Está en la página 1de 10

DEMANDANTE: Eduardo Orlando Barría Almonacid

RUT: 14.255.275-2

DEMANDANTE: Ermes Luis Coleman Narbona

RUT: 10.211.568-6

DEMANDANTE: José Santiago Ponce Espinoza

RUT: 13.992.853-9

DEMANDANTE: Ricardo Bobadilla Vilches

RUT: 12.099.650-9

DEMANDANTE: Hector Tobar Sandoval

RUT: 10.093.306-3

ABOGADOS PATROCINANTES: LAUTARO FARIÑA QUEZADA

DEMANDADO: INGENIERIA INCOPROIN SPA

RUT: 76.273.309-9

REPRESENTANTE LEGAL: FRANCISCO ESCOBAR FIGUIERO

RUT: 10.316.331-5

DEMANDADO 2: DURO FELGUERA S.A

RUT: Desconocido

REPRESENTANTE LEGAL: FRANCISCO ESCOBAR FIGUIERO

DEMANDADO SOLIDIARI ENAP REFINERIAS S.A.

RUT: 87756500-9

En lo principal: Nulidad del despido Primer Otrosí: Forma de Notificación y litigación


electrónica; Segundo Otrosí Patrocinio y poder; Tercer otrosí: Acompaña documentos
S.J.L del Trabajo de Valparaíso

Eduardo Orlando Barría Almonacid, cédula de identidad n° 14.255.275-2; Ermes Luis


Coleman Narbona, cédula de identidad 10.211.568-6; José Santiago Ponce Espinoza, cédula
de identidad n° 13.992.853-9; Ricardo Bobadilla Vilches, cédula de identidad n° 12.099.650-9;
y Héctor Tobar Sandoval, cédula de identidad n°10.093.306-3, todos trabajadores de la
construcción, domiciliados para estos efectos en Uno Oriente 252 oficina 203, a S.S.
respetuosamente decimos:

Que venimos en deducir demanda de nulidad de despido en contra de nuestra ex


empleadora INGENIERIA INCOPROIN SPA, RUT N° 76.273.309-9, representada
legalmente por don FRANCISCO ESCOBAR FIGUIEROA, cédula de identidad n°
76.273.309-9, o por quien sus derechos represente en virtud de lo dispuesto en el artículo 4 del
Código del Trabajo, ambos domiciliados en calle Huérfanos 11600 oficina 1208, y solidaria o
subsidiariamente en contra de ENAP REFINERIAS S.A., RUT 87.756.500-9, representada
legalmente por MARC LLAMBÍAS BERNAUS, rut N°7.014.843-9, domiciliados ambos en
Av. Borgoño N° 25777, Concón, comuna de Concón, y en contra de DURO FELGUERA
S.A., ignoro RUT, representada por don Ángel Antonio del Valle Suárez, ignoro cédula y
nacionalidad, ambos domiciliados en Edmundo Eluchans 3047 Of. 43 Edificio Reñaca Norte,
Viña del Mar, por los argumentos de hecho y derecho que señalamos a continuación:

EN CUANTO A LOS HECHOS:

1. RELACIÓN LABORAL

Ingresamos a prestar servicios personales bajo subordinación y dependencia para nuestra ex


empleadora INGENIERIA INCOPROIN SPA las fechas que señalamos, mediante contrato a
plazo fijo hasta que luego fue modificado a contrato por obra.

Eduardo Orlando Barría Almonacid: 27 de marzo de 2017


Ermes Luis Coleman Narbona: 21 de marzo de 2017,
José Santiago Ponce Espinoza: 13 de marzo de 2017
Ricardo Bobadilla Vilches: 6 de marzo de 2017
Hector Tobar Sandoval: 23 de marzo de 2017

Prestamos servicios en la obra “FABRICACIÓN DE SPOOL PROYECTO


CONGENERACIÓN ACONCAGUA”. Esta obra consiste en la producción e instalación de
varios cientos de metros de cañería en la planta de CONGENERACIÓN ACONCAGUA.

2. TÉRMINO DEL CONTRATO

La demandada nos despidió a todos el día 26 de mayo de 2017 por término de obra. Esta
terminación, con todo, no fue ajustada a la realidad por cuanto la obra realmente no había
terminado. Con todo, no presentamos la demanda por despido injustificado dentro del plazo legal.

Ahora bien, al término de este contrato, las cotizaciones previsionales se encontraban


impagas, las que sólo vinieron a pagarse el día 17 de julio de 2017.

De esta forma, al momento del término de nuestros contratos se encontraban impagas las
cotizaciones de marzo, abril y mayo, todas las cuales fueron pagadas recién el día 17 de julio.

Es decir, desde el 26 de mayo al 17 de julio, el despido fue inválido, y sólo se vino a


convalidar posteriormente, de modo tal, que esta sanción es procedente, y se debe extender por
el tiempo señalando, condenando a las demandadas al pago de las remuneraciones postdespido
hasta el día 17 de julio, conforme a los valores que pasamos a expresa.
3. REMUNERACIÓN PACTADA Y ÚLTIMA REMUNERACIÓN PARA EFECTOS DEL ART. 172
E INDEMNIZACIONES QUE SE DEMANDAN.

Nuestra remuneración para estos efectos era la siguiente:

Eduardo Orlando Barría Almonacid: Un sueldo base de $693.592, gratificación del


25%($104.500), bono de producción variable promedio de $205.000, en total $1.003.092.
Ermes Luis Coleman Narbona: Un sueldo base de $307.500, gratificación del 25%
($104.500), bono de producción variable promedio de $195.566, en total $607.566.
José Santiago Ponce Espinoza: Un sueldo base de $307.500, gratificación del 25%
($104.500), bono de producción variable promedio de $205.000, en total $617.000.
Ricardo Bobadilla Vilches: Un sueldo base de $500.000, gratificación del 25%
($104.500), bono de producción variable promedio de $203.950, en total $808.450.
$617.000.Hector Tobar Sandoval: Un sueldo base de $500.000, gratificación del 25%
($104.500), bono de producción variable promedio de $205.000, en total $809.500.

4. SUBCONTRATACIÓN

En efecto, prestamos servicios en régimen de subcontratación en la obra “FABRICACIÓN


DE SPOOL PROYECTO CONGENERACIÓN ACONCAGUA”. Esta obra consistió en la
producción e instalación de varios cientos de metros de cañería en la planta de Concón de ENAP,
obra encargada por ENAP REFINERIAS S.A a DURO FELGUERA S.A, mediante contrato
por obra celebrado entre ellas.

Mi ex empleadora fue una de las empresas subcontratadas por porte de DURO FELGUERA
S.A, no habiéndose ejercido el derecho de información y retención respecto de mí, por ninguna
de las demandadas.

Prestamos nuestros servicios en le elevaración de todas las piezas necesarias para el proyecto
encargado a nuestra empresa por la mandante, con dedicación exclusiva a esta faena, labores que
se realizaron en un galpón arrendado al efecto cerca de la planta de ENAP, para su más fácil
traslado.

Por lo demás, el único cliente que tiene y ha tenido INCOPROIN es ENAP REFINERIAS.

5. Firma de Finiquito

Durante el mes de septiembre de 2017 firmarnos un finiquito con la demandada principal


en el cual NO renunciamos a la acción de nulidad del despido, no obstante las expresiones
utilizadas en el instrumento; en efecto, entender que toda frase relativa a renuncia de acciones
genéricas tiene poder liberatorio equivale a renunciar a derechos sin causa.

La transacción de la que puede dar cuenta un finiquito es siempre un negocio causal, de


modo tal que si no existe ánimo de donar, la renuncia de acciones sin una especificación y,
especialmente, sin una contraprestación respectiva, es una declaración carente de objeto, que los
empleadores usan para beneficio propio, sin sustento en la teoría propia del acto jurídico, y que
no da cuenta de un acuerdo liberatorio sobre determinado punto.

A lo anterior se debe sumar que la firma del finiquito se realizó por cuanto se subordinó
la celebración de un nuevo contrato de trabajo a esta circunstancia, de modo tal que no da cuenta
de una real condonación o transacción sobre la acción de nulidad del despido que se ejerce.

Entender lo anterior como una renuncia válida implicaría que el finiquito no es un acto de
buena fe, sino una celebración de una casi incasusado, que contiene todo aquello que lo genérico
de las frases pueda expresar, sin atender a que el objeto de todo acto jurídico debe ser determinado.

A lo anterior, insistismos: no sólo baste que se expresa lo que se renuncia, sino es necesaria
una contraprestación, de lo contrario, sería una donación. Así las cosas, se debió compensar esta
renuncia, de lo contrario carece de causa.
SS. debe tener presente que los trabajadores firmamos el finiquito por cuanto de lo
contrario no se nos paga el feriado proporcional al que tenemos derecho.

Por último, una interpretación que olvide lo anterior se presta para avalar el fraude
previsional, con todo el perjuicio social que ello implica.

En síntesis, no se ha renunciado a la acción de nulidad del despido, por cuanto no ha


habido ánimo para ello, expresión de la misma, ni contraprestación que justifique una supuesta
renuncia, siendo además la firma del finiquito una transacción que debe precisar lo que se transa,
que no puede establecerse tan genéricamente que no expresa realmente su objeto, pues sería un
acto jurídico imperfecto, y hasta abusivo.

EN CUANTO AL DERECHO

De acuerdo al artículo 8 del Código del Trabajo, toda prestación de servicios bajo los
términos y cumpliendo las condiciones del artículo 7 del mismo cuerpo legal, esto es, existiendo
una “… convención por la cual empleador y trabajador se obligan recíprocamente, éste a prestar
servicios bajo subordinación y dependencia del primero, y aquél a pagar por dichos servicios una
remuneración determinada”, hace presumir la existencia de un contrato de trabajo.

Que de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 9 del mismo cuerpo legal, el contrato de


trabajo es consensual, sin perjuicio de que debe constar por escrito dentro de los plazos legales.
Más aún, lo dispuesto en el inciso 4° del mismo artículo en el sentido que “… la falta de contrato
escrito hará presumir legalmente que son estipulaciones del contrato las que declare el trabajador”.

El artículo 162 del Código Laboral inciso 5 dispone: “Para proceder al despido de un
trabajador por alguna de las causales a que se refieren los incisos precedentes o el artículo anterior,
el empleador le deberá informar por escrito el estado de pago de las cotizaciones previsionales
devengadas hasta el último día del mes anterior al del despido, adjuntando los comprobantes que
lo justifiquen. Si el empleador no hubiere efectuado el integro de dichas cotizaciones previsionales
al momento del despido, éste no producirá el efecto de poner término al Contrato de trabajo.…”.

En cuanto al poder liberatorio del finiquito, se ha unificiado ya nuestra jurisprudencia en


el sentido de rechazar las renuncias genéricas, y aquellas que no implican contraprestación alguna
a cambio de renuncia de acciones o derechos.

En sentencia de 16 de marzo de 2016 la excelentísima Corte Suprema en causa ROL 6764-


2015, expresó y falló:

“6º Que, en ese contexto, se puede afirmar que es una convencion, esto es, un
acto jurídico voluntario de las partes que lo suscriben y que genera o extingue
derechos y obligaciones, y que da cuenta del termino del vínculo laboral de la
manera que señala, siendo factible que una de ellas manifieste discordancia en
algún rubro, en cuyo caso el finiquito no tiene poder liberatorio, lo que se puede
verificar porque uno de los comparecientes formula la reserva correspondiente,
porque se trata de derechos u obligaciones que no se especificaron o por
cualquier otro motivo susceptible de ser considerado como uno que obste a
entender que las partes pusieron termino de manera integral a la relación laboral
que las unía;
7º Que, en el caso de autos, es un hecho pacifico que los litigantes suscribieron
un finiquito que cumplió las formalidades legales, que es del siguiente tenor:
“…deja constancia que durante el tiempo que prestó servicios a Geovita S.A.
recibí de esta correcta y oportunamente el total de las remuneraciones
convenidas, de acuerdo a su contrato de trabajo y que nada se le adeuda por los
conceptos antes indicados ni por ningún otro, sea de origen legal o contractual,
derivado de la prestación de sus servicios y motivo por el cual, no teniendo
reclamo ni cargo alguno que formular en contra de Geovita S.A., le otorga el
más amplio y total finiquito, declaración que formula libre y espontáneamente,
en perfecto y cabal conocimiento de cada uno y de todos sus derechos…” , y,
por lo razonado, corresponde que surta efecto liberatorio acerca del pago íntegro
de las remuneraciones y demás prestaciones que al trabajador le correspondía
percibir con motivo del contrato de trabajo celebrado y que es al que se pone
termino. Y en cuanto a la aseveración que nada se le adeuda por otro concepto,
de origen legal o contractual, que derive de la relación laboral, precisamente por
su carácter genérico, no se puede pretender que incluye la acción indemnizatoria
ejercida, dado que ni siquiera se hace mención a la enfermedad profesional que
padece el actor, por lo que no puede abarcarla. En efecto, por participar el acto
de que se trata de la naturaleza jurídica de una transacción, en el caso concreto,
con la finalidad de precaver un litigio eventual, según lo dispone el artículo 2446
del Código Civil, corresponde exigir la especificidad necesaria no lo atendido los
bienes jurídicos involucrados derechos laborales de orden público-, sino también
porque se trata de evitar un litigio entre quienes lo suscriben, por lo mismo, se
debe requerir la máxima claridad en cuanto a los derechos, obligaciones,
prestaciones, indemnizaciones que comprende, con la finalidad de impedir
discusiones futuras como las que da cuenta la causa en que incide el recurso;
8º Que, en consecuencia, se uniforma la jurisprudencia en el sentido que el
finiquito solo tiene poder liberatorio respecto de las materias que las partes
acuerdan de manera expresa y, en el caso sublite, no comprende lo referido a la
enfermedad profesional que aqueja al actor; razón por la que no corresponde
atribuir al finiquito los efectos liberatorios que pretende la demandada, pues, por
lo señ alado, solo puede generarlos respecto a las materias acordadas de manera
expresa, dentro de las cuales no está comprendido lo referido a la enfermedad
profesional que aqueja al actor; razón por la que se debe concluir que los
sentenciadores del fondo incurrieron en yerro al rechazar el motivo de nulidad
establecido en el artículo 477 del Código del Trabajo, por infracción de lo
dispuesto en el articulo 177 y 184 del código citado y 88 de la Ley N 16.744, y
en los artículos 1545, 1560, 1564, í 2446, 2460 y 2462 del Código Civil y, por
consiguiente, corresponde acoger el recurso que se analiza y unificar la
jurisprudencia en el sentido indicado, y anular la sentencia impugnada para acto
continuo, sin nueva vista y en forma separada, dictar la correspondiente”
PRESTACIONES ADEUDADAS:

Remuneraciones postdespido desde el 26 de mayo de 2017 al 16 de julio de 2017


(un mes y 21 días) por los siguientes montos:

Eduardo Orlando Barría Almonacid: A razón de $1.003.092 mensuales, por un total de


$1.705.588.
Ermes Luis Coleman Narbona: A razón de $607.566. por un total de $ 1.032.862.
José Santiago Ponce Espinoza: A razón de $617.000 por un total de $ 1.048.900.
Ricardo Bobadilla Vilches: A razón de $808.450 por un total de $ 1.374.365
$617.000.Hector Tobar Sandoval: A razón de $809.500 por un total de $ 1.376.150.

POR TANTO, en virtud de lo dispuesto en los artículo 7, 9, 32, 42, 160 y ss., 446 y ss. del
CT, y demás disposiciones legales aplicables,
Ruego a SS., Tener por interpuesta demanda de nulidad de despido en procedimiento de
aplicación general, en contra de nuestraex empleadora INGENIERIA INCOPROIN SPA,
RUT N° 76.273.309-9, y solidariamente en contra de ENAP REFINERIAS S.A, y DURO
FELGUIERA S.A. ya individualizadas, y condenarla al pago de las prestaciones demandadas, o
a la suma mayor o menor que corresponde en derecho, todo ello con expresa condena en costas.

PRIMER OTROSÍ: Ruego a SS. a autorizar a esta parte a realizar por vía electrónica las
actuaciones procesales susceptibles de realizarse por esta vía, y ordenar la notificación de las
resoluciones que se provean en esta causa, salvo aquellas que deben practicarse personalmente o
por cédula, al correo electrónico lautaro.farina@gmail.com

SEGUNDO OTROSÍ: Ruego a SS. tener presente que designo abogado patrocinante a don
Lautaro Fariña Quezada, con domicilio en calle Uno oriente 252 oficina 203, Viña del Mar, con
todas las facultades de ambos incisos del artículo 7 del CPC., las que doy expresamente por
reproducidas, especialmente las de transigir y percibir.

TERCER OTROSI: Ruego a SS. tener por acompañado copia de ingreso de reclamo de 19 de
julio y de acta de comparendo de la inspección del trabajo de 31 de julio de 2017.