Está en la página 1de 17

Sonido básico

Capítulo 1
Cadena de audio 1:
1. INTRODUCCIÓN

Escuchar un disco, una película o un concierto en directo es un acto habitual para


todos. A menudo, al escuchar, nos llama la atención un instrumento o nos sorprende
un sonido sin saber por qué. Si la experiencia se repite, al cabo del tiempo es común
preguntarse cómo se ha grabado, o de qué manera alguien ha conseguido situar ese
efecto junto una imagen de forma que el resultado sea impactante. Sin ir más lejos,
¿cómo consiguen nuestros artistas musicales favoritos sonar como lo hacen? A lo
largo de este curso se explicará de principio a fin el proceso de sonorización,
desgranando sus fases, herramientas y posibilidades.

Se entiende por cadena de audio el conexionado y distribución de un sistema de


sonido, así como el seguimiento de una señal de principio a fin, incluyendo todo el
procesamiento intermedio necesario para conseguir un resultado de la máxima calidad
posible.

Un ejemplo de cadena de audio simple es, por ejemplo, un micrófono conectado a un


sistema de amplificación y éste a un altavoz. A partir de este sencillo conexionado se
puede ir añadiendo más elementos, pero sin perder de vista la dirección y sentido de
la cadena de audio.

En primer lugar se encuentra un micrófono, que convierte el sonido (vibraciones del


aire) en electricidad (señal eléctrica). La señal generada por el micrófono se envía
mediante un cable desde su salida (Out) a la entrada (In) del sistema de
amplificación. Por último, de la salida del amplificador se envía la señal al altavoz.
Este planteamiento debe seguir presente en configuraciones más complejas en las que
el sonido captado pasa por diversos procesadores. Una regla básica del conexionado
se puede resumir en: una salida de audio (Out, Output) siempre se conecta a una
entrada (In, Input).

Imagen 1: Dirección de la cadena de audio


2.ESTUDIO DE GRABACIÓN

El objetivo fundamental en el Estudio de Grabación es precisamente captar los sonidos


para grabarlos con la mejor calidad posible, de manera que el oyente pueda
escuchar posteriormente el resultado en su casa, coche, discoteca, etc.

Es necesario empezar por la base. Para poder grabar los sonidos que aparecen en un
disco o en una película se necesitan diferentes dispositivos electrónicos que permiten
captarlos, modificarlos y mezclarlos. Este tipo de dispositivos se acostumbran a
encontrar en un estudio de grabación, a pesar de que existen versiones portátiles de
muchos de ellos.

Existen configuraciones de estudio para la grabación de música y estudios para la


post-producción de audiovisuales, además de otras entre las que se cuentan los
estudios de doblaje de películas. En cada uno de ellos la configuración está adaptada a
sus necesidades concretas y está determinada por el número de dispositivos y su
distribución e interconexión para hacer llegar un sonido desde el lugar de captación
hasta el de destino. No obstante, cualquiera que sea, el conocimiento de la
configuración o cadena de audio se mantiene como un aspecto fundamental. Es
necesario conocer qué elementos están conectados, o se pueden conectar, y de qué
manera.

3. SONIDO DIRECTO

En directo se pretende captar varios sonidos y amplificarlos, obteniendo un sonido


más potente capaz de llegar al público.

Así como en el Estudio habrá diferentes configuraciones según sean las necesidades
de las diferentes formaciones de músicos (solistas, bandas, orquestas, etc.) y las
dimensiones y localización del espacio que se desea sonorizar.
4. ELEMENTOS DE LA CADENA DE AUDIO

Una sesión de sonorización, sea en estudio o en directo, es necesario planificarla. Hay


que determinar la configuración de la sesión en función de la cantidad de fuentes
sonoras que haya que grabar o sonorizar simultáneamente y de algunas otras
consideraciones. En primera instancia hay que decidir cómo captar esos sonidos. Por
ejemplo, si se opta por una toma multimicrofónica, cada sonido o instrumento musical
será captado por un micrófono, exceptuando los instrumentos electrónicos (por
ejemplo, un sintetizador) que no necesitan micrófonos. Esta configuración permite
controlar cada sonido de manera independiente, sin afectar al resto. Una vez
determinado el número de micrófonos, sonidos eléctricos y electrónicos utilizados, hay
que escoger una mesa de mezclas que disponga, por lo menos, del mismo número de
canales. También hay que planear la disposición de los procesadores para modificar
algún sonido, así como el sistema de grabación o amplificación. El conexionado entre
estos elementos, que se estudiarán más adelante, constituye la cadena de audio.

Para poder analizar mejor la cadena de audio, se ha dividido en seis apartados:

• Transductores de entrada

• Preamplificadores

• Procesadores de señal

• Sistemas de grabación

• Sistemas de amplificación

• Transductores de salida

4.1 Transductores de entrada:

Son aquellos elementos de un sistema de sonorización encargados de captar un


sonido o vibración y convertirlos en una señal eléctrica, que posteriormente será
transportada mediante cables al siguiente elemento de la cadena. Cada transductor
generará un tipo de señal eléctrica de características diferentes.

Los tipos de transductores comúnmente usados en sistemas de sonido son los


siguientes:

Micrófonos:

Convierten las ondas sonoras transmitidas por el aire en señales eléctricas, capaces
de viajar por cables. Las variaciones de la señal eléctrica de audio son análogas a las
variaciones de la presión que se producen en la membrana del micrófono. En otras
palabras, se producen unas diferencias en amplitud y frecuencia sobre la señal
eléctrica proporcionales a la amplitud y frecuencia de las variaciones de presión
producidas por el sonido en la membrana del micrófono.

El tipo de señal eléctrica generada por el micrófono se llama señal de micrófono o


señal de micro (MIC)

Imagen 2: El popular Shure SM58

Los tipos de micrófono más importantes son los dinámicos y los de condensador. Los
micrófonos y sus tipos se estudiarán más adelante.

Las pastillas electro-magnéticas:

Estos dispositivos tienen la función de convertir las vibraciones de una cuerda


metálica en un campo magnético en variaciones de señal eléctrica. Esta transducción
sigue siendo proporcional, salvo que en este caso se trata de variaciones de campo
magnético, en vez de variaciones de presión.

Ejemplos de estos dispositivos son las pastillas de guitarra o bajo eléctrico.

El tipo de señal eléctrica generada por las pastillas magnéticas se llama señal de
instrumento (INST).

Imagen 3: Pastillas magnéticas de una guitarra eléctrica


Las cápsulas fonocaptoras:

Se trata del dispositivo utilizado en los giradiscos para convertir las variaciones
mecánicas que el vinilo tiene grabadas en su surco en una señal eléctrica
proporcional.

Imagen 4: Un plato giradiscos Technics

El tipo de señal eléctrica generada por las bandejas giradiscos se llama señal de
phono (PHONO)

Dispositivos que generan señal de línea:

Hay una serie de dispositivos que generan una señal diferente a las anteriores llamada
señal de línea (LINE).

Estos son los Instrumentos Musicales Electrónicos y los comúnmente llamados


"reproductores" de audio.

Instrumentos Musicales Electrónicos:

Los sintetizadores, cajas de ritmo, módulos de sonido, etc. entregan señal de


línea a diferencia de la guitarra o bajo eléctricos que entregan señal de instrumento.

Reproductores de cinta:

Utilizan cabezales magnéticos que convierten las variaciones de campo magnético


grabadas en una cinta magnética en señal eléctrica. Estos cabezales se encuentran en
reproductores de cassette, y magnetofones y grabadores multipistas.
Imagen 5: Un reproductor Studer de 2 pistas de bobina abierta

Reproductores de CD,DVD, MP3, MiniDisc, de Disco Duro, etc.:

Los sistemas reproductores modernos almacenan audio en formato digital que es leído
por medio de diferentes sistemas según sea el reproductor y convertido a señal
eléctrica por medio de conversores D/A (CDA: conversores digital-analógico), En este
apartado podemos considerar a un ordenador con salida de audio como un
reproductor mas.

Imagen 6: Reproductor de MP3 Apple iPod


Imagen 7: Reproductor de CD Pioneer

Imagen 8: Reproductor de disco duro multimedia Rimax


4.2 Preamplificación:

En la sección anterior hemos descrito una serie de transductores de entrada que


entregan básicamente cuatro tipos de señal eléctrica (Mic, Inst, Phono y Line) Estas
señales tienen niveles e impedancias (el concepto de impedancia se explicará mas
adelante en el curso) que necesitan ser uniformizadas para poder ser procesadas.

El Preamplificador o Previo es el elemento que encargado de recibir las diferentes


señales entregadas por los transductores de entrada y transformarlas en un solo tipo
de señal también llamada señal de línea que será la que se utilice durante el
procesamiento hasta llegar a la etapa de amplificación.

Imagen 9: Un previo de micrófono Presonus ADL 600

Habrá un preamplificador diferente o bien un previo con diferentes entradas para cada
tipo de señal. Ver el apéndice: Niveles de señal

4.3 Procesadores de señal:

Los procesadores son los dispositivos electrónicos que permiten modificar la señal de
audio. Una señal se puede modificar de muy diversas maneras y por diferentes
motivos desde su captación hasta su reproducción. En función de las necesidades o
estética sonora deseada, se mezclan los volúmenes o se cambia el timbre de los
instrumentos ecualizando según unas pautas determinadas, o bien se añaden efectos
como reverberación, chorus o delay.

La mesa de mezclas:

Cuando estamos ante una toma multimicrofonica y/o necesitamos trabajar con varias
señales de entrada, necesitamos un elemento vital en la cadena de audio: la mesa de
mezclas.
Ésta constituye el centro neurálgico de una sonorización, y en ella se realiza la mezcla
(suma) de las diferentes señales captadas con los transductores de entrada que luego
se grabarán o preamplficarán. La mesa, por lo tanto, dispone de varios canales con el
fin de poder tener cada una de las señales de forma independiente y tratarlas por
separado. La salida de la mesa de mezclas es la suma de todas las señales en la
proporción que determinan los volúmenes de cada canal, es decir, permite decidir
cuánto va a sonar cada elemento captado por diferentes micrófonos, pastillas, platos
giradiscos, etc.

Cada canal de una mesa de mezclas tiene los elementos necesarios para conseguir
tratar un sonido del modo más correcto posible. A grandes rasgos, dispone de un
circuito preamplificador o previo para conseguir la señal entrante a un nivel óptimo
de trabajo dentro de la mesa de mezclas. También cuenta con un sistema de
ecualización con el cual modificar el timbre del sonido y en algunos casos también
incluyen sus propios procesadores de dinámica. Asimismo, una mesa posibilita el
envío de la señal de cada canal a procesadores externos, la mezcla principal o a otras
mezclas adicionales que sea necesario efectuar, que se conocen por auxiliares. Por
último, existe también la posibilidad de dirigir dicha señal independiente a la entrada
de un multipistas en el que grabar los canales por separado.

Imagen 10: Mesa de mezclas analógica SSL 900+


Imagen 11: Mesa de mezclas digital Yamaha PM5D

Las mesas digitales cumplen las mismas funciones que las analógicas y solo se
diferencian en que en las digitales el proceso interno se hace completamente en el
ámbito digital, o sea que las señales de audio que entran a la mesa son convertidas a
digital a través de los conversores A/D (analógico/digital) y las señales que salen son
convertidas a digital a través de los conversores D/A (digital /analógico).

Hay otro tipo de mesas que son las mesas controladoras, en este caso aunque el
aspecto es similar a las mesas analógicas o digitales, las funciones son
completamente diferentes. Las controladoras son un gran control remoto de la sección
de mezcla de un sistema de grabación por software y a la vez administran la
monitorización y la comunicación entre el Estudio y la Sala de Control.

Procesadores de variación de timbre:

Se conocen como filtros y ecualizadores. Son aquellos procesadores que permiten


alterar el contenido en frecuencia de una señal, es decir, que permiten variar sus
niveles de graves, medios o agudos, por poner un ejemplo sencillo.
Imagen 12: Ecualizador Avalon AD2077

Procesadores de dinámica:

Modifican el margen dinámico de una señal. El margen dinámico es la gama de


intensidades sonoras (amplitudes) que puede tener una señal, desde el nivel más bajo
hasta el más alto. En otras palabras, varían las diferencias de nivel que existen entre
los niveles fuertes y los flojos.

Imagen 13: Compresor multibanda Tube-tech SMC 2B

Procesadores de dimensión o espacio:

Permiten simular la sonoridad de un recinto cerrado. Estos procesadores permiten


simular que un instrumento está sonando en una sala con unas dimensiones
determinadas, como una habitación pequeña, una iglesia, una sala de conciertos, etc.
En ocasiones es necesario simular este espacio para crear una sensación concreta, o
para compensar el resultado de una cierta técnica microfónica.

Imagen 14: Procesador de Reverb Lexicon PC91


Procesadores de efectos especiales:

Se trata de otros tipos de procesadores con los que conseguir modificar un sonido de
las maneras más diversas por pura estética musical. Entre este tipo de efectos se
encuentran los siguientes: chorus, flanger, phaser, distorsión, pitch shifter, wah-wah,
vocoder, etc

Imagen 15: Un procesador de efectos en formato plug-in.


MondoMod de Waves.

4.4 Sistemas de grabación:

Sistemas de Grabación de 2 Pistas o Estéreo:

El resultado final de todo el procesamiento con la mesa de mezclas y procesadores,


llamado mezcla, se graba en un sistema de dos pistas o estereofónico para obtener el
master final. Hoy día los sistemas mas utilizados son digitales de hardware (de disco
duro o de cinta DAT) o software (Logic, ProTools, Cubase, Wavelab, SoundForge, etc,
corriendo en un ordenador con interfase de audio) aunque en algunos casos se siguen
utilizando los sistemas de cinta de muy alta gama.

Sistemas de Grabación Multipistas:

Un multipistas es un sistema de grabación que permite grabar por separado las


señales de audio presentes en los diferentes canales de la mesa de mezclas. De este
modo se dispone siempre de todos los sonidos de una grabación de forma
independiente, para poder procesarlos por separado. Para entendernos, en las pistas
del multipistas se graban diferentes instrumentos (micrófonos), como guitarra, bajo,
voz y batería, que luego pueden ser tratados independientemente, es decir, que
permite retocar la guitarra sin afectar al bajo o a la voz.
Los primeros multipistas fueron sistemas de cinta magnética y aún se utilizan los de
muy alta gama (Studer, Otari, etc.) porque proveen un sonido analógico de alta
calidad preferido por muchos músicos.

Mas adelante se introdujeron los sistemas digitales de cinta como el Alesis ADAT y el
Tascam DA88 pero ya han caído en desuso en favor de los sistemas de disco duro

En la actualidad los sistemas multipistas son digitales, y almacenan el sonido grabado


en discos duros. Los hay de hardware (Otari, Mackie, Alesis) y de software (ProTools,
Nuendo, Logic, Cubase, Digital Performer, Sonar, etc) que corren sobre un ordenador
PC o Mac con un hardware de audio dedicado.

Imagen 16: Otari Radar. Sistema Multipistas de disco duro

Imagen 17: Grabador de 24 pistas de bobina abierta de 2 pulgadas, Otari MTR90-II


Imagen 18: Digidesign Pro Tools 7. Software de grabación multipista

4.5 Sistemas de amplificación:

Son sistemas electrónicos capaces de amplificar la señal de audio y darle una energía
suficiente para poder mover los altavoces. Existen dos grandes clases: los
amplificadores HI-FI domésticos, diseñados para disipar poca potencia, y las etapas
de potencia, sistemas más profesionales que pueden entregar mayores potencias y
acostumbran a ser de más calidad. Más adelante se estudiarán las clases de
amplificadores existentes.

Las etapas de potencia reciben la señal de línea ya procesada y la amplifican para


convertirla en señal de potencia con la que iremos hacia los transductores de salida
(altavoces).

Imagen 19: Etapas de potencia de la serie de i-Tech de Crown


4.6 Transductores de salida:

Convierten la señal de potencia de la salida del amplificador nuevamente en sonido.


Obviamente, el nivel del sonido es mucho mayor que el captado por los micrófonos,
ya que ha sido amplificado por la etapa. Los transductores de salida son los
altavoces. Los auriculares se consideran tambié transductores de salida.

Imagen 20: Aero 182A 2K de DAS Audio

Apéndice: NIVELES DE SEÑAL

La señal de audio pasa por diferentes fases de amplificación desde el principio de la


cadena hasta el final. Esto se debe a que la señal eléctrica presenta diferentes niveles
según el punto de la cadena en que se encuentra.

Transductores de Entrada:

MIC:

Nivel: aprox. 50-100 mV (milivoltios)(*este nivel varía dependiendo del nivel de


presión ejercido en el micrófono por la fuente sonora, y de la sensibilidad del
micrófono, más adelante abordaremos el tema de nuevo) / impedancia de salida:
aprox. 200-600 ohmios

LINE:

Hay dos tipos:

Audio semiprofesional o home (-10 dBV)


Nivel: aprox. O,3 V (voltio) / impedancia de salida: aprox. 600 ? (ohmios)

Audio profesional (+4 dBu)

Nivel: aprox. 1,2 V (voltio) / impedancia de salida: aprox. 600 ?

INST:

Nivel: aprox. 1V / impedancia de salida: aprox. 10 k? (kilo ohmios)

PHONO:

Nivel: aprox. 2.5 mV / impedancia de salida: aprox. 470 ? Además la entrada phono
tiene un proceso adicional para compensar las limitaciones mecánicas del soporte
físico (ecualización RIAA)

Preamplificador o previo:

LINE:

Audio profesional (+4 dBu)

Nivel: aprox. 1,2 V / impedancia de salida: aprox. 600 ?

Señal de Potencia:

Nivel: aprox. 90 V (para una potencia de 1000W en 8?) / impedancia de salida: entre
2 y 16 ?

Señal de auriculares:

La señal de auriculares (phones), entregada por los amplificadores de auriculares,


ya que los auriculares (o comúnmente, "cascos") necesitan una señal un poco más
potente que la de línea.

Nivel: aprox. Entre 5 y 10V / impedancia de salida: entre 32 y 600 ?

NOTA: INSERCIÓN

La señal siempre viaja desde una salida a una entrada, aunque se


etiqueten con nombre diferente, como SEND (out, salida) o
RETURN (in, entrada), en el caso de un punto de inserción.
Estos términos hacen referencia al envío de señal (SEND) desde
la salida de A, a la entrada de B y al retorno de la señal (RETURN)
de la salida de B a la entrada de A.

Imagen 21: Esquema de un punto de inserción

También podría gustarte