Está en la página 1de 3

GUÍA DE DISECCIÓN DE PARED ANTEROLATERAL DEL ABDOMEN

Universidad Libre-Seccional Cali. Facultad de Ciencias de la Salud. Programa de


Medicina. Segundo semestre
Camila Andrea Ortegón Díaz; Cod: 074246.

En todo tipo de disección, no importando la pieza anatómica a estudiar, es


necesario conocer de forma concreta los diferentes elementos que constituyan las
regiones del cuerpo humano (en este caso la pared abdominal). Se debe tener
conocimientos previos sobre el lugar en el cual se va a realizar la disección,
también sobre los instrumentos y su uso, para así tener una trabajo adecuado
para su posterior uso en el aprendizaje de la anatomía humana.

El conocimiento de la anatomía de la pared abdominal se hace indispensable para


un adecuado manejo de la pieza anatómica a despejar; la pared abdominal tiene
una forma similar a un diamante, cuyos límites son los siguientes:
 Superior: Apófisis xifoides del esternón junto a los cartílagos de las costillas
séptima y décima.
 Inferior: Ligamentos de Inguinal o de Poupart y el borde superior de las
partes anterolaterales de la cintura pélvica.

En primera instancia se procede a demarcar los limites que sirven de parámetro


para la realización de la primera incisión, se continua retirando tegumento con la
ayuda de un bisturí de tamaño adecuado, teniendo especial cuidado con los
músculos abdominales anteriores verticales y anteromediales planos, hallados
inmediatamente después del tejido subcutáneo que incluye cantidades variables
de grasa pues es una zona propia para el almacenamiento de tejido adiposo, esta
capa superficial mas conocida con el nombre de fascia de Camper se continua en
una túnica membranosa profunda denominada fascia de Scarpa que da lugar a
una fascia de recubrimiento (superficial, intermedia y profunda) que reviste las
caras externas de las tres capas musculares de la pared antero lateral y sus
aponeurosis, son retiradas con el objetivo de descubrir el músculo oblicuo externo
el más grande y superficial de los músculos de la porción lateral del abdomen que
nace de las ocho costillas inferiores, entrelazando sus fascículos con las
prolongaciones del serrato mayor y dorsal ancho.
Después de esta primera capa muscular del abdomen, se encuentra ubicado una
lamina muscular que se extiende en dirección anteromedial: el músculo oblicuo
interno, cuyas fibras musculares discurren perpendicularmente a las del músculo
oblicuo externo convirtiéndose en aponeuróticas a nivel medioclavicular,
participando en la formación de la vaina de los rectos. El ultimo elemento muscular
perteneciente a los músculos planos del abdomen, es el músculo transverso del
abdomen, con sentido transversal y participación el la vaina de los rectos.
Completando los cinco músculos de la pared anterolateral del abdomen están los
músculos rectos del abdomen, casi totalmente envueltos por su vaina (la vaina de
los rectos), emparejados y separados por la línea alba en dirección vertical;
presentan en forma transversa fijaciones al a pared anterior de su vaina mediante
tres o mas intersecciones tendinosas.

Grafica ilustrativa de los limites de la pared abdominal, incluyendo los músculos


planos del abdomen (músculos oblicuos estreno, interno y transverso del
abdomen) y los músculos rectos del abdomen.
Disección del músculo oblicuo externo del abdomen.

Músculo oblicuo externo (fibras con terminaciones aponeuróticas en la línea alba).