“Cola”

:

un encuentro extraordinario
Queridos chicas y chicos

Associazioni per la tutela delle persone con Síndrome di Down Sociedad Peruana de Síndrome Down

Concepto, proyecto y realización: CEPS Centro Emiliano Problema Sociali per la Trisomia 21. Associazione Genitori e amici Persone Down – Bologna- Italia. Ilustrado por: Matteo Materazzo. Revisión de los textos de la historieta: Agradecemos la colaboración del Departamento de Ciencias del Lenguaje de la Universidad “La Sapienza” de Roma en la persona de Emanuela Piemontese, Angela Saporano y M. Teresa Tiraboschi. Traducción al español: Rosa Luna Otros agradecimientos: Verónica Pujazón Rosa Luna Marcia Ramírez-Gastón Anité Puente-Arnao Primera Edición Marzo 2005 Tiraje 3,000 ejemplares La impresión de esta edición ha sido posible gracias a: Exituno S.A.

DEDICAMOS LA VERSIÓN ITALIANA DE ESTA HISTORIETA A:

Adam, Agnese, Alan, Alberto, Alda, Alessandra, Alessandro, Alessia, Alessio, Alfondo, Alice, Alicia, Ambra, Andrea, Angelica, Angelo, Anna, Antonella, Annarita, Antonio, Barbara, Beatrice, Beniamino, Bruno, Carlo, Carlotta, Caterina, Cecilia, Chiara, Christian, Cinzia, Claudia, Claudio, Corinna, Constanza, Cristina, Daniel, Daniela, Daniele, Danila, Dario, Davide, Debra, Denis, Denise, Devis, Diana, Diego, Domenico, Efrem, Elena, Eleonora, Elia, Elisa, Elisabetta, Emanuela, Emanuele, Emily, Emiliano, Enea, Enrico, Erika, Ermanno, Eros, Eugenia, Eugenio, Fabio, Fabrizio, Federico, Filippo, Francesca, Francesco, Franca, Franco, Gabriele, Gaetano, Gerardo, Giacomo, Giada, Gianfranco, Gianluca, Gianni, Gian Piero, Gioele, Giorgia, Giorgio, Giovanbattista, Giovanni, Guilia, Giuliana, Guiliano, Giulio Maria, Giuseppe, Guido, Ilaria, Irene, Irma, Isabella, Jacopo, Jessica, Jhonatan, Juri, Katia, Lara, Laura, Leonardo, Letizia, Lidia, Lisa, Lorenzo, Lorna, Luca, Lucia, Luigi, Luisa, Maddalena, Magda, Marcella, Marcello, Marco, Margherita, Maria, Maria Ida, Maria Letizia, Maria Lucia, Maria Luisa, Maria Paola, Marika, Marina, Mara, Marta, Martina, Martino, Massimiliano, Massimo, Matteo, Mattia, Mauro, Maximiliam, Michael, Michela, Michele, Mikol, Miriam, Mirko, Mizzy, Morris, Nicolas, Nicole, Oretta, Oxana, Pablo, Paola, Paolo, Piergiorgio, Pierluigi, Piero, Pierpaolo, Pietro, Q-Amil, Raffaella, Ramona, Raul, Riccardo, Riccardo Maria, Rita, Roberta, Roberto, Romina, Rosalia, Rossella, Sabrina, Salvatore, Samuela, Sandro, Sara, Saverio, Sebastiano, Serafino, Serena Sergio, Shila, Silvia, Simona, Simone, Simonetta, Sonia, Stefania, Stefano, Susanna, Terry, Timoteo, Tiziana, Tobia, Thomas, Tomaso, Ugo, Valentina, Valeria, Valeriano, Vanessa, Vanni, Veronica, Veruska, Vittorio … y a quienes aún no conocemos...

PRESENTACIÓN

Chicos y chicas:

Estimados padres:

Te estamos regalando esta historieta. Nos gustaría que la revises con detenimiento y la leas con mucha atención. En realidad, esta historieta narra, con una metáfora, y de manera divertida la historia del nacimiento de un niño con Síndrome de Down y su viaje por la vida y el mundo. Todos ustedes están haciendo el mismo viaje, pero a algunos se les presentan mayores dificultades… Esperamos que estés contento de ser como eres y creemos que el niño con Síndrome de Down puede estarlo, si le ofrecemos el mismo afecto y confianza que te rodea. Pensamos que puedes darle una mano, ayudarlo a ser independiente y reconocido, al igual que todos los demás, como parte del grupo. Solo te vamos a pedir una cosa a cambio de este obsequio: llévalo a casa, míralo junto con tus padres y luego hazles la siguiente difícil pregunta: Papá, mamá, ¿pueden explicarme qué cosa es una metáfora?

Estamos seguros de que esta historieta les permitirá explicar a su hijo el significado de su metáfora. Nos imaginamos que van a decirles que una metáfora es una manera de contar a través de imágenes y palabras, lo que los hombres ven. Y añadirán que es una forma prudente, algo simplificada, que nos permite tomar la distancia requerida para afrontar argumentos difíciles o complejos que nos tocan de cerca. Tenemos la esperanza de que esta conversación con su hijo les brinde también la oportunidad de abordar el tema del encuentro con la diversidad que, pensamos, es siempre un encuentro extraordinario. También podrían empezar a hacerles ver como el respeto y la aceptación de la diversidad es un excelente indicador de la madurez de los seres humanos y del grado de civismo de una colectividad. Mi más sincero agradecimiento

Enrico Montobbio y el Comité Editorial.

PREFACIO

Las personas que tienen Síndrome Down, al igual que todos los niños y jóvenes, son diferentes entre sí. Como todas las personas, más allá de sus propios tiempos y modalidades de aprendizaje, interacción y crecimiento, si se las respeta, logran convertirse en personas autónomas y útiles a la sociedad. Lamentablemente, el respeto no es algo congénito, no se da en forma espontánea sino que se logra a través del desarrollo de la capacidad de escucha, del conocimiento, de la convivencia y, particularmente, de la confianza en el otro. Con esta historieta pretendemos ayudar a conocer y a hacer conocer una diversidad. Si tener un cromosoma de más ha significado durante años ser incapaz de… hoy nuestros niños y jóvenes con Síndrome de Down nos enseñan que tienen, como todos, un proyecto de vida original, un deseo de acercamiento al otro, ganas de aprender, de conocer y de ser reconocidos. El CEPS
CENTRO EMILIANO DE PROBLEMAS SOCIALES PARA LA TRISOMIA 21.

EXPERIMENTAR EL DELEITE DE TENER A UN HIJO CON SINDROME DE DOWN
Luigi Cancrini

Hace un tiempo en Savona (Italia) unos padres rechazaron a su hijo que nació con Síndrome Down. ¿Qué se perdieron? Se perdieron, sobre todo, el deleite. El deleite de poder protegerlo, de poder amarlo. El deleite de la mirada y los gestos de alguien que está agradecido con lo que recibe, el deleite de una relación que se agota en sí misma. El deleite de contar con un amor natural y pleno. Se perdieron, en segundo lugar, la posibilidad de conocerse a sí mismos. En una época en la cual son cada vez más los seres humanos que viven inmersos en lo que sucede en el mundo exterior, la posibilidad de escuchar las voces que nos hablan en nuestro interior son cada vez más raras, y pocas experiencias como las propuestas por un niño con habilidades diferentes nos ayudan a reencontrarnos con nosotros mismos, con los tiempos de nuestras propias vivencias internas. Se perdieron, también, el poder experimentar la sensación de la limitación. Comentaba Basaglia que enfrentarse a una persona con habilidades diferentes debería ser el punto de partida para asumir la propia diversidad. Diversidad que es riqueza, espacio original y protegido para el reconocimiento de nuestras limitaciones que determinan el sentido de nuestra particular identidad. En este impersonal y caótico mundo en el que vivimos resulta cada vez más evidente el esfuerzo realizado por superar o esconder las limitaciones, mediante la proyección de nuestra omnipresencia en las alas del control remoto con la finalidad de evitar el silencio y la repetición de una

gran vorágine de imágenes de nuestro interior. Se perdieron, sin saberlo, el deleite de poder disfrutar el tiempo. Agobiados por el frenesí de los Tiempos Modernos, los minutos se duplican para el hombre capaz de escuchar a personas que no tienen prisa; que crecen lentamente, que viven hasta lo más recóndito el espacio, silencioso y oscuro, que se esconde dentro de los relojes; en el rumor tranquilo del viento, o del campo, de los pasos que resuenan en las calles. Se perdieron, en especial, el placer de la inteligencia. La selección natural recompensa a los más fuertes únicamente cuando la fuerza de su inteligencia les permite demandar un tratamiento respetuoso para quienes no son, o no desean ser, más fuertes que los otros. La especie humana se diferencia de la animal precisamente por su capacidad de desarrollar comportamientos solidarios frente a quienes requieren de dicha solidaridad. Es cierto que vivimos una época en la cual la competencia por la vida se asemeja cada vez más a la de los roedores y felinos. Tomar conciencia de ello es una manera de reflexionar sobre nuestras propias limitaciones y discapacidades. A diferencia de los dos padres de Savona, nosotros debemos ser capaces, de movernos en la diversidad. Con piedad y respeto a su miedo y fragilidad. Recordándoles con ternura, las cosas que se pierden al momento de negarse a aceptar a un niño con Síndrome de Down. Dándoles y dándonos tiempo para reflexionar.

Holas amigos! Soy Cola, un simpatico cromosoma.

!

Los cromosomas son pequenos organismos que se encuentran en el nucleo de todas nuestras celulas.

Cuando un hombre y una mujer se unen para tener un hijo, los 46 cromosomas de cada uno se dividen por la mitad. La mitad de cromosomas de la mujer van a formar pareja con la mitad de los cromosomas del hombre. Despues de un largo camino, cada cromosoma encuentra su propio par y forma una pareja.

Y este, quien es?

sera alguien que se ha perdido?

?

? ?

Algunas veces en la pareja de los cromosomas numero 21, por error o por azar, aparece un intruso… quien sera? … quizas alguien que se ha perdido, o un cromosoma extra que desea participar del baile del emparejamiento.

Es Cola que busca su ubicacion en la pareja numero 21. En un primer momento, la pareja numero 21 lo mira entre atonito y sorprendido.

Luego lo encuentra tan divertido y simpatico que lo acepta de buena gana.

En este momento la suerte esta echada… en el calor de la barriga materna, crece un nino que no tiene 46 cromosomas, sino uno adicional. Es Cola. Despues de cerca de nueve meses...

uaa!!!!!!! B Buaaa!!
Nace Piero… un hermoso nino que, sin embargo…

…tiene rasgos originales e inusuales que preocupan a sus padres, razon por la cual acuden de inmediato al medico.

Doctor, nuestro hijo duerme mucho, succiona poco. Tiene los ojos almendrados

Ahora, saben quien soy; soy el cromosoma numero 47. T odos me llaman Cola porque una vez que me pego nadie me saca.

Piero inicia su crecimiento. Comienza a sonreir, a gorgojear, a explorar el mundo como cualquier otro nino, pero quien sabe por que se cansa mas que los demas. Sus padres lo saben, aceptan su ritmo y se alegran con cada uno de sus logros.

Ah! No me parece nada extraordinario: mi hijo, en cambio, ha nacido con un cromosoma de mas! !

Uff! Que cansancio! Puf… Puf...! !

!

!

!

!

!

Llega la epoca del nido. Los companeros de Piero hablan sin problemas; el, en cambio, quisiera hablar pero las palabras le salen algo desarticuladas. Y es que ese traviesito de Cola le impide recordarlas correctamente, por eso el lenguaje de Piero es algo extrano. A pesar de eso, sus amigos lo quieren bastante, lo escuchan con paciencia y tratan de comunicarse con el.

Hola Piero! Que trajiste de lonchera?

!

?

Las

ga…e…. ta e bo… na.

Con frecuencia Piero se siente incomodo. Se pone triste cuando no logra jugar con sus amigos. P lo general, se queda solo porque Cola no lo suelta por nada. or

Lo intento, pero no puedo!

!

Auxilio!!! Pateas demasiado fuerte! Controlate

!

!

Piero y Cola van creciendo… Llega el momento de pasar a primaria en donde los ninos aprenden a leer, escribir y sumar. Sin embargo, a Piero, que tiene ganas de jugar, le cuesta mucho adaptarse al nuevo colegio.

Animo Piero!, Vuelve a contar! Piero, debes saber que todos tenemos limitaciones. Tu tienes un cromosoma de mas y eso te hace ser mas lento que tus companeros, por eso aprender te cuesta mas trabajo que a ellos.

Tres? nueve? no puedo hacerlo! por que?
? !

Estan buenas estas cerezas!

!

!

?

? !

Lamentablemente, los companeros de Piero no conocen la historia del cromosoma adicional y cuando no vencen a sus adversarios en una competencia deportiva, Piero termina siendo siempre el culpable.

?

Piero, eres un poco mongo!

!

Oigan, chicos! Esta la hicimos, los ganamos!

Mongo seras tu! No he nacido en Mongolia, mis padres me han explicado que solo tengo un cromosoma de mas que me hace ser mas lento que ustedes. Es todo! Entendiste?

!

!

!

P las malas! La culpa la tiene or Piero que es un lento.

Piero, te he estado esperando durante una hora en el paradero! Sabes que se te ha hecho tarde?
?

!

Ahora Piero sabe desplazarse solo por la ciudad, a pesar de que a veces se le presentan algunas dificultades. En esos casos, se alienta solo.

Ya pues Cola! Trata de estar un poco mas atento que no quiero equivocarme.

Piero recuerda muy bien el ultimo partido de basket y mientras esta entrenando piensa.

Que lindo es este deporte! Veamos si puedo jugar. Si no, tendre que buscar otro que me agrade.

Canasta! P fin! Ahora que estoy or mejorando espero que mis companeros dejen de molestarme.

Crees que yo tambien lograre tener una enamorada? Estas bromeando? Un churro como tu con tantas amigas; estoy seguro que encontraras una chica que te quiera.

Oye, chau! Como se te ocurre llevar a Piero contigo?

La pasamos muy bien juntos. Piero hace muchas cosas divertidas y es un verdadero amigo. No cuenta mentiras, no se hace el bacan y siempre mantiene su palabra.

Ahora tengo trabajo. Estoy realmente contento!

Chau, chicos y chicas!

LUGARES COMUNES Y REALIDAD DE LAS PERSONAS CON SÍNDROME DE DOWN

Estereotipo: Todas son iguales (afectuosas, les encanta la música, rubias, etc.) Realidad: Las únicas características que tienen en común son el cromosoma adicional respecto de los demás (47 en vez de 46), la discapacidad intelectual y algunos aspectos somáticos. Pero todas las personas con Síndrome de Down son diferentes y estas diferencias dependen de factores constitutivos, del tipo de educación recibida en la familia y en la escuela, así como de los recursos de apoyo disponibles en su país. Estereotipo: Siempre están felices y contentas. Realidad: Se trata de un estereotipo muy común. La serenidad de un niño, de un adolescente y de un
adulto con Síndrome de Down está vinculada a su personalidad, al ambiente familiar, a las actividades sociales que realice e incluso a su calidad de vida, como ocurre con cualquier otra persona. Una persona con Síndrome de Down manifiesta, de manera explicita, sus emociones (felicidad, tristeza, agradecimiento, hostilidad, ternura, etc.), al igual que cualquier otro tipo de comportamiento afectivo.

Estereotipo: Existen formas leves y graves de Síndrome de Down. Realidad: El grado de discapacidad intelectual no depende del tipo de Trisomía, aun cuando existe
una forma muy rara (el mosaicismo) en la cual la discapacidad intelectual puede ser, en algunos casos, más leve. Las diferencias entre las personas con Síndrome de Down están supeditadas a los factores antes enunciados.

Estereotipo: No viven mucho. Realidad: El promedio de vida de las personas con Síndrome de Down ha aumentado de manera significativa. Actualmente, gracias al progreso de la medicina, el 80% de personas con Síndrome de Down alcanza los 55 años y una de cada 10 logra vivir 70 años. Se estima que en un futuro próximo la expectativa de vida de una persona con Síndrome de Down se nivelará con la del resto de la población. Estereotipo: Únicamente pueden realizar trabajos repetitivos que no impliquen responsabilidad. Realidad: Cada vez son más numerosos los casos de personas con Síndrome de Down que, gracias a una inserción laboral supervisada, pueden llevar a cabo tareas que implican el empleo de máquinas complicadas, están en la posibilidad de resolver problemas nuevos con creatividad y asumir responsabilidades logrando competencias muy superiores a las esperadas. Estereotipo: Asisten a la escuela básicamente para aprender a socializar. Realidad: La mayoría de personas con Síndrome de Down aprenden a leer, escribir así como las
matemáticas básicas. Pueden continuar mejorando sus propios conocimientos y cultivar intereses de diversa naturaleza.

Estereotipo: Son hipersexuados o bien eternos niños sin intereses sexuales. Realidad: Los adolescentes con Síndrome de Down no presenten diferencias significativas con sus
pares en lo referente a la edad de inicio de la pubertad, ni en la anatomía de sus órganos sexuales. Experimentan deseos y tienen fantasías sexuales como otros de su misma edad. Por el momento, existe incertidumbre respecto de la capacidad reproductiva del varón con Síndrome de Down. Se sabe que su fertilidad es bastante limitada, aunque se conoce del caso de un hombre con Síndrome de Down que ha tenido un hijo. Las mujeres son bastante más fértiles.

Estereotipo: Son incapaces de entablar relaciones interpersonales conducentes a la amistad, el enamoramiento o el matrimonio. Realidad: La afectuosidad de las personas con Síndrome de Down es moderada y selectiva. La
inclusión en la escuela regular favorece el establecimiento y consolidación de relaciones de amistad. Con el paso de los años, sin embargo, se puede observar que los viejos compañeros y amigos dejan de frecuentar a los jóvenes con Síndrome de Down, precisamente en el momento en que ellos más lo necesitan. No obstante, se establecen lazos afectivos a la par entre personas con Síndrome de Down con casos de noviazgo y, con menor incidencia, matrimonios.

Estereotipo: Tienen padres mayores. Realidad: Actualmente el 75% de los neonatos con Síndrome de Down tiene padres cuyas edades
están por debajo de los 35 años. Este dato está vinculado a la diferente distribución de la natalidad en la población: en términos absolutos, nacen más niños de madres jóvenes que de madres mayores, por lo tanto aún cuando el riesgo de tener un niño con Síndrome de Down para una mujer joven sea menor, en números absolutos existen más niños con Síndrome de Down de parejas jóvenes.

Estereotipo: No son conscientes de su discapacidad. Realidad: Un niño con Síndrome de Down está en la capacidad de entender desde pequeño su propia
diversidad con respecto a sus compañeros y hermanos. Su relación con la propia discapacidad serán más natural cuanto mayor sea el esfuerzo hecho por los padres para dialogar con el sobre los problemas asociados a su condición, poniendo énfasis en sus fortalezas y debilidades, contribuyendo a que adquiera el sentimiento de autoestima, en otras palabras ayudándolo a ser lo más autónomo posible.

Estereotipo: Deberán vivir siempre con sus padres o hermanos. Realidad: Desde su adolescencia, una persona con Síndrome de Down desea entablar relaciones
complementarias a las exclusivamente familiares. De allí que sea necesario incrementar la oferta de opciones de vida independiente para que alcancen una vida adulta con relativa autonomía de la familia, por ejemplo en alojamientos comunitarios o casas de familia, que por el momento son muy escasas. Sin embargo, existen iniciativas para incrementarlos con la finalidad de permitir que los adultos con Síndrome de Down tengan una vida más acorde con sus expectativas.

DEDICAMOS LA VERSIÓN EN ESPAÑOL DE ESTA HISTORIETA A:

Hipólito Guillermo Carlos Enrique Susan Eliana Milagros José Carlos Jesús Antonio Rosa María María del Carmen Omar Fiorella Liliana Mónica Diana Fortunata Rodrigo María Milagros Nicole Cristina Rosa Angélica Mirella Giselly Paul Rubi Carla Maribel Milagros Verónica Fátima Joyce Mercedes Erika Massiel Arianna Belén Anais Pamela Gisella Fabiola Antonio Ismael Nielser Lizeth Antonella Pablo Cesar Rafael Katherine Denisse Antonella Pablo Octavio Edgar Ricardo Raquel Paolo Alejandra Isaac David Dara Sunem Alonso Antonio Piero Martín Miriam Milagros Diego Javier Hugo Leandro Franz Paola Milagros José Antonio Juan Alfonso Ximena Harold Ayar

Julio César Milagros del Carmen Luis Gustavo Sasha María Alejandra Angel Melissa Martin de Jesús Asron Jeroham Luís Anghelo Lesly Julio Hansler Ari Ariana Harold Eduardo Henry Jorge Alonso Diana Delinda Martha Lisset Miguel Angel Olinda Isabel Alejandro Julio César Gustavo Estefano Asron Jeroham Milagros Sharazan Alfredo Carla Natali Alexander Gabriel Vanessa Leonardo Favio Milusca Manuel Enrique (Miki) Miguel Angel Yulissa Claudia Eli Anthony Miguel Jesús Bruno Luis Andrés Bruno André Angela Gino Enmanuel Carla Guadalupe Epifania Liliana Cledy Solange Rosa Milagros Rocío Isabel José Miguel Stefanía Yrnida Isabel M.

Gianina Cecilia Alan Alexandra Grace Williams Gustavo Axl Luis Carlos Jesús Martín Maricielo Luciana Mauricio Francisco Alek Sandro Coqui Pablo David María Milagros Patricia Joseph Antonio José Carlos Margarita Isabel Arnold Erika Josué Andree del Milagro Lucas Karla Gisella Dara Ana Luz Jorge Roxana Renzo Geovanni Winnie Patricia Jimena Magali Luis Giovanna Axel Manuel Alejandra Jesús Alejandra María del Carmen Joan Manuel Jilda Milagros Alejandra Eduardo Luis Bruno Carlos Augusto Emmanuel Carlos Elias Katherine Fabiola Angelo Sandy Luzmila Rosa Amelia Kathia Mirella Alejandro Norman Miguel Angel Ernesto Carlos

Victoria Heydi Nicoll Jesús Angel Bryan Sebastián Renzo Carlo Cristofer Orlando Daniela Carlos Max Miguel Angel Miguel Andrés Carmen Rosa Francois Mariantonella Juan Francisco Italo André Giovanna Isabella Alicia Alberto Antonio Lucas Peter Jhon E. Margarita Paola Greisi Yasmin Lisbeth Carlos Felipe Milagros Edith Marco Antonio Milagros Stefany Luciana Max Joel María Jesús Fidel Rodrigo Alina Andrea María de los Angeles Renzo Mauricio John Agueda Guida Diocell Esperanza Jorge Antonio Lazaqui Miguel Angel Deysi Anna Melania Erika Marcela María del Carmen Edward Mauricio Allyson Nicole Gabriel Alejandro Jocelyn Leticia Diego

Eduardo Miguel Sandra Alberto Emilio José Andre Piero Alexander Alvaro Victor Raùl Elìzabeth Aldo Christian Arturo Luis Felipe Christian Christian Jesús Rina Paul Aldo Jhosua David Cristian Carla Luis Angel Julio Ernesto Giancarlo Raysa Ketherine Diana Luis Leonardo Christian Paolo Renato Nill Lucero Samuel Alberto Luis Eduardo Noelia Rubi Maricielo César Martín Lourdes Karla Carloalexssio Martin Betsaid Julio Harumi Noemí Mauricio Gonzalo Alejandro Jorge Enrique Katherine Rocío Vania Gabriela Milagros del Carmen Luisa Hayde Josué Brenda Paola Pedro Ivan Romina Diego Alexis Malanie

Paulo André Brunella Manuel Alejandro Manuel Geronimo Joseph Armando Katia Areli Oscar Alfredo Marcelo Nicolle Sandra Paloma Gloria María Daniel María del Rosario Jessica Helen Evelyn Sarita Stephanie Olenka Victoria Lucero Nallely Julio José Daniel Angel Diana Carolina Isabel Yohnny Aldo Lourdes Bernadette Samantha Antonia Daniel Lorena Clementina Jaime Erin Javier Karen Lisbeth David Josue Milagritos Margarita Viviana del Pilar Gabriela Lisetthe José Christian Raúl Angel Juan Sebastián Roberto Kim Ricardo Ivan Juan Carlos Alberto Piero Jair Rosa Isabel Isabel Luis Diego Felipe Junior Victor Manuel Reynaldo Camila Geanmarco Jasson

Angel Roberto Wilber Ronaldo Yardley Walter Gino Cristofer George Jesús Angel Estela Lourdes Tania Pamela Juan Manuel Miguel Angel Mayra Sonia Hortensia Thiago Leonardo Renzo Rubén Carrillo César Daniel Angel María Lucila Magally Enrique Alexandra Valeria Alexandra Denisse Carla Sandra Vanessa Jaime Milagros Ruby Manuel Abraham Luis Angel Marco Josué Milagritos Fátima Mateo Daniela Alejandra Alexandra Grace Angel Sebastián José Christian Abel Enmanuel Kird Rafael Angel Sebastían Vanessa Tatiana Rahda Alejandra Valeria Fabiola Deysi Manuel Alberto Carlo Francesco Lourdes Rebeca Miguel Edwin Homero Gersson Jesús Jorge Benjamín Alexandra

Sara Efrain Ander Dayana Alexander Alejandro Jesús Mauricio Luis Alberto Carolina Paloma Jimena Elías Eliseo Thomas Michael Raúl Ernesto Marco Alexander Angela Mariana Fiana de los Angeles Karla Stephany Jesús Sebastián Daniel Diego Andrés Josué Claudia Aida Luz Marina Fátima Joselyn Judith Steven Olivier Ursula Amelia Noemi Mónica Gonzálo Liz Claudia Diana Ania Rosa Luz Sandra Edith Valeria Raúl Andrea Camila Carmen Cecilia Kimberly César Antonio Karelyn Milagros César Augusto Yamil David Alejandro Victoria Rosario del Pilar Gian Marco Jonathan Smith Martin Edit Belén Alessandra Milagros Rafael Cathery Rafael

Vicente Axl Luis Carlos Samuel Diego Joaquin Franjo Alonso Enrique Ronny Joseph Jhonny Erick Kassandra Mercedes Ericka Gustavo Javier Jhoselyn Verónica Alexandra Carmen Aurora Luz Francesca Alvaro Tatiana Lylu Betty Asunción Benny Victoria Carlos Alberto Adrián Orlando Renzo Lucía Angela Franco Sebastián Máximo Miguel Augusto Martín Ariana Marcela Diego Jesús Omar Paul José Luis Rafael Antonio Mario Alejandro Jesús Alexander Mónica Lucía Alvaro Vicente Scarlet Carmen Angel Manuel Manuel Santiago Rodrigo Fernando Federico Alonso Italo Karina Irene David Jair Jesús Alberto Malcolm Sergio Fabrizzio Carlos David Leonardo Yadim José David

Katherine Lucy Lizbeth Efraín Martín Bruno Gerardo Lizbeth Analí Gabina Cristina Jorge Armando Hernando Romina Mercedes Miguel Angel Juan Diego Jesús Aquiles Diego Enrique Mario Verónica Bernardo Ricardo Alan Alexander Jean Carlo Milagros del Carmen Verónica María Mercedes Alonso Manuel Melody Zumilda Martha Fernanda Lucía Alen Rafael Marlene Rosa Leonardo Max Esthefany Bryan Brando Frank Christian Gaspar Maurice Melanie Miguel Guillermo Mónica Dominga Diana Caprice Jesús Manuel Saviria Gonzalo Brigitte Maribel Juana Cristina Rosa Jesús Danna Victoria Joaquín Ricardo Javier A. Mauricio Eduardo Bryan Manfred Luz María

Hassy César Fernando Julio José Georgina Alejandro Katherine Micaela Nicol Christian Jesús Miguel Angel Angel Aníbal Felipe Alonso Uriel Juan Martìn Luis Miguel María Alexandra Eva Milagros Graciela María Fiorella Luz Jean Marco Martín Esteban Lorenzo Walter Josue Martín Diana Hector Edgardo Carla Beatriz Lucía Ximena Dayanna Milagros David Pamela Estefani Angela María Cristina Marisol Leidi Lorena Gian Carlo Silvia David Alejandro Kiara Natalia. Braulio Lucas Romi Deyanira Brigitte Florinda Renzo Héctor Stalin Juan Manuel Friedrich Naysha Franco Alejandro Juan Martin Milagros Katherine Napoleón Karen Alexandra

Grace Karia Lucía Mili Pablo Antonio Milagros Elvira Gonzalo Leví Freddy Esteban Bryan Deboda Alejandra José David Rodrigo Alfredo María del Milagro Víctor Fernando Enmanuel Chiara M. Julio César Milagritos Victoria Alvaro Claudia Anel Jorge Alfredo Camila Isabel Milagros Alexandra del Carmen Cecilia Máximo Ignacio Christian Remigio Richard Armando Rodrigo Luis Andrea Genoveva Cristian Carla Marianella Ernesto Oswaldo Merlyn Jahaira Emily Francis Jackeline María Angélica Eliana Carmela Luis Daniel Jean Paul Arturo Gustavo Nicol Fabio Stephenson Jorge Luis Angela Max

www.spsd.org.pe spsd.qnet.com.pe

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful