Está en la página 1de 12

LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA 1

Las relaciones interpersonales son una necesidad básica

Lina Gutierrez

Universidad francisco de paula Santander

Junio 5 del 2018

Nota
Electiva Humanística 2, Profesora: Judith Hernández, Universidad Francisco de Paula
Santander.
La correspondencia relacionada con este documento deberá ser enviada a
linamarcelagd@ufps.edu.co
LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
2

Las relaciones interpersonales son una necesidad básica

Lina Gutiérrez (1121246)

Alba Judith Hernández Flórez

Universidad Francisco de Paula Santander


Facultad de Ingeniería
Electiva Humanística 2
Cúcuta
2017
LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
3

Tabla de contenido
Resumen......................................................................................................................... 4

Las relaciones interpersonales son una necesidad básica .............................................. 5

Las Relaciones Interpersonales Determinan Nuestra Personalidad Y Viceversa .......... 5

En las relaciones surgen los conflictos psicológicos ................................................. 7

A la raíz a través de los efectos. ............................................................................. 8

Recibir y aportar .................................................................................................... 9

Conclusiones ........................................................................................................ 11

Referencias ................................................................................................................... 12
LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
4

Resumen

La relación con los demás es una de las cosas más importantes de la vida de cualquier

ser humano, relaciones de familia, pareja, amigos, compañeros de trabajo, vecinos,

conocidos…, y la armonía en las relaciones, la verdadera armonía, es una fuente de bienestar,

felicidad y seguridad. A su vez, el tejido social, la base de una comunidad, su capacidad de

desarrollarse y vivir en armonía dependerá del tipo de relaciones que establezcan sus

individuos: confianza, colaboración, búsqueda del bien común…

Un error muy común es creer que las relaciones se basan en lo que mostramos, en lo

que decimos, en los gestos…Esta creencia ha llevado a muchos a modular el timbre de su voz

para hablar dulcemente, aunque estén llenos de ira, sonreír al mismo tiempo que sienten

envidia o desprecio, decir cosas falsas... Puede que el otro no se dé cuenta de lo que

realmente sucede, que no sea consciente en ese momento, pero internamente esas emociones

influyen en la relación.

Es por lo que en el siguiente ensayo se resalta la influencia que tienen las relaciones

interpersonales en la personalidad de cada individuo.

Palabras clave: relaciones humanas, personalidad, sociedad.


LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
5

Las relaciones interpersonales son una necesidad básica

El hombre es una especie gregaria, que vive en grupos y que en situaciones normales

está involucrado en una gran cantidad de relaciones interpersonales. Filogenéticamente el

vivir en grupo es una de las características que le han hecho exitoso como especie,

permitiéndole subsistir y seguir desarrollándose. La cultura, las civilizaciones, el desarrollo

del conocimiento y el desarrollo tecnológico no serían posible si el hombre no viviera en

grupos.

Los principales logros de la especie humana son la inteligencia y la cultura.

Las Relaciones Interpersonales Determinan Nuestra Personalidad Y Viceversa

En el primer tercio de la vida, el sujeto va desarrollando su forma de ser y de

relacionarse a través de las relaciones que establece, las cuales además de satisfacer sus

necesidades van determinando una forma de ser.

En nuestra sociedad está muy mitificado el efecto de una anécdota en la vida familiar

temprana de la persona sobre su personalidad. Una mala interpretación de la teoría

psicoanalítica ha sido responsable de ello. Yo soy así porque un día mi vi a mis padres hacer

el amor. Soy así porque mi padre me pegó un día...Es muy importante tener en cuenta:

• Los primeros años se realizan generalmente con los padres. Generalmente, los

padres no cambian mucho duran te esos años. Por lo tanto, el ambiente

familiar es bastante estable.

• La primera relación se establece con la madre o cuidador principal. En esa

primera relación, la madre es el molde, y aunque habrá una adaptación mutua,

el niño está sin conformar, mientras que la madre ya es de una manera. La

madre establecerá la relación como es habitual en ella y es fundamentalmente


LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
6

el niño el que se adecuará. Además, el niño intentará responder a las

expectativas de la madre.

• A partir de ahí, las relaciones que establecerá en el hogar serán del tipo que se

establecen en esa familia, con todas sus características. Intentará satisfacer a

las expectativas de sus padres. Hasta cierto punto, hará lo que se espera de él.

Las relaciones que tenga harán que sea de determinada manera. Establecerá un tipo de

relaciones, y estas influirán en su personalidad. Desde el punto de vista psicoanalítico la

personalidad se mantiene porque hay una compulsión a la repetición. La personalidad

establecida en la infancia tendería a mantenerse porque la repetiríamos una y otra vez. Al

establecer relaciones fuera de casa, elegimos las que mantienen nuestra forma de ser (por

sentirnos más cómodos, por ser conocido). Por eso es difícil el cambio. Para cambiar,

tendremos que establecer relaciones que no refuercen nuestra personalidad. Entonces, esas

nuevas relaciones, producirán un cambio en nuestra personalidad.

No es casualidad que la mayoría de las relaciones que tenemos sean parecidas. Hemos

aprendido a relacionarnos de una manera. Al establecer nuevas relaciones, lo hacemos como

lo hemos aprendido. Si nos encontramos cómodos, se refuerza nuestra forma habitual de


LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
7

hacer relaciones y por tanto se mantiene. Si nos encontramos incómodos en la nueva relación,

nuestra forma habitual de relacionarnos no ha funcionado. Entonces pueden suceder dos

cosas: o cambio o acabo con esa relación. Generalmente se acaba con esa relación. Por eso

tenemos la tendencia a seguir como siempre. Tendemos a seguir como conocemos, porque

entre otras cosas, tememos lo desconocido.

Si una persona es dominante, tenderá a ser dominante en las relaciones que establece.

Si la otra persona es sumisa, la relación puede funcionar, puesto que los dos han encontrado

lo que necesitan. Si la otra persona fuese también dominante, sería difícil mantener esa

relación.

Para que las relaciones se mantengan es conveniente:

• Semejanzas en costumbres, ideología, creencias...

• Complementariedad de caracteres.

• Cercanía física.

Por lo tanto, nuestra personalidad está determinada por las relaciones que

hemos mantenido, y solo puede cambiarse en las relaciones. A continuación, se describen

unas situaciones que afectan lo anteriormente dicho.

En las relaciones surgen los conflictos psicológicos1

En las relaciones con los demás surgen los conflictos psicológicos sin resolver,

conflictos reprimidos bajo capas de pensamientos. Cuanto más cercana o íntima sea la

relación, más fácil será que emerjan dichos problemas. Y no se pueden obviar, o se resuelven

los conflictos que a cada uno le van surgiendo, o la relación no crecerá, no será armoniosa.

Estos conflictos sin resolver conducen a relacionarse controlando, criticando,

compitiendo, manipulando, comparándose, buscando alianzas y luchando, mintiendo,

disimulando… y, sobre todo, culpando, culpando por todo y a todo. Paradójicamente, cuando
LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
8

se han destruido las relaciones actuando de esta manera, muchos se preguntan por qué no

consiguen ser felices.

A lo largo de nuestra vida, titulada debemos considerar las relaciones como una

fuente de aprendizaje, el lugar en el que desvelar nuestros propios conflictos y aprender a

resolverlos. Si actuamos de este modo, nuestras relaciones serán cada vez mejores.

A la raíz a través de los efectos.

Fijándonos en nuestras actitudes y comportamientos en las relaciones, podemos

deducir, en términos generales, cuáles pueden ser nuestros conflictos psicológicos sin

resolver. Vamos a exponer algunos ejemplos, los más habituales… No se juzguen, la

humanidad tiene pendiente resolver estos problemas.

• Si se compara con los demás es debido a que teme ser menos, teme no ser valioso o

que le minusvaloren.

• Si se da cuenta de que está tratando de encontrar defectos en otra persona, si busca

rebajarla, aunque sea sólo en su mente, es debido a que tiene envidia, pero no se

critique por ello, aprenda a resolverla. La envidia es la consecuencia de que se ha

sentido menos que otro (fruto de la comparación) y esto lo teme, le enfada. Si la

envidia es muy fuerte, puede incluso intentar hacer algo para que le vaya mal a esa

persona y su mente encontrará alguna manera de justificar ese comportamiento… no

lo haga, el más perjudicado será usted mismo.

• Si nota una actitud orgullosa, de superioridad, es porque tiene miedo a sentirse

inferior, a ser menospreciado. Íntimamente se ha sentido o se siente torpe y trata de

sobreponerse con una actitud orgullosa. Si busca que le valoren y compite, es porque
LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
9

interiormente se siente poca cosa y trata de sobresalir y que le reconozcan. No hay

nadie inferior a los demás, todos somos valiosos.

• Si trata de llamar la atención continuamente o no puede estar casi nunca solo, es

porque siente un vacío interno al que teme, como si dejara de existir cuando pasa

desapercibido.

• Si rechaza a alguien, por los motivos que sean, es porque esa persona despierta en

usted algún conflicto que le atemoriza (pero ese conflicto no tiene por qué ser el

mismo que usted ve en el otro).

• Si muestra prepotencia, evidentemente tiene miedo a que le vean poca cosa. Si quiere

que le vean fuerte, teme esa debilidad que a veces siente internamente y trata de que

no se note, ni siquiera usted quiere notarla.

• Si es seductor, quiere captar a personas y desarrolla estrategias para lograrlo, esto es

debido a que le interesa conseguir algo, puede ser dinero, o que le quieran, que le

admiren por el aspecto de su pareja…, por consiguiente, teme lo contrario, la pobreza,

la soledad, el menosprecio… no es que haya que conformarse, el problema es el

miedo.

Todos estos miedos afectan a nuestra vida diaria y a nuestras relaciones. Hay más, pero todos

tienen solución.

Recibir y aportar

Tener buenas relaciones personales requiere también entender que estas deben ser

bidireccionales. Muchos quieren tener pareja "para que les haga feliz", la familia "está ahí

para apoyarme y darme lo que necesito", los amigos "para pasármelo bien". De ese

pensamiento egocéntrico surge también la sentencia no menos egocéntrica de "esa persona no

me aporta nada". Este egocentrismo, que da lugar a relaciones tormentosas, surge del temor a
LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
10

no tener lo que se necesita, y suele desembocar en las carencias que se temían. Para tener lo

que se necesita hay que aportar, no sólo esperar recibir.

Las relaciones van creciendo según vamos resolviendo los conflictos que surgen en el día a

día. Es bueno tener presente que cada uno hace lo mejor que sabe y hay que estar abierto a

aprender, a decirle a otro sus errores, pero de su lado, no en su contra. Hay que comunicar lo

que se necesita, no exigirlo ni darlo por supuesto, no mercantilizar. Pedir ayuda, sentir y

mostrar afecto, ternura, compañerismo, ser agradecido, colaborar, aportar, recibir… aprender

juntos.

Si se aprende a actuar de este modo, inevitablemente las relaciones cada vez serán más

armoniosas, alegres y amorosas; y eso afectará al conjunto de la sociedad.


LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
11

Conclusiones

• Queda claro que las relaciones son una necesidad. Por eso es necesario que

desarrollemos el autoconocimiento. Es fundamental que detectemos nuestras

necesidades y deseos.

• Las relaciones determinan nuestra personalidad. Muchas características de

nuestra personalidad son aprendidas, aprendidas en las relaciones que hemos

mantenido. Por lo tanto, es posible el cambio, pero el mismo siempre se dará

en el seno de otras relaciones.

• En las relaciones influyen la personalidad, las funciones cognitivas y la vida

afectiva.

• Las relaciones son indispensables para nuestra vida cotidiana, social y para un

buen desenvolvimiento personal y profesional. Además, se podría decir que el

relacionarse es un arte porque no todas personas logramos este vínculo que

hace a las personas eficaces la habilidad para relacionarse es de vital

importancia, solo a partir de ella lograremos compartir nuestros sueños y

hacerlos realidad.

• La capacidad para relacionarse con los demás es uno de los factores

determinantes, la relación es una destreza que puedes aprender y aplicar en tus

vínculos personales, profesionales y familiares.


LAS RELACIONES INTERPERSONALES DETERMINAN NUESTRA PERSONALIDAD Y VICEVERSA
12

Referencias

AINSWORTH , M. D. S.; BLEHAR, M.; W ATERS, E.; WALL, S. Patterns of

attachment.Erlbaun Hillsdale. New York 1978.

ALONSO , E. Program a de actividades para el desarrollo de la autoestima .

Escuela española, Madrid 1996.

BANDURA, A. Teoría del aprendizaje social . Espasa-Calpe, madrid 1987.

BOWLBY. El apego y la pérdida I: el apego. Paidós, barcelona 1998.

ECHEBARRÍA, A. Psicología social sociocognitiva . Desclée de Br ouwer . Bilb o

1991.

ERIKSON, E. H. Infancia y sociedad . Hormé, Buenos Aires 1983. ERIKSON, E. H.

Identidad: juventud y crisis . Taurus, Madrid 1980.

ERIKSON, E. H.; KATCHADOURIAN , H. A. La adultez. Fondo de cultura

económico , México 1981.

MASLOWW A. H. Motivación y personalidad. Díaz Santos, Madrid 1991.

HARLOW, H.; LEBOVICI, S.; BOW WLBY, J.; SPITZ, R.; ZAZZO, R. La

vinculación .

Marfil, Alicante 1977.

H ENDERSON V. A. Principios básicos de los cuidados de enfer m ería. Skarger

Basel. Suiza 1971.

SPITZ, R. El primer año de vida del niño: génesis de las primeras relaciones obje -

tales. Aguilar, Madrid 1966.

STERNBERG, R.; BARNES, M. El triángulo del amor . Paidós, Barcelona 1989.

TAJFEL, H. Grupos humanos y categorías sociales: estudios de psicología social.

Herder, Barcelona 1984.