Está en la página 1de 7

Gestión de Operaciones

La cadena de suministros, una visión global


Una exitosa cadena de suministros es aquella que logra entregar al cliente final el producto apropiado, en el lugar
correcto, en el tiempo exacto, al precio requerido y con el menor costo posible. Para ello es fundamental ver a
nuestros proveedores como nuestros principales socios.

“En el futuro, la competencia no se dará de empresa a


empresa, sino más bien de cadena de suministros a
cadena de suministros”. Es la conocida frase del
académico de la Escuela de Negocios de la
Universidad de Harvard, Michael Porter, que lo
catapultó como uno de los referentes en la materia.

Y es que, claramente, Porter estaba en lo correcto. Hoy,


en un mundo global, donde los altos niveles de
competencia en diferentes mercados son una realidad,
las empresas han llegado a la conclusión que para
sobrevivir y tener éxito en entornos más agresivos, como
el retail, ya no basta con que nuestra organización sea la
más eficiente o que contemos con sistemas de
operaciones competitivos, planificaciones y programaciones correctas.

Y, si bien, eso es partir por el camino adecuado, para lograr el éxito será necesario ir más allá de las fronteras de la
empresa e iniciar relaciones de intercambio de información, materiales y recursos con los proveedores y clientes en una
forma mucho más integrada, utilizando enfoques innovadores que beneficien, conjuntamente, a todos los actores de la
cadena de suministros.

¿Con qué objetivo? Es que en la medida en que aumente la información y los recursos disponibles, van a aumentar las
capacidades de cada uno de los componentes de la cadena, permitiéndoles tomar mejores decisiones y, por ende, hacer
más eficiente el negocio.

De esta manera, la formulación de planes y el delineamiento de la cadena será más eficiente y se podrán implementar una
serie de acciones orientadas al mejoramiento de las etapas que componen la cadena la productividad del sistema logístico
operacional; el incremento de los niveles de servicio a los clientes, y la implementación de acciones que conlleven a una
mejor administración de las operaciones y a un desarrollo de relaciones duraderas con los proveedores y clientes claves
de la cadena de suministros.

En la medida en que aumente la información y los recursos disponibles se


incrementan las capacidades de cada uno de los componentes de la cadena,
permitiéndo tomar mejores decisiones y, por ende, hacer más eficiente el negocio.

Gestión de la Cadena de Suministros (SCM)


La gLa Gestión de la Cadena de Suministros o SCM por su nombre en inglés (Supply Chain Management) consiste en la
implementación de la tecnología y las mejores prácticas de negocios de forma combinada. Surge una vez que las
compañías ya han logrado mejorar las operaciones internas de la organización y ahora buscan seguir obteniendo mayores
ahorros y beneficios, esta vez, a través de mejorar los procesos y los intercambios de información que ocurren entre los
asociados al negocio.

En términos simples, la SCM engloba todas las actividades asociadas al movimiento de bienes: desde el suministro de
materias primas hasta el consumidor final. Esto incluye selección, compra, programación de producción, procesamiento de

Módulo 7 - La cadena de suministros, una visión global


Profesor: Mauricio Méndez Mardones
-1-
Gestión de Operaciones

órdenes, control de inventarios, transporte, almacenamiento y servicio al cliente. Y, lo más importante, debe incluir los
sistemas de información requeridos para monitorear todas estas actividades.

Podemos concluir que la cadena de suministros agrupa los procesos de negocios de múltiples compañías, así como a las
diferentes divisiones y departamentos de la propia empresa. Por ejemplo, si estamos hablando de una empresa que
produce cremas, en la cadena va estar desde el que siembra las materias primas en el campo, hasta el supermercado en
donde el cliente va a comprar el producto final. Cada uno de los actores que estén entre el campesino y el cliente que va al
supermercado a comprar la crema está dentro de la cadena. Asimismo, todos los procesos vinculados a ellos, incluyendo
cada uno de los procesos de la compañía que permiten transformar esa materia prima en una crema humectante para la
piel.

De cara al cliente
Una exitosa cadena de suministros es la que logra entregar al cliente final el producto apropiado, en el lugar correcto, en el
tiempo exacto, al precio requerido y con el menor costo posible. Siendo el cliente final el que definirá todos los procesos
hacia atrás.

Y es que, la principal característica que tienen los mejores programas de SCM es la fijación en la demanda de los clientes,
la que llega a ser casi obsesiva. Pero tanta obsesión tiene lógica, ya que en vez de forzar los productos al mercado, donde
se enfrentan a la incertidumbre de si podrán venderse rápidamente o satisfará la demanda, al enfocarse en el cliente, se
sabe exactamente lo que éste está demandando y, por ende, se reducen al mínimo las incertidumbres.

Bajo esta lógica, los objetivos que se trace la organización (de desarrollo y producción de productos), al estar enfocados
en lo que ya están demandando los clientes, permitirá no sólo que se vendan, sino además minimizar el flujo de materias
primas, productos terminados, materiales de empaque, dinero e información en cada punto del ciclo del producto.

En el camino por la búsqueda de eficiencia en la cadena de suministros, que ya lleva varias décadas, se han desarrollado
e implementado con éxito diferentes técnicas como Just in Time (JIT) (Justo a Tiempo en español), Respuestas Rápida
(QR), Respuesta Eficiente al Cliente (ECR) e Inventarios Manejados por el Proveedor (VMI). Todas herramientas que
ayudan a construir una estructura de cadena de suministros robusta.

No cabe duda de que se trata de trabajo arduo, pero ¿se condicen los esfuerzos con los resultados obtenidos? Esa es una
pregunta que se realizó el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). A través de un estudio, la prestigiosa escuela de
negocios estadounidense estableció que desde el punto de vista de los costos es donde se logran los mejores beneficios.
Específicamente, estableció que las compañías que han implementado con éxito programas de SCM han logrado:
reducciones de inventario de hasta el 50%; un incremento en las entregas a tiempo de 40% y una reducción del ciclo
acumulado del producto de 27%.

Y como si esto fuera poco, también pudieron duplicar la rotación de inventarios, disminuir en 9 veces los inventarios
faltantes y aumentar en un 17% las ventas.

En el camino de búsqueda de eficiencia en la cadena de suministros, se han


desarrollado e implementado con éxito diferentes técnicas como Just in Time (JIT),
Respuestas Rápida (QR), Respuesta Eficiente al Cliente (ECR) e Inventarios
Manejados por el Proveedor (VMI). Todas son herramientas que ayudan a construir
una estructura de cadena de suministros robusta.

Camino a la eficiencia de la cadena


¿Cómo se verían esos resultados en su organización? Para obtenerlos, la pregunta a responder ahora es cómo se logra
hacer más eficiente la gestión de la cadena de suministros. Lo primero a tener presente es que la clave está en reconocer

Módulo 7 - La cadena de suministros, una visión global


Profesor: Mauricio Méndez Mardones
-2-
Gestión de Operaciones

dos cosas importantes:

1. Pensar la cadena de su suministros como un todo. Qué incluye, todos los enlaces que se involucran en la
administración del flujo de productos, servicios, información y fondos desde el proveedor de su cliente hasta el cliente de
su cliente.

2. Buscar continuamente resultados tangibles. Enfocados siempre en aumentar las ventas, reducir los costos y utilizar
los activos.

Teniendo en cuenta estos dos elementos, ahora podemos revisar una tabla de siete claves que nos van a permitir realizar
una gestión de la cadena de suministros de forma exitosa. Claves, cuya implementación nos va a permitir balancear las
necesidades de contar con un excelente servicio al cliente con los requerimientos de rentabilidad y crecimiento.

Como siempre, se debe partir por el cliente. Se debe determinar, primero, qué es lo que los clientes demandan, para así
después coordinar los esfuerzos en toda la cadena de suministros en pos de satisfacer esa demanda de la mejor manera
(rápido y barata).

Las 7 claves de una buena gestión de la cadena de suministros


La gestión de la cadena de suministros no es algo sencillo. Hablamos de varias organizaciones diferentes, cada una de
ellas compuestas por múltiples procesos. Pero, para hacer la tarea un poco más sencilla hay siete claves fáciles de
implementar que podrán hacer la diferencia. Lo único que se requiere es el esfuerzo de grupo, que facilite la integración de
las necesidades (manufactura y ventas; calidad y precio; costo y servicio, y las mediciones cualitativas y financieras) de las
diferentes organizaciones que componen la cadena.

1. Segmentación y adaptación de la cadena de suministros: Primero se debe hacer la segmentación correcta, en base
a las necesidades de los clientes. Luego, adaptar la cadena de suministros a dichas necesidades. La segmentación se
realiza por industria, producto o canal de ventas y permite establecer un nivel de servicio por segmento de clientes.

2. Adecuación de la red de logística a los segmentos de clientes: A través de la segmentación conocemos los
requerimientos de servicios de los grupos de clientes y la rentabilidad de dichos grupos, dos elementos claves al momento
de diseñar la red de logística. Conocer a nuestros clientes y sus necesidades nos permitirá saber cómo, dónde y cuándo
ofrecer nuestro producto.

3. Alinear la planificación de la demanda en sincronía con toda la cadena de suministro: La cadena de suministros
debe estar alineada y orientada completamente en base a la demanda, para lo que es imprescindible poner atención a las
señales del mercado en forma constante. Señales que nos darán la información necesaria para realizar pronósticos
consistentes sobre la demanda y, por ende, asignar de forma óptima los recursos. La planificación de ventas y
operaciones debe cubrir toda la cadena, buscando el diagnóstico oportuno de los cambios en la demanda, detectando los
patrones de cambio en el procesamiento de órdenes las promociones a clientes, etc.

4. Diferenciación del producto lo más cerca posible del cliente: Ya no es posible que acumulemos inventarios para
compensar por los errores en los pronósticos de ventas. Debemos posponer la diferenciación entre los productos en el
proceso de manufactura lo más cerca posible del cliente final.

5. Manejo estratégico de las fuentes de suministro: Se debe trabajar lo más cerca posible de los proveedores, lo que
nos permitirá reducir el costo de materiales y servicios, y así mejorar los márgenes tanto para nosotros, como para
nuestros proveedores. El concepto de “exprimir a los proveedores y ponerlos a competir” ya es parte del pasado, hoy la
nueva forma de actuar es ir de la mano con ellos bajo el concepto de ganar-ganar. Es decir, ganamos nosotros y ellos.

6. Desarrollo de una estrategia tecnológica para toda la cadena de suministros: Una de las piedras angulares de una
gestión exitosa de la cadena de suministros es la tecnología aplicada a la información. La estrategia tecnológica escogida
deberá ser capaz de incluir múltiples niveles de toma de decisiones y también proveer una clara visibilidad del flujo de
productos, servicios, información y fondos.

Módulo 7 - La cadena de suministros, una visión global


Profesor: Mauricio Méndez Mardones
-3-
Gestión de Operaciones

7. Mediciones del desempeño para todos los canales: Las mediciones deben ir más allá de las fronteras de la
organización y aplicarse a todos los eslabones de la cadena de suministro. Es fundamental que estas mediciones no
contengan solamente indicadores financieros, sino que también nos ayuden a medir los niveles de servicio, como la
rentabilidad de cada cliente, de cada tipo de operación, de cada unidad de negocio y, en última instancia, de cada pedido.

El Sistema Just-in-Time (JIT)


El método JIT, desarrollado por los japoneses y que además explica muchos de sus éxitos en lo que a negocios se
refiere, está enfocado en la gestión de producción. Sin embargo, al ser tan amplios sus alcances, permiten desarrollar una
buena gestión de suministros. Y es que este método no afecta solamente al proceso productivo de una organización, sino
que también lo hace directamente sobre el personal, la forma de trabajo, los proveedores y los clientes.

¿En qué consiste? Justo a tiempo es la traducción de JIT y, como lo indica su nombre, corresponde a un sistema de
gestión de producción, que busca fabricar el producto requerido en el momento adecuado y en la cantidad demandada.
Para lograrlo, establece que tanto la producción como la planificación de toda la organización se deben ajustar a un solo
elemento: el consumo.

Así, bajo este sistema, son las últimas fases del proceso de producción las que van a definir el resto de los procesos hacia
atrás. Es el concepto Pull, donde el producto terminado tira hacia atrás sobre el resto de los procesos.No obstante, este
Pull hacia atrás, no sólo incluye a los procesos de la organización, sino también afecta las relaciones con los proveedores
y los clientes, lo que permite desarrollar una correcta gestión de la cadena de suministros.

En cuanto a los proveedores, la implementación de JIT permite, por ejemplo, mejorar la calidad de los productos del
proveedor o adecuar la entrega de inventarios a la demanda necesaria en un momento específico. Para su
implementación, es fundamental adoptar sistemas de pedidos y suministros que nos permitan saber cuándo, cómo y
dónde se necesitan más insumos. Un sistema usual son los Kanban o tarjetas de información, que permite que al
comienzo de la cadena se sepa cuando se consumió el producto final de ella.

Por su parte, cuando se incorpora a los clientes bajo el método JIT, éste nos permite saber en tramos más largos de
tiempo cuáles serán las necesidades del cliente, en cuanto a cantidades y tiempo. Por ejemplo, si a un cliente se le aplica
un programa de pedidos para un período de tiempo determinado, el fabricante puede orientar toda su organización a sus
pedidos y trabajar con este programa sabiendo que no habrá cambios.

A través del JIT, en lugar de ver a los proveedores como adversarios, éstos serán considerados como socios. A largo
plazo, la relación de confianza y cooperación va a reducir el número de proveedores y asegurará la calidad de las materias
primas y materiales. Lo que, además, elimina la inspección de los insumos proveídos.

Por otro lado, al tener esta estrecha relación, los lotes suministrados por los proveedores son cada vez más pequeños y
entregados con mayor frecuencia. En este sentido, no solo se optimizan espacios de bodegaje, sino además se reduce
sustancialmente el trabajo administrativo.

La cadena de suministros adecuada para la estrategia de productos


Pero cuando existen tantos tipos diferentes de productos, de clientes y de servicios ¿Cómo elegir la cadena de suministros
adecuada para nuestra estrategia? Marshall L. Fisher, académico de la Universidad de Wharton y consultor en temas
relacionados con la cadena de suministros, establece que la razón más recurrente por la que se presentan problemas en
las cadenas de suministros es por la incompatibilidad entre el tipo de producto y el tipo de cadena de suministro.

Por esto, para elegir una cadena de suministros correcta, lo primero que hay que hacer es determinar el tipo de producto,
los que se pueden clasificar en:

Módulo 7 - La cadena de suministros, una visión global


Profesor: Mauricio Méndez Mardones
-4-
Gestión de Operaciones

a) Productos funcionales: Son todos aquellos que satisfacen las necesidades básicas y pueden ser vendidos en una
amplia variedad de establecimientos, como la leche o el pan. Son productos que cuentan con una demanda altamente
predecible, lo que permite encontrar de forma sencilla un patrón que satisfaga demanda y oferta. Además, cuentan con
bajos márgenes de beneficios; una tasa media de agotamiento de productos entre el 1 y el 2%; no necesitan practicar una
bajada de precios al final de la temporada, y tienen una escasa variedad de productos.

b) Productos innovadores: Estos cuentan con una demanda impredecible; un mayor riesgo de sufrir escasez o exceso
de oferta; mayores márgenes de beneficios potenciales; mayor variedad de producto; tasa media de agotamiento del
producto comprendido entre el 10 y el 40%, y una bajada de precios al final de la temporada del 10-25%.

Cuando establecemos el tipo de producto que desarrollamos, debemos tener en consideración, además, que una cadena
de suministros cumple dos funciones diferentes (función física y función de mediación de mercado) las que también
estarán determinadas por el tipo de producto.

a) Función física: Contempla la conversión de materias primas en partes, componentes y, eventualmente, bienes
terminados, así como el transporte de éstos desde un punto de la cadena a otro. Se trata de todas las etapas que están
dentro de la elaboración del producto.

b) Función de medición de mercado: Menos visible, pero igualmente importante, tiene como propósito asegurar que la
variedad de productos que llegan al mercado coincidan con lo que los consumidores quieren comprar. Nos referimos a la
distribución de los productos.

De acuerdo a estas categorías podemos definir dos tipos de cadenas de suministros:

-Cadena de suministros eficiente

Es aquella cadena de suministros adecuada para un producto funcional. Proporciona un proceso físicamente eficiente,
atendiendo la demanda al menor costo posible. Al ser una demanda predecible, la medición del mercado es fácil,
lográndose un calce casi perfecto entre oferta y demanda.

Teniendo este aspecto solucionado, las empresas de productos funcionales pueden enfocarse casi exclusivamente en la
función física y la búsqueda constante de la minimización de sus costos asociados de producción, almacenaje y
transporte.

Concentrarse en la reducción de estos costos es fundamental, ya que en la mayoría de los casos los productos
funcionales son de alta sensibilidad de precios. Es decir, el cliente siempre preferirá el más barato antes que una marca
determinada.

En estos casos, el flujo de información relevante es aquel que ocurre entre los miembros de la cadena de suministros:
proveedores, manufactureros y minoristas. Esta información permite coordinar sus actividades, para alcanzar la demanda
preestablecida al costo más bajo.

-Cadena de suministros con capacidad de respuesta

Los productos innovadores necesitan de una cadena de suministros capaz de reaccionar frente al mercado, que dé
respuestas y que esté diseñada para responder rápidamente a una demanda impredecible. Es decir, que permita
minimizar los casos de productos agotados, la reducción de precios y los inventarios obsoletos.

En este punto lo crucial no es la función física, sino la que tiene que ver con la medición de mercado. Lo que se hace
evidente ante dos situaciones: cuando la demanda es menor a la oferta y cuando la oferta no es capaz de satisfacer la
demanda. En el primer caso, los productos deben venderse a precios rebajados aun habiendo pérdidas y, en el segundo,
se pierden oportunidades de venta y se obtienen consumidores insatisfechos.

Nuestra gestión de la cadena de suministros debe ser lo suficientemente eficiente como para no hacer de más, sin dejar
de hacer lo suficiente. Tarea que se hace cuesta arriba, ya que cuando hablamos de productos innovadores,
inevitablemente, nos referimos a demandas inciertas, la que aumenta los riesgos de sobre stock o stockout. El flujo de
información relevante en este caso ocurre entre los miembros de la cadena, pero también desde el mercado hacia la

Módulo 7 - La cadena de suministros, una visión global


Profesor: Mauricio Méndez Mardones
-5-
Gestión de Operaciones

cadena. Los proveedores deben ser elegidos por su rapidez y flexibilidad y no por sus bajos costos.

Módulo 7 - La cadena de suministros, una visión global


Profesor: Mauricio Méndez Mardones
-6-
Gestión de Operaciones

En resumen...
La gestión de la cadena de suministros o SCM por su nombre en inglés (Supply
Chain Management) consiste en la implementación de la tecnología y las mejores
prácticas de negocios de forma combinada.
Una exitosa cadena de suministros es la que logra entregar al cliente final el
producto apropiado, en el lugar correcto, en el tiempo exacto, al precio
requerido y con el menor costo posible. El cliente final es el que definirá todos
los procesos hacia atrás.
Para lograrlo debemos: 1. Pensar la cadena de su suministros como un
todo, 2. Buscar continuamente resultados tangibles.
La razón más recurrente por la cual se presentan problemas en las cadenas de
suministros es por la incompatibilidad entre el tipo de producto y el tipo de cadena
de suministro.

Módulo 7 - La cadena de suministros, una visión global


Profesor: Mauricio Méndez Mardones
-7-