Está en la página 1de 13

Del Diálogo tónico a la formación de las habilidades motoras

Se entiende por diálogo tónico la relación piel a piel es decir el contacto (tono) impulso llevado por los
receptores de la piel que permite la interiorización, la vivencia de partes del cuerpo que facilita la
conformación del esquema corporal, también el sonido o palabras de la madre a través de la voz como
estimulante de una acción o conducta afectiva motriz del niño, bebe o recién nacido
La mamá que le acerca el pecho, el adulto que lo cambia, lo acuna para calmarlo, los juegos verbales, las
caricias. Las respuestas ya sean gratificantes o no, serán incorporadas por el bebé.
Si la lectura del adulto ha sido correcta probablemente acerque el elemento al niño, de no ser así
permanecerá alejado. Entonces poco a poco al no lograr su objetivo, el niño seguramente perderá el interés y
deje trunco un proceso de conocimiento que era generado por su necesidad interna de conocer. Por esto en el
actuar sobre el mundo, transforma y es a su vez transformado, pues genera variadas y múltiples respuestas
de los que están en su entorno. Por esto es que el niño es eminentemente un ser social, constantemente
interactúa con un mundo hecho por hombres para los hombres. Es aquí donde lo social debe tenerse en
cuenta a la hora de observar e implementar la tarea pedagógica, pues es constituyente del sujeto.
Pichón Riviere habla del aprendizaje como “la apropiación instrumental de la realidad para
transformarla”.Un niño que explora chupando, tocando, golpeando, rompiendo, llenando, vaciando etc., se
va apropiando de las características de los objetos. En sucesivos ensayos y errores va haciendo hipótesis y
descubrimientos, que le permiten apropiarse de la realidad. Es así que en este proceso va sumando
cuantitativamente en el aprendizaje real y efectivo.
Menuda labor la que realiza, conocer, apropiarse, construir el pensamiento. Es en este accionar constante
sobre el medio que lo rodea que va logrando llevar a cabo este proceso de conocimiento, a través de los
elementos con los cuales convive y se relaciona constantemente. En este contacto, en este investigar, como
el científico, donde la comprobación es permanente y donde el uso de los elementos, será la confirmación en
acto de su correcta internalización, es donde podemos hablar de “aprendizaje”.

Es que el Jardín Maternal es tan particular y específico en cuanto a dispositivos y técnicas que no podemos
englobarlo de manera simplista, con el Nivel Inicial. Estaríamos dándole forma a un Jardín híbrido pues no
satisfacerla las necesidades de los niños de 0 a 3 años, ni la de los niños del nivel siguiente. Debemos
analizar e investigar en las particularidades de los niños más pequeños ellos “son diferentes” no sólo lo
parecen. Para Wallon, “el movimiento es todo lo que tiene el niño pequeño para dar testimonio de su vida
psíquica, y la traduce íntegra, hasta el momento en que sobreviene la palabra. Hasta entonces sólo tiene, para
hacerse entender, gestos, ademanes, movimientos en relación a sus necesidades o a su humor...”

Los niños pequeños se comunican distinto, tienen necesidad de un adulto en momentos específicos en los
que dependen de ellos, pero también si aprendemos a mirar, podremos apreciar que van construyendo
primero instantes y más tarde momentos de actividad autónoma. Y es en esos períodos en los que el niño
realiza el mayor “aprendizaje”. Construye nociones, se apropia de las características de los objetos, se ubica
en el espacio, desarrolla su motricidad gruesa y fina, su lenguaje se va construyendo, es capaz de asimilar las
costumbres de su trama vincular.

Para Wallon en la manifestación de sus capacidades, en el despliegue de su creatividad, estará presente el


desarrollo afectivo, y una maduración progresiva saludable del niño. Acompañar desde la tarea docente,
será estar atentos, conocer y poder acercarle al niño, los elementos que necesite de acuerdo a las
necesidades que se le presenten, acordes a la etapa en la que se encuentre. Para que esto sea posible será
fundamental establecer una relación de empatía que nos permita a través de un diálogo tónico emocional
recíproco encontrar y saber leer los indicios que nos lleven a una verdadera comprensión de las
necesidades. Buscando lograr la formación de individuos autónomos, competentes que desarrollen lo
mejor posible sus capacidades creativas.

El contenido de la psicomotricidad está íntimamente ligado al concepto de cuerpo Y sus experiencias. Por
ello, Madelaine Abbadie (1977) considera la psicomotricidad como una técnica que favorece "el
descubrimiento del cuerpo propio, de sus capacidades en el orden de los movimientos, descubrimiento de los
otros Y del medio de su entorno".

A medida que se produce la maduración neuro-motora, el niño y la niña irá dejando atrás su actividad
automática refleja, adquiriendo la capacidad de desplazamiento y llegando a la capacidad de realizar
movimientos disociados. A través de hallazgos al azar o por imitación, descubre las partes interiores y los
fragmentos de su cuerpo. Adquiere su autonomía propia cuando hay madurez de los mecanismos de
acomodación y asimilación volviéndose experimentador y viviendo sus experiencias. En la línea de su
desarrollo, será el receptor y el emisor de fenómenos emocionales que, por mecanismos diversos, llegarán a
ser ulteriormente afectados.

Todo esto se llevará a cabo a través de la educación psicomotriz que es, a Juicio de Defontaine, "una toma de
conciencia de sí, una reestructuración, una reexpresión, una reintegración social con el mismo denominador
corporal".

La educación psicomotriz aborda, pues, el problema de la educación por el movimiento según Vayer
(1974). De esta manera, debe ser pensada en función de la edad, los intereses del niño y de su unidad.
Sólo así se puede favorecer el desarrollo de la personalidad.

La educación psicomotriz es una técnica, pero es también una forma de entender la educación, una
pedagogía activa desde un enfoque global del niño y de sus problemas y que debe corresponder a las
diferentes etapas del desarrollo.En palabras de P. Arnaiz (1988):

En la pequeña infancia, toda educación es educación psicomotriz.


En la mediana infancia, la educación psicomotriz sigue siendo el núcleo fundamental de una acción
educativa, que empieza a diferenciarse en actividades de expresión, organización de las relaciones
lógicas y los necesarios aprendizajes de escritura-lectura-dictado.
En la gran infancia, la educación psicomotriz mantiene la relación entre las diversas actividades que
concurren simultáneamente al desarrollo de todos los aspectos de la personalidad.

Las técnicas desarrolladas por la psicomotricidad están basadas en el principio general de que el desarrollo
de las complejas capacidades mentales de análisis, síntesis, abstracción, simbolización, etc., se logra
solamente a partir del conocimiento y control de la propia actividad corporal, es decir, a partir de la
correcta construcción y asimilación por parte del niño de su Esquema Corporal.

A medida que el niño controla su cuerpo, mejora sus capacidades de desplazamiento y de entrar en
relación con los objetos y personas que le rodean. El propio cuerpo es en el niño el elemento básico de
contacto con la realidad exterior. Para llegar a la capacidad adulta de representación, análisis, síntesis y
manipulación mental del mundo externo, de los objetos, de los acontecimientos y de sus relaciones, es
imprescindible que tal análisis, síntesis y manipulación se hayan realizado previamente por el niño de forma
concreta, y a través de su propia actividad corporal.

Lapierre (1990), "la relación maestro-alumno no es solamente una relación audiovisual a través del lenguaje
y de la escritura. Ella es una relación psicoafectiva y psicotónica (encuentro de los tonos musculares),
donde cada uno compromete su personalidad. Querer modificar la relación pedagógica sin modificar las
capacidades relacionases del educador, su capacidad de escuchar, de comprender, de elaborar, es una
ilusión". Por lo tanto, lo cómodo y fácil es refugiarnos en una concepción racionalista, excluyendo cualquier
implicación corporal en la relación con el otro.

Otra aportación importante, en relación a la psicomotricidad, viene determinada por las teorías de Wallon.
Para Wallon, en la actividad del niño interactúan dos factores bien diferenciados: por un lado la cenestesia
(sensibilidad profunda) que puede ser interoceptiva o visceral (latidos del corazón, dolor de barriga,
agujetas...) y propioceptiva o postural (sentido de la posición, percepción del movimiento...); y por otro
lado la exteroceptividad (sensibilidad sensorial). el tono muscular no es solo importante para el desarrollo
de las actividades motrices y posturales, sino que juega un papel fundamental en la vida de relación del
individuo, siendo a nuestro juicio su aportación fundamental al concepto de psicomotricidad.

Cuando el niño es pequeño presenta una inmadurez en el sistema neuromotor y por tanto sus primeros
contactos con el mundo los hace a través del tono muscular. Por lo que surge poco a poco, de estas
relaciones, una conciencia difusa del mundo que le rodea y, por lo tanto, va a depender de la percepción del
contacto y de la relación con la persona más inmediata. Las posibilidades de ir estructurando ese mundo,
dependen de los contactos que tenga a lo largo de su vida
Según René Spitz el niño recién nacido permanece ligado a la madre y al llegar al 7,8 mes sobreviene la
angustia del octavo mes que cuando no ve el rostro de la madre llora porque piensa que no va a volver, esto
demuestra que una entidad separada del cuerpo de ella. Esto seria la primera vivencia rudimentaria de su
esquema corporal

Con Wallon llegamos a la conclusión lógica de que nuestro cuerpo no es sólo relación con el espacio
circundante, sino que únicamente podemos vivirlo en el cuerpo de los demás y por el cuerpo de los demás.
De ahí que el niño, vivenciando todo un proceso de movimientos segmentarios, uniéndolos armoniosamente
y, al mismo tiempo, con la adquisición de la madurez del sistema nervioso, logrará llevar a cabo una acción
previamente representada mentalmente (coordinación general). El niño, con la práctica de los
movimientos, irá forjándose poco a poco la imagen y profundizando en la utilización de su cuerpo,
llegando a organizar su esquema corporal.

La función tónica del cuerpo es la función primitiva y fundamental de la comunicación y del intercambio
lo que J. Ajuriaguerra y Vayer llaman "un diálogo tónico" y Aucouturier "acuerdo tónico".
Al principio, el niño sólo conoce y vive su cuerpo como cuerpo en relación y no como una forma
abstracta o una masa considerada en sí misma. Ese cuerpo en relación está integrado por medio del cuerpo
de otra persona en la medida en que el propio cuerpo se proyecta hacia el otro y lo asimila por obra del
juego y del diálogo tónico. Cada emoción del niño al manifestarse se objetiva para su conciencia, la cual
vive así la emoción a la vez como autor y como espectador, identificándose con la conciencia de cualquier
otro espectador real o imaginario.
La comunicación se desarrollará desde el nacimiento en la relación tónico-afectiva (rnadre-hijo). Relación
que se establece sobre una base no verbal y partiendo de intercambios tónicos con el medio y con el
otro. Así aparecerán los mediadores de comunicación, como gestos, miradas, la voz, la mímica, el objeto

En una situación de comunicación toda relación de fuerza está abolida. Esto supone que la agresión,
seducción y, provocación no son medios de comunicación sino premisas de la comunicación que deben
ser transformados en actos comunicativos, según Aucouturier (1985).

"Hay que leer o descifrar el cuerpo como si fuera un libro, un código y al mismo tiempo leer y escuchar el
mensaje expresado en sus inscripciones corporales" (M. Bernard,1974). Tras esta apertura hacia fuera, el
niño realiza un proceso de liberación del gesto y proyección en el espacio, cuya vivencia se traduce en una
etapa fundamental para su afirmación como ser en el mundo.

Como consecuencia, toda acción educativa debe partir de la comunicación, puesto que es el motor de
cualquier tipo de acción sobre el mundo. Además, es la que permite al niño descentrarse de sí mismo, una
vez encontrado su equilibrio psicoafectivo, y "este descentramiento le llevará a la acción creativa sobre el
mundo y a los aprendizajes escolares" (B. Aucouturier,1985).

En la práctica psicomotriz la comunicación viene dada por un estado de evolución tanto del educador como
del niño, al producirse situaciones en las que se requiere la disponibilidad y capacidad de escucha de uno
hacia el otro.

Esta capacidad de escucha supone una empatía tónica que precisa acuerdo corporal y fusionalidad a
distancia con la voz, la mirada, las posturas. Es, pues, una manera de recibir al otro, de aceptar lo que
produce, "de percibir los armónicos emocionales como la expresión de una experiencia siempre única"
(Aucouturier, 1985).

Así, el educador, por medio de su "empatía tónica", se ubica en una actitud de escucha que favorece la
comunicación al tiempo que mantiene una distancia en un clima de seguridad. No juega con el niño, sino
que está en el juego del niño, en la sala de psicomotricidad como lugar privilegiado para la comunicación
verbal y no verbal.

La comunicación -diálogo primero del ser humano- es lenguaje corporal, porque en la función tónica y
gestual, movimiento y gestos constituyen el prelenguaje, presente en el desarrollo evolutivo infantil. El
cuerpo del niño es el elemento básico de contacto con el medio exterior; y para alcanzar las metas máximas
del desarrollo humano, o desarrollo de los procesos psíquicos superiores, como el pensamiento, en el que
intervienen procesos de análisis, síntesis, abstracción, simbolización, etc., es necesario que hayan sido
previamente realizados de forma concreta mediante actividades corporales.

Según Piaget el desarrollo del pensamiento sigue una línea desde las operaciones sensomotrices donde
adquiere las nociones de objeto-espacio.tiempo y propio cuerpo hasta las operaciones formales, donde las
primeras configuran la base de las operaciones posteriores. La línea es pensamiento sensorio motriz de 0 a 2
años donde el niño aprende a través de los sentidos y del operar con las cosas u objetos (forma de actuar que
no desaparece, es decir se continua a lo largo de toda la vida) tiene en este período su punto mas alto como
categoría de conocimiento; continua luego con el pensamiento simbólico que por definición es hacer como
si….cuya base es la imaginación y la fantasia y es una forma superior de asimilar y conocer la realidad
porque ya no se necesita al objeto en si, abarca desde los 2 a los 6 años aproximadamente. dentro de este
periodo hay un subperiodo que Piaget denomina pensamiento intuitivo porque el niño no puede captar la
relación parte todo. Intuición es la captación global de algo en este caso con una base en los sentidos y
percepción. Cuando logra relacionar la parte y el todo logra la operación originándose el otro período que
Piaget denomina operaciones concretas porque necesita de los sentidos para solucionar los problemas (la
consecuencia didáctica de esto es que se hace necesaria la demostración para la interpretación de la consigna
dada) este pewríodo abarca de 6 a 12 años, finalmente el período de las operaciones abstractas o formales
donde no se necesita el objeto para hallar la solución de la problemática, donde el joven pude pensar de
manera hipotético deductiva. Este período abarca de 12 a 16 años

La línea de conocimiento y relación con el medio va desde el conocimiento del propio cuerpo, relaciones
egocéntricas con los objetos y demás cuerpos hasta la perdida del egocentrismo lo que posibilita la relación
de los objetos entre sí sin tener en cuenta su cuerpo.

Finalmente, hemos de tener en cuentas otro dato que está en la base de la comunicación, que es el hombre
como estructura abierta. El hombre, como todo ser vivo, es una estructura abierta que se desarrolla
en constante intercambio con el medio en el que está inserto.(Merleau Ponty filosofía existencialista)
Es un ser abierto en cuanto que está inacabado y tiene que ir haciéndose a sí mismo desde que nace
hasta que muere. Por eso tiene abiertas múltiples posibilidades ante las que tiene que realizar constantes
elecciones
Muy próximas a las teorías wallonianas están las teorías psicoanalíticas. Spitz (1979) hace hincapié en la
idea del cuerpo como objeto vivenciado, condición que lo diferencia de los demás objetos. En esta vivencia
de lo corporal, tres van a ser los componentes decisivos para lograr un adecuado esquema corporal: las
sensaciones interoceptivas, el tono muscular y el juego corporal
Todos los autores de orientación dinámica destacan la importancia de la relación afectiva del niño con el otro
(especialmente con la madre) para una correcta estructuración del esquema corporal, teniendo claro que hay
alejarse de los extremos ya que, tanto la sobreprotección como el abandono, ocasionarían una representación
mental desorganizada del cuerpo y una torpeza excesiva en los movimientos y en la postura. Desde el campo
de la psiquiatría infantil, Ajuriaguerra (19'77, 1993) es el gran impulsor de la psicomotricidad en Francia y
en nuestro país, sintetizando todos los aspectos señalados anteriormente y desarrollando su intervención
clínica tanto en el ámbito reeducativo como psicoterapéutico

La educación psicomotriz se convierta en un juego caótico. Dentro del dejar hacer el educador ha de fijar
los límites de la libertad: no hacer daño al compañero, lo cual no excluye las relaciones agresivas, no
destruir el material, etc. Estas prohibiciones marcan el límite entre realidad y juego. El psicomotricista
garantiza esta ley, al igual que es garantía de la realidad. En esta situación de juego espontáneo, él ha de
contener y retomar las situaciones difíciles, manejar los conflictos sin culpabilizarlos.

En toda esto relación está presente el concepto de disponibilidad corporal, como actitud de escucha. Es
una nueva manera de situarse respecto al niño, es tener una actitud de empatía, ser capaz de descentrarse
hacia el otro, intentar comprender la historia que nos cuenta la otra persona, sin juzgarla, para desde allí,
poder ayudarle a resolver sus dificultades. La disponibilidad corporal supone además un nuevo modo de
actuar a través del cuerpo, utilizando como mediadores la mirada, e¡ gesto, el espacio, los objetos...
etc. (Boscaini, 1989).
Tomar conciencia de la importancia del juego en la construcción y el desarrollo de la personalidad del
niño. Observar ese juego y comprender qué es lo que se está jugando (sentido), participar sin ser directivo ni
invasor y contenerlo dentro de los límites de lo simbólico. Esto es importante para el niño, pero también
para el maestro y sobre todo para su relación. Este juego corporal, este juego psicomotor es una oportunidad
para el maestro, de establecer con el niño y con el grupo clase otra relación; una relación de persona a
persona que no está mediatizada por el rol pedagógico" (Lapierre, 1990)
De lo anteriormente descripto se puede observar la relación entre inteligencia afectividad motricidad como
un todo que tiene su expresión a través del juego como posibilidad de ser en el mundo. La autonomía va a
estar dada sobre la base una autoestima, de confianza en si mismo sobre sus posibilidades, sobre su
creatividad, sobre la posibilidad de obrar sobre los objetos, sobre la mímica, sobre el juego simbólico, sobre
el lenguaje, sobre el movimiento, en definitiva sobre todo su ser corporal.
A continuación se describen posibles actividades sin elementos y con elementos a fin de que sirvan e guia
para el desarrollo de las clases de educación física:

Sin elementos:

Corporizar animales

Partir de contar un cuento donde el niño identifica cada animal por su ruido y por su movimiento ejemplo:
caminar como el cangrejo,caballo que galopa, caballo que pega patadas potrillita, conejito, . perro que corre
y camina,. León, gato que se estira y camina suavemente,. tortuga que camina lentamente.
Realice preguntas: ¿podés arrastrarte como... una vibora?, ¿podés volar como... un pájaro?, ¿podés saltar
como... un conejo, rana, sapo? ¿podés nadar como... un pez, delfín,ballena?

Corporizar objetos por ejemplo, decirle: nos ponemos chiquititos, como una pelota, rodamos por el piso,
nos quedamos muy quietitos y chiquititos como una hormiga, una pulguita, etc. Y después: nos convertimos
en gigantes, crecemos, crecemos nos estiramos y damos unos enormes pasos, grandes como un elefante,
como una jirafa, como el papá. ¿podes volar como avión? Haciendo mucho ruido, poco ruido, como
planeador sin ruido, subir y bajar como ascensores, como cohete 1,2,3, ya

En relación a la naturaleza Girar como hojas arrastradas por el viento, doblarse como árboles movidos por
el viento, olas del mar, tranquilo o agitado,el viento, suave o fuerte
. las nubes, la lluvia. árboles altos y delgados y otros bajos y gruesos. una semilla que germina y forma una
planta, flores que se abren en contacto con el sol.

El baile es un elemento de expresión y comunicación realizar rondas, trenes, caminos, rondas que se
agrandan y achican, canciones, giros, saltos, etc
Corporizar estados de ánimo: Caminar con alegría, con cansancio (arrastrando los pies), caminar
contentos, enojados, apurados. Correr con miedo, con entusiasmo galopar con energía, galopar cansados
saltar como gotitas de lluvia caminar como robot, un muñeco a cuerda, relajados como muñeco de trapo.
Profesiones: correr como maratonista, jugador de…..fútbol, básquet, béisbol, etc. Como mamá Lava la ropa,
como papá lava el auto, bicicleta,etc jugar a la carpintería lijar, cortar, martillar,etc.

Corporizar estatuas: en distintas posiciones

Jugar a dibujar: frente a los ojos, sobre el suelo,arriba de la abeza,etc dibujar una pelota mas grande que la
que tienen en la mano, mas chica

Armar una orquesta. Cada uno es un instrumento o hace la mímica del instrumento

Juegos centralizadores para habilidades. el circo, el viaje espacial, la plaza, las vacaciones en el mar, la
playa, la sierra..

Jugar a caminar

 en la playa, arena: la arena nos quema las plantas de los pies


 como si tuvieramos las piernas duras de madera
 una sola pierna dura (pata de palo)
 como los astronautas en el espacio
 piernas requeteblandas como muñeco de trapo
 como mirando vidrieras altas, como hormiguitas
 como abuelitos
 como si tuviéramos una espina en el pie
 con mucho frió temblando
 como si estuviéramos pegados al piso con chicle
 como si llevaramos un paquete grande
 como si estuviera oscuro

Con Elementos Juegos simbólicos


Pelota (goma, trapo, esponja, tergopol) - Que puede ser este elemento (animal,
pompones objeto, etc)Amasar con distintas partes del
cuerpo
Transportar – patear – picar – girar como
trompo- como volante de auto – rodar
como bowling
Aros- cubiertas de bicicleta Que puede ser este elemento (animal,
objeto )como volante de auto- vestirse,
desvestirse- patear – Equilibrio del
elemento (circo) – rodar como cubierta de
auto- formar caminito de aros- tren de aros
– saltar charcos, hélice en el brazo, trompo
en el piso
Bastones – caños de plástico Traccionar Lucha de titanes-
desplazamiento a caballito- equilibrio en
el circo- empujar como si fuera una
pelota- pasear como perrito- jugar al
hockey- hélice de avión – de helicóptero-
escopeta- amasar con distintas partes del
cuerpo, como abuelitos
Sogas - elásticos amasar con distintas partes del cuerpo
salto de la viborita- El circo :apoyos-
medialuna- reptar- rodar- transportar la
vibora (que animal puede ser este
elemento?- Los equilibristas del circo
Cubiertas de auto Carrera de ruedas de auto
El circo salto de payasos – equilibrio de
caminos
Bolsitas Llevar a pasear …en distintas partes del
cuerpo..como sombrero, como
euquilibrista
Pañuelos Esconder distintas partes del cuerpo
Discos (cartón o madera) Semaforo
Tarritos – Conos – botellas de plástico – Que puede ser este elemento sombrero,
embudos – plástico de lavarropas- bidones equilibrista de circo en la mano, en el pie,
de plástico malabarista, pista de carrera armada con
los elementos.
Globos- bolsas de plástico Malabaristas del circo.

Colchonetas El circo- trepar plano inclinado


Cámara de bicicleta

Bloques de goma espuma Apretar con distintas partes del cuerpo-


Cajitas de cartón forradas llevar a pasear
Bloques de madera deslizar

Banco sueco Reptar


Cajón de gimnasia Trepar la montaña- la sierra
Tobogán El tobogán enjabonado
Bibliografía
1. Aprendizaje por el movimiento en el ciclo preescolar Portein. Bird
2. El Cuerpo, (1976), Bernard, M Barcelona, Paidos, 1985
3. el primer año de vida. Spitz Rene
4. Los orígenes del pensamiento en el niño. Walon Henri.
5. Técnicas de recreación .Juan carlos Cutrera.Editorial Stadium
6. Seis estudios de psicología .Piaget JeanSeix Barral
7. Sicología de la inteligencia .Piaget Jean