Está en la página 1de 3

¿Cómo puede la adaptación local en el diseño del producto y servicio al cliente

facilitarse al adoptar una perspectiva global de las fuentes de materias primas, la


ubicación de la actividad de producción y sistemas de distribución?
Hoy en día, en el mercado globalizado, las empresas se ven forzadas a generar nuevas ideas
para incursionar en el entorno y obtener ventaja competitiva. Debido a esto, el interés de las
empresas está enfocado en la gestión de la cadena de suministros, creando valor para la
empresa y el cliente, concentrándose primordialmente en la satisfacción de las expectativas
del cliente.
La gestión de la cadena de suministros está surgiendo como la combinación de
la tecnología y las mejores prácticas de negocios en todo el mundo. Las compañías que han
mejorado sus operaciones internas ahora están trabajando para lograr mayores ahorros y
beneficios al mejorar los procesos y los intercambios de información que ocurren entre los
asociados de negocios.
Engloba aquellas actividades asociadas con el movimiento de bienes desde el suministro de
materias primas hasta el consumidor final. Esto incluye la selección, compra, programación
de producción, procesamiento de órdenes, control de inventarios, transportación
almacenamiento y servicio al cliente. Pero, lo más importante es que también incluye los
sistemas de información requeridos para monitorear todas estas actividades.
La siguiente imagen nos ayuda a comprender de manera gráfica el sistema que sigue la
cadena de suministro, desde la obtención de las materias primas, que sería el primer paso a
seguir, hasta la venta de los productos a los clientes. Todos estos procesos están conectados
a través de los transportes, por medio de los cuales se mueven materiales y productos.
Los mejores programas de la gestión de la cadena de suministro tienen características
comunes, primero que nada, tienen una obsesiva fijación en la demanda de los clientes. En
vez de forzar los productos al mercado que pueden o no venderse rápidamente, satisfacer
las demandas de los clientes o ser completos fracasos financieros, este tipo de iniciativas se
traza objetivos de desarrollo y producción de productos que son demandados por los
clientes, minimizando así, el flujo de materias primas, productos terminados, materiales de
empaque, dinero e información en cada punto del ciclo del producto.
Estos objetivos han sido buscados por las empresas industriales desde hace varias décadas,
y la gerencia ha experimentado e implementado con éxito técnicas modernas como:
 Justo A Tiempo (JIT),
 Respuestas Rápida (QR),
 Respuesta Eficiente al Cliente (ECR),
 Inventarios Manejados por el Proveedor (VMI) y muchas más.
Estas son las herramientas que ayudan a construir una estructura de cadena de suministros
robusta.
Hoy en día las empresas, con operaciones más delgadas y saludables están buscando
crecer, y están reposicionando el concepto de la cadena de suministros como la palanca
para el crecimiento.
Los gerentes inteligentes reconocen dos cosas importantes. Primero, piensan en la cadena
de su suministros como un todo, todos los enlaces que se involucran en la administración
del flujo de productos, servicios, información y fondos desde el proveedor de su proveedor
hasta el cliente de su cliente. Segundo, buscan continuamente resultados tangibles, con foco
en crecimiento en ventas, utilización de activos y reducción de costos.
En la actualidad uno de los objetivos mas buscados por todas las empresas es la mayor
eficiencia al menor costo, sin dejar por un lado los estándares de calidad y servicio al
cliente.
¿Cómo creamos valor a través de la cadena de suministro?
 Haciendo la vida del cliente más fácil, mediante mejoras en el servicio de entrega de
un producto, o mediante la mejora del tiempo de espera de un servicio y su
calidad.
 Hacer propios los problemas del cliente, lo que se traducirá en un menor tiempo de
respuesta al problema planteado y nos hará cumplir las promesas hechas.
 Proveer más opciones, esto lo podemos hacer si conocemos bien los deseos del
cliente y nos limitamos a estos deseos, lo que nos permitirá eliminar las opciones
costosas e inútiles.
 Involucrar al cliente en el proceso de creación de valor.
Estos puntos mencionados, nos hacen entender que la creación de valor está directamente
relacionada con el cliente, la cual no es posible sin una buena logística y unos procesos de
producción óptimos, que es donde toma parte la gestión correcta de la cadena de suministro
para hacer posible todo lo antes mencionado de manera rentable y que genere beneficios
para la empresa.
Tener una ventaja de mercado es tener una rentabilidad relativa superior a los rivales en el
sector industrial en el cual se compite, la cual tiene que ser sustentable en el tiempo y esto
se consigue a través de la creación de valor.