Está en la página 1de 3

Actividad 3. Cuadro comparativo.

Materia: Enseñanza y aprendizaje en formación de competencias.


ESTILOS DE APRENDIZAJE SEGÚN LA TEORÍA DEL APRENDIZAJE EXPERENCIAL (ELT)

El conocimiento es captar y transformar la experiencia, así pues hay dos formas opuestas de captar la experiencia (CE y CA) y dos opuestas de
transformarla (RO y EA), que son los cuatro estilos de aprendizaje propuestos por Kolb (1984). Aprender de la experiencia supone la tensión
creativa entre estos, se trata de un proceso dialéctico entre los diferentes estilos.

Estilos Experiencia concreta (CE) Conceptualización Observación reflexiva (RO) Experimentación


abstracta (CA) activa (EA)

Acción Experimentar Reflexionar Pensar Actuar


Habilidades Para involucrarnos en Para observar y Para integrar Para experimentar
experiencias concretas, con reflexionar desde observaciones y reflexiones activamente con
actitud abierta y sin distintos puntos de vista y en un marco más amplio de nuestras teorías,
prejuicios. estableciendo conexiones conocimiento: teorías, aplicar en la práctica
entre acciones y generalizaciones y ideas y conceptos.
resultados. conceptos.
Competencias De acuerdo a la autora, González, sugiere que la educación está en proceso de cambio, en el que es necesario que
el ser humano necesite desenvolverse en diferentes contextos para desarrollar sus conocimientos, habilidades,
actitudes y valores; esto lo retoma del pensador David Kolb. El trabajo que propone Kolb está basado en la
experiencia y en cómo se procesa la información para afrontar distintas realidades a las que se ve sometido el
sujeto. Parte de la idea de que hay dos formas de comprender la experiencia: activo (experiencia concreta) y
pasivo (conceptualización abstracta); y otra de transformar la experiencia: pasivo (observación reflexiva) y activo
(la experimentación activa).

Las competencias básicas que buscan desarrollar es que el individuo sea capaz de pensar por sí mismo, es decir,
que al enfrentarse a diferentes situaciones pueda experimentar, observar, reflexionar y aplicar para proponer una
resolución a un determinado ambiente. La OCDE (2006) menciona que “Una competencia es la habilidad para
satisfacer con éxito exigencias complejas en un contexto determinado, mediante la movilización de prerrequisitos
psicosociales que incluyen aspectos tanto cognitivos como no cognitivos”.

Para esto, se propone una estrategia denominada Aprendizaje de Servicio que consiste en que la adquisición de
conocimientos y competencia son aplicados al servicio de la comunidad. Lo ideal es que provocar una reflexión
sobre qué y cómo se hace para generar una conciencia social y así proponer resoluciones a los problemas.
González (2009) menciona que “La filosofía del Aprendizaje-Servicio concibe como eje vertebrador (…) todo tipo
de aprendizaje al alumno, con afán de promover la personalidad de manera integral y con dimensión holística”.

Referencias:

 González, Concepción (2012). Aprender de la experiencia y competencias: aprendizaje y servicio. Recuperado de:
http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4644809