Está en la página 1de 13

CONTENIDO

:
El sistema digestivo

FUNDAMENTACION:

La enseñanza de los procesos biológicos dentro del cuerpo humano permite a los alumnos
comprender el funcionamiento interno del organismo. Así también como estos, son parte esencial
del desarrollo y crecimiento de los seres vivos.
El sistema digestivo, como parte de las distintas funciones fisiológicas y orgánicas, cumplen un rol
fundamental dentro del cuerpo humano, ya que estos generadores potenciales de energía
calórica, que a partir de la degradación de los alimentos son transformados y clasificados, con la
finalidad de utilizar aquello que le es necesario para la nutrición.
Bajo esta perspectiva, de organiza contenidos relevantes basados en el diseño curricular de la
provincia de Buenos Aires que prescriben una secuenciación coherente y de mayor compresión
para los alumnos del primer año de la escuela secundaria básica.
En tal sentido se proyecta un plan de clases que estimula la adquisición del conocimiento a través
de generar interrogantes e inquietudes al estudiante, dando pautas de análisis e investigación,
sobre como los alimentos son procesados dentro del sistema digestivo y su elemental aporte a
todo el cuerpo humano.
Para ello se organizaran las clases en relación a como, cada una de las partes de sistema,
procesan alimentos, y extraen de estos los minerales necesarios para el ciclo vital.
Lo esencial es lograr que el aprendizaje de los alumnos sea significativo, porque además de
proporcionar nuevos conocimientos, este moviliza el funcionamiento intelectual del individuo y le
facilita el acceso a nuevos aprendizajes, a partir de la construcción lógica de los mismos.

TIEMPO: 2 MOLULOS. MINUTOS SEMANALES




OBJETIVOS DE ENSEÑANZA, APRENDIZAJE:
 Conocer las partes y funciones del sistema digestivo
 Fomentar la importancia biológica que tiene en la obtención de los nutrientes.
 Realizar actividades donde el estudiante refuerce el tema visto.
 Reconocer los órganos que conforman el sistema digestivo.


Recursos: Pizarrón, tiza, afiches, y los elementos que se utilizan para realizar las
siguientes actividades.


ACTIVIDADES:
Inicio:
ACTIVIDAD 1):
Se armaran grupos de 4 estudiantes y se les entregará a cada integrante una galletita y una copia
de preguntas disparadoras.
 Al ingerir la galletita… ¿con que la trituramos?
 ¿Qué movimientos hacemos con la lengua mientras masticamos?
 ¿Para qué sirve la saliva?
 ¿Qué cambios sufrió la galletita?
 ¿Por qué es necesaria esta transformación?
Tiempo estimando: 30 minutos.

DESARROLLO:
Con el fin de realizar un estudio dirigido: se les entregara un esquema del sistema digestivo a
completar con un párrafo adjunto del funcionamiento del mismo el cual los estudiantes deberán
anotar que sucede con el aliento en su recorrido por los diferentes órganos del cuerpo.
Cuando comemos alimentos como pan, carne y vegetales, éstos no están en una forma que el
cuerpo pueda utilizar para nutrirse. Los alimentos y bebidas que consumimos deben
transformarse en moléculas más pequeñas de nutrientes antes de ser absorbidos hacia la sangre y
transportados a las células de todo el cuerpo. La digestión es el proceso mediante el cual los
alimentos y las bebidas se descomponen en sus partes más pequeñas para que el cuerpo pueda
usarlos como fuente de energía, y para formar y alimentar las células
Consideramos importante que lo estudiantes conozcan el sistema digestivo para que puedan
reconocer que ocurre en la transformación de los alimentos... Para ello ahondaremos en cada
órgano y sus funciones que intervienen en dicho proceso.

Tiempo estimado: 30 minutos.

ACTIVIDAD 2):
Observar el siguiente esquema, en cual va a estar pegado en el pizarrón sin señalar los
órganos que entran en juego en este sistema en donde los alumnos van a tener el
mismo dibujo solo que sin señalar ni nombrar los órganos para que ellos mismos vallan
completando y reconociendo cada órgano.


Y el texto:
El sistema digestivo

Si realizaron las actividades anteriores, habrán comprobado que la digestión comienza en la
boca, el primer órgano del sistema digestivo. Los dientes cortan el alimento, luego las muelas lo
trituran, la saliva lo moja, y la lengua lo mueve de un lado al otro. De esta forma, el alimento se
convierte en una pasta húmeda y blanda que, con ayuda de la lengua, es empujada hacia atrás y
tragada con facilidad. Al tragar, la masa de alimento pasa por la faringe, por el esófago (un tubo
que mide en el adulto casi 25 cm de largo) y llega al estómago donde se queda una tres o cuatro
horas. El estómago es como una bolsa hueca donde la transformación del alimento continúa por
acción de los jugos gástricos, unos líquidos fabricados por las paredes del estómago. Los jugos
gástricos tienen ácidos que, además de ayudar en la digestión del alimento, lo “desinfectan”, al
eliminar microbios que podrían contaminarlo.
Esta desinfección es importante porque nos defiende de posibles enfermedades.
Una vez que abandona el estómago, la masa de alimentos llega al intestino delgado, es la parte
del tubo digestivo que inicia después del estómago y acaba en el ciego del colon. Se divide en tres
porciones: duodeno, yeyuno e íleon. En el cuerpo humano, mide aproximadamente 3 m de largo
donde permanece unos diez o doce horas. En el intestino delgado los alimentos tienen la última
oportunidad de ser transformados en nutrientes. Allí actúan los jugos intestinales fabricados por
el intestino, la bilis que manda el hígado (previo paso por la vesícula biliar) y el jugo pancreático
que envía el páncreas. El hígado, el páncreas y la vesícula biliar no pertenecen al sistema digestivo,
pero colaboran con él mandando sus jugos digestivos.
Todos aquellos alimentos que, a lo largo de este trayecto, hayan alcanzado un tamaño tan
reducido como para atravesar las paredes del intestino delgado y pasar a la sangre, son nutrientes.
Las sustancias que no traspasan las paredes del intestino delgado siguen su camino por el
sistema digestivo: pasan al intestino grueso y de allí al recto.
El intestino grueso es un tubo que sale del intestino delgado y llega al recto. Mide
aproximadamente metro y medio. Se divide en tres partes; Ciego colon y recto. El colon a su vez
tiene tres zonas: colon transverso y colon descendente ascendente.
En el intestino grueso se absorbe principalmente agua de la papilla de alimentos y con la ayuda de
bacterias va transformando los restos de alimentos en heces. Las heces se almacenan en el
intestino grueso hasta su expulsión por el ano
El recto es la última parte del intestino grueso, termina en el ano.
El ano es un anillo muscular por donde salen las heces al exterior. Está controlado por un músculo
circular llamado esfínter anal.


ACTIVIDAD 3):
A modo de cierre se les entregara una hoja que tendrá una sopa de letras en donde
podrán terminar de comprender algunos de los órganos que actúan en este sistema
digestivo.

Busca en la sopa de letras los nombres de los siguientes órganos.
COLON – ESTOMAGO – FARINGE – ESOFAGO - HIGADO – PANCREAS – ANO –INTESTINO.
A R T B N N O L O C M P L M












T E S T O M A G O A S I A D
G E T E R T Y F A R I N G E
F D O G A F O S E A S T B N
C R U A O D A G I H B E N G
A F A D P A N C R E A S D G
R T E E A S D F G V B T B M
T U R R Q R E W S X C I M N
E O T C D R E A N O W N Q E
S L L S W E Q R T Y L O N M



ACTIVIDADES A COMPLETAR PARA EL ALUMNO

















El sistema digestivo

Si realizaron las actividades anteriores, habrán comprobado que la digestión comienza en la
boca, el primer órgano del sistema digestivo. Los dientes cortan el alimento, luego las muelas lo
trituran, la saliva lo moja, y la lengua lo mueve de un lado al otro. De esta forma, el alimento se
convierte en una pasta húmeda y blanda que, con ayuda de la lengua, es empujada hacia atrás y
tragada con facilidad. Al tragar, la masa de alimento pasa por la faringe, por el esófago (un tubo
que mide en el adulto casi 25 cm de largo) y llega al estómago donde se queda una tres o cuatro
horas. El estómago es como una bolsa hueca donde la transformación del alimento continúa por
acción de los jugos gástricos, unos líquidos fabricados por las paredes del estómago. Los jugos
gástricos tienen ácidos que, además de ayudar en la digestión del alimento, lo “desinfectan”, al
eliminar microbios que podrían contaminarlo.
Esta desinfección es importante porque nos defiende de posibles enfermedades.
Una vez que abandona el estómago, la masa de alimentos llega al intestino delgado, donde
permanece unos diez o doce horas. En el intestino delgado los alimentos tienen la última
oportunidad de ser transformados en nutrientes. Allí actúan los jugos intestinales fabricados por
el intestino, la bilis que manda el hígado (previo paso por la vesícula biliar) y el jugo pancreático
que envía el páncreas. El hígado, el páncreas y la vesícula biliar no pertenecen al sistema digestivo,
pero colaboran con él mandando sus jugos digestivos.
Todos aquellos alimentos que, a lo largo de este trayecto, hayan alcanzado un tamaño tan
reducido como para atravesar las paredes del intestino delgado y pasar a la sangre, son nutrientes.
Las sustancias que no traspasan las paredes del intestino delgado siguen su camino por el
sistema digestivo: pasan al intestino grueso y de allí al recto.
El intestino grueso es un tubo que sale del intestino delgado y llega al recto. Mide
aproximadamente metro y medio. Se divide en tres partes; Ciego colon y recto. El colon a su vez
tiene tres zonas: colon transverso y colon descendente.
En el intestino grueso se absorbe principalmente agua de la papilla de alimentos y con la
ayuda de bacterias va transformando los restos de alimentos en heces. Las heces se almacenan en
el intestino grueso hasta su expulsión por el ano.
El recto es la última parte del intestino grueso, termina en el ano.
El ano es un agujero por donde salen las heces al exterior. Está controlado por un músculo
circular llamado esfínter anal.
Observar el siguiente esquema, en cual va a estar pegado en el pizarrón y también cada
alumno va a tener su propio juego de fotocopias en el que verán al mismo esquema y en
donde tendrán que señalar cada órgano que entra en juego en este sistema.


El sistema digestivo
B O C A:
En el primer paso de la digestión participan la boca y los dientes. Los alimentos entran en la boca y
son descompuestos inmediatamente en trozos más pequeños por los dientes. Cada tipo de diente
cumple una función diferente en el proceso de masticación. Los incisivos cortan los alimentos
cuando los muerden. Los caninos, más largos y afilados, los desgarran. Los premolares, más planos
y chatos que los caninos, los trituran y muelen. Los molares, con sus puntas y surcos, se encargan
de la masticación más enérgica. Mientras tanto, la lengua ayuda, empujando la comida hacia
arriba contra los dientes.
Durante la masticación, las glándulas salivales de las paredes y la base de la boca segregan saliva,
que humedece los alimentos y ayuda a descomponerlos todavía más. La saliva facilita la
masticación y deglución (sobre todo de los alimentos secos) y contiene enzimas que facilitan la
digestión de los hidratos de carbono.
Cuando se han transformado los alimentos en una masa blanda y húmeda, esta se empuja hacia la
garganta (o faringe), ubicada en la parte posterior de la boca, y se deglute. Cuando tragamos, el
paladar blando cierra el paso a los conductos nasales para impedir que la comida entre en la nariz
desde la garganta.
F A R I N G E:
La faringe es un tubo musculoso situado en el cuello y cubierto de membrana mucosa que
conecta la nariz y la boca con la tráquea y el esófago y por el que pasan tanto el aire como
los alimentos. En el hombre adulto mide unos 13 cm y queda delante de la columna
vertebral. Contiene las amígdalas y, en los niños, los ganglios adenoides. Como comienza
de la parte posterior de la cavidad nasal, su extremo más alto se llama nasofaringe. La
inferior u oro faringe ocupa la zona posterior de la boca.
E S O F A G O:
El esófago es una parte del aparato digestivo de los seres humanos. Formada por un tubo
muscular de unos 30 centímetros, que comunica la faringe con el estómago. Se extiende desde la
sexta o séptima vértebra cervical hasta la undécima vértebra torácica. A través del mismo pasan
los alimentos desde la faringe al estómago. La función esofágica es el transporte del bolo
alimenticio desde la boca al estómago. Ésta se lleva a cabo mediante las ondas peristálticas, entre
los esfínteres esofágicos superior e inferior.
En una primera fase oral se eleva el velo del paladar, se produce el cierre de la epiglotis y
la lengua propulsa el bolo hacia la faringe, produciéndose la deglución. Ésta ocurre de forma
involuntaria. En la fase faríngea, se relaja el esfínter esofágico superior y se contrae el constrictor
faríngeo. Esta fase es ya involuntaria o refleja. Posteriormente, en la fase esofágica se forman las
ondas primarias esofágicas y se abre el esfínter esofágico inferior. Por último, se producen las
ondas esofágicas secundarias y terciarias, estas últimas no peristálticas.
E S T O M A G O:
El estómago, órgano principal de la digestión, y la parte más grande del aparato digestivo, tiene
la forma de un saco elástico que puede aumentar o disminuir su tamaño según la cantidad de
alimento que contenga.
Este órgano posee dos aberturas: una que comunica con el esófago, por donde entran los
alimentos, que se llama cordias, y otra de salida que los conduce a los intestinos, una vez
digeridos, que se llama píloro.
Las paredes del estómago están formadas por varias capas. Una de ellas es muy musculosa,
sirviendo sus contracciones para amasar el bolo alimenticio cuando se halla en el estómago,
completando la acción mecánica y facilitando así su mezcla con los jugos digestivos. La membrana
interior es una membrana mucosa que, examinada a través de una lupa, presenta unos hoyitos, en
el fondo de los cuales aparece un punto oscuro.
Este punto es la abertura de las glándulas gástricas, que segregan un líquido digestivo, claro y
ácido, llamado jugo gástrico, que contiene ácido clorhídrico y las enzimas pepsina,
gastrina y lipasa que ayudan a digerir los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas del
alimento. Específicamente, la pepsina, secretada por las glándulas gástricas, fracciona las
proteínas en fragmentos más pequeños.

I N T E S T I N O D E L G A D O:
La principal función del intestino delgado es la absorción de los nutrientes necesarios para
el cuerpo humano y para el cuerpo de otros animales. Es la parte del tubo digestivo que
inicia después del estómago y acaba en el ciego del colon. Se divide en tres porciones:
duodeno, yeyuno e íleon. En el cuerpo humano, mide aproximadamente 3 m de largo en
una persona viva, pero se extiende hasta alcanzar cerca de 7-8 m cuando la persona
muere, debido a la pérdida de tonicidad muscular. Se localiza entre dos esfínteres:
el pilórico, y el esfínter ileocecal, que lo comunica con el intestino grueso.
El quimo que se crea en el estómago, del bolo alimenticio mezclado con el ácido
clorhídrico a partir de movimientos peristálticos se mezcla con las secreciones biliar
y pancreática (además de la propia duodenal) para no romper las capas del intestino
delgado (ya que este tiene un pH ácido) y es llevado al duodeno. El tránsito alimenticio
continúa por este tubo de unos seis metros a lo largo de los cuales se completa el proceso
de la digestión, el quimo se transforma en quilo y se efectúa la absorción de las sustancias
útiles. El fenómeno de la digestión y de la absorción dependen en gran medida del
contacto del alimento con las paredes intestinales, por lo que cuanto mayor sea éste y en
una superficie más amplia, tanto mejor será la digestión y absorción de los alimentos.

I N T E S T I N O G R U E S O:
El intestino grueso es la penúltima porción del tubo digestivo, formada por el ciego, el colon,
el recto y el canal anal. El intestino delgado se une al intestino grueso en el abdomen inferior
derecho a través de la válvula ileocecal. El intestino grueso es un tubo muscular de
aproximadamente un metro y medio de largo. La primera parte del intestino grueso se llama
ciego. El intestino grueso continúa absorbiendo agua y nutrientes minerales de los alimentos y
sirve como área de almacenamiento de las heces.
Tras unas 32 horas desde la ingesta, el bolo alimenticio llega al intestino grueso donde ya no es
procesado en esta última etapa de la digestión, el intestino grueso se limita a absorber los
Minerales, el agua y las vitaminas (K y B9) que son liberadas por las bacterias que habitan en el
colon. Aquí se libera Metano en forma Gaseosa cuando convierte el almidón y sus derivados en d-
glucosa para ser absorbida. Gran parte del metano gaseoso es absorbido en forma de cadenas de
ácidos grasos o expulsados en flatulencias por el recto y ano. También compacta las heces, y
almacena la materia fecal en el recto hasta que es expulsada a través del ano.
Y POR ULTIMO: BUSCAR EN LA SOPA DE LETRAS LOS NOMBRES DE LOS SIGUIENTES ORGANOS.
COLON – ESTOMAGO – FARINGE – ESOFAGO - HIGADO – PANCREAS – ANO –INTESTINO.
A R T B N N O L O C M P L M
T E S T O M A G O A S I A D
G E T E R T Y F A R I N G E
F D O G A F O S E A S T B N
C R U A O D A G I H B E N G
A F A D P A N C R E A S D G
R T E E A S D F G V B T B M
T U R R Q R E W S X C I M N
E O T C D R E O N A W N Q E
S L L S W E Q R T Y L O N M