Está en la página 1de 3

HACIENDO ENGODO O "GRUMEIG"

Es tiempo de pasar frío, de esperar sentados en una roca o saliente a que nuestro corcho
descienda hasta lo más profundo, disparando nuestra adrenalina y despertándonos de nuestra
hipnosis marina.
Efectivamente, hoy voy a hablar de una pesca que creo que la hemos hecho todos en algún
momento de nuestra vida, pescadores y no pescadores : La pesca con corcho o "suret". Pero
este tipo de pesca engloba muchos aspectos que no podría describir en un sólo artículo, como
podría ser el tipo de caña, el bajo, condiciones ideales del mar para este tipo de pesca, con
carrete o sin,...

Esta vez voy a hacer hincapié en un aspecto fundamental para esta modalidad de pesca, el
engodo o "grumeig" o "brumer". En esto pasa como con la paella, en cada casa se hace de una
manera diferente y añadiendo unos ingredientes u otros en función de lo que vayamos a
pescar ese día. Así, el engodo que yo hago lleva los siguientes ingredientes:

1kg de sardinas

1 barra de pan duro remojado

1 chorro de aceite de sardina

De 1/2 kg a 1kg de harina de maíz o trigo

Arena (opcional)

La manera de realizar nuestro engodo no puede ser más sencilla, se pone todo en un bol de
cocina y se pasa por la batidora.

Es importante que no nos queden grumos ya que el pescado lo tiene que oler, no comer. Lo
único que se tiene que poder comer es nuestro cebo con el anzuelo.

Ahora un par de apuntes que yo considero importantes. Primero, si queremos que no nos
entren lisas o salpas no deberemos añadir pan a la receta. Segundo, si utilizamos harina de
trigo la masa va a tomar un consistencia que provocará que nuestra bola de grumeig se nos
vaya al fondo y allí se deshaga poco a poco (mucha gente lo prefiere así), si en cambio, usamos
harina de maíz, al lanzar el engodo al agua inmediatamente se disolverá formando un efecto
nube y por tanto mayor distribución de los aromas en el agua.

El aceite de sardina es importante pero no necesario, ya que su "pestilencia" resulta


encantadora para los peces. ¡Pero OJO!!!!, si lo tocamos quedaremos impregnados de una
asquerosa esencia que hará que seamos repudiados por novias, mujeres, hijos, perros y demás
seres vivientes no marinos...Así que, si no nos queremos sacar un pulpo de novia o novio,
mejor no tocar el aceite con las manos. ¡Ah! la botella de 1 litro cuesta entre unos 4 y 5 € y
cunde bastante.

Otra cuestión importante es que, si vamos a pescar, por ejemplo, con langostino o gamba
congelada, es poner las cáscaras de la gamba en nuestro engodo y batirlas también.
Procederíamos de la misma forma si vamos a pescar con calamar, o gusano, caracoles, ...
Este engodo yo lo uso para la pesca del sargo, pero entran mojarras, raspallones, salpas,...

Una vez en nuestra pesquera, el engodo se debe lanzar a nuestros pies (en el agua, claro está!)
pero delante de nosotros, donde las olas rompen y así esparcirán mejor nuestro elixir mortal.

Bueno, pues esto es todo. Si alguien usa otros ingredientes estaría bien que los compartiese
con tal de mejorar nuestra fórmula.

hola, se me ocurrió congelar lo dentro de unos vasos plásticos ya que lo prepare con varios
días de antelación, los lleve congelados en la bolsa de los refrescos, los tire al agua poco a poco
y se disgregaban en 5 minutos, lo que me permitía mantener la zona con engordo y las manos
limpias.

Pep Torres Roig dijo...

La idea me parece buena, pero me surgen una serie de interrogantes. Pienso que el echar un
vaso es excesiva cantidad de engodo. Yo tiro al mar una cucharadita cada 5 minutos y es más
que suficiente.

Supongo que tendrás un congelador enorme para poner tantos vasos de engodo, jejejeje.

un saludo y buena pesca

lunes, 5 de marzo de 2012, 14:40:00 CET

Miguel Martín dijo...

Gracias Pep por compartir, saludos de la costa brava, en mi masa de sardina le sumo algas de
la zona, primero las deseco y después las añado, a modo de paja, así inflas la masa y el pez al
ver porciones de algas de la zona desconfía menos, a mí me funciona, saludos de un pescador
de roca entre Cadaques y Blanes.