Está en la página 1de 3

Teoría Maduracional de Gesell

ASPECTOS DEL DESARROLLO:


 MOTRIZ: Se encarga de las implicaciones neurológicas,
capacidad motriz del niño, el cual es el punto de partida en el
proceso de madurez; y se compone por: Movimientos corporales
Coordinaciones motrices
 ADAPTACIÓN: Está a cargo de las más delicadas adaptaciones
senso-motrices ante objetos y situaciones, comprende:
 LENGUAJE: Se usa el término lenguaje en un sentido amplio,
quiere decir, incluyendo toda la forma de comunicación visible y
audible, también compuesta por imitación y comprensión de lo
que expresan otras personas.
 INTERACCIÓN SOCIAL: Son las reacciones personales del niño
ante el medio en el que vive. Sus componentes son: Factores
intrínsecos del crecimiento: control de esfínter, higiene,
independencia, colaboración, etc.

ETAPAS DEL DESARROLLO


 Primer Trimestre (0-3 meses): El niño logra controlar el
movimiento ocular, sus funciones vegetativas, etc.
- Motriz: manos cerradas, la cabeza tambalea.
- Adaptación: mira a su alrededor, persecución ocular
incompleta.
- Interacción social: mira los rostros de quienes lo
observan.
- Lenguaje: Pequeños sonidos guturales.
 Segundo Trimestre (3-6 meses): El niño logra el gobierno
de los músculos que sostienen la cabeza y mueve la cabeza.
Hace esfuerzos para alcanzar objetos.
- Motriz: cabeza firme, postura simétrica, manos abiertas.
- Adaptación: Correcta persecución ocular.
- Lenguaje: Murmullos, empieza a vocaliza.
- Interacción social: juega con manos y ropa. Reconoce
el biberón y abre la boca para recibir la comida.
 Tercer trimestre (6-9 meses): Consigue el dominio del
tronco y las manos, se sienta, agarra, transfiere y manipula
objetos.
- Motriz: Se sienta inclinándose hacia delante, apoyándose
sobre las manos. Agarra objetos.
- Adaptación: Pasa objetos de una mano a otra.
- Lenguaje: “Laleo”. Vocaliza y escucha sus propias
vocalizaciones.
- Interacción social: Juega con sus pies, con juguetes.
Manifiesta expectativa a la hora de comer.
 Cuarto trimestre (9-12 meses): Extiende su dominio a
piernas y pies, al índice y al pulgar. Hurga y con el pulgar e í-
ndice.
- Motriz: permanece sentado, gatea, se para.
- Adaptación: Combina objetos, suelta y extrae objetos,
imita línea con el lápiz.
- Lenguaje: Dice una palabra, atiende a su nombre,
nombra dibujos.
- Interacción social: Juegos sencillos, come solo, ayuda a
vestirse, come con cuchara, adquiere control de esfí-
nteres.
 Dos años:
- Motriz: puede bajar y subir escaleras sin ayuda pero
usando los dos pies en cada escalón. Es capaz de
acercarse a una pelota y darle un puntapié. Construye
torres de seis cubos y ensarta cuentas con una aguja.
- Adaptación: si es necesario puede permanecer sentado
algunos ratos. Desconfía de los extraños y no es fácil de
persuadir.
- Lenguaje: Utiliza los nombres de cosas, personas, y la
palabra-acción. Se llama a si mismo por su nombre en vez
de usar el "yo”. Le gusta escuchar y le gusta revivir sus
acciones en cuentos en los que él es el protagonista. Se
relaciona con ellos más que físicamente. Se ríe con ganas
y muestra signos de simpatía o de vergüenza.
 Tres años:
- Motriz: Construye torres de nueve o diez cubos. Puede
modular su forma de correr y hacer variaciones de
velocidad. Sube las escaleras sin ayuda alternando los
pies. Puede pedalear en un triciclo.
- Adaptación: Duerme ya toda la noche sin mojarse e
incluso suele hacer sus necesidades sin ayuda.
- Lenguaje: comienza a decir frases. Disfruta preguntar. Le
gusta el juego dramático en el que practica palabras,
frases y sintaxis. Comenzará con los ¿Por qué?
- Interacción social: Es más sociable Compartirán sus
juguetes con más facilidad.
 Cuatro años:
- Motriz: Sabe brincar a la "pata coja”. Mantiene el
equilibrio en un solo pie durante varios segundos. Al
lanzar una pelota, echa el brazo hacia atrás y la tira con
fuerza.
- Lenguaje: hace preguntas casi sin parar. Le gusta hacer
juegos de palabras, "se divierte con los más absurdos
desatinos, para atraer la atención del auditorio”. No le
gusta repetir las cosas. Llega a sostener largas
conversaciones. Mezcla de ficción y realidad, "tiene
mucho de charlatán y algo de irritante”.
- Adaptación: puede vestirse y desvestirse casi sin ayuda.
Se hace el lazo de los zapatos, se peina solo y se cepilla
los dientes. Va al baño solo, preferentemente si hay otros,
movido por "una nueva curiosidad que empieza a surgir"
 Cinco años:
- Motriz: Brinca con soltura y salta. Llega a conservar el
equilibrio sobre las puntas de los pies varios segundos.
Está capacitado para realizar ejercicios físicos y danza.
- Adaptación: Usa el cepillo de dientes y el peine. Puede
dibujar la figura de una persona.
- Lenguaje: parece un adulto en su forma de hablar, sus
respuestas son ajustadas a las preguntas que se le hacen.
Sus preguntas buscan una respuesta y tiene verdadero
deseo de saber. Le gustan los detalles concretos "sin irse
por las ramas ni la fantasías”.
- Interacción social: es obediente y puede confiarse en
él. Le gusta colaborar en algunas tareas de la casa. Se
muestra protector, a veces, con los más pequeños. La
seguridad en sí mismo, la confianza en los demás y la
conformidad social son los rasgos personal-sociales
cardinales a los cinco años.