Está en la página 1de 2

Los componentes químicos de la Coca Cola según su etiqueta:

E-338 o ácido fosfórico. Generalmente se utiliza en la industria como corrosivo. Uno


de sus efectos en el cuerpo es la desmineralización de los huesos, impidiendo al
organismo que absorba el calcio que necesita para los huesos, debilitándolos y
volviéndolos aún más propensos a las fracturas.

En el aspecto neurológico, disminuye considerablemente la concentración e igualmente


genera estados de nerviosismo; en los aspectos digestivo y metabólico, provoca
trastornos gastrointestinales y enzimáticos, con resultados degenerativos como la
osteomalacia y la osteoporosis.

El ácido fosfórico en conjunto con el azúcar refinado y la fructosa, impiden que el


organismo pueda absorber con mayor eficiencia el hierro, provocando esto anemia,
afectando así el correcto funcionamiento del sistema inmunológico, tornando al cuerpo
extremadamente vulnerable a las infecciones.

4-MEI o 4-metilimidazol. Es un componente que en su ingesta incrementa los riesgos


de contraer cáncer de tiroides, leucemia o de pulmón, para quienes consuman esta
bebida. En algunos países ha sido retirado como elemento de la bebida, para evitar
poner advertencias de riesgo de cáncer en los envases.

Gas carbónico. Este gas que adhieren a la bebida genera un efecto psicológico adictivo.

E-150. Este aditivo provoca disminución en el organismo de la vitamina B6, la cual es


fundamental para que las proteínas puedan ser metabolizadas, derivando esto en anemia,
estados de confusión, depresión, poca glucosa en sangre e hiperactividad.

Azúcares. Estos agregados en exceso son convertidos en grasa por el organismo,


generando paulatinamente notable incremento en el peso corporal pudiendo derivar esto
en obesidad. Otro efecto del azúcar también es la diabetes, la cual es una
grave enfermedad, que al igual que la obesidad, afecta a personas de todas las edades,
comprometiendo además del sistema cardiovascular, el páncreas, los ojos, las
extremidades inferiores y los riñones.

La fructosa que es utilizada como ingrediente endulzante proviene del maíz transgénico,
origen y efectos de los cuales está siendo mundialmente cuestionado no solo por la
modificación genética de los alimentos, sino también por el uso de pesticidas
extremadamente tóxicos.

E-951 o aspartamo. Es un aditivo que se utiliza como reemplazo del azúcar en especial
en las versiones Coca Cola Light y Zero, generando diversos daños al cerebro, al
sistema nervioso y cardiovascular, al páncreas y a la retina, además de confusión,
disminución progresiva de la memoria, contribuyendo al Alzheimer; también provoca el
desarrollo de cánceres como la leucemia, los linfomas y tumores en el cerebro.
Extremadamente perjudicial para personas con anemia, problemas renales y
fenilcetonuria.
¿Cuáles son las acciones de los componentes químicos de la coca cola
durante la digestión y metabolización?

A los diez minutos de ingerida la bebida, una gran cantidad de azúcar (diez cucharadas)
ingresa de golpe al organismo, cuyo sabor excesivamente dulce, es camuflado con ácido
fosfórico, evitando así que el estómago lo expulse inmediatamente.

Luego de pasados veinte minutos de la ingesta, ya el azúcar ha llegado a la sangre


incrementando el nivel de glucosa tan velozmente que el nivel de insulina se dispara
llegando a tocar valores muy altos. Para contrarrestar este exceso, transformando todo el
azúcar posible en grasa, el hígado debe trabajar el doble.