Está en la página 1de 4

FORMAS DE RASTREAR EL EFECTIVO

El foco de atención de la administración financiera a corto plazo se concentra sobre el capital de


trabajo, esto parece indicar que es un tema de tipo contable. Sin embargo, la toma de decisiones
sobre el capital de trabajo neto aún se basa en el flujo de efectivo y en el valor presente neto.

No existe una definición comúnmente aceptada de la administración financiera de corto plazo; la


diferencia más importante entre la de corto y la de largo plazo radica en la oportunidad de los flujos
de efectivo. Las decisiones financieras a corto plazo implican flujos de entrada y de salida de
efectivo dentro de un período de un año o menos. Por ejemplo, se toma una decisión financiera a
corto plazo cuando una empresa ordena materia prima, paga en efectivo y anticipa la venta al
contado de productos terminados antes de un año como sigue:

Flujos de entrada de efectivo:


Efectivo por venta de artículos

Flujos de salida de efectivo


Tiempo:

0 1 año o menos
Pago de materia prima

Por el contrario, una decisión financiera a largo plazo, se refiere a cuando la empresa compra una
máquina especial que reduce los costos operativos a lo largo de los cinco años siguientes, como
sigue:
Flujos de entrada de efectivo. Ahorros en costos

1 2 3 4 5 años
Flujos de salida de efectivo
Compra de Máquina

Algunos de los cuestionamientos relacionados con la administración financiera de corto plazo, son
los siguientes:

1. ¿Cuál será la cantidad razonable de efectivo que se deberá mantener a la mano (en el banco)
para pagar las cuentas?
2. ¿Qué cantidad de materia prima debería ordenarse?
3. ¿Qué cantidad de crédito debería extenderse a los clientes?

FORMAS DE RASTREAR EL EFECTIVO Y EL CAPITAL DE TRABAJO NETO .

Rastreamos los componentes del efectivo y del capital de trabajo neto a medida que cambian de un
año al siguiente. Nuestra meta es describir las actividades operativas de la empresa a corto plazo y
su efecto sobre el efectivo y el capital de trabajo.
Los activos circulantes son el efectivo y otros activos que se espera convertir en efectivo dentro de
un año. Los activos circulantes se presentan en el balance general de acuerdo con el orden de su
liquidez contable, es decir, la facilidad con la cual pueden convertirse en efectivo a un precio justo y
el tiempo que se requiere para realizar dicha conversión.

De manera análoga a la inversión en activos circulantes, las empresas usan varios tipos de deuda a
corto plazo, los cuales reciben el nombre de pasivos a corto plazo; éstos son obligaciones que se
espera sean cubiertos con un pago en efectivo dentro de un año o dentro del ciclo operativo, el que
sea más corto. Los tres principales rubros que se encuentran como pasivos de corto plazo son: las
cuentas por pagar, los sueldos devengados por pagar, los impuestos por pagar y otros pasivos
acumulados, así como los documentos por pagar.

DEFINICIÓN DEL EFECTIVO EN TERMINOS DE OTROS ELEMENTOS.

Capital neto de trabajo + Activos fijos + Diferidos = Deuda a largo plazo + Capital

Capital neto de trabajo = Efectivo + Otros activos circulantes – Pasivos de corto plazo

Efectivo + Otros activos circulantes – pasivos de corto plazo = Deuda a largo plazo + Capital –
Activos fijos – Diferidos

Efectivo = Deuda a largo plazo + Capital – Capital neto de trabajo sin efectivo – Activos fijos –
Diferidos.

CICLO OPERATIVO Y CICLO DE FLUJO DE EFECTIVO.

La administración financiera a corto plazo se relaciona con las actividades operativas a corto plazo
de la empresa. Tales actividades, en una empresa manufacturera típica, consisten en una secuencia
de hechos y decisiones:

Hechos Decisiones
1. Compra de materia prima. 1. ¿En cuánto se incrementará el inventario?
2. Pago de las compras en efectivo. 2.¿Se solicitarán fondos en préstamo o se
disminuirá el saldo de efectivo?
3.Manufactura del producto. 3.¿Cuál será la tecnología apropiada para la
producción?
4.Venta del producto. 4.¿Será mejor ofrecer condiciones al contado, o a
crédito a los clientes?
5.Cobros en efectivo. 5.¿Cómo hacer los cobros en efectivo?

Estas actividades crean patrones de flujos de entrada y salida de efectivo que son tan asincrónicos
como inciertos. Son asincrónicos porque los pagos de efectivo realizados por las compras de
materia prima no suceden al mismo tiempo que los ingresos de efectivo provenientes de la venta de
productos. Son inciertos porque las ventas y los costos futuros no se conocen con certeza.

Ciclo operativo: Es el período que transcurre desde la llegada de las mercancías hasta la recepción
del efectivo. La longitud del ciclo operativo es igual a la suma de las longitudes de los períodos de
inventario y de las cuentas por cobrar. El período de inventario es el lapso que se requiere para
ordenar, producir y vender un producto. El período de las cuentas por cobrar se traduce en el tiempo
que se requiere para cobrar los ingresos en efectivo.
Ciclo efectivo: Es el tiempo que transcurre entre los desembolsos de efectivo y la cobranza. Puede
concebirse como el ciclo operativo menos el período de las cuentas por pagar, es decir:

Ciclo de efectivo = Ciclo operativo – Período de las cuentas por pagar

El período de las cuentas por pagar es el lapso a lo largo del cual la empresa puede demorar el pago
correspondiente a la compra de varios recursos, tales como los sueldos y la materia prima.

ALGUNOS ASPECTOS DE LA POLÍTICA FINANCIERA A CORTO PLAZO.

La política que adopte una empresa para la administración financiera a corto plazo debe estar
conformada, al menos, por dos elementos:

Magnitud de la inversión de la empresa en activos circulantes.

Las políticas financieras flexibles a corto plazo incluyen:

1. Mantenimiento de fuertes saldos de efectivo y de títulos negociables.


2. Fuertes inversiones en inventarios.
3. Concesión de crédito en términos liberales, lo que da como resultado un alto nivel de
cuentas por cobrar.

Las políticas restrictivas a corto plazo son las siguientes:

1. Mantener saldos de efectivo bajos y no hacer inversiones en títulos o valores


comercializables.
2. Hacer inversiones pequeñas en inventarios.
3. No permitir ventas a crédito ni cuentas por cobrar.

La determinación del nivel óptimo de activos circulantes requiere de una identificación de los
diferentes costos de las políticas alternativas de financiamiento a corto plazo. El objetivo es “hacer
un trueque” entre el costo de las políticas restrictivas y el de las políticas flexibles, para llegar a
determinar la mejor combinación.

La administración del activo circulante implica un análisis de las ventajas y desventajas en función
del aumento o disminución de los costos, de acuerdo con el nivel de las inversiones.

Los costos que aumentan con el nivel de las inversiones en activos circulantes reciben el nombre de
costos de mantenimiento.
Los que disminuyen debido a los incrementos del nivel de inversiones en activos circulantes,
reciben el nombre de costos por faltantes.

Por lo general los costos de mantenimiento se pueden agrupar en dos categorías: primero, ya que la
tasa de rendimiento sobre los activos circulantes es baja en comparación con la de otros activos, no
existe un costo de oportunidad. Segundo, existe el costo del mantenimiento del valor económico de
la empresa, por ejemplo, el costo de almacenamiento del inventario.

Se incurren en costos por faltantes cuando la inversión en activos circulantes es baja. Si una
empresa se queda sin fondos de efectivo, se verá forzada a vender títulos o valores negociables. Si
una empresa se queda sin efectivo y no puede vender fácilmente estos valores, deberá solicitar
fondos en préstamo o dejar de cumplir una obligación.
Existen dos tipos de costos de faltantes:

1. Costos de ordenamiento. Los costos de ordenamiento resultan de colocar una orden para
solicitar mayores cantidades de fondos en efectivo (costos de corretaje) o una mayor
cantidad de artículos del inventario (costos de arranque de la producción).
2. Costos relacionados con las reservas de seguridad. Estos son los costos que resultan de las
ventas perdidas, de la pérdida de aceptación de los clientes y de la interrupción de los
programas de producción.

PRESUPUESTO DE EFECTIVO.

Es una herramienta fundamental de la planeación financiera a corto plazo. Permite al administrador


financiero identificar las necesidades (y las oportunidades) financieras a corto plazo, a la vez que le
indica los financiamientos que se requerirán en el corto plazo.