Está en la página 1de 8

El arte de hacer perfumes caseros 1

El arte de hacer perfumes naturales caseros

Es verdad que el perfume es un elemento muy agradable de usar una vez estamos duchados y
aseados. Para muchos hombres y mujeres, usar perfume a diario es más que un placer, es una seña
de identidad. Sin embargo, tristemente en la industria cosmética y de perfumes cada vez más
productos están fabricados a partir de moléculas perjudiciales para el medio ambiente, e incluso
directamente para la salud, como el nano-dióxido de titanio, una partícula microscópica que usan
muchos productos de cosmética, por poner solo un ejemplo.

Estas partículas se quedan impregnadas en nuestra piel y, al ducharnos, van a parar al desagüe y
acaban luego en las aguas municipales, pudiendo entrar en ríos, lagos o en el mar. Si quieres
conocer el arte de hacer perfumes naturales caseros, sigue leyendo este artículo de
EcologíaVerde.

Perfumes comerciales vs. perfumes naturales caseros

La perfumería existe desde siempre y, en un principio, se usaban sustancias naturales para dar
aroma, como el espliego, la hierbabuena, los aceites esenciales, etcétera. En los últimos años, con el
fin de abaratar costes, muchas industrias cosméticas incluyen ingredientes sintéticos en ellos.

Poco a poco, los perfumes son cada vez más uniformes y con menos personalidad. A pesar de ello,
siguen existiendo marcas que emplean sustancias naturales en algunos de sus perfumes.
Comprueba ahora si el tuyo es totalmente natural y qué tipo de sustancias utiliza para saber si te
estás perfumando de manera totalmente respetuosa con el medio ambiente o si, por lo contrario, no
lo es y decides empezar a sopesar otras alternativas.

Si no compramos un perfume que estemos seguros que es totalmente natural (el cual resulta en una
fragancia más fresca y agradable), podemos cambiar nuestros hábitos y empezar a hacer nosotros
mismos un perfume totalmente natural. Y no sólo eso, pues con estas ideas, sabrás qué regalar en el
próximo cumpleaños de esa persona tan especial. Un regalo económico, original y personalizado
con el que estaremos ayudando al medio ambiente. Además, si tienes que regalar algo personal y
natural, quizá te interese consultar nuestras ideas de Regalos ecológicos para mujeres, de entre los
cuales los perfumes naturales caseros son una muy buena opción.

Como verás, hacer perfumes naturales caseros es económico. El alcohol es bastante barato y cada
bote de aceite esencial puede costar de 2 a 6 euros, pero te durará para muchos perfumes, es decir
meses o incluso años. Si tienes botes de cristal de perfumes vacíos, vierte en ellos el perfume
artesanal para dar un aspecto de distinción a nuestra fragancia casera.

Cómo hacer un perfume natural casero con esencias

¿Cómo hacer tu propio perfume natural casero? Muy fácil, tendrás que empezar por reunir los
ingredientes y materiales y elegir las esencias, aceites esenciales, que quieras usar para darle el
aroma que más te agrade. Toma nota de los ingredientes y pasos a seguir sobre cómo hacer un
perfume con aceites esenciales:

Ingredientes y material

 Alcohol puro, sin ningún olor.


El arte de hacer perfumes caseros 2

 Un poco de agua.

 Aceites esenciales para los aromas (mejor si son bio).

 Recipiente de cristal oscuro.

En cada perfume, tendrá que haber tres notas diferentes que conseguirás con los aceites esenciales
que elijas:

 La nota principal: es la más importante porque es la que va a dar la primera impresión a nuestro
perfume. Será la carta de presentación de la fragancia, aunque su aroma es el menos durable.
Recomendamos un cítrico por sus características. Compra aceite esencial de limón, de pomelo, de
naranja...

 La nota central: básicamente, la seña de identidad del perfume. Lo que mejor van son las flores,
con un tono más o menos picante, según nuestros gustos. Jazmín, rosa, lavanda...

 La nota de fondo: ella será la que se quede más en la piel. Tiene que ser un aceite de nota ligero,
como el cedro o la vainilla.

Las cantidades de cada ingrediente dependerán de la cantidad que hagas y de tus preferencias, pero
ten en cuenta que la nota media y la de fondo deben ser el doble que la nota principal y que los
perfumes tienen que llevar más cantidad de gotas de aceites esenciales que las aguas de colonia o
baño caseras, indicadas en el último apartado de este mismo artículo.

Elaboración

1. Diluye el alcohol con un poco de agua en el recipiente final que vas a usar para guardar el perfume.

2. Agrega la cantidad de cada aceite esencial que hayas elegido, recomendamos que empieces por
poca cantidad y que si al terminar crees que de alguno de los aceites convendría más lo añadas y,
así, vayas perfeccionando la receta a tu gusto.

3. Ve moviendo el frasco con cuidado para que se vayan mezclando bien los ingredientes.

4. Lo ideal es dejar que macere durante 3 o 4 semanas y luego congelarlo y filtrarlo con un filtro de
papel, pero si dejas que repose un día ya puedes empezar a usarlo. Si con solo un día de reposo no
te convence el resultado, entonces sin alterar la mezcla deja que macere el tiempo antes
mencionado y verás cómo mejora. Recuerda guardarlo en un cristal oscuro o en lugares en los que
no le dé la luz, pues esta deteriora los aceites esenciales.

Cómo hacer un perfume natural y fresco paso a paso

También puedes añadir un toque fresco a tu perfume, pero ¿cómo hacer un perfume en casa con
aroma fresco? Pues con aceites esenciales de olor fresco. Toma nota de los ingredientes y sus
cantidades aproximadas, así como de la preparación:

Ingredientes y material

 Alcohol de 96º o de farmacia.

 Un poco de agua.
El arte de hacer perfumes caseros 3

 Aceites esenciales de aromas frescos.

 Frasco de cristal, preferiblemente oscuro.

La proporción aproximada será la siguiente: por cada 100 mililitros de alcohol, 20 o 30 mililitros de
los aceites esenciales a partes iguales (la nota media y la nota de fondo, siempre el doble que la nota
principal).

Compartimos contigo la manera más básica de hacer perfume, pero una vez que hayas cogido la
técnica podrás crear composiciones por cada nota descrita, consiguiendo 9 aromas diferentes (3 por
cada nota). Ejemplos de los aceites esenciales para hacer un perfume fresco casero:

 Nota principal: cítricos (prueba, por ejemplo, con mandarina si quieres un toque frutal en tu
perfume), bergamota, eucalipto, lavanda, hierba de limón, menta verde.

 Nota central: manzanilla, canela, nuez moscada, árbol del té, romero, tomillo, geranio, jazmín, ylang
ylang y árboles como pino, ciprés, abeto...

 Nota de fondo: cedro, incienso, jengibre, helicriso, mirra, pachuli, sándalo, vainilla...

Elaboración

1. Prepara la mezcla como en la receta anterior, con los ingredientes que escojas.

2. Pon la mezcla en un frasco tintado, bien cerrado y guardarlo en un lugar fresco y lo más oscuro
posible.

3. Ahora llega la parte de la maceración. Para que todos los olores se impregnen, tienes que dejarlo
macerar 3 semanas, idealmente un mes. Aprovecha para pensar otras combinaciones de aromas
mientras tanto.

Como ves, las materias primas que necesita son tan baratas y requiere de tan poca cantidad que
ahorrarás toneladas de dinero en perfumes.

Después de este tiempo, meteremos en el congelador la mezcla durante una noche para después
filtrarla con un filtro de papel, así eliminaremos los residuos.

Cómo hacer agua de colonia o de baño

Sin duda, el aroma más fuerte y resistente lo conseguirás con el perfume, pero si estás buscando
hacer agua de colonia (por ejemplo para los niños) o de baño, el proceso es el mismo, solo que
cambiando las proporciones. Vamos a compartir contigo una receta que han elaborado expertos para
que obtengas una increíble agua de colonia, aunque después, tu imaginación para hacer
combinaciones no tendrá límite.

Ingredientes

 20 gotas de aceite esencial de naranja.

 10 gotas de aceite esencial de limón.

 10 gotas de aceite esencial de bergamota o un cítrico similar.


El arte de hacer perfumes caseros 4

 2 gotas de aceite esencial de petit grain o naranja amarga.

 2 gotas de aceite esencial de romero.

 Alcohol puro o de farmacia 96º.

 Un poco de agua.

Preparación

1. Pon todos los aceites esenciales en un tarro tintado de cristal de 100 mililitros y mézclalos.

2. Deja que repose 4 días.

3. Después añade 80 mililitros de alcohol puro.

4. Muévelo y lo deja que repose de 4 o 6 semanas.

5. Después, congélalo una noche, fíltralo con un filtro de papel para café y lo ponlo en el frasco
definitivo. Si ves que es demasiado fuerte, puedes añadir un poco de agua.

Clasificación aceites esenciales según su nota aromática y combinaciones

Mezclar aceites esenciales es todo un arte, podemos hacer combinaciones con ellos para crear
aromas cítricos, florales, afrutados, amaderados... fragancias únicas y personalizas

La clave está en mezclar los aceites para conseguir aromas agradables y equilibrados, teniendo en
cuenta que no todos los aceites esenciales combinan bien entre sí. Obtendremos fragancias naturales
para crear nuestros propios perfumes, aromatizar jabones y cosméticos, hacer ambientadores para el
hogar.

Para su uso en perfumería, los aceites esenciales se clasifican en tres categorías, en función de su
volatilidad (la rapidez con la que se evaporan). Estas categorías son conocidas como "notas".

**********
Nota alta: Es la nota de salida, suministran el impacto inicial, pero duran podo tiempo. Se evaporan
rápidamente dejando un freso aroma. Son olores fuertes, petenetrantes, estimulantes y refrescantes.

Olores cítricos, flores blancas y algunas hierbas y árboles aromáticos.

Nota media: Son el corazón de la fragancia, pueden llegar a ser hasta el 50% de la mezcla. Tiene
los ingredientes principales de la fragancia, es la que define el aroma y aportan el carácter y la
armonía a la mezcla. Desaparecen más lentamente.

Olores florales, frutos y especias.

Nota baja: La nota de fondo, su aroma persiste cuando la nota de salida alta y media ya han
desaparecido. Actúan como fijadores de aromas, su función es fijar los componentes de las notas
anteriores. Es la que hace que el olor perdure durante horas e incluso días. Proporciona estabilidad y
solidez a la mezcla.
El arte de hacer perfumes caseros 5

Olores balsámicos y amaderados, procedentes de maderas y resinas.

**********
Si combinamos las tres notas adecuadamente obtendremos un perfume equilibrado.

Un perfume fresco será menos perdurable que uno cálido, ya que tendrá entre sus componentes más
ingredientes de la primera nota, que son los más volátiles.

Los aceites que pertenecen a las misma familia, como los florales, los cítricos, los leñosos,
combinan armoniosamente entre sí.

Los aceites de lavanda y limón, se emplean para corregir errores en la dosificación. Reducen un
aroma demasiado fuerte o picante.

Aceites esenciales que combinan bien

Árbol de té: con manzanilla, ciprés, mirra, limón, naranja, pino, romero y citronela

Benjuí: con zanahoria, madera de cedro, petitgrain, rosa y sándalo.

Bergamota: con lavanda, geranio, jazmín, ciprés, incienso, geranio, jengibre y lavanda.

Manzanilla: con zanahoria, lavanda, palmarosa, pachuli, bergamota, rosa, jazmín, limón, y ylang-
ylang.

Canela: con manzanilla, clavo, incienso y geranio

Cedro: con bergamota, ciprés, jazmín, romero, clavel, incienso, rosa, vetiver y ylang-ylang.

Ciprés: con manzanilla, lavanda, perejil, pino, sándalo y bergamota.

Clavo: con salvia, menta, tomillo, lavanda, ylang-ylang y rosa.

Eucalipto: con benjuí, lavanda, menta, petitgraín, cedro, ciprés, limón, pino y romero.

Geranio: con incienso, lavanda, romero, bergamota, pachulí, sándalo y salvia.

Hinojo: con albahaca, canela, lavanda, rosa, sándalo y geranio.

Incienso: con albahaca, alcanfor, geranio, lavanda, naranja, cedro, sándalo, vetiver y pino.

Lavanda: con manzanilla, salvia, zanahoria, pachulí, pino, romero y con la mayoría de los aceites
esenciales cítricos y florales.

Lima: con bergamota, jazmín, mandarina y naranja.

Limón: con lavanda, ylang-ylang, rosa, sándalo, incienso, manzanilla, benjuí, hinojo, geranio y
eucalipto.
El arte de hacer perfumes caseros 6

Mandarina: con aceites cítricos, y con especiados como canela, clavo y nuez moscada.

Melisa: con geranio, lavanda y ylang-ylang.

Menta piperina: con limón, mirra, benjuí, madera de cedro y romero.

Mirra: con albahaca, alcanfor, ciprés, eucalipto, incienso, lavanda, pachulí, pino, sándalo y tomillo.

Naranja: con cedro, geranio, jengibre, limón, lima, petitgrain, incienso, lavanda y mira.

Palmarosa: con zanahoria, manzanilla, hisopo, pachulí, cedro, geranio, musgo y sándalo.

Pachulí: con bergamota, geranio, lavanda y mirra.

Petitgrain: con zanahoria, manzanilla, geranio, lavanda, limón, bergamota, clavo, jazmín, musgo,
azahar, palmarosa y romero.

Perejil: con ciprés, geranio, pomelo y salvia.

Pino: con bergamota, cedro, eucalipto, lavanda, limón y romero.

Pomelo: con cedro, ciprés, lavanda, limón, naranja y perejil.

Romero: con albahaca, bergamota, cedro, canela, cilantro, elemí, incienso, lavanda, menta,
petitgrain y pino.

Salvia: con lemonglass, sándalo, bergamota, hisopo, lavanda, limón y romero.

Sándalo: con bergamota, clavo, hinojo, jazmín, lavanda, musgo, pachulí, rosa y vetiver.

Ylang-ylang: con bergamota, salvia, incienso, jazmín, lavanda, limón, naranja y sándalo.

Zanahoria: con manzanilla, ciprés, lavanda y limón.

“Todo perfume contiene tres acordes. La cabeza, el corazón y la base. Se requiere de doce notas. El
acorde de la cabeza contiene la primera impresión que dura unos cuantos minutos, antes de ceder
al corazón, el tema del perfume que dura varias horas. Por último, el acorde es la base de la huella
del perfume, que dura varios días.” Así nos describe Patrick Süskind la esencia del perfume, en
el libro de 1985, El Perfume, historia de un asesino…

Beneficios de los distintos aceites esenciales

Los aceites esenciales tienen las propiedades específicas de las plantas de las que se obtienen.
En líneas generales, todos ellos son, en mayor o menor medida:

 Antibióticos

 Antiinflamatorios

 Antisépticos
El arte de hacer perfumes caseros 7

 Regeneradores celulares

 Antivíricos

 Relajantes

 Tonificantes

 Antiradicales

 Activan la circulación sanguínea y linfática.

Beneficios de los aceites esenciales más usados

 Lavanda: bactericida, reequilibra las pieles secas e irritadas.

 Geranio: tonificante, fortalece las pieles sensibles.

 Zanahoria: antioxidante, revitaliza las pieles secas y cansadas.

 Ciprés: tónico venoso, calma las pieles congestionadas.

 Pachuli: cicatrizante, reduce el acné.

 Limón: astringente, purifica las pieles grasas.

 Camomila romana: antiinflamatoria, conviene a todas las pieles.

 Romero: tonificante, devuelve el resplandor cabellos débiles.

 Eucalipto: antiséptico, sanea el cuero cabelludo.

 Menta: estimulante, devuelve el vigor al cabello.

 Salvia: tónico, facilita crecimiento del cabello.

 Orégano: anticelulítico, afina la silueta.

 Enebro: drenante, exfolia la celulitis.

 Naranja: antiespasmódica, relaja el cuerpo.

 Sándalo: estimulante, tonifica el cuerpo.

 Tomillo: bactericida, combate todo tipo de infecciones.

 Jazmín: estimulante, afrodisíaco, eleva el estado de ánimo.

Cómo conservar los aceites esenciales

Procura mantenerlos en sus frascos originales. Éstos poseen un sistema de cierre hermético para que
el producto no se deteriore al contacto con el aire y pierda sus propiedades. Suelen guardarse en
El arte de hacer perfumes caseros 8

frascos de cristal (nunca de plástico) oscuros, para evitar su oxidación debido a la luz solar.

Aún con todo, lo mejor es que los guardes en sitios oscuros y frescos, y que no estén expuestos a
cambios bruscos de temperatura. Por supuesto, siempre tendrán que estar fuera del alcance de los
niños.

Si lo conservas en estas condiciones ambientales, pueden durarte hasta cuatro años, manteniendo
todas sus propiedades en perfecto estado.

Precauciones de uso

 Cuidado con los aceites esenciales que provienen de frutos cítricos como el limón, la naranja o la
bergamota, ya que tienen un efecto fotosensibilizante. Es decir, que si los aplicas en la piel y luego
tomas el sol, podrían causarte manchas o leves quemaduras. Úsalos mejor en los meses de invierno
y procura no tomar el sol en las siguientes horas después de haberlos aplicado.

 Las mujeres embarazadas, bebés y ancianos deben pedir consejo a un profesional. Algunos aceites
tienen propiedades como el aumento del flujo sanguíneo en el área de la pelvis, fomentando la
menstruación, mientras que otros podrían subir la presión arterial o descompensar el sistema
nervioso.

 Las personas que sufren alteraciones neurológicas o coronarias también deben limitarse a la
lavanda, la manzanilla o el árbol de té.

 En caso de alergias, consulta con tu especialista.