Está en la página 1de 19

LA CONSTITUCIÓN DE LOS ATENIENSES.

1
DESPOJADORES DE TIERRAS

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA AMERICANA.


PREGRADO DERECHO.
TEORÍA CONSTITUCIONAL
2018 - 1
2

CONTENIDO

Resumen .............................................................................................................................. 3

Introducción. ....................................................................................................................... 5

DESPOJADORES DE TIERRAS. ...................................................................................... 6

Contexto: La democracia en Atenas............................................................................................. 6


Objeto: Resolución de problemas complejos. .............................................................................. 6
1. Preguntas problematizadoras....................................................................................... 6

1.1 ¿Cuál es el problema jurídico? ............................................................................................... 6


1.2 ¿Se deberá solucionar el problema de acuerdo a los intereses de los despojados de tierras? 6
1.3 ¿Se deberá solucionar el problema de acuerdo a los intereses de los despojadores de las
tierras? .......................................................................................................................................... 7
1.4 ¿Se deberá utilizar una solución democrática? ...................................................................... 8
2. Alternativas de solución al caso. ................................................................................. 9

2.1. Alternativa de solución: ........................................................................................................ 9


2.2 Segunda alternativa: ............................................................................................................. 10
2.3. Tercera alternativa: .............................................................................................................. 11
3. Escenarios similares al caso propuesto. ........................................................................ 12

3.1 Doctrinal ............................................................................................................................... 12


3.2 Jurisprudencia....................................................................................................................... 14
3.3 Normativo: ........................................................................................................................... 16
REFERENCIAS ................................................................................................................ 18
Resumen 3

En el siguiente trabajo se observa cómo se envía el caso al areópago una disputa que

ocurre en la ciudad de Atenas por unas tierras que están siendo reclamadas por los esclavos a la

oligarquía y esta se muestra siempre interesada en solucionar lo planteado, en lograr un acuerdo

buscando siempre el beneficio tanto de ellos, como de los esclavos en tanto se cumplan las leyes

que es lo más importante, en lo estipulado se muestra el interrogante inicial del por qué están

siendo reclamadas esas tierras, se explica; los oligarcas le prestaron un dinero a los esclavos para

sus necesidades y las de su familia con la condición de que pagaran sus deudas, si no podrían

perder su libertad, evidentemente paso esto último por la infracción que tuvieron los esclavos, se

manifiesta claramente el por qué la pugnan se podrá solucionar a favor de la oligarquía que en

este caso es la afectada ya que son ciudadanos que claramente cumplen las leyes y aún están

dispuestos a someterse a la ley ateniense y entregar sus bienes en permuta de quien lo solicite y

que por la misma ley lo demuestre, se tienen pruebas de propiedad de las tierras como la corpus

inscriptionum atticorum ( Representa la fuente que proporciona autoridad en la documentación de

la epigrafía legada), observamos como la oligarquía optarían por la democracia como una posible

solución aunque esto vaya en contra de su manera de gobierno, según lo que vayan a proponer los

esclavos se tienen tres alternativas en las cuales se cuentan con justos y válidos argumentos que

optarían por el bienestar de parte y parte, aun poniendo en juego su propia integridad y su propia

autonomía uno de ellos y por la solución que se debería optar es devolverles su calidad de

ciudadanos atenienses libres mediante el proceso de manumisión solemne por vindict (el dueño

del esclavo (dominus) se presenta ante algún magistrado y declara su deseo de hacerlo libre; éste
pasa a ser hombre libre desde el momento de la sentencia.) entre otras y se termina con 4

doctrinas y jurisprudencias que los amparan.


5

Introducción.

Abogando a nuestras leyes y al ordenado sistema jurídico que poseemos en Atenas, queremos

exponer con argumentos válidos y verídicos la reclamación de nuestras tierras y el por qué se

hace necesario recurrir a nuestro honorable Consejo del Areópago, para que estudie con pleno

conocimiento nuestra reclamación y las tres posibles soluciones que queremos plantear buscando

siempre un equitativo desenlace para las partes. Nosotros los Oligarcas en función de nuestros

derechos no solo presentaremos las posibles soluciones si no también aclaramos el causante que

nos llevó a reclamar lo que legalmente hemos adquirido y que de ninguna manera se nos vea

como la parte arbitraria al hacerlo, Si no por el contrario quienes pensando en la justicia de

nuestra amada Atenas hemos querido darle la mejor solución posible a este proceso. Haciendo un

riguroso estudio de las posibles negaciones a las que se dé lugar hemos de reiterar que se busca

de una manera equitativa para las partes la mejor solución posible.


6

DESPOJADORES DE TIERRAS.

Contexto: La democracia en Atenas.

Objeto: Resolución de problemas complejos.

1. Preguntas problematizadoras.

1.1 ¿Cuál es el problema jurídico?

Nosotros los oligarcas en el uso de nuestras facultades concebidas acudimos al sistema

judicial representado honorablemente en estos momentos por el areópago, como quiera que en

virtud escrita dentro de sus funciones admite la vigilancia y conservación de las leyes en su

máximo cumplimiento; en razón de que los agricultores quieren apropiarse de tierras de nuestra

propiedad que fueron adquiridas a cuentas de deudas provenientes por la parte demandada.

1.2 ¿Se deberá solucionar el problema de acuerdo a los intereses de los despojados de

tierras?

Los oligarcas defendemos nuestra posición debido a que acudimos a la ley de manera

legítima sin inconstitucionalidad, que confiere nuestro título en dichas tierras, puesto a que las

adquirimos de manera transparente como consecuencia de deudas hipotecarias que estos

contrajeron de manera voluntaria sin coacción alguna. Nuestros valores como ciudadanos
atenienses fue la búsqueda de una mejor convivencia y un bienestar integral de los agricultores 7

otorgándoles una opción de mejorar su calidad de vida y su grupo familiar, no obstante, en

calidad de beneficios precedimos a brindar una oportunidad de empleo para resarcir sus

obligaciones.

Confirmamos nuestra adquisición con la inscripción pertinente en la lista corpus inscriptionum

atticorum, la cual sirve de prueba a nuestra petición.

1.3 ¿Se deberá solucionar el problema de acuerdo a los intereses de los despojadores de las

tierras?

Atenas es una ciudad justa y sus leyes y constitución avalan esta afirmación. Es acaso

justo llamar despojador a quien reclama lo que por ley es suyo y le pertenece, llamarnos

despojadores en lugar de acreedores, es llamar despojadora a Atenas, a su espíritu y a sus leyes,

negarnos nuestros derechos será pues negárselos a Atenas. Nuestra constitución es nuestro núcleo

fundamental y de ella se desprenden nuestras leyes, leyes que dictan y orientan nuestro correcto

proceder en sociedad, toda violación a la ley es una transgresión al razonamiento de la ley que

anteriormente había dispuesto como esto debía ser y como debía ser estamos pues obrando; es

esta misma ley la que dicta según el consejo del areópago que así como nosotros los oligarcas

cumplimos con nuestras cargas públicas en el equipamiento de los trirremes y aún dispuestos

estamos de someternos a la ley ateniense y entregar nuestros bienes en permuta de quien lo

solicite y que por la misma ley lo demuestre, con el mismo rigor que esta y otras leyes se aplican

y se hacen valer, exigimos en nombre de la misma Atenas que se hagan valer y respetar todas sus

leyes incluyendo las que dictan que aquellos que no tengan como cancelar sus deudas deberán
pagarlas con todos sus bienes y en caso de que estos no alcanzaren en la liquidación de sus 8

obligaciones tendrán deber de responder con su propio trabajo por falta de pago.

1.4 ¿Se deberá utilizar una solución democrática?

Antes de analizar una solución democrática a la cual no nos negamos de entrada, pues a

diferencia de nuestra contraparte hemos demostrado un total respeto y sumisión por nuestras

leyes, debemos aclarar la actual naturaleza de aquellos que más que víctimas son los victimarios

que paradójicamente buscan despojarnos a nosotros ciudadanos libres de Atenas de las tierras que

por ley nos pertenecen. El orden jurídico de Atenas sanciona con el embargo de sus bienes a

aquellos deudores negligentes que en la evasión o no cancelación de sus deudas deberán

responder incluso con su propia libertad perdiendo su carácter de ciudadanos libres. Atenas como

ciudad estado debe velar en todo momento por la estabilidad y la protección de los bienes de sus

verdaderos ciudadanos pues son estos los que mantienen el verdadero espíritu de nuestra ciudad y

son estos en definitiva; los verdaderos ciudadanos libres de Atenas los que deberán responder

ante una solución democrática que resuelva este conflicto que más es una sublevación por parte

de quienes no comparten con nosotros nuestra virtud de verdaderos ciudadanos libres y como no

ciudadanos que son es de esperar no entiendan ni respeten nuestras leyes. Aconsejamos que la

solución democrática que se proponga tenga presente en todo momento que la ley es correcta y

descansa en la virtud al ser previamente pensada, por ello deberá enfrentarse lo que debía suceder

con lo que realmente ha sucedido y tomar las medidas correctivas necesarias siempre pensando

en el propio bien de la ciudad y sus verdaderos ciudadanos libres para que en lugar de tergiversar

y pervertir la ley se cumpla lo que fue ya previamente pensado, sancionando a todo aquel que se

allá atrevido a cuestionar la ley y hacer dudar de ellas a los verdaderos ciudadanos quienes en
democracia y en respuesta a su espíritu ateniense deberán preguntar si faltan a sus verdaderas 9

leyes por satisfacer los caprichos de quienes ya no son ciudadanos, cuanto habrán de demorar

también los extranjeros y demás invasores en llegar a nuestra ciudad y exigir para ellos derechos

que no les pertenecen arrebatándole a Atenas y a sus nobles ciudadanos lo que por ley les es

suyo.

2. Alternativas de solución al caso.

2.1. Alternativa de solución:

Incluso analizando la posibilidad de que se decidiera devolver las tierras a los deudores,

esta no parece ser una solución razonable. Ya causado el despojo, el proceso de implementar una

restitución sería un trámite tan extenso y tortuoso, que tan solo desgastaría más las relaciones con

los despojados, y sería la cuna para promover una codicia y corrupción de aquellos ex ciudadanos

que busquen lograr para así mejores tierras que las que originalmente poseían. Proponemos darle

a los a los solicitantes algo mucho más valioso que los bienes que entregaron en cancelación de

sus deudas; planteamos devolverles su calidad de ciudadanos atenienses libres mediante el

proceso de manumisión solemne por vindicta el cual consistirá en presentarnos delante del

magistrado correspondiente declarando nuestro deseo de hacerle libre y con el juicio ya simulado

y dada la sentencia será declarado ciudadano libre, la condición de esclavos es una penosa

situación en la que no debe encontrarse ninguno que en un momento determinado haya tenido

condición de ciudadano ateniense. Los esclavos pueden ser comprados y vendidos, pues son

tratados como mercancías, no poseen derechos políticos ni civiles, su fuerza de trabajo puede

alquilarse y la dignidad con que son tratados por sus propietarios temporales es muchas veces
poca o ninguna; las leyes que les protegen son más simbólicas que aplicables, agregando 10

además, que es tal su condición, que no tienen derecho ni a su propio nombre, en conclusión

final, los esclavos no son más que cosas según lo manda su determinada naturaleza. Dado todas

estas vergonzosas situaciones para quienes por sus deudas perdieron su condición de ciudadanos,

que más podrían desear que recuperar el más honroso bien de un ateniense que es su condición de

ciudadano libre. Recuperando su condición natural por haber nacido en suelo ateniense y ser hijos

de padre y madre ateniense recuperaran el honor que por sus deudas una vez perdieron, pudiendo

comenzar de nuevo con el esfuerzo de su trabajo podrán esta vez tener un mejor manejo de sus

nuevos bienes, aquellos que en el paso del tiempo vallan adquiriendo, y puedan contribuir a

cumplir su mayor deber que es hacer de Atenas una ciudad más grande.

2.2 Segunda alternativa:

Como ya se ha mencionado anteriormente iniciar un proceso de restitución de tierras

resultaría demasiado extenso, agotador y no por demás injusto al no poder asegurar que se

entregue a cada quien los bienes que en un inicio le correspondían, aun así anticipamos que tal

vez el honor de considerarse de nuevo ciudadanos sea rechazado y se prefiera la reserva de los

bienes al regreso del origen ciudadano. Serán pues esclavos atenienses puros, (como esclavos

atenienses tan solo podrán servir al engrandecimiento de la ciudad de Atenas) no recuperaran su

ciudadanía pero por haber nacido en suelo ateniense y ser hijos de padre y madre ateniense se les

permitirá tener propiedad privada, canjearla, comercializar con ella y heredarla. Sus hijos y

demás generaciones gozaran de su calidad de ciudadanos siempre y cuando cumplan con los

requisitos para esto, Si dispuestos están a someterse a este insufrible proceso de restitución

deberá hacerse este bajo el mandato de leyes creadas por el consejo del areópago que regulen el
mismo para lo cual deberán disponerse de artículos que normalicen cada parte del proceso de 11

restitución y donde se apliquen medidas de seguridad a aquellos casos en los cuales las

solicitudes de restitución deban ser rechazadas por violar los principios de honestidad y buena fe,

también agregamos que una vez entregadas las tierras sus nuevos propietarios deberán rendirnos

a nosotros sus legítimos dueños una renta de pago hasta completar el valor total de la propiedad

sumado al valor de lo que tuvimos que invertir en el tiempo que fueron de nuestra propiedad.

2.3. Tercera alternativa:

Como última medida nosotros los verdaderos propietarios de las tierras y futuros

despojados en manifestación de nuestro compromiso con nuestra ciudad estado, ponemos a

disposición de esta lo que haga falta para combatir la crisis social que atraviesa Atenas en estos

momentos, pues creemos en su potencial de expansión como ciudad estado, por ello proponemos

que la restitución de tierras solicitada por los deudores en caso de ser aprobada sea de naturaleza

mixta, así los terrenos y bienes que una vez les fueron embargados por su falta de pago les serán

restituidos y serán de su propiedad, más quedaran gravados con impuesto permanente que deberá

ser pagado a nosotros los verdaderos propietarios, a diferencia de la propuesta anterior, este

impuesto no tendrá cancelación alguna pues más responderá a una compensación por nuestros

bienes perdidos. también debe ir esta propuesta acompañada de una liberación de largo plazo en

los impuestos a quienes poseíamos los predios, pues nuestros bienes se reducirían

circunstancialmente, así nuestro valor de impuesto aumentaría siempre en una cantidad mucho

menor al valor de impuestos pagado por aquellos que podrán ser libres mediante la manumisión

no solemne en la que no podrán tener la ciudadanía ateniense ni gozar de los privilegios y

honores que esta trasciende pero podrán gozar de nuevos bienes, aclarando con esto que nuestros
impuestos siempre serian significativamente menores a los de los nuevos propietarios pues 12

seriamos nosotros quienes cederíamos la mayor parte en la solución de esta crisis social

ocasionada por aquellos que dieron mal manejo a sus deudas y bienes, poniendo en peligro la

estabilidad de nuestra ciudad estado Atenas.

3. Escenarios similares al caso propuesto.

3.1 Doctrinal

Entendiendo la doctrina Jurídica Como el conjunto de opiniones críticas, emitidas por

expertos en ciencia jurídica, que puedan ayudar al juez o legislador a crear normas o aplicar las

ya existentes.

 Tomamos como referencia el artículo publicado por la senadora de la república,

abogada de la universidad de los andes y analista política Paloma Susana

Valencia Laserna Quien Afirma que el problema de la Ley de Tierras no es el

principio sino la implementación. La violencia colombiana hizo que la propiedad,

tenencia y posesión de la tierra haya sido y sea caótica; eso hace el proceso se

anuncie como tortuoso y desde ya se anuncien visos de imposibilidad. Es grave,

por las falsas expectativas que le crea a quienes aspiran a la restitución; también

porque el proceso puede revivir pasiones y generar desgarros entre grupos

sociales que, si bien no han sido violentos, han sido víctimas y beneficiarios de

esa violencia. Entre tantos poseedores, dueños, invasores unos con vínculos con

los grupos ilegales, unos que aprovecharon “libres de toda culpa”; la pregunta -

que ya ha hecho el Representante Gómez Martínez- es a quién se le va a restituir

la tierra. Esta es la raíz del conflicto social que puede engendrarse bajo la Ley de
Tierras. Un proceso como este será demasiado complejo y la ley no tiene las 13

herramientas para solucionar semejantes situaciones. Están por supuesto, quienes

intentaran engañar y sacar provecho en medio de tantas dificultades. Será difícil

diferenciar los aliados de los grupos ilegales, de los simples beneficiarios pasivos.

Y lo que debería ser obvio, la identificación del beneficiario, será siempre

compleja; dejara desilusiones y desencantos. (Valencia Laserna, 2012)

 Por su parte nos inclinamos a la hipoteca como referencia al problema planteado,

Gloria Correa Echeverri, gerente de productos hipotecarios de Bancolombia

explica: "el crédito se genera por el contrato de mutuo entre un acreedor y un

deudor. La hipoteca es una de las garantías que pueden respaldar un crédito o

préstamo". (Baena Zapata, 2012)

 Antonio Manzano Solano no señala que el derecho de la hipoteca como real que

es implica una especie de perdida de la propiedad que sobre el inmueble tiene el

deudor. Así el derecho de propiedad es el haz de los derechos reales, pero si

constituimos voluntariamente un derecho real sobre un inmueble. Además, el

derecho de la hipoteca le confiere grandes poderes al acreedor hipotecario en

perjuicio del deudor. (Manzano Solano, 2009)

 El tratadista Arturo Valencia Zea, lo entiende como un contrato de hipoteca pero

sujeto a determinadas condiciones: Tanto el artículo 2444 como el 1518 se

refieren a la validez del contrato hipotecario, o sea de la escritura pública. Un

deudor puede obligarse a hipotecar un inmueble del cual no es propietario

actualmente, pero espera adquirir, sin embargo, en este caso el derecho real de
hipoteca no nace en favor del acreedor sino una vez que el deudor haya 14

adquirido la propiedad del inmueble y que puede entonces registrarse la escritura

pública en la oficina de registro de instrumentos públicos. (Zea, 2017)

3.2 Jurisprudencia

Se citan dos sentencias en donde la corte negó a los accionantes la restitución de las

tierras.

 Sentencia T-159 de 2011 la Corte reiteró su regla luego de resolver un caso que

involucraba a una persona obligada a abandonar su predio por las amenazas

constantes que sufría por parte de grupos armados al margen de la ley. Sobre el

terreno de su propiedad recaía una medida de protección prevista en la ley 387 de

1997, lo que no le permitía transferir el derecho de dominio del inmueble sin la

anuencia del INCODER. La víctima solicitó a esa entidad el levantamiento de la

medida para poder transferir el dominio, pero su petición fue resuelta negativamente

en varias ocasiones. (Sala Octava de Revisión de la Corte Constitucional, 2011)

 Sentencia T-699A de 2011, fallo que presentó supuestos fácticos similares al caso

expuesto con anterioridad. Esa vez, los peticionarios solicitaron ante los jueces de

tutela la protección del derecho sobre sus tierras, en razón a que no se les permitía

enajenarlas por cuanto recaía sobre ellas una medida de protección patrimonial,

prevista en la Ley 387 de 1997. Pese a ello, su petición fue negada pues en criterio de

este Tribunal, la solicitud de la víctima podía poner en riesgo su vida y aumentar las
posibilidades de que el predio fuera usurpado ilegalmente. (Sala Octava de 15

Revisión de la Corte Constitucional, 2011)

A su vez se cita sentencias correspondientes a la hipoteca como término y aclaración:

 Sentencia C -192/96 El acreedor hipotecario tiene dos acciones, cuando el crédito

garantizado con la hipoteca se hace exigible, para cobrarlo judicialmente: una acción

personal, originada en el derecho de crédito, contra el deudor de éste; otra, real,

nacida de la hipoteca, contra el dueño del bien hipotecado. Hay que distinguir, según

sea el dueño del bien hipotecado el mismo deudor o un tercero. En el primer caso,

podrá ejercer contra ese deudor que es al mismo tiempo el dueño actual de la cosa

hipotecada, la acción real solamente, o ésta y la acción personal. En el segundo caso,

contra el actual dueño sólo podrá ejercer la acción real nacida de la hipoteca; y contra

el deudor, sólo la acción personal originada en el crédito exigible. Y si quiere

ejercerlas ambas en el mismo proceso, contra el dueño actual del bien hipotecado y

contra el deudor, podrá hacerlo, pero se seguirá el procedimiento del proceso

ejecutivo singular, como lo prevé el último inciso del artículo 554 del Código de

Procedimiento Civil.

La Corte sostuvo además que cuando el deudor constituye hipoteca en respaldo

del crédito, “el acreedor tiene contra él dos acciones: la personal por el contrato

principal, la real por el contrato de hipoteca. Enajenado el bien hipotecado, éste queda

siempre bajo el imperio de una acción real; el acreedor conserva su acción personal

contra el deudor, la real contra el inmueble hipotecado; pero es claro que la acción

personal no puede recaer sobre el adquirente de la finca hipotecada, que la recibió con
ese gravamen, porque él no está ligado con ninguna relación personal con el 16

acreedor” (Sala Plena Corte Constitucional, 1996)

3.3 Normativo:

 Articulo 1 artículo del decreto 440 de 2016, que modifica el artículo 2.15.1.3.5

del decreto 1071 de 2015, del ministerio de agricultura y desarrollo rural donde se

trata el posible no inicio a la solicitud para definir las tierras de restitución.

Decisión sobre el no inicio formal de estudio de la solicitud. La Unidad

Administrativa Especial de Gestión de Restitución de Tierras Despojadas decidirá

mediante acto administrativo no iniciar el estudio formal de la solicitud y, en

consecuencia, no la inscribirá en el Registro de Tierras Despojadas y

Abandonadas Forzosamente, incluso respecto de aquellas que versen sobre predios

que no se encuentren en zonas macrofocalizadas o microfocalizadas, cuando se

presente alguna delas siguientes circunstancias:

(…)

3. Cuando se establezca que los hechos declarados por el solicitante no son

ciertos, o que éste ha alterado o simulado deliberadamente las condiciones

requeridas para su inscripción.

4. Cuando se establezca que los hechos victimizantes relacionados por el

solicitante no tienen un nexo de causalidad necesario con el abandono y/o despojo

de la tierra objeto de la solicitud.


5. Cuando se establezca que existe ausencia de la legitimación por parte 17

del solicitante para iniciar la acción de restitución, señalada en el artículo 81 de la

Ley 1448 de 2011.

En todo caso, siempre que se advierta que quien comparece pretende obtener

provecho indebido o ilegal del registro, la situación deberá ponerse en

conocimiento de las autoridades competentes. (Ministerio de Agricultura y

Desarrollo Social, 2016)

 Por otra parte en Colombia actualmente contamos con normas que regulan la

hipoteca donde se busca garantizar el pago de una obligación recayendo sobre un

bien inmueble donde se nos enuncia en el art 2432 del Código Civil, La hipoteca

es un derecho de prenda constituido sobre inmuebles que no dejan por eso de

permanecer en poder del deudor, a su vez el art 2452 La hipoteca da al acreedor

el derecho de perseguir la finca hipotecada, sea quien fuere el que la posea, y a

cualquier título que la haya adquirido. (Codigo Civil Colombiano, 1887)

 Establece el artículo 1602 del Código Civil: Todo contrato legalmente celebrado

es una Ley para los contratantes, y no puede ser invalidado sino por su

consentimiento mutuo o por causas legales; siendo la hipoteca un derecho real que

se constituye mediante un contrato, únicamente podrá extinguirse por las causas

señaladas en ese artículo, esto es, por previo acuerdo de voluntades de los

constituyentes, o por la presencia de causas legales. (Superintendencia Financiera

de Colombia, 1999)
REFERENCIAS 18

Baena Zapata, C. (27 de Enero de 2012). La hipoteca es una garantía. El Colombiano.

Bello, A. (1887). Codigo Civil Colombiano.

Manzano Solano, A. (2009). Estudios sobre la hipoteca. Córdoba: Colegio Registradores.

Ministerio de Agricultura y Desarrollo Social. (11 de Marzo de 2016). Miniagricultura.

Recuperado el 25 de Agosto de 2017, de

https://www.minagricultura.gov.co/Normatividad/Decretos/Decreto%20440%20de%2020

16.pdf

Sala Octava de Revisión de la Corte Constitucional. (11 de Marzo de 2011). Corte

Constitucional. Recuperado el 25 de Agosto de 2017, de

http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2011/T-159-11.htm

Sala Octava de Revisión de la Corte Constitucional. (20 de Septiembre de 2011). Corte

Constitucional. Recuperado el 25 de Agosto de 2017, de

http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2011/T-699A-11.htm

Sala.

Baena Zapata, C. (27 de Enero de 2012). La hipoteca es una garantía. El Colombiano.

Bello, A. (1887). Codigo Civil Colombiano.

Manzano Solano, A. (2009). Estudios sobre la hipoteca. Córdoba: Colegio Registradores.

Ministerio de Agricultura y Desarrollo Social. (11 de Marzo de 2016). Miniagricultura.

Recuperado el 25 de Agosto de 2017, de


https://www.minagricultura.gov.co/Normatividad/Decretos/Decreto%20440%20de%20 19

2016.pdf

Sala Octava de Revisión de la Corte Constitucional. (11 de Marzo de 2011). Corte

Constitucional. Recuperado el 25 de Agosto de 2017, de

http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2011/T-159-11.htm

Sala Octava de Revisión de la Corte Constitucional. (20 de Septiembre de 2011). Corte

Constitucional. Recuperado el 25 de Agosto de 2017, de

http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2011/T-699A-11.htm

Sala Plena Corte Constitucional. (8 de Mayo de 1996). Corte Constitucional. Recuperado el 25

de Agosto de 2017, de http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/1996/c-192-96.htm

Superintendencia Financiera de Colombia. (27 de Abril de 1999). Recuperado el 25 de Agosto

de 2017, de

https://www.superfinanciera.gov.co/jsp/loader.jsf?lServicio=Publicaciones&lTipo=public

aciones&lFuncion=loadContenidoPublicacion&id=18423&dPrint=1

Valencia Laserna, P. (13 de Febrero de 2012). El problema de la restitución de las tierras. El

Espectador.

Zea, A. V. (2017). https://documentslide.org/contrato-de-hipoteca.