Está en la página 1de 7

Expediente: AA6052015000845

Caso: Exequatur
Parte solicitante: Sol Eyadira Osuna
Abogado patrocinador: Dra. Ana Gaudy Aponte
I.P.S.A: Nro. 189.333

ESCRITO DE INFORME

Ciudadana Magistrada de la Sala de Casación Social


Del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)
Dra. Marjorie Calderón Guerrero
Presente.-

Yo, Ana Gaudy Aponte Arias, abogado en libre ejercicio de la profesión, inscrita
en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el número IPSA Nro. 189.333,
actuando como abogado patrocinador de la ciudadana SOL EYADIRA OSUNA
BASTARDO, venezolana, ama de casa, mayor de edad, divorciada, domiciliada en
Rubi, Can Pi de la Serra, N° 124, Barcelona, España, titular de la Cédula de
Identidad venezolana V-12.453.647, acreditación que se evidencia en el Poder
otorgado ante el Ciudadano Sergio García Rosado Cutillas, Notario del Ilustre
Colegio Notarial de Catalunya, Rubi, Barcelona, en fecha Doce de Mayo de Dos Mil
Quince (12/05/2015), número 516, Folio CG4130472 y sus tres siguientes
correlativos, Apostillado en fecha Catorce de Mayo de Dos Mil Quince (14/05/2015),
Folio CI3475204, por el ciudadano Don Joan Carles Farrés Ustrell, Tesorero del
Colegio Notarial de Cataluña bajo el número N5301/2015/019695, ocurro muy
respetuosamente ante su competente autoridad, estando dentro del lapso
procesal a consignar como en efecto lo hago, el escrito de Informes que
presento a continuación.

En fecha 06/07/2015 se introdujo la solicitud del presente expediente, la cual fue


admitida por la Sala de Casación Social, dado a su Competencia para conocer de
las solicitudes de Exequatur en materia de niños, niñas y adolescentes y sobre las
causas donde se solicite autorizar la fuerza ejecutoria de sentencias firmes dictadas
en procesos con litigio (divorcio contencioso), en los que a su vez los niños, niñas y
adolescentes tengan un interés inmediato y directo sobre el objeto debatido.

De los anexos evacuados al momento de la solicitud se anexaron las pruebas que


fundamentan la solicitud como lo son:

a) Acta de Matrimonio Certificada emitida por ante la Primera Autoridad Civil


del Municipio Autónomo Plaza, del Estado Miranda, el día Doce (12) de
Noviembre de Dos Mil Tres (2003), número Doscientos Treinta y Tres (233),
Folio Setenta (70).
b) Acta de Nacimiento certificada de la ciudadana CRISTINA MARÍA
LAHUERTA OSUNA, Nro. 206, Tomo 1 del año 1995 emitida por la Oficina
de Registro Civil del Municipio Foráneo la Dolorita del Estado Miranda, con
fecha de nacimiento 11/12/1994, para el momento de la sentencia con 18
años y hoy cuenta con 22 años.
c) Acta de Nacimiento certificada de la Adolescente ANGELA GABRIELA
LAHUERTA OSUNA, Acta Nro. 1.931 del año 2001 emitida por la Oficina de
Registro Civil del Municipio Autónomo Plaza del Estado Miranda, con fecha
de nacimiento 13/03/2001, para el momento de la sentencia con 11 años y
hoy cuenta con 16 años. (adolescente).

d) Copia Certificada y Apostillada de la Sentencia de Divorcio

definitivamente Firme N° 834/2012, dictada por el Juzgado de Primera

Instancia N° 5, Juzgado de Familia de Tarragona, España, en fecha Once

(11) de Diciembre de Dos Mil Doce (2012).

e) Copia Certificada y Apostillada de la Inscripción en el Registro Civil

Central de Madrid, librada en fecha Veintitrés (23) de Abril del Dos Mil

catorce (2014), quedando está inserta en el Tomo 01847, Página 097, con

fecha de Cuatro (04) de Septiembre de Dos Mil Trece (2013).

De mencionado matrimonio, documentales presentada y Sentencia de Divorcio se


destacó que de la unión conyugal que existía entre los ciudadanos SOL EYADIRA
OSUNA BASTARDO y LUIS MIGUEL LAHURTA LEAL fueron procreadas dos (2)
hijas, quienes al momento de interposición de la demanda de divorcio una era mayor
de edad y la otra adolecente y de esta solicitud del exequátur una de las hijas aún
continua siendo adolescente (ANGELA GABRIELA LAHUERTA OSUNA–16 años
de edad), observando que el fallo extranjero no incurrió en inobservancia de
las normas internas inherentes a la protección de niños, niñas y adolescentes,
quedando estampada de la siguiente forma:

“1) En cuanto a la guarda de las hijas menores, se atribuye a la


madre, siendo la potestad parental compartida entre ambos
progenitores.

2) Se establece un régimen de visitas a favor del progenitor no


custodio, D. Miguel Lahuerta Leal, consistente en fines de semana
alternos, desde las 10 horas del sábado hasta el domingo a las 20 horas,
siendo las menores recogidas y reintegradas por el padre en el domicilio
materno. Por lo que respecta a los periodos vacacionales, verano,
navidad y semana santa, se dividirán por mitad entre progenitores,
eligiendo en caso de desacuerdo la madre los años impares y el padre
los años pares. Las menores serán recogidas y reintegradas por el padre
en el domicilio materno.

3) Se establece la obligación del progenitor no custodio, D. Miguel


Lahuerta Leal, de abonar un concepto de pensión de alimentos para las
hijas menores, la cantidad de 300 euros mensuales, (150 euros por cada
hija), debiendo ser ingresado dicho importe en la cuenta que la madre
designe, como máximo el día 5 de cada mes y debiendo actualizarse
anualmente dicho importe conforme a la variación del IPC. Asimismo, se
establece que los progenitores asumirán cada uno la mitad de los gastos
extraordinarios.”

En cuanto al procedimiento ante la Sala de Casación Social se dio garantizando el


debido proceso contemplado en la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, Código Civil, Ley Orgánica de Niños, Niñas y Adolescentes y Ley de
Derecho Internacional Privado.

La validez de esta solicitud se realiza bajo los extremos previstos en el artículo 53


de la Ley de Derecho Internacional Privado, visto que se reúnen los requisitos
para que surta efecto en la República Bolivariana de Venezuela, debido a:
1) “La Sentencia” fue dictada en materia civil, por el Tribunal de Primera

Instancia N° Cinco (5) de Tarragona, España, especialmente en juicio de Divorcio,

cuya naturaleza es civil y en materia de relaciones jurídicas privadas.

(Art. 53 numeral 1 LDIP)

2) “La Sentencia” goza de Fuerza de Cosa Juzgada de acuerdo con la

legislación del Reino de España, por tanto tiene plena firmeza. Tal y

como se evidencia de su contenido que textual: “Firme que sea esta resolución

procédase a su inscripción mediante los oportunos despachos en el Registro Civil


correspondiente” donde se demuestra que se procedió a la inscripción en el Registro

Civil Correspondiente, concurriendo que el matrimonio celebrado por las partes

estaba inscrito en el Consulado General de España en fecha veintinueve (29) de

Junio de Dos Mil Cuatro (2004). (Art. 53 numeral 2 LDIP)

3) Del contenido de “La Sentencia” objeto de la presente solicitud de exequátur,

se desprende que no versa sobre la reclamación de derechos reales referidos

a bienes inmuebles situados en la República Bolivariana de Venezuela.

(Art. 53 numeral 3 LDIP)

4) La pretensión en la demanda como la causal de divorcio fue contenciosa, debido


a que uno de los cónyuges demando al otro, aplicándosele el Articulo 86 del
Código Civil tras modificación de LEY 15/2005, de 8 de julio, “Se decretará
judicialmente el divorcio, cualquiera que sea la forma de celebración del
matrimonio, a petición de uno solo de los cónyuges, de ambos o de uno con el
consentimiento del otro, cuando concurran los requisitos y circunstancias exigidos
en el artículo 81.”

Artículo 81: Se decretará judicialmente la separación, cualquiera que


sea la forma de celebración del matrimonio: 1. ° A petición de ambos
cónyuges o de uno con el consentimiento del otro, una vez
transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio. A la
demanda se acompañará una propuesta de convenio regulador
redactada conforme al artículo 90 de este Código. 2. ° A petición de
uno solo de los cónyuges, una vez transcurridos tres meses desde
la celebración del matrimonio. No será preciso el transcurso de este
plazo para la interposición de la demanda cuando se acredite la
existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad,
la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge
demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros
del matrimonio…”.

Por analogía, corresponde la causal de divorcio contenida en el Ordinal 3°


del artículo 185 del Código Civil Venezolano, al haberse solicitado los
excesos, sevicia e injurias graves que hicieron imposible la vida en común y
no es contraria al orden público venezolano, a las buena costumbres o alguna
disposición expresa en la Ley Venezolana. (Jurisdicción Contenciosa)

5) El Tribunal de Primera Instancia N° 5 de Tarragona tiene jurisdicción para

conocer de la causa de divorcio interpuesta por la parte actora, de acuerdo al lugar

de residencia de las partes, según los principios generales de jurisdicción

consagrados en el Capítulo IX de la Ley de Derecho Internacional Privado.

(Art. 53 numeral 4 LDIP)

6) Se le garantizo el derecho a la defensa a la parte demandada, siendo está

representada por el ciudadano Procurador Gerard Pascual Vallés, también se

puede evidenciar que quedó satisfecho el cuarto requisito de Ley para la


procedencia del exequátur, debido a que el demandado fue debidamente citado,

con tiempo suficiente para comparecer, y que se le hayan otorgado en general, las

garantías procesales que aseguren una razonable posibilidad de defensa..(Art. 53

numeral 5 LDIP).

7) No existe una decisión anterior que tenga autoridad de cosa juzgada,

dictada por tribunal venezolano; tampoco existe juicio pendiente ante los

tribunales venezolanos sobre el mismo objeto y entre las mismas partes,


iniciado antes de que se hubiera dictado la sentencia extranjera.

(Art. 53 numeral 6 LDIP).

8) “La Sentencia” y demás documentos expedidos fuera de la República

Bolivariana de Venezuela objeto de la presente solicitud, tiene plena validez en

Venezuela, ya que se encuentran debidamente apostillados tal como quedó

demostrado en sus anexos.

En virtud de lo anterior descrito, lo aquí demostrado y en nombre de a quien


represento, solicito ante su competente autoridad, muy respetuosamente se le
conceda fuerza ejecutoria en la República Bolivariana de Venezuela y se conceda
el pase de Exequátur de la Sentencia de Divorcio N° 834/2012 dictada por el
Juzgado de Primera Instancia N° Cinco, Juzgado de Familia, Tarragona,
España, de fecha Once (11) de Diciembre de Dos Mil Doce (2012), bajo la figura
de Divorcio Contencioso (Art. 770.773 LEC 693/2010-B), documento debidamente
Apostillado según la norma del Derecho Internacional Privado y que declaró disuelto
el vinculo conyugal entre los ciudadanos SOL EYADIRA OSUNA BASTARDO y
LUIS MIGUEL LAHURTA LEAL.

Así mismo acordar se practiquen cuantas anotaciones o inscripciones sean


procedentes para que conste en el Registro Civil tal pronunciamiento.

Cosas que decir

La abogada Judith Ochoa Seguías, actuando con el carácter de apoderada


judicial del ciudadano WALDO DE LA CARIDAD VALDÉS-VALLE RODRÍGUEZ,
solicitó el exequátur de la sentencia N° 233-453471-09 dictada en fecha 14 de
septiembre de 2010 por la Corte Distrital del Distrito Judicial 233 del Condado
Tarrant, estado de Texas, Estados Unidos de América, en la cual se disolvió el
matrimonio que une al solicitante y a la ciudadana NELLY CARMEN NOGUEIRA
DE JESÚS, y se establecieron las instituciones familiares para los niños K.R.V.N. y
K.K.V.N. cuya identidad es omitida de conformidad con el artículo 65 de la Ley
Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

Sostiene que la procedencia de la solicitud deriva del cumplimiento de los


requisitos de procedencia previstos en el artículo 53 de la Ley de Derecho
Internacional Privado, como se desprende del texto de la misma.