P. 1
Problema Cientifico[1].Docfinal

Problema Cientifico[1].Docfinal

4.33

|Views: 17.296|Likes:
Publicado porhemer666

More info:

Published by: hemer666 on Feb 08, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC or read online from Scribd
See more
See less

05/10/2014

UNIVERSIDAD NACIONAL “PEDRO RUIZ GALLO” FACULTAD DE MEDICINA HUMANA

CURSO

:

“PROYECTO DE INVESTIGACIÓN”

DOCENTE

: : MG. ALEJANDRO CABRERA GASTELO

ALUMNOS

: MUNDACA BRAVO OSCAR MURO SOLANO PLINIO JUNIOR MUSAYÓN ALACHE CARLOS ORTIZ CORONEL KARINA OYOLA MORALES SALVADOR PEREZ ASENCIO JENNY LISSET PERLA PISCOYA BENJAMIN QUIROZ MENDOZA JAIME

CICLO

:

VI

CHICLAYO, 2009
1

DEDICATORIA A todos los que tratan de arrancarle a la vida un segundo mas para su existir.

2

INTRODUCCIÓN En el siguiente trabajo, se estudia el planteamiento del problema científico, sus criterios y las dificultades que impone la subjetividad en este proceso. Se enfatiza en la necesidad de realizar una meticulosa y selectiva revisión bibliográfica como requisito imprescindible para lograr aprehender las propiedades del objeto de investigación. Se exponen e ilustran con ejemplos los conceptos y características del problema científico. “La definición del problema científico es el primero y más importante de los pasos de todo el proceso de investigación”. El problema permite conocer y delimitar el terreno de lo desconocido, es decisivo en el resultado final: una definición incorrecta nos lleva a encontrar una seudo solución. Su planteamiento adecuado no sólo implica considerar la situación problémica, es necesario también atisbar las posibles vías de solución. El planteamiento correcto del problema significa, en ocasiones, más que de la mitad de su solución. “La dinámica sociológica de nuestra actividad intelectual tiende a seleccionar en cada observación no cualquier realidad potencialmente útil, sino aquella que posee un significado personal, que es fruto de nuestra formación previa, de las expectativas teóricas adquiridas y de valores, las actitudes, las creencias, las necesidades y los intereses que hayamos asimilado”. Y esto justifica el hecho de que un árbol se aprecie como objeto maderable, fuente de inspiración artística, planta exótica, medicina o sencillamente para ofrecer su sombra, todo depende de quien lo aprecie. Con frecuencia, por tanto, es muy difícil definir correctamente ciertos problemas científicos. La intención, el interés, condicionan la forma en que se aprecian los procesos, objetos y fenómenos y la adaptación a la perspectiva personal. En cada caso tiene un significado diferente según quien lo aprecie. Por ejemplo, la valoración médica de un paciente desconocido y de otro allegado, las exigencias que se imponen a un artículo que pretendemos comprar y la exaltación de sus cualidades si lo queremos vender. Como premisas del problema, se puede asumir que:
• • •

Tiene un carácter objetivo. Tiene un carácter subjetivo. Constituye una necesidad gnoseológica.

3

ÍNDICE

Dedicatoria……………………………………………………………1 Introducción………………………………………………………….. 2 Objetivos……………………………………………………………….4
EL PROBLEMA CIENTÍFICO

I. II. III. IV. V. VI. VII. VIII. IX. X.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS ...............................................5 PROBLEMA CIENTÍFICO …………………………………………6 TIPOS DE PROBLEMAS CIENTÍFICOS ………………………..8 CARACTERÍSTICAS DEL PROBLEMA CIENTÍFICO…………..9 CRITERIOS DE UN BUEN PROBLEMA CIENTÍFICO ……….11 OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN: IMPORTANCIA………15 EJEMPLO GENERAL DE PROBLEMA CIENTÍFICO…………..20 EPÍLOGO ……………………………………………………………22 CONCLUSIONES……………………………………………………24 BIBLIOGRAFÍA……………………………………………………….25

4

I ANTECEDENTES HISTÓRICOS
Frente a los límites del azar o la casualidad que en pocas ocasiones nos dan conocimiento, ya sea conocimiento científico, del bien o, como indica Aristóteles en la Ética a Nicómaco, del bien máximo que es la felicidad, Platón y el mismo Aristóteles advertían de la necesidad de seguir un método con un conjunto de reglas o axiomas que debían conducir al fin propuesto de antemano. Sócrates, Platón y Aristóteles, entre otros grandes filófosos griegos propusieron los primeros métodos de razonamiento filosófico, matemático, lógico y técnico. Durante la época medieval serán los filósofos, físicos, matemáticos, astrónomos y médicos del mundo islámico quienes hagan suya, desarrollen y difundan la herencia de la filosofía griega. Se debe reconocer, entre otros, a figuras como Alhazen, Al-Biruni y Avicena. También debemos mencionar a quienes contribuyeron a la difusión de dichos conocimiento por Europa; figuras como Roberto Grosseteste y Roger Bacon junto con la imprescindible labor de Escuela de Traductores de Toledo. Pero no será hasta la edad moderna cuando se consolide una nueva Filosofía Natural. Descartes (1596-1650) en su obra el Discurso del método define por primera vez unas reglas del método para dirigir bien la razón la razón y buscar la verdad en las ciencias . Aún con diferencias notables fueron muchos los que defendieron la necesidad de un método que permitiera la investigación de la verdad. Desde un punto de vista empírico o científico tal y como ahora lo entendemos se debe mencionar a precursores del método científico como Leonardo da Vinci (1452-1519), Copérnico (1473-1543), Kepler (1571-1630) y Galileo (1564-1642) quienes aplicaban, con mayor o menor conciencia una reglas metódicas y sistemáticas para alcanzar la verdad. Galileo Galilei contribuyó a reforzar la idea de separar el conocimiento científico de la autoridad, la tradición y la fe; por eso se le considera el padre del método científico Desde la filosofía y la ciencia entonces el conocimiento todavía era unitario y no estaba fraccionado debemos mencionar, además de a René Descartes, a Francis Bacon (1561-1626) quien consolidó el método inductivo dando paso al empirismo, a Pascal (1623-1662), Spinoza (1632-1677), Locke (1632-1704), Malebranche (1638-1715), Newton (1643-1727), Leibniz (1646-1716),Hume (1711-1776), Kant (1724-1804) y Hegel (1770-1831). La filosofía reconoce numerosos métodos, entre los que están el método por definición, demostración, dialéctico, trascendental, intuitivo, fenomenológico, semiótico, axiomático, inductivo. La filosofía de la ciencia es la que, en conjunto, mejor establece los supuestos ontológicos y metodológicos de las ciencias, señalando su evolución en la historia de la ciencia y los distintos paradigmas dentro de los que se desarrolla. 5

II PROBLEMA CIENTÍFICO

DEFINICIÓN El problema científico forma parte de la relación problema-investigaciónsolución. Esto significa que el problema se concibe porque estamos seguros de que mediante una investigación llegaremos a su solución o que llegarán a la solución otros investigadores. El tiempo que media entre la concepción del problema y la solución puede ser más o menos largo pero concebir un problema es como abstraerlo del resto de los problemas y comenzar el camino en pos de su solución. El vocablo Problema designa una dificultad que no puede ser resuelta de forma automática sino que requiere de un grupo de acciones encaminadas hacia ese fin. En todo problema se distinguen los siguientes aspectos: 1. El problema mismo considerado como un objeto conceptual diferente de sus manifestaciones. 2. Acto de preguntar 3. La expresión del problema mediante un conjunto de sentencias interrogativas o imperativas En el lenguaje común el término problema se refiere a algo que nos resulta desconocido, cualquier tipo de dificultad u obstáculo, pero cualquier problema no necesita de la investigación científica. Los problemas científicos surgen porque: a) Son aquellos problemas acerca de los cuales los hombres toman conciencia. b) Los conocimientos existentes en tal esfera del saber resultan insuficientes para darles solución. c) La solución tiene una relación directa o indirecta con alguna necesidad social de relativa prioridad. Se considera un problema científico a aquellos problemas caracterizados por las siguientes determinantes: I. II. Una situación con rasgos bien definidos pero que no pueden ser exhaustivamente explicados.(Estado Inicial). Técnicas o procedimientos que aplicados sistemáticamente pueden modificar los rasgos del estado inicial. 6

III.

Nuevo estado con rasgos derivados directamente de los del estado inicial pero que pueden ser exhaustivamente explicados. (Estado Final)

Algunos autores dividen a los problemas en descriptivos y causales según estos comprendan aspectos que requieren simplemente explicar como se manifiesta un fenómeno o si tratan de explicar sus causas. Dicho de otra manera, unos problemas requieren que se indique cómo transcurre un fenómeno y otros por qué transcurre de esa manera. Formulación del problema.La formulación del problema, su más preciso enunciado, se requiere de una manera inevitable porque solo así se puede asegurar su unicidad, es decir, cada problema es único e inconfundible. Por ello es necesario saber identificar y definir un problema en términos sencillos y claros, básicamente a través de preguntas e hipótesis, estando todo esto determinado dentro de un específico cuerpo de conocimientos definido como Marco Teórico, el cual incluye dos aspectos fundamentales:

La exposición y análisis de teorías científicamente fundadas y de resultados de investigaciones que se consideren válidos para un mejor enfoque del problema, lo cual solo se logrará a través de una amplia y profunda revisión bibliográfica. La descripción del conjunto de conceptos que intervienen en el problema, estableciendo una definición operacional de los mismos, es decir, deberá revelar el significado de los conceptos implicados, indicando qué resultados de las acciones experimentales (empíricas, factibles de observación y medición) conformarán un estado final considerado como solución del problema.

Para la completa formulación del problema, además de estar correctamente fundado y bien expresado, se requiere la justificación del mismo, toda vez que el Problema Científico debe partir de un Problema Social al cual contribuye a resolver

7

III TIPOS DE PROBLEMAS CIENTÍFICOS
Muy diversas son las clases de problemas que a diario se nos presentan o que nos proponemos por curiosidad o vital necesidad. Unos son prácticos y se originan en las múltiples urgencias que, como seres vivos o como personas, tenemos que satisfacer para adaptarnos al complejo y cambiante mundo de hoy. Otros, son problemas que tienen más relación con nuestra intelectual curiosidad por comprender el mundo y develar los principios que regulan la naturaleza; son éstos los problemas teóricos, de simple conocimiento, los cuales atraen nuestra inquietud y curiosidad sin preocupación pragmática inmediata, pero que, una vez resueltos nos ayudan a solucionar los de orden práctico que a diario nos acosan. Así los problemas científicos los podemos clasificar como: En cuanto a su solución : • Un problema resoluble es aquel cuya solución puede ser verificada; por ejemplo: ¿Cuáles serían las condiciones químicas del suelo favorables para la producción de café en las terrazas altas de los bosques de los Yungas? Un problema irresoluble es aquel que plantea una pregunta cuya respuesta no es posible, por estar mal estructurada y planteada de manera vaga, y por no poder obtenerse datos pertinentes para la solución propuesta; por ejemplo: ¿Las plantas fueron creadas?

Así también los problemas científicos pueden clasificarse como:

Los problemas de objeto : se refieren a las cosas y pueden
presentarse como: • Problemas empíricos, cuya solución exige operaciones basadas en la experiencia (aunque no necesariamente en la experimentación) y además el ejercicio del pensamiento.Ejemplo de un problema empírico sería averiguar cuál es el efecto de una droga sobre la memoria. • Problemas conceptuales, en los cuales solo hay trabajo intelectual. Ejemplo de un problema conceptual, averiguar qué se entiende por memoria. Los problemas empíricos se mezclan con problemas conceptuales y no se caracterizan por una falta total de consideraciones teóricas en su planteamiento y manejo, sino por la presencia de operaciones empíricas en el curso de su resolución.

8

Los problemas de procedimiento : Se refieren al modo de
conseguir información de las cosas y al conocimiento en general. Dentro de los problemas de procedimiento se agrupan los problemas metodológicos y los problemas valorativos.

IV CARACTERÍSTICAS DEL PROBLEMA CIENTÍFICO FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA
El problema científico debe tener profundas raíces en todo el conjunto de conocimientos científicos anteriores. Debe formularse sobre una sólida base determinada por los conocimientos alcanzados por la ciencia, por la filosofía y otras disciplinas científicas. Esto obliga al investigador a que realice un profundo análisis de la literatura científica, estudie la historia del problema, determine su lugar en el desarrollo de la ciencia, conozca las soluciones que ha tenido y precise cuales aspectos no se han solucionado satisfactoriamente. Lo anterior debe ser expresado claramente en su trabajo para que pueda comprender el vínculo que existe entre su investigación, el sistema de conocimientos de su disciplina y el aporte que espera efectuar. La fundamentación teórica del problema tiene como objeto vincular el problema con todo el conjunto de conocimientos anteriores y precisar los presupuestos teóricos del problema. Los presupuestos son los principios filosóficos y teóricos generales que están implicados en el planteamiento del problema y en todo el proceso de investigación que se efectúa para solucionarlo. Es vital para la existencia misma de un problema que este se apoye en presupuestos teóricos verdaderos, puesto que si no es así la orientación de su planteamiento no será el más adecuado y la realización de la investigación tendrá serias deficiencias. Resulta indispensable que el investigador posea una claridad máxima de los presupuestos teóricos y metodológicos que orientan en su investigación, ya que esta claridad es esencial en la elaboración del diseño de la investigación.

IMPORTANCIA SOCIAL DEL PROBLEMA CIENTIFICO
La fundamentación del problema no se restringe a su importancia teórica, sino que además debe hacer explícita su importancia social. De no ser así, se arriba a una forma de reduccionismo. En todo diseño el investigador debe fundamentar la importancia práctica del trabajo y en qué beneficiará el resultado de su investigación a la sociedad. En el proceso de fundamentación teórica y práctica del tema de investigación que se desea realizar, debe quedar de manifiesto la seriedad del investigador y su nivel de responsabilidad ante la sociedad, ya que a ésta le interesa conocer y solucionar sus problemas. El planteamiento de problemas triviales, no necesarios, imposibles de realizar o solo “interesantes” desde un punto de vista 9

abstracto, puede implicar una pérdida de esfuerzo y de recursos económicos. Por razones obvias esto es especialmente importante en los países con poco desarrollo económico, lo que no quiere decir que no se puedan abordar temas que aparentemente sean solo “teóricos”. Pero la solución de problemas teóricos también es una necesidad en muchos problemas que tiene una directa relación con alguna circunstancia en donde esté involucrado un interés de urgencia social. La nutrición infantil es un ejemplo claro de esta situación.

FORMULACION ADECUADA DE UN PROBLEMA CIENTIFICO.
El problema científico debe ser expuesto con claridad, en conceptos y términos precisos, utilizando el sistema teórico y metodológico de la ciencia. En la formulación del problema se debe distinguir su aspecto esencial (que expresa la posibilidad de descubrir un nuevo conocimiento, método, forma de actuar, etc.) de aquellas interrogantes secundarias o complementarias, las cuales ponen de manifiesto las tareas que marcan el camino en la solución del problema, o constituyen subproblemas que deben incluirse por su vinculación lógica y teórica con la interrogante central.

EL PROBLEMA CIENTÍFICO DEBE SER SOLUBLE EN PRINCIPIO DE ACUERDO CON EL NIVEL ALCANZADO POR LA CIENCIA
Un requisito para que una interrogante constituya un verdadero problema científico, es que existan las condiciones mínimas en el nivel del desarrollo alcanzado por la ciencia, lo que posibilita iniciar su estudio y lograr resultados positivos en un tiempo más o menos predecible. No son científicos aquellos problemas para los cuales la ciencia no tiene aún los recursos teóricos y metodológicos suficientes para abordarlos con un mínimo de efectividad en su estudio. El investigador debe analizar si su problema es científico e indagar sobre las posibilidades reales que posee él o su institución, atendiendo a los recursos económicos, materiales y de personal que requiere. Al plantear un problema científico es necesario precisar en el diseño de investigación lo siguiente: 1.- Qué solución del problema va a considerarse adecuada, lo que debe reflejarse en la hipótesis de la investigación. 2.- Qué prueba de experiencia de la solución hipotética propuesta para el problema se va a considerar satisfactoria para determinar su veracidad o falsedad, es decir, qué tipo de dato empírico es relevante para confirmar o refutar la hipótesis.

10

V CRITERIOS DE UN BUEN PROBLEMA CIENTÍFICO
Kerlinger señala tres Criterios para plantear buenos problemas 1. El problema deberá expresar una relación entre dos o más variables. 2. El problema debe formularse claramente y sin ambigüedades. 3. El problema y la formulación del mismo deben ser tales que impliquen las posibilidades de comprobación científica. Cuando existen numerosos criterios en torno a lo que va a estudiarse pueden suscitarse controversias sobre el manejo conceptual –teórico del problema. Para evitar que las discusiones tomen rumbos equivocados es menester no olvidar los propósitos del estudio; esto servirá como punto de referencia para unificar criterios y concretar las ideas expuestas sobre el tema. La falta de claridad en la definición del problema origina muchas veces que el planteamiento inicial sufra modificaciones a medida que avanza la investigación. Los ajustes en la formulación del problema deben hacerse dentro de los limites señalados en el marco teórico y conceptual de referencia; de lo contrario se corre el riesgo de obtener resultados que estén lejos de lo que en realidad se pretendía indagar. El éxito de todo trabajo de investigación quedara en gran medida supeditado a la correcta formulación del problema. Lo que se pretende al plantear un problema es recuperar críticamente con la ayuda de elementos teóricos, y empíricos los aspectos y relaciones esenciales del fenómeno que ese estudia. Para evitar trastornos o desviaciones durante el proceso de la investigación es necesario poner mucho cuidado en el planteamiento del problema pues del dependerá que con el manejo de la teoría y de los métodos y técnicas disponibles pueda conseguirse una información congruente con los objetivos prácticos y teóricos que se persigan y las hipótesis que se pongan apruebe. Formulación Un problema científico puede plantearse en forma de pregunta o mediante la descripción del fenómeno. El problema debe redactarse de manera que se presente la contradicción. En el caso de la pregunta, de no aparecer la contradicción, debe consignarse está en la fundamentación. Sanetti5 considera que un problema debe plantearse de manera clara y precisa, sin ambigüedad. Debe vislumbrarse la posibilidad de verificación mediante una prueba empírica. De manera descriptiva o conminatoria:

Describir las características y el comportamiento de una enfermedad determinada para un sector poblacional específico. 11

Existe un elevado número de casos de hipertensión portal pre-hepática con resultados desfavorables en la prevención, diagnóstico y tratamiento de estos pacientes.

De manera interrogativa:

¿Cuáles son las características y el comportamiento de determinada enfermedad en un sector poblacional específico? Insuficiente conocimiento de la necrosis en la destrucción de tumores después de aplicado un citostático. ¿Cuál es el mecanismo de destrucción tumoral? ¿Cuál es la participación del sistema autoinmune en la respuesta inflamatoria?

Si la pregunta no abarca todo el problema, este se esclarece en los antecedentes La formulación de un problema científico debe partir de un conocimiento previo de la ciencia en cuestión y debe de estar estrechamente vinculado con problemas específicos que se presentan en la relación del hombre con la naturaleza y la sociedad. La fuente fundamental de problemas de investigación, es la actividad práctico-transformadora del hombre. Toda actividad humana engendra nuevas situaciones polémicas, las cuales demandan su solución y posible respuesta. Otra fuente de problemas lo constituye el mismo proceso de desarrollo del conocimiento científico; dicho proceso resulta largo y tortuoso y va dejando lagunas que es necesario completar en la medida de que este avance. Estas lagunas constituyen a su vez múltiples problemas que el investigador debe de enfrentar para satisfacer las necesidades prácticas y enriquecer el conocimiento científico. Aplicar respuestas conocidas a situaciones nuevas pueden ser fuente de nuevos problemas al encontrarse que dichas soluciones no den respuestas a las nuevas situaciones. La crítica a soluciones conocidas buscando sus puntos más controvertidos, son situaciones que pueden dar origen a nuevos problemas científicos. El problema surge como resultado del diagnóstico de la situación del objeto en que se manifiesta un conjunto de fenómenos, hechos y procesos no explicables. Para lograr una exitosa formulación del problema, es necesario conocer la teoría e historia precedente acerca del mismo. El desarrollo científico acerca del problema será el punto de partida sobre el cual se elaboran los nuevos conocimientos. El problema científico debe ser formulado en los conceptos propios de la ciencia, partiendo del sistema de conocimientos científicos, donde se precisa de forma clara el objeto de la investigación. 12

Para su elaboración se debe tener en cuenta:  Magnitud : (tamaño de la población)  Trascendencia: Ponderación que la sociedad hace sobre el problema de acuerdo con su gravedad y consecuencias  Vulnerabilidad: Ver el grado en que el problema puede ser resuelto o atacado.  Factibilidad: Existencia de recursos y organización suficiente para solucionar o disminuir el problema. Con respecto a las preguntas científicas existen diversos criterios. Hay autores que consideran que el problema científico o pregunta de investigación se sistematiza a partir de un grupo de preguntas relacionadas con el problema científico y en correspondencia con los objetivos específicos, sin que ello implique la no formulación de hipótesis (Hurtado de Barreras, 2005; Hernández Sampier, 2000); otros, no plantean la sistematización del problema a partir de interrogantes científicas, asumiendo solo la declaración de hipótesis (Tamayo, 2003). Encontramos también la posición que estima el empleo solo de preguntas científicas en los casos de estudios exploratorios, reservándose las hipótesis para los estudios iluminativos (Soria, 1984: 25). En esta misma dirección se encuentran las ideas de Smelkers (1988:46), quien afirma que “cuando la investigación es descriptiva, generalmente se formulan preguntas. Muchas investigaciones no requieren de hipótesis como tales, pero sí es necesario plantear las inquietudes del investigador en forma repreguntas. De esta manera, el estudio tiene una dirección concreta y no se termina simplemente con resultados “interesantes”. Sin embargo, en las actuales investigaciones educacionales cubanas, especialmente las que se presentan en las maestrías y doctorados, es frecuente el empleo de un sistema de preguntas científicas que descomponen el problema, en subproblemas, las cuales se vinculan directamente con los objetivos específicos. En estas investigaciones, por lo general, renuncian a la formulación de hipótesis. Al asumir este criterio muchos investigadores parten del supuesto de que las hipótesis se formulan cuando el conocimiento previo sobre el problema de investigación permite predecir una respuesta; mientras que las preguntas científicas se plantean cuando el conocimiento previo no nos permite predecir las respuestas, y estas se obtendrán como resultado del propio proceso investigativo. Las preguntas científicas arriban al conocimiento por la vía inductivo-analítica, es decir, de las partes se llega al todo, a las elaboraciones teóricas y prácticas; mientras que en las hipótesis como acabamos de exponer, se parte de un proceso inverso. Las preguntas científicas son más propias de los diseños cualitativos de investigación, aunque sin desconocer, como referimos en el 13

capítulo anterior, que la investigación cualitativa no renuncia a la formulación de hipótesis, sino que estas van surgiendo en el propio desarrollo investigativo. Podemos señalar los siguientes criterios cuyo cumplimiento nos puede llevar a formular adecuadamente el problema de investigación: a) En su formulación debe poseer una estructura formal desde el punto de vista lógico y lingüístico. b) La formulación debe presentarse en un lenguaje claro, sin ambigüedades. c) Debe restringirse la cobertura del estudio, ya sea en su aspecto conceptual, físico o geográfico. Esto permite definir y localizar el problema. d) No debe ser formulado en términos muy generales, ni muy específicos, asimismo ni muy amplios, ni muy estrechos. La formulación debe facilitar el paso de lo abstracto a lo concreto y viceversa. e) Siempre es conveniente formularlo en términos de preguntas o interrogantes. f) Debe permitir la identificación en forma inmediata de las variables a estudiar. g) Debe expresar una relación entre dos o más variables, h) Al formular el problema se debe definir operacionalmente las variables expresándolas en variables manipulables susceptibles de verificación empírica. i) Debe plantear la posibilidad de obtener datos relevantes para un desarrollo científico o tecnológico. j) Debe determinarse el contexto y los presupuestos teóricos al cual se circunscribe el problema a investigar. k) Es recomendable emplear procedimientos deductivos para llegar a planteamientos específicos, es decir, partir del análisis de una problemática general para llegar a identificar los problemas específicos motivo de la investigación l) En lo posible debe estar relacionado y extenderse a otros ámbitos científicos, de tal forma que las posibles respuestas puedan ser generalizadas

14

VI OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN: IMPORTANCIA

DEFINICIÓN Y FORMULACIÓN DE OBJETIVOS.
Los objetivos son metas que se alcanzarán en el transcurso de la investigación. La definición de los objetivos de un trabajo es una tarea que se debe abordar desde el principio de la investigación. Los objetivos del trabajo de investigación están contenidos en el Protocolo o Proyecto y deben permanecer inalterables hasta el informe final de la investigación. Esto es así porque los objetivos constituyen la guía más general de todos los pasos de la investigación. En función de los objetivos se plantean los métodos de recolección de datos, las pruebas estadísticas, las formas de presentar la información y el resto de los elementos que conforman la investigación. Los objetivos son el punto de partida y la base orientadora de todas las acciones que se ejecutarán en la investigación. Los objetivos expresan los fines o propósitos que se esperan alcanzar con el estudio del problema planteado. Ellos responden a la pregunta ¿para qué se lleva a cabo la investigación?, por ello es habitual que su redacción comience con un verbo en infinitivo: determinar, identificar, establecer, distinguir, medir, cuantificar y otros. Los métodos que se elijan deben ser los más apropiados para el logro de los objetivos. De forma precisa podemos asegurar que los objetivos tienen que determinar el tipo de estudio que se realizará y estarán vinculados a la base de su diseño. Los objetivos pueden ser generales (principales) y específicos (secundarios). Estos se enuncian con verbos de acción. Los objetivos serán concretos, evaluables, viables y relevantes (con interés científico o sociosanitario). Su número se limitará a dos o tres de generales y a cuatro o cinco de específicos: además se ordenarán según la prioridad en su logro. Todo trabajo de investigación es evaluado por el logro de los objetivos mediante un proceso sistemático, los cuales deben haber sido previamente señalados y seleccionados al comienzo de la investigación. La sistematización hace posible el planeamiento de estrategias válidas para el logro de objetivos. Por esta razón los objetivos tienen que ser revisados en cada una de las etapas del proceso; el no hacerlo puede ocasionar fallas en la investigación con la misma intensidad en que se presentan fallas en los objetivos. La evaluación de la investigación se realiza en base a los objetivos propuestos y pueden ser sumativa, es decir, progresiva, esto lleva a clasificar los distintos niveles de resultados que se quieren lograr en la investigación. Si la 15

investigación es planeada científicamente, debe tener validez en cada una de sus etapas en razón de objetivos y el logro de este en cada etapa es lo que permite pasar a la siguiente. Al finalizar la investigación, los objetivos han de ser identificables con los resultados; es decir, toda la investigación deberá estar respondiendo a los objetivos propuestos.

CARACTERÍSTICAS.
Los objetivos de características: • • • la investigación tienen que reunir las siguientes

• • • •

La formulación de los objetivos debe ser de forma clara, concisa y bien orientada hacia el fin. Deben comenzar con un verbo en infinitivo. Deben ser redactados en la forma más específica posible, evitando unir dos o más objetivos en uno, lo cual no significa que no se pueda plantear un objetivo general, siempre y cuando sean precisados a continuación los objetivos específicos. Estos deben enunciar un resultado unívoco, preciso, factible y medible que será obtenido mediante la investigación, definiendo un estado o situación cuantificable en un tiempo y lugar determinado, que se intenta alcanzar como resultado del estudio. Deben ser alcanzables. Deben contener además de la actividad, una finalidad. Deben estar dirigidos a la obtención de conocimientos. Cada objetivo debe aludir a un logro.

Se recomienda no utilizar los siguientes verbos: conocer y comprender, ya que pueden considerarse ambiguos y su interpretación puede confundir al lector.

LOS OBJETIVOS PROPIOS DE INVESTIGACIÓN.
Habitualmente, los objetivos de investigación se dirigen a conocer las características de un problema, explicar las posibles relaciones entre variables y a anticipar fenómenos en los que éstas intervienen. Se pueden distinguir los objetivos de investigación de los que no lo son. Los últimos suelen formar parte de los planes de salud, programas y actividades sanitarias, en cuya elaboración debería valorarse los resultados de investigaciones relevantes. a) Exploratorios o descriptivos: nos acercan a problemas poco conocidos e implican: • • • Identificar y describir características o atributos ignorados hasta ese momento Cuantificar la frecuencia de algún fenómeno socio-sanitario. Seleccionar problemas y áreas de interés para la investigación 16

Ordenar y clasificar las variables en categorías.

Son objetivos que no requieren de la formulación de una hipótesis, ya que se limitan a abordar los problemas en su primer nivel. b) Analíticos: estudian la relación entre una posible causa (factor de estudio) y un efecto (criterio de evaluación). La dimensión de esta relación se anticipa a través de las hipótesis, que son imprescindibles en este tipo de objetivos. Los objetivos analíticos se subdividen en explicativos y predictivos. • • Explicativos: cuando la causa o factor de estudio se produce espontáneamente, sin intervención del investigador. Predictivos: cuando la causa es controlada, administrada o provocada por el investigador.

Los objetivos analíticos permiten:
• • • • •

Contrastar o verificar hipótesis Confirmar las relaciones que hay entre las variables (causa-efecto) Comparar la efectividad de al menos dos intervenciones Comprender las causas o factores subyacentes Anticipar o prever fenómenos, debido a que el conocimiento y la comprensión de la causa o antecedente (factor de riesgo), facilita su control o prevención, estos objetivos son los que tienen mayor interés.

Objetivos Generales y Específicos.
Los objetivos se estructuran de la siguiente manera: Objetivo General y Objetivos Específicos. La suma de los objetivos específicos es igual al objetivo general y por tanto a los resultados esperados de la investigación. Conviene anotar que son los objetivos específicos los que se investigan y no el objetivo general, ya que este se logra de los resultados. El Objetivo General: lo constituye el enunciado global sobre el resultado final que se pretende alcanzar (¿qué?, ¿dónde?, ¿para qué?). Precisa la finalidad de la investigación, en cuanto a sus expectativas más amplias. Orienta la investigación. Son aquellos que expresan un logro sumamente amplio y son formulados como propósito general de estudio. Su redacción guarda mucha similitud con el título de la investigación. Los Objetivos Específicos: representa los pasos que se han de realizar para alcanzar el objetivo general. Facilitan el cumplimiento del objetivo general, mediante la determinación de etapas o la precisión y cumplimiento de los aspectos necesarios de este proceso. Señalan propósitos o requerimientos en orden a la naturaleza de la investigación. Se derivan del general y, como su palabra lo dice, inciden directamente en los logros a obtener. Deben ser formulados en términos operativos, incluyen las variables o indicadores que se desean medir. Las causas del problema orientan su redacción.

17

Los objetivos como ya se ha dicho, se deben formular empleando verbos en tiempos infinitivos (observar, analizar) y han de expresar una sola acción por objetivo; deben estructurarse en secuencia lógica, de lo más sencillo lo más complejo. Es vital que los objetivos enunciados en la tesis o monografía sean alcanzados o logrado durante la realización de la misma. Los objetivos deben expresarse con claridad para evitar posibles desviaciones en el proceso de investigación y deben ser susceptibles e alcanzarse; son las guías el estudio durante todo su desarrollo deben tenerse presente, además tienen que ser congruentes entre si. También es necesario tener en cuenta que durante la investigación pueden surgir objetivos adicionales, modificarse los objetivos iniciales e incluso ser sustituidos por nuevos objetivos, según la dirección que tome la investigación. EJEMPLO Nº 01
Objetivo General:

Determinar la relación entre los antecedentes académicos y personales de los estudiantes del sexto ciclo de la Facultad de Medicina Humana de la UNPRG, con su rendimiento en este ciclo.
Objetivos Específicos:

• Investigar el promedio de calificaciones obtenido en el nivel secundario de educación y en el sexto ciclo de la Facultad de Medicina Humana de la UNPRG. • Identificar el tipo de institución educativa donde cursaron estudios de nivel secundario de educación. • Determinar el tiempo que transcurrió desde la finalización de la secundaria y el inicio de la carrera. • Indagar el nivel socioeconómico y la procedencia de los estudiantes. • Correlacionar el promedio de calificaciones en secundaria con el obtenido en el sexto ciclo de la carrera. • Correlacionar el tiempo transcurrido desde la finalización de la secundaria y el inicio de la carrera, con el promedio de calificaciones obtenido en el sexto ciclo de la carrera. • Comparar el promedio de calificaciones en el sexto ciclo de la carrera entre alumnos que egresaron de instituciones públicas y privadas. • Comparar el promedio de calificaciones en el sexto ciclo de la carrera entre alumnos de diferente condición socioeconómica. EJEMPLO Nº 2:
Objetivo General: Investigar la prevalencia de asma en la población de la ciudad de Chiclayo. Objetivos Específicos:

18

• Determinar la prevalencia actual y acumulada de asma en la población de Chiclayo. • Establecer la frecuencia de asma según la edad de las personas. • Establecer la frecuencia de asma en el género femenino y en el masculino. • Comparar la prevalencia de asma en las distintas zonas de la ciudad.

NIVELES DE LOS OBJETIVOS.- Los niveles de los objetivos son los
siguientes:

19

NIVELES DE LOS OBJETIVOS

ACCIÓN • • • • • • • • • • • • • ANALIZAR • •

SIGNIFICADO Indagar Revisar Observar Registrar Codificar Enumerar Clasificar Definir Diferenciar Asemejar Cotejar Desglosar Criticar Entender Comprender Prever Pronosticar Predecir Plantear Formular Diseñar Cambiar Aplicar Mejorar Verificar Demostrar Probar Valorar Estimar Ajustar

PERCEPTUAL

EXPLORAR

DESCRIBIR

APREHENSIVO

COMPARAR

COMPRENSIVO

EXPLICAR • • • • • • • • • • • • • • • •

PREDECIR

PROPONER

INTEGRATIVO

MODIFICAR

CONFIRMAR

EVALUAR

VII EJEMPLO GENERAL DEL PROBLEMA CIENTÍFICO
20

Órganos trasplantados sin rechazo Tres equipos de investigadores han conseguido de manera independiente trasplantar órganos de tal modo que el receptor no necesite tomar inmunodepresores de por vida como hasta ahora sucede. La nueva técnica consigue educar al sistema inmunitario para que no rechace el nuevo órgano y lo considere como propio. Los tres estudios se publican en New England Journal of Medicine, son preliminares y en ellos han participado sólo unos pocos pacientes, así que hay que tomar esta noticia con las debidas precauciones. Se efectúan miles de trasplantes de riñón cada año y un 99% de los pacientes están vivos un año después de la operación. En otros casos también hay un porcentaje elevado de éxito, pero siempre a costa del uso de inmunodepresores. En anteriores trabajos en animales se sugería que se podría evitar el uso de estos fármacos. Ratones y monos a los que se había realizado un trasplante y se les había administrado células troncales podían algunas veces sobrevivir sin inmudepresores. Las células sanguíneas procedentes de la médula ósea generan los glóbulos blancos, como las células B que producen anticuerpos y las células T que son importantes a la hora de distinguir al anfitrión del donante. Los investigadores descubrieron que trasplantando este tipo de células en el receptor se creaba un sistema inmunitario híbrido y el órgano trasplantado no era reconocido como extraño. Aunque los métodos difieren un poco en los tres casos los resultados se basan en las mismas premisas. El grupo de Michael Stormon del Children"s Hospital (Sydney, Australia) informa haber trasplantado un hígado de una niña de 9 años con hepatitis. En este caso su sistema inmunitario estaba muy debilitado por el tratamiento, y las células inmunes foráneas procedentes del donante del hígado casi reemplazaron las funciones del sistema inmunitario de la paciente. Hubo incluso que revacunar a la paciente frente a ciertas enfermedades que no había pasado el donante. La niña fue capaz de dejar el tratamiento con inmudepresores un año después de la operación y no ha experimentado ningún problema en los cuatro años trascurridos desde entonces. El segundo equipo de investigadores pertenecen a la Universidad de Stanford (California, EEUU) e informan de un éxito similar sobre un paciente que recibió un riñon de su hermano. El paciente fue tratado con radiación y fármacos que destruyeron sus células T. Después recibió el riñón y una transfusión de sangre enriquecida con células troncales productoras de células sanguíneas procedentes del mismo donante. Las pruebas genéticas revelan que las células inmunitarias del hermano circulan por el cuerpo del receptor después de más de dos años de la operación. El paciente dejo de tomar inmunodepresores y no ha experimentado rechazo hasta el momento. 21

El tercer grupo dirigido por David Sachs de Massachusetts General Hospital (Boston, EEUU) informa de un éxito similar en trasplante de riñón sobre cinco pacientes. En este caso los donantes no estaban emparentados con los receptores. El sistema inmunitario de uno de los pacientes rechazó el trasplante, así que los médicos añadieron al protocolo de los cuatro restantes la destrucción de sus sistemas inmunitarios propios. Los cuatro admitieron bien el trasplante de médula ósea de los donantes de sus riñones y ahora llevan una vida normal sin usar inmunodepresores a casi un año después de la operación. Sorprendentemente estos individuos ya no producen células inmunitarias de los donantes, produciendo sólo las propias. La razón por la que no rechazan el órgano trasplantado es un misterio. Pero no todo es perfecto. El trasplante de médula ósea entraña ciertos riesgos, así que queda trabajo por hacer. Estos tres estudios ilustran que se empieza a comprender cómo se puede entrenar al sistema inmunitario para que pueda tolerar células foráneas. Una vez se comprendan los mecanismos implicados será mucho más fácil evitar el rechazo en caso de trasplante de órganos. Problema Científico: Evitar el rechazo del cuerpo humano a los órganos trasplantados. Descripción del problema: El efecto de rechazo se produce por un hecho muy simple: todo organismo vivo defiende su integridad física y bioquímica destruyendo cualquier agente vivo extraño que haya sido introducido en él. Así mismo el cuerpo posee unas proteínas características de su código genético, que son específicas para cada ser humano (Excepto para los gemelos, que poseen códigos genéticos iguales). Por tanto, el organismo, al verse invadido por antígenos (sustancias proteicas), reacciona con un movimiento natural de defensa, rechazando el trasplante.Para evitar dicho rechazo, es necesario aplicar al paciente fármacos y tratamientos, con la desventaja de que el paciente pierde toda su inmunidad. Hasta ahora, cada vez que se trasplantaba un órgano había que administrar al paciente inmudepresores, que como su nombre indica reducen la actividad del sistema inmunitario. De este modo se evita que el órgano trasplantado se vea atacado por dicho sistema y sea deteriorado. Lo malo es que al tener debilitado el sistema inmunitario las personas con órgano trasplantado son más susceptibles de padecer infecciones. Además, esta medicación la tienen que tomar de por vida. Aunque el riñón sea de un familiar se necesitan fármacos inmunodepresores que eviten el rechazo. Objeto de estudio del problema: Comprender cómo se puede entrenar al sistema inmunitario para que pueda tolerar células foráneas a través del transplante de médula ósea. Campo de acción del problema: Transplante de órganos

VIII EPÍLOGO SOBRE EL TEMA DEL PROBLEMA
22

El investigador moderno no es tanto un acumulador de conocimiento sino un generador de problemas. La investigación puede nacer allí donde aparece un problema y es menester hacer conciencia en que los problemas de la ciencia son parciales y por consiguiente lo son también sus soluciones. Al comienzo los problemas son estrechos, o es preciso estrecharlos, aunque a menudo lo más difícil es distinguir cuáles son en realidad los problemas investigables. La identificación y clara delimitación de un problema con miras a su investigación científica no es cosa fácil de conseguir, pues no existen reglas para ello; el acto mismo de inventar o descubrir un problema es algo que escapa al análisis lógico. Sin embargo, pensar verdaderamente un problema determinado en forma teóricamente significativa y que en principio sea investigable, puede convertirse en una empresa de reflexión muy cuidadosa y que no suele emprenderse sin un mínimo de vocación. La actitud problematizadora caracteriza a toda actividad racional y son tareas del investigador tomar conocimiento de problemas que otros pueden haber pasado por alto, insertarlos en un cuerpo de conocimientos, e intentar resolverlos con el máximo rigor, y, primariamente, para enriquecer el conocimiento. La simple curiosidad no engendra problemas, ya que surgen entonces problemas respecto a procedimientos disponibles y problemas metodológicos. Tampoco basta con tener una técnica para la resolución del problema; es necesario poseer también un conjunto de datos. Pero, aunque la posesión de un acervo de datos, técnicas y teorías es necesaria para plantear y atacar un problema científico, no es suficiente; hay que estar razonablemente seguro de que se es capaz de reconocer la solución una vez que se la ha encontrado. Será necesario estipular por anticipado qué clase de solución va a considerarse adecuada y qué clase de comprobación de la solución propuesta se considerará satisfactoria; de no ser así, es fácil enfrascarse en una investigación estéril o en una discusión sin fin. Para que la investigación científica sea fecunda hay que añadir una condición de orden psicológico muy importante, a saber, que el problema sea interesante para el investigador y que éste se encuentre bien equipado para estudiarlo; ello requiere una familiaridad previa con las motivaciones científicas cognoscitivas – no personales – del problema. Ahora bien, la familiaridad con el planteamiento de problemas y el desarrollo de una sensibilidad al respecto, dependen tanto de las tendencias del individuo como del estado de la ciencia por la cual se interesa; y esto se caracteriza, no sólo por los logros, sino también por las tendencias y modas del momento. A este respecto, e infortunadamente, se registra un elemento de superficialidad dictada por la moda, pues la mayoría de la gente gusta de estar al día, no sólo en cuanto a conocimientos sino también respecto de temas mismos.

23

Esto ya no es nada razonable, porque induce un clima de subestimación y consiguientemente la falta de apoyo a una investigación seria pero que no esté de moda. Frente a esta situación, hay que considerar seriamente que el valor de los problemas y de las investigaciones en ellos originadas no depende de los muchos o pocos que los apoyen en un momento dado, sino de los cambios que su estudio podría imponer a nuestro cuerpo de conocimientos No se conocen condiciones necesarias que garanticen la fecundidad de un problema, pero todo problema de investigación, si se estudia seriamente, dará algún fruto, antes o después. ¿Qué viene después de la solución de los problemas? Podría decirse que lo más probable es que el investigador mismo u otra persona suscite inmediatamente, o poco después, toda una nueva serie de cuestiones problemáticas, dudas o inquietudes relacionadas con la resuelta. La investigación es una cadena que se sostiene gracias al carácter imperfecto y sistémico del conocimiento científico, las soluciones obtenidas pueden mejorarse y provocar correcciones en el conocimiento anterior, y a su vez suscitar enteras líneas nuevas de investigación. Si los problemas considerados se proclaman resueltos, no puede haber nada que progrese. El progreso humano depende cada vez más del investigador que libremente busca problemas, que del sabio que no conoce más que soluciones ya listas; por eso, el reconocer que son problemas los que como fuente inagotable de ideas mantienen en movimiento los procesos de investigación, debe modificar las corrientes de pensamiento y de concepción de la misma, centradas hoy más sobre los datos que sobre lo buscado. Una organización inteligente de la ciencia, lejos pues de exigir resultados inmediatos, impulsará la investigación de todo problema bien formulado que haya surgido en la imaginación de un investigador competente

IX CONCLUSIONES

24

• • •

Es imprescindible para evitar posibles desviaciones en el proceso de investigación. Son las guías del estudio durante todo su desarrollo. Son el punto de partida y la base orientadora de todas las acciones que se ejecutarán en la investigación.

X BIBLIOGRAFÍA
25

LIBROS DE CONSULTA 1. Hernández S R, Fernández C C, Baptista L P. Metodología de la Investigación. 4º edición México: Mc Graw –Hill Interamericana 2005. 2. Polit D, Hungler B. Investigación Científica en Ciencias de la Salud, 6 edición, México: Mc Graw-Hill Interamericana 2001. PÁGINAS WEB  http://www.mitecnologico.com/Main/ObjetivosInvestigacion  http://www.monografias.com/trabajos15/invest-cientifica/investcientifica.shtml  http://aps.sld.cu/bvs/materiales/metoinvestigacion/Cap%EDtulo%202.html  http://www.mistareas.com.ve/GeneralyEspecifico.htm  http://www.ucla.edu.ve/dmedicin/departamentos/medicinapreventivasoci al/SEB/investigacion/objetivos.pdf  http://www.google.com.pe/search?hl=es&q=criterios+de+un+problema+c ientifico&start=60&sa=N  http://educativo.webspacemania.com/2008/08/24/reglas-para-formularun-problema/  http://dieumsnh.qfb.umich.mx/ciencias.htm#4._Planteamiento_del_probl ema.

26

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->