Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD DE

GUAYAQUIL
FACULTAD PILOTO DE
ODONTOLOGIA

TEMA:

Espacio biológico

INTEGRANTE:
MACARENA VALAREZO

CURSO: 7 SEMESTRE

PARALELO: 2
Espacio biológico
Se denomina espacio biológico a la unión dentogingival, que está constituida por
el epitelio de unión y el tejido conectivo de inserción de la encía. Cuando se habla
de espacio biológico no sólo se debe pensar en la longitud de la inserción
gingival, sino que se debe relacionar con el grosor de la encía, el biotipo
periodontal y la profundidad del surco gingival, puesto que todos estos
parámetros se integran, y deben ser tenidos en cuenta para comprender de
manera exacta la morfología del tejido gingival supracrestal. La variabilidad de
dimensiones de los componentes epitelial y conectivo que existe entre
individuos, e incluso dentro del mismo individuo, es otro factor que debe ser
considerado. Una vez que se ha invadido la unión dentogingival, el tipo de
manifestación clínica que se produce va a ser distinta según los casos, ya que
no hay que olvidar que la respuesta está relacionada con la susceptibilidad del
paciente frente a la enfermedad periodontal, además de otros factores.

La importancia de esta estructura radica en las consecuencias que se pueden


derivar de su invasión, que como se verá más adelante puede inducir retracción
gingival, pérdida ósea, hiperplasia gingival, etc., todo ello con unas graves
consecuencias desde el punto de vista de la salud periodontal como de la
estética gingival.

Si un tratamiento restaurador requiere una preparación dentaria intracrevicular,


se debe estudiar el caso de forma individualizada para elaborar un correcto plan
de tratamiento, analizando si se va a necesitar algún tratamiento periodontal u
ortodóncico previo para alargar la corona dentaria; se deberá determinar cuanto
es posible insinuarse en el surco gingival, porque cuando se habla del espacio
biológico se tiene que tener presente que es una característica morfológica
gingival totalmente personal y propia de cada paciente.

Es el espacio que ocupa el epitelio de unión y las fibras de la inserción conectiva.


No se incluye el surco gingival.

Fue definido por Gargiulo A.W., Went F. y Orban B. en 1961. Realizaron un


estudio en cadáveres humanos y observaron que las dimensiones que existían
desde la altura de la cresta alveolar hasta la base del surco gingival eran
constantes.

 La anchura media del epitelio de unión era 0,97 mm.


 La anchura media de la inserción conectiva era 1´07 mm.
 La dimensión total del espacio biológico es de 2,04 mm. Ésta es una medida
de referencia estándar pues existen variabilidades interindividuales y entre
dientes de una misma arcada. Es el mínimo espacio que debemos respetar
para no producir la invasión del espacio biológico.

Podemos calcular la dimensión exacta del espacio biológico sondando hasta la


cresta alveolar (bajo anestesia) y a esa medida le restamos la profundidad del
surco gingival.
DIAGNÓSTICO DEL ESPACIO BIOLÓGICO

Para analizar si la dimensión del espacio biológico está comprometida en un


diente primero se deberá buscar la salud periodontal. Luego se deberá sondear
la zona a analizar y tratar que la sonda perfore el epitelio de unión hasta llegar al
nivel de inserción clínica, una vez allí se tomará la medida hasta la cresta ósea.
De este modo se determinará la distancia existente entre el margen tentativo de
la restauración y la cresta ósea. Del mismo modo se determinará la distancia de
dicha cresta ósea al margen gingival para determinar el ancho del espacio
biológico de ese diente.

La medición de este registro deberá ser aproximadamente de 3mm, si se


encontrase valores más altos (3mm) indicará que existe un buen espacio
biológico en esa zona, pero si se encontrase valores menores (<3mm) se tendrá
que hacer un mayor análisis de esa zona para determinar si realmente hay una
alteración del espacio biológico. Sin embargo para fines didácticos
consideraremos que un valor menor a 3mm representará una medida insuficiente
de espacio biológico en esa zona analizada. Para devolver este espacio biológico
que se ha perdido, la opción básica es reducir el nivel de la cresta ósea mediante
osteotomía y osteoplastia para aumentar el espacio biológico 2.

Si acaso se va a realizar a realizar un tratamiento protésico en algún diente, el


análisis del ancho biológico es de fundamental importancia; en muchos casos
diagnosticados con alteración del espacio biológico, éste deberá primero ser
restablecido; la técnica se denomina recuperación de espacio biológico.

RECUPERACIÓN DE ESPACIO BIOLÓGICO

Esta técnica devuelve al diente las dimensiones necesarias para preservar la


salud gingival alrededor del diente a restaurar.Para la planificación adecuada del
procedimiento se deberán tener en consideración cinco parámetros básicos:
estado periodontal, viabilidad protésica del diente, resultado estético del
procedimiento, medida del espacio biológico, ancho de encía queratinizada.
Bibliografía

https://www.actaodontologica.com/ediciones/2014/3/art-
23/?fbclid=IwAR1uQRl_7jcFoFPvBDwpMKXnRgn9xt2gM2wE1MNPsc9VQ4wpsgxj-n1YjiE
http://www.adeec.com.mx/espacio-
biologico/?fbclid=IwAR0da6QkQ0cXTduha3ZpywNIyR_h6rVjNGsIYYBOfS_lRDvhJHPJzX-xmYQ