ISSN 2074-8574

Número

Revista Digital de la Asociación Civil Antarkos
Apoyamos a Uruguay en la Antártida

29
Diciembre 2010

COPOS de NIEVE

www.antarkos.org.uy

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

COPOS DE NIEVE
Revista Digital publicada por la Asociación Civil Antarkos Apoyamos a Uruguay en la Antártida Segunda época

Nº 29
diciembre 2010
ISSN 2074-8574
Diseño gráfico y edición Waldemar Fontes Editor responsable Oscar Otero Colaboradores en este número Delia María Musso Cnel. Waldemar Fontes Lic Ana María De Salvo Lic. Karina Sans Natalia Pereira (fotografías) Julio Russi (fotografía de la tapa) Fuentes Web de presidencia.gub.uy Web de mdn.gub.uy La Diaria - Rodrigo Ribeiro Diario El Telégrafo - Paysandú Diario El País - Montevideo Oficina de RRPP del IAU

Asociación Civil Antarkos
Fundada el 7 de octubre de 1999 personería jurídica 8439. Comisión Directiva 2010-2012 Presidente: CA (R) Oscar Otero Izzi Secretario: Cnel. Waldemar Fontes Tesorera: Lic Mariela Di Cristófaro Vocal: Mag. Leonardo Latorre Vocal: Prof. Sonia Cabrera Comisión Fiscal 2010-2012 Presidente: Dra. Silvia Peruggia Vocal: Dra. Esc. María del Rosario Ferreiro Vocal: Cnel.(R) (Nav) Bernabé Gadea
La correspondencia puede ser dirigida a la sede del Instituto Antártico Uruguayo: Avenida 8 de Octubre 2958. CP 11600 Montevideo, Uruguay Teléfono: 598-2) 600 0251 email a: presidente@antarkos.org.uy Web: www.antarkos.org.uy

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

2

www.antarkos.org.uy

INDICE
Título Actividades realizadas en 2010 Reconocimiento al Club de Ciencia Retroceder nunca, rendirse jamás – La Diaria Desafío MONTE VINSON Campamentos y asentamientos temporales de Uruguay en la Antártida. Discurso del Presidente IAU en Día de la Antártida 2010 Mi primera vez en la Antártida, por Karina Sans Las maravillosas nubes, por Delia Musso De piloto de helicópteros de la Fuerza Aérea, a cantante y compositor… Antárticos de ayer Filatelia Polar, por Ana De Salvo Historias de Marosa la foca curiosa, por Waldemar Fontes Relevo de dotaciones en la Base Artigas Página 5 7 8 10 12 14 18 20 22 24 28
30

www.antarkos.org.uy

3

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Ac t i v i d a d e s 2 010
Charlas sobre vestimenta para frío a los integrantes de la dotación Antarkos 27 que releva en diciembre de 2010

actividades

Charlas en Liceos de Rocha y La Coronilla

Conferencia en Paysandú con la participación del ganador del Concurso del Saber Antártico 2009 y la periodista Lorena Castellano donde contaron su visita a la Antártida en el mes de abril de 2010

Conferencia en Scuola Italiana

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

4

www.antarkos.org.uy

Lanzamiento del Desafío Monte Vinson

Organización del Club de Ciencia Antartikos

Charla en Liceo de la ciudad de Progreso, Canelones

www.antarkos.org.uy

5

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

actividades

ACTIVIDADES REALIZADAS

RECONOCIMIENTO
El Instituto Antártico Uruguayo realizó un acto de reconocimiento a la labor de los jóvenes integrantes del Club de Ciencia Antartikos entregando un diploma a cada uno de los participantes. El acto de entrega de diplomas, fue organizado por el Departamento de Relaciones Públicas del IAU y contó con la participación del Sr. Sergio Dematteis, en representación de la Dirección de Coordinación Científica del IAU.

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

6

www.antarkos.org.uy

CLUB DE CIENCIA

MENCION
A LA

CREATIVIDAD Y APLICABILIDAD!
Felicitaciones!!!
Apoyaron: Asociación Civil ANTARKOS Instituto Antártico Uruguayo Lic. Bioquímica Mariela Di Cristófaro Orientadora del Club de Ciencia Antartikos

www.antarkos.org.uy

7

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Repor tajes

Retroceder nunca, rendirse jamás
El Instituto Antártico Uruguayo quiere que haya una categoría de proyectos antárticos en los Fondos Concursables. En la celebración del Día de la Antártida, el ministro de Defensa, Luis Rosadilla, planteó incluir en los planes de estudio de Primaria información sobre la actividad uruguaya en el continente blanco.
“Hay que seguir trasladando este fenómeno a la sociedad” remarcó Rosadilla, en referencia a la misión uruguaya en la Antártida. En la celebración del 25º Aniversario de Uruguay Miembro Consultivo del Tratado Antártico, el ministro manifestó su “orgullo de ser uruguayo” y recalcó la importancia de la Base Artigas. En la sede del Instituto Antártico Uruguayo (IAU) ubicada en 8 de Octubre y Jaime Cibils- se conmemoró el Día de la Antártida, el aniversario de una reunión celebrada el 7 de octubre de 1985 en Bélgica, en la que Uruguay asumió la responsabilidad de conducir investigaciones científicas en el continente blanco y accedió a ser uno de los 28 países del mundo que administra el área comprendida al sur del paralelo 60º Sur, con voz y voto en la toma de decisiones. “El tambor que más hay que golpear es el de los niños. Nos hemos puesto en contacto con Primaria y vamos a insistir para que se reconozca la realidad antártica y forme parte de la currícula escolar”, anunció Rosadilla. Esta realidad comenzó oficialmente en 1968, cuando el profesor Julio César Musso fundó el IAU. En 1984, la primera misión antártica uruguaya arribó a la Isla Rey Jorge e instaló la Base Científica Antártica Artigas. Publicado en La Diaria Sociedad 12 de octubre de 2010 Por Rodrigo Ribeiro

Lamentablemente, Musso, el principal precursor del interés por la temática, no pudo conocer el continente blanco porque murió ese mismo año. Desde entonces, militares, médicos, electricistas, mecánicos, buzos, aerotécnicos, meteorólogos y otros científicos uruguayos han ocupado la base ubicada en la isla, a unos 100 kilómetros de la Península Antártica y 3.012 de Montevideo. En los veranos antárticos suelen arribar científicos de la Facultad de Ciencias, Ingeniería y del instituto Clemente Estable para estudiar en las áreas de biología, oceanografía, paleontología y glaciología, entre otras ciencias. En el marco de esta fecha Rosadilla aseguró que el gobierno está comprometido en apoyar los trabajos que se lleven adelante en la Base Artigas, aunque reconoció:“Partimos de la base de que todo el apoyo que brindemos siempre será poco”. A propósito, el presidente del IAU, contralmirante Leonardo Alonso, planteó la aspiración del Instituto no sólo de participar en los Fondos Concursables del Ministerio de Educación y Cultura, sino también de crear una categoría que asegure viabilidad para los proyectos. “El instituto tiene como norte brindar apoyo para que los proyectos científicos se desarrollen. Todos sabemos de la existencia de los Fondos Concursables. Nuestra

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

8

www.antarkos.org.uy

El Ministro de Defensa, Luis Rosadilla, acompañado del Presidente del IAU, CA Leonardo Alonso, hizo declaraciones a la prensa

La Escritora Delia Musso entrega su libro Versos Antárticos al Ministro de Defensa, Luis Rosadilla

Alonso agregó que Uruguay tendrá a disposición para esta campaña, dos plataformas flotantes que colaborarán con la investigación científica y logística...

Versos antárticos Delia Musso, hija del fundador del instituto, fue la encargada de cerrar las actividades conmemorativas con la presentación de Versos antárticos, un libro de poemas que describe su visita a la Antártida en 1994. “Pude cumplir el sueño de mi padre: ver cómo se llevan a cabo proyectos científicos uruguayos de alto nivel. La Antártida es un lugar llamado a la paz, donde hay camaradería entre los representantes de los distintos países que comparten conocimientos y luchan por objetivos en común. Allí reside su importancia”, dijo la escritora.

Ante una pequeña porción de apasionados uruguayos que respaldaban a un grupito aún más escaso de ocho orientales que operan la estación meteorológica nacional a temperaturas casi siempre menores a los 0°, Rosadilla concluyó: “Hace 25 años se logró subir un escalón más en una larga escalera que la nación está trepando y va a seguir trepando para alcanzar un sueño. El sueño de aquellos uruguayos que desde hace muchos años fueron visionarios de lo que había que hacer y se calzaron las botas para ir a hacerlo”..

www.antarkos.org.uy

9

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Repor tajes

aspiración es que los científicos jóvenes puedan llevar adelante proyectos antárticos, y no dentro del ámbito general de los Fondos, sino en un nicho exclusivo para ellos que asegure una partida específica para la investigación”, expresó el contralmirante.

Delia Musso además destacó un hecho no menor: pensando a largo plazo, en 1991 se declaró en Madrid a la Antártida como una “reserva natural dedicada a la paz y a la ciencia”, por lo que se prohíbe hasta 2041 la explotación de los recursos minerales. “El hecho de que Uruguay sea uno de los 28 países miembros consultivos del Tratado Antártico le da derecho a tener voz y voto en la decisión de qué proyectos se llevan a cabo, en qué ubicaciones y cómo se auxilian. Hay que esperar hasta el año 2041, en que van a cesar los reclamos de soberanía, y se va a poder extraer minerales. Por eso Uruguay debe incorporar nuevos proyectos, para mantenerse al firme en la Antártida”, explicó.

El Monte Vinson, es el pico más alto de la Antártida. Forma parte del Macizo de Vinson, que se encuentra sobre el Paralelo 80º Sur, a 1.200 kilómetros del Polo Sur. La altura del Monte Vinson es de 4.892 msnm o 4.897, según otros (hasta hace poco se estimaba en 5.140 m).
En 1963, el Club Alpino Americano hizo una campaña ante la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF) para concretar una expedición para escalar el Monte Vinson. El Club Alpino consiguió el permiso en 1966, y con apoyo de la US Navy, transportaron a los escaladores en un Hércules C-130 equipado con esquíes... Un grupo de cuatro escaladores liderados por Nicholas B. Clinch alcanzaron la cima por primera vez, el 18 de diciembre de 1966.

¿Dónde queda el Monte Vinson?

Menos de 1000 personas han escalado el Monte Vinson, hasta el momento..

Apoyan la organización de este emprendimiento

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

10

www.antarkos.org.uy

Desafío MONTE VINSON

VISION Conducir una expedición uruguaya a la zona de los Montes Ellsworth, en la Antártida, realizar investigaciones científicas relacionadas a la actividad del Tratado Antártico y escalar el pico más alto del continente antártico, el Monte Vinson haciendo ondear el Pabellón Nacional en su cima. OBJETIVOS Extender el campo de acción de la actividad antártica del Uruguay, permitiendo desarrollar aspectos relacionados a la ciencia, cultura, educación y logística operacional. PLAN DE LA EXPEDICION Deberán encarase etapas, que servirán como base de entrenamiento, de planificación y organización logística. A través del desarrollo de las etapas intermedias, se establecerán actividades científicas, que obtendrán datos en diferentes regiones para completar un estudio de mayor porte. El objetivo final de la propuesta, será realizar una Expedición Científica de Uruguay a los Montes Ellsworth, donde dos componentes, uno científico, realice actividades de investigación y otro componente, de logística y exploración, concretará la escalada del Monte Vinson, el pico más alto de la Antártida, por una ruta jamás explorada www.antarkos.org.uy 11

..

Porque es posible realizar una expedición científica nacional, más al su r del paralelo 70º ...

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Campamentos y asentamientos temporales de Uruguay en la Antártida
por Cnel Waldemar Fontes Jefe de RRPP del IAU

Campamentos

En el marco de la Operación Antarkos XXVII
que se inicia, el IAU prevé la realización de diversas actividades científicas, logísticas y operacionales. Entre ellas se destaca la organización de campamentos científicos, que servirán como extensión de las posibilidades de muestreo y estudio, ampliando el área de acción de los investigadores, que podrán así recorrer lugares alejados de de las bases antárticas. Este proyecto, tiene el objetivo de entrenar personal en el despliegue de campamentos en zonas alejadas del apoyo de las bases antárticas y otras plataformas de apoyo, con la finalidad de realizar operaciones exploratorias y de reconocimiento con fines de investigación científica, en busca de un lugar adecuado para la instalación de una futura base uruguaya en latitudes más australes que las que actualmente utiliza nuestro país para sus actividades antárticas. En la campaña 2010—2011 se realizarán ensayos de equipo y material de campamento
Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

en zonas de la Isla Rey Jorge, sobre el glaciar de bahía Collins. Allí, un grupo de exploración, se entrenará en desplazamiento en zona de glaciares y grietas, con la finalidad de luego actuar como guías de campo para instalación de campamentos en zonas más alejadas y eventualmente, estar en condiciones de efectuar tareas de búsqueda y rescate terrestres en zonas del interior de la Antártida. Por otra parte, un equipo de científicos, participará de la actividad, acampando junto a los exploradores y realizando toma de muestras en las zonas recorridas. Desde 2002, Uruguay no ha realizado actividades de campamento en la Antártida. En vista de la necesidad de ampliar el campo de acción, empleando las plataformas marinas móviles, además de las bases y refugios en tierra, la instalación de campamentos es una forma de realizar expediciones de mayor valor científico y es por esa razón que a partir de 2011, se incentivará esta forma de trabajo entre los investigadores antárticos nacionales.
12 www.antarkos.org.uy

Paleontólogos uruguayos en Fossil Hills en isla Rey Jorge en 1985-86

Asentamiento temporal en caleta del Vanguardia (Cabo Roquemaurel) en 1996

Campamento en Patriot Hills 1994 – 1996

Campamento en Isla Livingston con Corea donde se mide el espesor de la capa de hielo- Feb 1998

Algunos ejemplos de campamentos uruguayos en la Antártida
1985-1986: paleontólogos uruguayos y brasileros compartieron actividades de campamento en la zona de Fossil Hills (Isla Rey Jorge) 1986: campamento en isla Ardley, para observación de pingüineras 1994-1996: Meteorólogos de la FAU trabajaron en el campamento del aeropuerto de Patriot Hills. 1996: Asentamiento temporal en Caleta del Vanguardia, en el Cabo Roquemaurel. 1998: actividades de glaciología en conjunto con Corea del Sur en la isla Livingston y en la península antártica 1998-1999: Campamento de glaciología en conjunto con China en el glaciar Collins.

www.antarkos.org.uy

13

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Instituto Antártico Uruguayo
Departamento de Relaciones Públicas 7 de octubre: Día de la Antártida 2010

CA Leonardo Alonso
Presidente del Instituto Antártico Uruguayo

El 7 de octubre de 2010, han transcurrido 25 años de un hecho más que significativo para la República Oriental del Uruguay dentro del contexto internacional y particularmente dentro del sistema del tratado antártico. En la XIII Reunión Consultiva del Tratado Antártico celebrada en Bélgica el 7 de octubre de 1985, nuestro país era aceptado y de esa forma ingresaba como miembro pleno del Tratado Antártico, logrando a partir de ese momento el status de consultivo, privilegio que solo 28 países de todo el mundo ostentamos al día de hoy. El 7 de octubre de acuerdo a la ley Nº 17.727 también se conmemora en nuestro país, el "Día de la Antártida". El proceso para alcanzar el objetivo de formar parte como miembro pleno, requirió un gran esfuerzo por parte del Uruguay. Se trabajó con convicción para demostrar el interés y compromiso necesario para justificar con hechos, nuestra incorporación al tratado.

Discurso

Paso a paso se fueron alcanzando las metas para lograrlo. En el año 1980 ingresando como miembro adherente, en 1984, el país se instaló en la península Fildes de la isla Rey Jorge inaugurando de esta forma la Base Científica Antártica Artigas. Desde entonces y hasta la fecha ha operado de manera activa, continua y autónoma. Ha facilitado a través de este instituto, el soporte logístico necesario para llevar adelante los trabajos de investigación científica, de monitoreo medioambiental y operacionales en general en un escenario de respeto, cooperación y solidaridad dentro del área del tratado, teniendo siempre como referencia, las recomendaciones del comité científico de investigación antártica, las guías operacionales del consejo de programas antárticos nacionales y las del comité de protección ambiental Finalmente el 7 de octubre de 1985, luego de haber enviado al gobierno de los EEUU, como estado depositario del tratado antártico, la declaración de que se cumplirían con las recomendaciones emanadas de las reuniones consultivas. La notificación de la conexión histórica con la exploración antártica, la cooperación con los países consultivos y la organización de sus actividades científicas antárticas, es que se concreta el ingreso de Uruguay como miembro pleno, con voz, voto y veto. Años después, y gracias al Reino Unido, Uruguay también llegó al continente antártico usufructuando una antigua estación británica en bahía Esperanza, la que hoy conocemos como estación científica TN Ruperto Elichiribehety (ECARE), inaugurada en 1997. Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010 14 www.antarkos.org.uy

Discurso pronunciado por el Presidente del Instituto Antártico Uruguayo, Contra Almirante Leonardo Alonso, en los actos del Día de la Antártida 2010, celebrados el viernes 8 de octubre de 2010, en la sede del IAU.

Con nuestra presencia en el área del sistema del tratado antártico, contribuimos, para que Uruguay participe en las actividades de recolección de los recursos pesqueros en el ámbito de la convención sobre la conservación de los recursos vivos marinos antárticos (CCRVMA), desarrollando las mismas de manera compatible con las medidas de conservación a través del esfuerzo conjunto de la dirección nacional de recursos acuáticos (DINARA), y del ministerio de relaciones exteriores. En ocasiones como esta, ante una fecha tan significativa como la celebración del primer cuarto de siglo de nuestro país, como miembro consultivo del tratado, echamos una mirada hacia atrás, reflexionamos y reafirmamos una vez más, la gran visión de futuro, pujanza y energía de todos aquellos hombres forjadores de un sueño hecho realidad, quienes con su firme convicción nunca bajaron los brazos con el afán de materializar la presencia de Uruguay en el continente antártico. Nos estamos refiriendo a los pioneros, civiles y militares "orientales todos" nos referimos al profesor Julio César Musso, fundador en el año 1968 del instituto antártico, nos referimos también al coronel Omar Porciúncula, responsable del izado del pabellón nacional el 22 de diciembre de 1984 inaugurando Oficialmente la primer instalación de nuestro país en la Antártida. Nos referimos a muchos integrantes de las fuerzas armadas que previo al ingreso de Uruguay como miembro adherente del tratado en el año 1980, fueron adquiriendo experiencia a partir de los años 50 participando en expediciones con países amigos, experiencia y Conocimientos que luego fueron volcados para la formación de una conciencia nacional antártica y la instrumentación del camino para llegar en forma segura y autónoma al continente antártico. Por cierto que a lo largo de todos estos años han sido muchos los hombres y mujeres que en mayor o menor grado han puesto su grano de arena para mantener lo hasta ahora logrado. Nos referimos al personal superior y subalterno del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, quienes siempre en condiciones extremas y de riesgo llevan adelante toda la logística operativa y mantenimiento de la base artigas y especialmente a quienes forman parte año a año de la dotación permanente, integrada por personal de las tres fuerzas y de la dirección de meteorología. Asimismo debemos Destacar, valorar y agradecer a los científicos uruguayos que han apostado a investigar y desarrollar proyectos dentro del área del sistema del tratado antártico, esta actividad, razón de ser de BCAA, como escenario para el desarrollo de la ciencia

www.antarkos.org.uy

15

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Discurso

Discurso
la Antár tida de Día
Casualmente, en este aspecto, el IAU ha mantenido su apoyo a los proyectos y actividades de investigación, pudiéndose cumplir con los objetivos de dichos proyectos más allá de las restricciones climáticas. Los grupos de investigación participantes del programa científico antártico uruguayo pertenecen a las más prestigiosas instituciones técnicas y académicas nacionales, incluyendo jóvenes investigadores, estudiantes de postgrado y científicos reconocidos. El IAU y sus investigadores asociados, están en condiciones de acompañar las políticas de fondos concursables para investigación, siguiendo las políticas nacionales en ciencia y tecnología, así como los conceptos establecidos en el plan estratégico de ciencia y tecnología e innovación recientemente aprobados por el Poder Ejecutivo. Este año en particular y gracias al apoyo del Sr. Ministro de Defensa Nacional, los investigadores antárticos, pudieron participar de la conferencia científica del SCAR celebrado en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, presentando once trabajos científicos, dando al Programa Científico Antártico, su destaque internacional. Para la campaña 2010 - 2011, está previsto incrementar el apoyo con más días de base y más días de plataformas marinas móviles. Se está participando en los foros internacionales de cumplimiento y seguimiento de las medidas de protección ambiental y rediseñando el Programa de Monitoreo Ambiental de las bases y medios de transporte uruguayos a la Antártida. El año 2010, ha sido de particular relevancia para el IAU, que tuvo la responsabilidad de ser sede y organizador por primera vez, de una Reunión Consultiva, la trigésimo tercera. Este el evento de mayor importancia que se realiza año a año dentro del Sistema del Tratado Antártico, con participación de más de 400 representantes de más de 50 países. Creemos haber superado ese desafío de forma exitosa, no dicho por nosotros, sino por las mismas delegaciones que asistieron. El esfuerzo realizado a lo largo de todo este tiempo para mantener la condición de miembro consultivo, se ha logrado gracias a la abnegación, convicción y esfuerzo de todos aquellos que a lo largo de estos 25 años han trabajado para consolidar la posición alcanzada por Uruguay dentro del sistema del tratado antártico. Esta realidad, sin duda obedece a un esfuerzo compartido institucionalmente con las autoridades nacionales, con organismos y empresas del estado y privadas; la capacidad profesional de sus integrantes y la acertada interpretación del objetivo estratégico nacional que representa la Antártida. Esto demuestra los sólidos principios de cooperación y voluntad de acción, orientados por valores superiores, que se transforman en hechos tangibles, cuando se trata de realizar una actividad que resultará sin lugar a dudas, en beneficio para las futuras generaciones de orientales. Así lo avala el compromiso y apoyo que brindan el MDN, MRREE, MEC, UDELAR, UTE, OSE, ANTEL, ANCAP, el Correo del Uruguay, entre otros.

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

16

www.antarkos.org.uy

Día

de

la Antár tida

Estos 25 años son recién el comienzo, el trabajo y compromiso es permanente y está en nosotros mantener lo que han logrado quienes nos han precedido. Debemos asumir e involucrarnos en nuevos desafíos, incrementar la participación de nuestros científicos e instituciones que apoyen nuevos proyectos, lograr que una parte de los fondos concursables sean destinados exclusivamente a proyectos científicos antárticos, debemos aumentar nuestra presencia en la Antártida a través de expediciones científicas embarcadas a bordo de buques de la armada, como también desarrollar un proyecto de base permanente en el continente, lo que nos permitirá posicionarnos más cerca de los países de primer nivel que integran el sistema. Como parte de nuestras tradiciones, es de orden el reconocimiento y agradecimiento a quienes forman parte de este proyecto nacional, por lo cual anualmente en esta fecha, el IAU entrega con orgullo el Distintivo Antártico a quienes contribuyeron con dedicación y esfuerzo al cumplimiento de esta tarea nacional de relevancia estratégica. En esta oportunidad serán reconocidos entre otros, quienes formaron parte de la dotación permanente ANTARKOS XXV durante todo el año 2009. También realizaremos la presentación del libro de poemas “Versos Antárticos”, obra de la escritora Delia Musso, hija del fundador del Instituto profesor Julio César Musso. Asimismo, como en muchas otras ocasiones, el Correo Uruguayo con su incondicional apoyo al IAU, hará el lanzamiento de un sello conmemorativo de lo que hoy estamos celebrando, 25 años de Uruguay como miembro consultivo del tratado antártico. Finalmente quedara inaugurada una muestra filatélica denominada "Uruguay y el correo polar" que permanecerá abierta al público en general durante todo el mes de octubre 2010. Por último y a modo de reconocimiento en la continuidad del esfuerzo iniciado hace más de 25 años, deseo agradecer por el apoyo recibido y el trabajo realizado a todo el personal superior y subalterno que presta servicios en este Instituto, a los Señores Consejeros titulares y alternos, representantes del Ministerio de Educación y Cultura y del Ministerio de Relaciones Exteriores, a los científicos y a las instituciones que representan y deseamos muy especialmente enviar un afectuoso saludo a la distancia, a los 8 compatriotas de la dotación Antarkos XXVI a cargo del señor comandante Ricardo Saravia que se encuentra en la Base Científica Antártica Artigas custodiando un sueño y manteniendo viva la expectativa de nuestro futuro en el continente blanco Muchas gracias. Contra Almirante Leonardo Alonso Presidente del Instituto Antártico Uruguayo

www.antarkos.org.uy

17

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Discurso

v i ve n c i a s

Mi primera vez en la Antártida
por Karina Sans, 22 de noviembre de 2010 Publicado en facebook

Karina Sans
Licenciada en Ciencias Biológicas. Especializada en Biología Marina. Cursando Master en Gestión Ambiental para Ciencia y Tecnología Marina

Era abril de 2005 y me tocó volar en un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya. Salimos de Montevideo rumbo a Chile en un Hércules C 130 de carga o transporte de tropas. No había asientos individuales cómodos y mullidos- como en aviones comerciales- o un servicio de catering que te sirviera refrigerios, cada quien se llevo su vianda para el viaje y los tapones para los oídos por el ruido de los poderosos motores al volar. Cuando despega un Hércules hace honor a su nombre, parece que estas por viajar en un transbordador espacial rumbo a la Luna. Eran 5 horas y media de vuelo hasta Punta Arenas, pero justo a los 25 minutos de viaje nos quedamos sin un motor y tuvimos que volver al aeropuerto para susto de la prensa, de mi jefe que estaba reunido en la Base Aérea 1 dando una conferencia y de mi padre que se enteró por la radio y le tenía pánico a los aviones. El aterrizaje aunque supuestamente de emergencia no tuvo mayores inconvenientes, volví a mi casa, avisé a todos estaba bien, me comí mi vianda y esperé noticias. De noche me avisaron que al otro día salíamos de nuevo ya que el motor estaba reparado. Partimos todos menos uno que no quiso repetir la experiencia. Nueva vianda y nuevo intento. Tuve la suerte de poder ver el Estrecho de Magallanes desde la cabina del avión y sentirme como pájaro entre las nubes. Pasamos la noche en Punta Arenas y si mal no recuerdo, un día más esperando la famosa ‘ventana’ de buen tiempo para poder hacer el cruce rumbo al casquete polar. Nuestra base científica se encuentra en la Isla Rey Jorge que pertenece al Archipiélago de las Shetland del Sur, bien en la punta de la Península Antártica. Desde Punta Arenas son aproximadamente dos horas y media de vuelo los cua-

les hicimos con bastante turbulencia. Llegamos a primera hora de la tarde a la Base Científica Chilena Frei, donde aterrizan y despegan los aviones en la isla. Dentro del avión viajábamos con buena temperatura a pesar de la época del año y de lo al sur que estábamos. Recuerdo que miré hacia la zona de carga ya que viajábamos con todos los materiales y equipajes junto a nosotros y esperé a que se abriera la compuerta de descarga para descender. Allí me avisaron me acomodara bien todo el equipo que llevaba puesto; pantalón para la nieve con calzas de lana, chaqueta para la nieve impermeable, buzos y gorro de lana, camisetas abrigadas, guantes, bufanda, lentes, botas especiales para la nieve. Pensé, con todo esto imposible que pase frío, apenas me podía mover de tanta ropa. Y allí se abrió la compuerta. Lo primero que sentí fue una ráfaga de viento helado en mi cara como nunca en mi vida había vivido, ni aún en la Cordillera de los Andes. Ese día había ventisca de nieve y la sensación térmica rondaba los 25 grados bajo cero. Nos dijeron; “rápido, rápido, bajen, bajen y entren a la base”. Yo al salir no veía nada más que blanco a mi alrededor, en el piso, en el aire, era como si Maicena helada volara por todas partes y el dolor que sentía en la cara me impedía abrir bien los ojos y ver claramente a través de los lentes empañados. Se me empezaron a congelar las mejillas y seguía sin distinguir la entrada a la base mientras todos corrían. En eso un compañero ya avezado del trabajo antártico me tomó de la campera y me empujó hasta la entrada que recién cuando la tenia encima pude verla. Luego me comentó que él sabía que allí estaba por experiencia, por las tantas veces que había ido hasta allá y no por-

v i ve n c i a s

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

18

www.antarkos.org.uy

Karina Sans

Llevaré en mi alma a la Antártida por siempre. Quien logra superar el aislamiento y el frío de allí, jamás vuelve a sentirse solo en ninguna otra parte del planeta.
que la hubiera visto con claridad, así que me quedé tranquila, solo era cuestión de orientarse. No habíamos arribado a la Antártida en su mejor día. Adentro estaba agradable, una temperatura ideal y había mucha gente. Personas de todas las nacionalidades: chinos, coreanos, rusos, alemanes, chilenos, argentinos, etc. El tiempo desmejoraba rápidamente y nuestro avión en cuanto desembarcó todos los materiales emprendió vuelo nuevamente hacia Chile. Y allí quedamos nosotros esperando que nos vinieran a buscar en el carrier de nuestra base. Me pegué a una ventana y miré hacia afuera. Mis ojos estaban impactados con el espectáculo del blanco absoluto. Una investigadora coreana sentada en el piso junto a mis pies, trabajaba en su notebook muy concentrada. Me trajeron un café y un chileno de la base me dio la bienvenida. -¿Primera vez? Me preguntó. -¡Si! Le contesté. -¿A qué te dedicas? -Soy bióloga marina y pienso hacer investigaciones en la Bahía Collins. - Acá te pueden pasar dos cosas, me dijo. –Aprenderás a amar a la Antártida o no querrás volver jamás a vivir esta experiencia... Retorné dos veces más a la Antártida, a trabajar como investigadora científica viajando en barco, y la última vez en el 2008, viví allí durante 3 meses. Sin dudas a pesar de todo lo bueno y lo malo que se puede vivir en un clima tan extremo y desolador, la Antártida resultó ser mi segundo hogar. No sé si volvería nuevamente. Así como tengo los mejores recuerdos de experiencias increíbles que viví, también tengo fantasmas que me acechan. Allí se descubre lo mejor y lo peor del ser humano y lo más bello y lo más peligroso de la naturaleza. Llevaré en mi alma a la Antártida por siempre. Quien logra superar el aislamiento y el frío de allí, jamás vuelve a sentirse solo en ninguna otra parte del planeta.

www.antarkos.org.uy

19

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

v i ve n c i a s

LAS MARAVILLOSAS NUBES
por Delia Ma. Musso

Fue durante mi primer viaje al Sur cuando los primeros icebergs empezaron a hacer su aparición. Bien abrigada, solicité permiso para subir a cubierta, permiso que me fuera concedido, previa aceptación de mi parte de retirarme ante el primer requerimiento del Comandante de a bordo. Sin mediar más detalles, me fui acercando hacia el lugar más próximo a la proa, desde donde pudiera apreciar ese nuevo paisaje que se presentaba a mis ojos, obviando el saber que me observaban desde el Puente de Mando. El color del océano en movimiento, hendido por el surco de espuma blanca que trazaba nuestra derrota era de un azul profundo que fue aclarándose hasta la transparencia vidriosa al ser levantado por la acción del viento que cada vez era más helado. No deseaba sacar conclusiones que fueran más allá de aquellas percepciones primarias. Lo que pudiera oler: el frío y viril salobre de las aguas; oír: los distintos sonidos discursivos del viento y todo lo que pudiera apreciar de los colores de aquel principio de atardecer. Poco a poco, avanzábamos en el sentido contrario de aquella peregrinación de esas esculturas blancas, naturales, más cercanas a la concepción que de la misma tienen nuestros plásticos contemporáneos. Adoptaban peculiares y personales formas que me iban transmitiendo silenciosos mensajes, provenientes de años y años, sin numerar. Sólo hablaba la naturaleza, sólo la escuchaba yo, sola, sin ruido de voces. “A mis soledades voy/ de mis soledades vengo/porque para andar conmigo/me bastan mis pensamientos…” fue de hecho lo que recordé en aquellos primeros momentos. El sol había adoptado una particular posición en el horizonte que yo no había visto nunca; las nubes habían comenzado a acumularse con el color de un vellón de lana recién esquilado. Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010 20 www.antarkos.org.uy

Entonces el viento comenzó a golpearnos con más fuerza, pero yo estaba bien sujeta y asegurada según las instrucciones recibidas. La extraña peregrinación de hielos hacia el Norte había ido en aumento. Gajos blancos que se habían ido desprendiendo desde algún lugar, hacia su fin. No llevaban, ni llevarían nuestra prisa. Condensados en sí mismos al llegar a su destino toda su existencia les parecería haber abarcado unas pocas horas. No se por qué pensé en los ángeles. Me los imaginé como siempre alados, pero con el gracioso movimiento de las terracotas de Mirina y, a veces, sonriendo como los de Reims. No supe bien la razón, pero sentí que algunas lágrimas se deslizaban desde mis párpados y experimenté algo nuevo en mi corazón. Pero en aquellas latitudes, llorar dolía físicamente: las lágrimas se congelaban como finas agujas en el rostro, como cortantes vidrios sobre las pestañas. ¿Cómo pudo Dante, imaginar este suplicio para sus condenados al Infierno?. Aquello que había en mí de Mediterráneo se conmovió y atrapando una pequeña lágrima con el extremo de mis guantes, observé cómo se transformaba en un cristal cada vez más brillante. Entonces sí, alcé mi mano en dirección al Puente y al agitarla lentamente en forma de reconciliador saludo, fue sorprendida por el último vestigio de luz, que quedó aprisionado entre aquellas maravillosas nubes para convertirse en una diminuta piedra preciosa, que aún conservo.

www.antarkos.org.uy

21

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Antárticos de ayer aye r

Country made in Uruguay
De piloto de helicópteros de la Fuerza Aérea dedicado a búsquedas y rescates, a cantante y compositor. John Fisher: un vaquero nacido al sur del continente.
Tomado de El País Domingo 21 Nov 2010, Montevideo, Uruguay

www.elpais.com.uy

Por Caterina Notar Giovanni
Un afiche ubicado en las puertas de un bar céntrico anuncia el show de John Fisher. Ese nombre, impreso en la tipografía característica del lejano Oeste estadounidense aquella de los avisos de Wanted, "Se busca", en inglés-, sus facciones, el sombrero de vaquero y la promesa de un espectáculo de música country inducen al cerebro a pensar que se trata de un forastero. Pero no, John Fisher es uruguayo, nacido en Tacuarembó, criado en Minas de Corrales (Rivera) e inscripto oficialmente como John Fitzgerald Rauduviniche. "La culpable es mi madre, que le gustaba ponernos nombres extranjeros", se excusa John (46). Ella, sin proponérselo, seleccionó un nombre que terminaría calzando perfecto con la carrera que elegiría su hijo a los 38 años. El mismo que hoy, ocho años después, está próximo a lanzar el primer disco de música country uruguaya con temas originales y en inglés. Cercano este. John Fisher es piloto de helicópteros de profesión. Cuando cumplió 38 años, y luego de 2.200 horas de vuelo en el área de búsqueda y rescate de la Fuerza Aérea, tuvo que decidir entre jubilarse o continuar realizando tareas en tierra. Optó por lo primero. "Hice todo lo que podía llegar a hacer, pasar a trabajar en una oficina no me interesaba", recuerda. Hasta entonces, su vínculo con la música no iba más allá de tocar la guitarra y cantar alguna balada en una ronda de amigos, pero una vez retirado y con mucho tiempo libre, decidió convertirse en profesional. La música country siempre fue su pasión, por eso cuando viajó a Inglaterra en 1997 a hacer un curso de capacitación en pilotaje se compró cuatro discos que compilaban lo mejor del género. "Ahí empecé a meterme y a comprar más material", cuenta sentado en la sala de ensayo de su casa, Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Antár ticos

de

en Parque del Plata. El acopio alcanza hoy los 400 discos de country. En 2004, Fisher se entera de la existencia del San Pedro Country Music Festival, que se realiza en Argentina y que es considerado el más importante de Sudamérica. Entonces decide participar en representación de Uruguay. Así nace Zona Country, una banda de tres guitarras, teclado, batería, bajo, armónica y tres voces (dos femeninas y la de Fisher). Al regreso, sus integrantes -Andrea, Mary Mc Lane, Diego Braica, Diego Banega, Martín Cruz, Jorge Mariño y Juan Prada-, se focalizaron en la difusión del estilo, y comenzaron a surgir las primeros contratos en hoteles. En esa línea, Fisher junto a Raúl Tejeiro y Julio Cavallaro fundaron la Asociación de Música Country del Uruguay (www.amcuruguay.com), de la que en la actualidad participan unos cien fanáticos. En total, las bandas locales no llegan a 10.

22

www.antarkos.org.uy

aye r de

John Fitzgerald Rauduviniche. fue piloto del helicóptero de la Base Artigas, en varias campañas desde fines de los 90 hasta 2002. Con sus canciones animaba las veladas en el comedor de la Base. Es muy conocida su musicalización del tema “Noche Blanca” con letra e interpretación de Andrea Pochellú, la que fuera grabada en el CD que editara Proyección a la Antártida en 2006 Cultura cowboy. "Mis héroes eran vaqueros que medían 6 pies y medio de altura, que le hablaban a las chicas y que peleaban contra el malo del pueblo", relata Fisher cuando se le pregunta por el origen de su interés por la cultura country. "Calculo que eso marcó mi gusto", agrega. Además, se define como un hombre no urbano. "No diría que soy un campesino, pero siempre me interesó todo lo gauchesco, lo folclórico. Viví tres años en Montevideo y hui hacia el Este", explica entre risas. Si bien estuvo dos veces en Estados Unidos, todavía no ha podido visitar Texas, la meca del country. "Mi sueño sería tocar y llevar el disco allí", reconoce. En éste incluye algunas canciones compuestas en 2004, cuando todavía era un novato en la materia. "Lo que hice en estos años fue sacar mucho repertorio, mucho cover y subestilos. Hice un autoaprendizaje de toda la música country. Por eso creo que estoy en el momento de madurez necesaria para hacer un disco con temas propios a buen nivel", asegura. Fisher dice no haber recibido comentarios negativos por su dedicación a este género, y se llena de orgullo cuando recuerda que espectadores estadounidenses le han llegado a decir que canta "como un tejano". "Esa es mi puntuación máxima. Es como que un americano toque Zitarrosa y le digan `te sale igualito`", ilustra. No obstante, tiene claro que seguiría por el mismo camino aún sin público dispuesto a escucharlo. "El tema es ser auténtico, hacer lo que sentís y realizarte con eso", arguye. A los fans, en tanto, los describe como "enamorados del estilo". "Igual se pasan el día escuchando música country, pero por sobre todo, son curiosos naturales, personas que quieren saber cuándo, cómo y por qué se escribió tal canción. No les alcanza con escucharla", asegura. Tal vez por eso, y aún siendo un grupo reducido, hace seis meses se creó www.countryuy.com, un lugar de culto para los amanwww.antarkos.org.uy 23

Antár ticos

tes de esta música. El sábado 4 de diciembre será una buena oportunidad para conocer a músicos y fanáticos. Ese día se realizará en la Plaza Matriz la cuarta edición del festival de country, en el que participarán ocho bandas que tocarán entre las 11 y las 17 horas. Hasta el momento, esa música no logra captar el apoyo económico de las grandes empresas, aunque cuentan con la colaboración de la Embajada de Estados Unidos y el Ministerio de Educación y Cultura. De hecho, Fisher y otras bandas locales tocaron en septiembre en el stand de ese país en la Expo Prado. Con el tiempo, aquella primera banda llamada Zona Country, se convirtió en una mini productora que ofrece cuatro formatos de espectáculos musicales diferentes, con repertorios que incluyen desde country oldies, country rock, rockabilly hasta una fusión acústica de blues y country. John Fisher no vive de su música, claro. Tampoco es un vaquero de tiempo completo: la caracterización está limitada al escenario. Su esposa y manager, en cambio, relata que mientras ella residió en Venezuela "vivía country", lo que se traduce en vestirse como vaquera todos los días. "Acá no lo puedo hacer porque te miran con mala cara", explica. Su marido asegura que la ventaja de hacer country en Uruguay radica en la diferenciación: "Sos algo raro que llama la atención". Pero la desventaja es la barrera idiomática. "Si todo el mundo supiera lo que dicen las letras habría mucha más gente a la que le gustaría esta música", asegura. Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Filatelia Polar
Por Lic. Ana María De Salvo Periodista y escritora

Filatelia Polar

El miércoles 24 de noviembre de 2010, la Asociación Antarkos organizó una conferencia sobre Filatelia y el Correo Polar. La misma fue dictada por la Lic. Ana María De Salvo, Socia Fundadora de Antarkos y reconocida filatelista de nuestro medio. Ana De Salvo es periodista y escritora, habiendo publicado el libro “Paralelo 62º”, una publicación que relata la actividad de Uruguay en la Antártida. El evento fue presentado en la sede de la Asociación Cultural y Educativa Uruguay Marítimo (ACEUM), en Beisso 1618, Montevideo y contó con el apoyo del Departamento de Relaciones Públicas del Instituto Antártico Uruguayo. Una vez finalizada la parte oratoria, se presentó una muestra filatélica, con sellos polares de diversos países y se una interesante colección de sobres tramitados desde zonas polares.

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

24

www.antarkos.org.uy

Conferencia filatélica

el Correo Polar
A cargo de la Lic. Ana María De Salvo Periodista y escritora Con el Auspicio de ACEUM y el apoyo del Dpto. de RRPP del IAU. uando hablamos de Correo Polar, nos estamos refiriendo a líneas de comunicación aérea, marítima, terrestre, o de alguna otra especie, entre los sistemas postales activos del continente antártico o de la zona ártica, y las oficinas de correos de todo el mundo. Dado que no hay una población permanente ni asentada como Nación o Estado en el Polo Sur, la acepción Correo Polar identifica a una rama de la Filatelia o coleccionismo de sellos que se dedica al correo de las expediciones científicas, de las investigaciones en diferentes bases y estaciones, así como a los envíos regulares del personal destacado hacia sus países de origen, utilizando estampillas alusivas a la región antártica, tanto como de otro tipo, que es matasellado en la zona polar. El valor filatélico del Correo Polar no está signado solamente por las emisiones postales alusivas a bases antárticas, investigadores, descubridores, expedicionarios históricos o fauna autóctona, sino por la intervención de la Oficina Postal correspondiente en la propia Antártida. De esta forma, tienen un valor importante los sobres matasellados en las bases, estaciones, barcos que navegan mas allá del paralelo 60 Sur, o incluso, de aviones de carga y transporte de pasajeros o personal que hacen cruces regulares al continente helado y franquean correo a bordo. No necesariamente los sellos matasellados en estas situaciones deben corresponderse temáticamente, pues el valor se lo da la marca que inutiliza el franqueo.

C

También es interesante destacar como países que no tienen bases antárticas, o ni siquiera son Miembros Adherentes del Tratado Antártico, poseen emisiones temáticas muy interesantes sobre la Antártida. Incluso creo que ustedes han podido observar algunos de estos ejemplos en la colección que hemos reunido para la Muestra. El diseño de los sellos postales en general, es un reflejo del patrimonio de un país, y procuran ser una forma artística más, que muestra la identidad de un pueblo en el exterior. En el caso de aquellos países que tienen pendientes reclamaciones territoriales, las emisiones de sellos antárticos suelen ser acompañados de una pequeña leyenda que las apoya. Así es común encontrarse con sellos argentinos, chilenos, británicos o australianos, que mencionan "Territorios Antárticos" como propios, pero no significa que esos franqueos hayan sido diseñados e impresos solamente para uso de correo entre el continente antártico y el resto del mundo. Como dato curioso, la primera oficina postal en la Antártida empezó a funcionar en 1904, en las Islas Orcadas del Sur. Un año antes, el expedicionario William Bruce exploro la zona a bordo del Scottia, cuando su barco quedo varado en la isla Laurie. Durante este tiempo Bruce cartografió las islas, cambio algunos nombres registrados por Weddell, y estableció una estación meteorológica. En diciembre de 1903 navego hasta Buenos Aires buscando provisiones y apoyo para continuar sus estudios del clima, por lo que ofreció en venta las instalaciones que habían construido al gobierno argentino, por la suma de cinco mil pesos de la época. En esta negociación se conto con la conformi25 Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

www.antarkos.org.uy

y en ingles, para su difusión entre coleccionistas extranjeros. El nombre de esta emisión es “Uruguay Antártico-Base Artigas”, recrea las primeras construcciones, con el fondo del Glaciar Collins. Se destaca el antiguo refugio chileno en color rojo, cedido por este país para alojamiento de los pioneros, y que desmantelado en 1988, dio lugar a la actual área científica. El valor nominal de esta emisión es de N$ 20. Hoy día es imposible conseguir ejemplares en el Correo Uruguayo, pudiendo conseguir algún ejemplar de particulares que en general los comercializan en el exterior. La segunda emisión nacional sobre el continente antártico fue una hojita filatélica conmemorando el 10º aniversario de la Base Artigas y el 20º aniversario del Instituto Antártico Uruguayo. Su lanzamiento fue a fines del año 1995, en el marco de la exposición filatélica URUTEM 95, que se realizó en los salones de la Cooperativa de las Fuerzas Armadas. Este bloque se compone de cuatro sellos, que representan no solo a la Base Científica de fondo, sino a un albatros en pleno vuelo, el avión Fairchild 572 de la Fuerza Aérea Uruguaya, primer aeronave uruguaya en llegar a la Antártida en 1984, al buque ROU 26 Vanguardia, que empezó las operaciones de suministros a la base en 1992 y un vehículo anfibio destinado a operaciones antárticas, pero que irónicamente nunca pudo ser transportado hasta nuestra estación científica. Dos años más tarde nuestro Correo emitió un nuevo sello llamado “Pingüino de Pico Rojo”, en honor a las actividades científicas desarrolladas en la base. Si bien el pingüino aparece en primer plano, se observa sobre el lado izquierdo del diseño, la Base Artigas con las nuevas construcciones incorporadas en los últimos cinco años. Su valor nominal es de $ 6, y todavía se pueden conseguir algunos ejemplares en la Sección Filatelia del Correo Central, al valor de franqueo. En 1999, y coincidiendo con el 15º aniversario de la fundación de la Base Científica Antártica Artigas, una nueva emisión filatélica uruguaya hace honor no solo a la fecha que se festeja, sino que destaca la antena de ANTEL instalada dos años antes, permitiendo un im26 www.antarkos.org.uy

dad del gobierno británico, representado por el embajador en la capital argentina. Por decreto del 2 de enero de 1904, el presidente argentino, general Julio Argentino Roca, acepto este ofrecimiento y dispuso enviar una comisión en el mismo Scotia para hacerse cargo. En dicha misión fue el encargado de la Estafeta Postal “Orcadas del Sur”, Hugo Acuna, creada por resolución ministerial del 20 de enero del mismo ano. Este fue el inicio de la base argentina “Orcadas”, el establecimiento humano permanentemente habitado más antiguo de la Antártida. Acuna, además de dirigir la oficina postal, colaboro con el relevamiento topográfico del lugar. Dos años más tarde fue ascendido al cargo de comisario de la isla, junto a otro compañero. El territorio antártico británico suele emitir sus propios sellos postales, a pesar de la falta de habitantes en forma permanente. Solamente una pequeña parte de ellos son utilizados por científicos o turistas antárticos y el resto se venden para coleccionismo en el exterior. La primera emisión fue en 1963, una serie de 15 valores entre media y una libra de costo, ilustrada con un retrato de la reina Isabel y escenas variadas de la actividad humana en el continente helado. Nuestro país presento su primer sello alusivo a la Antártida en el año 1986, donde se representa a la base Artigas en sus inicios. Este emprendimiento fue acompañado por una hoja explicativa impresa por el correo uruguayo en español Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

portantísimo avance en las comunicaciones entre nuestra base y el resto del mundo: las llamadas telefónicas se hacen desde un aparato corriente sin la intervención de los operadores de radio en la base y en Boiso Lanza para los enlaces correspondientes. Además, el nuevo servicio de telefonía, tiene el mismo costo que las llamadas locales dentro del departamento de Montevideo, haciéndose muy popular una cabina telefónica instalada en el comedor de la base, y que permite comunicarse con todo el mundo, simplemente utilizando una tarjeta telefónica. Esta antena brinda acceso a Internet, convirtiendo a la base uruguaya en la primera de la región en contar con ese servicio. Su valor nominal es $ 7, y también se pueden conseguir ejemplares en la Sección Filatélica del Correo Uruguayo. La siguiente emisión uruguaya en referencia a temas antárticos, fue en el 2008, como adhesión al Año Polar Internacional que se extendió entre 2007 y 2009, recordando al Año Geofísico Internacional desarrollado cincuenta años antes y que diera origen al Tratado Antártico. La fecha elegida para este nuevo lanzamiento fue el 7 de octubre de ese año, Día de la Antártida en nuestro país, ya que recuerda la fecha en que Uruguay fuera aceptado como miembro consultivo del Tratado Antártico, en 1985. Esta emisión es una hoja filatélica compuesta de dos sellos de $ 20 cada uno, y los diseños se realizaron en base a fotos cedidas por el Instituto Antártico Uruguayo y por el Sr. Javier Figueroa. Las imágenes se refieren a la fauna antártica, representada por una pareja de focas y una de skúas, a la vegetación, ilustrada con un liquen antártico en proceso de congelamiento y al hielo, representado por un témpano que abarca casi toda la superficie de la hoja filatélica y que sostiene en su distribución a las imágenes de fauna y flora. Por último, en octubre de 2010, se lanzó otro sello uruguayo en alusión a la Antártida. Esta emisión recuerda los 25 años de Uruguay en el Tratado Antártico, y su emisión corona en cierta forma el reconocimiento a tantos años de relación y trabajo con el continente helado; recordemos que la relación entre nuestro país y la Antártida empezó ya en 1776, www.antarkos.org.uy cuando el Apostadero de Montevideo, mucho antes que existiera el puerto actual, convirtiendo a nuestra ciudad en el umbral a la Antártida, la última parada de expedicionarios, balleneros, foqueros y toda nave que intentara llegar mas allá del paralelo 60 de latitud Sur. En este sello observamos un primer plano del pingüino de barbijo, emblemático, y la proyección del edificio principal de la Base Artigas, recientemente construido y pintado según una idea del Coronel Waldemar Fontes, mientras cumplía funciones como Jefe de Base. Esta pequeña muestra reúne ejemplares de mi colección personal y aportes del Cnel. Fontes, y aspira a seguir creciendo. Fue imposible preparar y trasladar la totalidad del material, pero creo que tienen a la vista lo más representativo de la filatelia polar, específicamente del Polo Sur y una idea más completa del significado y de la importancia de esta temática para coleccionistas, aficionados y amantes de las tierras australes.

27

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

Historias de Marosa, la foca curiosa

Llegan los relevos
por Waldemar Fontes

Se terminaba el mes de noviembre y ya quedaba poca nieve en el camino que unía las bases de la Isla Rey Jorge.
Pipín el Gaviotín andaba paseando de un risco a otro, muy entretenido mirando los nidos que habían hecho las aves y se encargaba de avisar cuando las skúas se acercaban, para que se protegieran. Marosa venía nadando hacia la costa y sobre un pequeño témpano, lo vio al pingüino Borravino que le hacía señas con sus alitas. -¡Marosa! ¡Marosa! ¡No salgas del agua!, le gritó con todas sus fuerzas Marosa se preocupó. Que pasaría para tanta advertencia. Todo parecía tranquilo y no se percibía ningún peligro. Por las dudas, la foca asomando solo su nariz y los ojos, nadó con precaución hasta el témpano y allí Borravino le explicó: -¡Tenemos diversión esta tarde!, debemos ir a la otra bahía. -¿Si? ¿Qué hay de nuevo?, preguntó Marosa.

Cnel. Waldemar Fontes

corredores desde aquel barco y van rumbo a la playa de bahía Fildes. -¿Vamos a ver? –¡Claro!, dijeron los tres, -¡vamos a ver! Los amigos se desplazaron rumbo a un lugar desde donde podían ver la ruta y observaron dos cuadriciclos que avanzaban por el camino, colocando banderines, marcando una senda. En la primera subida del camino, los organizadores estaban poniendo unos mástiles portátiles con las banderas de los países del Tratado Antártico y un grupo de periodistas, había preparado sus trípodes para filmar el pasaje de los corredores. Sobre la costa, los botes iban y venían. Las personas desembarcaban y se ponían a trotar y hacer ejercicios, preparándose para la corrida. Mientras, los botes Zodiac regresaban por más personas. -Parece mucha gente… ¿cuántas personas habrán allí?, preguntó Borravino No pueden desembarcar más de 100 personas por vez y los buques no pueden llevar más de 500 pasajeros a bordo. Así lo marca una Medida que han aprobado los países miembros del Tratado Antártico, dijo Marosa. Pipín y Borravino se quedaron callados. Si Marosa lo decía, seguramente así era, puesto que ella siempre estaba curioseando en Internet o conversando con sus amigos científicos… Por fin los botes dejaron de hacer viajes y los corredores se aproximaron a la largada. El tiempo estaba muy bueno 28 www.antarkos.org.uy

Marosa, la foca curiosa

-Aún no se de que se trata, pero con el día de sol, las personas de todas la bases de por aquí, se juntaron sobre el camino y están preparando algo para recibir gente que según dicen, correrá una maratón. -¿Una maratón? ¿Aquí en la Antártida?, ¿con tanta nieve y con frío?- preguntó Marosa. -Sí, que locos ¿no? Dijo el pingüino. Marosa y Borravino conversaban sobre las cosas que hacían las personas, cuando Pipín llegó volando y se posó en el témpano. -¿No van a ver la carrera?, preguntó a sus amigos. –Ya tienen todo preparado. –¡Miren!, están desembarcando los Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

y era una ocasión muy disfrutable tanto para los corredores como para el personal de las bases, que luego del largo período invernal, veían gente nueva después de mucho tiempo y eso les causaba alegría. En la línea de largada, los organizadores permitían la salida de pequeños grupos de corredores, divididos por categorías. Había profesionales que corrían los 42 kilómetros de la maratón. Otros, aficionados que corrían solo la mitad y otros que simplemente salían a caminar, por el solo placer de haber pisado la Antártida y hacerlo con sus propias piernas. El personal de las bases permanentes, recorría el camino, verificando que se cumplieran todas las normas de protección al medio ambiente y a la vez eran el “público” que alentaba a los corredores. El deshielo estaba en pleno proceso y grandes partes del terreno, sobretodo en las partes altas, ya quedaba visible y seco. Pero en los bajos, la nieve seguía acumulada y se formaban arroyitos por donde corría el agua y formaba barro. Había que ser cuidadoso para elegir el camino y no enterrarse ni mojarse, pero los corredores iban bien equipados y estaban entrenados. Una joven corredora salió muy abrigada, tapada hasta la cabeza, pero cuando pasó de vuelta, venía con la chaqueta abierta y la cabeza descubierta. Es que con el día de sol y sin viento, la temperatura era muy agradable y se podía andar con poco abrigo. Marosa y sus amigos se divirtieron con la maratón y pudieron comprobar que los organizadores fueron muy cuidadosos de recoger cualquier cosa que hubiera podido quedar por allí, mientras los corredores se iban embarcando de regreso al buque. www.antarkos.org.uy 29

Foto de Natalia Pereira El bullicio de las personas desapareció y la vida retomó su curso normal. Un grupo de pingüinos de pico rojo se acercaron a conversar con Borravino y Pipín sobrevolaba por allí. Un grupo de skúas, se bañaba en la cañada que separa las bases de Rusia y de Chile y por la cima de la colina, vieron un vehículo rojo que descendía. Era el “carrier” de la base uruguaya, que luego de recorrer e inspeccionar la zona por donde había pasado la maratón, iba ahora rumbo al aeropuerto. En el aire, se sentía un ruido lejano. De a poco el ruido fue creciendo y un enorme avión se aproximó lentamente. La cara de los uruguayos que viajaban en el “carrier”, era una mezcla de alegría y tristeza… Era que luego de pasar un año en la Antártida, llegaba el primer avión con suministros y relevos y el fin de la campaña se acercaba...

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010 Foto de Oscar Melgar

Marosa, la foca curiosa

RELEVOS
La Dotación Antarkos 26, que culmina su gestión 2009-2010, estuvo al mando del Cnel. Ricardo Saravia y la integraron además: Enrique Pereira (Mecánico) Marcos Aguiar (Electricista) Julio Russi (Radio) Dra. Alice Santo do Cantos (Médica) Natalia Pereira (Cocinera) Yudith Sánchez (Meteoróloga) Diego Colina (Buzo) En el período de verano, estuvieron: Guillermo de los Santos (radio) Roberto Brogliatti (meteo) Jorge Pintos (radio) Ivonne Toledo (radio) Dr. Pablo Millán (Médico)

R E L E VO S

RELEVOS

El logo de la Dotación Antarkos 26, 2009-2010... Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010 30 www.antarkos.org.uy

R E L E VO S

A la Base Artigas por segunda vez…
Comienza la operación Antarkos XXVII y el jefe de BCAA, retorna a la Antártida.

El Tte. Cnel Longino Sosa, se hace cargo de la Dotación Antarkos 27, para relevar al personal que quedará a cargo de la Base Científica Antártica Artigas en la Campaña 2011, que ya se inicia.
Longino Sosa se hará cargo de esta tarea por segunda vez. Anteriormente estuvo a cargo de la Dotación Antarkos 22 durante la campaña 2005-2006 y como tantos otros, se enamoró de la Antártida. Según nos cuenta, la dotación que lo acompañará en la campaña que se inicia, es excelente y espera poder repetir lo que lograra con su anterior grupo, en el año 2006. Sosa recuerda que en esa campaña hizo muy buenos amigos entre las dotaciones de las bases vecinas y trabajó muy a gusto en las tareas que le tocó desempeñar con su gente, disfrutando a la vez el contacto con la naturaleza a pesar de la rudeza extrema del entorno. En la campaña 2006, le tocó dirigir al grupo humano que trabajó en la construcción del edificio AINA, un logro importantísimo para el programa antártico uruguayo, que permitió ampliar las capacidades de alojamiento y de instalaciones para los científicos que trabajan en la base Artigas. En esta campaña, Longino Sosa, deberá encarar otro gran desafío: el transporte y la construcción de los nuevos tanques de almacenamiento de combustible de la Base Artigas. El Tte.Cnel. Longino Sosa, pertenece al arma de Caballería y hasta su partida, presta servicios como Sub Director del Liceo Militar General Artigas. A mediados de diciembre de 2010, partirá rumbo a la Antártida, para relevar con su gente, a la dotación de invierno, que desde el mes de mayo pasado está a cargo de la Base Artigas. Conjuntamente con la partida de este grupo, dará comienzo a la Operación Antarkos XXVII, que este año tiene previsto la reapertura de la Estación “ECARE” en la península antártica y la instalación de campamentos científicos en varios lugares, además de concretar las actividades de reabastecimiento y mantenimiento logístico de rutina. Fuente: oficina de RRPP del IAU mail: rrpp@iau.gub.uy

R E L E VO S
El logo de la Dotación Antarkos 27, que se hace cargo de la Base Artigas para la campaña 2010-2011 www.antarkos.org.uy 31 Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

www.antarkos.org.uy

Fotografía: “Amanecer en la Base Artigas”
Tomada por Julio Russi el 25 de noviembre de 2010, desde la sala de radio de la BCAA.

Copos de Nieve - Nº 29 - Diciembre 2010

32

www.antarkos.org.uy