Está en la página 1de 3

Amigable composición: Esta definida en La ley 1563 de 2012 en su artículo 59, es un mecanismo

alternativo de solución de conflictos, por medio del cual dos o más particulares y una o más entidades
públicas o quien desempeñe funciones administrativas, delegan a un tercero, denominado amigable
componedor, la facultad de definir con fuerza vinculante para las partes una controversia contractual
de libre disposición.
Este mecanismo de solución de conflictos es uno de los menos utilizados por las personas al momento
de dar una solución a sus controversias, en este mecanismo la decisión final tomada por el amigable
componedor tiene carácter vinculante y de obligatorio cumplimiento para las partes. El amigable
componedor es un tercero imparcial designado por las partes que puede ser una persona particular o
una entidad.
La decisión final pactada debe constar por escrito y presta merito ejecutivo.
La amigable composición podrá acordarse mediante cláusula contractual o contrato independiente.
ARTÍCULO 60. EFECTOS. El amigable componedor obrará como mandatario de las partes y, en su
decisión, podrá precisar el alcance o forma de cumplimiento de las obligaciones derivadas de un
negocio jurídico, determinar la existencia o no de un incumplimiento contractual y decidir sobre
conflictos de responsabilidad suscitados entre las partes, entre otras determinaciones.
La decisión del amigable componedor producirá los efectos legales.
La decisión del amigable componedor estará fundamentada en la equidad.
ARTÍCULO 61. DESIGNACIÓN Y PROCEDIMIENTO. Salvo convención en contrario, el amigable
componedor no tendrá que ser abogado.
Las partes podrán determinar libremente el número de amigables componedores. A falta de tal
acuerdo, el amigable componedor será único.
Las partes podrán nombrar al amigable componedor directamente o delegar en un tercero su
designación. El tercero delegado por las partes para nombrar al amigable componedor puede ser una
persona natural o jurídica. A falta de acuerdo previo entre las partes, se entenderá que se ha delegado
la designación a un, centro de arbitraje del domicilio de la parte convocada escogido a prevención por
la parte convocante.
El procedimiento de la amigable composición podrá ser fijado por las partes directamente, o por
referencia a un reglamento de amigable composición de un centro de arbitraje, siempre que se
respeten los derechos de las partes a la igualdad y a la contradicción de argumentos y pruebas.
A falta de acuerdo entre las partes, se entenderán acordadas las reglas de procedimiento del centro
de arbitraje del domicilio de la parte convocada, escogido a prevención por la parte convocante.
De no existir un centro de arbitraje en el domicilio de la parte convocada, la parte convocante podrá
escoger cualquier centro de arbitraje del país para la designación y el procedimiento a seguir a falta
de acuerdo expreso.
La conciliación: es un mecanismo que en los últimos años viendo siendo el más utilizado por las
personas, tato extraprocesal como procesalmente, ya que los involucrados en una controversia
pueden asistir ante un tercero imparcial designado por la partes o por los centros de conciliación tanto
de los consultorios jurídicos como de las cámara de comercio entre otros, dicho conciliador dirigirá
asistirá y propondrá fórmulas de arreglo, de acuerdo a lo manifestado por las partes, si las partes
logran ponerse de acuerdo el conciliador aprobara la conciliación y estás deberán cumplirlo dado que
la conciliación presta merito ejecutivo y hace tránsito a cosa juzgada, hay que recordar que muchos
de los procesos de nuestro ordenamiento obligan como requisito de procedibilidad asistir o convocar
a una audiencia de conciliación a quien se pretende demandar, pues sin este enunciado requisito no
podrá el juez ser competente para conocer del proceso.
”La corte constitucional Colombina define la conciliación como un medio no judicial de resolución de
conflictos mediante el cual las partes, con la presencia activa de un tercero conciliador, objetivo e
imparcial, cuya función esencial consiste en impulsar las fórmulas de solución planteadas por las
partes o por el mismo, buscan la forma de encontrar una solución y superar el conflicto de intereses
que existe.
La conciliación es un mecanismo de solución de conflictos por excelencia y actualmente el más
utilizado por la sociedad Colombiana, en el las partes que tienen una controversia asisten ante un
tercero imparcial designado ya sea por las partes o por la legislación Colombiana, el cual guía, asiste
y propone distintas soluciones a las partes, pero son estas quienes toman la decisión final pues el
conciliador no puede imponerlas. Si las partes logran llegar a un acuerdo, el conciliador lo debe aprobar
y estas se encuentran en la obligación de cumplirlo ya que presta merito ejecutivo y hace tránsito a
cosa juzgada.
La conciliación puede ser de dos clases intraprocesal o extraprocesal, como su nombre lo expresa, la
conciliación intraprocesal se da dentro del proceso y la extraprocesal fuera del proceso. La primera se
presenta previo a un proceso, en la mayoría de las ocasiones como requisito de procedibilidad en la
cual se trata de invitar a las partes a arreglar sus diferencias y de esta manera colaborar con la
económica procesal al no iniciar o continuar con el proceso judicial, y llegar a un acuerdo más rápido
y beneficioso para ambas partes.
La conciliación extraprocesal nace de la voluntad de las partes para resolver un conflicto por medio de
este mecanismo, acudiendo ante un particular llamado conciliador para que los asesore y les muestre
diferentes vías de arreglo para su conflicto.