Está en la página 1de 7

Informática Aplicada a la Salud y Epidemiologia

 Aplicada a la Salud Publica:

Definimos la Informática de la Salud Pública como la aplicación


sistemática de las ciencias y tecnologías de la Información y la
Computación a la investigación, la enseñanza y la práctica de la salud
pública. La Informática de la Salud Pública es en principio una disciplina
de la ingeniería, esto
es, una actividad práctica, que se apoya en la ciencia, para cu
mplir unas determinadas tareas. El alcance de la Informática de la Salud
Pública incluye la
conceptualización, el diseño, el desarrollo, la puesta en ejecución,
el refinamiento, el mantenimiento y la evaluación de siste
mas de comunicación, vigilancia e información relevan
tes a la salud pública.
Requiere la aplicación de conocimientos propios de muy di
versas disciplinas, en particular, de las ciencias de la inform
ación, la administración, teoría organizacional, psicología, comunicaciones,
ciencia política y leyes. Su ejercicio debe incorporar también el
conocimiento de otros campos que contribuyen a
la salud pública (p.ej. epidemiología, microbiología, toxicología, estadística,
etc.).

Aunque la Informática de la Salud Pública toma en préstamo saberes d


e distintos dominios científicos y prácticos, sus ciencias básicas son las de
la computación y la información. La ciencia de la computación, que
trata de la teoría y aplicación de máquinas que procesan datos e
n forma automática, incluye diseño de equipos y programas, des
arrollo de algoritmos, complejidad computacional, articulación e
n redes y telecomunicaciones, reconocimiento de patrones e inteligencia
artificial.
La ciencia de la información abarca el análisis de la estructura, l
as propiedades y la organización de la
información, su almacenamiento y recuperación, el diseño y arquitec
tura de bases de datos, la bibliotecología, la
gestión de proyectos y aspectos organizativos tales como la gestión del
cambio y la reingeniería de procesos de negocios.
 Aplicada a la Epidemiologia:

La epidemiología es el estudio de la distribución y los determinantes de estados


o eventos (en particular de enfermedades) relacionados con la salud y la
aplicación de esos estudios al control de enfermedades y otros problemas de
salud.

Si bien inicialmente la epidemiología estuvo directa y exclusivamente en las


enfermedades infecto-contagiosas, en la actualidad ha extendido su campo de
acción. Así, hoy en día se define como el “razonamiento y método propio del
trabajo objetivo en medicina y otras ciencias de la salud, aplicados a la
descripción de los fenómenos de salud, a la explicación de su etiología y a la
búsqueda de los métodos de intervención más eficaces” (Jeniceck, 1987).
Algunas preguntas que se plantean en evaluación de tecnologías tienen una
respuesta básicamente epidemiológica. Por ejemplo, ¿Cuál es el mejor
tratamiento para la litiasis biliar sintomática?, ¿Qué sensibilidad y especificidad
tiene una nueva prueba diagnóstica y a qué población se debe aplicar para
obtener beneficio máximo?, ¿Cuál es la utilidad de la vacuna neumocóccica?.
El método epidemiológico aplicado a evaluación de tecnologías permite además
responder otro tipo de preguntas, como ¿Dónde debe localizarse un aparato de
resonancia magnética para que su aprovechamiento sea óptimo? o ¿Qué papel
tienen actualmente las técnicas de radiocirugía?. La aproximación
epidemiológica en evaluación de tecnologías sanitarias permite obtener
estimaciones de la utilidad, tanto en términos de eficacia y efectividad como de
seguridad, de las tecnologías, al tiempo que puede valorar el impacto potencial
de su aplicación sobre los niveles de salud de una determinada población. El
método epidemiológico, por tanto, debe constituir uno de los pilares básicos en
los que se fundamente la evaluación científica de las tecnologías sanitarias.

Un sistema de información de salud pública debe cubrir, como mínimo, en


vigilancia tanto epidemiológica de problemas de salud como de sus
determinantes y de los programas y actuaciones preventivas implantadas.
Debe disponer de herramientas de análisis para evaluar los riesgos para la salud
de la comunidad, tomar decisiones al respecto y analizar el impacto de las
intervenciones del sistema de salud pública en la salud de la comunidad.

Por último lugar debe ser capaz de generar conocimiento sobre los fenómenos
de salud y sus determinantes mediante la elaboración de nueva información de
manera programada, sistemática o a demanda, para difundirla entre los usuarios
del sistema de información con carácter restringido o abierta a la comunidad.

El efecto integrador de los sistemas informáticos en red posibilita una aplicación


extensiva del enfoque epidemiológico a todos los niveles del sistema de salud.
Toda la información es capturada y almacenada como un subproducto de la
ejecución del servicio. La información puede ser organizada y mostrada de
acuerdo con las necesidades de cada usuario. Muchas situaciones de alerta
pueden mostrarse automáticamente como resultado de una desviación de las
normas. Se facilita la creación de políticas de salud más objetivas

Numerosos procesos resultan más sencillos a partir de la introducción de la


informática en red y las historias clínicas automatizadas. Veamos algunos
ejemplos: El ingreso de un paciente se puede hacer desde cualquier punto del
hospital sin que este tenga que trasladarse a admisión. Durante la consulta, el
paciente puede recibir los turnos que requiera para nuevas consultas, estudios
clínicos e investigaciones incluso en otras instituciones vinculadas. La
información estadística y epidemiológica está siempre disponible e incluso
muchos de los elementos de la vigilancia en salud se activan de manera
automática

El impacto epidemiológico y gerencial de los sistemas informáticos en red es


enorme. Hace más simple, inmediata e integral la estadística sanitaria y permite
un reconocimiento más rápido de los brotes de enfermedades, posibilita la
interconsulta en línea, facilita hacer cambios gerenciales profundos en vez de
limitarse a pequeños arreglos e incorpora la integración informativa, vertical y
horizontal entre las organizaciones, lo que implica un servicio más completo,
una relación superior en cuanto a costo, efectividad y calidad y la mejora de la
atención en los niveles primarios y secundarios, lo que contribuye a
descongestionar el primer nivel de atención.

Los sistemas de apoyo a la investigación epidemiológica de brotes incluyen


herramientas genéricas como Excel, SAS, SPSS y R (Herramientas de
Comparación de análisis de datos), y kits de herramientas especializadas para
análisis epidemiológicos como Epi-Info. Además de apoyar la investigación de
brotes, las agencias también necesitan sistemas para recopilar y manejar
información resumida sobre brotes, investigaciones y respuestas.

La educación para la salud es un proceso destinado a mejorar el nivel de salud


de la población, actuando sobre las causas de las enfermedades, en una forma
progresiva dentro de una conceptualización integral de la salud y el desarrollo
social. Debe ser concebida dentro de un proceso de interacción igualitaria entre
los profesionales que aportan el conocimiento científico, y los diferentes grupos
de población que aportan sus conocimientos y valores.
Informática 125ª.

Profesor: Wilfredo Ríos.

Elaborado Por:

 Massiel Lezcano 4-792-0383


 Alex Rodríguez 4-806-0115
 Bleisy Montenegro 4-803-0850
 Estefany Espinosa 4-797-2443