Está en la página 1de 8

c

c
c
 c
c

Con la intención de que este trabajo sea óptimo en cuanto a la utilidad


y aporte de datos para las personas que estudian la carrera de
Enfermería y la materia de Farmacología, se presenta a continuación el
siguiente tema: DROGAS DE UTILIZACION DEL SISTEMA
DIGESTIVO. ANTIEMETICOS.

Se procederá a su definición, clasificación, así también los efectos


colaterales o reacciones adversas que pueden producir, las indicaciones
para su administración y las contraindicaciones para conocer y evitar
situaciones complicadas.

Los fármacos para el sistema digestivo son de uso bastante frecuente,


dependiendo del cuadro que presente el paciente, por ello también se
podrán determinar los casos en los que sean necesarios y cuáles son los
indicados, entre otros detalles e informaciones importantes y
necesarios para la carrera.
c

c

c c  c c

  c
 
 c
c
ccccc
c

  
c
El acido y la pepsina la secreta el estomago: pueden causar ulcera péptica y
esofagitis por reflujo: El acido tiene la misión de producir un PH, en la que la
pepsina tenga su actividad máxima (PH2). La pepsina no actúa a valores de PH
superiores a los de 5 y en consecuencia uno de los objetivos del tratamiento de
estas dos enfermedades es mantener el PH por encima de 5.

Los antiácidos son productos que neutralizan, el acido clorhídrico después de que
fue segregado por reacción química en el estomago y bajan la actividad de la
pepsina.


   c

En función de ellas, los antiácidos se pueden clasificar en:


c No sistémicos (no absorbibles)
c Sistémicos ( o absorbible)

   
c
Se sabe que existe una ³zona gatillo´ o centro de vómito, que se encuentra ubicado
en la formación reticular de la medula espinal. Este centro tiene propiedades
quimiorreceptoras, básicamente regidas por las siguientes acciones
neurotransmisoras:

c Dopaminérgica.
c Serotoninérgica.
c Histaminércica.


   c c    
c

!"    c c 
c
 
c"
c
c ]loqueantes de receptores D2: benzamidas (Metroclopramida y
cleboprida), fenotiazinas (tietilperazina, clorpromazina, perfenazina y
triflupromazina) y butirofenonas (haloperidol, droperidol y domperidona).c
c ]loqueantes de receptores 5-HT3: No benzamidas (Ondansetrón,
granisetrón y tropisetrón) y benzamidas (a dosis altas, Metroclopramida y
cleboprida).c
c Otros: esteroides corticales (metilprednisolona y dexametasona),
benzodiazepinas (lorazepam) y cannabinoides sintéticos (nabilona y
levonantrodol).c
Son fármacos que se utilizan cuando hay: Mecanismo del vomito (EMESIS).

En la primera fase (pre²eyectiva, sensación de vomito) se presenta:

Segunda fase (eyectiva, se expulsa)

Lo comprende al vomito caracterizado por contracciones fuertes y sostenidas en


la porción proximal del intestino, del esfínter pilórico y de la porción pilórica del
estomago.

Estas tres respuestas llenan el fondo del estomago, dilatándolo,: seguido de


relajación de los esfínteres superior e inferior del esófago, inspiración y cierre de la
glotis.

La contracción de los músculos abdominales y del diafragma ocasionan que el


estomago expulse su contenido a través de la boca.

"  "
c    
c
c METOCLOPRAMIDA
c ONDASETRON

La farmacología del TGI, es bastante extensa, por ello se hará una breve
descripción de temas de farmacología relacionados con:

c Antiulcerosos.
c Colagogos.
c Coleréticos.
c Antieméticos.
c Fármacos que modifican la motilidad intestinal (antidiarreico y laxante).

!  
c "
 
c
De acuerdo a lo anterior, los fármacos adecuados son aquellos que tienen acción
inhibitoria sobre los receptores de los neurotransmisores respectivos, de tal
manera que podamos encontrar:

c Metroclopramida (actúa sobre receptores 5 H T3 y DA).


c Fenotiazinas como la clorpromazina. (actúa sobre receptores DA1 y DA2).
c Ondansetrón (actúa sobre receptores 5 HT 3).
c Difenhidramina (actúa sobre receptores H1).

  
c# c   c c  c 
  c
Los antidiarréicos y laxantes son, en general, de uso paliativo, puesto que estos
transtornos no se consideran una patología como tal, sino más bien una
manifestación de alguna.

! c"
c 
 c  c 
c
 
c c
c Secreción.
c Absorción.
c Reabsorción (para la conservación de agua y electrolitos).
c Peristaltismo (para la mescla y propulsión de sustancias), que influye
directamente sobre la velocidad del tránsito intestinal.
   
c
Cuando la velocidad de tránsito intestinal o de vaciamiento está aumentada, la
reabsorción hidroelectrolítica es insuficiente, por lo cual, se pierde más líquido de
lo habitual de defecaciones.

La frecuencia de defecaciones llamada ³hábito intestinal´, es variable en cada


persona, por tanto, cuando se considere uno de los trastornos mencionados, debe
tenerse presente el hábito intestinal de cada individuo.

!
c  
c  
c    
c
 c
c Disminución de la motilidad intestinal.
c Disminución de la secreción de hormonas gastrointestinales.
c Absorción de toxinas que pueden afectar la función intestinal.

! c c
c

 
c 
c
c"  c
  cc
c Inhiben la motilidad intestinal (por acción sobre los receptores µ).c
c Incrementan el tono del esfínter anal.c
c Aumentan la absorción agua y electrolitos.c
c Disminuyen la secreción electrolítica.c
c

 
c $
$ 
c

!  
c "
  
c
Ejercen su acción a través de la Absorción importante que hacen del agua y de
compuestos solubles.

c Caolín.
c Pectina.

  
c     
ccc
El agente más importante es la %&c

Estos fármacos disminuyen la secreción hidroelectrolítica y la motilidad TGI.

Pueden ser utilizados en combinación con opioides.

Otros diferentes a los anteriores son los de bismuto, cuyo uso es importante cuando
desarreglo metabólico es ocasionado por toxinas, dado que este preparado las
puede absorber. El octreótido disminuye las secreciones gastrointestinales.

' 
cc   
c
Cuando el tiempo de vaciado se encuentra aumentado, la absorción
hidroelectrolítica se hace excesiva, generando heces secas y duras, que disminuyen
en número habitual y hacen difícil el acto de la defecación, corresponde, a una
manifestación conocida como %(%cc)%&c
c
Por lo expuesto, estos fármacos deben aumentar el volumen fecal y generar heces
más blandas. Lo anterior implica las siguientes acciones:

c Retención de agua en el colon.


c Reducción de la absorción de agua y electrólitos.
c Promover la secreción hidroelectrolítica.
c Aumento de la motilidad intestinal para generar transito más veloz.

!  c   c
Contrario al pensamiento común, hay pocas indicaciones incuestionables para el
uso de estos fármacos, por ejemplo casos en los cuales se deba disminuir el
esfuerzo a la defecación.

c Pos IAM.
c Hemorroides.
c Fisuras peri anales.
c Hernia.
c Como medio de evacuación para la reparación de paraclínicos.

!  
c  

c
c Catarsis excesiva.c
c Cólicos.c
c Deshidratación.c
c

' 
c# c    c c
cc c  ccc
Son de origen vegetal, no digeribles como frutas y alimentos ³integrales, por ello el
efecto se obtiene aumentando el contenido de fibra en cada dieta.

  c   c
Casos leves o moderados de constipación.

! &c
c Forman geles en el colon que retiene agua.
c Aumentan el peristaltismo.

' 
c

c*c
 
c

! "
 
c
c Sulfato de magnesio (MgSO4).
c Hidróxido de magnesio o ³Leche de magnesia´ Mg(OH)2
c Fosfato de sodio (Na3PO4).
c Citrato de magnesio.
c Lactulosa.
c Glicerina.
c Sorbitol.
c Manitol.
Estos agentes no se absorben, por lo cual, desde el colon, generan un efecto
osmótico que:

c Promueve la eliminación acuosa.


c Aumento de la motilidad.

' 
c
  
c c c
cc
+   
,c

 "
 
c

c Derivados del Difenilmetano: como fenolftaleína y bisacodilo.


c Derivados de la antraquinona: como las hojas de sen, cáscara sagrada,
sábila, ruibarbo, y áloe.

! c c

c  
c
  cc
c Incrementar la síntesis de prostaglandinas.
c Aumentar la motilidad intestinal.

c
 'c

%%(%-c./c.0c%c.%c12cc3.cc


cc4.%c

c
c

c
c
c
c
 
c
c

En conclusión, la farmacología digestiva es importante no solamente para el


tratamiento de distintas patologías relacionadas al sistema digestivo, sino
también como coadyuvante de otras indicaciones o tratamientos que afectan
a dicho sistema.

La mayoría de los antieméticos son neurolépticos y se usan en el tratamiento


del vómito. ]loquean los receptores dopaminergicos en el centro del vómito
en el bulbo raquídeo.

El centro del vómito se localiza en la formación reticular de la medula ósea.

Es el encargado de coordinar esta acción, a través de fibras nerviosas


procedentes de muchas partes del organismo, incluyendo la del órgano del
equilibrio situado en el oído interno.

Sin duda dentro de las indicaciones de los antieméticos, una de las más
importantes es su utilización para ayudar a los pacientes oncológicos a
sobrellevar los efectos de los medicamentos antineoplásicos.

El papel profesional del Licenciado en Enfermería en el pleno conocimiento


de esta parte de la Farmacología puede resultar altamente positivo tanto
para el cuidado de los pacientes, el apoyo a otros colegas y satisfactorio para
el mismo.