Está en la página 1de 8

PRESENTACION

PUBLICACION TRIMESTRAL DEL PROGRAMA MUJERES Y SALUD DE ISIS INTERNACIONAL


Agenda Salud La salud sexual y reproductiva de las y los adolescentes preocupa desde hace
años a la comunidad internacional, especialmente a los organismos de salud.
Las cifras sobre embarazo adolescente o los datos acerca de los riesgos que
las y los jóvenes pueden correr en razón de su actividad sexual o por motivos
de género, son inquietantes.
Agenda Salud expone en este número las oportunidades y desafíos que se
presentan en esta etapa de paso hacia la vida adulta, basándose en el excelente
documento de IPAS/Panos (IPAS es una organización no gubernamental
internacional dedicada a mejorar la salud sexual y reproductiva de la mujer;
Panos es una agencia de información independiente). Tal como señala el
artículo, las adolescentes y los adolescentes atraviesan de manera diferente
este período de sus vidas. Las adolescentes, por ejemplo, tienen riesgos
específicos “debido a su biología, a la discriminación respecto al acceso a
información y a los servicios, y a los límites que la sociedad impone a su
comportamiento. Como resultado, ellas son vulnerables a una triple amenaza:
embarazo no deseado, aborto en condiciones de riesgo e infecciones
transmitidas sexualmente (ITS) que pueden dejarlas infértiles o terminar con
su vida”.
Agenda Salud dedicó en 1998 un número a la salud sexual y reproductiva de
la población adolescente (Nº 9, enero-marzo 1998) que se agotó rápidamente.
Ello, sumado al interés de gran parte de nuestro público por el mismo tema,
hace que volvamos a abordarlo. Nuevas cifras y reflexiones novedosas se
incluyen en el documento que presentamos y que, estamos seguras, ayudará
a la tarea de que nuestros y nuestras adolescentes estén mejor informados/as
acerca de su sexualidad.

JOVENES EN RIESGO

ADOLESCENTES Y LA SALUD SEXUAL*


Nuestro mundo actual cuenta con la ma- paternidad, y, dentro de ese contexto, dan
yor cantidad de adolescentes en la histo- placer y obtienen amor de las relaciones

23
JULIO-SEPTIEMBRE

ria: 1,1 mil millones de personas de 10 a sexuales que puedan tener.


19 años de edad, 85 por ciento de las cua-
Sin embargo, un gran porcentaje de los
2001

les vive en países en desarrollo. El Progra-


hombres y mujeres jóvenes también afronta
ma Conjunto de las Naciones Unidas so-
riesgos en su salud sexual y reproductiva.
bre el VIH/SIDA (ONUSIDA) calcula que,
Las jóvenes, en particular, corren riesgos
al menos, la mitad de ellas habrá tenido su
específicos debido a su biología, a la dis-
primera relación sexual antes de los 16 años
criminación respecto al acceso a informa-
de edad, y la mayoría antes de los 20.
ción y a los servicios, y a los límites que la
Para muchos de los y las adolescentes en sociedad impone a su comportamiento.
el mundo entero, la transición de la niñez Como resultado, ellas son vulnerables a
a la vida adulta es saludable, puesto que una triple amenaza: embarazo no desea-
aprenden valores positivos respecto de la do, aborto en condiciones de riesgo e in-
sexualidad, las relaciones y la maternidad/ fecciones transmitidas sexualmente (ITS)
SANTIAGO, CHILE
Agenda Salud Nº 23/2001 Isis Internacional 1
que pueden dejarlas infértiles o terminar nidad precoz suele llevar a que las muje-
con su vida. Al tomar medidas para redu- res jóvenes interrumpan sus estudios y no
cir las tasas de VIH/ITS, de embarazo pre- puedan obtener empleos con mejor sala-
coz y de aborto en condiciones de riesgo, rio. Las sociedades y las familias pueden
no sólo se protege la salud de los y las excluir a las jóvenes que se embarazan
adolescentes, sino que también se reduce fuera del matrimonio. Dichas razones con-
el costo para la sociedad, tanto a corto tribuyen a la gran cantidad de abortos en
como a largo plazo (costos relacionados adolescentes: hasta 4.4 millones cada año, ❖ Muchos y muchas
con las enfermedades, el tratamiento y la la mayoría de los cuales ocurre en condi- adolescentes carecen de
mortalidad). ciones de riesgo.
información sobre
No obstante, continúa el debate sobre la Según estudios realizados en diferentes métodos anticonceptivos
mejor forma de tratar los riesgos en la sa- partes del mundo, los y las adolescentes
y no tienen acceso a
lud de la población adolescente. Hay quie- sufren altas tasas de abuso sexual y físico
nes argumentan que la mejor estrategia es (incesto, violación, golpizas). En situacio- ellos.
impedir que ella tenga relaciones sexua- nes extremas, son asesinados/as, como en
les. Otros señalan que los y las adolescen- los casos de homicidios “para salvar el ho- ❖ El 10 por ciento de
tes son sexualmente activos en todos los nor” y de agresiones contra los homosexua- los partos en el mundo
países, independientemente de su estado les. Entre ciertos grupos y comunidades en son de madres
civil; es más, aquellos/as solteros/as tien- más de 30 países de Africa, Asia, el Medio
adolescentes.
den a tener más parejas que las personas Oriente y el mundo industrializado, aproxi-
de 25 o más años de edad. En consecuen- madamente dos millones de mujeres jóve- ❖ La mortalidad
cia, se debe reconocer dicha realidad y po- nes y de niñas son susceptibles de sufrir,
ner a disposición de este grupo etáreo la cada año, la mutilación genital femenina. relacionada con el
información y los servicios de salud apro- La OMS señala que cada cinco minutos un embarazo y el parto es
piados. o una adolescente se suicida en alguna parte de dos a cinco veces
del mundo, debido a problemas emocio-
Muchos adolescentes no pueden o no tra- más alta entre las
nales y sociales relacionados con la salud
tan de practicar la abstinencia, la mastur- mujeres menores de 18
sexual y reproductiva. Entre ellos figuran
bación, las alternativas al coito sexual
el abuso físico, la violencia sexual, las rup- años que entre aquellas
–como abrazarse o acariciarse–, o el uso
turas de relaciones íntimas, el alcoholis- de 20 a 29 años.
de anticonceptivos o de condones para re-
mo y la drogadicción, el embarazo no de-
ducir el riesgo de embarazo o VIH/ITS.
seado y el aborto en condiciones de ries- ❖ Anualmente, ocurren
Una de las consecuencias es que más del
go, la infección por VIH/ITS, y la ansie- hasta 4.4 millones de
50 por ciento de nuevos casos de infección
dad experimentada al sentir atracción físi-
por VIH y dos tercios o más de los casos abortos en adolescentes,
ca hacia miembros del mismo sexo.
de ITS diagnosticados, cada año, en diver-
la mayoría de ellos
sos países, ocurren en adolescentes. Para
Etapa de cambios y de aprendizaje practicados en
las mujeres jóvenes, que por lo general no
muestran síntomas visibles, el resultado La adolescencia es un término relativamen- condiciones de riesgo.
puede ser catastrófico, ocasionando infer- te nuevo, que ha sido extensamente utili-
tilidad o embarazos ectópicos (en los que zado sólo en los últimos 50 años, aproxi-
el embrión empieza a crecer fuera del úte- madamente; se refiere al período en el cual
ro), que ponen su vida en peligro. las niñas y los niños están en proceso de
convertirse en personas adultas. Es posi-
Los embarazos en este segmento de la po- ble que la gente joven, procedente de gru-
blación, especialmente entre las más jóve- pos pobres o de bajos ingresos, que vive
nes, pueden poner en peligro la salud y la en comunidades agrarias rurales, ya tenga
vida tanto de la madre como del niño. Las grandes responsabilidades, tales como el
adolescentes sufren más complicaciones de cuidado de los niños y el deber de contri-
embarazo que las mujeres de edad mayor, buir al ingreso del hogar. Por tanto, para
debido a una combinación de factores: ser ellos y ellas la adolescencia es, sobre todo,
primeriza, no haber completado la etapa una etapa de cambios físicos y emociona-
final de crecimiento (desarrollo incomple- les. En el caso de los y las adolescentes
to del esqueleto y de la pelvis) o no reci- que pertenecen a un mejor nivel socioeco-
bir atención prenatal adecuada. La mater- nómico, también es una etapa de cambios

2 Agenda Salud Nº 23/2001 Isis Internacional


sociales y de experimentación, que inclu- compartidas sobre las características, ca-
ye asumir nuevas responsabilidades, des- pacidades y conductas que son considera-
cubrir formas de mejorar su apariencia das “apropiadas” y “típicas” para la mujer
(ejercicio, deportes, maquillaje, ropa) y y para el hombre, y que son transmitidas
probar nuevos comportamientos (beber al- por las familias, las escuelas, la religión,
cohol y fumar, por ejemplo). las leyes, los medios de comunicación, la
publicidad, entre otros. Los hombres jóve-
Este período de vida implica oportunida-
❖ A escala mundial, un nes suelen aprender que se considera mas-
des y riesgos, al mismo tiempo. Puede in-
tercio de las mujeres culino ser fuerte y dominante, no mostrar
cluir problemas, pero, como dicen los mis-
emociones, y ejercer autoridad sobre la
hospitalizadas por mos adolescentes, la adolescencia en sí no
mujer y los niños. Por otro lado, las jóve-
complicaciones es un problema. Andrea Jones, quien es-
nes suelen aprender que la mujer es vista
cribió para un sitio web para jóvenes, afir-
relacionadas con el como un ser más emocional, y sólo es con-
mó que los adultos hacen demasiado hin-
aborto son menores de 20 siderada como adulta si es casada, y aun
capié en “las incontenibles hormonas”:
así, se espera que sea sumisa al hombre en
años de edad. “Los adolescentes están teniendo demasia-
la toma de decisiones.
das relaciones sexuales demasiado pronto,
❖ Cada cinco minutos, dice la sociedad… Como adolescente que Los estereotipos basados en el género pro-
en alguna parte del ha hablado con muchos adolescentes me- vocan serios problemas. Las adolescentes,
nores sobre este asunto, he encontrado que por ejemplo, al tratar de cumplir los idea-
mundo, se suicida una
la mayoría de nosotros no brinca a la cama les de belleza que se les ha inculcado y que,
persona joven, debido sólo por tener sexo”. supuestamente, las harán más atractivas
frecuentemente a ante los hombres, hacen dietas excesivas y
Las experiencias y los problemas de los y
problemas emocionales y desarrollan trastornos alimentarios, como
las adolescentes son influidos por sus si-
la anorexia o la bulimia. Los y las adoles-
sociales relacionados con tuaciones: un adolescente que es casado o
centes que se sienten físicamente atraídos
la salud sexual y padre, posiblemente se considere un adul-
hacia personas del mismo sexo pueden ser
to; jóvenes con discapacidad física o men-
reproductiva. Entre éstos, marcados, rechazados, e incluso físicamen-
tal, niños y niñas que viven en la calle o
figuran el abuso físico, la te agredidos, si expresan su sexualidad
como refugiadas/os; adolescentes que se
abiertamente, porque no se amoldan a las
violencia sexual, la esfuerzan por ayudar a las familias pobres
ideas prevalecientes sobre la masculinidad
ruptura de relaciones a sobrevivir; niños y niñas que han sido
y la feminidad.
abusados/as; adolescentes de familias adi-
íntimas, el alcoholismo y neradas y los y las jóvenes en áreas rurales También aprenden que es la mujer o bien
la drogadicción, el y urbanas, suelen afrontar diferentes retos el hombre el responsable de usar anticon-
embarazo no deseado y el y riesgos para su salud. Algunos/as jóve- cepción, en vez de ser socios sexuales que
nes tienen mucha experiencia sexual, mien- comparten la toma de decisiones como
aborto en condiciones de
tras que otros/as no tienen ninguna. pareja. Estudios en América Latina seña-
riesgo, entre otros. lan que el hombre latinoamericano suele
Las preocupaciones de los y las adolescen-
delegar a la mujer la responsabilidad de la
tes también varían según la edad. Los hom-
salud sexual y reproductiva, incluyendo el
bres y las mujeres jóvenes que entran a la
uso de anticonceptivos. Los hombres jó-
pubertad se interesan en aprender sobre la
venes pueden llegar a pensar que el sexo
menstruación, la reproducción, la mastur-
coaccionado es permisible. Otro estudio,
bación, los orgasmos involuntarios duran-
en Australia, demostró que casi el 32 por
te el sueño y la orientación sexual, mien-
ciento de 998 hombres, de 14 a 26 años de
tras que los y las adolescentes de edad más
edad, que participaron en una encuesta en
avanzada suelen preocuparse más de las re-
el área metropolitana de la ciudad de
laciones y las prácticas sexuales.
Adelaida, pensaba que a veces se justifi-
Control sobre las niñas, estímulo caba que el hombre obligara a una mujer a
a los niños tener relaciones sexuales, sobre todo cuan-
do llevaban mucho tiempo como pareja o
Lo que caracteriza a la mayoría de los y
si el hombre había gastado mucho dinero
las adolescentes, independientemente de su
en la mujer (sic).
circunstancia especifica, es el impacto de
las expectativas de la sociedad basadas en Ciertas expectativas, que surgen de creen-
el género. Estas son ideas comúnmente cias comunes basadas en el género, pue-

Agenda Salud Nº 23/2001 Isis Internacional 3


den ser perjudiciales o tener serias falen- sexual y reproductiva señalaron que los
cias, por ejemplo, que el hombre debe te- hombres adolescentes “prueban” su mas-
ner coito sexual con frecuencia para evitar culinidad perdiendo su virginidad y demos-
enfermarse, o que la mujer siempre sedu- trando que saben mucho sobre el sexo. En
ce al hombre para tener relaciones sexua- algunas culturas los parientes o amigos de
les. Dichas creencias pueden estar vincu- sexo masculino llevan a los hijos a traba- Porcentajes de mujeres de 15
ladas a la perspectiva de que la reputación jadoras sexuales para su iniciación sexual; métodos anticonce
de un individuo y de una familia está basa- en la mayoría de las sociedades, la presión
da en el honor. El honor del hombre está, por parte de los compañeros para tener re- País/año de la encuesta Mujere
tradicionalmente, relacionado con ser va- laciones sexuales es enorme.
liente, religioso, moral y hospitalario; el
La heterosexualidad exclusiva: muchas co- Bolivia (1993-94)
honor de la mujer, tradicionalmente, de-
munidades condenan las relaciones homo-
pende de la castidad prematrimonial y de Noreste de Brasil (1991)
sexuales. Creen enfáticamente que la mu-
la fidelidad durante el matrimonio. De-
jer y el hombre sólo deben tener relacio- Colombia (1995)
bido a dichas ideas, las mujeres jóvenes
nes sexuales con miembros del sexo opues-
suelen toparse con más restricciones República Dominicana (1991)
to. Las personas con otras preferencias
cuando llegan a la pubertad, mientras que
sexuales son consideradas anormales; és- Guatemala (1995)
a los hombres jóvenes se les otorga más
tas pueden ser agredidas verbal o física-
libertad. Haití (1994-95)
mente e incluso ser castigadas por la ley.
Los límites impuestos a las mujeres jóve- En el caso de los y las adolescentes que Paraguay (1990)
nes: en muchas sociedades, incluso en están empezando a descubrir su sexuali- Perú (1991-92)
Latinoamérica, se da tanto valor a la virgi- dad y que se sienten físicamente atraídos
nidad de la mujer que los y las adolescen- por miembros de su propio sexo, esta con- Fuente: Ann K. Blanc y Ann A. Way. 19
tes no consideran el uso de anticonceptivos, dena puede causarles confusión y proble- knowledge and use among adolescents in
puesto que el mero hecho podría inter- mas psicológicos, que, en algunos casos, Planning, vol. 29, Nº 1, p. 111.
pretarse como parte de la “planeación para pueden llevarlos al suicidio.
tener relaciones sexuales”. En algunas co-
munidades la virginidad es una condición La violencia basada en el género
para poder casarse o una recompensa por Independientemente de la región o de la
el precio de la novia (regalos a la familia cultura, entre el 40 y el 60 por ciento de
de la novia). Para separar a las adolescen- los casos de abuso sexual ocurre en muje- Porcentajes de mujeres cas
tes de los hombres a veces las retiran de la res menores de 16 años. En estudios reali- años de edad, que en los
escuela o sólo les permiten salir de la casa zados en 19 países, entre ellos la Repúbli- informaron haber tenido emb
acompañadas de una chaperona. En otras, ca Dominicana, Suecia y Sudáfrica, se in- deseados en los cinco años
las adolescentes deben cubrirse el cuerpo formó de abuso sexual entre el 7 y el 34
entero y usar velos para evitar el contacto por ciento de las niñas y entre el 3 y el 29 Bolivia 3
visual con los hombres. Si una mujer jo- por ciento de los niños. Según una encues- Brasil 4
ven sostiene relaciones sexuales antes de ta de adolescentes en un hogar de protec- Colombia 4
casarse o fuera del matrimonio, aun en ción en Costa Rica, el 95 por ciento de las Rep. Dominicana 3
contra de su voluntad, puede que tenga niñas embarazadas menores de 15 años de Ecuador 2
que afrontar todas las consecuencias ne- edad, había sufrido incesto, mientras que Guatemala 1
gativas, tanto físicas como sociales. En en México, el 50 por ciento de todos los México 3
casos extremos, una adolescente puede delitos sexuales había sido perpetrado con- Paraguay 2
sufrir lesiones físicas, o incluso ser asesi- tra niñas y mujeres adolescentes. Más aún, Perú 5
nada si se cree que ha manchado el honor en Costa Rica, Guatemala y Uruguay, los Trinidad y Tobago 4
de la familia. violadores pueden evadir el enjuiciamien-
La libertad para los hombres jóvenes: en to criminal si se casan con la víctima de la Fuente: Susheela Singh. 1998
contraste, la mayoría de los hombres ado- violación. En el Reino Unido, según otro developing countries: a globa
lescentes son motivados a ampliar sus lí- informe, el 50 por ciento de lesbianas, hom- Planning, vol. 29, Nº 2, p. 131.

mites y a adquirir experiencia sexual por- bres homosexuales y jóvenes bisexuales,


que se espera que sean ellos los que tomen menores de 18 años de edad, había sido
las decisiones respecto al sexo. Los asis- atacado físicamente.
tentes a un seminario latinoamericano so-
bre la participación masculina en la salud

4 Agenda Salud Nº 23/2001 Isis Internacional


Cambios corporales y aprendizaje dez, y las muchachas porque están en la
sobre el sexo etapa en que empieza la menstruación. En
En diversos países, se ha vinculado una me- los países en desarrollo, el riesgo de ane-
jor dieta y mejor atención a la salud con mia también aumenta debido a la mala-
una llegada más precoz de la primera men- ria, la anquilostomiasis (infección cau-
a 19 años de edad que usan struación (menarquia), pero el primer acto sada por un gusano intestinal) y la esquis-
ptivos modernos de coito sexual puede ocurrir aun antes, en tosomiasis (infección provocada por gu-
el caso de algunas jóvenes. sanos que viven en aguas infestadas), las
s casadas Mujeres solteras cuales afectan a los jóvenes de manera
sexualmente activas
Los cambios físicos durante la pubertad desproporcionada.
pueden causar confusión emocional en los
9,4 3,7 y las adolescentes y no entenderlos, por- LOS MAYORES RIESGOS
que no tienen información o reciben infor-
38,3 19,3 El embarazo precoz y no deseado
mación errónea. Una muchacha que tuvo
36,7 16,4 un aborto a los 16 años de edad, después Las madres adolescentes son responsables
13,3 6,8
de tener una relación sexual coaccionada, del 10 por ciento de los partos del mundo,
explicó: “...en nuestra sociedad, en Nica- pero no todos esos embarazos son inde-
10,2 4,5 ragua, una aprende sobre los anticon- seados. Muchas de las adolescentes casa-
7,7 7,4 ceptivos en la calle, porque tus padres no das se embarazan porque quieren tener una
te dicen cómo es. Ellos tienen miedo y se familia. En algunas comunidades, las mu-
26,3 5,2 sienten avergonzados. Porque para ellos, jeres jóvenes solteras ven la maternidad
10,9 8,0 es algo sucio, algo que no está bien... Una como una forma de subir de estrato social
vez nos dieron información en la escuela, y ganar reconocimiento como adultas, o
98. Sexual behavior and contraceptive por medio del centro de salud, pero las creen que las ayudará a mantener una rela-
n developing countries. Studies in Family madres se enfurecieron y protestaron con- ción estable con el padre del niño. En otras
tra sembrar ideas absurdas que exponen la sociedades se da gran valor a la fertilidad,
mente de las jóvenes a ridiculeces. Dado y la falta de hijos puede llevar al marido a
que los padres se opusieron a la informa- abandonar a su esposa o a divorciarse de
ción, los del centro de salud jamás regre- ella. Por tanto, algunas mujeres jóvenes se
saron...”. embarazan antes de casarse para probar que
En Tayikistán, el 32 por ciento de los hom- son fértiles, mientras que algunas mujeres
adas y solteras, de 15 a 19 bres jóvenes y el 9 por ciento de las muje- recién casadas garantizan su seguridad con-
decenios de 1980 y 1990 res de 15 a 17 años de edad no sabían qué cibiendo un niño lo antes posible después
arazos no planeados o no de la boda.
era la menstruación. En India, hasta el 88
anteriores a la encuesta:
por ciento de las jóvenes solteras que re- El embarazo no planeado en los y las ado-
36%
curren a un aborto no sabía que el embara- lescentes es el producto de la falta de in-
zo es el resultado de las relaciones sexua- formación sobre los anticonceptivos, el
49%
les. Lily Faas, asesora de una línea telefó- sexo sin protección, la falla anticonceptiva
44%
nica de información para adolescentes en o el uso incorrecto de los mismos (a veces
39%
Venezuela, señaló que un 90 por ciento de es el resultado de una intoxicación con al-
21%
las personas que llamó creía que la mujer cohol o drogas).
17%
no podía quedar embarazada la primera vez
33% Independientemente de ser deseado o no,
que tenía una relación sexual.
21% el embarazo precoz en una joven puede
57% El fracaso de los adultos para tratar los poner su salud en peligro. Según la OMS,
48%
cambios físicos durante la pubertad puede la edad más segura para quedar embaraza-
contribuir a los problemas de los y las ado- da es de 20 a 24 años de edad, ya que el
8. Adolescent childbearing in
lescentes. La educación sexual puede ig- crecimiento del esqueleto no se completa
al review. Studies in Family norar la influencia de los altos niveles de sino hasta los 18, mientras que el canal del
testosterona, que aumentan el deseo sexual parto puede que no madure antes de los 20
de los hombres jóvenes. Muchos padres ig- ó 21 años de edad. Entre las complicacio-
noran que los y las adolescentes necesitan nes figuran la anemia, las infecciones
hierro adicional para evitar la vulnerabili- bacterianas graves, el parto prematuro, el
dad a la anemia: los muchachos porque sus parto obstruido y prolongado debido a que
músculos se están desarrollando con rapi- la pelvis es muy pequeña, la muerte del

Agenda Salud Nº 23/2001 Isis Internacional 5


feto y las fístulas (conductos entre el recto pero donde las adolescentes viven dema-
–o la vejiga– y la vagina que pueden oca- siado lejos de los servicios o no pueden
sionar goteo urinario o fecal). La mortali- pagar por su costo. Aun en lugares donde
dad relacionada con el embarazo y el par- el aborto es legalmente restringido, los pro-
to es de dos a cinco veces más alta entre fesionales de salud están obligados a tra-
las mujeres menores de 18 años de edad tar las complicaciones del aborto incom- Lo que los jóvenes quieren
que entre las de 20 a 29 años. pleto. La doctora Gro Harlem Brundtland, de los educadores y de los
directora general de la OMS, declara: prestadores de servicios.
El aborto en condiciones de riesgo y “Cada año... uno de cada cuatro abortos
la falta de atención postaborto en condiciones de riesgo ocurre en una (contribuciones de
Aproximadamente el 15 por ciento de to- adolescente. Tenemos el deber ético de
adolescentes a diversos sitios
dos los embarazos terminan en abortos es- hacer lo necesario para evitar este sufri-
pontáneos, mientras que un 25 por ciento miento y esta devastación”. La atención web)
se interrumpe por medio del aborto indu- postaborto comprende el tratamiento ur-
cido. Las adolescentes recurren al aborto gente de las complicaciones, orientación ❖ “... aún hay gente super
por razones tales como el temor, la ver- sobre la planificación familiar y vínculos conservadora que antes de
güenza y la desesperación por no sentirse entre la atención postaborto y los servicios que una niña sepa algo sobre
capaces de cuidar a un bebé o no saber integrales de salud reproductiva.
sexo prefieren que corra el
cómo enfrentar su crianza y educación. Las
adolescentes tienen mayor probabilidad Asesinos silenciosos: las ITR y el VIH riesgo de quedar
que las mujeres adultas de tener un aborto Tanto los hombres jóvenes como las mu- embarazada o padecer
en una etapa tardía, cuando corren mayo- jeres jóvenes sufren de infecciones del enfermedades de contagio
res riesgos clínicos. En India, casi el 25 tracto reproductivo (ITR), pero las conse-
por ciento de las adolescentes que tuvo un cuencias, generalmente, son menos graves sexual” (niña, 11 años,
aborto después de 12 semanas de gestación para el hombre. Entre las ITR figuran las España).
tuvo complicaciones, comparado con el 1 ITS y las infecciones del tracto repro-
por ciento de las que abortaron antes de ductivo causadas por abortos en condicio- ❖ “Me gustaría que me
las 12 semanas de gestación. nes de riesgo, por partos mal atendidos, o garantizaran privacidad y
por la inserción de dispositivos intrau-
Algunas mujeres jóvenes intentan auto- confidencialidad. Por
terinos. Las mujeres jóvenes en el inicio o
inducirse un aborto; otras recurren a prac- supuesto, también me
a mediados de la adolescencia son parti-
ticantes no capacitados, que usan técnicas
cularmente susceptibles al VIH y a las ITS gustaría que me dijeran toda
perjudiciales en condiciones antihigiénicas,
porque su vagina y cérvix tienen una capa la verdad” (muchacho, 19
lo cual lleva a complicaciones que, de otra
más fina de células exteriores. El acto de
manera, podrían evitarse. Por ejemplo, en años, Lesoto).
coito sexual por primera vez puede incluir
un estudio realizado en dos hospitales pú-
sangrado, el que también puede incremen-
blicos mexicanos, entre mujeres de 15 a ❖ “Me gustaría que me
tar las probabilidades de contraer VIH/ITS.
19 años de edad, que fueron admitidas para
Entre el 50 y el 80 por ciento de las ITS en trataran con respeto. Ellos
ser tratadas por aborto incompleto, se com-
las mujeres son tratadas tardíamente o ja- deberían respetar mi opinión
probó que la mayoría no sabía sobre los
más, porque las infecciones no presentan
métodos seguros para abortar. Por otro y mis problemas. Ellos no
ningún síntoma externo reconocible.
lado, el 70 por ciento sí sabía sobre los deberían descuidar o
métodos arriesgados e inadecuados, como
BUSCANDO SOLUCIONES subestimar los problemas
ingerir quinina o analgésicos no recetados
con limón, levantar objetos pesados o rea- La educación sexual que consideran triviales”
lizar actividades físicas intensivas. Mun- Algunos adultos creen que la educación (mujer, 21 años, Irak).
dialmente, un tercio de las mujeres hospi- sexual de los jóvenes viola las enseñanzas
talizadas por dichas complicaciones tiene religiosas, no es sensible a las tradiciones ❖ “Me gustaría que fueran
menos de 20 años de edad. culturales e invade el territorio de los pa- más como amigos en los que
Debido al estigma asociado con el emba- dres. Los opositores de la educación sexual puedo confiar” (muchacha,
razo fuera del matrimonio y con el aborto, argumentan que motiva y legitima el coito
sexual antes del matrimonio; se oponen a 19 años, Sri Lanka (Ceilán)).
las adolescentes muchas veces no acceden
a abortos legales y seguros. El aborto tam- cursos de educación sexual en las escuelas
bién suele practicarse en condiciones de o exigen que sólo se transmitan mensajes
riesgo en lugares donde el aborto es legal, sobre la abstinencia.

6 Agenda Salud Nº 23/2001 Isis Internacional


Los partidarios de la educación sexual se- sión de otros adolescentes y de posibles
ñalan que dicha educación no fomenta la parejas si no desean ser sexualmente ac-
promiscuidad entre los y las adolescen- tivos.
tes. En un análisis realizado en 1997, de
53 estudios sobre la educación sexual en Servicios de salud reproductiva
el mundo entero, sólo en tres informes se acogedores
encontró un aumento de la actividad Las políticas relacionadas con los y las ado-
sexual después de las intervenciones. lescentes suelen enfocarse en problemas,
Veintidós de los estudios indicaron que di- tales como la mutilación genital femenina
chos cursos ayudaron a retrasar su inicio, y el comercio sexual. La prestación de ser-
la redujeron o disminuyeron las tasas de vicios más amplios se ha quedado atrás.
embarazo y de ITS; 27 de ellos informa- En algunos lugares, la crisis económica ha
ron que no hubo cambios ni en la activi- sido un obstáculo debido a la percepción
dad sexual ni en las tasas de embarazo e de que dichos servicios son muy caros.
❖ “¡Impartir ITS entre los estudiantes.
La OMS ha señalado que también hay fac-
educación sexual no Gro Harlem Brundtland, directora general tores que impiden que los y las adolescen-
significa exponernos al de la OMS, afirma: “Los jóvenes necesi- tes usen los servicios disponibles. Entre
sexo más pronto, tan la ayuda de los adultos para lidiar con ellos, figuran:
los pensamientos, los sentimientos y las ex-
pedirnos que usemos periencias que acompañan a la madurez fí-  las actitudes de los profesionales de sa-
condones tampoco sica. Al brindar esta ayuda, no fomenta- lud que se rehusan a prestar servicios a
equivale a motivarnos mos estilos de vida irresponsables. La evi- personas menores de cierta edad, aun
dencia del mundo entero ha demostrado cuando las leyes y las reglas les permi-
a tener relaciones ten hacerlo;
claramente que el proporcionar informa-
sexuales más pronto!” ción y desarrollar habilidades relacionadas  horarios incompatibles con el tiempo de
(una adolescente, con la sexualidad humana y las relaciones trabajo o de estudios de la población
Malasia). humanas ayuda a evitar los problemas de adolescente;
salud y crea actitudes más maduras y res-  la falta de dinero para pagar por los ser-
❖ “En vez de ponsables”. Frances Kunreuther, directora vicios;
ejecutiva del Instituto Hetrick-Martin de la
enfocarse tanto en la  la renuencia de los y las adolescentes a
ciudad de Nueva York, un centro de servi-
abstinencia como el utilizarlos, porque no quieren llamar la
cios para jóvenes homosexuales, añade:
atención sobre sus inquietudes, tales
único sexo seguro, los “Si se niega información a los jóvenes ba-
como la actividad sexual.
adultos y los sándose en su moralidad, usted está sen-
tenciándolos a muerte [de SIDA]. Nada Además, puede que el personal que traba-
educadores necesitan ja con adolescentes carezca de capacitación
es más inmoral que eso”.
presentar alternativas especial sobre la mejor forma de tratar a
Los programas integrales de educación los jóvenes.
al coito sexual” (niña sexual proveen a los y las adolescentes in-
adolescente, área rural formación exacta sobre la biología, los as- La prestación de servicios especiales para
pectos de la sexualidad tales como la mas- los y las adolescentes puede implicar un
de Maine, EE.UU.).
turbación y las distintas orientaciones costo adicional, pero éste se puede reducir
sexuales, las consecuencias del embarazo si se integra a los programas actuales, por
❖ “que educaran sin ejemplo, si se establece un horario espe-
y el aborto, los métodos anticonceptivos,
tabú, sin reserva; que cial para los y las adolescentes en las clí-
la prevención del VIH y las ITS, la vio-
tomaran la sexualidad lencia sexual y el género. Además, se nicas de pacientes ambulatorios. Más aún,
como algo natural; que enfocan en los aspectos emocionales de el costo asociado con la morbilidad y la
las relaciones y en los beneficios y las mortalidad disminuye cuando las tasas de
no muestren el sexo VIH, ITS y otras infecciones del tracto
desventajas de aplazar la actividad
como algo malo” sexual. Mediante la capacitación en ha- reproductivo (ITR) bajan, y cuando se evi-
(estudiantes de bilidades, los y las adolescentes pueden tan los embarazos precoces y los abortos
secundaria, Colombia). aprender a usar los métodos anticon- practicados en condiciones de riesgo.
ceptivos, a negociar o insistir en tener La OMS ha definido los elementos nece-
sólo sexo con protección cuando sean sarios para que los centros de salud sean
sexualmente activos, y a resistir la pre- acogedores a los adolescentes, entre ellos:

Agenda Salud Nº 23/2001 Isis Internacional 7


lugares y horarios convenientes, esperas Es importante integrar la información y las
cortas, privacidad, confidencialidad y sin actividades relacionadas con la salud
requerir el consentimiento de los padres, reproductiva a los servicios de salud ya es-
estabilidad del personal y apoyo de la co- tablecidos, tanto en las clínicas como en
munidad. los programas de extensión. Los asuntos
de salud reproductiva también se pueden
Los servicios deben incluir consejería so-
vincular con otras habilidades necesarias
bre la prevención del VIH y de las ITS, así
para el diario vivir, al incluirse en progra-
como acceso al condón masculino y feme-
mas sociales como la capacitación voca-
nino y a otros anticonceptivos, incluso a la
cional y los programas de empleo. Cuan-
anticoncepción de emergencia. Las adoles-
do dichos esfuerzos son participativos y
centes embarazadas necesitan consejería
fomentados por la comunidad, pueden lo-
sobre la maternidad sin riesgos, que preste
grar que la educación sexual y el acceso a
más atención a las necesidades de las ado-
los servicios sean una parte integral en la
lescentes que ya puedan estar infectadas
preparación de los jóvenes para su vida
por el VIH. Se necesita un sistema de refe-
adulta. Los servicios orientados a los jó-
rencia para los y las adolescentes que han
venes necesitan enfoques específicos para
sido o son abusados/as. Los servicios de
adolescentes con necesidades especiales,
tratamiento ambulatorio de las complica-
como hombres y mujeres jóvenes homo-
ciones del aborto pueden ayudar a reducir
sexuales, adolescentes con discapacidades
su costo y a orientar la atención postaborto
físicas o mentales, o jóvenes indígenas que
más hacia las adolescentes. Las ONG in-
no hablan el/los idioma(s) oficial(es) de un
ternacionales, tales como IPAS, afirman
que integrar consejería sobre la anticon-
país. Agenda Salud
cepción en los servicios de atención Otros medios para entregar información
postaborto y lograr que el aborto legal sea relativa a la sexualidad a los adolescentes Nº 23
seguro y accesible también ayuda a cubrir son las líneas telefónicas de emergencia; Julio-septiembre 2001
las necesidades de las adolescentes. los sitios web que permiten a los que tie-
nen acceso a la internet intercambiar in- Directora: Ana María Portugal
Representante legal: Ana María Gómez
¿Qué funciona? formación, expresar sus puntos de vista y Editora: Carmen Torres E.
El doctor V. Chandramouli, del Departa- solicitar información; las clínicas que no Corrección de textos: Sylvia Hernández
requieren citas y que son exclusivas para Diseño y diagramación: Rosa Varas
mento para la Salud y el Desarrollo del Impresión: Andros Ltda.
Niño y del Adolescente de la OMS, señala ellos y ellas; la educación impartida por
que este organismo fomenta la aplicación otros adolescentes, puesto que los jóve- Isis Internacional
Casilla 2067, Correo Central
de un conjunto integral de medidas que nes suelen comunicarse con mayor facili- Santiago, Chile
puedan ponerse en práctica en una varie- dad con personas de su propia edad. Estas Teléfono (56-2) 638 2219
dad de lugares, por una amplia gama de y otras actividades pueden ayudarles a co- Fax: (56-2) 638 3142
Correo electrónico: isis@isis.cl
personas, incluso los mismos adolescen- nocer y enfrentar mejor su sexualidad, se Página web: http://www.isis.cl
tes. Vincular intervenciones en los campos sientan más seguras/os, tomen decisiones
de provisión de información, desarrollo de responsables respecto de su sexualidad y, ISSN: 0717 - 2311

habilidades, orientación y servicios de sa- sobre todo, sientan que son considerados Las opiniones presentadas en esta
lud, puede ayudar a convertir los enfoques como personas responsables por la pobla- publicación no representan necesaria-
ción adulta. mente el punto de vista de Isis
fragmentados en programas multifacéticos, Internacional ni de sus integrantes.
ideados para cubrir las necesidades de los
y las adolescentes. Los artículos pueden ser reproducidos
por instituciones y grupos sin fines de
lucro, citando la fuente.

Esta publicación ha sido posible gracias al


apoyo de Christian Aid (Inglaterra).
* Extractos del documento titulado “Jóvenes en riesgo. Los adolescentes y la salud sexual”, publica-
do por la organización no gubernamental IPAS en Notas Informativas, en enero de 2001. A su vez,
ese trabajo se basó en el Boletín Nº 35 (julio de 1999) del Instituto Panos, producido para su Progra-
ma de Salud Reproductiva y Género. El trabajo fue escrito y adaptado por María de Bruyn, antropóloga
médica e integrante de la Unidad de Políticas de IPAS. Por razones de espacio, no hemos incluido las
numerosas referencias bibliográficas (más de cien). Sin embargo, la versión en línea de nuestra pági-
na web de esta publicación, las incluirá.
Para mayores informaciones sobre IPAS: www.ipas.org ; Instituto Panos: www.oneworld.org/panos

8 Agenda Salud Nº 23/2001 Isis Internacional