Está en la página 1de 13

LAS BASES TEÓRICAS

Concepción de bases teóricas

Las bases teóricas son el análisis sistemático y sintético de las


principales teorías que explican el tema que estás investigando. Deberás
saber que una teoría es una explicación sistemática de por qué ocurren ciertos
fenómenos. Las teorías nos sirven para entender la realidad, para explicarla.
Es sistemática porque todas sus partes se integran sin contradicción alguna.

Todos tenemos teorías. Nuestra vida está guiada por teorías. Sabemos,
por ejemplo, que si no comemos morimos, porque el cuerpo humano necesita
combustible, nutrientes para sobrevivir. Sabemos que si tomamos
antibióticos nos sanamos de una infección estomacal, porque los antibióticos
matan las bacterias. Sabemos que si estudiamos una maestría nuestras
posibilidades laborales mejorarán porque el mercado laboral es muy
competitivo y escoge a los que tiene mejor currículo. Estos son ejemplos de
teorías cotidianas.

Pero hay teorías más especializadas, donde se requiere un


aprendizaje previo para entenderlas. Observa:

 Por ejemplo, el tiempo de reacción de las personas aumenta cuando su


sangre tiene más de 0.5 gramos de alcohol por muestra. En otras
palabras, una persona ebria demorará más en reaccionar ante un
peligro porque el alcohol disminuye sus reflejos al estar afectados su
sistema nervioso central.

 Otro ejemplo más especializado: La 5-dihidroxitestosterona es la


responsable del descenso escrotal y su inhibición no afecta al
dimorfismo cerebral. En otras palabras, si esa hormona derivada de la
testosterona no está presente en el feto, este nacerá con el escroto sin
descender, pero no afectará la masculinización de su cerebro.
Definitivamente, hay temas muy especializados que requieren estudio
previo para entenderlo.

Lo mismo sucede, y debe suceder, con tu investigación. Un solo libro


no te puede dar toda la información que necesitas en tus bases teóricas,
necesitas leer muchos libros, artículos de revista, conversar con especialistas,
revisar casos, entre otras actividades, para darte por satisfecho. Por eso,
trabaja con esmero tu investigación. Al final, no todos van a entender tu
investigación, porque el contenido será especializado y profundo.
¿Cómo sabrás que has realizado una buena base teórica de tu
tesis? Simple. Habrás realizado una buena revisión teórica del tema si
cuando se conversa contigo se nota que lo dominas mejor que nadie. Pero
hay algunas reglas simples que necesitas verificar. En todo caso, hiciste una
correcta revisión de la bibliografía si cumples las siguientes indicaciones:

Tabla 01
Criterios para saber si has hecho una buena revisión teórica
Criterios
Buscaste libros sobre el tema al menos en 5 bibliotecas de universidades o
instituciones.
Usaste una base de datos y buscaste libros, artículos y referencias de al
menos 5 años atrás.
Consultaste como mínimo 5 revistas especializadas de al menos
5 años atrás.
Buscaste investigaciones y tesis de tu universidad, de otras universidades y
otros países.
Buscaste investigaciones y documentos en, al menos, otro
idioma.
Consultaste con profesionales especialistas en el tema. Conoces algún
investigador que haya estudiado el problema en un contexto similar al tuyo.
Sabes quiénes son los autores más importantes dentro del campo
de estudio.
Sabes qué aspectos y variables han sido investigados, cómo lo han hecho y
en dónde.
Fuente: Vara (2010)
Para una excelente base teórica, necesitas emplear fuentes (bibliografía) de
calidad. Por eso siempre controla la calidad de tu información. Te enseño
algunas reglas. Observa:
Tabla 02
Reglas para controlar la calidad de tus fuentes de información
Sugerencias
 La búsqueda bibliográfica no se debe realizar en un solo lugar. La
biblioteca de la universidad es un inicio, pero no debe ser el único
lugar de búsqueda. Busca en otras bibliotecas y en Internet.
 Todas las fuentes son posibles: libros, artículos de revistas,
informes, investigación, periódicos, documentos de Internet,
documentos oficiales, registros institucionales, entrevistas con
expertos, videos de conferencias, separatas registradas, entre otras;
siempre y cuando tengan autor y referencia.
 Cuando encuentres información, comprueba si es útil para tu
investigación. Sólo toma en cuenta aquellos documentos que sirven
para tu investigación. El resto de información, guárdalo para otros
fines.
 Hay textos que solo sirven para encontrar otros textos. Son pistas
para tu investigación, te brindan información sobre autores o trabajos
referenciados. Siempre prefiere los documentos de fuente directa y no
aquellos documentos que hablan de otros documentos y estos de otros
documentos (información indirecta).
 Preocúpate por la fiabilidad de los documentos que encuentras.
No toda la información es fiable, hay algunos textos que no tienen
valor (Ej. monografías.com, el rincondelvago.com, gestiopolis.com,
wikilearning.com, etc.). Los documentos que no mencionan autor o
fuente de donde citarla, son de dudoso valor. Las fuentes provenientes
de revistas científicas, investigación o bases de datos tienen mayor
valor.
 Distingue entre hechos y opiniones. Un hecho puede ser
comprobado a través de la investigación, observación o experiencia
de muchas personas que han llegado a la misma conclusión. Los
hechos son iguales siempre y no están sujetos a interpretación. Las
opiniones por otro lado, son creencias, no necesariamente están
demostradas.
Fuente: Vara (2010)
Recuerda, es importante que busques información de por lo menos
los últimos cinco años. Es decir, que busques información reciente, pero
también información de cinco años para atrás, porque de lo contrario no
habrás buscado con exhaustividad. Recuerda: busca información de por lo
menos los últimos años.

Recuerda también que hoy en día se adolece de otro mal académico


generalizado: el no saber distinguir una buena bibliografía científica de otra
plagada de puras "opiniones" e ideología. Conceptos como teoría, modelo
teórico, investigación, etc. son utilizados para referirse a "cantinfladas" y
demás informaciones sin relevancia. A veces la "novedad" puede más que la
"rigurosidad". En todo caso, es importante mantener un pensamiento crítico
cuando valores un documento cualquiera, pues, de lo contrario, aceptarás
premisas falsas que te llevarán, inevitablemente, a conclusiones falsas. Para
ayudarte a discriminar buenas teorías, te presentó a continuación algunas de
sus características básicas.

Tabla 03
Características básicas de una buena teoría
Características Descripción
Una teoría debe ser lógica, de manera que no
Coherencia existan contradicciones, que siga un plan racional,
que las conclusiones no contradigan las premisas.
Una teoría debe poseer profundidad, es decir,
Consistencia basarse en argumentos sólidos, ser firme, buscar
el meollo del tema, demostrar conocimiento de
causa y considerar discusiones bajo diversos
enfoques.
La teoría debe buscar renovar la ciencia a través
Originalidad de nuevas discusiones, nuevas alternativas de
estudio y potencialidad, o sea, intentando abrir
nuevos caminos para su discusión.
La teoría debe ser científica, captando la realidad
Objetividad como ella se presenta y buscando eliminar las
ideologías, prejuicios y valores personales que
puedan influir en los resultados. La teoría debe
basarse en evidencias verificables, observables y
contrastables por otros.
La teoría debe ser aceptada y apoyada por otros
Intersubjetividad investigadores. Las mejores teorías casi siempre
son apoyadas por la comunidad de investigadores,
son las más citadas y las más reconocidas en el
medio académico.
Fuente: Vara (2010)

Ahora que sabes qué son las bases teóricas y cómo seleccionar las
buenas fuentes, aprenderás a construir tus bases teóricas.
Construcción de las bases teóricas

Para construir tus bases teóricas, hay tres pasos esenciales:

La construcción de las bases teóricas depende de la revisión


bibliográfica y del nivel de desarrollo teórico sobre el problema que
investigas. No todo problema ha sido investigado con el mismo interés, hay
algunos que tienen abundantes teorías y estudios que los sustentan, pero hay
otros que, prácticamente, han sido abandonados.

Por eso, en primer lugar, debes considerar qué tanta información


existe sobre el tema que investigas. Al hacerlo, pueden ocurrir cuatro
posibilidades:

Tabla 04
Recomendaciones ante diversos estados del conocimiento sobre el tema
de investigación

Condición Recomendación Excepciones


Que exista una teoría En este caso, lo que debes hacer es tomar
completamente dicha teoría como la estructura misma de tu
desarrollada; es marco teórico y explicarla.
decir, que el tema En ciencias de la educación no existen
que estudias cuenta teorías únicas, por lo que este caso es poco
con teorías fuertes y probable.
aceptadas por la
comunidad
científica.
En este caso, lo más común es tomar la
mejor teoría como base y extraer elementos
de otras teorías que sean de utilidad. Usa la
Que existan varias mejor como teoría principal y el resto como
teorías que se accesorias solo en los aspectos más
aplican a tu razonables. Esto es lo usual. La mejor teoría
problema. siempre es aquella que tiene mayor
evidencia empírica a favor, no
necesariamente la más popular.
En el caso de las teorías de liderazgo, por
ejemplo, debes escoger aquella que más se
adecue al tipo de organización y condiciones
de estudio. No asuman una teoría como
buena antes de conocer un poco sobre el
contexto que investigas.

En este caso, elabora tu marco teórico


Que existan trozos basándote en cada una de tus variables. Define
de teoría cada una de ellas e incluye las generalizaciones
(generalizaciones o proposiciones empíricas que más se ajusten
empíricas sueltas) a tu tema.
que se aplican al En ese caso, lo usual es organizar la
problema. información de forma intuitiva, basándote en
los procesos que estudias.
Que existan hipótesis En este caso procedes de la misma forma que
aún no investigadas e el caso anterior. Utiliza toda la información
ideas vagamente que dispones.
relacionadas con el
problema.
Fuente: Vara (2010)

Independientemente de qué tanta información exista, al construir tus


bases teóricas debes centrarte en el problema de investigación y no
divagar en otros temas ajenos al estudio. La información que utilices en
tus bases teóricas debe estar ligada entre sí, no debe brincarse de una idea a
otra.

En segundo lugar, hecho el diagnóstico de la información que


dispones, debes elaborar un esquema o índice tentativo del contenido
para guiarte en la redacción de tus bases teóricas. Un esquema ayuda a
organizar el material que encuentres. Te obliga, además, a ser selectivo sobre
la información que tienes y la que aún puedas necesitar.

El esquema debe ser ordenado. Empieza siempre por las


definiciones de cada variable y termina por las mediciones. Usa títulos y
subtítulos. Títulos para cada variable y subtítulos para cada contenido
específico en cada variable. Mientras más específico seas, mucho mejor.
Cómo citar las fuentes en la fundamentación teórica

La investigación científica es rigurosa, y siempre exige garantías para


confiar en ella. Una de esas garantías es la publicidad de las fuentes, es decir,
que la información que ha servido de base para su desarrollo sea accesible
para cualquier interesado en corroborar lo que tú has encontrado en tu
investigación.

No hay secretos aquí, todo tiene que ser público y abierto a los ojos
críticos de los demás. En el caso de la fundamentación teórica, se exige que
las fuentes bibliográficas que has utilizado estén correctamente citadas y
documentadas en un apartado que se llama “Referencias”.

Por eso, en la elaboración de la fundamentación teórica es frecuente utilizar


tres tipos de citas:

a) Las textuales,
b) las referenciales y
c) las citas de citas.
Veamos cada una de ellas.

¿Cómo hago las citas textuales?

Si transcribes frases enteras de un estudio se dice que es una cita


textual. Recuerda que si no citas la fuente estás cometiendo plagio. Las
citas textuales son fieles al texto original. Siguen todas las palabras, la
ortografía y la puntuación de la fuente original, aun si éstas presentan
incorrecciones.

Si alguna falta de ortografía, puntuación o gramática en la fuente


original pudiera confundir al lector, inserta la palabra “sic” entre corchetes
(Ej. [sic]), inmediatamente después del error de la cita. Las palabras o frases
omitidas dentro de la cita textual han de ser reemplazadas por tres puntos
(…).

Las citas textuales deben ser cortas. Se sabe que son textuales porque
siempre están encerradas entre comillas y están en letra cursiva. Cuando son
textuales, siempre deben mencionar el número de página de dónde
provienen. Por ejemplo:
Ejemplo 1:

Kouzes & Posner (1997) afirman: "No se puede encender la llama de


la pasión en otras personas sin expresar entusiasmo por la visión del
grupo" (p. 45).
En este ejemplo, la cita textual proviene de la página 45 del informe
de Kouzes y Posner publicado en 1997.
Ejemplo 2:
Pero, otros autores, al parecer, reflejan mejor el término visión con
estas palabras:
Para escoger una dirección, el líder debe haber desarrollado primero
una imagen mental del futuro posible y deseable de la organización.
Esta imagen, que hemos llamado visión, puede ser tan vaga como un
sueño o tan precisa como una meta o como las instrucciones para
cumplir una misión. (Bennis & Nanus, 1985, p. 61-62).

En este caso, la cita textual proviene de las páginas 61 y 62 del informe


de Bennis y Nanus publicado en 1985. Nota que esta cita tiene más de 40
palabras, por eso va en párrafo aparte y sin comillas. Cuando tengas citas
de más de 40 palabras, siempre va en párrafo aparte, sin comillas, en
cursivas y con sangría.
Nunca olvides que la cita textual debe siempre acreditar la fuente
proporcionando el autor, el año y número de página entre paréntesis. No se
debe incluir el nombre propio de los autores ni el nombre de la obra citada.
Hay investigadores que estudian un tema durante mucho tiempo y
realizan publicaciones continuas. Algunos autores publican más de un
documento al año. En este caso, las citas deben organizarse por fechas.
Observa el siguiente ejemplo:
(Vara, 1988a, p. 126-128).
(Vara, 1988b, p. 84).

En este caso, Vara ha publicado dos investigaciones en el mismo año


(1988), pero el primero lo hecho en febrero (1988a) y el segundo en octubre
(1988b). Si hubiera publicado más estudios, entonces, simplemente le
agregas más letras después del año (1988c, 1988d, …) en orden alfabético
según el títu
¿Cómo hago las citas referenciales?

Si te interesa algún concepto de un autor y lo resumes en tus


propias palabras, entonces estás parafraseando al autor original. Esto es
legítimo y válido siempre y cuando indiques la fuente original.

Cuando parafraseas o haces referencia a alguna idea contenida en otro


trabajo, debes colocar el apellido del autor y el año de publicación. En este
caso, no se requiere proporcionar el número de página.

Estas citas son conocidas también como “referencias no literales” (es


decir, citando las ideas del autor pero con las propias palabras). En este caso,
figurarán en el texto entre paréntesis, indicando el apellido del autor y el año,
separados por una coma (Ej. Vara, 1998). Si incorporas el apellido del autor
en la redacción, entonces omite el paréntesis. Sólo menciona el año entre
paréntesis.
Ejemplo:
Almeor (2000) analiza los motivos para comenzar un negocio en línea
y sostiene que hacerlo sólo por imitar a la competencia no es una
estrategia apropiada.

Si el motivo para comenzar un negocio en líneas es sólo para imitar a


la competencia, se puede considerar que dicha razón no es la estrategia
adecuada. (Almeor, 2000).

Explicación:
Las dos citas referenciales dicen lo mismo, sólo son dos estilos
distintos de citar una idea. Ambos son válidos.
En el caso de que en una misma referencia se incluyan varios libros o
artículos, cita uno a continuación del otro, por orden cronológico y separado
por un punto y coma. (Ej. Petross, 1983; San Martín, 1993; Sánchez, 1995).

Si en la referencia se incluyen varios trabajos de un mismo autor,


bastará poner el apellido y los años de los diferentes trabajos separados por
comas, distinguiendo por letras (a, b, etc.) aquellos trabajos que haya
publicado en el mismo año (Ej. Roa, 1985, 1986, 1987 a, 1987b, 1995).
¿Cómo hago las citas de citas?

Algunas citas, tanto textuales como referenciales, pueden ser de


segunda mano, es decir, el autor del trabajo de investigación hace una cita
de una obra que a su vez aparece citada en otra obra. En otras palabras, tú no
tienes contacto con la fuente original sino a través de otro autor que la cita.
En este caso puedes citar el autor y la obra original, pero siempre citando al
autor que la cita y en qué obra lo hace.
Ejemplo:
La función de comparar y evaluar alternativas es sumamente
compleja. Incluye evaluar los beneficios y costos, la aceptación de los
afectados por la alternativa elegida y considerar los riesgos que
conlleva. (Bass, 1983, citado en Harrison, 1987).

Explicación:
Según se observa, Harrison ha citado, en 1987, una idea
publicada por Bass en 1983. Según esta cita, el estudiante no ha
conseguido el estudio de Bass, sino que sabe de él a través del estudio
de Harrison.
En el estilo de la APA (estilo de citas y referencias bibliográficas de
la Asociación Americana de Psicología) no se utilizan los recursos de ibid.,
ibidem., op. cit., etc. Favor de no incluirlos. Cuando se requiera repetir la
identificación de una fuente, volver a señalar el año y la página de la obra
referenciada, o solamente la página en caso de que sea una nueva cita de la
última obra mencionada. Tampoco se aceptan las notas de pie de página
(footnotes) para indicar la referencia bibliográfica; solamente se podrán
utilizar para proporcionar aclaraciones. A continuación te doy algunas
recomendaciones básicas para citar.

Tabla 05
Sugerencias básicas para citar fuentes bibliográficas
Recuerda siempre…
1. Para citas textuales, usa siempre comillas “…” y letras cursivas.
2. En cualquier tipo de citas siempre menciona el apellido paterno del autor o
autores, además de año y –sin son citas textuales- el número de página de
donde se extrae la cita.
3. Para citas referenciales, no es necesario usar comillas “…” ni letras cursivas.
4. No utilices ibid, ibídem, op.cit, para referirte a autores, siempre usa sus
apellidos y año de publicación, cuantas veces sea necesario.
5. No utilices pie de página para citar a los autores, úsalas sólo para aclarar
información.
6. Todas las referencias de las citas deben estar incluidas en la bibliografía .
7. Las citas textuales cortas (no mayor a 40 palabras) van insertas dentro del
párrafo u oración y se les añaden comillas al principio y al final.
8. Las citas textuales largas (mayores a 40 palabras) van en un párrafo aparte,
con cursivas y sangría pero sin comillas.
9. Siempre que cites las ideas, conceptos o resultados de algún autor
(referencial), cítalo. Haz lo mismo en toda la tesis.
10. No es necesario citar definiciones de diccionario, conocimiento de uso
común o profesional ya aceptado por todos, hechos históricos conocidos,
entre otros.
11. Si incluyes tablas o figuras que han sido hechos por otros, siempre cita la
fuente (autor, año).
Fuente: Vara (2010)
A continuación te presento, también, los casos más frecuentes de citas de
autores. Tenlos en cuenta para citarlos en la investigación.

Tabla 06
Cómo citar ante diferentes situaciones
Casos posibles ¿Cómo se cita?
Referencial: (Vara, 2007); Según Vara (2007) …
Un solo autor Textual: (Vara, 2007, p.23)
No hay autor (Ej. Cita el título y el año del documento:
documento de (Gestión del conocimiento, 2005)
internet o artículo
de periódico)
Dos autores Referencial: (Vara y Roa, 2004); Según Vara y
Roa (2004)… Textual: (Vara y Roa, 2004,
p.31)
De 3 a 5 autores En la primera cita: (Vara, Roa y Burgos, 2001)
Si se vuelve a citar: (Vara et al, 2001)
En cita textual: (Vara, Roa y Burgos, 2001,
p.65)
Más de 6 autores Siempre usa et al: (Vara et al, 2008)
Acrónimo Primera cita: (Naciones Unidas [UN], 2004)
corporativo Si se vuelve a citar: (UN, 2004)
Fuente
institucional o (Banco del Trabajo, 2004)
corporativo
Documento en
imprenta (proceso (Vara, en prensa)
de edición)
Entrevista directa (A. Vara, en comunicación personal, 23 de
con autor enero, 2007)
Varios autores
comparten la (Vara, 2005; Portillo, 2003; Madrull, 2002;
misma idea o Beccio, 1997)
concepto
El mismo autor
afirma lo mismo (Vara, 2001, 2004, 2006, 2006b, 2008)
en diferentes Empieza del más antiguo al más moderno
trabajos
El mismo autor
ha publicado (Vara, 2001a, 2001b, 2001c)
varios trabajos el Agrega una letra a cada trabajo por orden
mismo año alfabético del título.
Autores diferentes (A. Vara, 2001), (W. Vara, 2002)
con el mismo Incluye la inicial del primer nombre con un
apellido punto al final.

Advertencia: ¿Qué información debo y no debo usar para mi


tesis?

Una tesis de buena calidad requiere insumos de buena calidad. Por eso,
tu tesis tendrá más valor en la medida que uses referencias de buena calidad.
¿Qué referencias son de buena calidad? Aquí te menciono algunos
indicadores, de mayor calidad a menor calidad:
1. Los artículos de revistas científicas indizadas en EBSCO HOST,
PROQUEST, SSRN, Redalyc, Scielo, entre muchas otras. Los
artículos científicos son reportes de investigación científica bastante
sucintos y que –antes de ser publicados- han sido revisados y filtrados
por especialistas. Estos documentos son breves, no tienen más de 30
páginas cada uno y –si te acostumbras a leerlos- te mantendrán
actualizado, pues tienen lo último sobre el tema.
2. Los libros publicados por editoriales reconocidas. Todos aquellos
disponibles en las bibliotecas universitarias. Hay muchos libros por
internet que son publicados por sus propios autores o son simples pdf
que no han sido filtrados o revisados previamente, evítalos. Siempre
evalúa la calidad del libro que estás consultando.
3. Las tesis de investigación. Todas aquellas disponibles en las
bibliotecas universitarias o en bases de datos de internet. Las tesis son
estudios previamente revisados, evaluados y aprobados por jurados
expertos. Son documentos confiables. Mientras mayor prestigio de la
universidad, son más confiables.
4. Bases de datos institucionales o informes institucionales. Estudios,
reportes, informes, estadísticas de instituciones reconocidas y que
avalen la información.
5. Conferencias o comunicaciones personales con autoridades
académicas reconocidas. La información obtenida en separatas
serias, conferencias de especialistas, clases magistrales,
conversaciones con expertos, pueden ser usados también como
referencias.
6. Documentos de internet, con identificación y respaldo
institucional. Hay muchas instituciones académicas y políticas que
realizan y publican estudios y reportes de muy buena calidad. Lo
importante es que el documento refiera autor y afiliación institucional.
7. Artículos de revistas (magazines de la profesión), periódicos y
noticias. Las revistas de difusión profesional, los artículos
periodísticos, las noticias de televisión o internet de cadenas
informativas son importantes fuentes que puedes citar.

Por el contrario, debes evitar a toda costa usar información que no dé


garantía de calidad, por cuanto no ha sido revisado en su autenticidad y
tampoco ha sido filtrado en cuanto a su contenido:

 Monografías.com
 Rincondelvago.com
 Mistareas.com
 Buenastareas.com
 Gestiopolis.com
 Ilustrados.com
 Wikilearning.com
 Slideshares.com
 Cualquier otra página de internet que no identifique autor o cuyas
fuentes sean dudosas.

Evita usar documentos de estos sitios porque cualquier persona puede


subir trabajos allí y muchos de ellos –por no decir casi todos- tienen
información errónea, plagiada e imprecisa. Si usas información de estas
páginas web, demostrarás que no sabes discriminar entre buenas fuentes de
información de las malas. Usa buenos insumos, usa información académica
de calidad y tu tesis será de calidad.