Está en la página 1de 4

DESARROLLO HISTORICO Y SOCIAL DE LA ENFERMERIA

Con el transcurso de los años se ha llegado a identificar como enfermera a cualquier


persona que brinda cuidado; por ejemplo, algunos historiadores señalan que las
raíces de la enfermería se encuentran en los cuidados prestados por las soldaderas
o las religiosas a los militares enfermos o incluso en las madres que crían a sus
hijos. La suposición de que la enfermería es un arte innato a cualquier mujer ha
obstaculizado el desarrollo de un concepto de enfermería.
En EUA la enfermería como ocupación organizada se inicio en 1873 con la
elaboración de programas educativos basados en el modelo británico de Florence
Nightingale. El desarrollo de la enfermería ha seguido influyendo y hasta mas de
110 años después, la enfermería moderna empieza a alcanzar una posición
profesional.
En 1870 las mujeres que tenían que trabajar se encontraban en una posición muy
difícil, las opciones de trabajo para las mujeres de clase baja sin ninguna
capacitación fuera del hogar se limitaban virtualmente a la venta al por menor,
trabajar en una fábrica, el servicio doméstico o la prostitución, puesto que la
enseñanza o el trabajo de oficina exigían cierta educación. Por estas razones, la
capacitación en enfermería parecía una alternativa razonable a las mujeres de
modestos recursos que deseaban o necesitaban tener una carrera.
No obstante, hasta esa época la enfermería era considerada una ocupación inferior
e indeseable. Gran parte de la atención dada a los enfermos en los hospitales era
brindada por mujeres indigentes de los asilos y casas de caridad que no contaban
con la experiencia ni con el deseo de ser buenas enfermeras.
Florence Nightingale durante la guerra de Crimea comenzó a cambiar la imagen
que tenía el público de la enfermería; hizo que la opinión publica comprendiera que
la enfermería era un arte que debia adquirir la posicion de una profesión para la cual
se requería cierta preparación.
Como resultado de su educación inglesa victoriana de clasa alta, florence
nightingale creía que la enfermería guardaba una estrecha relación con la
maternidad, ya que ambas empleaban las características naturales femeninas, de
cuidados, compasión y sumisión, consideraba que la educación de las enfermeras
debia serse incapie en el cumplimiento de órdenes.
La decisión de Florence por mejorar la pésima reputación que tenia la enfermera la
llevo a proponer políticas muy estrictas, apropiadas a aquella época, pero que se
prolongaron en detrimento del desarrollo profesional de la enfermería.
Debido al ejemplo de Florence, la imagen popular de la enfermera paso a ser de
“dama de la lampara” con cualidades angelicales de compasión desinteresada y
afanes interminables por aliviar el sufrimiento. Casi sin ayuda, Florence hizo de la
enfermería una profesión respetable y muchas mujeres se sintieron atraídas por
ello.
En estados unidos se comenzó a capacitar enfermeras por primera vez en la década
de 1870. En aquel entonces, los pacientes que podían pagar recibían atención
medica en sus hogares y los miembros femeninos de la familia se encargaban
fundamentalmente de brindar los cuidados de enfermería necesarios.
Fue en 1886 cuando se crearon en Boston y filadelfia las primeras organizaciones
de enfermería de distrito, para brindar atención a todos los enfermos, sin considerar
su capacidad de pago. Las enfermeras obedecían las ordenes de los médicos,
aplicaban tratamiento, registraban el pulso y la temperatura, y enseñaban higiene al
paciente y a su familia.
Comenzaron a hacerse evidentes algunos de los principios básicos de la enfermería
de salud publican. Cada vez era mas notorio que los servicios de enfermería
deberían estar a disposición de todos los enfermos sin importar su capacidad de
pago ni creencias religiosas. La enfermería de salud pública continúo progresando
desde 1900 hasta el estallido de la primera guerra mundial. Se difundió la conciencia
social y se fomentaron las reformas sociales y legislativas. Las organizaciones
voluntarias se desarrollaron con rapidez en este clima y, en 1912, se creó la
organización nacional de enfermería de salud pública cuya membrecía estaba
abierta a enfermeras de salud pública organizaciones de salud pública y ciudadanos
interesados.
Tendrían que transcurrir otros 10 años para descubrir las causas de enfermedades
infecciosas, como fiebre tifoidea, cólera y difteria. Los guantes de goma para las
intervenciones quirúrgicas no se inventaron hasta 1891. El termómetro y la jeringa
hipodérmica no fueron de uso común hasta de década 1880.
Los extraordinarios descubrimientos científicos y cambios sociales ocurridos
durante el ultimo cuarto del siglo XIX propiciaron la evolución de los hospitales. El
descubrimiento de radiografías, anestésicos, y el valor de los procedimientos de
asepsia, dieron como resultado el nacimiento de la cirugía aséptica, que requerían
equipo especializado. La escuela de hospital continúo siendo la principal fuente de
educación para las enfermeras hasta la década de 1960, cuando comenzaron a
aumentar en forma espectacular los programas de educación técnica
Gracias a una conciencia histórica los últimos años del siglo XIX fueron una
encrucijada para la enfermería y la medicina. La creación de programas de
formación de enfermeras con base en los hospitales proporciono estudiantes de
enfermería que tenía acceso constante a los pacientes, lo cual resulto una amenaza
para los médicos que tenían muy poca capacitación práctica. Todos los esfuerzos
por mejorar la educación de las enfermeras fueron combatidos tenazmente por
médicos y la medicina organizada. La dominación evitaba la competencia de una
manera eficaz la enfermería no paso la universidad como lo hizo la medicina porque
esta constituida casi en su totalidad por mujeres, y que en los estados unidos del
siglo XIX tenían muy pocas oportunidades. En ausencia de una teoría de enfermería
que proporcionara una base en el poder independiente de la medicina, a los
médicos y hospitales les resulto muy sencillo controlar la enfermería.
Crecimiento en el equipo de enfermería
Cuando en estados unidos entro la segunda guerra mundial, las enfermeras
diplomadas graduadas eran aceptadas como parte del personal hospitalario en
consecuencia, un gran numero de enfermeras diplomadas graduadas se unió a las
fuerzas armadas esto produjo una grave escases de enfermeras en los hospitales
civiles. Las escuelas d en enfermería decidieron subvenciones federales para
incrementar el numero de estudiantes de enfermería la oportuna preocupación
federal en relación con la producción de un numero adecuado de enfermeras dio
como resultado la ley de capacitación de enfermeras de 1964.
Leyes posteriores de 1966, 1968, 1971, 1975 y 1981 volvieron a revisar y autorizar
las disposiciones del programa de capacitación de enfermeras. En 1947 había 36
escuelas de capacitación de enfermeras practicas; entre 1948-1954 se formaron
otras 260, sobre todo en hospitales. Para 1950-1952 había mas de 144 000
enfermeras prácticas que constituían el 52% del personal del servicio de enfermería;
solo cerca de 12 000 estaban capacitadas.
Las primeras “escuelas” de educación enfermería eran más o menos
independientes respecto al hospital con e que estaban asociadas; ni obstante,
carecían de dotaciones financieras y de presupuestos independientes. Como los
hospitales controlaban el servicio y la educación, las estudiantes trabajaban siete
días por semana, 50 semanas al año, durante uno o dos años, a cambio de la
capacitación en el servicio. En el “antiguo orden” de personas no capacitadas que
brindaban atención en hospitales fue pronto reemplazada por estudiantes de
enfermería; sin embargo, las enfermeras graduadas tenían pocas oportunidades de
trabajar en un hospital.
Durante los siguientes 50 años la mayor parte de las enfermeras capacitadas
trabajaban en el servicio privado; sin embargo, a fines de los años 20s muchas
enfermeras privadas se encontraban en situación financiera desesperada.
Alrededor de 1950 se publicaron varios estudios que, a la larga, se tradujeron en
acciones. En Nursing for the Future de Brown se recomendaba colocar la
preparación de las enfermeras profesionales dentro del ámbito de la educación
superior; el informe Ginsherg aconsejaba incluir esta en los programas de
enseñanza superior y, después de cierto tiempo, eliminar la educación de
enfermeras prácticas.
Los informes de Brown y Ginsberg subrayaban la importancia de que la educación
de enfermería diplomada pasara a la universidad y que se eliminara a la larga la
educación de enfermería vocacional práctica.
En 1965, la ANA público “Educación Preparation for Nurse Practitioners and
Assistants to Nurses: A position paper” en este documento se concluía que:
La educación de todas aquellas personas que tienen licencia para practicar la
enfermería debe llevarse a cabo en instituciones de educación superior; la
preparación mínima necesaria para iniciar la practica profesional de la enfermería
debe ser un titulo de licenciatura.
El crecimiento y desarrollo reales de la educación de enfermería a nivel licenciatura
se produjo a partir de 1950, incrementándose drásticamente después de 1967
gracias a la evolución de a enfermería como disciplina científica.
En 1894 se creó una organización llamada “Society of Superintendents of Training
Schools for nurses of the United States and Canadá”. Dos años más tarde, la
organización patrocino una conferencia de representantes de las sociedades, de
egresados de las escuelas de enfermería. El mejoramiento de los programas de
capacitación hospitalarios se concentraba en los requisitos para la admisión, en la
limitación de las horas de trabajo de las estudiantes y en las actividades tendientes
a reducir la brecha que existía entre las buenas y las malas escuelas.
La sociedad de egresados dedico sus primeros esfuerzos a obtener la titulación
estatal de las enfermeras en un intento por diferenciar a las enfermeras diplomadas
de aquellas que no poseían adiestramiento formal. En cada estado se llevaron a
cabo movimientos independientes de titulación, aprobándose las primeras leyes en
1903 en Carolina de norte, New Jersey, Nueva York y Virginia.
La práctica de enfermería se definió como “prestación de servicios a individuos o
grupos para conservar o alcanzar una salud optima a lo largo de toda la vida
evaluando su estado de salud, estableciendo un diagnóstico, planificando y
poniendo en práctica una estrategia de atención encaminada a lograr las metas
definidas y evaluando las respuestas a la atención encaminada a lograr las metas
definidas y evaluando las respuestas a la atención y al tratamiento”. Este tipo de
definición distingue el diagnostico de enfermería del diagnóstico médico y constituye
una pauta clara para el desarrollo de la práctica y la ciencia de enfermería.
La ANA es una federación de asociaciones de enfermeras de los 50 estados y del
distrito de Columbia, Guam y las Islas vírgenes. La ANA es la organización
profesional de enfermeras tituladas de estados unidos, que se unen a ella a nivel
estatal. Los fines de la ANA son “trabajar para el mejoramiento de los niveles de
salud y disponibilidad de servicios de atención de la salud para todas las personas,
fomentar elevados niveles de enfermería y estimular y promover el desarrollo
profesional de las enfermeras, mejorando sus posición económica y su bienestar
general.