerrillera sardinas enlatadas. Tratamos
Al reiniciar la marcha tenía- del Che en Ñancahuazú y la de pasar el tiempo durmien-
mos cielo despejado, lo que herida mortal que inmovilizó do por turnos. La espera se
presagiaba un día caluroso al Ñato (Julio Méndez Korne) hizo preocupante. Resolvi-
en pleno altiplano en donde combatiente boliviano que mos qué acciones debía-
es difícil encontrar sombra. junto a los cubanos salvaron mos seguir en caso de que
Era 10 de febrero... el cerco militar. Benigno con- el camión no llegue durante
tó cómo murió Ñato en Mata- el resto de la tarde. El sol ya
Hacia el Sudoeste se avista- ral (...) empezaba a esconderse de-
ban serranías y hacia el Este trás de la serranía y ninguna
haciendo horizonte se exten- Al anochecer, encontramos noticia. En ese momento apa-
día el impresionante altipla- una “ch’ujlla”, un refugio he- reció, en el lado opuesto de la
no, empañando la vista por el cho de piedra, es el lugar don- orilla en donde nos encontrá-
reflejo del sol que caía sobre de se protegen los pastores bamos, un camión que no era
el salitre que cubre toda esa del mal tiempo. No encontra- el que esperábamos.
inmensidad de pampa blan- mos a nadie, nos instalamos,
cuzca como una límpida sá- recogimos leña, preparamos Decidimos embarcarnos en
bana. un caldo de sobres y procu- ese camión, debíamos decir
ramos dormir. El río Barras ya que éramos miembros de
Este único y estremecedor no quedaba muy lejos. los “Cuerpos de Paz” (de esos
paisaje acompañaba nuestra que disponía Estados Unidos)
marcha forzada, recordarlo Al día siguiente, nos levanta- y que teníamos urgencia de
después de tantos años me mos muy temprano, toma- llegar hasta Sabaya.
estruja el pecho cansado por mos un té y continuamos la
el peso del tiempo... caminata. Atravesamos dos Frente al chofer, Tani y yo re-
lomas y teníamos el río a la petimos el plan, para pedirle
Cerca del mediodía, encen- vista. Mucho antes del me- que nos llevara hasta Sabaya.
dimos uno de los dos radio- diodía llegamos hasta la orilla Él respondió que su destino,
rreceptores que llevábamos y justo para el día señalado: el de sus pasajeros y la carga
para saber si habían difundi- 12 de febrero. Cuando nos era otra población fronteriza,
do noticia alguna sobre los disponíamos a descansar pero podía llevarnos hasta el
guerrilleros sobrevivientes, mientras llegara el camión cruce del camino entre am-
no había señal que nos pre- convenido, el tranquilo cau- bos pueblos. Decidimos em-
ocupe, sólo escuchamos el dal empezó a enturbiarse y barcarnos y correr el riesgo
desfile cívico en conmemora- aumentar su caudal veloz- de que algún pasajero reco-
ción al aniversario del levan- mente. Tani alarmado gritó nozca a los cubanos.
tamiento en Oruro. que de inmediato debíamos Habíamos acordado que los

179
O cu b r e
t
compañeros no pronuncia- control. Un par de soldados de nosotros perdió el control.
rían ninguna palabra para no treparon a la carrocería del Al fin continuamos el viaje.
revelar su acento extranjero camión, observaron rápida- Por fortuna, no pidieron do-
y se cubrirían el rostro con mente y bajaron sin pedir cumentos a nadie, de ser así
pasamontañas. Subimos a documentos a los pasajeros, estábamos perdidos...
la parte trasera del camión y quizá por el intenso frío y la
formando un solo grupo nos llovizna. Conteníamos la ten- El chofer anunció que había-
cubrimos con frazadas. sión nerviosa sin despertar mos llegado al cruce a Saba-
sospechas. ya. No fue de nuestro agrado.
El camión avanzó por el ca- Nos pidió que bajáramos. No
mino malogrado y dando Algunos pasajeros bajaron a estábamos entusiasmados en
violentos barquinazos al atra- tomar café caliente. Tani hizo dejar el camión en una noche
vesar baches formados por lo propio y volvió trayendo tan fría. Tani y yo bajamos del
barro. Aproximadamente a lo mismo para nosotros en el camión y propusimos al cho-
la medianoche, arribamos camión. El chofer ocupó más fer que nos transportara has-
al pueblo de Huachacalla en tiempo de lo esperado antes ta Sabaya por la urgencia que
donde estaba acantonado de partir. Ese espacio de es- llevábamos y que le pagaría-
un regimiento del Ejército. El pera se hizo interminable y mos por ello. Mostró interés
chofer paró en el puesto de preocupante, pero ninguno por el dinero, pero dudaba

Los cubanos Pombo, Benigno y Urbano junto con los bolivianos Inti y Darío podrán burlar el cerco militar. Serán
los únicos sobrevivientes de la guerrilla.

180
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

sobre si aceptaba o no. Los do sospechas —sobre todo veía hace días en Sabaya.
pasajeros empezaron a exigir de un pasajero que también Arbolito era el encargado de
que el camión no se desvíe de quería llegar a Sabaya en bici- garantizar que el chofer —
su destino original. Insistimos cleta desde el cruce— por el que era conocido suyo— nos
con el pago y el chofer pre- triple pago y por abandonar recogería en el río Barras y
guntó cuánto estaríamos dis- al camión varado a pesar de trasladarnos en su camión
puestos a pagar. Le ofrecimos nuestra urgencia de llegar a hasta la frontera.
el doble del pasaje regular, él Sabaya cuanto antes...
regateó por un precio mayor. En ese momento, nos pre-
Finalmente, aceptó el triple. Cerca del mediodía nos ale- guntamos si éste se había
Los pasajeros no dejaron de jamos al costado del camino acobardado o Arbolito no
protestar, pero él les dijo que buscando protección entre había hecho el contacto. Ya
también tenía necesidad de pajonales para descansar y cayendo la tarde, decidimos
ganarse unos pesos extras y comer la última ración de emprender nuevamente la
les prometió que llegarían a sardinas. En ese momento marcha evitando el pueblo y
su pueblo a tiempo. apareció el ciclista, levantó a su gente como estaba pla-
la mano para saludarnos y nificado.
El camión recorría hacia Sa- siguió sin detenerse rumbo a
baya por un camino deterio- Sabaya, que ya se divisaba a La lluvia volvió a acosarnos.
rado, más de una vez necesitó lo lejos. Ya de noche, al borde de la
de la fuerza de los pasajeros serranía que rodea Sabaya,
para sacarlo del fango en que Reanudamos la marcha y es- encontramos una cueva y allí
quedaba atrapado. No tardó tando cerca de Sabaya, eva- nos guarnecimos del tem-
en enterrarse hasta el eje en luamos la conveniencia de poral que aumentaba. Tani
un terreno arenoso, esta vez seguir eludiendo a la pobla- propuso ir nuevamente al
no sirvieron nuestros esfuer- ción o entrar a ella. Decidimos pueblo, cuando retorno sugi-
zos. indagar sobre la situación del rió que esa noche podíamos
chofer que debía recogernos descansar en la casa de un
Ya empezaba a clarear el día en el “río Barras”, el que nun- primo suyo y que al día si-
y los cubanos corrían el ries- ca llegó y nos obligó a tomar guiente había la posibilidad
go de ser reconocidos por los el camión comercial de pasa- de contratar un carro. Nos
demás pasajeros. Pagamos lo jeros y carga con los riesgos rendimos ante esta posibili-
convenido y nos alejamos del que corrimos. Se comisionó dad de descansar bajo techo
lugar con el argumento de al compañero Tani para que y comer algo caliente.
nuestra premura de llegar a entrara al pueblo, puesto que
Sabaya. era oriundo del lugar. Cuan-
* Artículo publicado en el sitio web
do retornó, informó que no
www.chebolivia.org, originalmente
Es posible que entre los pa- había señales del tal chofer
bajo el título “Pan comido, Retrato de
sajeros hayamos desperta- ni de su camión, que no se le un viejo comunista”.

181
O cu b r e
t

HASTA SIEMPRE
COMANDANTE
Fidel Castro Ruz

El 18 de octubre de 1967,
pocos días después de la muerte
del  Che Guevara,  Fidel Castro
pronunció un discurso de homenaje
al guerrillero revolucionario en
la Plaza de la Revolución, en la
velada solemne en su memoria.

182
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

C ompañeras
compañeros revolucionarios:
Fue un día del mes de julio o
agosto de 1955 cuando co-
y sentimientos a él y a los hé-
roes que con él han comba-
tido, a los héroes que con él
han caído de ese su ejército
gumentos. Le bastaba saber
que Cuba vivía en una situa-
ción similar, le bastaba saber
que había hombres decididos
nocimos al Che. Y en una no- internacionalista, que han es- a combatir con las armas en
che -como él cuenta en sus tado escribiendo una página la mano esa situación, le bas-
narraciones- se convirtió en gloriosa e imborrable de la taba saber que aquellos hom-
un futuro expedicionario del historia. bres estaban inspirados en
«Granma». Pero en aquel en- sentimientos genuinamente
tonces aquella expedición no Che era una persona a quien revolucionarios y patrióticos.
tenía ni barco, ni armas ni tro- todos le tomaban afecto in- Y eso era más que suficiente.
pas. Y fue así cómo, junto con mediatamente por su sen-
Raúl, el Che integró el grupo cillez, su carácter, su natura- De este modo, un día, a fi-
de los dos primeros de la lista lidad, su compañerismo, su nes de noviembre de 1956,
del «Granma». personalidad y su originali- con nosotros emprendió la
dad, aún cuando todavía no marcha hacia Cuba. Recuer-
Han pasado desde entonces se le conocían las demás sin- do que aquella travesía fue
doce años; han sido doce gulares virtudes que lo carac- muy dura para él, puesto que,
años cargados de lucha y de terizaron. dadas las circunstancias en
historia. A lo largo de esos que fue necesario organizar
años la muerte segó muchas En aquellos primeros mo- la partida, no pudo siquiera
vidas valiosas e irreparables; mentos era el médico de proveerse de las medicinas
pero, a la vez, a lo largo de nuestra tropa. Y así fueron que necesitaba, y toda la tra-
esos años, surgieron perso- surgiendo los lazos y así fue- vesía la pasó bajo un fuerte
nas extraordinarias en estos ron surgiendo los sentimien- ataque de asma, sin un solo
años de nuestra revolución, y tos. Se le veía impregnado de alivio, pero también sin una
se forjaron entre los hombres un profundo espíritu de odio sola queja.
de la Revolución, y entre los y desprecio al imperialismo,
hombres y el pueblo, lazos de no sólo porque ya su forma- Llegamos, emprendimos las
afecto y lazos de amistad que ción política había adquirido primeras marchas, sufrimos
van más allá de toda expre- un considerable grado de el primer revés, y al cabo de
sión posible. desarrollo, sino porque hacía algunas semanas nos volvi-
muy poco tiempo había teni- mos a reunir -como ustedes
Y en esta noche nos reuni- do la oportunidad de presen- saben- un grupo de los que
mos, ustedes y nosotros, para ciar en Guatemala la criminal quedaban de la expedición
tratar de expresar de algún intervención imperialista a del «Granma». Che continua-
modo esos sentimientos con través de los soldados mer- ba siendo médico de nuestra
relación a quien fue uno de cenarios que dieron al traste tropa.
los familiares, más admira- con la revolución de aquel
dos, más queridos y, sin duda país. Sobrevino el primer combate
alguna, el más extraordina- victorioso y Che fue soldado
rio de nuestros compañeros Para un hombre como él no ya de nuestra tropa y, a la vez,
de revolución; expresar esos eran necesarios muchos ar- era todavía el médico. Sobre-

183
O cu b r e
t
vino el segundo combate vic- retaguardia, a no mucha dis- mente la marcha para asumir
torioso y el Che ya no sólo fue tancia, y en medio de aquella la misión de ataque desde
soldado, sino que fue el más situación de confusión, en aquella dirección.
distinguido de los soldados que fue necesario pedirles a
en ese combate, realizando los hombres un esfuerzo su- Y en aquella ocasión no sólo
por primera vez una de aque- premo, una vez el compañero fue combatiente distinguido,
llas proezas singulares que Juan Almeida asumió una de sino que además fue también
lo caracterizaban en todas las misiones más difíciles, sin médico distinguido, prestan-
las acciones. Continuó desa- embargo quedaba uno de los do asistencia a los compañe-
rrollándose nuestra fuerza y flancos completamente des- ros heridos, asistiendo a la
sobrevino ya un combate de provisto de fuerzas, queda- vez a los soldados enemigos
extraordinaria importancia ba uno de los flancos sin una heridos. Y cuando fue nece-
en aquel momento. fuerza atacante, lo que podía sario abandonar aquella posi-
poner en peligro la opera- ción, una vez ocupadas todas
La situación era difícil. Las in- ción. las armas, y emprender una
formaciones eran en muchos larga marcha, acosados por
sentidos erróneas. Ibamos a Y en aquel instante Che, que distintas fuerzas enemigas,
atacar en pleno día, al ama- todavía era médico, pidió tres fue necesario que alguien
necer, una posición fuerte- o cuatro hombres, entre ellos permaneciese junto a los he-
mente defendida, a orillas un hombre con un fusil ame- ridos, y junto a los heridos
del mar, bien armada y con tralladora, y en cuestión de permaneció el Che. Ayuda-
tropas enemigas a nuestra segundos emprendió rápida- do por un grupo pequeño

184
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

de nuestros soldados, los a ofrecerse para realizar la la lucha guerrillera! Y lo de-


atendió, les salvó la vida y se misión más peligrosa. Y aque- mostró infinidad de veces,
incorporó con ellos ulterior- llo, naturalmente, suscitaba la pero lo demostró sobre todo
mente a la columna. admiración, la doble admira- en dos extraordinarias proe-
ción hacia aquel compañero zas, una de ellas la invasión al
Ya a partir de aquel instan- que luchaba junto a nosotros, frente de una columna, per-
te descollaba como un jefe que no había nacido en esta seguida esa columna por mi-
capaz y valiente, de ese tipo tierra, que era un hombre de les de soldados, por territorio
de hombres que cuando hay ideas profundas, que era un absolutamente llano y des-
que cumplir una misión difícil hombre en cuya mente bu- conocido, realizando -junto
no espera que le pidan que llían sueños de lucha en otras con Camilo- una formidable
lleve a cabo la misión. partes del continente y, sin hazaña militar. Pero, además,
embargo, aquel altruismo, lo demostró en su fulminan-
Así lo hizo cuando en el aquel desinterés, aquella dis- te campaña de Las Villas, y lo
combate de El Uvero, pero posición a hacer siempre lo demostró, sobre todo, en su
así había hecho también en más difícil, a arriesgar su vida audaz ataque a la ciudad de
una ocasión no mencionada constantemente. Santa Clara, penetrando con
cuando en los primeros tiem- una columna de apenas 300
pos, a merced de una traición, Fue así como se ganó los hombres en una ciudad de-
nuestra pequeña tropa fue grados de comandante y de fendida por tanques, artillería
sorpresivamente atacada por jefe de la segunda columna y varios miles de soldados de
numerosos aviones y cuando que se organizara en la Sierra infantería.
nos retirábamos bajo el bom- Maestra; fue así como comen-
bardeo y habíamos caminado zó a crecer su prestigio, como Esas dos hazañas lo consa-
ya un trecho nos recordamos comenzó a adquirir su fama gran como un jefe extraor-
de algunos fusiles de algunos de magnífico combatiente dinariamente capaz, como
soldados campesinos que que hubo de llevar a los gra- un maestro, como un artista
habían estado con nosotros dos más altos en el transcur- de la guerra revolucionaria.
en las primeras acciones y so de la guerra. Sin embargo de su muerte
habían pedido después per- heroica y gloriosa preten-
miso para visitar a sus familia- Che era un insuperable sol- den negar la veracidad o el
res, cuando todavía no había dado; Che era un insuperable valor de sus concepciones
en nuestro incipiente Ejército jefe; Che era, desde el punto y de sus ideas guerrilleras.
mucha disciplina. Y en aquel militar, un hombre extraor- Podrá morir el artista, so-
momento se consideró la po- dinariamente capaz, extraor- bre todo cuando se es artis-
sibilidad de que aquellos fusi- dinariamente valeroso, ex- ta de un arte tan peligroso
les se perdieran. Recordamos traordinariamente agresivo. como es la lucha revolucio-
como, nada más planteado Si como guerrillero tenía un naria, pero lo que no morirá
el problema, y bajo el bom- talón de Aquiles, ese talón de de ninguna forma es el arte
bardeo, el Che se ofreció, y Aquiles era su excesiva agre- al que consagró su vida y al
ofreciéndose salió inmedia- sividad, era su absoluto des- que consagró su inteligen-
tamente a recuperar aquellos precio al peligro. cia.
fusiles.
Los enemigos pretenden sa- ¿Qué tiene de extraño que ese
Esa era una de sus caracte- car conclusiones de su muer- artista muera en un combate?
rísticas esenciales: la disposi- te. ¡Che era un maestro de la Todavía tiene mucho más
ción inmediata, instantánea, guerra, Che era un artista de de extraordinario el hecho

185
O cu b r e
t
de que en las innumerables coincidir con él, puesto que convicción de que ese ejem-
ocasiones en que arriesgó nosotros entendemos que plo servirá de emulación y
esa vida durante nuestra lu- su vida, su experiencia, su servirá para que del seno de
cha revolucionaria no hubie- capacidad de jefe aguerrido, los pueblos surjan hombres
se muerto en algún combate. su prestigio y todo lo que él parecidos a él.
Y muchas fueron las veces en significaba en vida, era mu-
que fue necesario actuar para cho más, incomparablemen- No es fácil conjugar en una
impedir que en acciones de te más, que la evaluación que persona todas las virtudes
menor trascendencia perdie- tal vez él hizo de sí mismo. que se conjugaban en él.
ra la vida. Puede haber influido profun- No es fácil que una perso-
damente en su conducta la na de manera espontánea
Y así, en un combate, ¡en uno idea de que los hombres tie- sea capaz de desarrollar una
de los tantos combates que nen un valor relativo en la his- personalidad como la suya.
libró!, perdió la vida. No po- toria, la idea de que las causas Diría que es de esos tipos de
seemos suficientes elemen- no son derrotadas cuando los hombres difíciles de igualar y
tos de juicio para poder hacer hombres caen y la inconte- prácticamente imposibles de
alguna deducción acerca de nible marcha de la historia superar. Pero diremos tam-
todas las circunstancias que no se detiene ni se detendrá bién que hombres como él
precedieron ese combate, ante la caída de los jefes. son capaces, con su ejemplo,
acerca de hasta qué grado de ayudar a que surjan hom-
pudo haber actuado de una Y eso es cierto, eso no se bres como él.
manera excesivamente agre- puede poner en duda. Eso
siva, pero -repetimos- si como demuestra su fe en los hom- Es que en Che no sólo admi-
guerrillero tenía un talón de bres, su fe en las ideas, su fe ramos al guerrero, al hombre
Aquiles, ese talón de Aquiles en el ejemplo. Sin embargo capaz de grandes proezas. Y
era su excesiva agresividad, -como dije hace unos días-, lo que él hizo, y lo que él es-
su absoluto desprecio por el habríamos deseado de todo taba haciendo, ese hecho en
peligro. corazón verlo forjador de las sí mismo de enfrentarse solo
Es eso en lo que resulta difícil victorias, forjando bajo su je- con un puñado de hombres
fatura, forjando a todo un ejército oligárqui-
bajo su direc- co, instruido por los asesores
ción, las victo- yanquis suministrados por
rias, puesto que el imperialismo yanqui, apo-
los hombres de yado por las oligarquías de
su experiencia, todos los países vecinos, ese
de su calibre, hecho en sí mismo constituye
de su capaci- una proeza extraordinaria. Y
dad realmente si se busca en las páginas de
singular, son la historia, no se encontrará
hombres poco posiblemente ningún caso
comunes. en que alguien con un núme-
Somos capa- ro tan reducido de hombres
ces de apreciar haya emprendido una tarea
todo el valor de alta envergadura, en que
de su ejemplo alguien con un número tan
Homenaje en el primer aniversario de y tenemos la reducido de hombres haya
su muerte. 1968 fue declarado “Año del
guerrillero heroico” más absoluta emprendido la lucha contra

186
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

fuerzas tan considerables. a que nos referíamos antes, clase de su jefe más experi-
Esa prueba de confianza en de agresividad excesiva, de mentado y capaz.
sí mismo, esa prueba de con- desprecio absoluto por el pe-
fianza en los pueblos, esa ligro, en un combate como Pero se equivocan los que
prueba de fe en la capacidad tantos combates. cantan victoria. Se equivocan
de los hombres para el com- los que creen que su muer-
bate, podrá buscarse en las Como ocurrió también en te es la derrota de sus ideas,
páginas de la historia, y, sin nuestra guerra de indepen- la derrota de sus tácticas, la
embargo, no podrá encon- dencia. En un combate en derrota de sus concepciones
trarse nada semejante. Dos Ríos mataron al Apóstol guerrilleras, la derrota de sus
Y cayó. de nuestra independencia. tesis. Porque aquel hombre
En un combate en Punta Bra- que cayó como hombre mor-
Los enemigos creen haber va mataron a Antonio Ma- tal, como hombre que se ex-
derrotado sus ideas, haber ceo, veterano de cientos de ponía muchas veces a las ba-
derrotado su concepción combates. En similares com- las, como militar, como jefe,
guerrillera, haber derrotado bates murieron infinidad de es mil veces más capaz que
sus puntos de vista sobre la jefes, infinidad de patriotas aquellos que con un golpe de
lucha revolucionaria armada. de nuestra guerra indepen- suerte lo mataron.
Y lo que lograron fue, con un dentista. Y, sin embargo, eso
golpe de suerte, eliminar su no fue la derrota de la causa Sin embargo, ¿cómo tie-
vida física; lo que pudieron cubana. nen los revolucionarios que
fue lograr las ventajas acci- afrontar ese golpe adverso?
dentales que en la guerra La muerte del Che -como de- ¿Cómo tienen que afrontar
puede alcanzar un enemigo. cíamos hace algunos días- es esa pérdida?
Y ese golpe de suerte, ese un golpe duro, es un golpe
golpe de fortuna, no sabe- tremendo para el movimien- ¿Cuál sería la opinión del
mos hasta qué grado ayu- to revolucionario en cuanto Che si tuviese que emitir
dado por esa característica le priva sin duda de ninguna un juicio? Esa opinión la

187
O cu b r e
t
dijo, esa opinión la expresó una repercusión inmediata. virtudes revolucionarias!
con toda claridad cuando Pero es que el Che, cuando
escribió en su Mensaje a la empuñó de nuevo las armas, Y es en ese campo, en el cam-
Conferencia de Solidaridad no estaba pensando en una po de las ideas, en el campo
Latinoamericana, por sí en victoria inmediata, no esta- de los sentimientos, en el
cualquier parte le sorprendía ba pensando en un triunfo campo de las virtudes revo-
la muerte, bienvenida fuera rápido frente a las fuerzas de lucionarias, en el campo de
siempre que ese su grito de las oligarquías y del imperia- la inteligencia, aparte de sus
guerra haya llegado hasta un lismo. Su mente de comba- virtudes militares, donde no-
oído receptivo, y otra mano tiente experimentado estaba sotros sentimos la tremenda
se extienda para empuñar el preparada para una lucha pérdida que para el movi-
arma. prolongada de cinco, de diez, miento revolucionario ha sig-
de quince, de veinte años si nificado su muerte.
Y ese grito de guerra llega- fuera necesario. ¡Él estaba
rá no a un oído receptivo, dispuesto a luchar cinco, diez, Porque Che reunía, en su ex-
¡llegará a millones de oídos quince, veinte años, toda la traordinaria personalidad,
receptivos! Y no una mano vida si fuese necesario! virtudes que rara vez apare-
sino que ¡millones de manos, cen juntas. Él descolló como
inspiradas en su ejemplo, se Y es que con esa perspec- hombre de acción insupe-
extenderán para empuñar las tiva en el tiempo en que su rable, pero Che no sólo era
armas! Nuevos jefes surgirán. muerte, en que su ejemplo un hombre de acción insu-
Y los hombres, los oídos re- -que es lo que debemos de- perable; Che era un hombre
ceptivos y las manos que se cir-, tendrá una repercusión de pensamiento profundo,
extiendan necesitarán jefes tremenda, tendrá una fuerza de inteligencia visionaria, un
que surgirán de las filas del invencible. hombre de profunda cultura.
pueblo, como han surgido los Es decir, que reunía en su per-
jefes en todas las revolucio- Su capacidad como jefe y su sona al hombre de ideas y al
nes. experiencia en vano tratan de hombre de acción.
negarlas quienes se aferran al
No contarán esas manos con golpe de fortuna. Che era un Pero no es que reuniera esa
un jefe de la experiencia ex- jefe militar extraordinaria- doble característica de ser
traordinaria, de la enorme mente capaz. Pero cuando hombre de ideas, y de ideas
capacidad del Che. Esos jefes nosotros recordamos al Che, profundas, y de ser hombre
se formarán en el proceso de cuando nosotros pensamos de acción, sino que Che reu-
la lucha, esos jefes surgirán en el Che, no estamos pen- nía como revolucionario las
del seno de los millones de sando fundamentalmente en virtudes que pueden definirse
oídos receptivos, de los millo- sus virtudes militares. ¡No! La como la más cabal expresión
nes de manos que más tarde guerra es un medio y no un de las virtudes de un revolu-
o más temprano se extende- fin, la guerra es un instrumen- cionario: hombre íntegro a car-
rán para empuñar las armas. to de los revolucionarios. ta cabal, hombre de honradez
No es que consideremos que suprema, de sinceridad abso-
en el orden práctico de la lu- Lo importante es la revolu- luta, hombre de vida estoica
cha revolucionaria su muerte ción, lo importante es la cau- y espartana, hombre a quien
haya de tener una inmediata sa revolucionaria, las ideas prácticamente en su conducta
repercusión, que en el orden revolucionarias, los objetivos no se le puede encontrar una
práctico del desarrollo de la revolucionarios, los senti- sola mancha. Constituyó por
lucha su muerte pueda tener mientos revolucionarios, las sus virtudes lo que puede lla-

188
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

marse un verdadero modelo de su inteligencia. Escribía con la vir-


de revolucionario. tuosidad de un clásico de la lengua.
Suele, a la hora de la muer- Sus narraciones de la guerra son
te de los hombres, hacerse insuperables. La profundi-
discursos, suele destacarse dad de su pensamiento
virtudes, pero pocas veces es impresionante. Nunca
como en esta ocasión se pue- escribió sobre nada ab-
de decir con más justicia, con solutamente que no lo
más exactitud, de un hom- hiciese con extraordinaria
bre, lo que decimos del Che: seriedad, con extraordina-
¡que constituyó un verdadero ria profundidad, y algunos
ejemplo de virtudes revolu- de sus escritos no duda-
cionarias! mos que pasarán a la pos-
teridad como documentos
Pero además añadía otra clásicos del pensamiento
cualidad, que no es una cua- revolucionario.
lidad del intelecto, que no es
una cualidad de la voluntad, Y así, como fruto de esa inte-
que no es una cualidad de- ligencia vigorosa y profunda,
rivada de la experiencia, de nos dejó infinidad de recuer-
la lucha, sino una cualidad dos, infinidad de re-
del corazón, ¡porque era un latos que, sin su
hombre extraordinariamente
humano, extraordinariamen-
te sensible! Por eso decimos,
cuando pensamos en su vida,
cuando pensamos en su con-
ducta, que constituyó el caso
singular de un hombre rarí-
simo en cuanto fue capaz de
conjugar en su personalidad
no sólo las características
de hombre de acción sino
también las de hombre de
pensamiento, de hombre de
inmaculadas virtudes revolu-
cionarias y de extraordinaria
sensibilidad humana, unidas
a un carácter de hierro, a una
voluntad de acero, a una te-
nacidad indomable.

Y por eso les ha legado a las


generaciones futuras no sólo
su experiencia, sus conoci-
mientos como soldado des-
tacado, sino a la vez las obras

189
O cu b r e
t
trabajo, sin su esfuerzo, ha- Y así, representó de manera insaciable, y las horas que le
brían podido tal vez olvidarse brillante a nuestra patria en arrebataba al sueño las dedi-
para siempre. numerosas conferencias in- caba al estudio.
Trabajador infatigable, en los ternacionales, de la misma
años que estuvo al servicio manera que dirigió brillan- Los días reglamentarios de
de nuestra patria no conoció temente a los soldados en el descanso los dedicaba al tra-
un solo día de descanso. combate, de la misma ma- bajo voluntario. Fue él el ins-
nera que fue un modelo de pirador y el máximo impulsor
Fueron muchas las responsa- trabajador al frente de cua- de ese trabajo que hoy es
bilidades que se le asignaron: lesquiera de las instituciones actividad de cientos de miles
como presidente del Banco que se le asignaron, ¡y para de personas en todo el país,
Nacional, como director de la él no hubo días de descanso, el impulsor de esa actividad
Junta de Planificación, como para él no hubo horas de des- que cada día cobra en las ma-
ministro de Industrias, como canso! Y si mirábamos para sas de nuestro pueblo mayor
comandante de regiones mi- las ventanas de sus oficinas, fuerza.
litares, como jefe de delega- permanecían las luces encen-
ciones de tipo político o de didas hasta altas horas de la Y como revolucionario, como
tipo económico o de tipo fra- noche, estudiando, o mejor revolucionario comunista,
ternal. dicho, trabajando o estudian- verdaderamente comunista,
Su inteligencia multifacéti- do. Porque era un estudioso tenía una infinita fe en los
ca era capaz de emprender de todos los problemas, era valores morales, tenía una
con el máximo de seguridad un lector infatigable. Su sed infinita fe en la conciencia de
cualquier tarea en cualquier de abarcar conocimientos los hombres. Y debemos de-
orden, en cualquier sentido. humanos era prácticamente cir que en su concepción vio

190
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

con absoluta claridad en los se ha perdido como hombre do. Y lo peor es que explican
resortes morales la palanca virtuoso, nos duele lo que se además por qué lo hicieron,
fundamental de la construc- ha perdido como hombre de alegando que habría sido
ción del comunismo en la so- exquisita sensibilidad huma- tremendo el proceso en que
ciedad humana. na y nos duele pensar que te- hubiesen tenido que juzgar
nía sólo treinta y nueve años al Che, alegando que habría
Muchas cosas pensó, de- en el momento de su muer- sido imposible sentar en el
sarrolló y escribió. Y hay te, nos duele pensar cuántos banquillo de un tribunal a se-
algo que debe decirse un frutos de esa inteligencia y de mejante revolucionario.
día como hoy, y es que los esa experiencia que se desa-
escritos del Che, el pensa- rrollaba cada vez más hemos Y no sólo eso sino que ade-
miento político y revolu- perdido la oportunidad de más no han vacilado en ha-
cionario del Che tendrán percibir. cer desaparecer sus restos. Y
un valor permanente en el sea verdad o sea mentira, es
proceso revolucionario cu- Nosotros tenemos idea de la el hecho que anuncian haber
bano y en el proceso revo- dimensión de la pérdida para incinerado su cadáver, con lo
lucionario en América La- el movimiento revoluciona- cual empiezan a demostrar
tina. Y no dudamos que el rio. Pero, sin embargo, ahí es su miedo, con lo cual comien-
valor de sus ideas, de sus donde está el lado débil del zan a demostrar que no están
ideas tanto como hombre enemigo imperialista: creer tan convencidos de que liqui-
de acción, como hombre de que con el hombre físico ha dando la vida física del com-
pensamiento, como hom- liquidado su pensamiento, batiente liquidan sus ideas y
bre de acrisoladas virtudes creer que con el hombre fí- liquidan su ejemplo.
morales, como hombre de sico ha liquidado sus ideas,
insuperable sensibilidad creer que con el hombre físi- Che no cayó defendiendo
humana, como hombre de co ha liquidado sus virtudes, otro interés, defendiendo otra
conducta intachable, tienen creer que con el hombre físi- causa de los explotados y los
y tendrán un valor universal. co ha liquidado su ejemplo. Y oprimidos de este continen-
lo creen de manera tan impú- te; Che no cayó defendiendo
Los imperialistas cantan vo- dica que no vacilan en publi- otra causa que la causa de los
ces de triunfo ante el hecho car, como la cosa más natural pobres y de los humildes de
del guerrillero muerto en del mundo, las circunstancias esta tierra. Y la forma ejem-
combate; los imperialistas casi universalmente ya acep- plar y el desinterés con que
cantan el triunfo frente al tadas en que lo ultimaron defendió esa causa no osan
golpe de fortuna que los lle- después de haber sido heri- siquiera discutirlos sus más
vó a eliminar tan formidable do gravemente en combate. encarnizados enemigos.
hombre de acción. Pero los No han reparado siquiera en
imperialistas tal vez ignoran la repugnancia del proce- Y ante la historia, los hombres
o pretenden ignorar que el dimiento, no han reparado que actúan como él, los hom-
carácter de hombre de ac- siquiera en la impudicia del bres que lo hacen todo y lo
ción era una de las tantas reconocimiento. Y han divul- dan todo por la causa de los
facetas de la personalidad gado como derecho de los humildes, cada día que pasa
de ese combatiente. Y que si esbirros, han divulgado como agigantan, cada día que pasa
de dolor se trata, a nosotros derecho de los oligarcas y de se adentran más profunda-
nos duele no sólo lo que se los mercenarios, el disparar mente en el corazón de los
haya perdido como hombre contra un combatiente revo- pueblos. Y esto ya lo empie-
de acción, nos duele lo que lucionario gravemente heri- zan a percibir los enemigos

191
O cu b r e
t
imperialistas, y no tardarán aspiramos que sean nues- fresca, más pura, más revo-
en comprobar que su muerte tros combatientes revolucio- lucionaria. ¡Ningún hombre
será a la larga como una semi- narios, nuestros militantes, como él en estos tiempos ha
lla de donde surgirán muchos nuestros hombres, debemos llevado a su nivel más alto el
hombres decididos a emular- decir sin vacilación de nin- espíritu internacionalista pro-
lo, muchos hombres decidi- guna índole: ¡que sean como letario!
dos a seguir su ejemplo. el Che! Si queremos expresar
cómo queremos que sean Y cuando se hable de interna-
Y nosotros estamos absoluta- los hombres de las futuras cionalista proletario, y cuan-
mente convencidos de que la generaciones, debemos de- do se busque un ejemplo de
causa revolucionaria en este cir: ¡que sean como el Che! Si internacionalista proletario,
continente se repondrá del queremos decir cómo desea- ¡ese ejemplo, por encima de
golpe, que la causa revolucio- mos que se eduquen nues- cualquier otro ejemplo, es el
naria en este continente no tros niños, debemos decir sin ejemplo del Che! En su mente
será derrotada por ese golpe. vacilación: ¡queremos que se y en su corazón habían des-
Desde el punto de vista re- eduquen en el espíritu del aparecido las banderas, los
volucionario, desde el punto Che! Si queremos un mode- prejuicios, los chovinismos,
de vista de nuestro pueblo, lo de hombre, un modelo de los egoísmos, ¡y su sangre
¿cómo debemos mirar no- hombre que no pertenece a generosa estaba dispuesto a
sotros el ejemplo del Che? este tiempo, un modelo de verterla por la suerte de cual-
¿Acaso pensamos que lo he- hombre que pertenece al fu- quier pueblo, por la causa de
mos perdido? Cierto es que turo, ¡de corazón digo que cualquier pueblo, y dispuesto
no volveremos a ver nuevos ese modelo sin una sola man- a verterla espontáneamen-
escritos, cierto es que no vol- cha en su conducta, sin una te, y dispuesto a verterla ins-
veremos a escuchar de nuevo sola mancha en su actitud, sin tantáneamente! Y así, san-
su voz. Pero el Che le ha deja- una sola mancha en su actua- gre suya fue vertida en esta
do al mundo un patrimonio, ción, ese modelo es el Che! Si tierra cuando lo hirieron en
un gran patrimonio, y de ese queremos expresar cómo de- diversos combates; sangre
patrimonio nosotros -que lo seamos que sean nuestros hi- suya por la redención de los
conocimos tan de cerca- po- jos, debemos decir con todo explotados y los oprimidos,
demos ser en grado conside- el corazón de vehementes re- de los humildes y los pobres,
rable herederos suyos. volucionarios: ¡queremos que se derramó en Bolivia. ¡Esa
sean como el Che! sangre se derramó por todos
Nos dejó su pensamiento los explotados, por todos los
revolucionario, nos dejó sus Che se ha convertido en un oprimidos; esa sangre se de-
virtudes revolucionarias, nos modelo de hombre no sólo rramó por todos los pueblos
dejó su carácter, su voluntad, para nuestro pueblo sino de América y se derramó por
su tenacidad, su espíritu de para cualquier pueblo de Viet Nam, porque él allá, com-
trabajo. En una palabra, ¡nos América Latina. Che llevó a su batiendo contra las oligar-
dejó su ejemplo! ¡Y el ejem- más alta expresión el estoicis- quías, combatiendo contra el
plo del Che debe ser un mo- mo revolucionario, el espíritu imperialismo, sabía que brin-
delo para nuestro pueblo, el de sacrificio revolucionario, la daba a Viet Nam la más alta
ejemplo del Che debe ser el combatividad del revolucio- expresión de su solidaridad!
modelo ideal para nuestro nario, el espíritu de trabajo Es por eso, compañeros y
pueblo! del revolucionario, y Che lle- compañeras de la Revolución,
vó las ideas del marxismo-le- que nosotros debemos mirar
Si queremos expresar cómo ninismo a su expresión más con firmeza el porvenir y con

192
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

decisión; es por eso que de- es un pueblo agradecido, que de-


bemos mirar con optimismo muestra cómo este pueblo sabe
el porvenir. ¡Y buscaremos honrar la memoria de los valientes
siempre en el ejemplo del que caen en el combate, que de-
Che la inspiración, la inspira- muestra cómo este pueblo sabe
ción en la lucha; la inspiración reconocer a los que le sirven, que
en la tenacidad, la inspiración demuestra cómo este pueblo se
en la intransigencia frente al solidariza con la lucha revolucio-
enemigo y la inspiración en naria, cómo este pueblo levanta y
el sentimiento internaciona- mantendrá siempre en alto y cada
lista! vez más en alto las banderas revo-
lucionarias y los principios revolu-
Es por eso que nosotros, en cionarios; hoy, en estos instantes
la noche de hoy, después de de recuerdo, elevemos nuestro
este impresionante acto, des- pensamiento y, con optimismo en
pués de esta increíble -por su el futuro, con optimismo absolu-
magnitud, por su disciplina to en la victoria definitiva de los
y por su devoción- muestra pueblos, digamos al Che y con
multitudinaria de reconoci- él a los héroes que combatie-
miento, que demuestra cómo ron y cayeron junto a él:
este es un pueblo sensible,
que demuestra cómo este ¡Hasta la victoria
siempre!
¡Patria o Muerte!
¡Venceremos!
 

193
O cu b r e
t

EL DÍA QUE
RESCATARON LOS
RESTOS DEL CHE
GUEVARA
Richar Centeno

Durante 30 años fue un mito dónde acabó en-


terrado el célebre guerrillero. El 28 de junio de
1997, en Vallegrande - Bolivia, se descubrió la
fosa y concluyó la historia. Un periodista peruano
estuvo allí. Aquí su crónica.

Trabajos de exhumación en la fosa común de Vallegrande.


Los restos del Che fueron identificados oficialmente el 12 de julio de 1997.

194
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

F ue una partida triste, como


todas. Pero la partida de Er-
nesto Che Guevara de Valle-
grande (Bolivia) a Cuba en
el mundo, ordenó que sean
enterrados en una fosa co-
mún a un lado de la pista de
aterrizaje del poblado de Va-
mo hubiera participado en la
campaña de Ñancahuazú; en
fin, por todos lados se respi-
raba el mito del Che, y ello se
julio de 1997, además de sor- llegrande. comercializaba bien en libros,
presiva y sin despedida, estu- fotos, revistas, estampitas
vo precedida por una serie de Muy pocos conocían el lugar y muchas chucherías. Todo
hechos que conmocionaron exacto, pues la operación se esto, sin embrago, llegó a su
a esa tranquila localidad del realizó secretamente. Junto fin con la entrevista de Jon
oriente boliviano durante al Che fueron enterrados seis Lee Anderson.
casi dos años. de sus camaradas, entre ellos
el peruano Juan Pablo Chang El misterio acaba
Todo empezó con una revela- Navarro.
dora entrevista del periodista A fines de diciembre de 1995,
Jon Lee Anderson a un militar Vallegrande se alborota cuando llegaron las primeras
boliviano que participó en la cuadrillas de soldados para
campaña contra la guerrilla Conocida la noticia, la rutina empezar la búsqueda, esta
del Che Guevara, publicada de los 10 mil pobladores de vez también por una orden
por el New York Times a fines la apacible localidad de Va- presidencial, los vallegrandi-
de noviembre de 1995. llegrande fue alterada con la nos y los militares que sabían
llegada de periodistas, turis- dónde estaban los restos del
Cansado de llevar el secreto tas, exguerrilleros y nostálgi- Che, se esmeraron por des-
sobre sus hombros duran- cos izquierdista de toda laya, mentir las afirmaciones del
te 28 años, el general Mario como un peregrinaje a una general Vargas: “nunca lo en-
Vargas Salinas reveló la ubi- tierra santa. contrarán” repetían una y otra
cación exacta donde fueron vez a la prensa.
enterrados los restos del co- En realidad, Vallegrande
mandante. El gesto humani- siempre recibía visitantes Sin embargo, luego de dos
tario pudo más que el códi- que querían recorrer las hue- intentos fallidos, en mayo de
go de secreto militar: Vargas llas del Che. El misterio de 1997 empezaron las excava-
quería que los familiares del la ubicación de sus restos le ciones definitivas y a fines
Che y de los otros guerrilleros había dado celebridad a este de junio, a pocos meses de
caídos con él les dieran cris- poblado y obviamente ingre- conmemorarse 30 años de su
tiana sepultura. sos económicos para sus ha- muerte, sus restos fueron al
bitantes. Daba la impresión final desenterrados.
Él había recibido la orden que el comandante estaba
presidencial de incinerar los en cualquier lugar: en las pa- Ubicada la fosa con siete res-
restos del guerrillero pocas redes desvencijadas de sus tos, los forenses cubanos y ar-
horas después de su muerte viejas casonas con balcones, gentinos realizaron la delicada
ocurrida el 9 de octubre de en sus callecitas empedradas, tarea de ir identificando a cada
1967, pero por falta de tiem- en el restaurante El Mirador uno, de acuerdo a la informa-
po y ante la llegada de dece- de Erick el alemán que ha- ción científica que disponían y
nas de periodistas de todo blaba del Che como si él mis- también por la indumentaria.

195
O cu b r e
t
El 4 de julio se confirmaron caravana llevándose los res-
todas las hipótesis. El esque- tos del Che y otros seis gue-
leto número 2 tenía todas rrilleros que cayeron con él,
las características físicas e atrás también se quedaba
indumentaria del Che: no doña Susana Osinaga, la fa-
tenía las dos manos (que les mosa enfermera que lavo el
fueron cortadas y enviadas a cuerpo fusilado de Guevara “Quiero escarbar la
Fidel Castro), y además lleva- durante breves minutos y co- tierra con los dientes,
ba puesta un chaqueta olivo, braba 100 dólares por entre- quiero apartar la tierra
una correa gruesa y estaba vistas de dos horas; también parte a parte, a dente-
descalzo, tal como lo mostra- se quedó la enana que es lladas secas y calientes;
ban las últimas fotos que le nombrada por el Che en su
quiero minar la tierra
tomaron antes de enterrarlo. diario y que contaba anécdo-
Los familiares del Che, entre tas a cambio de unos pesos;
hasta encontrarte y be-
ellos su hija Celia, fueron los y el fotógrafo que tenía una sarte la noble calavera y
primeros en ser informados. gran cantidad de negativos desamordazarte y regre-
Luego el mundo lo sabría y de las últimas fotos del Che sarte.”
a las pocas horas sería lleva- y las reproducía a pedido du-
do en una caravana nocturna rante tres décadas; se queda Miguel Hernández,
desde Vallegrande a Santa también la ruta inconclusa de poeta español
Cruz de la Sierra y de ahí a La una revolución que no pudo (1910-1942).
Habana, para su reposo final. ser.
* Publicado originalmente por Ri-
Vallegrande quedó triste, chard Centeno, en Portal Perú, Sec-
muy triste ción: Hechos. Fecha de publicación:
10 de junio de 2015. Recuperado el 1
de noviembre de 2016, de http://por-
Con la partida del Che, Valle- talperu.pe/nota/136-el-dia-que-res-
cataron-restos-che-guevara.
grande se quedo muy triste,
luego de ser deposita-
ria de un mito que se
alimentó a lo largo de
30 años. En este peque-
ño pueblo boliviano se
quedó el alemán Erick
con su joven esposa va-
llegrandina y las anéc-
dotas que contaba a sus
comensales de cuando
vio el cuerpo sin vida del
comandante expuesto
en la lavandería del hos-
pital Señor de Malta, del
cinturón que se cayó en
el suelo y él tuvo la ten-
tación de cogerlo como El 12 de julio de 1997, tras su definitiva identificación, los restos del
reliquia. Che volvieron a Cuba para instalarse en el memorial levantado en
Mientras marchaba la su honor en la ciudad de Santa Clara.

196
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Hay hombres
solares y volcánicos;
miran como el águila,
deslumbran como el
astro, sienten como
sentirían las entrañas
de la Tierra, los senos
de los mares y la
inmensidad
continental.

José Martí
197
O cu b r e
t

GUERRILLERO
HEROICO,
LA FOTO MÁS
DIFUNDIDA DE
TODOS LOS TIEMPOS
Jorge González

198
A 50 años de su asesinato en Bolivia CHE

A unque la emble-
mática fotografía del Che,
posiblemente junto a la ilus-
tración del Corazón de Jesús,
do a lo lejos, con una expre-
sión triste, pero recia y rebelde.
Esta fotografía fue capturada
por Alberto Korda mientras
metros de la tribuna en don-
de hablaba Fidel Castro, él
(Korda) estaba equipado con
una cámara Leica M2 provis-
sea la imagen más difundida, cubría como fotoperiodista ta de una lente semi-telefoto
reproducida y conocida a ni- para el periódico La Revolu- y una película Kodak Plus-X
vel mundial, muy pocas per- ción, de Cuba, los funerales Pan.
sonas saben en realidad su de las víctimas del barco La
nombre, quién, cómo, cuán- Coubre, de matrícula france- “El Che se había mantenido
do, dónde y con qué equipo sa que fue objeto de un sa- en un segundo plano, cuando
se hizo. botaje en el puerto de La Ha- me percato que él se acerca
bana el 4 de marzo de 1960, a la baranda, donde estaban
Bautizada por su autor como cuando transportaba armas Jean Paul Sartre y Simone de
“Guerrillero Heroico”, esta fa- y municiones. Esta imagen Beauvoir a mirar el río de gen-
mosa foto de Ernesto (Che) fue tomada un día después te. Lo tengo en el objetivo,
Guevara, en la que aparece su del atentado. El Che tenía 31 tiro uno y luego otro negati-
rostro con una boina negra, años y era ministro de Indus- vo, y en ese momento el Che
adornada con una estrella en tria en Cuba. se retira. Todo ocurrió en me-
el centro, su melena negra y dio minuto”, dijo el fotógrafo
abundante, una menuda bar- Según Korda, el guerrillero luego, en una entrevista.
ba con bigote y sus ojos miran- estaba a unos ocho o diez

199
O cu b r e
t
Cuando llega al periódico octubre de 1967. Feltrinelli tra de la explotación de la
y revela el negativo, Korda había conseguido de Korda imagen del Che para cual-
sabe que es una buena foto fotografías del Che unos me- quier propósito que degrada-
del Che, pero el periódico no ses antes de su muerte. ra la reputación del héroe.
la publica entonces. Debe- Tampoco nunca reclamo de-
rían pasar siete largos años, Pero la versión más famosa y rechos de autor, debido a que
después de que el líder revo- difundida es la imagen basa- compartía los ideales de Gue-
lucionario fuera capturado y da en la foto de Korda realiza- vara. Sin embargo, a finales
muerto en Bolivia, para que da en alto contraste por el ar- de los años 90 reclamó una
esta imagen comenzara a ha- tista irlandés Jim Fitzpatrick. vez sus derechos para evitar
cerse famosa. Este diseño tenía dos varian- que la imagen fuese usada en
tes principales: una en blanco un anuncio de vodka.
Pero la imagen final, que aho- y negro y otra en blanco y ne-
ra conocemos y es tan popu- gro con fondo rojo. Alberto Díaz Gutiérrez
lar, no fue así originalmente
ya que esta fue editada en Posteriormente, el Instituto Alberto Díaz Gutiérrez, me-
una ampliadora por su autor. de Arte de Maryland en Es- jor conocido como Alberto
La silueta de un hombre des- tados Unidos la denominó Korda, fue un fotógrafo na-
conocido y una palmera que “La más famosa fotografía e cido en La Habana, Cuba, en
también aparecen, fueron icono gráfico del mundo en 1928. Murió en el 2001 en
retiradas de la composición el siglo XX”. Es considerada París, Francia. Al triunfo de
captada. como uno de los diez mejores la revolución, trabajaba en
retratos fotográficos de todos el periódico “Revolución” y
Luego colgó la foto en su los tiempos y una de las imá- acompañó a Fidel Castro en
pared durante muchos años genes más reproducidas en 1959 en su viaje a Nueva York.
sin imaginarse que después la historia, apareciendo en En 1960 realizó el retrato “El
de la muerte del Che, esta carteles, camisetas, obras de Guerrillero Heroico” (Ernesto
fotografía se convertiría en arte y un etcétera bastante “Che” Guevara), considerado
el símbolo máximo de la re- amplio. por los críticos como uno de
volución marxista y de todo los diez mejores retratos foto-
movimiento revolucionario A pesar de su fama, Korda gráficos de todas las épocas y
organizado por el pueblo. nunca exigió pago alguno la foto más reproducida de la
por dicha fotografía, nunca historia de la fotografía mun-
La popularidad de esta foto se opuso a su propagación, dial.
comienza cuando el editor pero siempre estuvo en con-
italiano Giangia-
como Feltrinelli se *Publicado originalmente
en: Gonzalez, Jorge (2013).
hizo con los dere- Periódico El Nacional. Repú-
chos para publicar blica Dominicana. Recupe-
rado el 20 de diciembre de
el Diario del Che 2016, de http://elnacional.
en Bolivia e impri- com.do/%C2%93guerrille-
ro-heroico%C2%94-la-fo-
mió la imagen en to-mas-difundida-en-to-
un gran póster en dos-los-tiempos/

200
A 50 años de su asesinato en Bolivia CHE

o de au-
fo to ap are ció po r primera vez, sin crédit
La Match en
958 de la revista Paris
toría, en el número do “Le s Guerrille-
artículo titula
agosto de 1967 en el rev ist a.
o la obtuvo la
ros”. No se sabe cóm

agen resur-
Un año después la im
os carteles en
gió entonces en un
Yo rk pintados
el metro de Nueva
a pu blicidad
por Paul Davis en un
ee n Re view.
para la revista Evergr

ERO
“G U ERRILL l-
ografía a por
A
La fot ” fue tomad e mar-
O d
HEROIC z (Korda) el 5 ro por
í a i e r
berto D 0 en un ent o con-
9 6 a d
zo de 1 as del atent la
í c t i m o u bre en
las v L a C
uque
tra el b uba.
a, C
Haban

com-
G u e va ra sigue a
Ch e ntos
o c id a im agen del e va ri o s movimie a-
La recon d
s sociales les. En la foto, la im
ñ a n d o las lucha cciona ciudad
p a
it a li s ta s o insurre s a la s c a lles de la
anticap te atravie 011).
omandan 2
gen del c en (13 de abril de
, Y e m
de Taiz 201
202
MIRADAS
BOLIVIANAS
En 1993, el periodista e historiador Carlos So-
ria Galvarro elaboró un cuestionario único de
preguntas, entregado a 10 personas de crite-
rios y edades diferentes; esto con el fin de con-
tribuir a la reflexión sobre la presencia del Che
en Bolivia. Los consultados aceptaron respon-
der el cuestionario por escrito. Sus respuestas
formaron parte del texto “Che en Bolivia, Do-
cumentos y testimonios, Vol. III” publicado en
1994 en el acápite denominado “Visiones del
presente”. Dada su importancia, reproducimos
a continuación las respuestas de 5 personali-
dades bolivianas que respondieron entonces a
dicho cuestionario.

203
O cu b r e
t

UN LLAMADO A
LA CONCIENCIA
Renato Prada

1 .- ¿Cuál fue su per-


cepción personal de los
acontecimientos guerri-
lleros del 67 y cómo los ve
tiana. Sin embargo, creo que
ideológicamente no dejaba
de “pertenecer” a la peque-
ña burguesía, es decir que mi
ahora, 26 años después? concepción de una “nueva so-
ciedad” carecía de la coheren-
La “percepción personal” de cia y del “realismo” que invo-
uno, depende de un modo u lucra una actitud más radical,
otro, de la situación (circuns- como la marxista o, concreta-
tancia, en palabras de Ortega mente, la revolución cubana.
y Gasset) desde la cual “vive” La irrupción de la guerrilla,
el o los acontecimientos que comandada por el legendario
irrumpen en su mundo. Yo
era, entonces, un escritor
joven que tenía una forma-
ción filosófica de marcada
influencia existencialista
cristiana y que, como ca-
tólico, progresista, había
abrazado por entero las
innovaciones que el Con-
cilio Vaticano II introdu-
jera en la Iglesia Católica.
Por ello, me situaba en
una corriente de aper-
tura al nuevo pensa-
miento y a las reformas
profundizadoras de
la vida integral cris-

204
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Che Guevara (cuya muerte nifica, en los postulados de del Che Guevara en territo-
había sido anunciada varias justicia social, la desintegra- rio boliviano?
veces por las agencias impe- ción de los países europeos
rialistas) me llenó de estupor llamados socialistas en ese Como lo dije al responder la
que, literalmente me dejó sacrificio. primera pregunta, la repercu-
anonadado pues significaba sión más importante me pa-
una transformación total de 2.- ¿A qué atribuye las cau- rece que fue en la juventud
mis expectativas sociales: la sas del fracaso del intento pequeño burguesa a fin a la
“revolución en la revolución”, guerrillero? DC y a los grupos católicos
elegido por escenario mi país universitarios quienes funda-
para desafiar al poder esta- Creo que son muchas: des- rán luego el MIR (Movimiento
blecido y a los “intereses” del cubrimiento prematuro del de Izquierda Revolucionaria),
imperialismo. De esta actitud movimiento guerrillero por cuya trayectoria futura de es-
pasé, luego, a un examen ri- la CIA; desconocimiento por cisión en fracciones, algunas
guroso de mis inquietudes los guerrilleros del terreno de ellas de vergonzosa ac-
sociales, que con la inmola- geográfico y, como origen de tuación política por sus pac-
ción del Comandante Heroi- esto, mala elección del mis- tos con el general Banzer y la
co, pisaron, finalmente, tierra. mo, la incapacidad del cam- extrema derecha, corrupción
Creo que esta percepción y pesino, demagógicamente de sus miembros llegados
este efecto tuvo la guerrilla obnubilado por Barrientos, a puestos oficiales, traición
del 67 en casi toda la juven- para ser conmovido hacia rotunda a sus postulados de
tud católica que militaba en- una actitud revolucionaria; la justicia social, hace de esta
tonces en la Democracia Cris- falta de conexión con los cen- conmoción simplemente un
tiana (DC). tros urbanos y mineros (esta acto voluntarista, no lejano
última, lograda como efecto del voluntarismo. Sin embar-
Veintiséis años después no de la masacre de San Juan). go, creo que también sirvió
dejo de ver a ella como un para que la izquierda no cris-
llamado a la conciencia para 3.- ¿Cuáles son a juicio suyo tiana de entonces (P.C. etc.)
acrisolar los ideales, amena- las consecuencias que pro- revise su actitud de mera
zados por la crisis que sig- vocó la guerrilla y la muerte sombra de los dictámenes

205
O cu b r e
t
soviéticos o chinos. 5.- ¿Qué es lo válido o resca- sus postulados de liberación
table de la gesta guerrillera y justicia sociales. El mundo,
4.- ¿Cómo valora la perso- para los tiempos actuales? más que nunca, necesita de
nalidad del Che y de los hombres íntegros y de postu-
otros combatientes lati- Dada la nueva situación lados claros, precisos e indo-
noamericanos y bolivianos mundial y la trayectoria po- blegables, de justicia para los
que cayeron con él? lítica de nuestros pueblos la- desposeídos, cada vez más
tinoamericanos, sería iluso y numerosos. La historia y el
Sin duda, el Che y sus compa- nefasto retomar el sustento afán utópico no se han des-
ñeros de lucha son un ejem- teórico de la guerrilla: el foco. vanecido con la aparente “de-
plo moral y político de lo que Sin embargo sus postulados rrota” del socialismo, pues no
es capaz el hombre consagra- americanistas así como la to- habrá una valedera y firme
do a sus ideales. Todos sabe- tal entrega de sus militantes democracia sino se asientan
mos la renuncia y el sacrificio a su causa, siguen siendo de primero los derechos fun-
cotidiano que significa la vida vigencia actual. Latinoamé- damentales de los hombres:
guerrillera. Renuncia a pues- rica sólo podrá encontrar el pan, trabajo, educación, sa-
tos de indudable jerarquía, a camino de su independencia lud para todos los habitantes
las comodidades y satisfac- político – económica si reali- de un país.
ciones que ofrece el mundo za su lucha como un todo y
a los hombres “integrados” a en forma radical en cuanto a Diciembre de 1993
la vida social (no
olvidemos nun-
ca el puesto que
ocupaba el Che
en Cuba, que era * Renato Prada Oro-
peza (Bolivia 1937 –
padre de familia, México 2011) fue un
etc., beneficios a narrador, ensayista,
crítico literario y cien-
los cuales renun- tífico boliviano-mexi-
ció por seguir los cano. Su novela “Los
dictados de su fundadores del alba”,
que ganó Premio
conciencia revo- Casa de las Américas
lucionaria). (1969), se considera
una obra maestra de
la literatura boliviana.

206
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

LOS OBJETIVOS DE LA
GUERRILLA TIENEN
AHORA MAYOR
VIGENCIA QUE ANTES
Juan Lechín Oquendo

1 .- ¿Cuál fue su per-


cepción personal de los
acontecimientos guerri-
lleros del 67 y cómo los ve
yo estaba desterrado. Regre-
sé clandestinamente al país
pero no se me dio garantías
ni siquiera cuando las elec-
do fui invitado a Cuba. Fue un
vuelo de 13 horas en uno de
esos aviones de máxima se-
guridad que, según comen-
ahora, 26 años después? ciones de 1966 en las que Ba- taron, generalmente eran
rrientos se hizo elegir. El año utilizados para transportar
Los acontecimientos guerri- 1967 volví a salir clandestina- bombas nucleares a los paí-
lleros los vi con mucha sim- mente y estaba en Moscú en ses socialistas aliados. Llegue
patía. Desde mayo de 1965 una actividad sindical cuan- a la Habana y Fidel estaba en

207
O cu b r e
t
una de sus acostumbradas Como todos los políticos de la sivos...?” me dice Fidel. Y yo
giras por el campo. Tuve que época, yo había leído el libro le digo las minas y la ciudad
esperar dos o tres días, visi- “La guerra de guerrillas”del de La Paz. Fue entonces que
tando algunos lugares y el Che y además conocía algo se me planteó la posibilidad
balneario de Varadero. Cuan- de las guerrillas que se esta- de un encuentro con el Che,
do se produjo el encuentro, ban produciendo en Amé- en un lugar no definido por-
Fidel me invitó a su jeep y rica Latina, particularmente que, claro, no era nada fácil,
prosiguió visitando zonas en Colombia y Venezuela, siendo yo tan conocido en
rurales. Con esa memoria pri- de modo que tenía una idea Bolivia. Fidel dijo que se ve-
vilegiada que posee, pregun- de lo que era un movimien- ría la manera de arreglar una
taba por personas conocidas, to guerrillero. Por las infor- entrevista, pero nunca hubo
por la maestra del lugar o por maciones que nos daban se condiciones para ello, más
la salud de alguien que en su mostraba que lo que había aún porque se produjo una
anterior visita había estado estallado en Bolivia era algo ruptura de las comunicacio-
enfermo. Recuerdo que en un muy bien preparado y eso fue nes con la isla ya que los apa-
sitio preguntó por un campe- lo que comenté. Fue ahí que ratos de radio de la guerrilla
sino al cual le había sugerido Fidel me dijo “A ti te lo puedo fueron incautados.
años atrás que plantara chiri- decir, esa guerrilla está dirigi-
moyas, el hombre se presentó da por el Che”. Y, como es lógi- Poco tiempo después fui
con el sombrero en una mano co, yo me sorprendí, “caram- capturado en Arica cuando
y en la otra una enorme chiri- ba, ¿por qué me lo dijiste? ” intentaba ingresar al país.
moya que mostro a Fidel muy le manifesté. Y añadí más o Siempre que estuve desterra-
orgulloso. Ese diálogo directo menos lo siguiente: “puedes do yo veía la posibilidad de
con el pueblo, de orientación estar seguro que yo ya me retornar. Entrar y salir de Boli-
en las tareas de desarrollo, lo he olvidado esta información via ilegalmente no era mucho
repitió con decenas de perso- que acabas de darme”. Y en problema, yo lo hice en mu-
nas en diferentes lugares. efecto nunca comenté con chas ocasiones. Si esa vez hu-
nadie este hecho. biera logrado entrar, hubiera
Hicimos un alto en un pues- tratado de conectarme con
to militar tras agotadora Fidel me preguntó cómo veía el Che para hacerle saber mi
jornada y fue ahí que Fidel, el resultado de estas accio- criterio y los intentos de Fidel
después de comer, propuso nes. Yo le dije con franque- por restablecer la comunica-
realizar una reunión informal za, va a ser un fracaso. ¿Por ción.
en mi habitación. Estaba el qué?... Porque en Bolivia ha
presidente Dorticos, estaba habido reforma agraria...los De todos modos, a pesar
“Barbarroja” (Manuel Piñeiro, campesino lo que están bus- de mis discrepancias, vi a la
entonces encargado de las cando es una ayuda directa guerrilla como una esperan-
relaciones con Latinoaméri- del gobierno, ayuda que la za. Tanto en Chile como en
ca, CSG) y Ariel, encargado de guerrilla no puede darles. Las Perú, y también en Bolivia
las cuestiones de Bolivia. Fue inquietudes y pedidos de los cuando logré volver, siem-
allí que Fidel recibió la infor- campesinos hoy en día son pre que me preguntaron,
mación del primer choque caminos, escuelas, créditos y expresé públicamente mi
producido en Ñancahuazú el cosas parecidas, pero están admiración sincera por ese
23 de marzo, también a mi felices con la reforma agraria, grupo reducido de hombres
me pasaron los cables con las de tal modo que dudo que que se enfrenta a un ejército
noticias. se sumen a la guerrilla. “¿Y cien veces más poderoso,
cuáles son los lugares explo- en aras de sus ideales de

208
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

liberación. Nunca creí que te la lucha guerrillera no logró dejando. Si bien los guerri-
iba a dar resultado la lucha insertarse con la masa, parti- lleros tenían ventaja frente
guerrillera a menos que cularmente con los mineros, a las tropas regulares por su
estuviera inserta en la masa, y entre los campesinos difícil- capacidad de desplazarse en
como se podía deducir de mente podía tener arraigo en el monte, al final, las eviden-
las experiencias china y esos momentos. cias que dejaban permitieron
vietnamita, pero admiré al al ejército irlos detectando y
Che y a los combatientes que Pero además, sobre todo para cercando.
le acompañaron. Con mucha que la guerrilla fuera derrota-
pena sentí el fracaso de los da tan rápidamente, a mi jui- También, por la traición de al-
guerrilleros aquí y luego cio, influyó la falta de infraes- gunos delatores, sus depósi-
también en otros países. tructura en las ciudades para tos con reservas de esas pro-
el aprovisionamiento de ali- visiones cayeron en poder del
2.- ¿A qué atribuye las cau- mentos y medicinas. Se veían ejército complicándoles más
sas del fracaso del intento obligados a salir a los puebli- la situación. Hay que supo-
guerrillero? tos en busca de esos elemen- ner lo que significaba para un
tos, haciéndose muy vulnera- asmático como el Che, la fal-
Como ya lo dije anteriormen- bles por las huellas que iban ta de sus medicamentos, es

209
O cu b r e
t
algo increíble...Y la traición, to de admiración, no solo de 4.- ¿Cómo valora la perso-
como es el caso del grupo de los jóvenes, sino también de nalidad del Che y de los
Joaquín donde había un gru- los mayores, y hasta de los otros combatientes latinoa-
po muy experimentado de grupos contrarios al Che. No mericanos y bolivianos que
guerrilleros cubanos que fue se puede desconocer que cayeron con él?
llevado a la emboscada de fue una acción heroica que,
Masicurí. a pesar de su fracaso, dejó Una de las cosas más admi-
en la mente de muchos el rables de la personalidad del
Finalmente, hay que tomar reconocimiento de que la lu- Che es su renuncia al poder
en cuenta que la guerrilla se cha armada es el único cami- para incorporarse a la lucha
dividió y nunca se pudieron no para liberar a un pueblo. de liberación. Muy pocos en
volver a contactar los dos Hasta ahora muchos grupos el mundo son capaces de de-
grupos. Esto les perjudico piensan así, sólo que no exis- jar el poder para lanzarse a
grandemente, se debilitaron ten las condiciones objetivas la lucha como lo hizo el Che.
y no tenían como formar co- y subjetivas para desarrollar Con lo poco que he leído des-
lumnas de vanguardia y reta- por el momento ese tipo de de luego, no conozco otro
guardia para protegerse, para lucha. caso similar en la historia, de
proteger al núcleo central una persona que abandone
donde estaba el Che. Se generó una gran corriente el poder para empezar con
de simpatía con el Che y los las armas una lucha de libe-
3.- ¿Cuáles son a juicio suyo guerrilleros, la misma que ha ración, arriesgando su propia
las consecuencias que pro- perdurado a través del tiem- vida. Antes de venir a Bolivia
vocó la guerrilla y la muerte po y se expresa nuevamente él estuvo también en el Áfri-
del Che Guevara en territo- con la llegada de Fidel el año ca donde acudió a combatir
rio boliviano? pasado. Los sentimientos de en apoyo de los movimien-
simpatía por las luchas de li- tos de liberación, pese a los
El principal efecto es que se beración nacional perviven consejos que le dio su amigo
levantó un gran sentimien- en la conciencia del pueblo. Gamal Abdel Nasser cuan-

210
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

do estuvo en Egipto. Nasser


le había dicho que no vaya
“pues los negros no confían
en los blancos”.

Y los otros combatientes que


lucharon con él, son igual-
mente admirables. Ellos sa-
bían que se iban a enfrentar
a fuerzas mucho más podero-
sas, con recursos superiores,
con armamento moderno y
sofisticado, pero no vacilaron
en escoger ese camino de lu-
cha.

5.- ¿Qué es lo válido o resca-


table de la gesta guerrillera
para los tiempos actuales?

Lo más rescatable y perma-


nente para los tiempos ac-
tuales me parece que es el
valor y los objetivos por los
que lucharon los guerrilleros.
Ahora más que antes, esos
objetivos están vigentes, por-
que ahora sí todo el pueblo
conoce lo que es el imperia-
lismo norteamericano. En
aquella época todavía mucha
gente aplaudía la “ayuda nor-
teamericana”. Hoy en día, en
todos los sectores se repudia
el intervencionismo de los Es-
tados Unidos. El pueblo sabe
que el enemigo principal de
nuestros países es el imperia-
lismo norteamericano.

* Juan Lechín Oquendo (Bolivia 1914 –


2001) fue un destacado líder sindical y
secretario general de la Federación Sin-
dical de Trabajadores Mineros de Bolivia
(FSTMB) desde 1944 a 1987 y de la Cen-
tral Obrera Boliviana (COB) desde 1952
a 1987. Entre 1960 y 1964 fue Vicepresi-
dente de Bolivia.

211
O cu b r e
t

UTOPÍA
INCONCLUSA
Erick Torrico Villanueva

1 .- ¿Cuál fue su
percepción personal de los
acontecimientos guerri-
lleros del 67 y cómo los ve
prenderá, mi visión de los
acontecimientos fue enton-
ces bastante restringida.
cia directa de la atmosfera
social que se respiraba en La
Paz. Obviamente no puedo
decir que tenía elementos de
ahora, 26 años después? Viví los sucesos, primero, a juicio serios ni que estaba en
partir de la información que condiciones de sistematizar
Parecerá anecdótico, pero recibíamos en casa de la ra- los hechos, pero sí recuerdo
cuando surgió el movimiento dio y de la prensa; luego en que lo que más se percibía
guerrillero yo apenas asistía base a las conversaciones era un clima de intranquili-
al primer curso de colegio, de la familia o la escuela y, dad, de cierta amenaza. No
hecho por el que, se com- finalmente, por la experien- sólo que corrían rumores de

212
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

los terribles propósitos – gravísimos índices de


que se decía animaban miseria producto de una
la guerrilla (como los de consecuente explota-
quitar las pertenencias ción colonial, no reunía
a la gente, destruir las todas las condiciones
familias o secuestrar los para que una guerrilla
niños), sino que también marxista pudiese desa-
las acciones políticas rrollarse con probabili-
desplegadas en ámbitos dades de éxito (aunque
universitarios y la presen- el Che pensaba que no
cia autoritaria en el gobierno Ahora, vista a la distancia, la era indispensable la presen-
generaban un estado de ten- guerrilla del Che puede ser cia de todas las condiciones,
sión e incertidumbre. valorada como un desen- puesto que la acción del foco
cuentro histórico, mas tam- – decía – podía desarrollarlas
La guerrilla fue mostrada, bién como una utopía incon- si no existían).
pues, como una “invasión”, clusa. Lo primero se explica
pero hacia el final fue igual- no por los fines que perseguía La guerrilla guevarista tuvo
mente presentada – y vivida sino porque estuvo localiza- que afrontar diversos facto-
– como una acción conmove- do en el sitio errado aunque res adversos, entre los que
dora. A este último respecto quizá si en el tiempo preciso; se puede mencionar el des-
me animaría a afirmar que y lo segundo tiene que ver conocimiento del terreno, la
causó mayor dolor (hablando con la plena actualidad de los desvinculación en que quedo
en términos sentimentales y principios y de la lucha por la respecto de centros de abas-
no políticos) en la población, justicia social. tecimiento, la carencia de
la muerte y la derrota de los apoyo efectivo de las fuerzas
insurgentes, que la caída de 2.- ¿A qué atribuye las cau- de izquierda –en particular
algunos soldados y oficiales sas del fracaso del intento del Partido Comunista de Bo-
bolivianos. La figura del Che guerrillero? livia –, la desconexión que no
impacto más tarde, cuando pudo superar en relación a los
el país fue sacudido por una Hubo, como la historia ha núcleos mineros, etc. En sínte-
serie de situaciones que lle- ido demostrándo, una serie sis, la guerrilla fue derrotada
varon al máximo la intensi- de causas para que el foco militarmente debido sobre
dad de la actividad política: guerrillero no se multiplicara, todo al erróneo diagnostico
la persecución y asesinato de pero las razones principales de situación en que pareció
“Inti” Peredo, la sucesión de parecen radicar en una toma fundarse y a su imposibilidad
golpes militares, la extraña de decisiones hechas sobre de extenderse.
muerte de René Barrientos, la base de una insuficiente o
la frecuente represión con- aun distorsionada informa- 3.- ¿Cuáles son a juicio suyo
tra trabajadores mineros y ción en la ausencia del respal- las consecuencias que pro-
estudiantes universitarios, la do real de los sectores obrero vocó la guerrilla y la muerte
nacionalización de la Gulf Oil - populares. del Che Guevara en territo-
Co., etc.; pero fundamental- Que el Che hubiese opta- rio boliviano?
mente esa imagen se agran- do por empezar la guerra
dó tras la guerrilla de Teopon- sudamericana en Bolivia no Quizá solo convenga referirse
te y la frustrada constitución fue precisamente la mejor a las consecuencias en dos
de la Asamblea del Pueblo. elección. El país, si bien pre- planos: el político y el ideoló-
sentaba – como hasta ahora gico.

213
O cu b r e
t
En el primero, se pro- En cuanto a los demás
dujo tanto una reafir- combatientes, caídos
mación de las tenden- o no, lo menos que se
cias reaccionarias y de puede señalar es que
la intervención impe- constituyeron un gru-
rialista en el país como po militante de honor,
un estado de obliga- con principios y cora-
do repliegue para las je.
fuerzas revoluciona-
rias. Aquí se tiene que 5. ¿Qué es lo válido
señalar que el shock o rescatable de la
político que generó el gesta guerrillera
asesinato del Che tuvo para los tiempos
repercusiones de mag- actuales?
nitud semejante –pero
de distinto signo – para La guerra de guerri-
los triunfadores y los llas ha sido, desde las
derrotados. luchas independistas
sudamericanas, un
Y, en el segundo, se vi- recurso al que han
vió el inicio de un con- acudido los pueblos
flicto de larga duración –con más o menos
en que se vieron enfren- éxito – para conquistar
han marcado indeleblemen-
tados los proyectos de la de- espacios de libertad, recupe-
te la historia contemporánea.
recha entonces fascistizada y rar la dignidad y alcanzar me-
Del Che se tiene que des-
la izquierda. Se podría decir jores niveles de vida. En ese
tacar, más allá de cualquier
que se reavivó la confronta- sentido –y como lo han de-
otra consideración, su conse-
ción de 1952, aunque con la mostrado recientemente los
cuencia y su decisión. El irre-
variante de que el movimien- acontecimientos de México,
nunciable compromiso que
to obrero y popular se iden- con el Ejército Zapatista de
siempre demostró con la libe-
tificó abiertamente con una Liberación Nacional –, no se
ración social de los hombres
línea revolucionaria marxista. puede ni se podrá descartar,
y la conjunción y coherencia
Aparte de esto, surgió el Che por “anacrónica”, esa vía de
teórico-práctica que carac-
como símbolo de la lucha por acción política.
terizaron su vida son prueba
la justicia y la liberación na-
irrefutable del valor ya intem-
cional. Por tanto, la opción guerrille-
poral de su personalidad.
ra, como concepción global,
4.- ¿Cómo valora la perso- es aún válida, particularmen-
Estas frases que él escribió en
nalidad del Che y de los te en aquellos escenarios en
la última carta que dirigió a
otros combatientes lati- los que se combina la depau-
sus hijos expresan muy bien
noamericanos y bolivianos peración colectiva sistemá-
lo afirmado: “…sean siempre
que cayeron con él? tica con cualquier forma de
capaces de sentir en lo más
hondo cualquier injusticia co- autoritarismo.
Ernesto Guevara fue y es,
metida contra cualquiera en
sin lugar a dudas, una figura
cualquier parte del mundo. * Erick Torrico Villanueva (n. 1960) es
cuya dimensión humana y un destacado investigador boliviano
Es la cualidad más linda de un de la comunicación.
política, y cuyo pensamiento
revolucionario”.

214
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Hay que
endurecerse
sin perder la
ternura
jamás

Ernesto CHE Guevara 215


O cu b r e
t

CHE, SÍMBOLO DE
LA REVOLUCIÓN
Hugo Moldiz

1 .-¿Cuál fue su per-


cepción personal de los
acontecimientos guerri-
lleros del 67 y cómo los ve
En este contiene, además de
la contradicción clásica cuya
manifestación tiene rasgos
particulares por el carácter
ahora, 26 años después? dependiente del capitalismo,
hay que sumar la situación de
Sin comentario. Sólo tenía postración, miseria y hambre
tres años, en 1967. a la que están condenados
los campesinos y los pueblos
2.-¿A qué atribuye las cau- originarios, víctimas del capi-
sas del fracaso del intento tal y de nuevas formas de co-
guerrillero? lonialismo interno a las que
recurren las clases dominan-
Intentaré puntualizar las cau- tes.
sas que en mi criterio deter-
minaron el fracaso de la irrup- Si bien el problema de la tie-
ción guerrillera en 1967. rra no había sido resuelto en
el continente, países como
a) Las “ilusiones ideológicas” México y Bolivia atravesaron
del campesinado.- Poco des- por reformas agrarias profun-
pués del triunfo de la revo- das. Esta situación nos per-
lución cubana, Che Guevara mite comprender las razones
saca tres aportes para la lu- que determinaron una más
cha de los pueblos de Amé- rápida aproximación, en ese
rica Latina, entre los que momento, entre los campe-
destaca que el movimiento sinos y las Fuerzas Armadas,
campesino es la base social que entre ellos y la columna
fundamental sobre la que guerrillera del Ejército de Li-
debe asentarse la lucha gue- beración Nacional.
rrillera.

216
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Los guerrilleros ofrecían a los miento armado, bajo la forma


campesinos algo que estruc- de ejercito irregular, primero,
turar aunque deformada- regular, después, para des-
mente, el MNR les reconoció truir el Estado burgués y co-
en 1953: la tierra. lonial.

Los campesinos percibían, c) La ausencia de un parti-


al influjo de esa revolución do o movimiento político de
nacional, que el MNR era su masas.- A pesar de existir
partido y que las Fuerzas Ar- dos partidos marxistas en la
madas, les garantizaban su Bolivia post-52, ellos jamás
tenencia de la tierra. pudieron articularse al mo-
vimiento obrero y popular
b) Espontaneismo proleta- con la fuerza indispensable
rio.- En una línea más o me- para influir en el curso de sus
nos próxima, el proletariado, luchas, entre otras cosas por
principalmente minero, se- la marcada influencia, ya he-
guía orientando su accionar mos dicho, de la ideología
en función de la ideología del “nacionalismo revolucio-
dominante creada por la re- nario”. Si a esto añadimos la
volución del 52. nefasta actuación del Partido
Comunista de Bolivia en los
El proletariado no terminaba momentos previos y poste-
de llegar a la conclusión de la riores al inicio de la lucha ar-
necesidad y la posibilidad de mada, nos encontramos con
hacer política al margen del un aislamiento casi absoluto
Estado y del sindicato. Su in- de la columna guerrillera;
clinación paraestatal, que to- cerco que, vaya paradoja, se
davía se percibe hoy en plena va rompiendo sólo después
época del neoliberalismo, era de su muerte del Che.
uno de sus rasgos centrales
en esos momentos. El mo- El PCB y el POR asumen, con
vimiento proletario aprobó diferencias sustanciales por
una tesis socialista muchos cierto, la insurrección como
años antes de la revolución la línea central militar y des-
del 52, pero su forma de ha- cartan, o al menos relativizan,
cer política, organización y la guerra de guerrillas.
práctica cotidiana, se movía
bajo la influencia del “nacio- Esta concepción, no cabe
nalismo revolucionario”. duda, difiere con los propug-
nadores de la guerra popular
La tradición “espontaneis- prolongada o revolucionaria,
ta” del movimiento prole- e incide en el tipo de organi-
tario impidió entender ese zación a construir y en el tipo
momento, quizá ahora siga de militante a formar.
sucediendo lo mismo, la ne-
cesidad de articular un movi- La columna del ELN se encon-

217
O cu b r e
t
tró, entonces, aislada tidianos de la socie-
de las masas por la au- dad y encontraron
sencia de un partido o en su decisión de
movimiento político levantar las armas,
capaz de ser el ele- como el guerrillero
mento de articulación Néstor Paz Zamo-
o coordinación con el ra, el camino hacia
movimiento obrero, una sociedad justa,
popular y campesino. plena e igualitaria
económica y social-
3.- ¿Cuáles son a jui- mente.
cio suyo las conse-
cuencias que provo- c) Un pensamiento
có la guerrilla y la muerte de liberarla de sus ataduras latinoamericanista y antim-
del Che Guevara en territo- con el imperialismo y el capi- perialista.- Ernesto Guevara,
rio boliviano? talismo. se convirtió en el símbolo de
la resistencia de los pueblos
La guerrilla dirigida por el b) Teología y revolución.- La de América Latina a “la otra
Che se convirtió en un punto guerrilla impactó al movi- América”, como llamaba José
nodal en el desarrollo de la miento cristiano, principal- Martí al imperialismo nortea-
conciencia revolucionaria. mente católico, al promover mericano.
las condiciones para el sur-
a) Revalorización del Socialis- gimiento y desarrollo de una El asesinato del Che termi-
mo como objetivo estratégico práctica que identifica el pen- nó de sellar ante los obreros,
de los explotados y oprimidos.- samiento de Cristo en las ne- campesinos y pobres de las
Ñancahuazú fue el inicio de cesidades de los más pobres ciudades de este continente,
la transición de una forma y oprimidos. la línea latinoamericanista y
de pensar a otra en el movi- antimperialista de luchado-
miento obrero y popular, fue Aunque la Teología de la Li- res y pensadores como Martí,
el comienzo de la ruptura con beración no tiene sus antece- Bolívar, Sandino, por citar a
el “nacionalismo revolucio- dentes fundacionales en esta los más importantes; se en-
nario” burgués del MNR y de gesta, la entrega, sacrificio y cargaron de alimentar sus lu-
identificación con la ideolo- mística con la que actuaron chas.
gía socialista. los guerrilleros del ELN, prin-
cipalmente el Che, mostraron d) La identificación del enemi-
Entre la pequeña burguesía que entre cristianismo y mar- go.- El movimiento obrero,
el efecto fue mucho mayor. xismo no hay contradicciones popular y campesino pudo
Profesionales, universitarios, insalvables. percibir que los combates
maestros y otros sectores no en Ñancahuazú en realidad
obreros del campo popular Varios sacerdotes encontra- fueron una manifestación de
recogieron el mensaje. En ron en la vida, pensamiento la pugna de dos proyectos
medio de un proceso de oli- y muerte del Che, un men- diferentes para organizar la
garquización del poder, la saje de liberación, similar al sociedad, el Estado y la eco-
pequeña burguesía, en sus que difundió Cristo. Cientos nomía.
fracciones más de avanzada, y miles de cristianos, asumie-
empezó a percibir al socialis- ron una posición más radical Por un lado, los revoluciona-
mo como al proyecto capaz respecto a los problemas co- rios, que buscaban sentar las

218
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

bases de una sociedad en la la revolución. 4.-¿Cómo valora la perso-


que el hombre, como ser co- nalidad del Che y de los
lectivo, sea el eje central del Con toda seguridad que el otros combatientes latinoa-
desarrollo; y por otro, los de- Che, al igual que Marx, jamás mericanos y bolivianos que
fensores del orden estableci- quiso que sus seguidores cayeron con él?
do que perseguían garantizar utilicen su nombre para ca-
la explotación del hombre racterizar a una corriente re- En este punto haré referencia
por el hombre (en realidad de volucionaria, porque sólo los a la personalidad del Che, es
una clase por otra). fieles ponen a sus religiones inevitable, pero sin ignorar a
Los trabajadores del campo y el nombre de sus profetas. otros guerrilleros.
la ciudad, aunque en ritmos Sin embargo, hay derivacio-
distintos, identificaron con nes que van más allá de la vo- a) Hablar del Che, aun desde
más claridad a sus enemigos, luntad de los individuos. la distancia, es extremada-
y las vías para infringirles una mente difícil ya que existe el
derrota de carácter estratégi- Surgió en América Latina un riesgo de omitir una serie de
co. pensamiento y practica “gue- facetas que colocan su re-
varista” que se constituye, cuerdo en el campo de la in-
e) El surgimiento de un pensa- vaya lección para sus adver- mortalidad.
miento revolucionario gueva- sarios y verdugos, en arsenal
rista.- El Che nunca aspiró a de las luchas populares y del El Che nos da muestras de
convertirse en el referente de movimiento revolucionario la gran perseverancia con la
las luchas populares en Amé- latinoamericanista y en factor que actuó y su conocimien-
rica Latina, pero su conse- de unidad entre los comba- to de la mayor parte de los
cuencia, entrega y esperanza tientes latinoamericanos. países del continente le hizo
en un mañana mejor, lo han concebir, entre sus más gran-
colocado como el símbolo de des sueños, la construcción

219
O cu b r e
t
de la gran Patria Latinoame-
ricana.

Empeñoso, decidido y valien-


te se incorporó al Movimien-
to 26 de Julio, para liberar a
Cuba, un país que a la postre
iba a tenerlo como a su hijo
más entrañable.

El Che es ejemplo de coraje,


estudio, cautela y entrega
un combatiente ejemplar. podemos resaltar:
cuando tuvo que asumir la
conducción de una columna
Cuba era un sencillo traba- a) La necesidad y la posibilidad
en la Sierra Maestra, reto que
jador minero, que desarrolló de la revolución.- A pesar de
empezó a forjar al estratega
una gran sensibilidad y se los cambios vertiginosos que
militar y político jamás visto
puso al servicio de los inte- se vienen operando en un
en los últimos años. A la vez,
reses estratégicos de su cla- mundo unipolar hegemoni-
testarudo y porfiado cuando
se. No pudo ser indiferente zado por los Estados Unidos,
tuvo que aprender economía
a los padecimientos de ham- la miseria y el hambre de mi-
y matemáticas para aportar a
bre, miseria y desesperación llones de latinoamericanos y
la revolución cubana. El espí-
con la que su esposa e hijos bolivianos está lejos de desa-
ritu de optimismo, confianza
sentían que estaban muer- parecer. Son cada vez más los
y alegría acompañó al Che en
tos en vida. Aunque no tenía hombres y mujeres víctimas
todas sus acciones.
una formación intelectual, de la concentración de la ri-
asimiló las enseñanzas de la queza y la centralización del
Pero quizá lo que mejor lo ca-
revolución cubana y del pen- poder de la burguesía en sus
racterice es su profundo hu-
samiento revolucionario del fracciones hegemónicas.
manismo, su inquietud al sa-
Che. En justicia, Simón Cuba
ber que millones de hombres,
debería ser más recordado. Con el derrumbe del bloque
mujeres y niños vivían en la
socialista nada ha cambiado
más absoluta tiniebla, deses-
5.-¿Qué es lo válido o resca- para los obreros, trabajado-
peranza e incertidumbre del
table de la gesta guerrillera res y pueblos originarios, y
futuro. Respetó a sus enemi-
para los tiempos actuales? los sucesos de México, Ar-
gos en condición de presos,
gentina y Venezuela, por solo
se opuso a la ley de la selva
Varios son los aportes de la citar a los más importantes,
para desarrollar la guerra re-
guerrilla del 67, entre los que parecen ratificar la necesidad
volucionaria, y comprendió
y la posibilidad de la revolu-
que el amor al hombre y a
ción social. Las grandes
la humanidad era lo que
transformaciones en el
permitía entregar todo
mundo, nos guste o no,
por la revolución, hasta
siempre han ocurrido
la propia vida.
con violencia.
b) Simón Cuba.- Aunque
El neoliberalismo es el
muy poco se ha escrito
proyecto burgués de fi-
sobre él, se sabe que fue

220
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

nes del siglo XX, pero es casi que tienen que enfrentar los encima de todo, mientras
seguro que el socialismo, en- trabajadores del campo, la existan pobres y oprimidos
tendido ahora como la articu- opresión cultural de los pue- en cualquier parte del mun-
lación de lo obrero, popular y blos originarios, las diferen- do, habrá una convocatoria
originario, será el proyecto al cias entre el campo y la ciu- para que presentemos nues-
que marche la sociedad en el dad, muestran un escenario tro concurso revolucionario.
siglo XXI. donde se presentarán explo-
siones sociales de gran en- Esta es ciertamente una de
b) La necesidad de contar con vergadura, con vanguardias las enseñanzas más rescata-
un ejército revolucionario.- Pa- políticas o sin ellas. bles que nos legó el Che y de
sando por la “política del ga- la que los revolucionarios de
rrote”, la “doctrina de la Segu- En su obra “La guerra de gue- Bolivia y América Latina tene-
ridad Nacional”, hasta llegar a rrillas”, el Che sostiene que “en mos que aprender.
la “Guerra de Baja Intensidad”, la América subdesarrollada el
el imperialismo norteameri- terreno de la lucha armada e) La solidaridad.- Sería muy
cano se encarga de enseñar- debe ser fundamentalmente difícil entender la disposición
nos que la liberación de Lati- el campo”, situación que a pe- a morir por algo superior, sino
noamérica sólo será posible sar del “desarrollo capitalista”, rescatamos los profundos
cuando los explotados y opri- no ha cambiado después de gestos de solidaridad que
midos sean capaces de cons- 26 años del asesinato del Co- cada día expresaba el Che, y
truir un ejército revoluciona- mandante de América. que se convierten hoy en una
rio para emprender, de forma de sus lecciones todavía no
interrumpida, el camino de la d) El internacionalismo revolu- terminada de comprender.
revolución. cionario.- No importa dónde
puede encontrarse uno, no En estos momentos es cuanto
Las intervenciones imperia- importa qué nacionalidad más debemos ser solidarios
listas, abiertas y encubiertas, nos haya sido impuesta, por entre todos los oprimidos y
en Nicaragua, Granada, explotados del mun-
Panamá, El Salvador, do y el continente; es
Colombia y Bolivia no cuanto mayor solida-
hacen más que rati- ridad tenemos que
ficar la necesidad de poner de manifies-
que obreros, campesi- to con la revolución
nos, pobres de las ciu- cubana por la que el
dades y originarios se Che estaba dispuesto
organicen y preparen a dar su vida.
para formas superio-
res de lucha. * Hugo Moldiz Mercado
es abogado, periodista y
docente universitario boli-
c) El rol del movimiento viano. Fue Ministro de Go-
campesino.- La situa- bierno del presidente Evo
Morales.
ción de explotación

221
O cu b r e
t

UNA POSTURA
ANTE LA VIDA
Lupe Cajías

1 .- ¿Cuál fue su
percepción personal de los
acontecimientos guerri-
lleros del 67 y cómo los ve
En este siglo son dos los gran-
des acontecimientos que en
Bolivia provocan un fenóme-
no de reflexión y que llevan a
ahora, 26 años después? la acción: la guerra del Chaco
que llegó finalmente al 52 y la
En ese momento tenía sola- guerrilla del 67 que es un pro-
mente trece años. En el am- ceso abortado, que no termina
biente familiar teníamos la en una gesta como el 52 pero
percepción de que el ejército que indudablemente mar-
boliviano había ganado, de ca todo lo que vamos a vivir
que el país había triunfado a partir de los años 70 hasta,
sobre alguien que nos había prácticamente 1982.
invadido. Esta percepción fue
muy pronto desmentida por 2.- ¿A qué atribuye las cau-
el acceso a mayor informa- sas del fracaso del intento
ción y por las discusiones que guerrillero?
se produjeron entre la gene-
ración que vivió las guerrillas. A mi modo de ver, las causas
Después de haber conocido esenciales del fracaso del in-
más ampliamente y estudia- tento guerrillero, estuvieron
do estos acontecimientos, los en un desconocimiento del
veo como un hecho impor- país, aspecto que también
tante que conmueve a la so- se repite en la consecuencia
ciedad boliviana, que saca de posterior de Ñancahuazú que
un territorio de poder a la cla- es la guerrilla de Teoponte.
se media, sobre todo a la ju- ¿Por qué no se dio un triun-
ventud, y le obliga a voltear la fo socialista? ¿Por qué no
mirada sobre su propio país. se llegó a una revolución si

222
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

sobraron mártires, coraje y mericanos y bolivianos que


decisión? Quizá también so- cayeron con él?
braron dirigentes. Teníamos
un pueblo dispuesto a mo- La personalidad del Che y de
rir por esos ideales, pero en los otros combatientes lati-
las cúpulas que dirigían los noamericanos y bolivianos
procesos había un gran des- que lucharon con él, y creo
conocimiento del país. Esa que hay que extender la apre-
clase media impactada emo- ciación a la gente de Teopon-
cionalmente con el tema de te y en general a quienes em-
la guerrilla y el socialismo, puñan las armas, provocan un
no conocía los fundamentos sentimiento de admiración.
profundos del país y creo que Son personas que procuran
el Che Guevara tampoco. El un cambio en la sociedad a
Che Guevara pese a todos los cambio de su propia vida. Yo
esfuerzos que hizo, no sabía no creo en ciertas teorías mo-
la esencia de Bolivia. dernas que tratan de explicar
estos fenómenos por causas
3.- ¿Cuáles son a juicio suyo psicológicas, que intentan
las consecuencias que pro- mostrar un tipo de perso-
vocó la guerrilla y la muerte nalidad, que se integra a un
del Che Guevara en territo- movimiento guerrillero por
rio boliviano? querer suicidarse lentamen-
te. Nadie prefiere la muerte a
En realidad, la muerte del Che su propia existencia, a la úni-
fue un impacto mundial y no ca oportunidad de vida que
solamente nacional. La gue- tenemos. Lo que pasa es que
rrilla y la muerte del Che en hay gente que valora, priori-
territorio boliviano influyen za en un momento dado, si
en los acontecimientos histó- vale la pena entregar la vida
ricos posteriores que hemos por los demás, por un cambio
vivido hasta 1982, tanto a ni- radical en la sociedad. En úl-
vel de Estado como de base. tima instancia, eso es lo que
Su influjo se siente en las uni- hace mover a la humanidad.
versidades, en el movimien- que por ansias de poder.
to obrero, en la iglesia, en 5.- ¿Qué es lo válido o resca-
las fuerzas armadas y en casi table de la gesta guerrillera La historia ha demostrado
todas las capas sociales. Un para los tiempos actuales? que son opciones validas.
suceso de ribetes internacio- Mientras exista hambre, ex-
nales, ocurrido en territorio El aspecto rescatable más plotación e injusticias, no
boliviano, no podía dejar de importante es la mística de faltaran hombres y mujeres
incidir con mayor impacto en aquellos seres humanos que dispuestos a empuñar las ar-
nuestra propia realidad. no sólo tenían una posición mas y a entregar su vida por
política, sino una postura lograr pan para todos, decoro
4.- ¿Cómo valora la perso- ante la vida. Una opción exis- y belleza en un mundo mejor.
nalidad del Che y de los tencial. Ellos actuaban por
otros combatientes latinoa- amor a la humanidad más * Lupe Cajías (n. 1955) es una periodis-
ta, historiadora y escritora boliviana.

223
O cu b r e
t

EL CHE EN EL CHURO
René Zavaleta Mercado

E l tiempo resulta bre-


ve ahora, cuando se cum-
plen varios años de la caída
de Ernesto “Che” Guevara en
colapso mundial de la política
de Johnson, hasta el propio
gobierno bonapartista del
Perú, pero se trata, a la vez, de
siquiera de la teoría que sirvió
o fue utilizada por esta gue-
rrilla, sino el caso concreto en
su más exterior expresión, la
la quebrada del Churo, lugar esa clase de acontecimientos práctica tal como fue el movi-
de matas quebradizas que la que nunca quedan definitiva- miento armado de Cordillera,
historia eligió para que halla- mente atrás. Vallegrande y Chuquisaca, sin
ran remate los combates que hacer caso del origen ideoló-
discurrieron en la serranía de Desde mi posición, que es gico que tuvo o del que recla-
Ñancahuazu y las abras ha- solamente la de un naciona- maba para sí, que dan para
cia Vallegrande, durante casi lista revolucionario boliviano, mucho más. Se podría decir
todo el año 1967. Es cierto tengo ahora interés en hacer que el Che boliviano no siem-
que, desde entonces, han su- no el análisis general de la pre se atuvo a los cánones
cedido muchas cosas, desde teoría de la guerrilla, que tie- del Che como teórico en ge-
la muerte de Barrientos y el ne tantísimo especialista, y ni neral y, en algunos momen-

224
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

tos, hasta se podría escribir que este


Che negaba las teorías generales del
Che. Para saberlo bastaría un cotejo
no muy ambicioso de los textos que
escribió, con su magnífica prosa cre-
ciente, con los hechos en los que fue
actor en Ñancahuazu, pero esa es la
tarea que yo no me he propuesto.
Para la frustración de este extraor-
dinario empeño actuaron algunos
factores de la eventualidad que eran
impredecibles en lo concreto, aun-
que previsibles en lo general, como
el estallido prematuro de las accio-
nes, la delación de algunos deserto-
res, que eran quizá agentes de la se-
guridad, y la evasión política de los
partidos comunistas bolivianos, que
en esto no hicieron cosa distinta que
seguir la línea política de sus iguales
latinoamericanos. Pero también de-
bemos considerar las buenas con-
diciones de tipo excepcional en el
poder represor y su precaria eficacia,
y a ello deben sumarse elementos
de fracaso mucho más esenciales,
los factores estructurales constan-
tes dados por la geografía y el fa-
tum demográfico, pero, sobre todo,
la básica desconexión campesina y
minera de la guerrilla, que es sólo la
prolongación de su soledad política
y es ya resultado de su desdén por el
pasado.

Las reflexiones hechas acerca del


incumplimiento de las normas de
seguridad por la guerrilla de Ñan-
cahuazu son exactas, pero también
sospechosamente fáciles, y hay que
cuidarse de las explicaciones senci-
llas, porque suelen ser no una expli-
cación, sino un consuelo. Es eviden-
te, en grueso, que no era necesario
sacar tantas fotografías ni redactar
diarios tan taxativos, y lo es, asimis-
mo, en un grado todavía más inten-

225
O cu b r e
t
so, que la guerrilla se vio Sierra Maestra, pero
obligada a existir en las los medios en Bolivia
acciones cuando estaba no necesitaron ser tan
dispuesta a existir sola- sofisticados, y más de
mente en la exploración una vez la tradicional
y el asentamiento. Pero, inoperancia del ejér-
desde otro punto de vis- cito boliviano hubo
ta, es claro que éstas son de sorprenderse de
emergencias a las que la incompetencia de
está expuesta toda gue- sus propios asesores,
rrilla rural en su proceso ellos sí engañados por
de instalación, y parece su propia sobreinfor-
que nada hay más pre- mación. Éste, desde
maturamente descu- luego, tampoco es el
bierto que el desembar- tema que nos interesa.
co del “Granma”, que sin
embargo no significó el El antecedente de
fin del movimiento cu- 1949
bano, porque había un
mar social que lo hizo “Ñancahuazu —dice
sobrevivir. Pombo en su infor-
me de septiembre de
Si es “socialmente ne- 1966— es un cañón
cesario” que la rebelión entre las serranías de
exista, ella tiene más Pirirenda al Este y las
posibilidades de perma- serranías de Incahua-
necer. En todo caso, de si al Oeste”. Pues bien,
la lectura del Diario del para cualquier bolivia-
Che se deduce que la pre- ha querido dar a entender no medio, Incahuasi es
cipitación de las acciones no que la presencia del Che fue una palabra que tiene un sig-
fue vista por los combatien- afectada por rayos infrarrojos nificado. Es el apelativo con
tes como algo totalmente que enseñaron que los fue- el que se recuerda una de las
desgraciado. Por el contrario, gos prendidos a lo largo de mayores acciones libradas en
se entra en ellas —en las ac- sus 330 almuerzos en Bolivia la guerra civil de 1949: allá re-
ciones— con una dosis sor- tenían tan ilustre estirpe. Hay sistió el último bastión de los
prendente de optimismo, lo muchos fuegos en la selva de sublevados en un mes, allá
que significa que el carácter Bolivia y en el fuego no hay la batalla que concluyó con
prematuro de Ñancahuazu señal digital, pero hay mu- varias centenas de muertos,
estaba previsto por los gue- cho en esta historia para con- campesinos de la zona en
rrilleros y que hechos simila- vencernos de que se sabe el su mayoría armados apenas
res no están normalmente en paso más furtivo de nuestra con lanzas de tacuara en un
cualquier empresa semejan- vida y que la más recóndita buen número. De Incahua-
te. de nuestras intenciones está si el ejército pasó a Camiri,
sin embargo bajo el infrarrojo donde fusiló a los presos
Se podría también mencio- de su mirada ubicua. El infra- más importantes (Mariaca y
nar las pretensiones de la CIA rrojo existe ahora, y creo que Zaconeta, entre otros) como
que, siquiera indirectamente, no existía en el tiempo de la corolario de la guerra civil en

226
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

la que el MNR se apoderó de alcanzó el éxito en 1952. La delación


cinco de los nueve departa- pudo poco contra la ancha fuerza de
mentos: Cochabamba, Santa su proyecto y se sabe que la movili-
Cruz, Potosí, Chuquisaca y Ta- zación del país junto a los insurrectos
rija. Las matanzas de Catavi, fue de tal naturaleza que a veces los
donde los mineros ultimaron mecanismos policiales delata-
en represalia a varios técni- ban a la policía, y no al revés.
cos norteamericanos, el fin La pregunta salta sola: ¿Por
de la sangrienta resistencia qué el MNR, híbrido y sin
de Potosí, cuyos alrededores otra coherencia que la de
fueron rodeados de cuerpos su ser masivo, pudo cons-
de mineros colgados en los pirar con éxito en Bolivia
postes de luz por el ejército, y con el Ejército de Libe-
la espectacular toma de Chu- ración Nacional (ELN),
quisaca y el enfrentamiento que reunía sin duda a los
final de Incahuasi, son hechos hombres más puros del
muy conocidos en Bolivia. continente entero, que
El levantamiento fue concebi- expresaban además una
do en términos de avanzar de ideología ya sistemática?
la periferia al centro: Paz Es- ¿Por qué el MNR es capaz,
tenssoro y su comando exilia- en 1949, de movilizar a los
do intentaron tomar Villazón, campesinos hasta llevarlos
de donde debían avanzar a luchar en la misma zona de
hacia La Paz, distribuyendo Ñancahuazu e Incahuasi, en
las tierras entre los campesi- la que el propio Che no logró
nos. El alzamiento fracasó en después sino laterales pruebas
La Paz y en Oruro porque la de apoyo campesino?
policía lo descubrió, es decir,
porque hubo delación, pero Hay aquí, sin duda, un vacío
ni ella misma pudo impedir notorio, una desconexión
el movimiento por su dimen- flagrante, una falla en el te-
sión que, como contenido de rreno que tenemos que des-
clase y como extensión geo- cubrir.
gráfica, era realmente nacio-
nal. Carácter no decisivo de la se-
paración del Partido Comunista
El MNR, que demostraría des-
pués ser un partido hetero- Es una cuestión que incluye natural-
géneo al máximo y de una mente la del fenómeno de la delación
gran hibridez ideológica, que como tal, del descubrimiento policial
es un conjunto acumulativo como la vía de la catástrofe. Toda la
de hombres y un archipiéla- inteligencia reaccionaria del mundo
go clasista, logró sin embar- trabaja sobre el supuesto de que cual-
go organizar un movimiento quier movimiento tiene su precio, y
de envergadura semejante. de que la delación es el método para
Fracasó en 1949 sangrienta- alcanzarlo. Mientras no consiguen la
mente, y sangrientamente delación, están luchando contra un

722
O cu b r e
t
fantasma. Pero el arte de la
conspiración consiste en que
la delación pueda poco; no
en que el delator no exista,
porque eso es imposible (es
una tradición del hombre),
sino en que no pueda detallar
el alma de un asunto. Pero se
dice: en Bolivia la delación se
volvió catastrófica porque el
PC, al abandonar la guerrilla,
la había hecho vulnerable a
la delación. Entramos en lo
que se puede llamar el ca-
rácter no decisivo de la deser-
ción del PC boliviano. No hay
duda de que los de Monje en
Ñancahuazu eran argumen- guerrilla había logrado el de casi toda su clase obrera.
tos no para luchar, sino para máximo alcance que podía ¿Acaso no muere aquí uno de
no luchar. Es un viejo recurso lograr dentro del contexto cada tres niños que nacen?
de abogados hacer una mala que se había fijado a sí mis- País además con experiencia
oferta porque se quiere ser ma, que era resultado de una armada, no sólo sus masas es-
rechazado. Monje, por una visión exacerbada de la his- tán oprimidas de modo abso-
razón probablemente más toria del continente y de una luto, sino que han retrocedi-
política que personal, pidió lo visión abreviada de la historia do con relación a su situación
que no se le iba a dar, porque de Bolivia. Pero resulta siem- inmediatamente anterior: de
quería ser rechazado. Pero pre extraño que el Che, que alguna manera, eran masas
creer que la historia habría fue tan lejos en la desconfian- que habían estado en el po-
cambiado si el PC boliviano za hacia los aparatos partida- der y lo habían perdido. Apa-
hubiera colaborado abier- rios clásicos y de los partidos rentemente, las condiciones
tamente con la guerrilla es comunistas en lo concreto, no podían ser mejores. Pero
también una inexactitud. Si hubiera buscado nexos úni- 1967 es también la hora del
la hubiera apoyado, el resul- camente en el PC. mayor esplendor de la Res-
tado habría sido casi el mis- tauración. El aparato militar
mo, porque la existencia del Es algo que realmente llama imperialista dispone de un
PC en Bolivia es limitada: se la atención. ejército en el momento de
reduce a una corta influencia su mejor forma, que es una
sobre direcciones estudianti- Las ventajas militares cuestión que no se compone
les y algunos sindicatos. solamente del número de fu-
No se trataba, empero, so- siles: está dotado de unidad
Pero, además, con el no de lamente de una despropor- de mando y poder veloz de
Monje o sin él, casi todos los ción. En el ánimo de la guerri- decisión y, finalmente, con
militares proguerrilleros pasa- lla trabajaron razones mucho una oficialidad todavía sa-
ron al ELN, y la verdad es que más considerables: al fin y tisfecha, dispuesta a defen-
no eran muchos los que pasa- al cabo, éste es el único país derse. La dictadura militar ha
ron ni los que no pasaron. Lo del continente donde se ha acabado por aplastar al MNR
que importa decir es que la rebajado a la mitad el salario y al sindicalismo, sus riva-

228
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Los militares salen del régi-


men de bajos sueldos a que
los condenó el MNR, conde-
nación que vista a la distancia
resulta realmente irritante. En
el fondo, ellos hicieron des-
pués con los mineros —al re-
bajarles los salarios— lo que
el MNR hizo con ellos duran-
te 12 años. De algún modo,
cada suboficial recibe una
motocicleta, los subtenien-
tes y tenientes autos peque-
ños, y los demás, automóviles
de gran costo; los generales,
Mercedes Benz.

les constantes desde el 41. ocupación militar permanen- Se dice que hay más Merce-
Las modalidades clásicas de te. Son un país enemigo. Allá, des Benz por mil habitantes
calentamiento popular es- simplemente, todo hombre en Bolivia que en Alemania,
tán controladas: el disturbio que hable de política desa- y esto advierte del hecho de
de situación, que debe con- parece. Al mismo tiempo, con que, aunque los sueldos se
vertirse en motín de calles y un buen sentido de timing multiplican en un 25% por lo
desmoralizar al poder, tiene de la reacción social, dentro menos, el enriquecimiento
que enfrentar a los ovejeros de un plan que es norteame- tampoco alcanza a todos los
alemanes de la policía, los ricano y no local, se respeta oficiales. Pero en el momento
gases vomitivos y a casi tan- la tierra campesina pero se en que se producen las gue-
tos represores como mani- entregan todos los sectores rrillas, los oficiales sentían al
festantes, moviéndose con el estratégicos de la economía: luchar que estaban haciendo
orden pactado de una legión el gas, el zinc, los desmon- algo así como defender sus
romana. La represión ha cam- tes minerales, el estaño. A lo conquistas sociales. A la larga,
biado: los yanquis la han me- último, el gobierno dispone porque la costumbre no es un
jorado; pero el disturbio no de unos 1.400 millones de éxito, deja de ser importante
se ha reajustado en cambio, y dólares adicionales, en cua- tener un automóvil o dispo-
el motín conocido está como tro años, sobre lo que recibió ner de una casa propia, pero
sorprendido, repitiéndose Bolivia en el cuatrienio 1958- en lo inmediato eran el sím-
en el hábito de su fracaso. La 1962, por ejemplo. El precio bolo contrario de la guerrilla,
huelga de los mineros, el ins- del estaño ha sido genero- que aparecía amenazado con
trumento sin el cual hubiera so en los últimos años, por volverlos al amargo estatuto
sido imposible la lucha del se- lo menos en su estabilidad. antimilitarista. La guerrilla fa-
xenio, el 49 y el 52, la huelga El gobierno los utiliza, no se cilitó la reacción de los oficia-
salarial, que debía pasar a ser sabe en qué, pero también les al no discriminarlos de los
huelga política y finalmente en algunas obras urbanas, oficiales, superiores, primero,
huelga insurreccional según principalmente viviendas, y segundo, en su misma defi-
la Tesis de Pulacayo, es aho- destinadas a gratificar a cier- nición política, que no siem-
ra imposible porque en las tas capas medias. pre era llanamente gorila: el
minas el método es el de la capitán Henry Laredo, por

229
O cu b r e
t
ejemplo, que cayó en una el territorio humano del
emboscada guerrillera, país. La tierra en la que no
había escrito en su diario, se producen hechos hu-
el día antes de morir, pá- manos es sólo un pedazo
rrafos que merecen inter- de mapa. Para generalizar
pretarse como simpatía en un solo aforismo, Bo-
concreta por los motivos livia es un país en el que
guerrilleros. donde hay hombres no
hay árboles y donde hay
Para extremar las cosas, árboles no hay hombres
la imposición personal de o, para decirlo en otras pa-
Barrientos dentro del po- labras, un país en el que
der da al mando político, la historia de los hombres
y también al militar, un no ha sucedido allá donde
sentido de unidad vertical está la selva, por lo menos
que resulta ser eficiente. hasta hoy en día. Aunque
Barrientos se sabía respal- esto no tiene las preten-
dado, sostenido en térmi- siones de ser una postula-
nos personales por los ame- ción, vale la pena también
ricanos, en quienes confía ble”, como riéndose del mun- considerar que en Cuba, don-
ciegamente hasta su muerte. do. Pero la unidad del mando de la guerrilla ha tomado el
Ni el fuego de su muerte fue es un factor de eficiencia po- poder, la densidad de la po-
boliviano: murió lamiendo lítica, y ella no hubiera existi- blación es de 70 habitantes
la llama de la Gulf. El poder do si los americanos no hu- por kilómetro cuadrado, y en
se concreta y actúa con mo- bieran inventado, exornado, Guatemala, donde ha tenido
dalidades fulminantes, que inflado y propagado la figu- un relativo éxito, es de 68. En
corresponden a la índole pa- ra de Barrientos, que es, por Bolivia hay apenas cinco ha-
tética de este hombre com- eso, el caso de una existencia bitantes por kilómetro cua-
pulsivamente inferior. Quizá desde fuera. A su muerte no drado, y en la zona en la que
para compensar su inferiori- quedaron sino sus crímenes la guerrilla ocurrió1, en todo
dad personal, la resolución se y su cuenta corriente, pero caso menos de uno. Dicho en
fundaba personalmente en en 1967 era un factor real de cifras, esto apenas si impacta
él. Mandó publicar su diario, poder. el entendimiento, pero hay
redactado por necios 24 ho- que ver lo que es la vasta sel-
ras antes, unos días después La dificultad de la naturale- va indescifrable sin hombres,
de que se publicó y resonó za el desconocido monte sin
el diario del Che, pero esta agua, lo que es vivir todos los
megalomanía delirante y casi La cobertura farsesca del ré- días en un chaco2 que está a
graciosa no le impedía ser la gimen era engañosa, pero no cinco o seis leguas del próxi-
voz de los crímenes, ordenar lo era menos la geografía en
1. El hecho no es continuo. Al aproxi-
personalmente el fusilamien- la que eligió moverse la gue- marse a Camiri o a Gutiérrez, la guerrilla
to de los guerrilleros, conci- rrilla. estaba en una zona más bien pobla-
da, en términos orientales, y lo mismo
tar las masacres de mineros Extensivamente, Bolivia es un cuando al final se acercó a la provincia
cuando no eran necesarias país tropical: el verde cubre vallegrandina. Su movimiento interme-
dio parece haberse movido en cambio
sino para él sobrevivir en el las dos terceras partes de su por zonas vacías.
Palacio y declararse además territorio, pero éste no es el 2. Chaco o chaqueado es el claro culti-
“personalmente responsa- vable que logra el campesino oriental
territorio histórico, es decir, a la selva, tras haberla desmontado.

230
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

mo ser humano. Aquí tene- y vale sólo para los casos ex- Ibáñez. Pero ya no lograron
mos derecho a preguntarnos, tremos. A decir verdad, esta volver a los campesinos a las
antes de nada, si no será más zona, que está en la periferia condiciones anteriores y ésta
grave la dificultad de la na- de la periferia del país, ha sido es la razón por la que, aislada
turaleza que la explotación a veces notablemente activa o no, la zona era socialmente
del hombre por el hombre en la historia, y los lugares en más avanzada, el patrón era
y, puesto que el juego vital que hay un mínimo de con- un patrón semicapitalista, y
consiste en sobrevivir, quizá centración han estado en la el salario la forma normal de
su relación con el suelo es circunscripción de las viejas la retribución, de un modo
la misma que la que tiene el reformas del fin del siglo XIX que en el occidente del país
árbol con la tierra o el ani- y también en las del MNR. No no ocurriría sino en 1952. De
mal salvaje con el agua de las hay duda de que Andrés Ibá- esta manera, había una larga
fuentes: difícilmente puede ñez, jefe de los “igualitarios” tradición en la propiedad del
llamarse a esto una relación alzados contra los embotina- suelo, que creó una mentali-
social, pero es en cambio una dos de Santa Cruz, alcanzó dad conservadora; por otra
relación de supervivencia; no con sus reformas de 1978 la parte, podrían hablar de un
se producen vinculaciones de misma zona que sería des- campesinado irreclutable,
clase, es decir, de identidad pués escenario de la guerrilla. y eso sería mecánicamente
masiva de hombres con hom- Ibáñez suprimió, en efecto, normal. Pero las cosas suce-
bres, porque las clases exis- en toda la zona cruceña el dieron al revés; este campesi-
ten allá donde los hombres se trabajo gratuito, la prestación nado, que no tenía tanto por
reúnen. Es una situación que de servicios personales y dis- ganar como el del occidente,
vale en estos términos estric- tribuyó tierras, en la primera luchó sin embargo en una es-
tos por lo menos para una reforma agraria del país, ha- cala mayor, y lo que ganó fue
buena parte de los contactos bida cuenta de la frustración el estatus organizado de par-
campesinos del Che. de la intentada por Bolívar. El ticipación en el poder, inme-
propio presidente Daza enca- diatamente deformado por el
El recuerdo reformista bezó la expedición punitiva caciquismo.
que, propiciada por los gamo-
Naturalmente, todo esto está nales de oriente y occiden- En cuanto a los obstáculos
dicho de un modo metafórico te, acabó por fusilar al noble para el reclutamiento, es ne-

231
O cu b r e
t
cesario considerar la cues- aislamiento, que son los de la distinto si tiene un sindicato.
tión del antecedente vital; asociación sobre las parciali-
cuando vino el MNR a llamar dades remotas y la tradición Con el MNR, a partir de 1952
a la gente, venía detrás de lo democrática de Ibáñez, se se produce la distribución
que había ocurrido en Busch sumaron al encuadramien- masiva de las tierras por la
y Villarroel: era un heredero to organizativo que impuso vía de la ocupación, pero,
directo y de una historia que el año 1952. Es un tema mu- sobre todo, se organiza a los
había sido conocida hasta cho más importante que el campesinos y se crean los
en el último rincón del país. desencuentro con el PC, por sindicatos y centrales a todo
Esto valía por un programa, ejemplo, o que la delación, lo largo y lo ancho del país,
y el MNR lo explotó con un para explicarnos la perdición Ñancahuazu incluso, desde
sentido efectista: fue un par- de esta experiencia. luego. La guerrilla encuentra
tido que vivió, se expandió esta situación, este estatus
y se acorraló al servicio de Con un estilo que le es carac- político previo que es en todo
la táctica, de la que hizo un terístico, Debray dice que “el diferente a lo que se pudiera
fin. La guerrilla en cambio no campesino pobre cree en pri- encontrar en Colombia o en
tenía nada que ofrecer a los mer lugar en alguien que tie- Brasil, o donde se quiera en
campesinos, sino la perturba- ne un poder”. Pombo dijo más América Latina, excepto Mé-
ción de su vida3; no se sabía o menos lo mismo al llegar a xico. Hasta ese momento, el
quiénes eran: los guerrilleros Chile: los campesinos no nos campesino se define con re-
carecían de identidad políti- apoyaron porque, mientras lación a la tierra y no con re-
ca y el propio país supo que el ejército era el poder real, lación a la política en general;
el Che estaba en Bolivia sólo nosotros no habíamos logra- pero a partir de 1952 se defi-
unas tres semanas antes de do convertirnos en ningún ne siempre junto con su or-
su muerte. Nadie se ocupó (o poder, éramos solamente se- ganización, mientras ésta le
nadie pudo hacerlo) de decir res peligrosos ofreciendo el sirve a la defensa de la tierra.
a la gente por qué tenía que peligro sin promesas. La gue-
luchar junto a la guerrilla que, rrilla intenta un tipo de con- La restauración resulta más
así, sólo tenía el valor de un tacto campesino por la vía consciente en este estatus
desafío misterioso al poder. directa. En la práctica, un diá- político previo que la guerri-
logo de persona a persona, lla en 1967, que no lo toma
Desconexión campesina de una persuasión de hombre a en cuenta en absoluto. Si-
la guerrilla hombre, modalidad que po- guiendo el plan norteameri-
día tener alguna perspectiva cano que ocupa el país de los
Las razones de la esencial ante campesinos sin tierra recursos minerales, pero no el
desconexión campesina de ni organizaciones, largado país de la tierra, no se toca el
la guerrilla son, empero, más a la soledad de su desgracia estatus de la posesión del sue-
directas: los problemas del individual, por una reacción lo pero se halaga y corrompe
espontánea de sus intereses, a los dirigentes y, en algunos
3. Francisco Herrera, campesino que
era padre del corregidor de Jagüey,
pero que no podía prosperar casos, al propio campesina-
dijo: “No podemos seguir alimentando en las condiciones bolivianas, do, respetando siempre, des-
gratis a los soldados que a diario vie- en las que el campesino, des- de luego, el estatus previo. Su
nen en busca de víveres, se comen lo
poco que tenemos y nos dejan sin nada de 1952, se piensa a sí mismo definición política es elemen-
y todo por las correrías de esos guerri- en términos de organización tal, y por eso la verdad es que
lleros”. “La última trinchera del Che”, un
reportaje en el Churo logrado por el pe- y vive en esos términos. Si no el campesino no está contra
riodista cochabambino Tomás Molina tiene a nadie dice: tomo la Barrientos porque Barrientos
Céspedes para Punto Final, Santiago de
única mano que se me da. Es finalmente no le toca la tie-
Chile, 22 de octubre de 1968.

232
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

rra; tampoco está a su favor, organizaciones. Quizá senci- La dimensión distante del
porque no se la ha dado, a llamente no tuvo ocasión de Che
pesar de sus visitas y adula- buscar contacto de esta ín-
torias. Los dirigentes pueden dole porque fue sorprendida, En el fondo, opera un fenó-
corromperse y las bases tole- pero ahora hay que pregun- meno de conciencia; la gue-
rar esta corrupción porque no tarse qué categoría de acto es rrilla está alucinada con la
se altera el quid de esta clase, el de un campesino que va a propia grandeza de su mi-
que es la tierra, y se sabe que buscar a su dirigente y a inda- sión. El ciclo de los cambios
los pobres no pueden darse gar cuál debe ser su actitud políticos del MNR, que com-
el lujo de ser muy complica- frente al grupo armado que prende desde la insurrección
dos. El cacique o dirigente, le ha interceptado quizá en de los mineros como causa
que a veces es un caudillo, es el monte, quizá en su chaco: hasta las organizaciones cam-
también una autoridad, ahora ¿es una delación o es el com- pesinas como efecto, reúne
más poderosa que el cura o el portamiento normal de un todas las características de lo
corregidor, en cada lugar. El hombre organizado? Lo dirá que la guerrilla desprecia. Es
corregidor mismo es elegido el dirigente; pero el dirigen- un hecho casi psicológico: no
de acuerdo entre el gobierno te, ya se sabe, recibe dinero se presta atención a lo que se
y las gentes, es decir, el diri- y prebendas y diputaciones desdeña.
gente. Los campesinos no se del gobierno, y así está dicho
alzan contra él porque no es todo. La revolución del MNR as-
la moral lo que les interesa y, pira a ser intermedia, y
a pesar de sus abusos, de la guerrilla aspira a ser
sus concentraciones y sus finalista; la revolución
ramas4, la tierra está en del MNR creyó hasta
sus manos y el patrón está su caída en la negocia-
lejos, generalmente para ción, y la guerrilla cree
siempre. Si la guerrilla hu- solamente en su triun-
biera aceptado este hecho fo total. El resultado de
se habría dirigido a la di- no pensarse a sí misma
rección de los sindicatos y como un fin hace de la
no a los individuos que la revolución del MNR un
acataban, a los de abajo. fenómeno impuro y ex-
Era preciso conquistar a tenso. La guerrilla, y aún
los dirigentes, si eran rea- más, el Che personal-
les, o distribuirlos si no mente, que tenía una
lo eran. Quizá la guerrilla visión ética de la vida,
hubiera podido ser un piensan que el guerrille-
medio para campesinos ro es la forma más alta
que no podían levantar- del ser humano y aspi-
se contra su propia direc- ran a crear el socialismo
ción. en el foco, destinado a
expandirse como una
Lo único que no debió ha- onda hasta el país en-
cer y lo único que hizo fue tero, y después abrazar
omitir la existencia de las el continente mismo.
En esas condiciones:
4. Rama es el tributo entregado al
¿debía la pureza apo-
dirigente campesino.

233
O cu b r e
t
yarse en la impureza, el ella, y ésta es la razón por
heroísmo en la transac- la que Lenin advirtió al-
ción, el socialismo en la guna vez que el dirigente
democracia burguesa? debe estar un paso ade-
El mecanismo de la re- lante de la masa, pero
pulsión los lleva a des- sólo un paso. Aquí, en
deñar todo el pasado en lo que se refiere al pro-
su conjunto y allá donde grama, se produce una
buscaron campesinos nueva transgresión ab-
en estado de desespe- soluta de la regla: “Boli-
ración espontánea, en- via —según la síntesis de
contraron campesinos Pombo— se sacrificará a
encuevados en una or- sí misma de manera que
ganización tan impura las condiciones para la
como real. revolución puedan crear-
se en los países vecinos.
Jamás se hizo eso que Tenemos que hacer de
Debray llama un “traba- América otro Vietnam,
jo de masas”5, pero había con su centro en Bolivia”.
un programa virtual en Con lo que tiene algo de
la guerrilla, por el solo juego de palabras (pero
hecho de existir. Cuan- sólo un poco), se puede
do llegaba la guerrilla a decir que los vietnamitas
los campesinos o a los no se proponían ser un
comprender el pueblo.
poblados, ofrecía mejoras Vietman cuando comenzaron
sanitarias o edificios escola- su lucha contra los franceses.
Es una vieja regla política la
res, caminos, trataba de expli- Se proponían solamente li-
que aconseja que el dirigente
car lo que sería el socialismo. berar a su país, y si a Ho Chi
no debe estar demasiado cer-
Impúdicamente, Barrientos Minh se le hubiera hablado
ca de los dirigidos, pero tam-
decía lo mismo, sólo que con de una lucha en los gigan-
poco demasiado lejos. El Che,
el poder y sobornando ade- tescos términos presentes, le
en aquel momento, venía ya
más a los dirigentes. En cam- habría parecido absurdo; un
con una historia grande a sus
bio, el programa secreto de la pueblo puede llegar a ser un
espaldas y era del tipo de di-
guerrilla y, aún más que ello, Vietnam, pero no se propone
rigente que está lejos. Aun
su epopeya, podía impactar serlo al comenzar su lucha,
antes de su muerte, era ya un
a los estudiantes y a los obre- porque quizá, así, no la co-
héroe. Esto producía varios
ros, y así ocurrió, pero como menzaría. En otras palabras,
problemas: en primer térmi-
un esfuerzo de la conciencia la sola presencia del Che y
no, la gente que creía que la
y no como un arranque di- el programa que se llegó a
victoria estaba asegurada por
recto de la vida. De ninguna enunciar a posteriori, propo-
la sola presencia del perso-
manera era fácil conceptua- nía a Bolivia, al comenzar su
naje superior, al que no se le
lizar hechos tan extraordina- lucha en Ñancahuazu, el mis-
reconocía el derecho al error.
rios como los que trataba de mo programa al que ha llega-
Pero además, en términos
5. “Para convencer a las masas hay do la Revolución Cubana 10
que dirigirse a ellas, es decir, dirigirles ideales, lo deseable es que el
discursos, proclamas, explicaciones, años después, y eso, vinien-
dirigente crezca junto con la
en resumen, realizar un trabajo polí- do de una revolución que se
tico”. Régis Debray, ¿Revolución en la masa, que se defina junto con
propuso en su principio nada
revolución?, La Habana, s.e., 1967.

234
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

más que elecciones y libertad aspire a existir sin dar un pa- muerte, o por lo menos la de
de los presos y de un país en pel de protagonista al prole- sus peligros y su gloria, y los
el que Fidel Castro creció, sin tariado minero, está destina- bolivianos no podemos olvi-
dudas, como un verdadero da a sofocamiento. Contrasta darlo. En el país se habla de
dirigente, junto a su pueblo, mucho el sacrificado apoyo la línea Busch-Villarroel-Che
siempre apenas un poco de los mineros con la falta de Guevara, y no sólo en la iz-
adelante de él. Se proponía, atención al hecho por parte quierda misma.6
en suma, tareas demasiado de la guerrilla, pero todo esto
grandes a un país que estaba no era sino parte de una in- Los ojos de los héroes miran
dispuesto, al comenzar, sólo fortunada desarticulación. la lucha de los militantes y ya
para tareas angustiosamente nadie podrá, a partir de aho-
defensivas, contra la dictadu- Tal es, en términos sencillos, ra, hablar de la independen-
ra atroz que lo aplastaba. Los la desesperante historia de cia de Bolivia sino bajo la in-
mineros de Bolivia, aunque aquella trágica quebrada. vocación de los hombres que
probablemente no estaban En su ancho hombro mine- vivieron su gloria y engran-
con muchas ganas de pro- ro, Simón Cuba (Willy) toma decieron su muerte en el ca-
nunciar palabras tan mayores el peso del Che herido a lo ñón de Ñancahuazu. Podría
y sí en cambio de reponer sus largo de la empinada cues- escribir, como Sartre de aquel
salarios, sin embargo, inten- ta de los arbustos claros del argelino, que “fue un valiente,
taron un titánico esfuerzo de Churo. Muere defendiendo sí, que hizo temblar a los ar-
apoyo que la guerrilla nun- hasta el último tiro la poca cángeles de la cólera”.
ca les había pedido: fue la vida del jefe legendario y, sin
matanza de la noche de San duda, este simbolismo quie- Oxford,
Juan. Los trabajadores decla- re decirnos que es el pueblo 8 de octubre de 1969
raron territorio libre al centro de Bolivia el que pone en sus
de Catavi-Llallagua-Siglo XX hombros la tarea de la revo-
y proclamaron su apoyo a la lución, como Willy la agonía * Texto extraído de René Zavaleta
Mercado: “Escritos sociológicos y polí-
causa guerrillera. La respues- sangrante del Che. El Che ticos”, Cochabamba, Taller de Estudios
ta fue la intervención masiva también muere como quería, Sociales, 1986.
** René Zavaleta Mercado (Bolivia,
del ejército. Nunca se supo en los hombros del pueblo. Es
1938 - México, 1984) fue un político,
por qué la guerrilla prestaba una tarea miserable analizar sociólogo y filósofo. Ministro de Minas
tan lateral atención a este los errores técnicos de lo que y Petróleo durante el gobierno revolu-
cionario del Movimiento Nacionalista
sector, políticamente el más es en cambio una epopeya Revolucionario, es considerado uno
definido de Bolivia, dueño verdadera, como lo hubiera de los más grandes intelectuales bo-
livianos del siglo XX.
de una tradición combativa sido denunciar los errores es-
enorme y el más perseguido tadísticos de Bolívar sobre el
por la Restauración. esclavismo en América cuan-
do estaba liberando a los es- 6. A Luis Peñaloza Cordero, en el repor-
Pero lo que ocurre general- clavos todos y a los países en- taje que le hizo Teddy Córdova para la
mente en Bolivia, ocurre in- teros. La hora de los asesinos edición de los 30 años de Marcha, de
Montevideo. Peñaloza es un dirigente
tensamente en sus minas, es a la vez la hora en la que de la derecha del MNR, pero a la vez un
y lo de San Juan fue sólo el el Che entra como Che en hombre de muchos méritos militares y
un combatiente experimentado. Resul-
anuncio de lo del Churo. En la historia de América, pero ta muy alusivo ver usada en él la asocia-
todo caso, al margen de otra también en la historia de Bo- ción de los nombres de Villarroel y de
Busch con el de Che Guevara, pero así
discusión, en este país es cla- livia con las características de se ve hasta qué punto es algo natural
ro que la forma de guerra, y un héroe nacional. Él mismo a los políticos bolivianos, mucho mejor
aun la forma de política que que en cualquiera declaración de diri-
eligió para sí la patria de su
gentes izquierdistas propiamente.

235
O cu b r e
t

EL CHE, PRESENTE
Y AUSENTE EN LA
REVOLUCIÓN
BOLIVIANA
Hugo Moldíz / L A ÉPOCA

A 49 años del ase-


sinato del Che y a 11 años de
iniciado formalmente el pro-
ceso político de cambio más
Morales, pero también debe-
ría estarlo –ahí está la ausen-
cia- respecto de los errores y
equivocaciones.
profundo de la historia boli-
viana, es obvio, -no podía ser Por eso no es exagerado afir-
de otra manera por diversi- mar que las fuentes de la re-
dad de razones-, que existan volución boliviana, si tendría
presencias y ausencias del que hablarse y escribirse de
pensamiento y la acción del ella desde una perspectiva
“Guerrillero Heroico”. que rebase las concepciones
de la historiografía oficial do-
La presencia del Che está des- minante latinoamericana, se
de la segunda mitad del siglo encuentran en la articulación
XX. Esa es una realidad. Está, temporal de tres grandes
ya sea para dotar de sentido resistencias y luchas eman-
político a las gestas emanci- cipadoras: 1) las rebeliones
padoras o para interpelar a indígenas contra el invasor
la conciencia social sobre las colonial, primero, y luego
cosas buenas que se están contra la caricatura republi-
haciendo en la Bolivia de Evo cana no menos colonial; 2)

236
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

la gesta guerrillera de Ñan- y de la derecha nacional,


cahuazú y sus réplicas poste- Guevara entró a los cen-
riores; y 3) la lucha y rebelión tros institucionalizados
contra el modelo neoliberal. del poder político el 22 de
Es decir, no son dos sino tres enero de 2006 en el co-
las fuentes o causas estructu- razón y la palabra de Evo
rales determinantes de la ac- Morales, quien en el acto
tual revolución en curso. de posesión en el enton-
ces Congreso Nacional –
Cuando evocamos la figura hoy Asamblea Legislativa
del comandante Ernesto Che Plurinacional-, pidió un
Guevara, o pronunciamos su minuto de silencio para
nombre, inmediatamente los héroes y mártires de
nos viene a la mente esa figu- la liberación nacional y
ra tan conocida con su boina de manera clara y directa
y en ella la estrella, su unifor- señaló que la revolución
me de guerrillero y sus haza- democrática y cultural
ñas combativas en la Sierra que se iniciaba en Bolivia
Maestra y selvas bolivianas. era el resultado de la lu-
Pero el Che es algo más que cha anticolonialista de los
eso. El Che es un profundo pueblos y de líderes indí-
pensador político de amplia genas como Tupac Katari,
formación marxista-leninista. y de revolucionarios como
Ernesto Che Guevara.
El Che presente
“Para recordar a nuestros
La presencia del Che en la ac- antepasados por su inter-
tual revolución boliviana sur- medio señor presidente
gió, como también es obvio del Congreso Nacional,
pero no innecesario señalar, pido un minuto de silencio
desde “abajo” y desde lo más para Manco Inca, Tupaj
profundo de las organizacio- Katari, Tupac Amaru, Bar-
nes indígenas, campesinas y tolina Sisa, Zárate Villca,
obreras. El Che es parte inse- Atihuaiqui Tumpa, Andrés
parable de esa “nación clan- Ibañez, Ché Guevara, Mar-
destina” que nunca ha deja- celo Quiroga Santa Cruz,
do de pelear por construir la Luis Espinal, a muchos de
dignidad que le fue negada mis hermanos caídos, co-
desde la fundación de la re- caleros de la zona del tró-
pública. pico de Cochabamba, por
los hermanos caídos en la
Pero ahora el Che es parte defensa de la dignidad del
inseparable de los sueños y pueblo alteño, de los mine-
esperanzas que se alimentan ros, de miles, de millones
en el proyecto por el socia- de seres humanos que han
lismo comunitario para vivir caído en toda América y
bien. Contra la rabia imperial por ellos presidente pido un

237
O cu b r e
t
minuto de silencio”, fueron las imperialismo contra el pen- dio su vida por la humanidad.
palabras de Morales. samiento de Guevara ha te- Llevamos al Che en el pecho,
nido a Bolivia a uno de sus en el corazón. Somos gueva-
«Vamos a seguir las luchas de escenarios de aplicación, el ristas, somos humanistas, so-
Tupac Katari y las tareas que Che nunca dejó de vivir en mos revolucionarios. Para mí
dejó el Che las vamos a llevar la cabeza y en el corazón de el Che sigue vivo. Las tareas
adelante nosotros», expresó esas multitudes de indios, que él dejó las vamos a llevar
el presidente indígena a ma- obreros, trabajadores y estu- adelante nosotros”, sostuvo el
nera de sintetizar, en los dos diantes que durante décadas presidente boliviano.
grandes revolucionarios, am- resistieron a los planes de los
bos asesinados por su lucha Estados Unidos y de sus go- El imperialismo se equivocó.
implacable contra los impe- biernos, a veces militares o ci- El asesinato del Guerrillero
rios dominantes —el primero viles. Unos siguieron su prác- Heroico provocó el estam-
español, el segundo estadou- tica, otros admiran sus ideas, pido del Ñancahuazú en el
nidense—, la doble contra- pero todos, aún sin atreverse mundo en general y en Bo-
dicción que un país como Bo- a definirse como guevaristas, livia en particular. «Podría
livia tiene: clasista y nacional. siempre han levantado en decirse también: en nuestro
alto la causa de un argentino pueblo, en los pueblos de
Las palabras de Evo Morales, que cuanto más conocía el América Latina y en los pue-
por citar al líder histórico de continente cada día se hacía blos del mundo, hay muchos
la actual revolución boliviana, más latinoamericano. Che». El Che se salió con las
no resultan aisladas ni mucho suyas. Rompió el cerco. La le-
menos representan una agre- El escritor y periodista David yenda que en vida construyó
sión discursiva contra la gen- Rieff recuerda que cuando le Guevara por su participación
te. En Bolivia se ha dado una preguntó a Evo Morales por en la Revolución Cubana y
apropiación social del revolu- qué le gustaba el Che, el lí- la imagen proyectada en la
cionario argentino-cubano. der boliviano le respondió sin lavandería del hospital de
En el imaginario colectivo el dubitación: «Me gusta el Che Vallegrande, donde fue ex-
Che es sinónimo de valentía, porque él luchó por la igual- hibido a la prensa nacional e
consecuencia, antimperialis- dad, por la justicia» y, para internacional, repercutió en
mo, humanismo e interna- añadir mayor fundamento, amplios sectores de las clases
cionalismo. Es la ratificación subrayó: «no solo se preo- medias urbanas, particular-
de que mientras haya alguien cupaba por la gente común, mente universitarias.
en el mundo víctima de una sino que hizo suya la lucha de
injusticia, habrá más de una todos ellos». En la entrevista Se convirtió el Che, enton-
razón para seguir luchando. Morales sostuvo con la mira- ces, en un símbolo de lucha,
da firme clavada en los ojos resistencia, humanismo y
A pesar de que la campaña del periodista el por qué ad- antimperialismo. Su ejemplo
mundial orquestada por el mira al Che Guevara: “Porque empujó a Inti Peredo, quien

238
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

sobrevivió a la guerrilla de a la categoría de bloque do- la América subdesarrollada el


Ñancahuazú, a reorganizar minante. terreno de la lucha armada
aceleradamente el Ejército debe ser fundamentalmente
de Liberación Nacional (ELN) La inclinación de los campe- el campo.
con la participación de los sinos hacia los puertos an-
más destacados jóvenes de timperialistas tampoco es un A estas alturas, no es una
la Universidad Mayor de San accidente. La importancia exageración afirmar que las
Andrés de La Paz, en su mayor del campesinado en la lucha ideas del socialismo científico
parte de la Juventud Demó- revolucionaria en América penetraron en los campesi-
crata Cristiana Revoluciona- Latina ya fue destacada en la nos e indígenas bolivianos a
ria, con el objetivo de cumplir Segunda Declaración de La partir del guevarismo, y esa
con la promesa de volver a las Habana y recogida por el Che organización política campe-
montañas. En julio de 1968, el en la «Guerra de guerrillas: un sina que, desde la segunda
ELN y el comandante Inti Pe- método». Si bien, por la situa- mitad de los años ochenta,
redo, de quien el Guerrillero ción particular del desarrollo empujó la construcción del
Heroico tenía el mejor con- histórico de ese momento, Instrumento Político el cual,
cepto, emitieron un mani- se concebía al campesinado sin renunciar a la forma parti-
fiesto titulado «Volveremos a como actor fundamental en do, apropiado para participar
las montañas», en el cual, en la lucha armada, una lectura en política en la civilización
medio de un amplio análisis más amplia, también marxis- moderna, se ampliaba a otros
de la coyuntura y de la rei- ta y guevarista, permite con- ejes ordenadores y regulado-
vindicación de la experiencia firmar que los hombres y las res de la participación política
guerrillera de Ñancahuazú, mujeres del área rural, de las de los campesinos e indíge-
se sostenía: «La guerrilla bo- comunidades indígenas de nas de las tierras altas y bajas,
liviana no ha muerto. Acaba Nuestra América, como decía propio de otros dos órdenes
de comenzar». Y la promesa Martí, se proyectaban a cons- civilizatorios de la formación
fue cumplida. El Che estuvo tituirse en sujetos históricos social boliviana: la agraria —
en Teoponte, en la resistencia en la lucha por la segunda y de quechuas, aymaras y gua-
contra la dictadura de Hugo definitiva independencia. raníes— y la nómada, de los
Banzer, en la lucha contra el indígenas de las tierras bajas.
neoliberalismo y ahora, de Pero, volviendo al papel del
manera contradictoria, en el campesinado en los proyec- El Che como ausencia
proceso de cambio. tos liberadores, el Che, en el
capítulo 1, «Esencia de la lu- Pero también existe el Che
Pero quizá el mayor de los cha guerrillera», de su libro como ausencia en el proceso
efectos del estampido de La guerra de guerrillas, esta- de cambio. Esta falta del Che
Ñancahuazú tuvo que ver blece que son tres los apor- se explica por las especifici-
con la irradiación del ejem- tes que hizo la Revolución dades y particularidades de
plo del Che en el campesi- Cubana al movimiento revo- la revolución boliviana, pero
nado boliviano, que a fines lucionario de América Latina: también ayuda a comprender
de la década de los 80, tras 1) Las fuerzas populares pue- lo que todavía quizá se esté a
el colapso del proletariado den ganar una guerra contra tiempo de corregir para de-
minero, empezó a construir- el ejército, 2) No siempre hay fender la revolución.
se como el articulador del que esperar a que se den to-
bloque indígena, campesino, das las condiciones para la Uno de los principales apor-
obrero y popular que primero revolución; el foco insurrec- tes del Che a la teoría y prácti-
fue dirigente y luego se elevó cional puede crearlas, y 3) en ca marxista, entonces eman-

239
O cu b r e
t

cipadora de los pueblos, es el la Bolivia capitalista-colonial plazar al “otro” para no hacer


papel de la conciencia en las a la Bolivia Socialista Comu- lo mismo, para no fetichizar el
transformaciones del Estado nitaria para Vivir Bien, lo que poder entre ellos.
y la sociedad. Aunque no se está fallando son muchas co-
puede absolutizar, pues algo sas. Quizá lo más importante, El retorno a los intereses y vi-
de conciencia se necesitó la conciencia y moral revolu- siones corporativas de corto
para resistir y vencer al neoli- cionarias. plazo, relegando o abando-
beralismo, es evidente que no nando el interés y sentido co-
es el suficiente para gestionar Salvo los máximos conducto- mún, explica no solo la falta
el Estado Plurinacional ni mu- res de la revolución boliviana de conciencia sino el peligro
cho menos para materializar y pocos de sus colaboradores, que acecha al proceso políti-
el horizonte de nuestra épo- en la mayor parte de los casos co más profundo de nuestra
ca: el socialismo comunitario existen buenos técnicos pero historia. Ese retorno al interés
para vivir bien. que no creen ni apuestan por corporativo es un retorno a
Bolivia era el país más atra- el socialismo. una conciencia capitalista sin
sado de América Latina des- la cual no se puede construir
pués de Haití. Hoy, en 2016, es A nivel social el tema es com- una sociedad pos capitalista.
el país que más crece y el que plicado. La lucha por des- Ni que decir de la juventud
mejor distribuye la riqueza en plazar al viejo bloque en el que explica su participación
la región, lo que ciertamente poder, lo que ciertamente ha en el proceso a partir de la
expresa un proceso de igua- ocurrido en 2009 tras resol- ocupación en los puestos ofi-
lación social sin precedentes verse el empate catastrófico, ciales de dirección y no desde
en toda su historia. Ese es un ha sido entendido por no su presencia combativa en la
dato indiscutible. pocos dirigentes de distintos sociedad, donde hoy se está
niveles bajo la lógica de ocu- jugando la continuidad del
Pero, parafraseando al Che, par el lugar del “otro” cuando proceso. Sin hombre (y mujer)
“el socialismo económico sin de lo que se trata es destruir nuevos, como diría el Che, no
la moral comunista no me in- la racionalidad opresora y es posible superar el capitalis-
teresan”. En éste tránsito de explotadora del “otro”. Es des- mo.

240
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

Y la conciencia se construye zación –llámese partido o lo definitivos. Sin embargo, una


cambiando las condiciones que fuese – es el gran desafío cosa es segura. El Che estará
materiales de la gente. Eso a emprender si se quiere so- con su fuerza moral, simbóli-
hace Evo todos los días. Pero brevivir. ca e intelectual en cada com-
también se construye con bate que Bolivia libre por pro-
educación política y con or- La Revolución Boliviana es jo- fundizar su revolución.
ganización, que es el gran ven, y, parafraseando al Che,
déficit que se hace angus- si es verdadera triunfará. To- * Artículo publicado en el semanario
boliviano La Época en la edición No.
tiantemente visible todos los davía es demasiado tempra- 742, que corresponde del 9 al 15 de
días. La ausencia de organi- no como para hacer balances octubre de 2016.

241
O cu b r e
t

EL PENSAMIENTO
DEL CHE GUEVARA
Y SU PASO POR
BOLIVIA
Edgar Ramírez Santiesteban

242
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

D iscurso de Edgar Ramírez Santiesteban, Director Na-


cional del Archivo Histórico de la Minería Nacional de la Corpo-
ración Minera de Bolivia, en el llamamiento a los actos de con-
memoración por los 50 años de la presencia del Che en Bolivia,
realizado en el Palacio de Gobierno el 14 de junio de 2017.

Compañeros: del comunicado número 5 tante, pero no es nada más


de la guerrilla del Che que que un hito de un largo pe-
Una vez más corre la sangre él redactó para enviar a las riodo de combate; de dolor
proletaria en nuestras minas, minas. Este comunicado no y luto, sí, pero que provenía
en una explotación varias ve- pudo salir de la zona guerri- de aquellas otras batallas en
ces secular se ha alternado la llera, porque para entonces el la que los mineros lograron
situación de sangre esclava enemigo estaba ya cercando triunfar con una insurrección
del minero con su derrama- ese lugar. Sin embargo, me y lograr la nacionalización de
miento cuando tenía injusti- permitido dar lectura de es- las minas, como ellos habían
cia y produce el estallido de tos dos párrafos, porque ese soñado.
la protesta esa repetición cí- comunicado demuestra, en
clica.” (…) la práctica, que para el Che, Nos hemos encontrado fren-
nada de lo que ocurría en te a una quemante realidad,
Compañeros, mineros, las Bolivia estaba separado de hemos buscado desde los es-
guerrillas del ELN te esperan su pensamiento y de su ac- critos de Montenegro hasta
con los brazos abiertos y te ción, es que sus objetivos es- los programas electorales del
invitan a unirte a los trabaja- taban claramente definidos. MNR y no hemos encontrado
dores del subsuelo que están El Che, por esa razón, antes la palabra nacionalización de
ya luchando a nuestro lado, que echarles los pesares a las las minas. En cambio sí esta-
aquí reconstruiremos la alian- viudas, a los huérfanos y a los ba presente, en los discursos
za obrero campesina que fue mineros que habían quedado de los mineros de 1923, es-
rota por la demagogia anti- despedidos, los invita a unir- taba presente en las univer-
popular, aquí convertiremos se en el combate. sidades, estaba presente en
la derrota en triunfo y el llan- la cabeza y el corazón de los
to de las viudas proletarias en Esto significa para nosotros, intelectuales de avanzada. Es
un himno de victoria. algo más grande que lo que que para entonces América
hasta este momento la pren- Latina se había convertido en
Hermano y compañero Pre- sa, la literatura, y la historia un lugar donde los Estados
sidente Evo, hermano y oficial han difundido sobre su latino americanos ejecuta-
compañero Álvaro García, pensamiento, sobre su obra y ban las tareas que les enco-
autoridades, compañeros, sobre su actividad política. Y mendaba el imperialismo,
compañeras, hermanos y her- en realidad, acá no estamos porque el keynesianismo se
manas. frente a un hecho sencillo, había convertido en la solu-
sino en que la masacre de ción del capitalismo a la crisis
Acabo de leer dos párrafos San Juan es un hito impor- en la que se encontraba. Por

243
O cu b r e
t
esa razón sembró la América vimientista, desde el día si- presos. Ustedes se acuerdan
latina de movimientos como guiente de la nacionalización seguramente de un compa-
el Peronismo en la Argentina, de las minas, empezó a cons- ñero que me antecedió en la
Getulio Vargas en el Brasil, el pirar contra esa medida, pero COB, Oscar Salas, él ya cayó
APRA en el Perú, el priismo no sólo la nacionalización de herido con un proyectil de
cardenista en México y en Bo- las minas, sino también defor- gas en la cabeza en 1962; ese
livia el nacionalismo revolu- mando otra conquista como gas fue disparado por el MNR,
cionario. Es por eso que había la reforma agraria y dejan- ya se tomaron presos como a
nacionalizaciones porque el do correr libremente, todas Federico Escobar Zapata e Iri-
Estado debería cargar con las aquellas medidas inofensivas neo Pimentel Rojas y se ame-
cuentas de la crisis del capita- que no afectaban al Estado naza con tomar militarmente
lismo. capitalista burgués. En cam- los campamentos de Siglo
bio, la nacionalización de las XX y Catavi. Esto está demos-
Pero en Bolivia, la nacionali- minas, sí afectaba de manera trando que el movimiento
zación de las minas, se salió mortal al capitalismo bolivia- sindical ya estaba bajo la mira
de los marcos diseñados por no. del MNR y del imperialismo.
el propio capitalismo, rebasó
los objetivos que tenían ellos; Por consiguiente, el MNR en Por estas razones, las prime-
la de crear la burguesía nacio- el poder, que no expresaba ras medidas que se van a to-
nal, porque con la nacionali- los intereses del pueblo bo- mar, después del golpe de
zación de las minas, el país se liviano, empezó a sabotear Estado de Barrientos, serán
deglutió aquello que debía esa conquista, cercenó la na- fundamentalmente aquellas
servir de semilla para crear cionalización de las minas. que estén dirigidas a romper
una burguesía nacional. Y ese Los únicos que de frente de- la columna vertebral de la
hecho, desde luego no podía fendían la conquista eran los nacionalización de las minas.
ser visto por el imperialismo mineros, en consecuencia, el Ahí es cuando suprimen de
con buenos ojos, veían con gobierno del MNR reprimió al la COMIBOL la posibilidad de
preocupación. Esa es la razón movimiento sindical minero. hacer trabajos de prospec-
por el cual el gobierno mo- En ese gobierno ya hubieron ción geológica, se suprime

244
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

también la posibilidad de 1966, los mineros quisieron ron y de los dirigentes que
fundir los minerales, ya no les reorganizar al movimiento permanecían en las empre-
interesa que los mineros ha- sindical en el Congreso de sas y no creían en ninguna de
yan dado cuotas de su salario Siete Suyos. No se pudo, por- las dos anteriores posiciones
para construir los hornos de que allá también hubo repre- que se planteaban de manera
fundición, lo que les interesa sión. Todos sabemos que los abierta. De ahí es que encon-
es hacer desaparecer la Na- mineros persistieron, y la Fe- traremos esa frase del Che
cionalización de las minas. deración de Mineros y el Sin- que decía ¡¡vengan y únanse
dicato de Siglo XX, quisieron a los mineros que ya están en
La prueba de ello es que en reorganizar el movimiento la guerrilla!! Es que en la gue-
1965, declaran zonas milita- sindical en un Ampliado Na- rrilla, ya estaba Simeón Cuba,
res a todos los campamen- cional que debería llevarse a trabajador de Huanuni quién
tos donde está la COMIBOL, cabo el 24 de junio en Siglo muere junto con el Che. En la
zonas militares que además, XX. La respuesta de la dicta- guerrilla ya estaba otro tra-
estaban sujetas a las penali- dura barrientista fue que 12 bajador minero de Huanuni,
dades que establecía el Có- horas antes de que se iniciara Moisés Guevara. Pero esta-
digo Penal Militar. Esa repre- el Ampliado, ingresaran con ban también los trabajadores
sión, que despidió a todos los las tropas para precipitar una de Siglo XX, Walter Arancibia,
trabajadores de la COMIBOL, masacre, que no tenía sólo el y en el Aparato Urbano de la
que los volvió a recontratar objetivo que el de impedir guerrilla tenía a Rodolfo Sal-
con la mitad del sueldo, esa que el movimiento sindical se daña ex trabajador de Siglo
represión que reglamentó reorganizara, sino que tam- XX. Estaba como combatien-
la organización sindical, que bién se manifestaran las po- te de la guerrilla Casildo Con-
encarceló a la Federación siciones de simpatía y apoyo dori trabajador minero de la
de Mineros, y como la fede- a la guerrilla dirigida por el Empresa Corocoro y estaba
ración tenía conciencia de Che. Julio Velasco, trabajador mi-
lo que estaba defendiendo, nero de la empresa minera
organizó su Secretaria Per- Sin embargo, aun la historia San José y estaban otros mu-
manente en la cárcel de San oficial sindical del país, (por- chos.
Pedro. Esa es la represión que que existe también una his-
envió a la mayoría de los diri- toria oficial sindical) muestra Hay que tomar en cuenta que
gentes mineros al exilio o que solamente dos caras de un en ese periodo se siembra de
estuvieran presos. Por eso en hecho social. Los unos dicen una mentira al planeta. Unos
que había una tendencia dicen que el Che Guevara
que buscaban reorganizar el vino a Bolivia, un país donde
movimiento sindical legali- ya se hizo la reforma agraria
zándolo, eso es verdad. Otra y no tenía nada que ofrecer
tendencia es la que insistía en a los campesinos y que por
mantener sindicatos clandes- eso no se le unían a la gue-
tinos, eso también es verdad. rrilla. Hay otra mentira que
Pero la otra, fue mantenida dice que el Che vino a Bolivia,
en la oscuridad, no se sabe que era un lugar escogido de
con qué intenciones. Esa ter- retaguardia de la lucha gue-
cera tendencia es aquella que rrillera, porque su intención
viene de los ex trabajadores, era liberar primero a la Ar-
de los ex dirigentes, de los gentina, al Perú y a otros paí-
trabajadores que se queda- ses. Eso no es verdad. El Che

245
O cu b r e
t
estaba haciendo un examen ta Cruz o los de Cochabamba; les debe mucho.
exhaustivo de lo que ocurría esta la CIA con todos sus más
en América Latina, y Bolivia experimentados agentes. Hermano y Compañero Evo,
era un volcán en plena ebulli- aquello que sembraron ésos
ción, esa es la explicación del Están los instructores milita- hombres, hoy estamos no-
por qué hubieron masacres res norteamericanos; es decir, sotros estamos cosechando.
mineras. el Che está enfrentado contra Pero, aún estamos librando
el imperialismo que en ese otras batallas, porque to-
Pero hubieron también ma- momento concentra sus fuer- davía tenemos enemigos
sacres de constructores; se zas en Bolivia. La muerte del apuntándonos por los cuatro
me viene a la cabeza el nom- Che es un episodio doloroso, costados y no debemos olvi-
bre de Adrián Arce Quispe, SÍ, PERO HEROICO. Y por eso darnos que muchos de esos
el Secretario General de la no debemos cometer el error protagonistas de hoy que
Confederación de Construc- de decir que en la masacre de se disfrazan de demócratas,
tores. Hubieron represiones San Juan quedaron viudas y de liberadores, etc., etc., no
al sector fabril, al sector cam- huérfanos, como si fuéramos son nada más que los viejos
pesino. Es que el Che estaba simplemente los deudos de dictadores, los viejos oligar-
haciendo un examen exhaus- unos muertos y lo que que- cas que quieren restituir sus
tivo y escogió Bolivia, porque da es ponernos a llorar, ¡¡No!!. privilegios, son los hijos y los
era el lugar de América Latina Mil veces No. LA MASACRE DE nietos de aquellos oligarcas,
donde debería estar; Bolivia SAN JUAN ES UN EPISODIO dictadores y pro imperialistas
era en realidad el centro del SANGRIENTO PERO HEROI- que ya habíamos enfrentado
volcán que estaba evolucio- CO, es una de de las batallas en Siglo XX, en Huanuni, en
nando en América Latina, era que empieza mucho antes y Quechisla, en Carcupila de
el cráter del volcán llamado que terminará prácticamen- Potosí. Estos…, son los mis-
América Latina. Esa es la ra- te hoy, y los hijos, las viudas, mos enemigos que habían
zón del por qué encontramos los nietos de esos muertos en reprimido a los campesinos
que en las fuerzas del enemi- combate, deben sentirse los en Tolata y Episana, son los
go, no solamente a los solda- hijos, los nietos y las esposas mismos enemigos de la pa-
dos de Challapata, los de San- de héroes a quienes la patria tria que mataron fabriles,

Mural “Dictaduras”, de Miguel Alandia Pantoja

246
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

constructores y estudiantes. libertad que nosotros. Pero generaciones que deben ali-
Si nosotros queremos honrar también está el aniversario mentarse del ejemplo de las
de manera práctica el ejem- de la masacre de San Juan y viejas generaciones, de esas
plo que nos han dejado nues- la muerte del Che, y también viejas generaciones que deja-
tros mayores, debemos decir está presente el triunfo, por- ron su sangre regada por los
que ellos pueden seguir ha- que en este momento, si a mí caminos de la patria y que en
ciendo lo que quieran, pero se me permite hablar en el ningún momento armaron
el pueblo boliviano ya no les Palacio Quemado, es que el ninguna carpa en el Prado y
cree y no les permitirán que pueblo en el palacio está. que no le pidieron a nadie re-
avance ni un solo centímetro sarcimiento de daños.
más y ellos serán derrotados Por ese motivo, creo que la
más temprano que tarde. gran iniciativa de realizar Ayúdenme a decir ¡¡¡Gloria a
una serie de actividades para los héroes masacrados en las
Es por esta razón que esta- conmemorar estos hechos minas!!! ¡¡¡Gloria a los héroes
mos frente a un hecho que se convierten en parte no de masacrados en el campo y las
reúne varios acontecimien- un trabajo culturalista, no en ciudades¡! ¡¡¡Viva el proceso
tos. Hoy el Che hubiera esta- parte de un trabajo formal, de cambio!!! ¡¡Muera el impe-
do cumpliendo 89 años. Pero, sino en parte del trabajo de rialismo norteamericano!!!
son 50 años de su inmolación. honrar a nuestros héroes y el
* Edgar Ramírez Santiesteban es Direc-
También el centenario de esa que nosotros debemos redo- tor Nacional del Archivo Histórico de la
otra revolución de 1917, don- blar todos los días, para crear Minería Nacional de la Corporación Mi-
de los obreros rusos enarbo- la conciencia de las nuevas nera de Bolivia y ex Secretario Ejecutivo
de la Federación Sindical de Trabajado-
laron las mismas banderas de
res Mineros de Bolivia y de la Central
Obrera Boliviana.

247
O cu b r e
t

“EL CHE ES
UNA PERENNE
PEDAGOGÍA
REVOLUCIONARIA”
Evo Morales Ayma

248
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

D iscurso del presidente del Estado Plurinacional de


Bolivia, Evo Morales Ayma, en el llamamiento a los actos de
conmemoración por los 50 años de la presencia del Che en Bo-
livia, realizado en el Palacio de Gobierno el 14 de junio de 2017.

(APLAUSOS - VÍTORES) por las trasnacionales impe- sirve hoy o ha servido para
riales del petróleo, empresas sus tiempos? Seguramente
Muchas gracias, hermanos petroleras de Estados Unidos en este tiempo, en las déca-
y hermanas, hermano Álva- y de Inglaterra, ¿qué hay de das de los 60, 70, esa teoría
ro, a la Ministra de Cultura, común en este día sobre dos sirvió de mucho. Hoy debe-
al Ministro de Minería, otros fechas históricas? Recordar, mos releer nuestras relacio-
ministros, ministras; Edgar hermanas y hermanos, a uno nes, nuestras realidades sin
Ramírez, muchas gracias por de los hombres más conse- perder las perspectivas del
acompañarnos y sobre todo cuentes con los ideales de tiempo de las guerrillas, de-
por sus reflexiones y comen- emancipación como fue el bemos combinar sabiamente
tarios sobre la lucha del mo- Che. Emancipación qué signi- el pasado con el presente.
vimiento obrero en Bolivia. fica, liberar a los hombres de
Embajadores, embajadoras, toda forma de opresión; pero Hermanas y hermanos, segu-
asambleístas departamen- también liberación de toda ramente las guerrillas fueron
tales, nacionales, a todas las forma de violencia. Pues hoy necesarias para combatir el
fuerzas sociales que acom- celebramos la paz del Chaco, colonialismo que aplastaba a
pañan este acto; también a pero también a un hombre nuestros pueblos en América
nuestras juventudes, los dis- heroico que luchó por la paz Latina, en Asia, en el África.
tintos grupos presentes acá, del mundo –el Che Guevara–, Cuánto de la lucha de Túpac
Guevaristas. que luchó para que cese la Katari no sirve hoy para ven-
violencia capitalista, que es cer a los colonizadores, a los
Pienso, hermano Álvaro, que la peor de las violencias que invasores de aquellos tiem-
esta noche estamos reunidos ocurre contra la humanidad y pos, de estos tiempos moder-
los verdaderos antiimperia- contra nuestra Madre Tierra. nos o cuánto de las guerrillas
listas para dar homenaje a de Tambor Vargas sirve hoy
los 89 años del nacimiento El Che es una potente y pe- para liberarnos de nuestros
de Che Guevara. La histo- renne escuela de pedagogía opresores. No sólo debemos
ria cuenta, un 14 de junio revolucionaria, jamás deja- aprender de los éxitos o fra-
de 1928, hace exactamente mos de aprender del Che, y casos de las luchas guerri-
89 años, nació el Che y qué con el Che aprendemos de lleras o revolucionarias; sino
coincidencia, hace 82 años se sus libros, de sus actos, de sus también de las condiciones
firmó la paz del Chaco para discursos, de su conducta. que hacen posible que se
dar fin con la guerra cruenta Podemos aprender muchas produzcan esos procesos.
entre dos pueblos hermanos, cosas que ayudan hoy a la re-
paraguayos y bolivianos. flexión política; por ejemplo, Tenemos que reflexionar so-
la teoría del foco revolucio- bre las luchas del pasado y las
Una guerra que fue impulsada nario, ¿cuánto de esta teoría nuevas formas de luchar hoy

249
O cu b r e
t
para enfrentar aquello por lo de él aprendemos esa ética otro día el debate colectivo;
que lucharon Túpac Katari, consecuente entre pensar y un hereje es como el Che.
Tambor Vargas, Fidel o el Che, hacer, entre el discurso y la
Raúl y el comandante Hugo realidad, entre lo que sueña El Che junto a Fidel y otros re-
Chávez. ¿Cuánto han cambia- y lo que se lucha. El Che es volucionarios formaron jun-
do las condiciones de opre- la continuidad incondicional to al pueblo una revolución
sión en nuestro tiempo?, las del hombre que pensaba y invencible; los herejes de la
injusticias (Corte de emisión). del hombre que hacía. revolución son como el Che
o como Fidel, luchan contra
Hemos sido sometidos, pen- El Che es la continuidad in- aquello que parecía imposi-
sar en el Che es una manera condicional del hombre que ble. Se adelantan a su tiempo,
de aprender nuestra historia pensaba y del hombre que luchan con su pueblo, apren-
y de entender nuestro tiem- hacía, que hacía y que pensa- den, enseñan, pelean contra
po, entender a nuestros pue- ba a la vez; pero el Che, para sus oligarquías; pero también
blos; el Che nos sirve para unos fue un santo, pero para pelean contra sí mismos. Para
entender su propio tiempo otros es un hereje. Su santi- aprender, para superarse a sí
y para tratar de entender dad proviene de ese compro- mismos superan sus propios
nuestro tiempo, pero tam- miso profundo, incondicional dogmas; esos son los here-
bién para inspirarnos en las de su lucha por los otros, de jes, los que no tienen miedo
nuevas luchas que debemos su irreverencia ante la muer- a equivocarse, y cuando se
enfrentar como pueblo, pero te. ¿Qué es un hereje?, es un equivocan lo reconocen con
como destino colectivo. Con inconforme, un rebelde, un la hidalguía de un revolucio-
el pensamiento del Che po- irreverente, un transgresor; nario.
demos hoy entender lo que pero a la vez un combatiente
pasa en el mundo, el Che que pelea por los otros y que Fidel tiene un lindo discurso
nos ha dotado de herramien- busca mejores días para la sobre el Che, si queremos ex-
tas poderosas no sólo para humanidad. presar cómo aspiramos que
comprender el mundo, sino sean nuestros combatientes
las injusticias, la opresión, la El pensamiento potente que revolucionarios, nuestros mi-
violencia, la guerra imperial, no se conforma con la ideo- litantes, nuestros hombres,
sino también para cambiar el logía de manual, alguien que debemos decir sin vacilación
mundo de injusticia, de abu- cree que las ideas deben ali- de ninguna índole: queremos
so, de prepotencia, de explo- mentar las acciones, que el que sean como el Che. Si que-
tación, y de saqueo. ejemplo debe servir para remos expresar cómo quere-
avanzar. Que no cree en los mos que sean los hombres de
El Che es un modelo de gue- dogmas, que vive creando, las futuras generaciones de-
rrilleros revolucionarios y que trabaja creativamente; bemos decir que sean como
de él podemos aprender lo un hereje es aquel que tiene el Che. Si queremos decir
que es un soldado heroico, pena, consciencia de su rea- cómo deseamos que se edu-
o la ética del combatiente. El lidad, de ser transformada quen nuestros niños, debo
Che es un modelo de trabaja- porque lo que condena y ne- decir sin vacilación: quere-
dor obrero y de él podemos cesita rebelarse para liberar a mos que se eduquen en el
aprender la ética del trabajo los condenados de la tierra. espíritu del Che.
revolucionario, del sacrificio Un hereje es un revoluciona-
colectivo, y de la extrema la- rio que un día toma las armas, Si queremos un modelo de
boriosa. El Che es un ejemplo otro día la picota, otro día los hombre, un modelo de hom-
de vida y de consecuencia, libros, otro día el discurso, bre que no pertenece a este

250
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

tiempo, un modelo de hom- El Che es el soldado gigante el dinero, la fortuna, su mís-


bre que pertenece a los tiem- de la lucha junto a su pueblo tica es el saqueo, el robo, la
pos futuros, de corazón digo: contra el poder capitalista, re- mentira en estos tiempos y la
que ese modelo, sin duda, sin presentando a la patria socia- usurpación.
una sola mancha en su con- lista. La gran diferencia entre
ducta, sin una sola mancha el capitalismo y el socialismo El hombre nuevo es hijo del
en su actitud, sin una sola es que el proyecto socialista socialismo, aquel que traba-
mancha en su actuación, ese es un proyecto que piensa ja para el presente y para el
modelo es el Che. y trabaja por la humanidad; futuro, pero que construye
el proyecto capitalista es un junto a su pueblo, el que pe-
Si queremos saber cómo de- proyecto que trabaja para el lea y lucha junto a su pueblo,
searíamos que sean nuestros poder de unos cuantos, para el que triunfa o es derrotado,
hijos, debemos decir con todo la acumulación del capital, pero lo hace junto a su pue-
el corazón y con las mentes que trabaja destruyendo a los blo. El Che es la mística eterna
revolucionarias, debemos y otros, pisando a los demás. de la lucha; ese Che de la Sie-
queremos que sean como el rra Maestra, de la zafra azuca-
Che, eso dijo Fidel. (APLAU- El socialismo es un proyecto rera, el Che del Ministerio de
SOS) El Che es el ejemplo que construye con todos y Economía, el Che de Ñanca-
eterno para los jóvenes, para para todos, el capitalismo es huazú, el Che de Angola o el
las nuevas generaciones; ne- un proyecto que profundiza Che de Montevideo está pre-
cesitamos que nazcan y se las diferencias, que las extien- sente nuevamente en Bolivia,
desarrollen muchos Ches en de y las ensancha, que abona en América Latina y en todo
Bolivia, en Cuba, Venezuela, la exclusión, que amplía las el mundo. Ese Che combati-
Brasil, Argentina, en todo el asimetrías, las inequidades. vo, revolucionario (APLAU-
mundo; nos hace mucha fal- El capitalismo tiene alma de SOS), en Bolivia, en América
ta que existan más Ches para verdugo, el socialismo tiene Latina, y en todo el mundo,
librar miles de batallas. espíritu de emancipación. es Che combativo, revolucio-
Son dos proyectos distintos; nario, además humano y so-
(APLAUSOS) son dos caminos irreconci- lidario.
liables: o nos sumamos a los
Para liberar a nuestros pue- verdugos o a los capitalistas, Está presente nuestra Briga-
blos, para vencer las injusti- a los imperialistas o nos su- da de Salud de Cuba, están
cias, para construir nuestra mamos a los emancipadores. presentes las 60 millones de
patria y la Patria Grande, el atenciones médicas, está pre-
que no ama a la patria, no ama Los verdugos, que son hijos sente en el alma de las más de
a la gente; el amor a los otros naturales del capital, del di- 700 mil personas operadas,
es el amor a la humanidad. nero, del abuso, la opresión, de las miles de personas al-
Esta es la base fundamental no tienen patria; su patria es fabetizadas con el programa
de la Revolu- Si Puedo y con
ción y cual- el programa Mi
quier revolu- Salud. Los pue-
ción que se blos de nuestra
pretenda es Patria Grande
universal, jus- no están huér-
ta, solidaria y fanos del Che ni
perenne. de Fidel, juntos
se pasean por

251
O cu b r e
t
los barrios adentro, por las indomable. El Che antiimpe- teamericano, por entonces
misiones venezolanas, en las rialista, el Che anticolonia- guerrilleros penalizados, sa-
favelas brasileñas, en los alji- lista; pero también del Che tanizados con cualquier tér-
bes ecuatorianos, en la Ama- humano, solidario, interna- mino, antes de comunistas,
zonía, en los valles y en el alti- cionalista, en fin el Che socia- de rojos, en nuestros tiempos
plano boliviano. El Che nunca lista, nuestro respeto nuestra de narcotraficantes, de terro-
fue más necesario que hoy en admiración al Che y a todos ristas, de subversivos. (COR-
nuestras patrias flageladas los antiimperialistas de Boli- TE)
por el capitalismo voraz y por via y el mundo.
la agresividad imperial, por la Si revisamos las intervencio-
voracidad de nuestros recur- (APLAUSOS) nes militares a los centros
sos naturales. Hoy el Che está mineros, las Fuerzas Armadas
vivo más que nunca. Hermanas y hermanos, cuan- convertían a los campamen-
do hablamos del Che habla- tos mineros en cuarteles mi-
(APLAUSOS) mos de las guerrillas, gue- litares, ¿acaso eso está en la
rrillas para las revoluciones. Constitución? ¿Acaso defen-
Más vivo y más necesario que Escuchando algunas inter- der bajo armas mediante las
nunca, ese es el Che que ins- venciones esta noche, pero Fuerzas Armadas a los empre-
pira nuestras luchas contra también antes, pensaba por sarios privados internaciona-
las arremetidas imperiales, qué antes un grupo de hom- les, o transnacionales está en
contra la ofensiva imperial, bres y mujeres rebeldes, va- la Constitución? Claro, como
que trata nuevamente de lientes se organizaron en las siempre la derecha, el impe-
doblegarnos, y estoy seguro guerrillas. Porque había una rio norteamericano manejan
que nunca podrán, que tra- injusticia, especialmente en los medios de comunicación
tan de arrebatarnos la ban- América Latina. Cuando sur- para confundir con cualquier
dera de nuestros derechos, gen movimientos sociales, propaganda con mentira y
de nuestros sueños y nues- movimientos políticos anti- mentira de antes, como tam-
tra patria. Los jóvenes tienen imperialistas y ganan las elec- bién de hoy.
que estudiar al Che, pensar ciones, ahí vienen los golpes
junto al Che, luchar y trabajar de Estado, golpes de Estado Hermanas y hermanos, a los
como el Che, una juventud desde el imperio norteame- 50 años de muerte del Che
que no enarbole las bande- ricano, golpes de Estado con en Bolivia debe ser motivo de
ras de justicia y dignidad, de participación de la CIA. ¿Aca- mucha reflexión, de mucha
trabajo y de consecuencia re- so los golpes de Estado, las organización; pero también
volucionaria como el Che, no dictaduras militares están en de mucha movilización. Yo
es juventud. Puede ser cual- la Constitución de las funda- estoy convencidísimo; para
quier cosa, pero jamás una ciones de las repúblicas? Nun- las futuras generaciones, para
generación de hombres li- ca, pero cuando los pueblos, las juventudes, las nuevas ge-
bres, peor una generación re- a veces democráticamente, a neraciones, el peor enemigo,
belde, o un colectivo hereje. veces también mediante las el peor enemigo de la huma-
Nuestro mejor homenaje al guerrillas, se organizan para nidad es el imperio nortea-
Che es saber más de su pen- liberarnos de las oligarquías mericano, por ahora.
samiento, aprender cada día nacionales, ahí vienen a de-
de sus luchas, de sus sueños; fender el imperio norteame- Es una obligación, todos or-
nuestro mejor homenaje es ricano. Porque las oligarquías ganizados bajo un programa,
inspirarnos en su tenacidad nacionales son el mejor ins- bajo principios, con valores,
inclaudicable y en su espíritu trumento del imperio nor- a combatir, no porque qui-

252
A 50 años de la presencia del CHE en Bolivia

siéramos combatir al imperio quisiéramos ver en esos te-


por combatir; sino es nuestra jidos de poncho, aguayo al
obligación. Combatiendo al Che, gran revolucionario, te-
imperialismo garantizar la es- nemos por tanto una respon-
peranza de las futuras gene- sabilidad a los 50 años de la
raciones. muerte del Che.

En estos 50 años de la muerte (APLAUSOS)


del Che va a ser importante
movilizarnos; hay un progra- Hermanas y hermanos, el
ma tentativo, con el hermano Che siempre estará presente,
Álvaro estamos deseando, el Che es nuestra inspiración
por ejemplo, un día antes del de lucha, de trabajo y sobre
8 de octubre, 9 de octubre, todo de esperanza para las
un día como un concurso futuras generaciones. Por eso
de poesía, todas dedicadas tenemos una enorme res-
al Che y a la Revolución de ponsabilidad y saludo este
América Latina. (APLAUSOS) pequeño acto para que –a
Canto, música, con nuestra partir de este momento – to-
música originaria, música clá- dos, movimientos sociales,
sica o también cantos al Che autoridades, pero también
mediante Reggaetón, por con invitados especiales, con
ejemplo, ¿por qué no?, pero la Embajada de Cuba en es-
todo al Che y a la Revolución. pecial, Argentina espero que
(APLAUSOS) nos acompañe porque el Che
es Argentino, al margen de
Literatura, escribir libros, las diferencias ideológicas,
tenemos una enorme res- es importante reconocer esa
ponsabilidad cómo expresar lucha del Comandante Che
mediante nuestras herma- Guevara.
nas del campo en los tejidos.
Yo sigo convencido, sobre Felicidades y mucha suerte, a
todo, nuestras hermanas, partir de este momento em-
nunca han sido analfabetas, pieza esta campaña por los
podemos revisar, ver cómo 50 años de la muerte del her-
escribían en sus aguayos me- mano Che Guevara.
diante el tejido, sus formas de
vivencia; de qué viven, su fa- (APLAUSOS).
milia que no solamente eran
hijo, hija, sino los animales.

A mí me sorprende eso,
cómo nuestras hermanas
bajo la convocatoria desde
el Ministerio de Cultura, de
la Presidencia, la Cancillería,
anticipando, que expongan;

253
Toda
nuestra
acción es un
grito de guerra
contra el
imperialismo

Ernesto CHE Guevara


CARTA DE DESPEDIDA DEL CHE
A SUS HIJOS

A mis hijos,

Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Er-


nesto:

Si alguna vez tienen que leer esta carta, será


porque yo no esté entre ustedes.

Casi no se acordarán de mí y los más chiquitos


no recordarán nada.

Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa


y, seguro, ha sido leal a sus convicciones.

Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien


mucho para poder dominar la técnica que permite
dominar la naturaleza. Acuérdense que la Revolu-
ción es lo importante y que cada uno de nosotros,
solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre
capaces de sentir en lo más hondo cualquier in-
justicia cometida contra cualquiera en cualquier
parte del mundo. Es la cualidad más linda de un
revolucionario.

Hasta siempre hijitos, espero verlos todavía. Un


beso grandote y un gran abrazo,

Papá
“Fidel puso a Cuba en el mapa
del mundo, luchando contra la
codicia del imperio... demos-
tró que no hay imperio perpe-
tuo. Fidel no ha muerto porque
las luchas no cesan ni menos
aquellas que significan dignifi-
car la humanidad”.
Palabras del Presidente Constitucional
del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo
Morales Ayma, en el homenaje de despedida
a los restos mortales del Comandante de
la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz en
la Plaza de la Revolución de La Habana,
Cuba, el 29 de noviembre de 2016.

Diseño y diagramación: Erik Mendoza, Selección y Edición de textos: Rider Molinedo