Está en la página 1de 3

SHOT SHOT CARLA FIGUEROA / HABLA CON LA RAQUETA

LIKE A LIKE A “RECUERDO LA PRIMERA VEZ que peleó un punto dudoso con cuando le chispeaban los dedos en su espalda,

PRO PRO un árbitro, nos sentíamos tan contentos, la Carla dejó toda la timi-
dez de lado para demostrar que estaba ahí presente. Que se podía
parar de igual a igual ante cualquiera Es una imagen difícil de olvi-
pero sólo por el viento que le soplaba detrás de
su oreja. Comenzaba así una nueva historia para
Carla Figueroa, rodeada y protegida muy bien
dar”. entre los suyos.
Fernando Morgado mira cómplice a Marcela Merino, su cónyuge.
Congelan sus mentes, recuerdan el momento recién mentado, y el EL DEPORTE HA SIDO la mejor válvula de escape para Carla y por
Ingresa a: orgullo se cuela rápido en sus figuras. No es la primera vez, ni eso desde chica empezó a destacar en cada actividad de la cual era
www.elgrafico.cl
menos la última, en que sus pelos se erizarán con dirección al cielo. partícipe, ya sea atletismo, natación, tenis de mesa e incluso fútbol,
Durante los días en que El Gráfico tuvo la oportunidad de conocer donde se cansó de hacer goles defendiendo a su colegio en el cam-
esta historia de pulso acelerado, la tónica principal fue esa: el sen- peonato escolar Coca-Cola. Pero hubo un deporte que le llamó
tirse orgullosos por la labor realizada. mucho más la atención: el tenis.
Debido a una hipoacusia severa bilateral, el sentido auditivo de Car- A los 12 años, un nuevo capítulo de su vida empezaría a escribirse
la Figueroa Merino no pudo desarrollarse bien. Pero recién nacida, en el extinto complejo deportivo Eladio Rojas, en Macul. Imitando lo
obviamente, eso ni se notaba. Su madre, Marcela, sólo se vino a dar que sus compañeros realizaban, empuñaba la raqueta firme y con-
cuenta de esta sordera con el pasar de los meses y de una manera vencida para darle un derechazo a una bola que posteriormente se
muy particular: “Una señora, que yo siempre comentaba que era perdería en el fondo de la cancha junto a las casi doscientas que
media 'bruja', me decía que llevara a Carla al doctor, porque pensa- otros chicos, que acompañaban el ejercicio, habían impactado. Pero
ba que era un poco sorda. Yo le decía que no, que ella me escuchaba ella no quería ser una más. Nunca lo ha sido. Se entusiasmó tanto
cuando le hacía ruidos, que se daba cuenta, así que estaba equivo- con el deporte blanco, que requería clases más personalizadas, y de
cada”. frentón, comenzar a disputar campeonatos en categorías para
Finalmente accedió a llevarla donde un especialista. Y la señora menores dentro del circuito de la Federación de Tenis de Chile. Los
“bruja” tenía razón: le develaron el problema que había padecido padres asumieron el deseo de su hija y recomendados por Manuel
desde siempre su hija. Así que sólo quedaba asumir. ¿Y las veces Soto, quien era el profesor que llevaba la batuta en la escuela que
que pensaba que Carla la estaba escuchando? Los mismos expertos integraba, encontraron a quien hoy es su entrenadora y “segunda
le resolvieron aquella incógnita: ella sólo apreciaba las sensaciones, madre” cuando pasean por los torneos a lo largo del país, Andrea
el movimiento de las cosas, pero no su sonido. Por ejemplo, sentía Barrientos.

Por Pablo Gómez G.

ORGULLO
DE FAMILIA
Carla puso excusas. Su pasión por el deporte, y en particular por el tenis, alimentó su
deseo de superación. Apoyada por sus padres y hermanos, destaca en el circuito
nacional de menores. Aunque nació sordomuda, para ella no existen las diferencias. todos juntos. Carla en el extremo izquierdo junto a mamá Marcela, papá Fernando y sus hermanos. La familia es su principal apoyo.

44/EG 45/ EG
CARLA FIGUEROA / HABLA CON LA RAQUETA

galería. Carla luce en su habitación los premios que ha ganado. Destaca entre sus más preciados la foco con su ídolo Fernando González.

“Esta experiencia ha sido la mejor de mi vida -cuenta Barrientos-. situada en el puesto 86, y en el circuito nacional, donde es número
Trabajar con Carla me ha servido mucho a mí para interiorizarme en 10 en su categoría, o sea, una prestigiosa top ten. Su historia ha lla-
el tema de interactuar con alguien sordo. Había hecho clases a per- mado la atención incluso de empresas privadas, que no dudan en
sonas con autoestima baja, obesidad, pero nunca un caso tan lindo aportarle un grano de arena más a esta noble empresa familiar. Es
como este. Ha sido algo muy valioso en la parte emocional. Ver que el caso de Wilson, quien aporta algunos descuentos en implementa-
ella es tan responsable, luchadora, siempre obediente a lo que le ción deportiva, y Movistar, que costea financieramente los entrena-
digo, es un orgullo para mí”. mientos diarios y todo lo que ello necesita, ya sea entrenador y pre-
Andrea, quien vivía en Estadios Unidos y desechó los pasajes que ya parador físico entre otras cosas.
tenía de regreso para quedarse en Chile junto a su amiga y pupila, “Por una cosa obvia de mercado, como empresa deberíamos postu-
cuenta cómo ha sido inculcar la parte sicológica -clave en el tenis- lar a estar peleando a figuras como Humberto Suazo, Alexis Sán-
en la mentalidad de Carla. “Es un proceso de día a día, muy minucio- chez o Arturo Vidal para que sean nuestros representados -explica
so -explica-. De las 3 ó 4 horas que tenemos de entrenamiento, Andrés Wallis, director de Asuntos Corporativos de Movistar-. Pero
mínimo una hora le dedicamos a lo sicológico, hacerle dibujo de las el caso de Carla es distinto. Su madre nos presentó una carta en que
cosas, de lo que es ganar, perder, las alegrías, las frustraciones, nos comentaba que su hija se les había perdido una vez en Provi-
todas esas cosas clave que tiene un deporte tan mental como el dencia, y no sabían cómo ubicarla, por eso pidieron ayuda en una
tenis. Imagínate, el día que debutó, perdió 6-0 y 6-0, algo que no empresa de comunicaciones, para ver si existían planes para el tipo
motiva a nadie. Pero ahí había que estar, y explicarle que hay más de clientes sordos. Mediante esto, supimos que también era una
partidos para jugar y para ganar. Al siguiente partido perdió 6-4 y buena tenista, por lo que no dudamos en darle nuestro auspicio,
6-4. No sabes cómo celebramos esos 8 juegos logrados. Así se fue aportándole los mismos beneficios que esto conlleva para cualquier cariño. Fernando
dando cuenta de las cosas gratas e ingratas del juego”. otro deportista”. está en todos los
Hoy, ubicada en los puestos de avanzada del ranking femenino para detalles de la carrera
menores de 16 años, su sueño máximo es lograr aunque sea un pun- ADMIRADORA DE MARÍA SHARAPOVA, Carla nos abre las puer- de su hija Carla.
to en algún Future o Challenger, para luego poder lograr figuración tas de su pieza con su gran sonrisa -propia de sus quince años-, para
en la WTA, el circuito profesional de las mujeres. No le importa estar mostrarnos una repisa llena de copas, medallas y recuerdos que ya
en la posición número dos mil. Con el hecho de que su nombre figure acumula gracias al tenis. Sobre estos reconocimientos, un cuadro
en la lista se sentiría casi como ganando un Grand Slam. de fotos en que el protagonista principal es Fernando González, uno
Sabe que aún falta mucho, por eso, se concentra en los torneos de de sus referentes y ejemplo a seguir. Abrazados los dos en la instan-
la gira COSAT (Confederación Sudamericana de Tenis), donde está tánea, su padre recuerda aquella vez en el marco de una exhibición

46/EG EG EG
47/ 47/
CARLA FIGUEROA / HABLA CON LA RAQUETA

pega como las mejores, reclama puntos y cobros como una más. Carla sueña con ascender en el ránking y llegar a la Gira WTA.

en ayuda al Hogar de Cristo, cuando se dio el fue difícil, porque pensaba que podían mirarla de otra forma, tenía un
encuentro entre ambos colegas: “Ella poco de miedo de ver cómo la recibirían - recuerda mamá Marcela-.
recién había ganado una medalla de oro Pero nada de eso pasó. Todos han sido muy cordiales, los árbitros,
por una competencia, y cuando vio a jueces de línea, y jugadoras. Ahora ya esta más en confianza y tiene
Fernando, se la regaló inmediatamente, algunas amigas dentro del circuito. Ella igual siente que no la miran
para que él la guardará como un recuer- de forma diferente, lo cual la ayuda mucho para su autoestima”.
do. Fernando lo agradeció mucho y Car- En el living de la casa de la familia Morgado Merino, entre sus hermanos
la tuvo una felicidad inmensa ese día al pequeños que corren y desordenan todo lo que se les pone enfrente, tres
poder compartir con uno de sus ído- perros que son testigos privilegiados desde el patio, y fotos de todos los
los. Son pequeños detalles que a uno integrantes del clan, Carla empuña un control de la consola Nintendo Wii
lo hacen pensar que se están hacien- y juega tenis virtual en la pantalla del televisor, igual como si estuviera
do bien las cosas” en una cancha de arcilla. Con sus gestos nos explica que sueña algún día
Entrar en su reservado mundo es con ser profesora de educación física y poner una academia de tenis
complicado. Más si son muy especialmente para niños sordos. También, que desea hacer todo lo posi-
pocas las personas que se ble para participar el próximo año de los Juegos Olímpicos Mundiales, a
manejan al pie de la letra realizarse en Taipei, donde el Comité Internacional de Deportes para
con el sistema de señas Sordos la invitó personalmente. Un desafío significativo, por el carácter
para poder comunicarse. global del evento y que podría coronar todo un inmenso esfuerzo si es
Entre sus padres y herma- que alguna medalla llegase a colgarse de su cuello.
nos, le hacen mucho más Viviendo en un mundo distinto al de ella, con gente a su alrededor que
grato el día a día. Con ellos muchas veces no la comprende, imponiendo su figura alta y delgada, su
se siente muy cómoda y jue- cara de rasgos finos, su sonrisa a flor de piel, su particular manera de
ga como una niña más de su comunicarse. Intentando hacerse notar en una ciudad que sólo mira para
edad. Pero al salir de esa adelante y nunca detiene su frenético andar. Expresando sin ni siquiera
burbuja infranquea- un sonido mucho más que personas que hablan por doquier, Carla Figue-
ble, las cosas podían roa Merino ya tiene el partido casi ganado. Casi, porque sabe que no
cambiar un poco. puede dormirse en los laureles, sino que de aquí en más debe sumar
“La primera vez que muchos otros triunfos, que no necesariamente serán en una cancha de
fue a un campeonato, tenis, sino que en su diario vivir l

60/EG
48/EG 49/ EG