Está en la página 1de 32

ROL DEL DOCENTE PREESCOLAR

COMO PROMOTOR DE LA SALUD


PREVENTIVA
EN EL JARDIN DE INFANCIA
SAN JOSÈ DE GUANIPA
ÌNDICE

Resumen
Introducción

CAPÌTULO I
EL PROBLEMA
Planteamiento del Problema
Objetivo General
Objetivos Específicos
Justificación de la Investigación

CAPÌTULO II
MARCO TEÒRICO
Antecedentes de la Investigación
Bases Teóricos
Bases Legales
Variables

CAPÌTULO III
MARCO METODOLÒGICO
Tipo y Diseño de la Investigación
Población y Muestra
Instrumento de recolección de datos
Resultados
Análisis de los resultados

CAPÌTULO IV
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
Bibliografía

24
INTRODUCCIÒN

La salud y la enfermedad forman un proceso continuo, donde


en un extremo se encuentra la muerte prematura, muchas veces
prevenible, y en el otro extremo se encuentra un elevado nivel de
salud, al que difícilmente llega todo el mundo. En la parte media de
este continuo o equilibrio homeostático se encontraría la mayoría
de la población, donde la separación entre salud y enfermedad no
es absoluta, ya que es muy difícil distinguir lo normal de lo
patológico.
La Educación y la Salud son dos indicadores que en una y otra
esfera se revelan y son muestras fehacientes de la prioridad que se
concede a la formación de niños y jóvenes, en la preservación y
cuidado de su salud. Esta atención no es solo responsabilidad del
sector de la Salud, pues esta es un producto social y como tal,
compromete a toda la sociedad.
En este sentido, el sector educacional tiene una misión
estratégica por cuanto es el encargado de educar en salud y para la
salud, desde las primeras edades y aún antes del nacimiento del
niño, en función de elevar cada vez más la calidad de vida de la
población.
Promover la salud preventiva permitiría fortalecer los
conocimientos, aptitudes y actitudes de las personas para participar
corresponsablemente en el cuidado de su salud y para optar por
estilos de vida saludables, facilitando el logro y conservación de un
adecuado estado de salud individual, familiar y colectiva mediante
actividades de participación social, comunicación educativa y
educación para la salud.

24
Para entender la promoción de la salud es necesario partir de
algunas consideraciones generales sobre los alcances del concepto
de salud. Cuando se alude al concepto de salud vigente, se asigna
importancia a los diferentes determinantes de tipo biológico, social,
ecológico y de servicios, por considerar que la dinámica que
generan, en su estrecha interrelación, es la que finalmente
determina la situación de salud en nuestra sociedad.
De esa manera se asume que, si bien es cierto la atención de
la enfermedad tiene relevancia, especialmente en términos de
productividad y de significado para quien " recupera la salud ",
conlleva una serie de limitantes significativas que hacen cuestionar
su capacidad de respuesta a la situación actual de la salud de la
población y a su valor por encima de la prevención de la
enfermedad y la promoción de la salud. Algunas de esas limitantes
se expresan en: altos costos económicos y humanos de problemas
cada vez más complejos, dificultades para adquirir medicamentos y
equipos sofisticados, inexistencia de medicamentos para curar
enfermedades que afectan a grandes grupos y que podrían evitarse
pero que están asociadas a actitudes y prácticas de la población,
grandes desigualdades de salud especialmente en los grupos
sociales más desfavorecidos y el agotamiento de la efectividad del
modelo de atención directa, en relación con la magnitud y calidad
de los problemas de salud.
Por otra parte, se asume también, que el peso de las acciones
en salud debe orientarse por la concepción que privilegia la salud
como fuente de riqueza de la vida cotidiana y por lo tanto hacia la
creación y producción de salud, es decir, a un concepto de
"ganancia en salud". Se visualiza a la salud pública ampliando su
campo de acción hacia la promoción y creación de condiciones

24
propicias para la salud, o sea, vinculada a las condiciones de
bienestar y desarrollo humanos.
Este proyecto se propone promover la salud preventiva a
través del docente como agente directo de los educandos del nivel
preescolar del Jardín de Infancia San José de Guanipa, así como
también la vinculación de la comunidad y las familias de los
alumnos con la finalidad de fortalecer el conocimiento sobre salud,
enfermedad y la prevención de las mismas tanto en la escuela
como en el hogar.

Este proyecto estará estructurado de la siguiente manera:

CAPÌTULO I: El Problema
Planteamiento del problema, Objetivos de la Investigación,
Justificación de la Investigación
CAPÌTULO II: Marco Teórico
Antecedentes de la Investigación, Bases Teóricas, Bases Legales,
Variables
CAPÌTULO III: Marco Metodológico
Tipo de Investigación, Diseño de la Investigación, Población y
Muestra, Técnicas e Instrumento de Recolección de Datos,
Procedimientos.
CAPÍTULO IV: Bibliografía y Recomendaciones.

CAPÌTULO I

EL PROBLEMA

Planteamiento del Problema

La edad escolar es clave en la historia de niños y niñas. Es en


la infancia (y muy particularmente en la edad escolar) en donde se

24
moldean las preferencias, costumbres y estilos personales de cada
persona. En la síntesis de las experiencias y vivencias de los años
escolares, el niño y la niña adquirirán y construirán las capacidades
subjetivas, cognitivas y motrices que determinarán en gran medida
su capacidad futura para ser y estar en el mundo. Y es en este
tiempo y lugar que se elaboran los saberes y las habilidades que
influirán luego a la hora de tomar decisiones de cuidado hacia la
salud propia y la de todos.
La búsqueda de mejores condiciones de salud colectiva
necesita de una atención sostenida, entre otras cosas, para poder
vislumbrar la emergencia de expresiones, necesidades, carencias y
posibilidades sociales en continuo movimiento. La tarea de
promover la salud en la escuela, debería situarla en un punto
cualquiera de una red social, más o menos amplia, con capacidad
de contención, respuesta y propuesta.
Cada vez más, las escuelas han ido consolidándose como un
espacio de integración para diversas políticas públicas y
programas educativos y de promoción social. En la medida que los
cambios sociales, los procesos de descentralización y las
herramientas de gestión educativa logran ir adecuándose unos a
otros, las escuelas se consolidan como un lugar de encuentro (y a
veces desencuentros!) entre las familias, sus necesidades, las redes
de servicios y protección social y las propuestas para el desarrollo
integral de niños y niñas.
Es cierto que estas convergencias de necesidades y
programas plantean un fenómeno de “acumulación” que implica
mayor complejidad al quehacer de la escuela y reorientación del
trabajo de los equipos directivos y docentes. Articular la tarea
educativa con la implementación de programas alimentarios, de

24
protección y promoción social o la gestión de emprendimientos
comunitarios junto a las familias, requiere sin dudas de
competencias y recursos adicionales.
El compromiso escolar en educar para la salud no puede sino
encararse colectivamente, desde la revisión y la toma de decisiones
sobre las situaciones de la vida escolar y a su participación en el
conjunto: el sentido de los intercambios, el valor que le otorgan
adultos y jóvenes a la tarea escolar, el trabajo sobre los derechos
de cada uno/a y también el aprendizaje de algunos contenidos
básicos e indispensables para la salud.
Sin embargo, en la medida que se logra integrar estas
acciones al proyecto educativo y se acotan (en función de las
capacidades y objetivos específicos) los aportes que la escuela es
capaz de hacer al desarrollo de los niños, las niñas y la comunidad,
aparecen herramientas y oportunidades nuevas que enriquecen el
proceso de enseñanza-aprendizaje y acercan a la escuela
oportunidades de colaboración en red y gestión asociada.
Se considera que es el docente, quien al mantener una
relación cotidiana, directa, personal y particularmente afectiva con
los alumnos constituye un factor esencial en el proceso de
enseñanza-aprendizaje, por lo tanto es importante que promueva la
salud preventiva entre ellos, fundamentando el conocimiento sobre
las enfermedades, las prevenciones de las mismas.
La Escuela es, por excelencia, un ámbito privilegiado para
promover o favorecer conductas saludables. La permanencia y
continuidad del niño en el aula, permite a través del docente, hacer
llegar a la familia y por ende, a la comunidad, los múltiples y
variados contenidos para obtener conductas y hábitos que tiendan
al autocuidado y a un modo de vida saludable

24
Surge de lo expuesto, que la primera labor es la de
capacitación del docente, a efectos de que el mismo pueda
convertirse en un agente multiplicador, favoreciendo el desarrollo
social y cultural de la comunidad. La destinataria del programa es la
comunidad educativa, comprendida por alumnos, docentes y
padres, a través de un conjunto de medidas, estrategias y acciones
que converjan en un programa de prevención, que intenta conducir
a un estilo de vida sana.
El Jardín de Infancia San José de Guanipa està conformado por
6 maestros y 150 alumnos de nivel preescolar, cada nivel tiene una
población de 25 niños dividió entre niños y niñas, a través de este
proyecto se pretende que los docentes promuevan la salud
preventiva para mejorar el estado de salud y la calidad de vida de
los alumnos, así como también integrar a los padres y
representantes para que también obtengan conocimiento y puedan
prevenir alguna enfermedad de manera inmediata como método de
primera atención.
Puertas y Cerqueira, 1996). Comenta:

Las escuelas promotoras de la salud facilitan


la transmisión de conocimientos y destrezas
que promueven el autocuidado de la salud;
previenen comportamientos riesgosos o
dañinos para la salud como el «uso y abuso»
de tabaco, alcohol y drogas, y el inicio de
conductas sexuales peligrosas a una edad
temprana o sin la protección adecuada.
Mediante la promoción de la salud se fomenta
el desarrollo de «habilidades para la vida» y el
mantenimiento de comportamientos
protectores de la salud; y se persigue formar
a jóvenes dotados de espíritu crítico, capaces
de reflexionar sobre los valores, la situación
social y los modos de vida que favorecen la
salud y el desarrollo humano.

24
La promoción de la salud en el ámbito escolar constituye un
«valor agregado» al ya extraordinario valor que tiene la escuela en
la vida del escolar, del cuerpo docente y de la comunidad.
Ante esta inquietud se presenta las siguientes preguntas
1.- El docente debe capacitarse para poder desarrollar y ser un
agente multiplicador de acciones que permitan promover la salud
preventiva?
2.- Es la escuela el principal vehículo para promover la salud
preventiva en los alumnos a través de los docentes?

OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÒN

OBJETIVO GENERAL
Rol del docente preescolar como promotor de la salud
preventiva en el Jardín de Infancia San Josè de Guanipa.

OBJETIVOS ESPECÌFICOS

24
1. Indagar cuales son las enfermedades más frecuentes en los
niños y niñas del jardín de Infancia San Josè de Guanipa.

2. Interpretar los fundamentos de salud con miras a desarrollar


habilidades que le permita realizar la labor de promoción de
salud preventiva con participación de los docentes y la
comunidad.

3. Promover estrategias que involucren la integración de la familia-


comunidad en el desarrollo del niño.

JUSTIFICACIÒN DE LA INVESTIGACIÒN

Toda escuela es de cierta manera promotora de la salud,


aunque algunas escuelas son más capaces que otras de aprovechar
las oportunidades que permiten influir favorablemente en la vida de
los alumnos y de sus familias y de la comunidad. Una escuela
promotora de la salud es la que se abre a la participación y a la
colaboración de funcionarios, docentes, personal de salud, padres y
alumnos, líderes de la comunidad y el sector privado.

24
La presente investigación pretende además del estudio de las
necesidades de la problemática de la institución, generar acciones
de organización e integración que faciliten crear conciencia sobre la
importancia de la salud de los niños en el Jardín de Infancia. “San
José de Guanipa”, ubicada en San José de Guanipa, Estado
Anzoátegui y permita promover la unión, la participación, la
integración, que son aspectos fundamentales para el trabajo en
equipo entre escuela-familia-comunidad.
La salud preventiva es una tema vital para motivar al
docente a ser promotor para lograr concientizar a los niños, padres
representantes y comunidad en general al cuidado de su integridad
física con la finalidad de que esta influya positivamente en el
rendimiento académico del niño, ya que mejorara el nivel de
asistencia a la escuela.
En este sentido a través de esta investigación se persigue
aportar algunas estrategias que puedan ser utilizadas por el
docente para impartir conocimientos acerca de la salud y la
prevención de enfermedades.

24
CAPÌTULO II
MARCO TEÒRICO

ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÒN
Se ha evidenciado, actualmente, un cambio en el proceso
educativo y en el desempeño que cumple el docente dentro de la
institución educativa y la sociedad, ya que en el pasado se percibía
un maestro tradicionalista que era considerado como el único
portador de conocimiento. Por consiguiente, el alumno simplemente
era receptor de esto, para así reproducirlo de la misma manera en
que el maestro lo trasmitía, es decir, había un enfoque
memorístico, repetitivo, rígido, de la educación y de sus actores. Sin
embargo, esta visión del rol del docente ha sido trasformada,
puesto que hoy en día se fomenta una educación activa y
participativa, donde se tienen en cuenta las necesidades
particulares de los alumnos, y donde el docente sirve como guía y
acompañante del estudiante durante su proceso de aprendizaje.
Asimismo, dentro de su rol está el de ser un formador que busca en
sus alumnos no sólo el desarrollo intelectual, sino que también se
interesa por garantizar la protección, el cuidado, el aprendizaje
intelectual y de valores que garanticen vínculos que favorezcan la
sana convivencia en la sociedad en donde se desenvuelvan.
El trabajo de Promoción de la salud en el ámbito escolar, tiene
en Europa ricos antecedentes. En Gran Bretaña por ejemplo, existe
una política nacional de salud escolar orientada al desarrollo de
estilos de vida y ambientes saludables desde los años 70. Los
“Estándares Nacionales para Escuelas Saludables” desarrollados a
comienzos de los ’90, muestran la consolidación de varias décadas

24
de trabajo coherente en todo el Reino Unido para roteger y
promover salud de niñas y niños en edad escolar.
Otros países como Italia, Holanda y Dinamarca, han desarrollado
programas que tuvieron siempre como norte la innovación y
sistematización de las experiencias en salud escolar.
La Organización Mundial de la salud ha publicado desde 1998
y en colaboración con UNESCO, el Center for Disease Control y el
Education Development Center una serie especial de información
sobre salud Escolar (Information Series on School Health, solo en
Inglés) que sistematiza alguna de las áreas claves para el
desarrollo de las Escuelas Promotoras de salud: prevención de
violencias, consumo de tabaco, nutrición saludable salud sexual y
desarrollo de habilidades para la vida.

La Red Europea de Escuelas Promotoras de salud


La Red Europea de Escuelas Promotoras de salud (REEPS) es
una asociación entre las redes establecidas en los países europeos
y cuenta con el apoyo institucional de la Comisión Europea, el
Consejo de Europa y la Oficina Regional para Europa de la
Organización Mundial de la salud (OMS). Surgió a propuesta de
personas expertas en salud y en educación, de autoridades políticas
y de investigadores, en el marco de encuentros y conferencias
internacionales organizadas por la Comisión de la Unión Europea
(CUE), la Organización Mundial de la salud (OMS) y el Consejo de
Europa (CE). Puede observarse que todo su desarrollo se ha dado
en ese contexto de los acuerdos políticos, privilegiando sobre todo
incidir en la agenda educativa de los países participantes.
El primer intento de establecer una Red Europea de Escuelas
Promotoras de salud tuvo lugar en Grecia en 1997. El resultado de

24
esa reunión derivó en un conjunto de principios, que definían los
valores y propósitos de las Escuelas Promotoras de salud y exponía
una metodología que aprovechaba e instauraba dichos principios en
la práctica

BASES TEÒRICAS

La promoción de la salud es el proceso que permite a las


personas incrementar el control sobre su salud para mejorarla 1.
Abarca no solamente las acciones dirigidas directamente a
aumentar las habilidades y capacidades de las personas, sino
también las dirigidas a modificar las condiciones sociales,
ambientales y económicas que tienen impacto en los determinantes
de salud. La existencia de un proceso de capacitación
(empowerment o empoderamiento) de personas y comunidades
puede ser un signo para determinar si una intervención es de
promoción de salud o no La edad preescolar, no resulta

24
habitualmente de la que más información específica podamos
encontrar, porque sus características y problemas se abordan
comúnmente en el contexto del desarrollo general del ser humano y
de afecciones propias de las edades pediátricas en su conjunto. Sin
embargo, es la principal aportadora de morbilidad y mortalidad
durante la niñez, después de la lactancia, y en ella se estructuran
los cimientos fundamentales del desarrollo de la personalidad y se
producen acontecimientos físicos y de formación de hábitos que
influyen en la calidad de vida a lo largo de la existencia.
En sentido general existe consenso respecto a la fecha de
inicio, que se ubica en los dos años, así como a la conclusión
alrededor de los 5 años, 1 aunque con fines estadísticos, se define
la población preescolar de 1 a 4 años. La etapa posee particular
significación, por el fomento y regulación de disímiles mecanismos
fisiológicos que influyen en aspectos físicos, psicológicos y sociales,
destacándose el papel de la familia. Las adquisiciones cognoscitivas
y afectivas son numerosas, por lo que se hace necesario brindar al
preescolar, atención, afecto, confianza y estimulación, a fin de
lograr su progreso apropiado.

ENFERMEDADES COMUNES EN LOS NIÑOS DEL PREESCOLAR


La mayoría de los preescolares están actualmente expuestos
a gran cantidad de otros niños en un lugar cerrado varios días por
semana, cuando ingresan a un jardín maternal.
Se ha visto que las enfermedades respiratorias y las diarréicas son
al menos dos veces más frecuentes entre niños preescolares que
asisten a jardines maternales que entre aquéllos cuidados en sus
casas.

24
Después de perder los anticuerpos maternos transferidos entre los
seis y los 12 meses, los niños pequeños son susceptibles a la gran
mayoría de las enfermedades infecciosas. Los niños pasan sus días
en una sola sala con otros infantes, algunos son asintomáticos y, sin
embargo, tener agentes infecciosos en su saliva o materia fecal.
En promedio, los niños de uno a tres años se llevan a la boca
un juguete o la mano cada tres minutos. En ocasiones los niños
entrenados para control de esfínteres no son supervisados para
verificar si se lavaron las manos después de defecar, por lo tanto,
en un jardín maternal los agentes infecciosos son transmitidos con
facilidad de un niño a otro, aquellos atendidos en sus casas suelen
tener menos infecciones porque están expuestos a menor cantidad
de niños contagiosos.
Las principales infecciones virales son de tipo respiratorio
(gripa), se transmiten por saliva, secreciones nasales y oculares
(gotas grandes). Algunas infecciones virales son diseminadas por
pequeñas gotas (estornudos, tos) transportadas por el aire a
grandes distancia y causan enfermedades como: ru beola,
sarampión, paperas, varicela e influenza.Dentro de las bacterias, las
más contagiosas son las causantes de faringitis, amigdalitis, otitis,
neumonía y meningitis (neumococo, hemophilus influenza tipo b)
Las enfermedades diarréicas se diseminan principalmente por
contacto oral con materia fecal, presentándose enfermedades por
parásitos como amibiasis, giardiasis,oxiuriasis, también las
bacterias pueden ser contagiadas presentándose infeccciones
gastrointestinales, (tifoidea), así como los virus y condicionando
hepatitis A, rotavirus. Entre las enfermedades más comunes en la
escuela infantil tenemos las siguientes:
Virales:

24
Sarampión: El sarampión es una infección viral muy
contagiosa, que produce diversos síntomas y una erupción
característica.
Varicela: La varicela es una infección vírica contagiosa que
produce una erupción característica con comezón y formada por
grupos de manchas pequeñas, planas o elevadas, ampollas llenas
de líquido y costras.
Paperas: La parotiditis es una infección viral contagiosa que
causa un agrandamiento doloroso de las glándulas salivales.

Respiratorias:
Bronquitis: inflamación del tejido que recubre los conductos
bronquiales, el síntoma predominante es la tos.
Gripe: enfermedad común causada por un microbio que
puede encontrarse en el ambiente.
Diarreicas:
Diarrea: Aumento del volumen, frecuencia, o cantidad de
liquido en las deposiciones, en general se deben a una infección
bacteriana o viral, a toxinas alimentarias, etc.
Existen otros síntomas que los niños presentan como señal de
alguna posible enfermedad o se pueden dar por componentes
emocionales o psicológicos:
Dolores de Cabeza
Dolor de Estómago
Fiebre
Náuseas
Vómitos
PREVENCION DE LA ENFERMEDAD

24
Se basa en intervenciones de prevención primaria
(vacunaciones), prevención secundaria o deteccion precoz de
enfermedades y de prevención terciaria o de contención y/o
rehabilitación de las secuelas dejadas por el o los daños de las
funciones físicas, psíquicas y/o sociales.

DESARROLLO INTEGRAL
La optimización del desarrollo del niño desde las edades más
tempranas supone la necesidad de buscar formas organizativas y
de dirección de todas sus actividades propiciando que estimulen a
máximo todas sus potencialidades y garanticen su estado de salud.
La edad preescolar constituye una etapa significativa en la
vida del individuo, pues en ella se estructuran las bases
fundamentales del desarrollo de la personalidad, se forman y se
regulan una serie de mecanismos fisiológicos que influyen en e
desarrollo tísico, el estado de salud y en el grado de adaptación del
medio.
Esta etapa se caracteriza por una sucesión de
acontecimientos> cada uno con sus propias particularidades, bajo
la influencia de los elementos del ambiente físico y soca donde se
destaca el papel de la familia, de la escueta y en general, de la
comunidad.
La atención a estas edades, tiene corno objetivo fundamental
el desarrollo integral de los niños, considerando ante todo que se
trata de un ser bio-psico-social. También supone considerar las
particularidades inherentes a cada etapa del desarrollo y la
adecuación de los métodos de enseñanza para alcanzar los
objetivos esenciales de la Educación Preescolar.

24
El concepto de “desarrollo integral del niño y de la niña” es el que
mejor engloba los principios desde los cuales puede abordarse el
desarrollo de puentes entre las estrategias de salud y educación.

Un programa de desarrollo integral del niño y la niña en


edad escolar:
• Considera a la salud como fuente de bienestar y desarrollo de
la persona y no como la mera ausencia de enfermedad.
• Utiliza todas las oportunidades disponibles (formales y no
formales, institucionalizadas espontáneas) para desarrollar
procesos de aprendizaje y promover estilos de vida saludables.
• Empodera a los niños, niñas y comunidad educativa para que
tomen partido y participen en el control de los factores de riesgo
y a favor de la salud.
• Promueven el vínculo entre escuelas, comunidad, familias y
servicios locales de salud y desarrollo social.

• Promueven el desarrollo y la protección de ambientes


saludables para los niños, niñas y sus familias.
Si se ubica en este concepto de “desarrollo integral” del niño
y de la niña, los programas de promoción de salud en la escuela
representan no solamente una oportunidad de coordinación
intersectorial al servicio de una mayor eficacia en la prevención y
detección temprana de las enfermedades infantiles, sino la
oportunidad de crear entornos propicios al desarrollo de estilos de
vida saludable, la promoción de ciudadanía y estimulo a los factores
protectores de la vida y la salud.
De la “salud escolar” a las Escuelas Promotoras de salud

24
Existe una larga historia de cooperación entre las escuelas y
los programas de salud. Se trata de una colaboración sustentada en
una realidad evidente: solo un niño sano está en condiciones
adecuadas para aprender y aprovechar plenamente de la escuela.
No solamente la salud es necesaria para aprender sino que existe
además una relación recíprocamente beneficiosa, ya que está
comprobado que las personas con mas años de escolaridad tienen
mejores herramientas para proteger su salud y alcanzar una mayor
calidad de vida. Además, y como hemos visto a lo largo del CIPS, la
educación es un determinante importante asociado a la salud,
calidad y expectativa de vida a lo largo de todo el ciclo vital.
Una dificultad con las estrategias que acumulan tras de sí una
larga tradición es su tendencia inevitable a lo inercial, su capacidad
para resistir los cambios y desalentar la innovación. Los programas
de salud escolar suelen estar impregnados de estas resistencias, a
veces se confunde la experiencia con “hacer siempre lo mismo” o
“hacer más de lo mismo”.
La propia lógica que deriva de observar relaciones directas y
casi reflejas entre el estado de salud y nutricional de niños y niñas
y su rendimiento escolar, promueve que se establezcan
relacionamientos de tipo asistencial en la que se privilegia un
enfoque restringido de la salud escolar y se promueve en las
escuelas un rol pasivo y receptivo hacia campañas e iniciativas que
provienen del sector sanitario.
Esto sucede cuando los programas de salud escolar priorizan
exclusivamente las necesidades puntuales del sector salud y dejan
de lado la necesidad de integrar acciones de manera oportuna y
eficiente en función de los objetivos y actividades que la escuela
tiene previstos en su propio plan educativo.

24
Se deriva así muy frecuentemente en actividades esporádicas
(charlas, campañas, controles de salud ) que no toman en cuenta
las lógicas escolares, los tiempos institucionales y las
prioridades/oportunidades que sin duda existen en la cotidianeidad
de la escuela. Se pierde entonces la posibilidad de “agregar valor”
educativo a estas acciones, utilizándolas como especio para la
participación activa de los niños en la identificación de factores de
riesgo y la promoción de comportamientos saludables que son
determinantes en el largo plazo.
La superación del modelo tradicional de la “ salud escolar”
por una estrategia de Escuelas Promotoras de salud implica
articular las dimensiones curativas, preventivas, y promocionales
que son necesarias para el desarrollo integral y saludable de niños
y niñas.
Es fundamental que las actividades de promoción de salud no
compitan con la planificación escolar ni se agreguen sino que se
integren a ella, aportando al mejoramiento de la calidad del proceso
de enseñanza-aprendizaje y contribuyendo a mejorar “variables
educativas” directas e indirectas, tales como la asistencia a clase,
la participación de las familias, el rendimiento y la motivación de los
niños y niñas o el compromiso del equipo docente.
Cuando la promoción de salud en la escuela se integra al
proyecto educativo y procura resolver situaciones prácticas y
relevantes de la vida cotidiana, contribuye a cumplir el rol esencial
de una institución educativa: formar integralmente a los niños y
niñas, trasmitiendo saberes socialmente significativos. Abordada de
una manera creativa e innovadora, las estrategias de promoción de
la salud en la escuela permitirían re-significar el vínculo existente

24
entre las instituciones educativas, los niños, sus familias y la
comunidad.
Por esta razón resulta estratégico anidar el concepto de
“escuela promotora de salud” en los procesos institucionales de la
escuela. Toda la experiencia internacional demuestra que la
sustentabilidad de los programas de promoción de salud en el
ámbito escolar requiere de la participación activa y comprometida
de la comunidad educativa, y que la participación de los
profesionales de salud debe ser puntual y complementaria.
Esto es particularmente cierto allí donde el proceso de
transformación de las prácticas educativas se viene desarrollando a
traves de líneas que son altamente sinérgicas con el modelo de
Escuelas Promotoras de Salud:
Formación y capacitación docente orientada a incidir sobre la
implicación activa del maestro/a e incentivando la reflexión crítica
y creativa sobre los determinantes del proceso de enseñanza-
aprendizaje.
Desarrollo de la propuesta educativa orientándose a la
construcción de competencias y habilidades para la vida, Impulso a
proyectos de mejoramiento educativo, Fomento de las condiciones
de educabilidad del niño o niña a través de proyectos integrales de
promoción educativa y protección social, Incentivo a la autonomía
escolar, la participación comunitaria y el mejoramiento del vínculo
familia- escuela -comunidad.
En el enfoque de Escuelas Promotora de Salud procuramos
combinar elementos de tipo cognitivo -como la información y el
desarrollo de conocimientos y habilidades- junto a otros de carácter
más actitudinal -tales como el desarrollo de liderazgo, ciudadanía

24
activa y participación infantil a favor del mejoramiento de sus
condiciones de vida.
El desarrollo de una escuela Promotora de la Salud procura
avanzar en relación a cuatro componentes:
Educación para la salud, basada en las necesidades e
intereses de los alumnos en cada etapa de su desarrollo y acorde a
las características individuales, culturales y de género. Procura
integrarse de manera permanente y transversal al currículum, y
seguir una lógica secuencial y progresiva.
Utiliza metodologías participativas y constructivas, busca ir
mas allá de la mera información y fortalecer el desarrollo de las
“competencias” (“saber hacer”) que se requiere para tomar
decisiones favorables a la salud.
Involucra además del desarrollo curricular la preparación de
materiales didácticos, la formación, actualización e intercambio
entre las docentes.
Desarrollo de ambientes y entornos saludables, referido tanto
a los espacios físicos (que deben estar limpios y ser
estructuralmente adecuados) como al entorno institucional (que
debe ser emocional y psico-socialmente sano, seguro, libre de
agresión y violencia verbal, emocional o física).
El ambiente institucional y físico de la escuela es un factor
esencial: debe reflejar los comportamientos que se intenta
promover , a través de entornos físicos e institucionales que los
valoren e incentiven. Las Escuelas Promotoras de salud procuran los
medios para crear y mantener ambientes y entornos que refuercen
la salud de quienes aprenden, enseñan y trabajan en la escuela,
incluyendo acciones de promoción de la salud para el personal
docente y trabajadores administrativos y de mantenimiento, así

24
como actividades de promoción de la salud con las asociaciones de
padres y con organizaciones de la comunidad.
Enlace a redes de servicios colaborativos de salud y protección
social, de manera de detectar y prevenir integral y tempranamente
los problemas de salud y las necesidades de asistencia,
garantizando una adecuada alimentación y controlando los
principales factores de riesgo.
Pretende que al fortalecer el vínculo de la escuela con
servicios ya existentes en la comunidad, se enriquezcan sus
posibilidades para dar respuesta a las necesidades de niños y
niñas. En muchos casos, la integración a estas redes ha permitido el
desarrollo de pequeños emprendimientos productivos tales como
huertos escolares en el marco del proyecto escolar de salud y como
forma de hacer mas sustentables y significativas las acciones de la
escuela.
Participación, las Escuelas Promotoras de salud procuran
“empoderar” a todos los que participan del proceso y facilitar su
involucramiento en la toma de decisiones, fomentando así la
construcción de ciudadanía y democracia solidaria. El de
participación no es solo un componente esencial del enfoque de
Escuela Promotora de salud, sino un elemento transversal que
recorre los tres anteriores y al que debe prestársele especial
atención.
La promoción de la Salud constituye hoy un instrumento
imprescindible y una estrategia básica 10 en la respuesta a los
problemas y situaciones de salud más relacionales, no sólo por su
condición de problema o enfermedad sino por la obtención de un
nivel de salud compatible con una buena calidad de vida, con la
satisfacción y el disfrute; en definitiva la promoción es una

24
herramienta que hay que incorporar en la atención integral a los
problemas de salud. Para ello es necesario además de un cambio
de actitudes en los decisores y planificadores de la salud, el
consecuente arrastre de políticas y recursos que apuesten
realmente por esta opción. Pero ello tiene que ir seguido de la
sensibilización y capacitación técnica correspondiente que haga
posible la promoción de la salud de los individuos, la familia, los
colectivos sociales y por último las comunidades, para que sean
éstos actores por ellos mismos y se responsabilicen en la solución
de los problemas, conjuntamente con las organizaciones e
instituciones públicas de los distintos sectores implicados.
La salud dependerá finalmente de nuestra implicación
individual y colectiva, de nuestra situación familiar y cultural, así
como de nuestra disponibilidad de recursos; además del nivel
institucional que asegura la salud pública de los distintos pueblos.

Concepción Teórica y Metodológica de la Promoción y


Educación para la Salud a través del Proceso Pedagógico.
La Promoción y Educación para la Salud a través del proceso
docente educativo asume una concepción teórica y
metodológica y se fundamenta en principios indispensables que
constituyen el punto de partida de toda la estrategia educacional en
este sentido. Estos son:
La concepción metodológica se concreta en el proceso pedagógico
porque los contenidos de Educación para la Salud :
• Se desarrollan a través de las vías curricular, extracurricular
y mediante la educación familiar y comunitaria.

24
• Se priorizan en el proceso pedagógico y la clase como
elemento decisivo.
• Se evidencian en todos los componentes del
proceso enseñanza aprendizaje (objetivos, métodos,
contenidos, medios y evaluación) y en sus formas de
organización.
• Su contenido se expresa de forma lineal y concéntrica
en los programas de estudio.
• Se integran a través de los órganos técnicos y de dirección
que conforman el sistema de trabajo de la escuela.
• Se utilizan el entrenamiento metodológico conjunto como
método y estilo de trabajo para su asesoramiento y
control.
• Forma parte de los objetivos de trabajo de la integración
médico-pedagógica.
Trabajar por promover salud y educar para una vida más
sana implica también definir el escenario en que se realizan las
acciones y la determinación de los recursos con que se cuenta para
ello, por tal razón es tan importante reconocer cuáles con los
componentes de lo que estamos denominando ámbito escolar. En
tal sentido nos estamos refiriendo a dos componentes: el humano y
el material.

24
BASES LEGALES

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en


sus artículos 83, 84,85 y 86 establece la obligación que tiene el
Estado de promover y garantizar la salud de la población. Expresa
también, que todos y todas tenemos el deber de velar, acatar y
hacer cumplir las medidas que la favorezcan.
Artículo 83. °
La salud es un derecho social fundamental, obligación del
Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El
Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la
calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios.
Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así
como el deber de participar activamente en su promoción y
defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de
saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los tratados
y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República.
Artículo 84 °
Para garantizar el derecho a la salud, el Estado creará,
ejercerá la rectoría y gestionará un sistema público nacional de
salud, de carácter intersectorial, descentralizado y participativo,
integrado al sistema de seguridad social, regido por los principios
de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración
social y solidaridad. El sistema público nacional de salud dará
prioridad a la promoción de la salud y a la prevención de las
enfermedades, garantizando tratamiento oportuno y rehabilitación
de calidad. Los bienes y servicios públicos de salud son propiedad
del Estado y no podrán ser privatizados. La comunidad organizada
tiene el derecho y el deber de participar en la toma de decisiones

24
sobre la planificación, ejecución y control de la política específica en
las instituciones públicas de salud.
Artículo 85. °
El financiamiento del sistema público nacional de salud es
obligación del Estado, que integrará los recursos fiscales, las
cotizaciones obligatorias de la seguridad social y cualquier otra
fuente de financiamiento que determine la ley. El Estado
garantizará un presupuesto para la salud que permita cumplir con
los objetivos de la política sanitaria. En coordinación con las
universidades y los centros de investigación, se promoverá y
desarrollará una política nacional de formación de profesionales,
técnicos y técnicas y una industria nacional de producción de
insumos para la salud. El Estado regulará las instituciones públicas
y privadas de salud.
Artículo 86. °
Toda persona tiene derecho a la seguridad social como
servicio público de carácter no lucrativo, que garantice la salud y
asegure protección en contingencias de maternidad, paternidad,
enfermedad, invalidez, enfermedades catastróficas, discapacidad,
necesidades especiales, riesgos laborales, pérdida de empleo,
desempleo, vejez, viudedad, orfandad, vivienda, cargas derivadas
de la vida familiar y cualquier otra circunstancia de previsión social.
El Estado tiene la obligación de asegurar la efectividad de este
derecho, creando un sistema de seguridad social universal, integral,
de financiamiento solidario, unitario, eficiente y participativo, de
contribuciones directas o indirectas. La ausencia de capacidad
contributiva no será motivo para excluir a las personas de su
protección. Los recursos financieros de la seguridad social no
podrán ser destinados a otros fines. Las cotizaciones obligatorias

24
que realicen los trabajadores y las trabajadoras para cubrir los
servicios médicos y asistenciales y demás beneficios de la
seguridad social podrán ser administrados sólo con fines sociales
bajo la rectoría del Estado. Los remanentes netos del capital
destinado a la salud, la educación y la seguridad social se
acumularán a los fines de su distribución y contribución en esos
servicios. El sistema de seguridad social será regulado por una ley
orgánica especial.
Partiendo de este mandato constitucional y de los
lineamientos expresados en el Plan Nacional de Desarrollo
Económico y Social para el período 2001 – 2007, en su capítulo del
Equilibrio Social, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social formuló el
Plan Estratégico Social (PES 2001 – 2007) en una de cuyas
directrices estratégicas se establece adoptar la estrategia de
promoción de calidad de vida y salud.

VARIABLES DE LA INVESTIGACION

Variable Independiente:
Promover la Salud Preventiva en el Preescolar del Jardìn de
Infancia San Josè de Guanipa

24
Variable Dependiente:
La salud

FUENTE BIBLIOGRÀFICA

Lorena de Castillo, con información de:

http://www.mgc.es/es/ps/ps_especialitat?esp=esp7
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001921.htm
http://www.seme.org/pacientes/articulo.html?id=8

Bibliografia Recomendada

24
Cerqueira Maria Teresa, (1997): “Promoción de la Salud y
Educación para la salud, retos y expectativas”, Hiram Arroyo y
Maria Cerqueira editores, Editorial de la Universidad de Puerto Rico

Concha Colomer y Carlos Alvarez-Dardet, (2001) “Promoción


de la salud y cambio social”, Masson, España

García García, Isabel, (1998) Promoción de la salud en el medio


escolar, Revista Española de salud Pública , Disponible en:
http://scielo.isciii.es/scielo.php?
script=sci_arttext&pid=S1135-
57271998000400001&lng=en&nrm=iso
Instituto Colombiano de bienestar familiar (2009) ICBF ley de infancia y la
adolescencia. Recuperado el 11 de marzo de 2009, de
http/www.icbf.gov.co/Ley infancia/codigo infancia.html
Lachinian, Aramis y Meresman, Sergio, (2003); Educación para
la Vida y el Ambiente, Manual para Maestros, ANEP-MECAEP,
Uruguay

Meresman, Sergio (1999); “Los Diez que van a la Escuela :


Programación de Estrategias de Salud y Nutrición Escolar en
América Latina el Caribe”; Departament of Human Development,
LCSHD Paper Series Nº 37S; Washington; The World Bank; Pan
American Health Organization.

Meresman, Sergio y Cimmino Karina, (1997); “La Vía de la


Imaginación”, publicado en Salud Mundial, OMS
http://165.158.1.110/spanish/hpp/downloads/hs_sp_via.pdf
Meresman Sergio (2004), Formación profesional en
promoción de salud: textos y texturas, Reviews of Health
Promotion and Education Online, 2004
http://www.rhpeo.org/reviews/2004/9/index.htm.

Organización Mundial de la Salud, (1999) Glosario de Promoción


de Salud. Ginebra. Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo.
Disponible en:
http://www.msc.es/Diseno/informacionProfesional/profesional_prev
encion.htm)
Restrepo Helena, Málaga Hernan, (2001), Promoción de Salud:
cómo contruir una vida saludable, Editorial Médica Panamericana,
Colombia

24
Valentín Gavidia Catalán, (2001) LA TRANSVERSALIDAD Y LA
ESCUELA PROMOTORA DE SALUD, disponible en:
http://scielo.isciii.es/scielo.php?
script=sci_arttext&pid=S1135-
57272001000600003&lng=en&nrm=iso

24