Está en la página 1de 3

Psicología Conductista se observa que la obediencia es la conducta más reforzada desde

la más tierna infancia. En cambio, la desobediencia es la más castigada. Se va creando así,


poco a poco, algo similar a un reflejo condicionado hacia la obediencia.
obediencia a la autoridad está basada en el principio de jerarquía que ha sido exaltado,
prioritaria y constantemente, en nuestra cultura porque es uno de sus pilares. Si no se
respetase este principio sería difícil que funcionase una sociedad entendida como eficiente
según los parámetros actuales del sistema, ya que sin autoridad todo sería un caos y no
habría leyes ni penas. Esto en un plano general, pero también a un nivel más concreto, el de
los individuos, es la obediencia a la autoridad la que permite una buena protección al sujeto,
digamos que “estaba obedeciendo a la autoridad” es una buena justificación para cometer
determinados hechos, que quizás en ocasiones pudieran ser delictivos.

Existe conformidad cuando un individuo modifica su comportamiento o actitud s fin de


armonizarlos con el comportamiento o actitud de un grupo.

Existe obediencia cuando un individuo modifica su comportamiento a fin de someterse a las


órdenes directas de una autoridad legítima.

Conformidad y obediencia son dos formas de influencia social. La presión a conformarse es


ejercida de manera típica y por otra parte que disfrutan del mismo estatus que el sujeto, mientras
que la presión de obedecer es ejercida por una autoridad de elevado estatus. La obediencia
presupone que la autoridad desee ejercer una influencia y vigile la sumisión del subordinado a sus
órdenes. Por el contrario, la conformidad puede producirse sin que el grupo desee ejercer una
influencia o vigilar al individuo, basta con que la persona conoce la posición del grupo y desee
estar de acuerdo con ella.

Presión de grupo.- Un individuo percibe que un grupo está en desacuerdo con su posición , otra
diferencia entre conformidad y obediencia, es que los individuos que se conforman tienen un
comportamiento similar o idéntico al de la fuente de influencia, mientras que los individuos que
obedecen generalmente tienen un comportamiento diferente al de la fuente de influencia.

La conformidad responde a la idea de que una persona modifica su posición en dirección de la


posición de un grupo. (esto es que, una persona ha sido influenciada por un grupo y primero
estaba en desacuerdo y luego cambio para ir hacia él).

Obediencia Tiene lugar cuando un individuo modifica su comportamiento a fin de someterse a las
órdenes directas de una autoridad.

La semejanza entre la obediencia y la conformidad reside en que ambas constituyen formas de


influencia social.
Cuando una persona se encuentra en estado de considera que forma parte de una estructura
jerarquía, siente que las personas situadas por encima de ella en la jerarquía (las autoridades) son
responsables de sus actos y utiliza las órdenes de tales autoridades como guía de acción correcta.

La conformidad y la obediencia han sido estudiadas por John M. Levine y Mark A. Pavelchak
explican que “existe conformidad cuando un individuo modifica su comportamiento y actitud a fin
de armonizarlo con el comportamiento o actitud de un grupo” y que “existe obediencia cuando un
individuo modifica su comportamiento a fin de someterse a las órdenes directas de una autoridad
legítima”.

La primera supone una presión ejercida por los miembros de la sociedad que se rigen por las
mismas normas e interactúan en un novel de igualdad, mientras que la segunda implica una presión
ejercida por una autoridad que tiene un status superior.

“La obediencia presupone que la autoridad desee ejercer una influencia y vigile la subordinación del
subordinado a sus órdenes”.

“la conformidad puede producirse sin que el grupo desee ejercer una influencia o vigilar al
individuo, basta con que la persona conozca la posición del grupo y desee estar de acuerdo con ella,

Vivir en sociedad, sin embargo, es indispensable e inevitable. La inserción del individuo


al grupo es fundamental (Cooley, 1979). Es así como cada grupo establece sus
mecanismos, procesos y controles sociales hacia el individuo que inician en la
socialización primaria. En esta, el aprendizaje sobre la obediencia y el conformismo
pueden llegar a ser exigencias muy altas. Considerarlos como valores y virtudes conlleva
ser reforzados por instituciones como la familia y las organizaciones sociales.
Por el hecho de vivir en sociedad estamos expuestos

No se nace conforme ni obediente, sin embargo ambas son conductas actitudinalmente


aprendidas. Dependen, fundamentalmente, del estilo de crianza al que son expuestas las
personas.

Se enseña desde la infancia que obedecer es una forma positiva de conducta


Esto significa que muy temprano en el desarrollo se aprende la conveniencia de acatar
valores, tradiciones, costumbres, hábitos y conducta mediante la obediencia de normas
y guías sociales.
la influencia social, según Perez y Mugny (1985) puede ser definida "como regidores de
las modificaciones de todo tipo de respuestas (percepciones, juicios, opiniones,
comportamientos, etc.) observables en el individuo, cambios de respuestas originadas
por el conocimiento de las respuestas (percepciones, juicios, opiniones,
comportamientos, etc.) de otro(s) individuo(s)"

Deutsch y Gerard (1955), definieron conformidad como el resultado superficial,


estratégico y temporal de la necesidad de aceptación del grupo, ya que se busca no ser
excluido o rechazado modificando opiniones y conductas solo en la medida en que se
necesita funcionar en un acuerdo común con el grupo.

la tendencia a llegar a un acuerdo con el grupo es una exigencia dinámica de la


situación. Se funda principalmente en una concepción clara y razonable de las
condiciones: cada cual supone que ve lo que los otros ven. Partiendo de ahí, todo
individuo espera aproximarse al grupo. Este esfuerzo, lejos de tener su origen en una
tendencia ciega a la imitación, es producto de exigencias objetivas"- Asch, 1952.

.el comportamiento del individuo o del grupo tiene por función asegurar su inserción en
el sistema o en el ambiente social. En consecuencia, puesto que las condiciones a las
que deba adaptarse el individuo o el grupo están dadas, la realidad se describe como
algo uniforme y las normas se aplican a todos por igual. Así tenemos una definición casi
absoluta del desviante y del normal. La desviación representa el fracaso en la inserción
dentro del sistema, una carencia de recursos o de información en lo concerniente al
medio social. La normalidad, por su parte, representa un estado de adaptación al
sistema, un equilibrio con el medio social y una estrecha coordinación entre ambos.
Desde este punto de vista privilegiado, el proceso de influencia tiene por objeto la
reducción de la desviación, la estabilidad de las relaciones entre individuos y de los
intercambios con el mundo exterior. El proceso de influencia implica que los actos de
aquellos que siguen la norma son funcionales y adaptativos, mientras que los que se
apartan de la norma o van contra ella son considerados como disfuncionales y no
adaptativos"

El comportamiento está influido por el ambiente e el que se desarrolla la persona, sea familiar social laboral etc

considerando el entorno como un conjunto de estímulos-respuesta.