Está en la página 1de 12

LA CATEQUESIS Y LOS CATEQUISTAS EN LA

NUEVA EVANGELIZACION
Francisco Rosales Fernández
Vicario de Pastoral

1.- Saludo y motivación:


- Palabras de ánimo y reconocimiento por la labor de tantos catequistas:
- a lo largo.
- a lo ancho de la Diócesis.
. en todas las parroquias.
. constantes siempre.
. y con mucho sacrificio.
- Y a pesar de todo sois una de las porciones más sanas, constantes y entregadas
de la Diócesis.
- En otro tiempo en que la sociedad se organizaba a la sombra del campanario:
o Desde allí se marcaba el calendario, la jornada, las relaciones sociales.
o También el modo de creer: oraciones, funerales, fiestas…
o La fe tenía muchos apoyos sociales, familiares y culturales…
o No hacía falta casi nada la catequesis, porque la transmisión de la fe
estaba asegurada.
- Hoy, el panorama ha cambiado radicalmente:
o La fe no tiene apenas apoyos externos.
o Sólo el Espíritu Santo.
o Eso exige una serie de planteamientos nuevos en la catequesis:
 Reconocer su importancia.
 La calidad en el desarrollo.
 La calidad en los catequistas.
 No vale sólo con la buena voluntad.
 Lo cual conlleva una constante formación:
o Externa: mejor preparados.
o Interna: personas de una fe fuerte.
o Estamos ante un nuevo momento de búsqueda.
- Y desde este reconocimiento hemos de comenzar nuestra reflexión en este
encuentro Diocesano..
2.- Antecedentes de la NE.

- La Iglesia está metida en una gran empresa, en gran reto.


- Se llama: NUEVA EVANGELIZACIÓN:
- algo muy importante:
- por eso todos los papas han insistido en ello en los últimos 50 años.
- parece que ahora ya va en serio.
o Pablo VI convocó un Sínodo en 1974. En el Discurso de Clausura del
Sínodo (26-X-1974) se hacía estas tres preguntas:
 ¿Qué eficacia tiene en nuestros días la energía escondida
de la Buena Noticia, capaz de sacudir profundamente el
conciencia del hombre?

1
 ¿Hasta dónde y cómo esta fuerza puede transformar
verdaderamente al hombre de hoy?
 ¿Con qué métodos hay que proclamar el Evangelio para
que su poder sea eficaz?
 Al finalizar hizo la Exhortación Evangelio Nuntiandi (1975
documento a recuperar). Allí dice:
 “Esperaban del Papa un impulso nuevo, capaz de crear
tiempos nuevos de evangelización”.
 “Estamos entrando en nuevos tiempos de
evangelización”.
o Juan Pablo II:
 El 9-VI-1979 (un año de pontificado)en un barrio de Cracovia
dijo por vez primera:
“Se ha dado comienzo a una Nueva Evangelización, como si se tratara
de un segundo anuncio, aunque en realidad es siempre el mismo”.
 Pero en 1983 en Puerto Príncipe fue más explícito:
“No se trata de una reevangelización, sino de una Nueva
Evangelización. Nueva en su ardor, en sus métodos, en su expresión”.
 En todas las visitas ad límina desde 1986 toca el tema.
"La Nueva Evangelización necesita nuevos testigos... personas que
hayan experimentado un cambio concreto en sus vidas, por su
encuentro con Jesucristo, y que sean capaces de transmitir a otros esa
experiencia."(A los obispos de Valladolid y Valencia, España. 23 de
Septiembre de 1991).
 Y en el 2003 escribió la exhortación pastoral Ecclesia in Europa,
que va en este sentido.
o Benedicto XVI toma el asunto nueva fuerza:
 Nuevas expresiones: “con intención de ilustrar a todos los fieles
la fuerza y belleza de la fe” (Porta Fidei 4).
 y con serias decisiones de gobierno:
 Consejo Pontificio para la NE.
 Atrio de los gentiles.
 Sínodo sobre la NE.
 Fundación para el diálogo entre la ciencia y la fe.
 Proclamación del Año de la Fe.
- Visto este panorama, la cuestión de la NE empieza a ser verdad:
 Asumida por la Iglesia
 En su práctica pastoral que está pidiendo:
o Una revisión.
o Una renovación.

3.- La Nueva Evangelización:

- La NE es sobre todo “evangelización”, y esta es la labor fundamental de la


Iglesia de siempre: “Evangelizar constituye, en efecto, la dicha y vocación 
propia de la Iglesia, su identidad más profunda. Ella existe para evangelizar” 
(EN 14).

2
- “Evangelizar es llevar la Nueva Noticia a todos los ambientes de la 
humanidad y, con su influjo, transformar desde dentro, renovar a la misma 
humanidad” (EN 18).
- Benedicto XVI lo especifica en la Carta Apostólica Porta Fidei: 
“Proclamar explícitamente la fe”.
 Para conseguir los tres fines:
o Robustecer la fe de los débiles.
o Fortalecer la fe de los propios cristianos.
o Suscitarla en quien no la tienen.
-  “Nueva”, porque el panorama ha cambiado. No sirven los métodos 
tradicionales:
o Tradicionalmente se evangelizaba dentro de una cultura que yo no existe.
o Cultura es el sistema en que se organiza la visión del mundo y de la vida 
en donde la persona concreta está insertada.
 Es imprescindible porque la persona es un ser social.
 Es la visión que se comparte con la sociedad sobre:
o La persona.
o La convivencia.
o Valores.
o Familia.
o Enseñanza.
o La muerte, etc…
“El reino que anuncia el Evangelio es vivido por hombres
profundamente vinculados a una cultura, y la construcción del reino
no puede por menos de tomar los elementos de la cultura y de las
culturas humanas. Independientes con respecto a las culturas,
Evangelio y evangelización no son necesariamente incompatibles con
ellas, sino capaces de impregnarlas a todas sin someterse a ninguna.
La ruptura entre Evangelio y cultura es sin duda alguna el drama de
nuestro tiempo, como lo fue también en otras épocas. De ahí que hay
que hacer todos los esfuerzos con vistas a una generosa evangelización
de la cultura, o más exactamente de las culturas” (EN 20).

o En ese entorno hay que insertar la fe, y que no se puede ignorar.
o La cultura no es aséptica:
 O ayuda.
 O impide a creer.
- Cambiar la cultura no es fácil, se cambia por el fenómeno de la “emigración”:
o Geográfica.
o Cronológica.
 En España esta última ha sido muy grande.
 En pocos años ha ocurrido una descomposición cultural, una 
auténtica “revolución cultural”:
o  Causas: Políticas, Económicas, Sociales.

3
 Tal vez por la “ingeniería social”.
 Han producido un fuerte laicismo. 
- Las costumbres religiosas ya no encuentran arraigo en las nuevas generaciones:
“La cultura actual, en algunas partes del mundo, sobre todo en
Occidente, tiende a excluir a Dios, o a considerar la fe como un
hecho privado, sin ninguna relevancia en la vida social…se
constata una especie de “eclipse de Dios”, una cierta amnesia, más
aún, un verdadero rechazo del cristianismo y una negación del
tesoro de la fe recibida” (Convocatoria para la JMJ. Agosto 2011).
- La nueva cultura “ha perdido los elementos fundamentales de la gramática de la
fe”.
- En la nueva cultura no hay lugar para que Dios sea el eje vertebrador de la 
persona, y sus consecuencias:
o No entiende:
 El “para siempre”.
 La humildad de ser testigos.
 La fidelidad incondicional al ser humano y a Dios.
 La castidad.
o Sí acepta un Dios decorativo y estético.
 Una pieza etnológica, un arqueologismo.
- La nueva cultura se apoya en dos grandes pilares:
o La libertad:
 Que en sí misma no es un valor absoluto, sino un instrumento 
necesario para desarrollar a la persona en orden al gran valor que 
es el AMOR.
 La libertad por sí sola no garantiza la justicia.
 Puede encubrir un egoísmo.
 No da cuentas a nadie, porque no existe nadie a quien dar 
cuentas.
 Lleva al relativismo: todo da lo mismo, porque no existe verdad, 
lo cual conlleva un desconcierto.
o El bienestar:
 Dicho de forma castiza: “estar a gusto”, “vivir a tope”.
 Reduce al hombre a sus instintos más básicos.
 Le impide tener metas a las que sacrificar el momento presente. 
Por eso son necesarias las experiencias fuertes:
o La moda, que lleva a consumir frenéticamente.
o Droga.
o Informática.
o Velocidad.
 Los deseos se convierten en derechos.
 El “yo” es la última norma.

4
 Lo único que asegura la convivencia, es lo que dice la mayoría, 
fácilmente manipulable por los medios de comunicación.
 “Esto significa exponer el hombre al arbitrio de cuantos tienen
el poder” (Papa en el avión JMJ).
- Esta es la cultura en donde se educan los chicos hoy:
o La educación se entiende como un aprender a vivir para poder integrarse 
en esta cultura.
o Donde difícilmente encaja Dios.
o Aquí la catequesis rebota, o simplemente se tolera, para llegar un día a 
liberarse de ella.
o Con una hora a la semana poco se puede hacer para contrarrestar a esta 
cultura programada para la no­religión, que tiene otros dioses como son:
 La innovación.
 La economía.
 La investigación.
 La política.
 El deporte….
- Aquí los catequistas estáis en primera fila.
- Entonces:

4.­ ¿Qué hacer para promover la fe en esta cultura increyente?

- Juan Pablo II en 1991 ya salió al paso a esta pregunta, y luego plasmó mejor la  
respuesta en la Exhortación Apostólica Ecclesia in Europa en 2003 con esta 
palabras:
“Europa hoy no puede apelar simplemente a la herencia cristiana anterior; 
hay que alcanzar de nuevo la capacidad de decidir sobre el futuro de Europa, 
en un encuentro con la persona y el mensaje de Jesucristo” (2).
- Es verdad que la Catequesis supone la fe en la persona que la recibe:
o  Es el segundo momento. 
o Así lo recuerda el Directorio General de la Catequesis: “El momento de 
la catequesis es el que corresponde al período en el que se estructura la
conversión a Jesucristo”.
o Es el momento en que se pasa de una fe propuesta, a veces por la 
sociedad, a una fe personal y madura.
- PERO hoy damos por supuesta la fe, y aquí está el error:
 Niños, chicos, jóvenes más a menos “religiosos”,
 Pero, “¿con fe?”.
- Porta Fidei: “Sucede hoy con frecuencia que los cristianos se preocupan
mucho por las consecuencias sociales, culturales y políticas de su
compromiso, al mismo tiempo que siguen considerando la fe como un
presupuesto obvio de la vida común. De hecho, este presupuesto no sólo no
aparece como tal, sino que incluso con frecuencia es negado. Mientras que en

5
el pasado era posible reconocer un tejido cultural unitario, ampliamente
aceptado en su referencia al contenido de la fe y a los valores inspirados por
ella, hoy no parece que sea ya así en vastos sectores de la sociedad, a causa de
una profunda crisis de fe que afecta a muchas personas” (2).
o Y esto no se puede presuponer ni siquiera a los que vienen a la
catequesis.
o La soportan como requisito para los sacramentos sociales.
o Por eso hay que presentar a CRISTO VIVO.
- El objetivo fundamental de la catequesis en la NE es estar al servicio de la fe:
 Suscitarla.
 Creer en Jesús como garante de Dios.
 Y después, vendrá el cultivarla.
 Pero sin olvidar lo básico:
“No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o
una gran idea, sino por el encuentro con un
acontecimiento, con una persona que da un nuevo
horizonte a la vida, y con ello, una orientación decisiva”
(Deus caritas est 1).
- Aquí está el meollo de la NE.
- Aunque habrá que saber usar:
 El lenguaje y las técnicas propias de esta cultura,
 Para hacernos escuchar.

5.­ El catequista:

 Lo primero no es resolver la pregunta: 
 ¿qué hacer para acompañar a los que buscan a Dios, para que 
sean cristianos? Esto supone ya la fe.
 sino sentirse responsable de que los chicos crean en Cristo. Es 
decir, de su fe:
 La fe, no en ALGO, sino en TI, como eje que estructura 
mi persona.
 Que Cristo rija mi vida. 
 No en ponerle en contacto con Jesús, sino en comunión 
con ÉL.
 Según la edad de cada uno.
 Ejemplos existen muchos en la Biblia.
“Quisiera esbozar un camino que sea útil para comprender 
de manera más profunda, no sólo los contenidos de la fe 
sin, juntamente también con eso, el acto con el que 
decidimos de entregarnos totalmente y con entera libertad a 
Dios” (Porta Fidei 10).

6
o Para ello hay que centrarse en:
 Jesús como garante de Dios que salva.
 El Dios de la esperanza en la Vida Eterna.
 La conciencia de fraternidad.
o Para ello, hay que despojarse de una manera espontánea de vivir ya que:
 sin conversión,
 el trabajo de la catequesis es 
construir sobre arena.
o La mayoría viene con la costumbre de no encontrar en la Iglesia una 
respuesta convincente a la pregunta: ¿cómo vivir?
“Él nos enseña cómo ‘el arte de vivir’ se aprende ‘en la relación 
intensa con Él” (Discurso a los participantes en el Pontificio Consejo 
sobre la NE (15/X/2011).
­ Benedicto XVI dio una conferencia en 2001 a catequistas cuando todavía no era papa.
Cinco principios básicos que no conviene olvidar:
1.­ La oración: “¿Por qué no pudimos echarlo nosotros? Él les respondió: Esta 
especie sólo puede salir con oración ( y con ayuno)” (Mc 9, 29). Y en la noche de la 
dificultad: “velad y orad…”
 Implica la vida interior y la espiritualidad.
2.­ El sacrificio es una constante en toda obra evangelizadora:
 Es el signo de Jonás.
 San Pablo es un experto en esto al unir su misión al 
sacrificio. Muchas ocasiones pero hay una cita: “Ahora 
me alegro de mis sufrimientos por vosotros: así 
completo en mi carne lo que falta a los padecimientos de
Cristo, a favor de su cuerpo que es la Iglesia” (Col 1, 
24).
 San Agustín comentando Jn 21, 6 dice: “Apacienta mis 
corderos, es decir: sufre por ellos”.
 No podemos dar vida a otros, sin dar la nuestra: “quien 
pierda su vida por mí y por el Evangelio, la salvará” 
(Mc 8,35).
3.­ La ley del fermento, contraria a la impaciencia:
a. La sencillez (“antes muerta que sencilla”) de la levadura y del grano 
de mostaza (Mt 13).
b. Dios no cuenta con los grandes números.
c. El éxito nunca es nombre de Dios.
d. La catequesis ha de basarse en la sencillez, pero con la fuerza de 
transformar a la persona desde dentro.
4.­ Siempre en crisis, entre el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección:
i. Sin crisis no hay fe, y hay que saberla provocar.

7
ii. Dispuesto a cambiar por dentro.
iii. Y para ello, incluso de ambiente.
 Sin conversión no hay cristianismo, ni fe.
 Plantearse la propia identidad delante de:
 Jesucristo: 
o único salvador.
o único garante de Dios.
o en él Dios se hace concreto, y no queda en una 
idea.
 Dios:
o Hay que hablar de Dios porque desde Dios, todo 
cambia.
o La crisis de Dios camufla otras crisis.
o Sacarle del desierto, del creer que:
 no hay Dios.
 y si lo hay, no interesa.
 La vida eterna: Dice Jesús a Marta: «Si crees, verás la
gloria de Dios» (Jn 11, 40).
o Auténtica liberación.
o Garantías frente a las injusticias.
 La oración:
o Enseñar a orar.
o Necesidad de silencio.
5.­ Hablar en nombre de Dios:
1. Expropiación del propio yo, dando espacio a Cristo.
. “Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibisteis; si otro 
viene en nombre propio, a ese sí lo recibiréis” (Jn 5,43).
. “Porque yo os transmití, lo que también yo recibí” (I Cor 15,3).
2. El catequista no transmite sus gustos personales, ni sus ideologías.
3. El catequista tiene que desaparecer, para dejar hablar a la Iglesia, con sus 
mártires.

- Consecuencias prácticas en esta sociedad laicista:

1. Planificar una sesión intensiva de conversión en cada curso de catequesis que 
implique:
o Sacar a los chicos del ambiente. Sobre todo en los cursos que miran a la 
confirmación.
o En régimen de internado.
o Que empuje a la conversión: sometido a crisis, a la decisión. 
 Para salir de la autarquía moral y de la suficiencia.

8
 Descubriendo la propia debilidad.
 Sabiendo aceptar a los otros, y al Otro.
 Confiandose en el amor del Otro.
o ¿Es posible?
 No para todos.
 Pero sí para algunos.
 Hay que liberarse del “afán de los muchos” y entrar en el “afán 
de lo verdadero”.
 Los “muchos” ya no son posible, pero para “lo verdadero” es 
urgente.
o Estilo de relación personal de afecto y confianza:
 El cariño es condición para que crean de verdad.
 Desde ahí habrá autoridad moral, que no es dependencia.
 Con el lenguaje de lo experiencial:
 No se trata de que sepa, sino de que viva.
 Y para ello hace falta cercanía.
 A andar se aprenden andando:
o practicando el servicio juntos: …”La fe actúa en 
el amor” (Gal 5,6).
 A enfermos,
 A ancianos
o haciendo juntos el examen de conciencia que les 
lleve a la verdad.
Deus cáritas est nº 2.
2. No basta con la buena voluntad, sino una buena preparación:
o El verdadero personaje de la catequesis es el catequista.
o La catequesis la hacen los catequistas. 
o Ellos hacen la verdadera pedagogía.
o Articulando el grupo, y la persona concreta.
o Requiere:
 Dedicación.
 Estabilidad.
o Para ayudarles en el camino de la conversión, siendo un referente 
auténtico.
Pablo VI: Discurso a los miembros del Consilium de Laicis (2 octubre 
1974) y citada en EN 41: “El mundo tiene necesidad de testigos más
que de maestros y, si prefiere un maestro es porque, al mismo tiempo,
es un testigo”.
o Para que pueda caminar el chico en el ambiente laicista.
o Para que pueda repostar fuerzas.
3. Una formación que le lleve a conocer el ambiente social en que vive conociendo 
a los chicos:

9
o Uno a uno.
o En su ambiente.
o En su familia.

o Que incluye no sólo la teoría, sino cómo respiran los chicos de hoy. Qué 
tienen en la cabeza.
o Conocer todos los temas, desde la confianza, para saberles dar respuesta.
o Con paciencia.
o Para saber extraer la fe que tiene cada chico dentro.
“La Iglesia en su conjunto… como Cristo ha de ponerse en camino 
para rescatar a los hombres del desierto y conducirlos al lugar de la 
vida, y la vida en plenitud” (Homilía de inicio de pontificado el 
24/4/2005).
o Y llevarle a la oración:
 Personal.
 Litúrgica, no como especulación, sino como lenguaje compartido:
o Signos.
o Símbolos.
o Para hacerlos entrar en el misterio de Dios.
4. Necesidad de crear un ambiente (microclima) donde puedan vivir lo que 
aprenden:
o Insertarle en un grupo de amigos, de estudio, de ocio y de convivencia, 
en torno a la catequesis.
o Rodear la catequesis de un modo cultural de vida:
 Reconstruyendo el ambiente cristiano.
 Reconstruir la sociedad cristiana.
o Con protección, para fortalecerlos, porque están en proceso.
“Con frecuencia los creyentes se sienten aislados en este mundo, casi 
perdidos. Aquí (en la JMJ) ven que no están solos, que hay una gran 
red de fe, una gran comunidad de creyentes en el mundo, que es 
hermoso vivir en esta amistad universal, y de este modo nacen 
amistades” (Avión de JMJ).
o “Os pido, queridos amigos, que améis a la Iglesia, que os ha
engendrado en la fe, que os ha ayudado a conocer mejor a Cristo, que
os ha hecho descubrir la belleza de su amor” ( Eucaristía JMJ).
o El reto es muy grande, pero necesario.

¿Nuevos catequistas?

Perfil:
- Con madurez humana y de fe. Que sea una persona auténtica.
- Que sepan llevar un grupo con animación.

10
- Que conecten la vida con la catequesis.
- Que sepan leer la fe que hay en los chicos: salir a los caminos.
- Y preparados para estos tiempos.
- Con formación: “Si permanecéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos 
míos” (Jn 8,31).
No hay que buscar gente nueva:
Sino los mismos que tenemos: vosotros: 
“Es el amor de Cristo el que llena nuestros corazones y nos impulsa a 
evangelizar” (Porta Fidei 7).
- Pero dejándoos convertir por el Espíritu.
- Al estilo de María cuando cantó porque el Señor hizo en ella maravillas, aunque 
se sabía débil:
o Sois escogidos por el Señor: “No sois vosotros los que me habéis 
elegido, soy yo quien os ha elegido y os he destinado para que vayáis y 
deis fruto, y vuestro fruto permanezca“ (Jn 15,16). 
o Aunque débiles, sois testigos: “Yo hablo de lo que he visto junto a mi 
Padre” (Jn 8 38).
o Os sabéis con un ministerio eclesial.
o Miráis con ojos de caridad.
o Queréis iniciar a los chicos en el misterio de Dios.
o No os sentís solos porque la Parroquia es el lugar de síntesis de todas 
las fuerzas de la Iglesia.

Año de la Fe:

- Desde octubre a noviembre próximos el Papa lo ha declarado “Año de la Fe”:
 Que no se ha de dar por supuesta.
 Sino proponerla explícitamente.
 Fortalecerla al que la tenga.
- La fe es un don de Dios, pero precisa una respuesta que consiste en decir: “En 
tus manos, Padre, pongo mi vida”.
- “La fe es decidirse estar con el Señor para vivir con él” (Porta fidei 10).
- En perspectiva de resurrección.

- Novo Millennio Ineunte 50: “Es la hora de un nueva «imaginación de la


caridad », que promueva no tanto y no sólo la eficacia de las ayudas
prestadas, sino la capacidad de hacerse cercanos y solidarios con quien sufre,
para que el gesto de ayuda sea sentido no como limosna humillante, sino
como un compartir fraterno”.

- Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la NE afirma:


“La NE debe hacerse con dulzura, respeto y recta conciencia:

11
o La dulzura es sinónimo de mansedumbre. Es decir, no se puede recurrir
a la arrogancia ni al orgullo ni al sentido de superioridad respecto a otras
doctrinas.
o El respeto tiene que ver con la capacidad de ponerse en el lugar del
interlocutor. El respeto significa también sentido de responsabilidad ante
Dios, porque nadie puede atenuar la radicalidad del Evangelio ni limitar
instrumentalmente sus contenidos.
o Y la recta conciencia, se trata de ofrecer una conducta vital
irreprochable y creíble”.

Para concluir:

Con palabras de la Encíclica de Juan Pablo II en 1990: Redemptoris Missio, 87 c:

“También la misión sigue siendo difícil y compleja como en el pasado y


exige igualmente la valentía y la luz del Espíritu. Vivimos frecuentemente
el drama de la primera comunidad cristiana, que veía cómo fuerzas
incrédulas y hostiles se aliaban «contra el Señor y contra su Ungido» (Act
4, 26). Como entonces, hoy conviene orar para que Dios nos conceda la
libertad de proclamar el Evangelio; conviene escrutar las vías misteriosas
del Espíritu y dejarse guiar por él hasta la verdad completa (cf. Jn 16,
13) .

Y a pesar de las dificultades, sabréis decir con san Pablo: 
“Todo lo puedo en aquel que me conforta” (Fil 4,13).

12