Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD AUTONOMA DEL CARIBE

MECANISMOS ALTERNOS DE SOLUCION DE CONFLICTOS

PRESENTADO POR: JUAN DAVID GARCIA

PRESENTADO A: ANDRES RAMOS

DERECHO

JURISPRUDENCIA

2019-2
Los Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos
Los Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos – MASC, son los procedimientos cuyo
propósito es el de buscar la solución a los conflictos surgidos entre las partes de manera
amigable y cordial. A estos Se les denominan “alternativos” porque establecen mecanismos
diferentes al proceso judicial para solucionar los conflictos y su trámite es llevado a cabo
transitoriamente por particulares, su base constitucional es el artículo 116 de la Carta Magna:
“Los particulares pueden ser investidos transitoriamente de la función de administrar justicia en
la condición de conciliadores o en la de árbitros habilitados por las partes para proferir fallos en
derecho o en equidad, en los términos que determine la ley”. Artículo 116 inciso 4 Constitución
Política”.
Estos mecanismos se dividen en los grandes grupos los autocompositivos o heterocompositivos:
- Mecanismos Autocompositivos:
En este tipo “las propias partes confrontadas resuelven sus desavenencias, en ejercicio de la
autonomía de la voluntad, ya sea de manera directa o asistidos por terceros neutrales que
facilitan el diálogo y la búsqueda de soluciones al conflicto. Dentro de este primer grupo se
encuentran mecanismos como la conciliación, negociación, la mediación y la amigable
composición”.
“En la autocomposición las partes pueden abordar la solución del conflicto, ya sea
comunicándose e intercambiando propuestas directamente –y en este caso estamos ante una
negociación–, o bien con la intervención de un tercero neutral e imparcial que facilita y promueve
el diálogo y la negociación entre ellas –y en ese evento nos encontramos ante la mediación, en
cualquiera de sus modalidades.”
- Mecanismos Heterocompositivos:
En estos mecanismos “las partes enfrentadas someten la solución de sus conflictos a terceros
que se encargan de resolverlos independientemente de la autonomía de la voluntad de las
partes. En este segundo grupo se ubican tanto los mecanismos de justicia formal como el
arbitraje”.
Tipos de Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos
Aunque podrían enumerarse una gran cantidad de clases y tipos de mecanismos alternativos de
solución de conflictos, los más utilizados por la sociedad colombiana son:
1) La negociación: La negociación es un procedimiento autocompositivos de resolución de
conflictos, en el cual las partes actúan directamente sin la intervención de terceros que funjan
como mediadores o interlocutores entre quienes tienen diferencias. No obstante, es posible que
las personas que negocian cuenten con asesores o consultores que les ayuden a encontrar
puntos de acuerdo o fórmulas de solución.

La negociación es la forma más antigua y natural que existe para resolver conflictos. Este
mecanismo se usa en la vida cotidiana, tanto para resolver conflictos sencillos, como complejos.
Al negociar existen unos intereses comunes, pero también unos opuestos. La negociación es
muy común en el área comercial.

En la negociación las partes aceptan sentarse a la mesa a negociar sobre cómo resolver su
conflicto, sin regulación jurídica directa a la que se sometan. El proceso puede ser más o menos
elaborado y puede existir un facilitador que cuente con el reconocimiento de las partes para
jugar ese papel.

La negociación es un mecanismo en donde generalmente las partes no son adversarios ni están


en confrontación. Es usualmente un proceso informal y voluntario al que las partes recurren para
lograr un acuerdo mutuamente aceptable, sin la intervención de un tercero. En la negociación
generalmente hay regateos y discusiones, y cada una de las partes busca obtener los mejores
resultados.
Ejemplo:
2) La mediación: La mediación se destaca porque las personas que sirven como mediadoras no
tienen que ser abogados o profesionales del derecho, ni tener ninguna formación académica
especial, por lo tanto, pueden llevar a cabo esta función todo tipo de personas, siempre y
cuando se destaquen por su liderazgo, compromiso y credibilidad.

Los mediadores no resuelven los asuntos, pues no son jueces ni árbitros, tampoco emiten
concepto sobre las versiones que las partes exponen, lo que tratan con su trabajo es de lograr
un acercamiento entre quienes tienen diferencias, facilitan el espacio para que el proceso de
mediación se realice en un ambiente de imparcialidad y tranquilidad, se respete la palabra y
algunas reglas de juego, que los mismos participantes disponen y aceptan.

Dada la sencillez de esta figura, la mediación es una experiencia que se puede implementar
fácilmente en distintas comunidades, como las escolares, pues en ellas pueden participar tanto
los docentes como los alumnos, ya que los compromisos que se adquieren tienen que ver más
con el respeto por la palabra y la convivencia, que con la adquisición de obligaciones.

La participación en los procesos de mediación es voluntaria, tanto de los mediadores como de


las partes en conflicto, de esta manera se garantiza el efectivo cumplimiento de los compromisos
que se adquirieren y que tienden a mejorar las relaciones de convivencia.

Como se observa entonces, el ejercicio de la mediación tiene como propósito servir de


herramienta para mejorar las relaciones interpersonales entre los miembros de una determinada
comunidad.

3) La conciliación: En varias legislaciones la conciliación se usa como sinónimo de mediación,


sin embargo, en sentido estricto la conciliación es una forma particular de mediación en la que el
tercero neutral e imparcial, además de facilitar la comunicación y la negociación entre las partes,
puede proponer fórmulas de solución que las partes pueden o no aceptar según sea su
voluntad.

La conciliación es “un mecanismo de resolución de conflictos a través del cual, dos o más
personas gestionan por sí mismas la solución de sus diferencias, con la ayuda de un tercero
neutral y calificado, denominado conciliador”.

La conciliación es un mecanismo alternativo de solución de conflictos con regulación expresa en


Colombia, pues además de servir como herramienta para el acceso a la justicia, los acuerdos
que se logran a través de esta figura tienen mérito ejecutivo y hacen tránsito a cosa juzgada. Es
decir, que a diferencia de la mediación, en caso de que las partes no cumplan los acuerdos,
alguna de ellas puede entablar una demanda que se llevará a cabo mediante un proceso
ejecutivo (que evita el tiempo del proceso ordinario) en el cual el juez determinará que lo
acordado por las partes es de obligatorio cumplimiento, y ya no se requiere resolver al respecto.

La conciliación, de conformidad a lo establecido en la Carta Magna, es considerada como un


acto judicial y no administrativo, independientemente de que lo realice un funcionario público o
administrativo.

La figura de la conciliación, más allá de promover la resolución de los conflictos de manera


amigable, tiene como propósito estimular la participación activa de los particulares, bien como
conciliadores o como gestores de la resolución conflictos.

A pesar de existir un tercero neutral que puede en dado caso proponer fórmulas de arreglo para
la resolución del conflicto, son las partes las que toman la decisión, por lo que éste se considera
un mecanismo autocompositivo, contrario al heterocompositivo, donde la solución es definida
por un tercero ajeno a las partes en contienda.

Esta figura “(…)busca involucrar a la comunidad en la resolución de sus propios conflictos,


mediante la utilización de instrumentos flexibles, ágiles, efectivos y económicos que conduzcan
al saneamiento de las controversias sociales y contribuyan a la realización de valores que
inspiran un Estado social de derecho, como son la paz, la tranquilidad, el orden justo y la
armonía de las relaciones sociales; además de que persigue la descongestión de los despachos
judiciales, reservando la actividad judicial para los casos en que sea necesaria una verdadera
intervención del Estado
4) El arbitraje: El Ministerio de Justicia y del Derecho define el arbitraje como un mecanismo
alternativo de solución de conflictos mediante el cual las partes defieren a árbitros la solución de
una controversia relativa a asuntos de libre disposición o aquellos que la ley autorice.

El arbitraje tiene las siguientes características:

Es un mecanismo heterocompositivo, toda vez que es un tercero diferente a las partes quien se
encarga de dirimir el conflicto.
Es oneroso ya que se debe pagar los honorarios y gastos del tribunal para que se pueda
adelantar el trámite.
Es excepcional, ya que las partes, mediante un pacto arbitral han decidido relevar a la justicia
ordinaria permanente para que su controversia sea resuelta por particulares investidos para
administrar justicia.
Si el pacto está contenido en una cláusula, ésta es autónoma del contrato.
Es temporal, dado que el tribunal cesa en sus funciones cuando se presentan diversas causales
como la expedición del laudo o el vencimiento del término entre otros.
5) La amigable composición: “La Ley 1563 de 2012 en su artículo 59 define la amigable
composición como un mecanismo alternativo de solución de conflictos, por medio del cual, dos o
más particulares, un particular y una o más entidades públicas, o varias entidades públicas, o
quien desempeñe funciones administrativas, delegan en un tercero, denominado amigable
componedor, la facultad de definir, con fuerza vinculante para las partes, una controversia
contractual de libre disposición.

La amigable composición tiene las siguientes características:

Es un mecanismo heterocompositivo porque las partes delegan a un tercero la resolución de su


controversia.
Es oneroso porque se debe pagar los honorarios y gastos del amigable componedor para que se
pueda adelantar el trámite.
Es excepcional porque requiere pacto expreso de las partes.
No jurídico obligatoriamente: El amigable componedor no tiene que ser abogado. Puede ser
cualquier persona que haya sido designado por las partes, sea un ciudadano en ejercicio y obra
como mandatario de las partes. No administra justicia.
Es transaccional porque se expide una decisión que es firmada por el amigable componedor y
las partes, que tiene los mismos efectos de la transacción. Es decir, según la ley, constituye
cosa juzgada y las partes podrán dar alcance de prestar mérito ejecutivo.
BIBLIOGRAFIA
 Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos, BY OSCAR MARIN MARTINEZ, 2018.
DESDE: https://fundacionlm.org/inicio/mecanismos-alternativos-de-solucion-de-
conflictos/
 CARPIO, Catalina, MUÑOZ, Gabriela, “GUIA PARA EL MANEJO DE CONFLICTOS”,
Editorial Fraga, Quito, 2006, Página 17. Tomado de
https://es.scribd.com/doc/56938935/9/ESCALAMIENTO-DE-CONFLICTOS

 Opcit. Corte Constitucional. Sentencia C-1195/01

 Ley 446 de 1998, artículo 64 – Decreto 1818 de 1998, artículo 1.

 Corte Constitucional, Sentencia C-893, Expediente D-3399 del 22 de agosto del 2001,
Magistrada Ponente doctora CLARA INES VARGAS HERNANDEZ.

 Ministerio de Justicia y del Derecho. http://conciliacion.gov.co/portal/Arbitraje/-Qu%C3%A9-


es-Arbitraje/Caracter%C3%ADsticas-de-Arbitraje

También podría gustarte