Está en la página 1de 2

Los seres humanos creamos cultura. Nuestras formas de pensar, de sentir y de actuar, la lengua que hablamos, nuestras creencias, la comida y el arte, son algunas expresiones de nuestra cultura.

Este conjunto de saberes y experiencias se transmite de generación en generación por diferentes medios. Los niños aprenden de los adultos y los adultos de los ancianos. Aprenden de lo que oyen y de lo que leen; aprenden también de lo que ven y experimentan por sí mismos en la convivencia cotidiana. Así se heredan las tradiciones.

Mediante la transmisión de sus costumbres y tradiciones, un grupo social intenta asegurar que las generaciones jóvenes den continuidad a los conocimientos, valores e intereses que los distinguen como grupo y los hace diferentes a otros.

Conservar las tradiciones de una comunidad o de un país significa practicar las costumbres, hábitos, formas de ser y modos de comportamiento de las personas.

Por ejemplo:

En muchas comunidades y regiones de México, se conserva la tradición de rendir culto a los muertos. Esta tradición se manifiesta a través de distintas costumbres como: preparar la comida que agradaba a los familiares difuntos, llevar flores a sus tumbas, construirles altares y, días después, levantar la ofrenda compartiéndola con la comunidad, entre otras actividades.

El viaje de los Huicholes al desierto: Los Huicholes son una de las culturas mas importantes del país que radican en Nayarit, famosos por su arte y bellas tradiciones tienen esta de viajar por el desierto hasta lo que hoy se conoce como Real de Catorce durante Semana Santa para revivir una tradición que crearon antes de la conquista.

Voladores de Papantla: Es una ceremonia prehispánica que al igual que la mayoría existe desde antes de la conquista de los españoles a México, es un ritual en el que cinco hombres se elevan por el cielo para enviar un mensaje a su dios Xipe Totec, deidad de la fertilidad, para que las lluvias regresaran al campo y mejoraran sus cosechas. Es uno de los espectáculos mas impresionantes que gracias a su belleza podemos observar desde diferentes partes del país aunque el lugar ideal es en Papantla, Veracruz.

¡Ponerle chile a todo! (o casi todo): Los mexicanos somos muy conocidos por nuestro gusto por el picante, hay quienes no pueden comer sin chile porque no le sienten sabor a la comida. Es algo que extranjeros no pueden entender ya que no están acostumbrados pero que a nosotros nos resulta de lo mas normal.

El maíz en nuestra alimentación: El maíz es lo mas importante en nuestra alimentación, la usamos en muchas maneras, tamales, bebidas y la mas importante; la tortilla, misma que usamos como cuchara, servilleta y para envolver alimentos, ademas es la parte fundamental de los tacos que son muy famosos en todo el mundo. El maíz no es una costumbre de hoy en día, se usa desde la época prehispánica por las etnias que habitaban México y era considerado un grano sagrado.

Las tradiciones y costumbres cambian con el paso del tiempo, como resultado de las nuevas experiencias y conocimientos de la sociedad, a causa de sus necesidades de adaptación a la

naturaleza y por la influencia de otros grupos sociales con los que establece contacto.

La fuerza de las costumbres y tradiciones no radica en la frecuencia con que la gente las practique, sino en que la gente comparta auténticamente las ideas y creencias que originaron la costumbre y la tradición. En el ejemplo del culto a los muertos, el cumplimiento cabal de la tradición depende mucho de que las personas crean de verdad en la existencia de la vida espiritual, en la posibilidad de que los muertos visiten el mundo de los vivos, guiados por la luz, para recibir una ofrenda de alimentos, entre otras creencias.