Está en la página 1de 2

Guía de Disección

Cuello Profundo

ACOSTA T., Lizeth cod. 074350


Abril 7 de 2008
Palabras claves: Disección, anatomía de cuello, triángulos del cuello.

Para realizar cualquier tipo de disección humana, sin importar la pieza anatómica
es necesario conocer de forma sistemática los diferentes elementos que
configuran las regiones del cuerpo humano (en este caso el cuello, área de unión
entre la cabeza, el tronco y las extremidades) se debe tener conocimientos previos
sobre el lugar en el cual se va a realizar la disección, también sobre los
instrumentos y su uso, para así tener una trabajo impecable y evitar dañar
estructuras relevantes.

En una disección de cuello se procede en primera instancia a marcar la zona


donde se trabajará, seguidamente con la ayuda de un bisturí se separa la capa
mas externa (tegumento), una vez retirada toda la piel siendo precavidos para
evitar averiar estructuras importantes, se continua extrayendo tejido adiposo
utilizando en este caso pinza sin garra y tijeras de tamaño adecuado, cabe anotar
que todas las estructuras del cuello están envueltas por una capa de tejido
subcutáneo (fascia superficial) situado entre la dermis cutánea y la fascia cervical
profunda, en él se hallan estructuras como nervios cutáneos, vasos sanguíneos y
linfáticos los cuales son retirados al igual que la fascia dando continuidad con la
organización topográfica en la cual se encuentran distribuidas todas las regiones
del cuerpo humano.

Imagen 1.
Seguidamente se encuentra uno de los principales músculos de la expresión facial
el platisma, cuyo origen es el borde inferior de la mandíbula, y su inserción es la
fascia que recubre los músculos pectoral mayor y deltoides, ya conociendo un
estudio anatómico previo se procede a retirar dicho músculo categorizado como
superficial. Es importante traer a colación que se encontró una glándula
sumamente importante en la producción de saliva se hace referencia a la G.
submandibular ubicada en el trígono que recibe el mismo nombre. Si existe una
fascia cervical superficial, debe existir también una profunda la cual se divide en
tres capas: De revestimiento, pretraqueal y prevertebral. Al retirar la primera capa
se encuentran los músculos trapecio y esternocleidomastoideo (ECM), este ultimo
sirve como guía para proceder con la disección, una vez retirada toda la segunda
capa de fascia, se encuentra una estructura vascular de gran importancia, se
hace mención a la vena yugular interna la cual va en un unión con el Nervio vago y
la arteria carótida común o primitiva. Es importante aclarar que la inserción del
músculo esternocleidomastoideo es cortada ya que se desea exaltar las
estructuras profundas del cuello, una vez eliminada la inserción se visualiza con
mayor claridad el musculo omohioideo tanto su vientre superior como el inferior.

Un punto de referencia muy importante en el cuello es el hueso hiodes de donde


se originan varias estructuras musculares conocidas como infrahiodeas entre ellas
se hace mención al M, esternohioideo, esternotiroideo y tirohioideo.

Finalmente en el triangulo posterior, trígono occipital se extrae la capa prevertebral


de la fascia cervical profunda hallando cinco músculos ellos son: esplenio de la
cabeza, elevador de la escápula y escalenos, anterior, medio y posterior.

Imagen 2.

Nota: Algunas de las estructuras superficiales del cuello fueron averiadas en el


momento en el que se introdujo la cánula para el formol con el objetivo de
preservar el cadáver.