Está en la página 1de 4

Cúrcuma: propiedades, beneficios y

recetas
La cúrcuma (curcuma longa) se cultiva extensamente en Asia y la raíz es ampliamente
utilizada en la cocina. Tiene un color profundo, dorado anaranjado y se ve similar al
jengibre. Por lo general, se hierve, se seca al sol y luego se muele en polvo. Tiene un
sabor picante, cálido y una fragancia suave. La cúrcuma es el ingrediente principal en el
polvo de curry y puede usarse como un agente colorante.

Se ha usado durante mucho tiempo tanto para cocinar como para colorear. La cúrcuma
también ha desempeñado un papel importante en las culturas orientales tradicionales y
en la medicina ayurvédica. Gran parte de su popularidad recién descubierta se debe a
sus propiedades terapéuticas.

Valores nutricionales de la cúrcuma


Con frecuencia nos dicen que los alimentos vegetales coloridos son buenos para nuestra
salud debido a sus propiedades fitoquímicas (pigmentos vegetales) y la cúrcuma no es
diferente.

Este condimento consumido fresco en el sudeste asiático o secado y pulverizado en la


India, contiene fibra y también muchas vitaminas : C, E, K, B1, B2, B3, B6 y B9.
También es rica en minerales, manganeso y hierro, también es una muy buena fuente
de potasio , calcio, magnesio, cobre y zinc.

Sin embargo, estas cualidades nutricionales son la menor de sus ventajas …

En la mayoría de los estudios científicos con cúrcuma, los científicos han supuesto que
el ingrediente activo en la especia es la curcumina.

El polvo de cúrcuma puede contener de 2% a 10% de curcumina, dependiendo de


cómo se cultiva, almacena y procesa. La cúrcuma fresca tiende a tener un mayor
porcentaje de la curcumina como especia en polvo. Cuando el color de la cúrcuma es
más oscuro, el porcentaje de curcumina es mas alto.

Los beneficios de la Cúrcuma


 Te calienta el cuerpo
 Anti-inflamatoria
 analgésica
 antibiótica
 antioxidante
 Anti-tumor
 Previene la diabetes
 Protección hepática
 digestiva
 antibacteriana
 estimulante
 cicatrizante (que cura heridas, heridas)
 Apoyo inmune

En los últimos tiempos, la cúrcuma, como el azafrán, que a menudo reemplaza, está en
el centro de la alimentación conciente . En particular , la curcumina , uno de sus
componentes principales, que podría contribuir en gran medida a la prevención del
cáncer .

Esto se explica por la capacidad de esta molécula para luchar contra el estrés
oxidativo , responsable de la degeneración celular, pero también contra
la inflamación que, cuando es crónica, causa trastornos de la cadena inmune y
metabólica. Dos situaciones que están estrechamente relacionadas con la aparición y el
desarrollo de tumores .

Estas virtudes preventivas funcionarían contra muchos cánceres, especialmente contra


los de ENT (enfermedades no transmisibles), pulmón y mama . También tendría un
efecto decididamente beneficioso en la reducción de la neoplasia intraepitelial, una
afección precancerosa de la próstata. leer : 5 especias para combatir el cáncer

Sin embargo, estas propiedades también pueden servirle si no está gravemente enfermo:
debido a que es antioxidante.

La curcumina ayuda a prevenir el envejecimiento celular . Por otro lado, estudios


recientes muestran que el tratamiento con curcumina podría mejorar los síntomas en la
poliartritis inflamatoria y la disminución de la inflamación postoperatoria. Incluso hay
estudios que demuestran que la Cúrcuma ha dado mejores resultados que el ibuprofeno.

La curcumina , el pigmento amarillo, ayuda a prevenir varias enfermedades


metabólicas y trastornos degenerativos relacionados con la edad. Ya que están
estrechamente relacionados con los procesos oxidativos en el cuerpo, el uso de hierbas y
especias como fuente de antioxidantes para combatir la oxidación merece mayor
atención. Por sus propiedades antiinflamatorias es un excelente ayudante para los
dolores producidos por la artritis, osteoporis y artrosis.

Aún nos queda mucho por aprender sobre esta fascinante especia, pero las primeras
investigaciones han analizado el efecto potencial de la curcumina en una variedad de
condiciones, desde dolores premenstruales hasta la enfermedad de Alzheimer . Sin
embargo, se requieren más estudios clínicos antes de que estas afirmaciones de salud
puedan confirmarse.

Otro ingrediente activo en la cúrcuma es la turmerona . Aunque se sabe mucho menos


sobre la turmerona en comparación con la curcumina, se puede obtener a partir de
cúrcuma enterrada. Algunos estudios sugieren que la turmerona puede apoyar el
rendimiento cognitivo debido a sus propiedades neuroprotectoras.

Como consumir cúrcuma


Es importante tener en cuenta que la cantidad de curcumina en la cúrcuma tal como la
compramos puede variar según la especie, las condiciones de cultivo, la cosecha, etc. La
mayoría de los estudios usan extractos de cúrcuma que contienen principalmente
curcumina sola, con dosis que generalmente exceden 1 gramo por día . Sería muy difícil
llegar a estos niveles simplemente usando la especia de cúrcuma en la cocina, aunque
claramente es una buena adición a la dieta.

Además de ofrecer antioxidantes y otras propiedades, las hierbas y especias se pueden


utilizar en recetas para reemplazar parcial o totalmente la sal, el azúcar y la grasa
saturada añadida en, por ejemplo, adobos y aderezos, platos salteados, guisos, sopas,
curry y mediterráneos.

Condimentar comida con cúrcuma, o tomar una cucharada aquí y allá, no es suficiente
para disfrutar plenamente de sus beneficios terapéuticos. De hecho, nuestro intestino
no absorve las moléculas de curcumina , demasiado voluminosas y demasiado
fácilmente eliminadas por nuestro metabolismo. Para aumentar la biodisponibilidad
de curcumina, debemos aliarla con pimienta, ya que la piperina que contiene la
pimienta y puede aumentar nuestra capacidad de disfrutar los beneficios de la
cúrcuma .

Como preparar tu propia tintura de cúrcuma


ingredientes

 250 gramos de cúrcuma fresca, rallada (alrededor de 1 a 1 1/2 tazas)


 15 gramos de pimienta negra (alrededor de 2 cucharadas)
 500 ml de vodka (40 a 50% de alcohol) (alrededor de 2 tazas)

método

1. Utiliza guantes mientras rallas la cúrcuma fresca. No hay necesidad de


pelarlo. Solo lava bien la cúrcuma. Corta todas las partes dañadas y
descártalas. Ralla la cúrcuma.
2. Pesa la cúrcuma o mídela en volumen. Trata de obtener una proporción 1: 2 de
raíces frescas y alcohol piensa que hay que cubrir todas las raíces de cúrcuma
ralladas con alcohol en un frasco de vidrio.
3. Coloca la cúrcuma en un frasco de vidrio esterilizado grande. Agrega pimienta
negra. Vierte el alcohol en la cúrcuma en el frasco. Si el alcohol no cubre
completamente la cúrcuma, agrega alcohol para que la cúrcuma quede
completamente sumergida. En la receta, usamos vodka porque es más fácil
encontrar este alcohol, pero si tienes alcohol a los 90 °, también puedes usarlo.
4. Sella herméticamente, etiquete y feche el recipiente.

Coloca el recipiente en un lugar oscuro y fresco. Agita todos los días, teniendo cuidado
de no derramar el contenido ya que el líquido mancha la piel y la ropa, si funciona.

Después de 30 a 45 días, filtra el contenido a través de un paño o un colador. Presiona al


máximo para recoger todo el líquido. Utiliza guantes para no teñir tus manos.

Vierta la tintura madre en una botella cuentagotas de vidrio oscuro con una etiqueta y
fecha “Tintura de cúrcuma”.
La dosis recomendada es de 10 a 30 gotas 3 veces al día . Un gotero contiene
aproximadamente 20 gotas. La dosis debe tomarse con grasa como el aceite de coco
para facilitar la absorción.

Té de cúrcuma antiinflamatorio (ideal dolores


articulares)
La receta solo requiere algunos ingredientes básicos . Sin embargo, el consumo de té
de cúrcuma puede ser muy monótono después de un tiempo. Para divertirse,
intente mezclar esta infusión de cúrcuma con especias como cardamomo , clavo de
olor, vainilla, canela, jengibre y pimienta negra. Puede agregar leche de almendras o
leche de coco para un sabor más cremoso.

ingredientes

 4 tazas de agua (1 taza = 250 ml)


 2 cucharadas de cúrcuma rallada fresca o 1 cucharadita de polvo de cúrcuma
 1/2 cucharadita de pimienta negra
 miel y limón al gusto

1. Poner el agua a hervir. Añadir la cúrcuma y pimienta negro (condimento en


polvo), hervir hasta que se disuelve ; para la cúrcuma rallada, hierva por unos
15 minutos.
2. filtra
3. Agrega el limón y / o la miel al gusto
4. Bebe caliente

Ojo:Este té no debe ser ingerido por mujeres embarazadas. La cúrcuma puede


manchar, incluidas las manos, la ropa y los utensilios de cocina.