Está en la página 1de 4

Manuel Tilot y Martina Ricasoli.

Publicidad y propaganda.

Publicidad viene del latín “publicare” que significa hacer algo del dominio
público. La publicidad busca promover productos y servicios con al menos dos
objetivos: el primero es informar al cliente o consumidor acerca de los
beneficios de su producto/servicio. El segundo es inclinar las preferencias del
consumidor mediante la emotividad. De esta forma, se pretende que el
consumidor adquiera el producto o servicio anunciado.

Se vale de distintos métodos y canales para divulgar sus anuncios. Por lo


general, intenta crear anuncios llamativos para impactar al público, y utiliza los
medios de comunicación, tanto digitales como tradicionales, entre otras
estrategias de promoción.

Por otro lado, la palabra propaganda viene del latín “propagare” que quiere
decir extender o difundir. La propaganda, en cambio, no tiene fines
comerciales. Su mensaje busca promover, fundamentalmente, campañas de
corte ideológico, político, doctrinario, religioso, educativo, de concientización,
etc., que generen un impacto en el público y modifiquen su conducta u opinión
en relación con determinado tema. Su finalidad real es atraer adeptos y
seguidores para una causa, doctrina, creencia u opinión.

Las propagandas pueden tratar, por ejemplo, sobre educación sexual,


ambiental, pueden ser de concientización contra el consumo de drogas, alcohol
o tabaco; pueden hablar sobre el tema de la discriminación racial, étnica o
sexual; o también ser campañas de tipo político, etc.

Otras diferencias que se pueden encontrar son:

ALCANCE – Si bien suelen ser de alcance masivo y a público específico, a


mismas condiciones la publicidad tiende a tener mayor alcance debido al marco
en que se encuentra.

ÁMBITO – La publicidad está relacionada al ámbito comercial, en cambio la


propaganda al ámbito político, ideológico o más específicamente religioso.

RENTABILIDAD – Para quien la emite, la publicidad debe ser rentable (directa


o indirectamente), mientras que la propaganda no busca una contraprestación
monetaria (recordemos: busca adeptos y/o seguidores).

TIPOLOGÍA – No comparten ninguna clasificación; La publicidad puede ser


institucional, empresarial o incluso de consumo, mientras que la propaganda
puede ser religiosa o política.

1
Manuel Tilot y Martina Ricasoli.

SUS BASES – Ya que la publicidad busca captar la atención y persuadir a que


se consuma, se basa en la creatividad, las características positivas de un
producto, la originalidad, etc. La propaganda, en cambio, se vale del uso de los
sentimientos, las creencias, los hechos y la razón; a veces para lograr esto
último no va 100% con la verdad sino que busca inclinar la opinión general a su
favor.

RESULTADOS – La publicidad suele conseguir lo que busca, vender más y


darse a conocer aún más; si el público objetivo es muy grande y la campaña es
muy buena, puede hasta crear nuevas necesidades. En cambio, la propaganda
puede tener efectos tanto positivos como negativos en la opinión de una
persona; puede generar apoyo o rechazo hacia una ideología o pensamiento
puntual.

PRESENTACIÓN – La publicidad tiene un espectro de difusión mucho mayor.


Puede ser televisivo, radial o presencial; puede ser un anuncio impreso o
digital; puede ser buscando vender un producto o promocionar la marca; puede
ser ‘sampling’ (muestras del producto), ‘testing’ (prueba del producto) o ‘product
placement’ (emplazamiento de producto). Y más… En cambio, la propaganda
es sencillamente televisiva, radial; impresa o digital. Y nada más.

Los tipos de publicidad que existen son:

​En función del contenido​:

● Publicidad informativa: principalmente a educar al consumidor. Se usa


en productos nuevos o que requieren demostración.

● Publicidad comparativa: aquella en donde el anunciante busca comparar


su oferta con la de su competencia, con el objeto de resaltar las
características o cualidades de sus productos frente a los demás

● Publicidad Transformativa: cuyo objetivo es transmitir los valores que el


producto por sí mismo no es capaz de transmitir.

● Publicidad emotiva: causa que la audiencia se sienta conmovida y en


muchos casos que adquiera ese producto para poder repetir la
experiencia placentera que sintió al ver ese comercial

​En función del número de anunciantes​:

● Publicidad individual: realizada por una empresa o institución dirigida a


su propio fin personal

● Publicidad colectiv.a: cuando se beneficia más de una persona.

2
Manuel Tilot y Martina Ricasoli.

​En función de la actividad del anunciante​:

● Publicidad del fabricante: el fabricante habla de su propio producto.


Suele estar centrada en las características del producto.

● Publicidad de intermediarios.

​En función de la naturaleza del anunciante​:

● Publicidad para empresas privadas.

● Publicidad para organizaciones sin ánimo de lucro.

● Publicidad para la Administración Pública.

​En función del alcance geográfica​:

● Publicidad local.
● Publicidad regional.
● Publicidad nacional.
● Publicidad internacional.

​En función del medio de difusión​:

● Publicidad en internet.
● Publicidad impresa.
● Publicidad en radio.
● Publicidad televisiva.
● Publicidad exterior.
● Publicidad telefónica.
● Publicidad boca a boca.

​En función de lo anunciado​:

● Producto.

● Servicio.

● Establecimiento.

Fuentes:

https://difiere.com/diferencia-publicidad-propaganda/

https://www.diferenciador.com/diferencia-entre-publicidad-y-propaganda/

http://diferenciaentre.org/publicidad-y-propaganda/

https://www.marketingandweb.es/marketing/tipos-de-publicidad/

3
Manuel Tilot y Martina Ricasoli.

https://conceptodefinicion.de/publicidad-comparativa/

http://www.publidirecta.com/dicc/diccionario-de-publicidad_p.php

https://www.roastbrief.com.mx/2012/03/la-publicidad-emocional/

https://www.monografias.com/trabajos77/concepto-publicidad-televisiva/concep
to-publicidad-televisiva2.shtml