Está en la página 1de 5

Material producido por integrantes de la

www.losmandalas.com.ar

LOS MANDALAS

"Hacer un Mandala es realizar una disciplina tratando de reunir todos los aspectos dispersos de tu vida, para hallar un centro y
ordenarte con relación a él. Tratas de coordinar tu círculo con el círculo universal." Joseph Campbell

Son diseños circulares, generalmente simétricos, que aparecen en distintas comunidades,


diferentes lugares geográficos y están presentes en las expresiones artísticas de los pueblos
desde la prehistoria hasta nuestros días.
Recibieron el nombre de “mandala” en la India, en idioma sánscrito y significa “círculo sagrado”,
“círculo mágico”, “cerco”, “lo que contiene la esencia”.
Sin ser conscientes de su presencia estamos rodeados de ellos en la naturaleza, como por
ejemplo en una flor, un caracol, la tela de una araña, en los objetos de uso cotidiano, como por
ejemplo el reloj, la rueda y hasta en logos de uso comercial, escudos, señales de tránsito, entre
otros.
La presencia de diseños circulares tan universalmente distribuidos, llamó la atención del
psiquiatra suizo Carl Jung, discípulo de Freud y posterior fundador de la Escuela de Psicología
Analítica, quien estudió el tema en profundidad y con el rigor científico que le daba su
formación. Jung postuló que los mandalas eran una representación de la totalidad de la mente,
lo consciente y lo inconsciente así como la relación del hombre con la naturaleza.
Se ha observado que la producción de diseños circulares aumenta toda vez que las comunidades
son amenazadas por situaciones de crisis, peligro o guerra. Si consideramos esto, no resulta
casual que ante la situación mundial actual haya habido un resurgimiento del interés por pintar o
crear mandalas. Basta escribir la palabra “mandala” en cualquier buscador de Internet para
sorprenderse con la cantidad de páginas que aparecen para consultar.
Hay una amplísima gama de usos de los mandalas, como simple medio de expresión artística, como
herramienta para la concentración y relajación, para acompañar procesos de cirugías,
tratamientos, internación hospitalaria prolongada o en diversas situaciones de estrés.
Son muy interesantes las experiencias que se están informando con el trabajo con chicos,
personas de edad avanzada, personas con capacidades diferentes y los que precisan cuidados
paliativos.

Los mandalas y los niños

Los beneficios de los mandalas se observan en el área educativa en diferentes ámbitos:


- En el ámbito cognoscitivo: Desarrollan la atención, flexibilidad, fluidez y originalidad en las
ideas del niño.

- En el ámbito afectivo y social: Desarrollan la actitud creativa en las diferentes situaciones que
se le presenten.

- En el ámbito psicomotor: Favorecen que el niño se exprese de forma creativa con el uso de
diferentes técnicas plásticas.

- Los mandalas ayudan a la formación de la inteligencia, el razonamiento, el control y dominio del


cuerpo.

- Actúan como estímulo de aprendizaje, expresión y comunicación, así como para relajar y
equilibrar al niño.

- Igualmente los ayudan en la superación de situaciones emocionales negativas, tales como


fobias, ansiedad, terrores nocturnos, acoso escolar, experiencias traumáticas, etc.

“Corazones”, pintado por una niña con capacidades diferentes del Hogar Ntra Sra de la Misericordia, Neuquén.

“El mandala, por la armonía entre las relaciones de sus formas, es en sí mismo un apoyo muy
importante a niveles didácticos, psicológicos y emocionales.
Cada vez con más frecuencia se están utilizando en proyectos educacionales, así como en grupos
de apoyo a víctimas de abuso físico o emocional, o en casos de niños con enfermedades serias o
terminales…
Al ser una forma concéntrica y casi siempre simétrica nos ayuda a lograr un estado de
concentración y organización internas, seamos niños o adultos.”
Laura Podio, Psicóloga y Licenciada en Artes Visuales, Integrante de la “Red Los Mandalas”
“El niño que se interna en el mundo de los mandalas, no sólo estimula su creatividad e imaginación,
sino que también aprende a desarrollar una mente pacífica y armoniosa. De manera divertida y en
compañía con otros chicos, aumenta su capacidad de concentración y favorece el desarrollo de su
personalidad. Dibujar, pintar y caminar imágenes circulares brinda tranquilidad y equilibrio
interior. Niños muy nerviosos o hiperexcitados encuentran calma y relajación, niños pasivos y
apáticos descubren una energía interna que los estimula y los vuelve más alegres. La
autoconfianza que van ganando es un pilar importante para la libre expresión de la sabiduría y
belleza innata que mora en el corazón. Entre pares, aprenden a reconocer los dones que la
naturaleza brinda y a maravillarse del misterio y la armonía de la vida. ” Ana Inés de Avruj,
Licenciada en Psicología, Integrante de la “Red Los Mandalas”

EXPECTATIVAS DE LOGRO

Desde el área de Plástica

“La intención no es solo generar una obra de arte sino

promover la creatividad y la amplitud de percepción”.

Desde las áreas Cognitivas, Socioemocionales y Psicomotoras

“Se enfatiza el proceso y el reconocimiento de las cualidades que lo hacen penoso -tales como la

competencia, el aislamiento, la ansiedad por ser el mejor- y las que hacen el proceso gozoso: la

alegría, la paciencia, el sentirse parte de un grupo, el compartir, la confianza. Se estimula la

individualidad al mismo tiempo que se aprehenden pautas de relación basadas en valores humanos

esenciales”.

Pintar mandalas o la creación libre de imágenes de los mismos, promueve la expresión.

El trabajo con mandalas mejora la atención, modifica la concentración y la memoria, aquieta los

temores, pone en movimiento la creatividad. Desarrollar la fluidez, flexibilidad y originalidad en

las ideas del niño, estimula la socialización, la comunicación, el buen humor y en la disminución de

angustias.

Más allá de las Expectativas de Logro que hacen a las áreas socioemocionales podemos abordar el

tema mandalas desde los contenidos de Educación Artística, Plástica articulando con las

diferentes áreas curriculares


CONTENIDOS PEDAGÓGICOS

Área curricular: Educación Artística:

Articulación con:

Matemáticas Geometría

Ciencias Naturales y Sociales

Educación Física, Lengua y otras

Observación

Algunos maestros piden a sus alumnos que coloreen mandalas antes de los trabajos difíciles de

clase o las evaluaciones, para tranquilizarlos y mejorar su capacidad de atención y concentración.

Sus efectos son altamente positivos.

Otros pedagogos inclusive invitan a pintar un mandala en la página enfrentada a la que contiene un

problema de cálculo. Estos opinan que el orden es un factor esencial de la matemática y que

favorece al aprendizaje de ésta todo lo que desarrolla el sentido del orden.

Introducir al niño en el mundo de los mandalas lo ayuda a crecer como persona más sensible y

respetuosa de la diversidad cultural.

Como docentes consideramos a los mandalas como un instrumento educativo de gran valor

psicopedagógico y recomendamos su práctica en las escuelas, a todos los niveles y desde todas

las áreas.

Y…promover en el otro las ganas y el placer de pintar/dibujar.

El trabajo con mandalas puede realizarse desde la contemplación de los mismos, su dibujo o

pintura. Niños y adultos, sepan o no dibujar, tienen a su alcance el coloreado del mandala.

Será el facilitador de este encuentro quien creará un marco seguro

que ayude al niño/adulto a pintar o dibujar el mandala.

Otras referencias:
Nuestra experiencia con los Mándalas

Ginés Ciudad-Real y Maribel Martínez Como trabajar Mandalas


http://orientacionandujar.wordpress.com/
Son conocidas desde hace años ventajas de trabajar los mandalas con cualquier nivel educativo. Los orientales
las usan para la concentración y otras tantas disciplinas.
Con diversos grupos de alumnos hemos ido depurando la técnica y podemos decir que:
1.- Aumentan la creatividad
2.- Mejoran su caligrafía, sobre todo al escribir
3.- Disfrutan el dibujar
4.- Manejan los colores con propiedad utilizando poco a poco colores primarios,
secundarios y terciarios
5.- Se sienten orgullosos de su trabajo y les gusta “presumirlo”
6.- Aprenden a “criticar” sus propias obras
7.- Repercuten en sus trabajos escolares buscando mejorar día con día
8.- Analizan y compara sus trabajos para mejorarlos

Un niño argentino de 4 años estaba coloreando uno de los mandalas del Libro
Mágico de los MandaMagos (Lys García, Ed. Siro, Málaga, España) cuando un amigo
de su papá le preguntó ¿qué es eso que estás coloreando?:“No sé, pero cuando lo
pintás se te mete en el corazón”
BIBLIOGRAFIA:
 Marie Pré, Mandalas y Pedagogía. Barcelona, MTM Editores, 2004.
 SusanneFincher, Creando Mandalas. Madrid, Mirach, 1994

 RudigerDahlke, Mandalas. Barcelona, Robin Book, 1997.

 RudigerDahlke, Mandalas 2. Manual para la Terapia con Mandalas. Barcelona, Robin Book, 2000.

 SaschaWuillemet y Andrea-Anna Cavelius, Mandalas. Teoría y Práctica. Barcelona, Mens Sana

 SaschaWuillemet y Andrea-Anna Cavelius, Mandalas de la vida y de la naturaleza.Barcelona.

 Bailey Cunningham, Mandala: Journey To The Center. DK Publishing, 2002.

 Judith Cornell, Mandala. Luminous Symbols for Healing. Wheaton, Quest Books, 1994

 Carl G. Jung, Mandala Symbolism, Bollingen Series, Princeton, University Press, 1959

 Giuseppe Tucci. Teoría y Práctica del Mandala, Sao Paulo, De. Pensamento, 1985

 Lama AnagarikaGovinda, Mandala, Valencia, Bodhi, 1984.

 Laura Podio El arte curativo con Mandalas, Lea 2008

Lic. María Cristina Grillo, integrante de la Red Los Mandalaswww.educarjuntos.com.ar


grillomcspeedy.com.ar

En Neuquén, Lily Barbieri, integrante de la Red Los Mandalas. SUMarte : sumarte.nqn@gmail.com