Está en la página 1de 4

Competencias trabajo en equipo (Resumen Modulo 3)

Desarrollo de competencias clave.

La gestión de equipos de alto rendimiento supone el entrenamiento en las llamadas competencias blandas. Una competencia es una forma de pensar o de comportarse que nos hace actuar de una manera determinada para afrontar una situación.

Formación en competencias.

Cada Colaborador es evaluado a partir de un sistema de competencias que mide el grado de desarrollo de este, con base en una serie de comportamientos esperables.

Entendemos por competencia como una característica que es adecuada poseer en una determina circunstancia o para determinada actividad.

Entendemos por conocimientos, aquellas competencias llamadas técnicas, que son más fáciles de evaluar y se constituyen como filtros primarios a la hora de seleccionar a nuestros colaboradores. Competencias conductuales son entendidas como competencias de gestión.

3 competencias fundamentales:

1. Comunicación: Capacidad para establecer conversaciones efectivas. Habilidad para entenderse con los demás miembros de la organización. Utilización del lenguaje verbal y no verbal para lograr coordinación de acciones.

2. Liderazgo: capacidad para dirigir personas hacia el logro de objetivos. Habilidad para que los diferentes miembros de un equipo interactúen entre sí, estableciendo una dinámica de grupo eficiente.

3. Trabajo en Equipo: Sentido de permanencia, Habilidades de comunicación, relaciones interpersonales, división de tareas, coordinación y cooperación entre los miembros de un equipo.

Los valores en la formación de equipos.

Dos conceptos importantes:

a) Equipo de trabajo: un conjunto de personas que se conectan con el fin de llevar a cabo un objetivo asignado. Se efectúa considerando las actitudes habilidades y conocimientos necesarios para la consecución del objetivo que posee cada miembro.-

b) Trabajo en equipo: Debemos sumarte al anterior la dinámica que se lleva adelante en el equipo, la cual permite trabajar en comunidad con procedimientos descriptos para lograr productividad y eficiencia. Los valores fundamentales para el trabajo en equipo son aquellos que proclamen la dignidad de cada uno de los individuos que se relacionen, la consideración de que la otra persona como un ser vulnerable a los afectos y la aceptación, se supone apertura y generosidad.

Otro valor especial es la COHESION, la atracción al involucramiento que ejerce la condición de ser miembro de un equipo. Cada equipo se debe lograr que la interrelación entre los miembros sea efectiva, no solo debe existir un buen clima si no también, se debe lograr en que cada miembro se relacione con sus tareas. Un equipo que logra cohesión obtiene:

1. Óptimo rendimiento: La producción del equipo es alta. Es ese trabajo ha definido y asumido como suyo. Todos se sienten involucrados en realizarlo.

2. Calidad excelente: Es fruto de un alto sentido de responsabilidad entre los integrantes.

3. Quiebres mejor disueltos: Hay sabiduría colectiva: nadie sabe tanto como todos juntos

4. Decisiones eficaces: Se reduce el tiempo de implementación. Por otra parte hay mayor aceptación de las decisiones ya que no han sido impuestas.

5. Flexibilidad: El equipo se crea con facilidad. Aprende a enfrentarse a nuevos retos. Incorpora a nuevos miembros según las tareas. Los equipos se hacen y deshacen.

6. Alta motivación: Los intereses particulares coinciden con los fines y objetivos comunes, la comunicación es abierta. Los integrantes del equipo se sienten satisfechos y orgullosos por su trabajo.

7. Menor oposición en la organización formal: Las oposiciones de ciertos departamentos son menores ante las modificaciones de estructura, de procedimientos y de normas que implica la creación del equipo.

8. Desarrollo personal de sus integrantes y desarrollo de la propia organización:

Aporta beneficios y ventajas emocionales para los miembros.

9. La sociabilidad: Ofrece ventajas claras y numerosas. La mayoría de los miembros de equipo están de acuerdo en que un entorno así de agradable, lo cual ayuda elevar la motivación y el espíritu de equipo.

Puesta en marcha de un equipo.

Debemos disponer del tiempo suficiente y necesario que conlleva el proceso de puesta en marcha. Para que un equipo sea funcional, debe establecerse el propósito de su formación, definir los objetivos, metas y planes de acción, luego de eso seleccionar a sus miembros.

Solo se debe formar equipos cuando haya razones de peso, si no será una pérdida de tiempo y esfuerzo.

El equipo debe ocupar un lugar específico dentro de la organización, tener una dependencia formal, lo cual cumplirá la función de definición de lineamientos principales. Se debe establecer cuál será su capacidad de relacionamiento con otras áreas. Se podrá proceder luego a la elección de sus miembros, cada uno cumpla un rol específico que permita al equipo lograr un buen rendimiento.

Los miembros del equipo, deben poseer cualidades y competencias genéricas tales cuyo relacionamiento con otros miembros permita un desempeño óptimo.

Es preferible logar equipos con diferentes puntos de vista con el objetivo de enriquecer debates, ideas, pensamientos, lograr innovación y creatividad en los proyectos.

Se debe nombrar a un coordinador, tendrá las de ser el encargado de comunicar los lineamientos principales, el propósito del equipo, los objetivos y las metas definidas que deban respetarse, así como también las normas de convivencia laboral entre los miembros y las normas de la organización a la que pertenezcan. El coordinador del equipo deberá distribuir entre los miembros las tareas que se llevaran a cabo y asignárselas a cada uno de acuerdo a sus preferencias o idoneidad. El seguimiento debe hacerse de forma frecuente ya sea mediante a las herramientas necesarias o bien, reuniones presenciales de seguimientos, fechas parciales de entrega etc. El coordinador debe dar inicio a la dinámica de equipo, mediante la presentación de sus miembros para buscar el comienzo de una relación personal, es primordial la existencia de confianza entre los miembros que lo componen. Sería de gran ayuda que la dinámica de relación comience ni bien se está constituyendo el equipo.

Etapas en la formación de un equipo.

Existen diferentes etapas por las que todo equipo atraviesa durante su constitución:

1.

Formación: Se caracteriza por una gran incertidumbre sobre propósito, estructura y liderazgo del grupo. Esta etapa concluye cuando los miembros han comenzado a pensar en sí mismos como parte del grupo

2. Confusión: Sus miembros aceptan la existencia del grupo, pero hay resistencias al control, hay conflictos respecto a quién controlará el grupo. Cuando esto concluye habrá una jerarquía muy clara del liderazgo dentro del grupo.

3. Normalización: Se desarrollan relaciones cercanas y el grupo muestra cohesió n . Esta etapa se completa cuando se solidifica la estructura del grupo, lo que define el comportamiento del miembro como correcto.

4. Desempeño: La estructura es plenamente funcional y aceptada. Para los equipos de trabajo permanente esta es la última etapa de su desarrollo.

5. Disolución: Se presentan en los grupos y comités temporales. Los niveles de desempeño dejan de ser su prioridad. Su atención se dirige a la conclusión de sus trabajos.

Conociendo este desarrollo es conveniente al principio no presionar al equipo en exceso.

Un equipo que comienza funcionando bien tiene más probabilidades de tener éxito, por el contrario un equipo que comienza con problemas y tensiones, es muy posible que entre en una espiral negativa de que la que difícilmente salga.

Para muchas personas trabajar en equipo resulta una experiencia novedosa, por lo que hay que darles tiempo.-