CULTURA PARAGUAYA

Carrera:

Ciencias de la Educación Tercer Año

INDICE
Portada………………………………………………………………………… 1 Presentación…………………………………………………………………. Indice ………………………………………………………………………… Introduccion …………………………………………………………………. 2 3 5

CAPITULO I: EL PROBLEMA……………………………………………… 6 1.11.2PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA…………………….. PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN……………………… 6 7 7 7 8

1.2.1- Pregunta General………………………………………… 1.2.2- Preguntas Específicas ………………………………….. 1.3OBJETIVOS …………………………………………………..

1.3.1- General……………………………………………………... 8
1

1.3.2- Específicos………………………………………………….. 8 1.3.3- Justificación de la investigación………………………….. 9

CAPITULO II: MARCO TEORICO…………………………………………… 10 2.1 CULTURA…………………………………………………………. 10 2.1.1- Definiciones y Concepto …………………………………… 10 2.1.2- Concepto de Cultura según diversas ciencias.………….. 2.2- CIVILIZACION…….………………………………………… 2.2.1- Concepto de Civilización…………………………………… 2.3- PREHISTORIA…..…………………………………………. 2.3.1- Concepto …………………………………………………. 11 12 12 14 14 15 16 19

2.3.2- Etapas de la Prehistoria…….…………………………….. 2.3.3- La humanidad prehistórica………………………………… 2.4- INDIGENAS DEL PARAGUAY………………………………..

2.4.1- Distribución por Departamento……………………………… 20 2.4.2- Distribución étnica…………………………………………….. 24 2.5- Los guaraníes…………………………………………………… 24 2.5.1- Hombres y mujeres indígenas……………………………… 24 2.5.2- Tribus no sometidas por los españoles…………………… 26 2.6- HISTORIA DEL PARAGUAY………………………………… 2.6.1- La colonia…………………………………………………… 2.6.2- La Guerra de la Triple Alianza……………………………
2

28 28 29

2.6.3- La Dictadura………………………………………………..

34

CAPITULO III: MARCO METODOLOGICO………………………………… 35 CAPITULO IV: GRAFICOS Y DATOS ESTADISTICOS………………… CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES……………………………. 36 38

BIBLIOGRAFIA……………………………………………………………….. 41

ANEXOS………………………………………………………………………… 42

INTRODUCCION
La cultura forma una parte fundamental de la vida del ser humano por ser éste eminentemente social, pues al agruparse por distintos motivos, desde la antigüedad cuando buscaban alimentos, como en la actualidad para distintos tipos de eventos, había un factor común entre los individuos: la cultura. Para la formación de poblaciones y llegar a constituirse en grandes civilizaciones también fue necesario un nexo que los identificara, es decir, una cultura. La misma siempre estuvo presente en las distintas actividades del ser humano, desde el pensamiento hasta las más grandes obras. Es por eso que a través del tiempo tuvo una importancia relevante, especialmente en la historia, y esto, en nuestro país, llegó a marcar un antes y un después cuando sucedieron situaciones como las dos guerras que tuvo que sufrir la población paraguaya.

3

Es por ello que en este trabajo es la realización de una investigación acerca de la cultura y civilización, de forma universal y pasando a lo particular, sobre el Paraguay, teniendo además en cuenta las descripciones de la Prehistoria y la Historia, además de las etnias que antiguamente habitaron el territorio patrio hasta la actualidad.

CAPITULO I: EL PROBLEMA

1.1- PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El problema principal de esta investigación fue: la actual situación de la cultura paraguaya, a través de estudios en diferentes ámbitos, presenta características que podrían corresponder a ser un producto de su propia historia, que según se conoce, tuvo situaciones muy cambiantes, lo que habría posibilitado mayor o menor desarrollo del país. Partiendo de las definiciones de cultura y civilización, de ideologías universales, se realiza un estudio de las distintas etnias que habitaron el Paraguay desde la Prehistoria hasta nuestros días, como también de la historia y sus posibles consecuencias.

4

El presente tema presenta la hipótesis de: “Existen hechos históricos que fueron determinantes en la conformación de la cultura paraguaya”.

1.2- PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN

El problema partió de las siguientes interrogativas:

1.2.1- General  ¿Cuáles son los factores determinantes en la cultura paraguaya?

1.2.2- Específicas  ¿Cuál es la definición de Cultura y Civilización?  ¿Qué es la Prehistoria y cuales fueron sus características principales?

5

 ¿Qué etnias habitaron las regiones Oriental y Occidental del Paraguay desde la Prehistoria?  ¿Cuáles son los hechos históricos resaltantes en la historia paraguaya que influyeron en la realidad actual?

1.3- OBJETIVOS
1.3.1- El objetivo general de la investigación fue:  Determinar cuáles son los factores más importantes en la conformación de la cultura paraguaya y sus influencias en nuestro pueblo

1.3.2- Los objetivos específicos fueron:  Definir Cultura y Civilización  Conceptualizar Prehistoria y describir sus características principales

6

 Reconocer las etnias que habitaron las regiones Oriental y Occidental del Paraguay desde la Prehistoria  Explicar los hechos históricos resaltantes en la historia paraguaya que definieron la realidad actual en el país  Socializar los conceptos de la cultura paraguaya y sus impactos sociales, psicológicos y ambientales

1.4- JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN
Este trabajo tiene como objetivo conocer a mayor profundidad y en una dimensión más amplia los conceptos de cultura y civilización, así como los aspectos relacionados a la prehistoria, las distintas poblaciones del mundo que fueron desarrollándose y principalmente con respecto al Paraguay. Se propone aportar una adecuada información acerca del contexto histórico-social vivido en el país, para conocer y comprender la cultura paraguaya.

El trabajo de investigación estuvo compuesto en los siguientes capítulos: Capítulo I Capítulo II Capítulo III
7

Capítulo IV Conclusiones y recomendaciones Bibliografía Anexo

CAPITULO II: MARCO TEORICO

2.1- CULTURA

2.1.1- Definición
De acuerdo al Diccionario de la Lengua Española de Océano, “la cultura es un conjunto de estímulos ambientales que generan una socialización de los individuos en el curso de su desarrollo”. Uniendo dicho concepto a los distintos aspectos en que puede estudiarse la cultura, también puede afirmarse que desde la perspectiva del conocimiento humano y universal, constituye la base y el fundamento de lo que somos, pues nace en el momento en que una persona viene al mundo y se va desarrollando conforme al aporte moral e intelectual de los progenitores en un inicio y del entorno posteriormente.

8

Los pueblos del mundo, desde su fundación, van desarrollando su cultura, la cual, se plasma en sus formas de vida, organización social, filosofía y espiritualidad; normatividad ética y jurídica; arte, ciencia y tecnología; economía y comercio, educación; memoria histórica, lengua y literatura entre otros. El conjunto de estas disciplinas y vivencias forman la identidad cultural de las identidades y les provee los instrumentos necesarios para su desarrollo en el marco de ese contexto. Una de las formas en la que los pueblos dinamizan su cultura y mantienen su identidad es a través del conocimiento y la práctica de sus mismos valores. Cultura es todo lo que existe en el mundo, y que ha sido producido por la mente y los hechos humanos. Desde las agrupaciones de personas conformando una tribu o pueblo, la alimentación, los sistemas políticos, las ideologías, las festividades, el daño al medio ambiente, Los estilos de juego del futbol y los deportes, la guerra y las armas, los actos humanitarios para ayudar al prójimo, entre otros muchos detalles. Todos éstos son productos culturales porque han surgido de la creación humana y de su manera de entender, sentir y vivir el mundo, lo mismo que el Internet, que en los últimos años ha revolucionado la conducta humana cambiando la manera de pensar y coadyuvando al desarrollo global intercultural a velocidad impensable. Por eso también se dice que la cultura es la forma, para bien o para mal, como el ser humano ha modificado la naturaleza, es decir, su entorno. En síntesis, cultura es todo aquello, material o inmaterial (creencias, valores, comportamientos y objetos concretos), que identifica a un determinado grupo de personas, y surgen de sus vivencias en una determinada realidad. Dicho de otro modo, cultura es la manera como los seres humanos desarrollamos nuestra vida y construimos el mundo o la parte donde habitamos; por tanto, cultura es el desarrollo, intelectual o artístico. Es la civilización misma.

2.1.2- Concepto de Cultura Según Diversas Ciencias
Para la ciencia de la Antropología, cultura es el conjunto de elementos de índole material o espiritual, organizados lógica y coherentemente, que incluye los conocimientos, las creencias, el arte, la moral, el derecho, los usos, las costumbres, y todos los hábitos y aptitudes adquiridos por los hombres en su condición de miembros de la sociedad. Para la Sociología, cultura es el conjunto de estímulos ambientales que generan la socialización del individuo.

9

Para la Filosofía, cultura es el conjunto de producciones creativas del hombre que transforman el entorno y éste repercute a su vez modificando aquel. La Cultura de la Imagen es el sistema o totalidad cultural cuyo elemento clave es la iconografía. Se usa en oposición a la cultura de la palabra. Cultura de Masas -en Sociología- es un conjunto de valores, dominante en las sociedades desarrolladas, que se basa en la transmisión de los conocimientos y las creencias a partir de los medios de comunicación de masas (radio, televisión, prensa, etc… los denominados mass media). La Cultura General es el conjunto de conocimientos exigidos a toda persona en un medio cultural determinado como básicos para actuar en sociedad, independientemente de cualquier especialización. Cultura Popular -para la Antropología- es la producción intelectual o material creada por las capas populares de una sociedad. Comprende el folclore, el mito, la leyenda, la fábula, las canciones y la música popular, la artesanía y la indumentaria.

2.2- CIVILIZACION

2.2.1- Concepto de Civilización
“Conjunto de ideas, técnicas, costumbres y prácticas artísticas que configuran el estado de desarrollo material y social de un pueblo, de un grupo étnico o del conjunto de la humanidad”. La civilización está muy ligada a la cultura, pues en los procesos de comunicación que son necesarias en la civilización, se da la transmisión de distintos factores culturales de conocimiento y costumbres. Una primera aproximación al significado del término cultura, es la que establece la analogía entre la dimensión síquica o espiritual de la persona individual y la de la sociedad. Como señala Chinoy: “La sociedad y la cultura, por una parte, y el individuo y la personalidad por la otra, no son entidades diferenciadas tajantemente, aunque intentamos analizar sus relaciones entre sí como fenómenos distintos. Mejor dicho, cada uno representa una faceta de la vida humana; cada uno se relaciona y depende del otro.
10

Constituyen diferentes focos conceptuales para explorar la naturaleza de la acción humana. Los individuos no pueden subsistir fuera de la cultura y la sociedad, y ésta última adquiere realidad sólo en la personalidad y conducta de los individuos.” Los conceptos de civilización y cultura hacen referencia siempre a la dimensión inmaterial que existe y comparten los seres humanos (ideas, valores, creencias, lenguas, religiones, etc.). No obstante, mientras el primero de estos conceptos se atribuye a los fenómenos inmateriales comunes a toda una sociedad, el segundo sólo se predica de los fenómenos inmateriales específicos de las personas o de un reducido grupo de ellas. Un ejemplo significativo de esta concepción del término civilización lo encontramos en la definición que nos aporta Huntington cuando escribe: “Una civilización es la entidad cultural más amplia. Aldeas, regiones, grupos étnicos, nacionalidades, grupos religiosos, todos tienen culturas distintas con diferentes grados de heterogeneidad cultural.(...) Así una civilización es el agrupamiento cultural humano más elevado y el grado más amplio de identidad cultural que tienen las personas, si dejamos aparte lo que distingue a los seres humanos de otras especies. Se define por elementos objetivos comunes, tales como la lengua, historia, religión, costumbres, instituciones y por la autoidentificación subjetiva de los individuos.(...) Las civilizaciones son el „nosotros‟ más grande dentro del que nos sentimos culturalmente en casa, en cuanto distintos de todos los demás „ellos‟ ajenos y externos a nosotros.” En el contexto de esta distinción terminológica se sitúa el debate suscitado entre los etnólogos y antropólogos culturales, como Boas, Kroeber o Malinowski, de una parte, que con su teoría del modelo-proceso enfatizaban el estudio comparado de los modelos, formas, estructura y organización culturales que se manifiestan en las diversas sociedades, y de otra parte los sociólogos y antropólogos sociales, con Radcliffe-Brown al frente, que abordaron el estudio desde la perspectiva estructural-funcional, y para quienes la cultura se constituía por el conjunto de reglas, modos de conducta y de pensamiento normalizados o institucionalizados de conformidad con una determinada estructura social a la que perpetuaban al facilitar el desarrollo de sus principales relaciones sociales. Este debate, al mismo tiempo que abrió nuevas rutas de investigación científica, introdujo una equívoca aplicación del término, dándole un mejor significado, funcionalidad y dinamismo acorde a la actualidad.

11

2.3- PREHISTORIA

2.3.1- Concepto
La prehistoria (del latín præ: „antes de‟, y del griego ιστορία: „historia‟) es, según la definición clásica, el período de tiempo transcurrido desde la aparición del Homo sapiens sapiens hasta la invención de la escritura, hace más de 5000 años (aproximadamente en el año 3300 a. C.). Pero según otros autores se terminaría con la aparición de las sociedades complejas que dieron lugar a las primeras civilizaciones y Estados. Es importante señalar que según las nuevas interpretaciones de la ciencia histórica, la prehistoria es un término carente de real significancia en el sentido que fue entendido por generaciones. Si se considera a la Historia, tomando la definición de Marc Bloch, como el «acontecer humano en el tiempo», todo es Historia existiendo el ser humano, y la Prehistoria podría, forzadamente, solo entenderse como el estudio de la vida de los seres antes de la aparición del primer
12

homínido en la tierra. Desde el punto de vista cronológico, sus límites están lejos de ser claros, pues ni la aparición del ser humano ni la invención de la escritura tienen lugar al mismo tiempo en todas las zonas del planeta. Por otra parte, hay quienes defienden una definición de esta fase o, al menos, su separación de la Historia Antigua, en virtud de criterios económicos y sociales en lugar de cronológicos, pues éstos son más particularizadores (es decir, más ideográficos) y aquellos, más generalizadores y por tanto, más susceptibles de proporcionar una visión científica.

En ese sentido, el fin de la Prehistoria y el inicio de la Historia lo marcaría una estructuración creciente de la sociedad que provocaría una modificación sustancial del hábitat, su aglomeración en ciudades, una socialización avanzada, su jerarquización, la aparición de estructuras administrativas, de la moneda y el incremento de los intercambios comerciales de larga distancia. Así, no sería muy correcto estudiar dentro del ámbito de la Prehistoria sociedades de carácter totalmente urbano como los incas, mayas o mexicas en América, los ghana o zimbabwe en África y los jemer en el sureste asiático, las cuales solamente son identificadas con este período por la ausencia de textos escritos que de ellas tenemos. De modo más concreto, se puede decir que la Prehistoria es la etapa de la historia que incluye el Paleolítico y el Neolítico. Se suele asociar este nombre a aquel periodo del cual no se tienen fuentes escritas. Dentro de la Prehistoria es posible encontrar el origen del hombre, con datos que citan al:

 Australopitecus: hace aproximadamente 5 millones de años.  Homo habilis, homínido precursor del hombre actual: hace 2 millones y medio de años.  Homo erectus: 1 millón y medio de años aproximadamente.  Homo sapiens de Neanderthal: unos 100 mil años.  Homo sapiens sapiens (hombre de Cro-Magnon): 40 mil años aproximadamente.

13

2.3.2- Etapas de la Prehistoria
En el Primer Periodo, el Paleolítico o Edad de la Piedra Tallada (2.500.000 – 10.000 a.C. aproximadamente), los hombres eran nómadas, cazadores y recolectores. De esta forma, es posible encontrar:

 Paleolitico Inferior (2.500.000 – 100.000 a.C.): se descubrió y controló el fuego.  Paleolitico Medio o Musteriense (100.000 – 40.000 a.C.)  Paleolitico Superior (40.000 – 10.000 a.C.): se desarrolla lo que actualmente se conoce como arte rupestre.  Mesolítico o Epipaleolitico (10.000 – 7.000 a.C. aprox.): las herramientas siguen siendo de piedra tallada.  Neolítico o Edad de la piedra pulimentada (7.000 – 3.500 a.C. aprox.): Se descubrió la agricultura y el pastoreo; el hombre se hizo sedentario. Se produjo un importante aumento de la población.  Edad de los Metales (3.500 – 50 a.C. aprox.): Aparecieron las primeras ciudades y se produjo una primera jerarquización económica y social. En el Oriente Próximo y en la mayor parte de Europa, coincide con etapas ya plenamente históricas. Se distinguen tres periodos:  Edad del Cobre, Eneolítico o Calcolítico: Se desarrollaron documentos megalíticos.  Edad del Bronce: Culturas de los túmulos y de los campos de urnas.  Edad del hierro: Hallstatt (1.100 – 450 a.C) y La Tene (450 – 50 a.C.)

2.3.3- La humanidad prehistórica
El período de tiempo que se ha llamado Prehistoria abarca la mayor parte de la vida del ser humano en la Tierra: desde el momento de su aparición hasta la invención de la escritura.

14

Denominar Prehistoria a este período podría llevar a equívocos, pues supondría que el hombre tiene historia solamente a partir del momento de la invención de la escritura, por lo que todo su quehacer anterior no sería considerado como historia (o históricamente). Al respecto, y desde la ciencia antropológica y arqueológica, se ha ampliado la definición. Es importante señalar que el concepto es producto de discusión académica y está en constante cambio, de acuerdo a diversas fuentes y especialistas. El primer uso del término Prehistoria se remonta al siglo XIX, y se utilizó en el contexto del positivismo que animaba a los estudios científicos. Hoy, el término se pone en duda al revisar los inmensos avances que se han realizado desde otras disciplinas cercanas a las Ciencias Sociales. No es posible pensar que los pueblos o culturas anteriores a la invención de las primeras formas de escritura no tengan historia, por el solo hecho de haber existido antes de la creación de ella. La diferencia radica en la facilidad que presentan los estudios de aquellas culturas que crearon algún tipo de escritura, ya que los historiadores e historiadoras pueden “acceder” a ellas con mayor facilidad a través de los escritos. Por lo tanto, se trabaja relativizando el término y se utiliza solamente como un referente, como un acuerdo entre la comunidad historiográfica, para referirse al período más antiguo y extenso de las diferentes épocas históricas. Al respecto, Richard Rudgley, en su libro “Los Pasos lejanos. Una nueva interpretación de la Prehistoria”, propone la siguiente definición, a modo de síntesis, de las etapas de la prehistoria: “La Edad de la Piedra recibe este nombre debido al hecho de que la piedra fue el material básico utilizado para fabricar herramientas a lo largo de este extenso período de la prehistoria. Los arqueólogos la dividen en tres períodos principales: el paleolítico (o “edad de la piedra antigua”); el mesolítico (o “edad de la piedra media”) y el neolítico (“edad de la piedra nueva”). El paleolítico es, con mucho, el más largo de los tres: se inicia con las herramientas de piedra más antiguas conocidas, en África, hace 2,4 millones de años y termina hace unos 10.000 años. Dado que se trata de un espacio de tiempo tan largo, los estudiosos de la Prehistoria han considerado útil subdividirlo, a su vez, en tres períodos: el paleolítico inferior (que termina hace 200.000 años), el paleolítico medio (desde hace 200.000 hasta hace 40.000 años), y el paleolítico superior (desde hace 40.000 hasta hace 10.000 años). El paleolítico inferior fue la época en la que vivieron nuestros primeros ancestros (conocidos como homínidos). Todos los homínidos pertenecen a la familia Hominidae, y se dividen entre los del género Australopithecus y los del género Homo. Los restos fósiles del Australopithecus, procedentes de África Oriental, datan como mínimo de hace 3 millones de años, aunque es posible que sean mucho más antiguos. Sin embargo, se cree que las primeras herramientas no las fabricó el Australopithecus, sino el Homo habilis (que vivió aproximadamente desde hace 2,2 hasta hace 1,6 millones de años), el miembro más antiguo conocido de nuestro propio género. Ni del Australopithecus ni del Homo habilis se han
15

encontrado fósiles fuera de África. Las herramientas de piedra asociadas al Homo habilis se han hallado en África oriental y austral, y se las denomina olduvanienses, ya que dichos utensilios se encontraron en el yacimiento de la garganta de Olduvai, en Tanzania. Los restos fósiles de esta especie son raros, y normalmente su presencia en los yacimientos arqueológicos se detecta únicamente por las herramientas. La siguiente especie que apareció en África fue elHomo erectus (desde hace 1,6 hasta hace 500.000 años), que poseía un cerebro mayor que el de su predecesor. En general, se considera al Homo erectus como la primera especie de homínido que abandonó el territorio africano (hace aproximadamente un millón de años), para colonizar las zonas más templadas de Asia y Europa. El Homo erectus desarrolló una tecnología más sofisticada de herramientas de piedra, conocida por los arqueólogos como achelens (su nombre deriva del descubrimiento de dichos utensilios en Saintacheul, Francia). La fabricación de herramientas achelenses continuó con las poblaciones arcaicas del Homo sapiens, que apareció hace unos 500.000 años. El paleolítico medio presenció nuevos avances, tanto en la evolución de los homínidos, como en la fabricación de herramientas. El hombre de Neandertal (Homo sapiens neanderthalensis) surgió hace unos 100.000 años en Europa y el este de Asia como evolución regional del Homo sapiens arcaico. Contrariamente a la imagen popular de neandertales como la encarnación de una brutal ignorancia, posee un gran cerebro además de ser físicamente robusto. Los utensilios de este período se denominan musterienses (derivado del abrigo rocoso de Le Moustier, en Francia), y se asocian típicamente al hombre de Neandertal. Actualmente, sigue existiendo una gran polémica en torno a la cuestión de cuál fue el destino último de los neandertales, que desaparecieron de la faz de la Tierra hace unos 33.000 años. Algunas autoridades en la materia afirman que fueron incapaces de competir con el recién llegado Homo sapiens sapiens, y, en consecuencia, se extinguieron, mientras que otros sostienen que se fusionaron, al menos en parte, con nuestros inmediatos ancestros biológicos. El Homo sapiens anatómicamente moderno apareció en África hace como mínimo 100.000 años, y como había hecho el Homo erectus mucho antes- se dispersó, desde su lugar de origen, para poblar el mundo. El paleolítico superior se inició hace 40.000 años, y, con el declive de los neandertales, el Homo sapiens sapiens se convirtió en el último miembro superviviente de la línea de los homínidos. Muchos expertos consideran el comienzo del paleolítico superior como el momento en que surgieron los humanos conductualmente modernos, puesto que aunque hace 40.000 años no se produjo ninguna transformación biológica importante en nuestra especie, muchos ven ese momento como un gran salto adelante en términos culturales. Se cree que este “Big-Bang” cultural significó el nacimiento del arte, la magia y la religión, además de provocar rápidos avances en la tecnología y la organización social. Como en las anteriores etapas del paleolítico, la gran mayoría de los utensilios del paleolítico superior son herramientas de piedra. Los arqueólogos, en tanto, han logrado diferenciar distintas tradiciones industriales en las diversas fases del
16

paleolítico superior. En Europa, las principales subdivisiones incluyen los períodos auriñaciense, gravetiense, solutrense y magdaleniense. Tradicionalmente, la mayor parte de los prehistoriadores han definido el paleolítico superior en términos de progreso cultural, considerando que sus últimas herramientas muestran un grado de desarrollo tecnológico, social y artístico superior a las primeras. El paleolítico superior terminó con la última glaciación hace unos 10.500 años, dando paso al mesolítico. Se suele describir el mesolítico como una etapa de transición entre el antiguo estilo de vida del paleolítico, consistente en cazar animales y recolectar plantas, y el período de la agricultura y la ganadería neolíticas. Entre los cambios que tuvieron lugar durante el mesolítico se incluye un incremento de la pesca y el desarrollo de nuevas herramientas, utilizadas especialmente para trabajar la madera. En algunas zonas aisladas, como en Gran Bretaña, el mesolítico se prolongó hasta el cuarto milenio antes de Cristo, cuando finalmente se dio paso a la vida agraria característica del neolítico. El Neolítico se inició hace unos 10.000 años en Oriente Próximo, y se caracterizó por la producción de alimentos. En este período, la base de la economía ya no era la caza ni la recolección, sino la agricultura y la ganadería. En general, la caza de animales salvajes fue reemplazada por el cuidado del ganado doméstico, mientras que la recolección de plantas fue sustituida por su cultivo. Así, la nueva economía del neolítico implicaba necesariamente una forma de vida sedentaria. Las sociedades de las épocas anteriores, que a menudo gozaban de una gran movilidad, se vieron reemplazadas por comunidades que vivían en aldeas y ciudades. Con frecuencia se considera la cerámica como uno de los rasgos del neolítico, y muchas de las culturas de este período reciben su nombre a partir de las formas características de su cerámica. En el pasado, el advenimiento de la agricultura y la ganadería se llegó a calificar como “revolución neolítica”, aunque en la actualidad los arqueólogos se han dado cuenta de que esto no resulta acertado. El término “revolución” sugiere un acontecimiento drástico y repentino, mientras que el paso de la caza y la recolección a la agricultura y la ganadería, fue un proceso que tuvo lugar a lo largo de varios miles de años. Hacia el final del neolítico apareció en algunas regiones la metalurgia del cobre, lo que ha llevado a los arqueólogos a diferenciar una Edad del Cobre (o período calcolítico) distinta del neolítico precedente y de la posterior Edad del Bronce (esta última abarcó, en Europa, del 2000 al 700 a.C.). Aunque los términos “paleolítico”, “mesolítico” y “neolítico” se utilizan para describir la secuencia de acontecimientos culturales que tuvieron lugar en Europa y parte de Asia, estos términos no se utilizan de manera generalizada al estudiar la arqueología prehistórica en otros lugares del mundo, como es el caso de las Américas y Australia. Si bien las evidencias señalan claramente el hecho de que tanto Australia como América fueron pobladas por grupos procedentes de Asia durante el Paleolítico superior, lo que ocurrió posteriormente en estos continentes no se puede explicar de manera adecuada utilizando la terminología arqueológica del Viejo Mundo.”

17

Todas estas ideas y definiciones se han construido a partir de los hallazgos arqueológicos (materiales), por lo tanto, cualquier nuevo descubrimiento propone nuevas hipótesis con respecto a las etapas de la Prehistoria y sus características culturales.

2.4- Indígenas del Paraguay
La población del Paraguay es heterogénea: ascendencia guaraní, mestizos y criollos en su mayor parte de ascendencia española, con una pequeña porción de inmigrantes portugueses, italianos y menonitas. De acuerdo al censo indígena de 2002 existen 496 comunidades o aldeas habitadas por 19 pueblos indígenas distribuidas por trece departamentos y la capital del país, con un total de 84.061 personas.

Los 19 pueblos indígenas reconocidos se agrupan en 5 familias lingüísticas.

2.4.1.- Distribución por departamento

La distribución de los pueblos indígenas por departamento es la siguiente:

Departamento de Boquerón: 64 comunidades (8 sin personería jurídica) con 19.266 personas y otras 491 fuera de las comunidades.
  

Enxet Guaraní occidental Nivaclé
18

   

Angaité (minoría) Ayoreo (minoría) Guaraní ñandevá (minoría) Manjui (minoría)

Departamento de Alto Paraguay: 17 comunidades (5 sin personería jurídica) con 3.162 personas y otras 32 fuera de las comunidades.
   

Ayoreo Maskoy Tomaraho (minoría) Ybytoso

Departamento de Presidente Hayes: 100 comunidades (8 sin personería jurídica) con 19.200 personas.
       

Angaité (minoría) Enlhet Enxet Guaná (minoría) Maká (minoría) Nivaclé Sanapaná (minoría) Toba o qom (minoría)

19

Departamento de Concepción: 20 comunidades (6 sin personería jurídica) con 2.651 personas y otras 19 fuera de las comunidades.
    

Enxet (minoría) Guaná (minoría) Mbyá (minoría) Paí tavyterá Sanapaná (minoría)

Departamento de Amambay: 51 comunidades (2 sin personería jurídica) con 10.180 personas y otras 338 fuera de las comunidades.
 

Avá guaraní (minoría) Paí tavyterá

Departamento de San Pedro: 25 comunidades (3 sin personería jurídica) con 2.763 personas.
    

Avá guaraní (minoría) Guaraní occidental (minoría) Mbyá Paí tavyterá (minoría) Toba Qom (minoría)

Departamento Canindeyú: 91 comunidades (31 sin personería jurídica) con 9.070 personas y otras 552 fuera de las comunidades.
    

Avá guaraní Mbyá Paí tavyterá Ybytoso Aché

20

Departamento Alto Paraná: 27 comunidades (5 sin personería jurídica) con 4.584 personas y otras 181 fuera de las comunidades.
   

Avá guaraní Aché (minoría) Paí tavyterá (minoría) Ybytoso (minoría)

Departamento de Caaguazú: 41 comunidades (8 sin personería jurídica) con 6.695 personas.
  

Aché (minoría) Avá guaraní (minoría) Mbyá

Departamento de Guairá: 8 comunidades (2 sin personería jurídica) con 1.035 personas.

Mbyá

Departamento de Caazapá: 25 comunidades (5 sin personería jurídica) con 2.544 personas.
 

Aché (minoría) Mbyá

Departamento de Itapúa: 25 comunidades (8 sin personería jurídica) con 1.781 personas.
21

 

Mbyá Maká (minoría)

Departamento Central y Asunción: 2 comunidades con 1.130 personas.
          

Aché (minoría) Angaité (minoría) Avá guaraní Enxet (minoría) Guaná (minoría) Guaraní occidental (minoría) Maká Mbyá Nivaclé (minoría) Sanapaná (minoría) Ybytoso

2.4.2- Distribución étnica

Los indígenas del Paraguay se distribuyen entre tres tipos humanos:

láguido-melanesio: en el Paraguay Oriental sobre el alto y medio río Paraná, antes de la invasión guaraní estaban representados por los káingangs y los Gé. pámpido-australiano: en el Chaco Boreal, excepto los chané.

22

amazónide (protomalayo-mongoloide): en la Región Oriental, representado por los guaraníes.

2.5- Guaraníes

2.5.1- Hombres y mujeres indígenas
A la llegada de los españoles la región en donde se halla actualmente Asunción, la capital del Paraguay, y sus vecindades estaba habitada por carios y demás etnias consanguíneas como los itatines - guarambarenses y paranaenses. Más al norte se encontraban otras familias guaraníes denominados chiriguanos. Eran pueblos seminómadas repartidos en forma desigual por el extenso territorio. Estos serían esencialmente los antecesores de grupos familiares conocidos por los etnólogos contemporáneos con diferente nomenclatura: Paî taviterâ Avá Mbyá Aché Guaraní ñandeva Su cultura es considerada neolítica. Practicaban una agricultura rudimentaria, eran mayoritariamente cazadores y recolectores; vivían períodos de abundancia en los tiempos en que maduraban los frutos silvestres, haciendo provecho de todo lo que la naturaleza les proveía. La convivencia hispano-guaraní respondió a un mecanismo de mutuo provecho. Los carios, ubicados sobre el río Paraguay y próximos a la taba del cacique Cara Cará, vivían amenazados por el permanente asedio de sus enemigos naturales, los guaicurúes y payaguás de allende el río que asolaban sus ranchos apropiándose de sus alimentos y de sus mujeres. El apoyo militar de los españoles fue oportuno e imprescindible para combatirlos. A su vez, los europeos debieron echar mano del trabajo del guaraní, para hallar los medios de
23

subsistencia en los que el aporte de la mujer indígena fue esencial. Esa colaboración, forzada o voluntaria, fue fundamental: ella procreaba y cuidaba los hijos del señor español, confeccionaba su vestimenta hilando el algodón, proveía los alimentos primarios y prestaba todo tipo de servicios personales. Este, por su parte debió adaptarse a la vida indígena, adoptando su idioma, sus comidas y sus hábitos naturales. La sociedad mestiza ya estabilizada, se organizó sobre las bases de una economía de consumo, fundamentada por entero en el trabajo del indígena. En el corto plazo de diez lustros, el Paraguay se halló convertido en una región con elevado índice de población mestiza. El producto de esa simbiosis, el mancebo guaraní, exhibía en su apariencia y carácter los rasgos de su génesis materna, a los que se agregaban las señales sanguíneas distintivas aportadas por los hombres españoles, provenientes de diversas regiones de la península Ibérica: vascos, extremeños, andaluces, castellanos o gallegos. El escaso número de conquistadores fue absorbido por el poderoso torrente indígena prevaleciendo así las costumbres, la alimentación, y muy especialmente el lenguaje guaraní, cuya supervivencia se registra como caso único de bilingüismo en las posesiones coloniales españolas de América. Si bien el idioma nativo, que se conocía como lengua general, era predominante en toda el área de influencia tupí guaraní, es el Paraguay, el único país donde su pueblo lo mantiene vigente como instrumento vivo de comunicación.

2.5.2- Tribus no sometidas por los españoles

En la región oriental:  Monteses o caiguás según la nomenclatura clásica provincial

En la ribera occidental del río Paraguay:  Guaicurús - payaguás y agaces - mbayás que migraron en tiempos coloniales más al norte del territorio del actual Chaco paraguayo. Eran cazadores y depredadores, de cultura paleolítica. Eran nómadas y afectos a la violencia. Por más de doscientos años estas tribus resistieron con
24

encono al sometimiento y a la evangelización. Guerreaban tanto a españoles como a portugueses, pirateando sus expediciones para secuestrar sus caballos y sus armas.  Los payaguás, dueños de los ríos, eran temerarios y proverbiales remadores. Con sus ligeras canoas mantuvieron en permanente zozobra a los que se aventuraban a navegar sus aguas.

Los guaicurúes, una vez que conocieron el valor del caballo como elemento de guerra, se constituyeron en una pesadilla constante para los conquistadores, en sus rápidos e impredecibles desplazamientos por las costas chaqueñas del río Paraguay. Ambas tribus prefirieron sufrir la extinción progresiva a renunciar a sus hábitos naturales. Guaicurúes y payaguas deben ser considerados como verdaderos baluartes de la resistencia aborigen al haber enfrentado tenazmente a conquistadores y padres doctrineros. Se creía que aproximadamente desde los años 1950, no existían grupos indígenas que no se hubiesen incorporado al sistema de convivencia paraguayo, pero aproximadamente en marzo de 2004, se tuvo contacto con un grupo de ayoreototobiegoso de selvícolas en el noroeste del Chaco Paraguayo, que migraban por la escasez de alimentos, descubriéndose de esta forma que aun existen "tribus paraguayas", que persisten completamente aisladas del contacto con el mundo, inclusive de otras tribus de la misma familia lingüística. Se denomina Arte rupestre a toda manifestación artística plasmada en una superficie rocosa, como el interior de una cueva o el cerebro de un enciclopedista. Así como lo dice su nombre, «rupestre» deriva del latín rupestris, y éste de rupes (roca). Pintura que nuestros antepasados realizaban por las cavernas y rocas, en distintos lugares del planeta. Es la expresión de Arte más primitiva que existe, así como la música y las herramientas de madera, hueso y piedra tallada, data del Paleolítico, la etapa más larga en la historia del ser humano. Nuestros ancestros del Paleolítico, que vivieron entre los años 30.000 y 8.000 a. C., eran pequeños y peludos, solo vivían de la caza de animales, y la recolección de vegetales (tanto para su alimentación como también para su medicina). Es en sí el comienzo del dibujo, la pintura e ilustración de objetos y seres. Entre las obras encontradas resaltan los animales, en ocasiones con seres humanos. En muchos casos queriendo expresar una determinada situación o simplemente dejar registros de sus experiencias. Es el comienzo de la creatividad humana, la era en que creamos las herramientas que utilizaremos para la caza, y distintos tipos de
25

grasas, minerales o sustancias vegetales para dejar pinturas plasmadas en las rocas. En el Paraguay, a los pies de la Cordillera del Ybytyruzú, en la localidad de Tororo, en el Dpto. del Guairá, donde yace el famoso Itá Letra (piedra con letra). Es posiblemente el único lugar y registro aún conservado, del Arte Rupestre (en tierras paraguayas) de los nativos guaraníes, aunque nadie sabe nada de sus autores, ni de cuanto tiempo data, algunos también otorgan a los "vikingos" que posiblemente pasaron por esos lares antes que los colonizadores. Hay entendidos que dicen que esas no son inscripciones rúnicas, sino el lugar donde los aborígenes nativos dejaron registros de símbolos representando diferentes cosas, animales, astros y diseños de quien sabe que cosas existían en la época. Todo es tan interesante y místico, ya que no se sabe nada de sus autores, ni de los años que transcurrieron en esos lugares tan prehistóricos. Los expertos arqueólogos, calculan que la Cordillera del Ybytyruzú data de hace más de 200 millones de años! O sea, que toda la vegetación y piedra ya estuvo ahí amontonada mucho antes de que existieran los humanos, quizás y hasta habitaron varias especies de dinosaurios y criaturas salvajes (fósiles aún no fueron descubiertos). Sería sumamente importante para la trascendencia científica del Paraguay que se realizaran mayores esfuerzos para las expediciones e investigaciones arqueológicas, geológicas y paleontológicas en el territorio, para que los descubrimientos demuestren también todo lo que sucedió en el pasado por esta parte del mundo y que tales resultados produzcan el orgullo que signifique conocer acerca de los seres que habitaron y se extinguieron en estos lugares.

2.6- HISTORIA DEL PARAGUAY

2.6.1- La colonia
El Paraguay, país situado en el centro de la América del Sur, fue descubierto en 1524 por Alejo García. Posteriormente, en 1537, se realiza la fundación de Asunción, que pasaría a ser la capital de lo que desde 1811 se convirtió en Republica. Se dieron numerosas situaciones a lo largo de su historia colonial, desde la venida de españoles y de religiosos para evangelizar y realizar a través de ello la conquista pacifica de estos territorios.
26

En distintas ocasiones se quiso prohibir el guaraní, pero éste subsistió ante todos los embates de las culturas colonizadoras y con ánimo de exterminar a la cultura paraguaya. Al encontrarse los religiosos en la difícil situación de no poder arrancar de los nativos su idioma, decidieron elaborar un alfabeto para conocerlo mejor y utilizarlo de alguna forma. La llegada de los españoles significó el origen de una nueva cultura, que fue producto de la unión con los indígenas, a través del mestizaje. Luego de la Independencia, sucedieron distintos acontecimientos que derivaron en la dictadura del Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia hasta 1840, durante la cual éste intentó por todos los medios a su alcance consolidar al país como una República independiente, así el estado incrementó sus ganancias y los recursos en sus arcas, pero desatendiéndose lo relacionado a la educación superior, para evitar ideologías contrarias a la política establecida por el gobernante. Al llegar al poder Don Carlos Antonio López, realizó numerosos cambios en el sistema de gobierno, abriendo las fronteras al comercio, realizando con otras naciones operaciones beneficiosas para el Paraguay, además de mejorar notablemente la educación y abolir la esclavitud, consiguiendo de esta forma que haya mano de obra remunerada con la que exista una distribución más justa de la riqueza en el país, dando lugar a una Clase Media más sólida, con numerosas obras y mejoras. Envió a su hijo, el entonces Gral. Francisco Solano López, como ministro plenipotenciario, a Europa, para realizar operaciones comerciales y traer técnicos de países como Inglaterra y Francia, tarea que realizó con éxito y al cabo de casi tres años, que duro el viaje, éste regresó con muchos expertos e intelectuales europeos, además de haber establecido relaciones comerciales y comprado barcos y equipos para el ejército. El Paraguay se estaba convirtiendo en la nación más próspera de América del Sur, al punto de contar con su propia fundición de hierro, un arsenal, un eficiente sistema educativo, el primer ferrocarril del Río de la Plata, el ejército mejor organizado y dotado de Sudamérica, entre otros tantos logros, ante el descontento de sus vecinos más grandes, Brasil y Argentina. A la muerte del Pdte. Carlos Antonio López, en 1862, lo sucedió en el cargo su hijo, el Gral. Francisco Solano López.

27

2.6.2- La guerra de la triple alianza (1864-1870)
Este fue posiblemente el acontecimiento que dejo las consecuencias más marcadas en la historia del Paraguay, ya que el país presentaba una situación muy diferente antes de que sucediera. En el Río de la Plata, con las diferentes naciones en constante conflicto, la única que se presentaba con suficiente independencia y estabilidad, además del progreso que estaba consiguiendo con la política implementada en el gobierno de Carlos Antonio López Insfrán. Por todo ello, el país se estaba consolidando internacionalmente, incluso poniéndose a nivel de los europeos, trayendo técnicos, intelectuales y artistas de Gran Bretaña o Francia. Todavía es objeto de muchos análisis, estudios y debates las verdaderas causas de la guerra, el trasfondo de búsqueda de poder que existía entre los países vecinos, entre constantes revoluciones, refriegas y conspiraciones. Para muchos historiadores fue la primera guerra total del mundo occidental. Este conflicto fue un punto de inflexión en la historia paraguaya. Dicha guerra está muy presente en la memoria colectiva de la sociedad paraguaya con el apelativo de "GUERRA GRANDE". La "Guerra Grande", fue una debacle para el sistema productivo paraguayo, se constituyó en una catástrofe demográfica, por lo tanto su estudio es más que recomendable para comprender el desarrollo histórico de nuestra sociedad a partir del derrumbe de un estado y de una nación que tuvo que rehacerse desde las cenizas. En los estudios realizados se rescata la rivalidad comercial en torno a la yerba mate entre los productores paraguayos y los productores del Río Grande del Sur, siendo este rubro una de las causas de la queja de los productores y ganaderos brasileños en contra de las formas de producción en el Paraguay. El conflicto presentó tres campañas ofensivas: Mato Grosso, Uruguayana y Corrientes, así como la campaña defensiva de Humaitá, con diversas batallas, que trajeron sus consecuencias para el ejército paraguayo y aun más para la población. Se puede acotar que la Guerra contra la Triple Alianza constituyó una de las conflagraciones más grandes que haya sucedido en la América del siglo XIX, pues arrastró a cuatro países en una de las vorágines guerreras más sangrientas hasta entonces, siendo el Paraguay el país más castigado por los hechos de la guerra.
28

Los antecedentes y las causales que han detonado este conflicto bélico son varios, en primer término se puede mencionar, las eternas disputas de las coronas española y portuguesa por las posesiones territoriales en América del Sur, las ambiciones desmedidas de ambas coronas por atesorar las tierras y las riquezas que encontraron en el nuevo continente. En segundo orden, el incumplimiento de los Tratados, tanto de Tordesillas, de Permuta y de San Ildefonso. Principalmente la falta de acatamiento, respeto y cumplimiento del Tratado de Tordesillas, firmado en 1494, por parte de Portugal, quien nunca renunció a llevar la marca de Tordesillas hasta ganar las costas del Pacífico. Los Tratados de Permuta y de San Ildefonso, tampoco dieron los resultados esperados para encontrar una salida honorífica y honrosa a la antigua querella territorial que sufrían ambas coronas. La primera, antes de brindar una solución pacífica, fue la causante de la Guerra Guaranítica, debido a que la Compañía de Jesús no acataba la disposición de que algunos pueblos guaraníes pasen a la jurisdicción portuguesa. La segunda que estableció la creación de una comisión demarcadora de límites que nunca pudo entrar en funciones. Recordemos que don Félix de Azara y el capitán Juan Francisco de Aguirre, fueron los representantes españoles para el estudio correspondiente de los límites en disputa. La jurisdicción paraguaya sobre las Misiones (Argentinas y Uruguayas) era irrefutable, pero colisionaba con la tesis del gobierno de Buenos Aires de que todas las Intendencias y las Gobernaciones Subordinadas que integraban el extinguido Virreinato del Río de la Plata, automáticamente formaban parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Esta postura bonaerense chocaba con la decisión paraguaya expresada en la nota del 20 de Julio de 1811 enviada al gobierno de Buenos Aires, donde se le informaba la decisión irrenunciable del Paraguay de constituirse en una nación soberana, manteniendo relaciones amistosas con Buenos Aires. Sólo después de un cambio en la política interna argentina que se dio como consecuencia del triunfo del general Justo Urquiza en 1852, posibilitó el reconocimiento de la independencia del Paraguay. Con el Imperio del Brasil existían antiguos problemas territoriales, debido en primer lugar por la falta de establecimiento de los límites entre ambos países. La vieja política lusitana de llevar la marca de Tordesillas hasta el punto más occidental del territorio sudamericano lo han cumplido con creces sus herederos brasileños, invadiendo territorios paraguayos durante más de tres centurias.

29

El Tratado firmado por el Paraguay con el Imperio Brasil en 1850, representaba una garantía para el mantenimiento del Equilibrio político del Río de la Plata, pero justamente uno de los signatarios del tratado mencionado, fue quien violando lo acordado desencadenó lo que más tarde sería la Guerra contra la Triple Alianza. Además del aplazamiento por seis años del estudio de las cuestiones limítrofes entre el Paraguay y Brasil, ocasionó que ese impase diplomático vaya agudizándose con el correr de los años.

Se dio una alianza entre la Confederación Argentina y el Imperio del Brasil, que trajo consecuencias muy graves para la estabilidad política en el Río de la Plata. En esta alianza los dos países más poderosos de Sudamérica se atribuían el derecho a decidir sobre los destinos de dos naciones pequeñas: El Paraguay y el Estado Oriental del Uruguay. La crisis uruguaya es considerada como la detonante del conflicto que desembocó en la gran Guerra del 65. Y precisamente la intromisión brasileño-argentina en los asuntos internos del Uruguay ahondó la gravedad de la crisis arrastrando al Paraguay en el conflicto, del cual terminaría siendo la víctima de esta insensatez. Se analizan también los trasfondos económicos de la guerra. La Doctrina del Equilibrio del Plata, era defendida por el gobierno de la República del Paraguay, debido a que la independencia del Uruguay era considerada vital para el devenir del Paraguay, por ello es que la invasión del ejército brasileño al territorio uruguayo fue considerado "Casus Belli", lo que llevó al gobierno paraguayo, primero advertirle y luego declararle la guerra al Imperio del Brasil a consecuencias de dicho atropello. La declaración de guerra al Imperio del Brasil obedeció a dos hechos fundamentales que pueden ser los siguientes: 1) La falta de respuesta del gobierno brasileño a la nota paraguaya del 30 de agosto de 1864 y 2) La invasión del territorio uruguayo por el Imperio del Brasil, violando de esa manera el Tratado firmado con el Paraguay en 1850. Una vez declarada la guerra al Imperio del Brasil, el gobierno paraguayo inicia la campaña de Mato Grosso, con dos objetivos: 1° Estratégico: eliminar cualquier fuerza de ataque que el Imperio del Brasil pueda utilizar a través de la retaguardia paraguaya.

30

2° Político: recuperar los territorios considerados pertenecientes al Paraguay y que se hallaban en discusión con el Imperio del Brasil. El gobierno paraguayo nunca tuvo una animadversión hacia el gobierno de la República Argentina, pero éste tuvo una actuación injusta al no permitir el paso del ejército paraguayo por su territorio, pero sí autorizó al ejército brasileño el tránsito por sus territorios y sus ríos. Ante esta circunstancia el gobierno paraguayo no tuvo otra alternativa que declararle la guerra a la Argentina, por considerarlo ligada a los intereses del Imperio del Brasil, en sesión del Honorable Congreso Nacional del 9 de marzo de 1865. Mientras se debatía la existencia de la República del Paraguay, en Buenos Aires los emigrados paraguayos que no estaban de acuerdo con los gobiernos de los López, fundaban la Asociación Paraguaya en sesión del 21 de diciembre de 1864, por la cual la flamante organización, afirma el historiador paraguayo Juan B. Gill Aguinaga, pretendía erigirse en algo así, como un gobierno nacional en el destierro. El 20 de marzo de 1865, el mariscal Francisco Solano López dispuso la creación de la formación de la División del Sud bajo el comando inmediato del brigadier general Wenceslao Robles, para la campaña de Corrientes. Para engrosar las tropas que ya estaban situadas en Humaitá y en Paso de Patria, desde el gran Campamento de Cerro León fueron trasladados diez batallones. Además las tropas que estaban siendo instruidas por el Sgto. Mayor Pedro Duarte en Villa de la Encarnación y en Santa Teresa, constituían las fuerzas sobre las cuales se iniciarían las campañas de Corrientes y Uruguayana. Una vez que terminó la campaña de Corrientes, el Presidente de la República, mariscal Francisco Solano López, dio las instrucciones, para el regreso del contingente paraguayo que operaba en la Argentina. Allí se inició la campaña de Humaitá, donde se desarrollaron las principales batallas de la guerra contra la Triple Alianza. La situación económica al inicio de la guerra comenzó a resentirse por la imposibilidad de exportar o importar productos, ya que la única salida del Paraguay al exterior estaba bloqueada por la Escuadra brasileña. Entre 1865 y 1867 casi la nación entera estaba en armas, sólo los hombres mayores, ancianos y los niños permanecían en la retaguardia en las tareas agroganaderas, además de las mujeres. Las escuelas de primeras letras funcionaron en la mayoría de los casos hasta 1866, debido al enrolamiento de casi todos los maestros al ejército nacional.

31

De esta forma, a lo largo de la duración de la guerra, un Paraguay heroico trató de sostenerse ante los embates de tres enemigos, que en conjunto eran mucho más numerosos y con mayor cantidad de recursos, además de que éstos utilizaron estrategias viles como sobornos a oficiales y matanza de civiles. En la posguerra, los sobrevivientes, aun bajo el yugo brasileño y argentino, trataron de revivir de sus cenizas a la patria, ante las múltiples prohibiciones de distinta índole impuestas especialmente por el Brasil, entre las cuales se encuentran utilizar la lengua guaraní, las reuniones entre paraguayos, mencionar al Mariscal López y otras tantas. Pese a los severos castigos, se pudo sostener en la memoria del pueblo el idioma, además de la historia, aunque con diversas falencias en el orgullo de la gente, motivo tal vez de que aun hasta hoy día se conceptúe como mejor las cosas del extranjero que las de origen paraguayo. Hubieron otros acontecimientos igualmente importantes en trascendencia para la historia del país, como la Guerra del Chaco, la cual pudo ganarse a una Bolivia que contaba con mas armas y recursos, apoyada por hombres de mucho poder económico de los Estados Unidos de América. Tuvo protagonismo una vez mas la “garra guaraní”, ese heroísmo propio del pueblo paraguayo, mezclado con tenacidad, abnegación y sacrificio, que llevó a los soldados de la patria a vencer a un enemigo con mejor capacidad bélica, pero a ceder, no obstante, en el acuerdo territorial, un parte del Chaco Paraguayo, tal vez con algún tipo de soborno de por medio, situación que se volvió cotidiana hoy día en el ámbito político del país.

2.6.3- La dictadura

La dictadura del Gral. Alfredo Stroessner fue también una situación histórica que dejó marcas muy profundas en el pueblo paraguayo, contándose numerosos crímenes de lesa humanidad, como secuestros de civiles detractores del gobierno y activistas, que eran encarcelados, torturados y en muchos casos, asesinados y desaparecidos. Hasta hoy día se encuentran cadáveres de las victimas de la dictadura.
32

Entre la noche del 2 y la madrugada del 3 de febrero de 1989, tuvo lugar el golpe de estado que derrocó al gobierno de Stroessner, el cual fue encabezado por el Gral. Andrés Rodríguez. Desde entonces, los habitantes del Paraguay esperan el tan ansiado cambio a una verdadera democracia, con una sociedad y un gobierno más inclusivo, en el que hayan mayores oportunidades para todos, con mejoras en los distintos ámbitos como la educación, la salud, trabajo, justicia, entre otras cuestiones tan pendientes y aun en espera a que surja alguna autoridad que pueda consolidar una mejor sociedad, basada en valores y compromisos que ayuden a resurgir verdaderamente a un país tan sufrido y golpeado, pero que nunca ha perdido la esperanza de un futuro mejor.

CAPITULO III: MARCO METODOLOGICO

33

El enfoque de la investigación es mixto; el enfoque cuantitativo se fundamenta en un esquema deductivo y lógico que busca formular preguntas de investigación e hipótesis para posteriormente probarlas (Hernández Sampieri, 2004); por otro lado un enfoque cualitativo, ya que se enfatizará en la caracterización de los hechos, fenómenos y/o grupos, con el fin de establecer su comportamiento, midiendo de forma independientes las variables presentadas. (Arias, Fidias, 1999).

El diseño metodológico empleado fue el no experimental, lo que implica que no se manipularon variables, este tipo de investigación, permite observar los fenómenos en su contexto natural, para después analizarlos.

La investigación es descriptiva, debido a que responde a la intención de descubrir ideas, apreciaciones y datos sobre nuevas perspectivas que amplíen los conocimientos existentes, para contribuir a un mejor análisis y crecimiento profesional, posibilitando en consecuencia, la concienciación de los organismos encargados de intervenir en la disminución de los casos de de abortos e infanticidio. Se basa en el análisis de un problema que ha sido presentado y abordado en otras investigaciones y del que se requieren informaciones actualizadas, por lo tanto, se sirve para conocer una comunidad, un contexto, un evento, una situación, una variable o un conjunto de ellas.

CAPITULO IV: GRAFICOS Y ESTADISTICAS

34

35

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

36

En conclusión, se puede decir que la cultura en si es fundamental para preservar el acervo de un pueblo y que éste no solo subsista, sino llegue a convertirse en una gran nación, imperio o estado, es decir, en toda una civilización. A través de la cultura se da la transmisión del pensamiento y los hechos humanos, para que un pueblo tenga su propia identidad. A lo largo de la historia paraguaya, su cultura se vio en peligro de desaparecer, pero finalmente, a pesar de que distintos factores la fueron cambiando, la esencia principal sigue presente hasta hoy día. Fruto de la unión entre españoles y guaraníes, se fue desarrollando en los hijos de la nueva raza una nueva concepción de la vida, con factores correspondientes a la religiosidad y conocimientos de los europeos, junto con el misticismo, la tenacidad y la fusión que poseían los nativos con la naturaleza que les rodeaba, ejemplificado en la utilización de las hierbas para la curación de distintos males o enfermedades. Desde aquel tiempo hasta la actualidad, mucho del saber propio de los indígenas se conserva, lo cual se puede corroborarse en el uso de la yerba mate, el hábito de agregar hierbas naturales en el terere o el mate, la gastronomía paraguaya, en la cual el maíz forma parte muy importante, así como la mandioca, entre otras tantas costumbres que persisten y hacen que el pueblo se identifique a si mismo. Puede afirmarse con tranquilidad que queda debidamente identificada la relación de la historia con la actualidad del Paraguay, especialmente en lo que respecta a la Guerra contra la triple alianza. Dicho acontecimiento sumió al país en una catástrofe demográfica y económica, además de la pérdida de importantes factores culturales y costumbres de los hombres de la época, ya que fueron muy pocos quienes quedaron y por la represión establecida por el Brasil sobre los sobrevivientes, se adoptaron costumbres de los vecinos argentinos y brasileños. La posterior educación fue desarrollada ya bajo supervisión de los invasores y durante mucho tiempo los compatriotas debieron guardar una suerte de respeto obligado por temor a perder la soberanía de la republica. Por otro lado, son numerosas las influencias que tiene la cultura en la sociedad, especialmente a través de las supersticiones, pues a pesar de que personas de distintos estratos tengan un nivel determinado o importante de educación, muchas no pueden escapar del influjo que emana de ese conocimiento popular y hace creer en cosas que están alejadas de lo científico, pero posee una fuerza en mismo para producir una creencia. Esto lleva a analizar que es en la educación donde hay tareas muy pendientes en el país, por ello deben implementarse mejoras en algunos casos bastante

37

profundas y acordes a la sociedad y a la época en que vivimos para que produzcan cambios positivos. Para la consolidación de una educación estrechamente relacionada y que permita un proceso democratizador, se hace necesaria la inclusión de las minorías sociales que normalmente no tienen acceso a las escuelas o colegios, como otros tipos de estudiantes con problemas de carácter personal y social. La democracia implica participación, la cual se vería reflejada en un sistema educativo inclusivo, en el cual todos tendrían la equidad como corresponde. La adquisición de la identidad cultural a través de la educación implica que para lograr crear una conciencia nacional respecto a la misma, precisamos construir un sistema educativo basado en la aceptación de la diversidad cultural existente en nuestro país, especialmente en las minorías étnicas autóctonas, es decir, los descendientes de nuestros ancestros que aún coexisten y conviven en esta sociedad que los excluye en la mayoría de los casos. También es muy importante promover los valores propios de la cultura paraguaya, con sus costumbres, sus símbolos, patrimonios, su historia, el arte y otros tantos aspectos que no son suficientemente valorados, pero que están llenos de creatividad y belleza, porque si nos damos la preponderancia suficiente, podemos trascender de lo nacional hasta destacar a nivel internacional. Es imposible construir una cultura que posibilite el progreso y crecimiento social si hay un fracaso escolar, especialmente si se produjo por la exclusión de algunos tipos de estudiantes, porque es a través de la inclusión, el apoyo y compartiendo los procesos propios de la educación y formación como ciudadano, como puede lograrse. Por otro lado, en lo referente a la identidad cultural, la misma se define como la manera en que los miembros de un colectivo (nación) consideran como propias las instituciones que dan valor y significado a los componentes culturales de su sociedad y su historia; en base a tributos, rasgos, símbolos que permiten reconocer como tales e identificarse con ellos, hasta el punto de defenderlos si fuese necesario (Equihua 1994). La identidad vive integrada por los mismos elementos institucionales, lo cual es posible observar en función de la ocupación, la justicia, la escuela, los partidos políticos, la iglesia, la familia, género, territorio, lengua; manifestándose como vivencia de la misma con niveles relativamente claros de conciencia grupal para si. Son los elementos valorativos de la vida diaria, de un grupo que se sabe original, no por el grado de diferencia con el que su identidad se manifiesta, sino esencialmente por lo auténtico de esa identidad, manteniendo sus sistemas de
38

valores o dan evidencia de mantenerlos, no persiguen parecerse a otro, aunque reconocen la existencia de este último como tal. La identidad cultural permite plantear un principio de diferenciación, y nos otorgan reconocimiento que puede ser positivo y negativo; toda persona posee un sentimiento de identidad fruto de múltiples pertenencias a los diversos grupos en los cuales nos identificamos; nos reconocemos como hombres, mujeres; tenemos una identificación política; a las personas nos unen intereses comunes, proyectos, experiencias vitales; construimos un sentimiento de apego al propio grupo ya sea en función del idioma, herencia cultural, territorio, todo ello genera personas únicas e irrepetibles, ya que la esencia de la identidad radica en la existencia de la diferencia; yo no existo sin el otro, porque somos seres sociales por naturaleza.

BIBLIOGRAFIA

39

Océano Uno Color Diccionario Enciclopédico. Edición 2001

 EQUIHUA, Luis, 1994, Identidad: Factor cultural en el diseño industrial, Revista Comercio Exterior México.  Historia contemporánea del Paraguay. Gomes Freire Esteves. Editorial El Lector. Asunción. 1996.  www.vicepresidencia.gov.py  Paraguay, Secretaría Técnica de Planificación de la Presidencia, Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos. II Censo Nacional Indígena de Población y Viviendas 2002. Pueblos Indígenas del Paraguay. Resultados Finales. Fernando de la Mora; 2002.  BARRETT, William. 2003. UNA AMAZONA. La apasionante biografía de Madame Lynch y Solano López. Asunción: Servilibro, 388 p  BRAY, Arturo. 1984. Solano López Soldado de la gloria y del infortunio. Asunción: Comuneros. 3a. Edición, 402 p  CARDOZO, Efraím. 1965. Breve historia del Paraguay. Buenos Aires: EUDEBA. 169 p.  CARDOZO, Efraím. 1996. El Paraguay Independiente. Asunción: Litocolor, 483 p.  CRISTALDO DOMÍNGUEZ, César. 2010. La Guerra contra la Triple Alianza 1864-1870. 1a. Parte. Colección La Gran Historia del Paraguay. Tomo 6. Asunción: El Lector - ABC, 157 p.  CHAVEZ, Julio César. 1988. Compendio de Historia Paraguaya. Asunción: Carlos Schauman Editor. 3á. Ed., 274 p.  GARCIA MELLID, Atilio, 1964. Proceso a los Falsificadores de la Historia del Paraguay. Tomo II. Buenos Aires: Tehoria, 542 p.

40

ANEXOS

Anexo 1

LA EVOLUCION DEL HOMBRE

41

Anexo 2

PUEBLO INDÍGENA DEL CHACO PARAGUAYO

42

Anexo 3

IMAGEN SOBRE LA GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA

ANEXO 4

43

ENCUESTA

En la siguiente entrevista-encuesta a docentes de una institución de Capiatá, se pueden transcribir las siguientes preguntas y respuestas:

¿Considera importante la cultura en la sociedad paraguaya? - Si - No ¿Cree que el Paraguay tiene una cultura propia? - Si - No ¿Le parece que la historia fue determinante en la formación del Paraguay actual? - Si - No ¿Piensa que el país habría sido más desarrollado si no sucedían las dos guerras? - Si - No ¿La educación podría ser un factor necesario para mejorar la cultura? - Si - No ¿Cree que hay muchas supersticiones en el Paraguay? - Si - No ¿Opina que la cultura y las costumbres ejercen influencia en la población paraguaya? - Si - No

44

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful