Está en la página 1de 6

Foja: 108

Ciento ocho

Santiago, once de junio de dos mil trece


Vistos y teniendo presente:
1º) Que doña María Elena Vergara Rocha, abogado, recurre en
favor de Tania Lorena Torres Valdés y de su hija Ángela Bernardita
Casabonne Torres, de protección en contra de Isapre Cruz Blanca S.A.,
representada por don Raúl Valenzuela Searle, gerente, domiciliado en
Cerro Colorado 5240 Torre del Parque II piso 5, Las Condes, pidiendo se
adopten medidas en su resguardo, por verse afectados derechos que la
Constitución Política de la República le garantiza, en los números 1°,9°,
24° y 26° de su artículo 19.
Funda su recurso en habérsele notificado a la recurrida el día 10 de
diciembre del año pasado, el cambio de prestador de la hospitalización
domiciliaria que se le otorga a la menor Ángela Bernardita, quien habría
nacido con severo daño neurológico, desarrollando una microcefalia,
Lisencefalia severa, cuadro de convulsivo secundario y daño pulmonar,
debiendo en consecuencia ser alimentada por vía gastrostomía y una
traqueotomía para enfrentar diariamente el manejo de sus vías aéreas.
Agrega que luego de largas hospitalizaciones y operaciones, salió bajo el
cuidado y en la modalidad de hospitalización domiciliaria con la Empresa
Peter Swuan desde los 9 meses de vida, con la cual ha tenido un avance
significativo y la estabilización de sus cuadros convulsivos. Estima que
cualquier cambio de prestador de servicio afectará las emociones,
personalidad y la inmunidad de la menor.
Añade que al notificarle el cambio de prestador que otorgaba el servicio
domiciliario, la Isapre le habría manifestado que las prestaciones ahora le
serían entregadas por la Empresa Clinical Service, sin agregar explicación
alguna. Esta conducta de la Isapre la considera arbitraria porque pone en
riesgo la integridad física y psíquica de la menor, ya que en su concepto el
nuevo prestador no se encuentra acreditado en el Ministerio de Salud como
Empresa que pueda otorgar el servicio de hospitalización domiciliaria
109

como especialista pediátrico. Acompaña en refuerzo de sus argumentos el


informe del Doctor tratante donde este coincide en que el cambio de
prestador se encuentra contraindicado en el caso de Ángela.
Por lo anterior, concluye que se han conculcado las garantías
constitucionales del artículo 19 N°1, el derecho a la vida e integridad física
y psíquica de la menor; N°9 el derecho a la salud que abarca su
recuperación y rehabilitación; el N°24 el derecho de propiedad al obligarla
a cambiar de prestador y exponerla a perder la Cobertura adicional para
Enfermedades Catastróficas de no aceptar el cambio de prestador y el N°26
, que señala que la seguridad de que los preceptos legales que por mandato
de la Constitución regulen o complementen las garantías que ésta establece
o que las limiten en los casos en que ella lo autoriza, no podrán afectar los
derechos en su esencia, ni imponer condiciones, tributos o requisitos que
impidan su libre ejercicio, escudándose a su juicio el actuar arbitrario de la
Isapre en una circular . Finaliza solicitando que se le ordene a la Isapre
mantener el prestador Clínica Peter Swan en la prestación de
hospitalización domiciliaria de la menor;
2°) Que la Isapre Cruz Blanca S.A. al informar a fojas 30 ,
representada por el Abogado Maximiliano Silva Baeza, explica que doña
Tania Lorena Torres Valdés es cotizante de la Isapre y mantiene un Plan
Complementario de Salud, el cual tiene como beneficiaria a su hija Ángela
Casabonne Torres, quien presenta un diagnostico complejo con Cobertura
Adicional para Enfermedades Catastróficas ( Caec), siendo su prestador el
Hospital Clínico de la Universidad Católica, los cuales le prescribieron
Hospitalización domiciliaria. Añade que ha sido la Empresa Peter Swan
quien inicialmente ha cubierto dicha necesidad debidamente autorizada por
la Isapre. Sin embargo, sustenta que de acuerdo a la normativa de la
Superintendencia de Salud, la Isapre puede reemplazar cualquiera de los
prestadores de la Red Caec con la obligación de mantener las condiciones
de calidad médica e idoneidad técnica del prestador reemplazado. En este
caso, la hospitalización domiciliaria que ha de prestarse conforme a las
instrucciones y prescripciones del médico tratante, se harán por la Empresa
110

Clinical Service, Servicios Clínicos SA, quien se encuentra debidamente


acreditada y cumple con las disposiciones legales y reglamentarias de
orden sanitario pertinente, además de contar con dirección médica
responsable y llevar la ficha clínica del paciente. En mérito de lo expuesto
pide se rechace el recurso de protección al no existir acto arbitrario o ilegal
de su parte;
3º) Que para que proceda el recurso de protección se requiere que
efectivamente se hayan realizado actos u ocurrido omisiones, con carácter
de arbitrarios o contrarios a la ley, que realmente priven, perturben o
amenacen el debido ejercicio de un derecho evidente y no disputado del
reclamante, que se encuentre garantizado y amparado en el texto
constitucional.
4º) Que aparece de este expediente, que la recurrente doña Tania
Lorena Torres Valdés es cotizante de la Institución de Salud Previsional
Cruz Blanca S.A., y tiene como beneficiaria a su hija de 6 años de edad
Ángela Casabonne Torres, a la cual se le diagnosticó precozmente una
Malformación del Sistema Nervioso Central: Trastorno de la Migración
Neuronal: Lisencefalia. Microcefalia. Agenesia del cuerpo calloso e
hipoplasia cerebelar severa desde el nacimiento. Se le ha prescrito un
tratamiento en base al uso antiepilépticos, con apoyo de kinesiterapia
respiratoria y motora – neurológica y ventilación mecánica para que se
haga bajo el régimen de hospitalización domiciliaria y así evitar los
posibles riesgos de infecciones hospitalarias.
Esta enfermedad de la menor se encuentra cubierta con Cobertura
Adicional para Enfermedades Catastróficas (Caec) y la prestación se realiza
mediante el Hospital Clínico de la Universidad Católica de Chile,
designándose inicialmente para el tema de la hospitalización domiciliaria a
la Empresa Peter Swan, entidad autorizada por la Isapre Cruz Blanca. Sin
embargo, la Isapre resuelve e informa a la recurrente que la empresa
prestadora sería reemplazada en la Red de Cobertura Adicional para
Enfermedades Catastróficas por la Empresa Clinical Service;
111

5º) Que consecuencialmente, para determinar si este cambio en el


prestador de la Red de Cobertura Adicional para Enfermedades
Catastróficas efectuado por la Isapre Cruz Blanca , constituiría un acto
arbitrario o contrario a la ley que perturbe, amenace o prive del ejercicio de
un derecho evidente a la recurrente, ha de considerarse si tal modificación
se encuentra consignada en su contrato de salud y si la normativa de la
Superintendencia de Fondos y Seguros Previsionales de Salud relativa a
las Cobertura Adicional para Enfermedades Catastróficas, lo contempla;
6°) Que en tal sentido, debemos señalar que la Cobertura Adicional
para Enfermedades Catastróficas es un beneficio adicional al plan de salud
otorgado por algunas Isapres que permite financiar a sus afiliados los
gastos derivados de enfermedades de alto costo, tanto hospitalarias como
ambulatorias en el país. Esta Cobertura Adicional es dependiente del
Contrato de Salud Previsional y en el otorgamiento de las prestaciones las
Isapres conforman su propia Red cerrada de Atención Médica, como lo
consigna el documento que corre a fojas 18, donde se le fija a la Pontificia
Universidad Católica de Chile;
7°) Que en su regulación, la Superintendencia de Salud considera
la Circular N°59 de febrero de 2000, posteriormente modificada por la
Circular IF/N°7 de julio de 2005, en el que se establecen las nuevas
condiciones de la Cobertura Adicional para Enfermedades Catastróficas,
contemplando un procedimiento para reemplazar a los prestadores que la
Isapre fija y pone a disposición de los beneficiarios para el otorgamiento de
las coberturas adicionales. Las instrucciones de la Superintendencia de
Salud consideran la posibilidad de reemplazo por parte de las Isapres a
cualquiera de los prestadores, con la sola exigencia de informar
previamente a la Superintendencia con 30 días de antelación la situación de
acreditación del nuevo prestador y con la obligación de mantener las
mismas condiciones de calidad médica e idoneidad técnica del prestador
reemplazado.
8°) Que en el caso que nos preocupa, no es debatible que el
Contrato de Salud Previsional y el plan complementario de Salud que la
112

recurrente mantiene con la Isapre Cruz Blanca le han permitido a la menor


ser considerada en la Cobertura Adicional para Enfermedades
Catastróficas y que el prestador de salud que debía efectuar la prestación
debía estar dentro del conjunto de prestadores que la Isapre pone a
disposición de los beneficiarios para otorgarla y es ella quien lo designa,
por lo que también puede reemplazarlos en la medida que estos se
encuentren dentro de la misma Red CAEC y se cumplan ciertas exigencias
de la Superintendencia de Salud, que se establecen en las circulares N°59
de 2000, IF/N°7 de 2005 y IF/N°71 de 2008, relativa a mantener la calidad
y condiciones de la prestación e información a los usuarios;
9°) Que en consecuencia, el reemplazo de los prestadores de la Red
CAEC por parte de las Isapres siempre ha estado considerado dentro de la
normativa impartida por la Superintendencia de Salud, quien en resguardo
de los beneficiarios ha exigido para ello que se mantengan las mismas
condiciones de calidad médica e idoneidad técnica del prestador
reemplazado, por lo tanto ante cualquier cambio de prestador la obligación
de la Isapre se centra en adoptar todas las medidas que se consideren
necesarias para que el el tratamiento no se vea afectado, en tal dirección no
se observa ni se acredita que cambien las condiciones con el nuevo
prestador, la Empresa Clinical Service, Servicios Clínicos S.A. ;
10°) Que en efecto, del documento que corre a fojas 55 y siguientes ,
como el de fojas 81 y siguientes, se desprende que Servicios Clínicos S.A.
es una Clínica de hospitalización domiciliaria que otorga atención y
tratamiento médico a beneficiarios adultos y pediátricos que presentan
enfermedades catastróficas y forma parte de la Red cerrada de Isapre Cruz
Blanca. Entidad que conforme a lo informado por la Subsecretaría de Salud
Pública a fojas 78, no le es exigible autorización sanitaria para funcionar
como atención domiciliaria pediátrica, conforme a lo que dispone el
artículo 7° del Decreto con Fuerza de Ley N°1 de 1989 de Salud;
11º) Que por consiguiente, de los antecedentes aportados por la
parte recurrente y los que el Tribunal ha hecho agregar a los autos,
apreciados conforme a las normas que corresponden, no constituyen
113

elementos de convicción suficientes para estimar acreditado que -en el


presente caso- los hechos invocados en el recurso, constituyan un acto
arbitrario o ilegal que amague, altere o prive al actor del legítimo ejercicio
de derechos y garantías enumerados en el artículo 20 de la Carta
Fundamental.
12°) Que, por lo tanto, la acción cautelar intentada debe ser
rechazada al no haberse comprobado su fundamento.
Y de acuerdo, también, con lo preceptuado en los artículos 19 y 20
de la Constitución Política de la República, y 1º, 3º y 7º del Auto Acordado
sobre Tramitación el Recurso de Protección, se desecha el recurso
deducido en lo principal de fojas tres.
Regístrese, comuníquese y archívese, en su oportunidad.
Redacción del ministro señor Carroza.
Nº 751-2013

Pronunciada por la Primera Sala de la Corte de Apelaciones de


Santiago, presidida por el ministro señor Juan Cristóbal Mera Muñoz e
integrada por el ministro señor Mario Carroza Espinosa y el abogado
integrante señor Héctor Mery Romero.

Autoriza el (la) ministro de fe de esta Corte de Apelaciones.

En Santiago, a once de junio de dos mil trece, notifiqué en secretaría por


el estado diario la resolución precedente.