Está en la página 1de 44

¿SE ESTA HACIENDO

INHABITABLE

NUESTRO PLANETA?

W\%
'i-^Ps.

Lm

'' E Wl

r^m
HT

IJj^HH

»jfll^HI

^
~v-:i

fgfr-

ma

IIeéí

I^K
imm.

MÉÜV

FA descanso a la sombra
TESOROS
Este relieve en oro colado, pieza de pequeñas dimensiones (15 por 12 cms.) da idea
del extraordinario refinamiento del arte de los escitas con la evocación que nos
DEL ARTE ofrece de la vida nómada en Siberia hace cerca de 2.500 años. Dos caballos ensillados

y tres personajes a la sombra de un árbol : he ahí la cifra de un vagabundaje perpetuo,

MUNDIAL $ y a veces peligroso, en la vastedad de las estepas donde los escitas esparcieron una
civilización original, que ya habían paseado por el sudeste de la Europa oriental.

Museo del Ermitage, Leningrado Foto c Michel Hétier


El
UNESCO Correo A NUESTROS LECTORES

«EL CORREO DE LA UNESCO» se complace en formular


ENERO 1969 a sus lectores sus mejores votos para el año que se inicia y
en agradecerles la fidelidad de que han dado muestras; al mismo
AÑO XXII
tiempo les asegura que no escatimará esfuerzo alguno para
que en 1969 la gran familia que forman todos ellos continúe
ampliándose en todos los rincones del globo.
PUBLICADO
Pese al aumento en los gastos de impresión y distribución
EN 12 EDICIONES registrado en 1968, la revista ha mantenido y se propone seguir
manteniendo el mismo precio de venta, para lograr lo cual
hemos debido reducir en pocos milímetros el formato de nuestras
páginas a partir del presente número; pero la modificación no
Española Norteamericana
significa que se reduzca en lo más mínimo el espacio reservado
Inglesa Japonesa a los artículos y otros textos de «EL CORREO DE LA UNESCO».

Francesa Italiana

Rusa Hindi

Alemana Tamul
Páginas
Arabe Hebrea

¿SE ESTA HACIENDO INHABITABLE


NUESTRO PLANETA?
Publicación mensual de la UNESCO
(Organización de las Naciones Unidas para por Michel Bâtisse
la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Venta y distribución LA BIOSFERA


Unesco, Place de Fontenoy, Paris-7e
Un delicado equilibrio entre hombre y Naturaleza
Tarifa de suscripción anual : 12 francos,
por René Dubos
Bianual : 22 francos.

Número suelto : 1,20 francos; España :


17 COMO VE UN ZOÓLOGO AL MUNDO ANIMAL
18 pesetas; México: 3 pesos.
(HOMBRES Y BESTIAS)
por Jean Dorst

22 A CADA CUAL SU REINO

Los artículos y fotografías de esta número que llevan el 24 EL HOMBRE CONTRA LA NATURALEZA
signo © (copyright) no pueden ser reproducidos. Todos
los demás textos e ilustraciones pueden reproducirse, siempre por Frank Fraser Darling
que se mencione su origen de la siguiente manera : "De
EL CORREO DE LA UNESCO", y se agregue su fecha 28 (2) LA TIERRA MUERE CON SUS ARBOLES
de publicación. Al reproducir los artículos y las fotos deberá
constar el nombre del autor. Por lo que respecta a las foto¬
grafías reproducibles, estas serán facilitadas por la Redacción 35 (3) AIRE Y AGUA ENFERMOS
toda vez que el director de otra publicación las solicite DE PLAGAS NUEVAS
por escrito. Una vez utilizados estos materiales, deberán
enviarse a la Redacción tres ejemplares del periódico o revista
que los publique. Los artículos firmados expresan la opinión (4) UNA NUEVA CONCIENCIA
de sus autores y no representan forzosamente el punto de DE NUESTRO DESTINO
vista de la Unesco o de los editores de la revista.

LA LEY Y LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA

PROGRAMA DE LA UNESCO PARA 1969-70

LOS LECTORES NOS ESCRIBEN


Redacción y Administración
Unesco, Place de Fontenoy, Paris-7' TESOROS DEL ARTE MUNDIAL
Director y Jefe de Redacción El descanso a la sombra (URSS)
Sandy Koffler

Subjefe de Redacción
René Caloz

. Asistente del Jefe de Redacción


Lucio Attinelli
Nuestra portada
Redactores Principales Este pingüino que agoniza bajo una capa de
Español: Arturo Despouey petróleo, angustiosa imagen de impotencia,
Francés: Jane Albert Hesse
fue fotografiado en la costa bretona de la
Inglés: Ronald Fenton Mancha luego del naufragio del -Torrey
Ruso: Georgi Stetsenko Canyon» (marzo de 1967). Incapaces de volar
Alemán: Hans Rieben (Berna) y de alimentarse, los pájaros marinos de
Arabe: Abdel Moneim El Sawi (El Cairo) Inglaterra y Francia murieron asi por cente¬
Japonés: Takao Uchida (Tokio) nares de miles, desapareciendo la casi tota¬
Italiano: Maria Remiddi (Roma) lidad de los habitantes de la reserva ornito¬
Hindi: Annapuzha Chandrahasan (Delhi) lógica de las Siete Islas en el norte de
Tamul: TP. Meenakshi Sundaran (Madras) Bretaña. El desastre despertó brutalmente la
Hebreo: Alexander Peli (Jerusalén) atención del mundo sobre el peligro de la
Ilustración y documentación: Olga Rodel contaminación de los mares; pero otros peli¬
gros igualmente provocados por el hombre
Composición gráfica menos espectaculares quizá, pero tan perni¬
Robert Jacquemin ciosos como ese se ciernen sobre el aire,
La correspondencia debe dirigirse al Director de la revista. el agua y los suelos de nuestro planeta.

31 1968
En sus obras evoca William Faulkner
los paisajes del condado de Lafayette,
en el Estado de Mississippi, donde
viviera toda su vida: cultivos de tabaco
y algodón y fértiles' prados para
crear los cuales hubo que destruir
muchos bosques en el curso
de los siglos. Las obras mecánicas
e hidráulicas de nuestra época
amenazan a los bosques restantes.
He aquí lo que queda de uno de
ellos luego de la construcción
de una represa: esqueletos
de árboles y troncos podridos.

¿SE ESTA HACIENDO


INHABITABLE
NUESTRO PLANETA?
por Michel Bâtisse

D esde hace más de 40.000 paciones violentas para que se sigan para la Conservación de la Naturaleza,
extendiendo las ciudades tentaculares, reunió en la sede de la Unesco en
años, el Homo Sapiens se ha dedica¬
do de manera paciente y labo¬ y con ellas las fábricas, las carreteras, París a 240 delegados procedentes de
riosa a conquistar el planeta, a los aeródromos; erosión y destrucción 63 países, así como a 90 represen¬
extender su dominio a todas las demás de los suelos, contaminación del aire tantes de organizaciones internacio¬
especies y a todas las fuerzas de la y del agua, desaparición de la fauna nales.

Naturaleza, y ha salido victorioso de y flora salvaje, amontonamiento de No es la primera vez que los medios
un reto que en principio pudo parecer desperdicios, afeamiento del campo y científicos se ocupan de estos pro¬
insensato. Ni un metro cuadrado del envenenamiento del planeta: tales son blemas. Pero sí es la primera vez que
globo ha escapado a su exploración, los resultados del dominio tecnológico los representantes de los gobiernos
ni tampoco ha podido resistirlo una del hombre, del crecimiento exponen¬
se reúnen para analizar la situación
sola especie animal. El hombre ha cial de la población, de la mística de mundial y para decidir cuál podría ser
dominado los ríos y hasta los mares; la producción industrial. Tales son el proceso que permitiera hacerle
ha desbrozado bosques y cultivado también las amenazas de muerte que frente.
campos; ahora se lanza al espacio. Su pesan sobre la biosfera, delgada capa
del globo terrestre en el punto de De los debates se desprendió una
victoria parece total; demasiado total
para ser duradera. encuentro de los suelos, el aire y las notable convergencia de puntos de
aguas a la que el hombre pertenece vista sobre las causas y la gravedad
Bruscamente, mientras se afirmaba y de la que depende inexorablemente de los problemas planteados por
el poderío técnico de una civilización para su supervivencia. la degradación del ambiente. El
fundada en el conocimiento científico, diagnóstico es severo. La situación
el peligro ha aparecido en el curso de Ante la creciente gravedad de esta evoluciona con gran rapidez y es más
las últimas décadas. En un período situación, la Unesco convocó, en peligrosa de lo que cree la población
muy corto de su historia relativa¬ setiembre de 1968, una Conferencia sobre todo la población de las
mente corta también el hombre ha Intergubernamental de expertos encar¬ ciudades que ha olvidado hasta qué
llegado a dominar en tal forma la gada de estudiar las bases científicas punto dependió siempre de la Natu¬
Naturaleza que está en vías de matarla. de la utilización racional y conserva¬ raleza y sus recursos. Hay que inter¬
Talas prematuras para abrir nuevas ción de los recursos de la biosfera y venir con urgencia.
tierras a la producción agrícola; usur- también de proponer las medidas
¿Pero hay remedios? El problema
a adoptarse en ese terreno tanto en el
presenta una extraordinaria comple¬
plano nacional como en el internacio¬
nal.
jidad y la Conferencia, en este sentido,
no pudo sino enunciar principios gene¬
La «Conferencia de la Biosfera», rales de acción y definir los caminos
MICHEL BATISSE, físico e Ingeniero
4 francés, dirige la División de Estudios de
organizada en colaboración con la que hay que tomar sin demora. Todo
sería más fácil, desde luego, si no
los Recursos Naturales dentro del Depar¬ Organización de Naciones Unidas, la
tamento de Adelanto de las Ciencias en la FAO, la OMS, el Programa Biológico hubiera tantos hombres en la tierra,
Unesco. Internacional y la Unión Internacional y si los que hay no necesitaran tantas
^*9p9*i

cosas; así piensan los partidarios de en las exigencias cuantitativas de la rencia encargó a la Unesco que pre¬
la conservación, que piensan con producción, la Conferencia ha recor¬ parara un programa de acción inter¬
nostalgia en la edad de oro y el paraíso dado la importancia que tiene para nacional e interdisciplinaria a largo
terrenal. el hombre el mantener restable¬ plazo, basada en las recomendaciones
cer la calidad de la vida sobre el que redactara al respecto. Este pro¬
Pero la Conferencia, por el contrario,
estimó que se podían conciliar las planeta, combatiendo enérgicamente grama sobre «el hombre y la biosfera»
exigencias del hombre moderno con todas las contaminaciones y buscando insistirá en los aspectos científicos,
el necesario contacto con la Natura¬ técnicos, educativos e institucionales
la conservación de la Naturaleza, y
que la única actitud realista posible leza, la reconciliación con ésta. de los problemas de utilización
era la de la «utilización racional» de los La ciencia o sea la comprensión racional de los recursos naturales y de
recursos naturales, entendiéndose que mejoramiento del ambiente que nos
exacta de los fenómenos naturales y
una utilización racional abarca forzo¬ de las consecuencias de nuestros rodea, debiendo estar pronto para
someterlo a la consideración de la
samente los imperativos esenciales de actos permite encontrar solución a
Conferencia General de la Unesco al
la conservación aunque sólo fuera para los múltiples problemas que tal recon¬
volver a reunirse ésta en octubre
garantizar la permanencia de los ciliación plantea. Hace falta, por tanto,
recursos.
de 1970.
emprender nuevas investigaciones y
estudios de los que habrán de parti¬ El éxito de un programa de esta
cipar los especialistas en todas las índole dependerá de la voluntad de los
disciplinas de las ciencias naturales hombres y gobiernos de todos los

L
protección de las espe¬
y las ciencias sociales. Pero al mismo
tiempo, si se aplicaran eficazmente los
países. La organización de la huma¬
nidad, y su. propia madurez política,
cies vegetales y animales amenazadas, conocimientos y experiencias con que acusan un retraso grande frente a sus
la constitución de parques nacionales, se cuenta a estas alturas, se podrían posibilidades técnicas; pero mientras
la lucha contra la erosión, la conta¬ resolver ya muchas de las dificultades haya tiempo de hacerlo todavía, es
minación en todas sus formas se con¬ actuales. vital para ella procéderai ordenamiento
vierten en elementos esenciales de racional del planeta en que debe
Para trastrocar las cosas iniciando
una política de utilización racional. Por continuar su aventura. La Conferencia
una tendencia distinta a la actual y
la misma razón, la medida de la pro¬ de la Biosfera ha demostrado paladi¬
salir lo más pronto posible del punto
ductividad biológica de los medios namente una cosa de capital impor¬
muerto en que se está, son indispen¬
naturales debe permitir que se orien¬ tancia: al emanciparse, gracias a su
sables un inmenso esfuerzo de expli¬
ten científicamente las decisiones rela¬ genio inventivo, de las fuerzas natu¬
cación y educación en todos los niveles
tivas a la utilización de las tierras, rales, el hombre ha acabado por poner
y para gentes de todas las edades,
reservando las más productivas a la en juego su porvenir. El orgulloso «-
gracias al cual todos podrían cobrar
agricultura y afectando las demás a poderío que ha logrado le da una n
conciencia de lo que se puede y debe
la urbanización, a los transportes, responsabilidad tan nueva como
hacer.
a la creación de bosques, al esparci¬ fundamental: la del destino de su
miento. Por último, aunque insistiendo En el terreno práctico, la Confe especie sobre el planeta.
>*

s )
\

\
!' I

VI

Foto © G. Ehrmann - Réalités


Es la mano del hombre, tanto como su inteligencia, lo que le ha asegurado un lugar de selección
en la Tierra. Órgano perfecto de prensión y de tacto, la mano del hombre, una vez que éste se
6 propuso recrear la Naturaleza, ha sembrado, plantado, ordenado, construido y también destruido con
imprudencia suma. En la foto, una pieza única en el mundo: los guantes de oro que cubrían las manos
de los emperadores chlmus del Perú. Descubiertos en 1962 cerca de Lima, estos vestiglos de una
civilización preincaica datan de entre 5 y 7 siglos atrás.
LA BIOSFERA
Un delicado equilibrio
entre hombre y Naturaleza

«EL CORREO DE LA UNESCO» publica a continuación, en versión


resumida, el importante texto sobre el hombre y la biosfera sometido
a la Conferencia Internacional sobre la Utilización Racional y la
Conservación de los Recursos de la Biosfera que se efectuara en la sede
de la Unesco en setiembre del año pasado. El texto es obra del
microbiólogo norteamericano René Dubos, cuyo estudio personal sirve
de base al trabajo todo, y también del Dr. François Bourlière, Profesor
de la Facultad de Medicina de París y Presidente de la Unión
Internacional para la Conservación de la Naturaleza; de Marion Clawson,
especialista norteamericano en utilización de los suelos; del ecólogo
británico Frank Fraser Darling (véase la pág. 24) y de una serie de
especialistas de la Unesco, de la FAO y de la OMS, que colaboraron
por René Dubos con Dubos en la presentación final del trabajo.

L odos los hombres son evolutiva que ha regido su pasado. No mente. Hombres y mujeres que traba¬
migradores con un origen común. se trata sino de una ilusión. Donde¬ jan en una extrema tensión nerviosa,
Por obra de los desplazamientos quiera vaya y haga lo que hiciere, entre el ruido infernal de aparatos de
que los expusieron a diferentes facto¬ el hombre sólo puede subsistir en la gran potencia, máquinas de escribir y
res biológicos y los indujeron a adop¬ medida en que mantenga o cree en teléfonos, en atmósferas viciadas por
tar diferentes modos de vida, las torno suyo un microhabitat similar a las emanaciones químicas o el humo
diversas razas humanas sufrieron mo¬ aquél en el que se ha vuelto lo que del tabaco, dan de todas maneras un
dificaciones mínimas en el curso de es. No se puede desplazar por el rendimiento que es fuente de riqueza
los tiempos prehistóricos y los histó¬ fondo de los océanos o en el espacio económica.

ricos, pero en conjunto su constitu¬ ultraterrestre si no permanece ligado La notable capacidad del hombre
ción genética sigue siendo casi la a la tierra por un cordón umbilical o para tolerar condiciones profunda¬
misma que hace decenas de miles de no está encerrado en compartimentos mente diferentes de aquéllas en las
años. que reproducen la atmósfera terrestre que ha evolucionado ha creado el mito
casi a la perfección. Aunque puede de que puede, indefinida e impune¬
Nada indica que esa constitución
sobrevivir en medios contaminados
vaya a cambiar de manera importante mente, transformar su vida y su medio
por agentes químicos, y soportar los ambiente gracias al progreso tecnoló¬
en un futuro próximo; el proceso nor¬
ruidos y los estímulos excesivos, el gico y social; pero no es así. Por el
mal de la evolución genética es dema¬
hombre sólo conserva su plena salud contrario; esa facilidad de adaptación
siado lento para ello, aunque la selec¬
física y mental si se protege de esas biológica y socio-cultural a tensiones
ción natural siga actuando. Por tal
contaminaciones por diversos medios. diversas y condiciones nocivas entra¬
motivo la vida humana sólo puede
mantenerse dentro de los límites físi¬ Teniendo en cuenta todos esos fac¬ ña, paradójicamente, un peligro para
cos y químicos, relativamente estre¬ tores, no es menos cierto que el hom¬ su bienestar individual y para el futuro
chos, que resultan compatibles con las bre de nuestros días sigue siendo tan de la raza humana.

características anatómicas y fisiológi¬ adaptable como lo era cuando colo¬ El hombre puede adquirir cierto gra¬
cas del Homo sapiens. nizó el globo a fines de la edad de do de tolerancia a la contaminación
piedra. En las últimas décadas es del medio, al exceso de estímulos
El hecho de que el hombre moder¬
grande el número de personas que externos, a la superpoblación y a la
no esté constantemente invadiendo
han sobrevivido a las espantosas competencia intensa que ésta produce,
nuevos medios da la impresión de
pruebas de la guerra moderna o de a un ritmo totalmente extraño a los
que aumenta la esfera de su adaptabi¬
los campos de concentración.
lidad biológica y escapa así a la ley ciclos biológicos naturales y a otras
En condiciones normales, los meca¬ consecuencias de la vida en el mundo
nismos biológicos de adaptación se de las ciudades y de la técnica. Esa
ven completados por otros que no im¬ tolerancia le permite superar los efec¬
RENE DUBOS, Profesor de la Universidad plican ninguna modificación en la tos desagradables o traumáticos la pri¬
Rockefeller de Nueva York, es un eminente
naturaleza biológica del hombre. En mera vez que los sufre, pero en
microbiólogo y especialista en patología expe¬
rimental. Entre sus obras cabe citar especial¬ todo el mundo, las ciudades más muchos casos ello se consigue me- «>
mente 'Los sueños de la razón: ciencia y populosas, las más contaminadas y las diante procesos orgánicos y mentales I
utopías* y 'El espejismo de la salud', ambas más brutales son precisamente las capaces de engendrar esos trastor¬
publicadas en francés en 1964 y 1961 respec¬
que ejercen mayor atracción y en las nos crónicos y degenerativos que con
tivamente, y la última con un prólogo de
André Maurois. que la población aumenta más rápida frecuencia pesan sobre la madurez y
SIGUE A LA VUELTA
LA BIOSFERA (cont.)

El patético éxodo de los "week-ends"

la vejez, incluso en los países más tutivos de su medio que condicionan por consiguiente, a juzgar necesario,
prósperos. las expresiones manifiestas de su aquello que el grupo considera más
patrimonio hereditario. El hombre, deseable. Así, la idea de una vida
El hombre aprende, igualmente, a
tolerar ambientes feos, cielos sucios como individuo y como especie, crea grata se identifica con la satisfacción
y ríos contaminados. Puede sobrevivir lo que es por una serie de decisiones de esas necesidades, sea cual sea su
incluso haciendo caso omiso de la y opciones determinantes. utilidad en el plano biológico.
ordenación cósmica de los ritmos bio¬ En teoría todos los seres humanos Y los deseos se convierten en nece¬
lógicos. Puede vivir sin la fragancia de tienen aproximadamente las mismas sidades no sólo para el individuo sino
las flores, sin el canto de los pájaros, exigencias biológicas esenciales; pero para sociedades enteras. Aparente¬
sin la alegría de los paisajes ni otros en la práctica esas exigencias están mente, un sistema y un ceremonial
estímulos biológicos de la naturaleza. condicionadas por la sociedad y, por lo religioso singularmente complicados
La falta de lugares amenos y la supre¬ tanto, difieren profundamente de un constituían una necesidad en las ciu¬
sión de los estímulos de que disfrutó grupo humano a otro. Incluso las nece¬ dades europeas del siglo XIII, que con¬
en su evolución en calidad de ser bio¬
sidades alimentarias no pueden defi¬ sagraron a la erección de iglesias y
lógico y mental pueden no producir nirse sin tener en cuenta los factores monasterios una cantidad de recursos
ningún detrimento patente sobre su históricos y sociales. El valor de un humanos y económicos que hoy nos
aspecto físico o su capacidad de producto alimenticio no está determi¬ parece extravagante en relación con
actuar como parte del engranaje eco¬ nado sólo por su contenido de pro¬ los demás aspectos de la vida me¬
nómico o técnico, pero la mayor parte teínas, hidratos de carbono, grasas, dieval. Nuestras propias sociedades
del tiempo traen consigo un empobre¬ vitaminas, sales minerales y otros parecen particularmente preocupadas
cimiento de la vida, una pérdida pro¬ componentes químicos. Un alimento por crear un materialismo burgués
gresiva de las cualidades que asocia¬ dado tiene, además de sus valores realzado por una serie de edificantes
mos a la noción de ser humano y una metabólicos, valores simbólicos que lo lugares comunes que le confieren
disminución de su equilibrio físico y hacen indispensable o inaceptable cierto brillo superficial. Este materia¬
mental.
para un grupo determinado de perso¬ lismo ha creado a su, vez su propio
nas, según las creencias y experien¬ sistema de demandas no sólo onero¬
cias anteriores de los componentes sas sino también totalmente ajenas a
del grupo. toda necesidad biológica: la demanda
E,
.1 aire, al agua, el suelo, el
Además, las necesidades no son
de bebidas gaseosas caras y la de
fuego, los ritmos de la naturaleza y la programas de televisión narcóticos,
inmutables. Algunas que nos parecen por ejemplo.
variedad de los seres vivos no sólo
casi esenciales en la actualidad pue¬
tienen interés como combinaciones El medio que el hombre crea en
den llegar a ser superfluas para otra
químicas, fuerzas físicas o fenómenos función de sus deseos constituye en
generación, y no porque la naturaleza
biológicos, sino como las verdaderas gran medida la fórmula de vida que
biológica del hombre cambie, sino
influencias que han modelado la vida transmite a las generaciones que lo
porque el medio social suele sufrir
humana, creando así en el hombre siguen. No sólo tiene ese medio
rápidas y profundas modificaciones.
profundas necesidades que no cam¬ influencia sobre el modo de vida
Puede ocurrir, por ejemplo, que se
biarán en un futuro previsible. El paté¬ actual, sino que condiciona a la juven¬
asista a la desaparición progresiva
tico éxodo de fin de semana hacia el tud, determinando, así el futuro de la
del automóvil individual si conducirlo
campo o la playa, las chimeneas en sociedad. Por eso es lamentable que
pierde su atractivo a causa de la con¬
las viviendas urbanas recalentadas, el sepamos tan poco y hagamos tan esca¬
gestión del tráfico o de cierto hastío,
apego sentimental a los animales sos esfuerzos por saber más sobre la
y si la población se acostumbra a
domésticos y a las plantas demues¬ forma en que el medio influye, en
pasar una parte mayor de su tiempo
tran la persistencia en el hombre de conjunto, sobre el desarrollo físico y
libre en sitios que sean accesibles a
los apetitos biológicos y afectivos que mental de los niños, y la importancia
pie. La vivienda individual aislada, tan
adquirió en el curso de la historia de característica del continente ameri¬ que esa influencia conserva luego en
su evolución y de los que no puede la vida del adulto.
cano, podría también caer en desuso
prescindir.
si la propiedad de la misma cesara
Como el Anteo de la leyenda griega, de ser símbolo de independencia eco¬
el hombre pierde su fuerza en cuanto
deja de tener contacto con la tierra.
nómica y social al generalizarse la
prosperidad y la seguridad económica.
Nlo cabe duda de que las po¬
Aunque la constitución genética del Una evolución de las costumbres en tencialidades latentes del ser humano
Homo sapiens no haya sufrido altera¬ materia de automóvil y de vivienda tienen más probabilidad de realizarse
ciones importantes desde fines de la tendría probablemente repercusiones cuando el medio está lo suficiente¬
edad de piedra, es evidente que sus considerables sobre el destino de las mente diversificado en conjunto como
manifestaciones fenotípicas han cam¬ regiones no urbanas, así como sobre para aportar toda una variedad de ex¬
biado considerablemente con el la evolución en materia de producción periencias estimulantes, especialmente
tiempo y difieren de un lugar a otro. de alimentos. para los jóvenes. A medida que aumen¬
La razón de que así ocurra reside en te el número de personas que tengan
Por consiguiente, la frase «necesi¬
el hecho de que, considerada en con¬ oportunidad de expresar una parte más
dad esencial» no significa nada, ya
junto, la humanidad se halla dotada de importante de su patrimonio heredita¬
que en la práctica los pueblos nece¬
una amplia gama de virtualidades rio en condiciones diversas, la socie¬
sitan lo que desean. A medida que va
genéticas que, en condiciones norma¬ dad se hará más rica y las civiliza¬
desarrollándose la civilización técnica
les, están latentes, hasta que la forma ciones continuarán desarrollándose
las necesidades se ven cada vez
creadora en que cada individuo reac¬ vigorosamente.
menos determinadas por las exigencias
ciona frente a su medio vuelve a dar¬
biológicas fundamentales del Homo En cambio, si el ambiente y los mo¬
les actualidad y realidad. dos de vida son muy estereotipados,
sapiens y más por las aspiraciones
El hombre no puede modificar apre- sociales de éste. Estas aspiraciones los únicos elementos de la naturaleza

ciablemente la constitución genética están suscitadas por el medio en el humana que pueden manifestarse y
8 de la raza humana, pero en cambio que vive el hombre, y especialmente desarrollarse serán los que se adap¬
ten a la limitada gama de condiciones
puede ejercer gran influencia sobre la por el ambiente en que éste se ha for¬
existentes.
calidad de su vida por haber aprendido mado. Los miembros de un grupo
a actuar sobre aquellos factores consti social determinado llegan a desear y, Desde el punto de vista histórico,
SIGUE EN LA PAG. 10
^

it k í
m \
^L M
* *»L>W t *9kÏ TEÊMwI

_ ^
!l

«c-*- XIJL\ n *v *,A«fci » .".ws; Ä


.-*il'-rv:'A-,- ~ / A

&f**~:

'*&>

;*^

fi.
Foto © Andreas Feinlnger
En el año 2000 habrá en nuestro planeta 7.000.000.000 de habitantes, y las grandes
metrópolis actuales serán verdaderamente gigantescas. Los que las habitan llevan
ya una vida «antinatural» por excelencia y, para conservar su equilibrio físico y mental,
necesitan salir cada vez más a menudo al aire puro, al silencio y a los grandes espacios de
los que no se ha apoderado aún nuestra civilización técnica.
LA BIOSFERA (cont.)

El hombre fáustico no reconoce límites

el hombre tardó largo tiempo en aristocráticos o totalitarios. Pero la


ampliar sus horizontes y explotar su historia muestra también que socieda¬
pleno potencial genético. Por lo tanto, des en un tiempo eficientes por su alto
la naturaleza que rodeaba al hombre grado de especialización quedaron
primitivo no parece haber sido sufi¬ rápidamente liquidadas al modifi¬
ciente para garantizarle una existen¬ carse las circunstancias en que flore¬
cia rica y diversificada. Por otra parte, cieron. Una sociedad muy especiali¬
en algunas zonas rurales de los países zada, lo mismo que un experto com¬
industrializados, el hombre ha llegado petentísimo en una disciplina muy
a una monotonía tal de cultivos y cultu¬ estrecha, rara vez es adaptable.
ras que toda posibilidad de desarrollo
La conformidad cultural y la regi-
humano queda sofocada.
mentación social, que han de traer
Suele creerse que el modo actual consigo la monotonía cazurra de una*
de vida de los países prósperos co- vida demasiado organizada y dema¬
responde a los deseos de la pobla¬ siado dominada por la técnica; la uni¬
ción, pero en realidad, está determi¬ formidad de los sistemas de ense¬
nado por las posibilidades de elec¬ ñanza, la información en masa y el
ción que se le ofrecen a ésta. Los carácter pasivo de las actividades
deseos que sustentan a la gente de¬ recreativas pueden dificultar progresi¬
penden en gran parte de esas posibi¬ vamente la explotación completa de la
lidades de elección al comienzo de su riqueza biológica de la especie huma¬
vida. Muchos niños criados en algunos na y obstaculizar el desarrollo ulterior
de los barrios más prósperos de los de la civilización. Debemos rehuir
países industrializados adolecen posi¬ tanto la uniformidad del medio como
blemente de una grave privación de la conformidad absoluta en el compor¬
experiencias, y en ella hay que buscar tamiento y los gustos, esforzándonos,
la causa de la mediocridad de su vida por el contrario, en diversificar lo más
de adultos. Por el contrario, algunas posible los ambientes en que vivamos.
zonas pobres del mundo disfrutan de La riqueza y diversidad de estos am¬
un medio ambiente tan estimulante y bientes físicos y sociales constituyen
lleno de diversidad que de él surgen un aspecto fundamental del funcionalis¬
muchos hombres capaces de distin¬ mo, ya sea en el planeamiento de las
guirse pese a la pobreza en que han zonas rurales o urbanas, en la con¬
vivido en la infancia. cepción de las viviendas o en la orga¬
nización de la vida individual.
En todo caso, no caben dudas sobre
la atmósfera esterilizante de muchas A menudo se supone que el pro¬
urbanizaciones modernas, higiénicas greso depende de la capacidad del
y eficaces pero poco favorables a la hombre para conquistar la naturaleza.
plena expresión de las potencialida¬ En realidad, hay necesidades biológi¬
des humanas. Un poco en todas par¬ cas y afectivas del hombre que le
tes del mundo, esas urbanizaciones se exigen, no una victoria sobre la
organizan como si su sola función naturaleza, sino más bien una colabo¬
consistiese en proporcionar una serie ración armónica con las fuerzas de
de jaulas minúsculas susceptibles de ésta. El objetivo final de las políticas
destrucción después de haberlas usa¬ de conservación debería ser el de im¬
do gente que no se puede distinguir poner un orden tal en el medio am¬
una de otra. biente que éste contribuyera a la salud
Independientemente de su patrimo¬ física y mental del hombre y al flo¬
recimiento de su civilización.
nio hereditario, muchos de los jóvenes
formados en ese medio amorfo y redu¬ Por desgracia, aunque se sabe mu¬
cidos a un corto número de experien¬ cho sobre ciertos aspectos limitados
cias vitales, sufrirán un tipo de priva¬ de las prácticas de conservación, hay
ción que ha de traducirse luego en pocos conocimientos sobre lo que
una parálisis intelectual y mental. debe conservarse y por qué. La fina¬
Los parques de recreo y los jardi¬ lidad tendría que ser no tanto la de
conservar como la de orientar la evo¬
nes zoológicos, por completos que
sean, no podrán sustituir como se debe lución ordenada de las relaciones

una participación activa del niño en mutuas entre el hombre y la natura¬


leza.
situaciones que le permiten adquirir
una experiencia directa del mundo.
Conservar es, sin duda alguna, man¬
Probablemente la delincuencia juvenil tener un equilibrio entre los múltiples
se deba en gran parte a la incapacidad componentes de la naturaleza, incluido
del mundo para dar al ser humano oca¬ el hombre; doctrina difícil de conciliar
sión de ejercitar de manera creadora con las tendencias de la civilización
su vigor físico y mental durante el moderna, que se basan en el concepto
período más activo de su desarrollo. fáustico de que el hombre no debe
El hombre ha triunfado como espe¬ reconocer límite alguno a su poder. El
cie biológica gracias a su gran adap¬ hombre fáustico encuentra satisfacción
tabilidad. Puede ser cazador o labra¬ en su dominio del mundo exterior y
10 dor, carnívoro o vegetariano, estable¬ se dedica a una incansable persecu¬
cerse en las montañas o a orillas del ción del éxito por el éxito, incluso
mar, vivir aislado o en grupo, y hacerlo cuando intenta alcanzar metas inac¬
dentro de regímenes democráticos, cesibles. Es difícil, en esas condicio-

SIGUE EN LA PAG 12
r¿

» «.s**

Foto USIS

HAY PESCADORES
Y PESCADORES

La gama de modos de
paciencia y estados de ánimo
del pescador es tan vasta
como las circunstancias

en que actúa. Arriba, en el


hielo de un lago de
Minnesota, un concurso de
pesca. A la izquierda, los
«habitués» que acuden en
Tokio a los «salones de
pesca» en una Naturaleza
reconstituida se llevan
la presa a casa. En Ceilán
(costa meridional) se pesca,
no para divertirse, sino
para comer (derecha).
Montados en zancos,
los pescadores, no lejos ¿
de la costa, esperan que -
muerdan las sardinas,
cuya presencia resulta
a veces problemática.
LA BIOSFERA (cont.)

Del paisaje agreste al paisaje "social"

nes, ver cómo podría mantenerse el de la fauna. Lo mismo que el hombre


equilibrio. y que los animales, la naturaleza así
Para ser compatibles con el espí¬ domesticada pierde su esencia real, y
ritu de la civilización moderna, los mé¬ por lo tanto, su espíritu. Para triun¬ EL PESCADOR,
todos de conservación no deben ser¬ far biológicamente, la domesticación
LA NUTRIA Y
requiere el establecimiento de una
vir exclusivamente ni siquiera pri-
mordialmente la conservación de relación que no prive al organismo LOS PECES
partes aisladas del mundo natural o domesticado (hombre, animal o natu¬
de obras individuales del hombre con raleza) de la individualidad que es la Esta pequeña fábula ecológica ilustra
condición sine qua non de la super¬ los contratiempos que sobrevinieron
el pretexto de que se trata de fenó¬
vivencia. en muchos países a los pescadores
menos interesantes o de cosas de rara
lanzados a una cruzada contra las
belleza. Lo que deben intentar que se Existen dos tipos de paisajes satis¬ nutrias.
mantenga son las condiciones que per¬ factorios. Uno es el modificado lo me¬
miten el florecimiento de las mejores nos posible por intervención del hom¬
calidades del hombre- bre. El otro es el creado por éste, el
paisaje en el cual el hombre ha
Es necesario que éste establezca
un intercambio creador con sus seme¬ logrado un armonía con las fuerzas
naturales. Por lo general, este paisaje
jantes, con los animales, las plantas
y todos los objetos de la naturaleza
es resultado de siglos de acción recí¬
proca entre las sociedades humanas
que directa o indirectamente lo afec¬
tan y a los cuales él afecta a su vez.
y la tierra en la que se han estable¬
cido.
Desde el punto de vista humano, la
totalidad del medio, incluidos los res¬ Lo que apetecemos por lo común
tos del pasado, sólo adquiere su plena no es la naturaleza en estado bruto

significación cuando se integra armo¬ sino un paisaje ajustado a las dimen¬


niosamente en la trama viva de la exis¬ siones humanas y que refleje las aspi¬ La nutria, que se alimenta de peces,
tencia humana. raciones de la vida civilizada en sus parece la enemiga natural del hombre.
múltiples formas. Por tal motivo, cada
La imprecisión de sentido de que
pueblo tiene su paisaje preferido, que
adolece la palabra «naturaleza» hace
constituye una integración y una sín¬
más difícil la formulación de principios
científicos como base de toda teoría
tesis de las fuerzas naturales y de sus
tradiciones culturales. Muchos lugares
de la conservación. Si entendemos por
que consideramos actualmente medios
naturaleza el medio tal como existiría
naturales son en realidad producto de
en ausencia del hombre, es muy poco
la historia. Los valles del Nilo y del
lo que de ella subsiste. Ni siquiera las
Eufrates fueron modelados por el tra¬
políticas de conservación más estric¬
bajo humano durante el período neo¬
tas podrían restituir a ese medio su
lítico, y gran parte de la tierra culti¬
aspecto primitivo; cabe preguntarse,
vable de todo er mundo es producto
por lo demás, si ello seria de desear.
de la utilización del bosque primitivo
La naturaleza nunca es estática. Las por el hombre.
Pensando que obra en interés de todos,
fuerzas físicas y las criaturas vivas la
Muchas de las plantas que actual¬ éste mata a la nutria.
alteran continuamente; en especial los
mente se consideran típicas del pai¬
animales modifican partes de la misma
saje mediterráneo, por ejemplo, el
para adaptarlas a sus necesidades bio¬
olivo, proceden en realidad del Irán.
lógicas y a su comportamiento.
En cuanto al tulipán, tan característico
Tanto para los animales como para de los Países Bajos, no existe en ellos
el hombre, el tipo de medio más satis¬ sino desde el siglo XVI, época en que
factorio es aquél con el que están se lo introdujo llevándolo de Turquía.
c
familiarizados y en el que han introdu¬ Independientemente de los cambios ,
cido cambios que facilitan su vida sociales, las ciudades y sus calles, las
biológica y social, tales como límites carreteras que las unen y el campo
territoriales, senderos de exploración, que las circunda conservan también
vías de acceso a las fuentes de agua, trazas del carácter que les impusieran
refugios para el apareamiento y zonas las primeras influencias históricas que
protegidas para la prole. En general, sufrieron. De este modo, el futuro Pero entonces se da cuenta de que
el ideal es que haya una relación ciber¬ desarrollo de las nuevas ciudades, pesca mucho menos que antes.
nética complementaria entre un medio especialmente en los Estados Unidos,
y un ser vivo determinados. está obligado a ajustarse al sistema de
La naturaleza civilizada no debe cuadrícula y a la red de carreteras que
considerarse como un objeto que hay las modelaran en un principio.
que conservar intacto ni como un Desde que la mayor parte de cual¬
sujeto que hay que dominar y explotar. quier medio, tal como existe hoy, es
Hay que verla más bien como una creación del hombre e influye a su vez
especie de jardín que el hombre debe en la evolución ulterior de las socieda¬
cultivar con arreglo a su propio genio. des humanas, al buscarse la calidad
Lo ¡deal sería que hombre y natura¬ de ese medio habrá que atender no
leza se uniesen en un orden funcional tanto a la conservación del estado
creador, no represivo. natural como a los efectos que aquél

12 Puede domesticarse a la naturaleza tenga sobre el futuro de la civiliza¬


ción.
La nutria, en realidad, no atrapa
sin destruirla. Por desgracia, la pala¬ sino los peces menos vivos, es decir,
bra «domesticación» ha pasado a Desde este punto de vista, la situa¬ los débiles y los enfermos; por ello
significar la subyugación de la flora y ción es muy inquietante en la mayor constituye un freno a la degeneración
y sin ella el rio perderia sus habitantes.
parte de las regiones del mundo. En se tomen medidas eficaces antes de
LOS RAPACES
todas partes las sociedades parecen que sobrevengan catástrofes que
dispuestas a aceptar gustosamente la PROTECTORES creen una atmósfera de pánico. En
m
fealdad a cambio del aumento de las
realidad, la mayor parte de los pro¬
riquezas económicas. Ya sea natural O.
gramas relativos al medio surgen
o humanizado, el paisaje sólo con¬ como respuestas empíricas a crisis
serva su belleza en las zonas que no 1 agudas y suelen adoptar la forma de
se prestan a la explotación industrial medidas paliativas dispersas que
1
y económica. L. tienden a reducir la inquietud social
(0

La transformación de las zonas sil¬ Q.


o a hacer más lento el agotamiento de
vestres en depósitos de desechos sim¬
C
O
ciertos recursos naturales.

boliza en nuestros días el curso que (0

A falta de conocimientos adecuados,


c

sigue la civilización tecnológica. Pero <u


se modifica el medio casi exclusiva¬
la riqueza material que estamos 3

mente por métodos basados en cri¬


o

creando no presentará ningún interés terios técnicos, sin demasiada pre¬


Los grillos amenazan los campos
si su creación entraña la violación de ©
-o
cultivados, pero las ranas ocupación por sus efectos biológicos
la naturaleza y la destrucción del O se los comen. Las serpientes y psicológicos. Pero esos efectos
o
encanto del medio ambiente. dan cuenta de las ranas deben estudiarse no sólo desde el
o
y son a su vez presa de punto de vista de sus repercusiones
otros tiempos, la condición
los pájaros rapaces.
agreste de la naturaleza primitiva se <a :
locales e inmediatas, sino en sus
N '

humanizó poco a poco por efecto del consecuencias a largo plazo para el
"o
trabajo y del amor ferviente y continuo conjunto de la humanidad.

de labriegos, monjes y príncipes- c
Dentro de poco, todas las partes
Debemos aprender ahora a convertir
del globo habrán sido ocupadas y
el monótono caos engendrado por la explotadas por el hombre, y el abaste¬
tecnología en un tipo nuevo de natu¬
cimiento de recursos naturales pre¬
raleza que, aunque urbanizada e indus¬ ~

w
sentará una situación crítica para el
trializada, sea digna del nombre de 0)
conjunto de la humanidad. La clave
o
civilización.
Q. de la supervivencia humana residirá
En las grandes aglomeraciones (0
_l Si se destruye a los rapaces, en una ordenación racional y econó¬
urbanas del mundo moderno hay que <D '
las serpientes abundan y destruyen mica del planeta y no en la explo¬
"O ':
dar a sus habitantes algo más que todas las ranas. Los grillos tación de los recursos naturales.
0>

parques de recreo, carreteras para los CS se multiplican a su vez y tienen


"O No es creando estaciones en el
<0 el camino expedito para destruir
turistas y terrenos acondicionados
o los cultivos. Consecuencia: espacio ultraterrestre o en el fondo
para acampar. Ninguna filosofía social de los océanos como se modificará
hay que proteger a los pájaros
de la urbanización puede tener éxito ©
de presa. apreciablemente, en el mejor de los
si no vuelve a colocar al hombre urba¬ »
o
casos, los límites materiales de la
no en la red altamente integrada de
existencia humana. El hombre apareció
vínculos que unen todas las formas de
en la tierra, evolucionó bajo su in¬
vida. Hace tiempo que existen las
fluencia, fue modelado por ella y
grandes ciudades, pero hasta hace
biológicamente está ligado a ella
poco los habitantes de éstas podían
para siempre. Puede soñar con las
mantener contacto estrecho y bas¬
estrellas y coquetear aquí y allá con
tante directo con el campo o con el
otros mundos, pero seguirá esposado
mar y satisfacer así las necesidades
a la tierra, su única fuente de sustento.
fisiológicas y sicológicas que el hom¬
bre ha heredado de su pasado remoto. A medida que aumenta la población
impresión de que la expansión de las del mundo, las limitadas dimensiones
La experiencia histórica, especial¬
mente durante el siglo XIX, demuestra ciudades puede lograrse independien¬ de esta nave espacial que es la Tierra
que las poblaciones urbanas tienen temente de toda disciplina. La mayo¬ y el inevitable agotamiento de sus
tendencia a volverse irritables cuando ría de los problemas del urbanismo recursos naturales obligarán a fundar
están privadas por completo de esos proceden precisamente de esa inter¬ su explotación en los principios ecoló¬
pretación errónea de la libertad. En gicos más estrictos. Pero esta impe¬
contactos. Por consiguiente, conservar
realidad, el concepto de planeamiento riosa necesidad no está reconocida
la naturaleza, tanto en estado agreste
como en sus formas humanizadas, de la utilización del medio en que vivi¬ todavía de un modo general.
constituye un elemento esencial del mos, o lo que podríamos llamar con
La propia palabra ecología fue in¬
urbanismo. más propiedad «ordenación del terri¬
troducida por Ernst Heckel en el
torio», acaba de surgir como objeto
Toda vez que el hombre, por amor lenguaje científico hace sólo un siglo,
de una nueva disciplina, y es hora de
de su trabajo, ha logrado humanizar tan reciente es la comprensión de
que se lo aplique en todo el mundo
la tierra y asegurar la viabilidad bio¬ que todos los componentes de la
sobre principios ecológicos justos.
lógica de ésta, su éxito en ese sentido naturaleza están entrelazados en una

ha resultado de su aptitud y su dis¬ La planificación racional del medio trama única y que el hombre es una
posición a plegarse, en sus creacio¬ no puede efectuarse bajo la presión malla de ese tejido. Hasta ahora, el
nes, a los límites que le imponían el de una necesidad urgente, como suele hombre se ha comportado como si
clima, la topografía y otras caracterís¬ ser ahora la práctica general. Por des¬ el espacio de que dispone fuera ilimi¬
ticas locales de la naturaleza. Lo mis¬ gracia, la construcción de grandes pre¬ tado y como si hubiera depósitos
sas en todo el mundo no obedece a infinitos de aire, tierra, agua y otros
mo ocurrió en otros tiempos con ciu¬
dades que se proyectaron de acuerdo programas completos y coordinados recursos. Pudo hacerlo así con rela¬

con determinados imperativos geogrᬠde utilización del agua y de la tierra, tiva impunidad en otros tiempos por¬
ficos. sino al temor de las inundaciones o que había siempre sitios a los que
de la escasez de agua- Sólo se dirigirse para iniciar una nueva vida
En cambio, las ciudades modernas
adoptan medidas para luchar contra y emprender el tipo de aventura que
se crean sin tener en cuenta las exi¬
la erosión del suelo cuando se ha escogiese.
gencias físicas y biológicas y bajo la
producido ya un daño irreparable.
única influencia de imperativos econó¬ Pero como sus experiencias evolu- * «
micos y políticos. La convicción de que En general se comprenden los peli¬ tivas a históricas están íntimamente 1 J
el hombre puede dominar el medio e gros derivados del ruido, de la conta¬ ligadas a su estructura mental, se "
independizarse de sus limitaciones minación del medio y del abuso de comprende que le sea difícil no com¬
biológicas innatas ha engendrado la los medicamentos, pero es raro que portarse como un nómada y un caza-
SIGUE A LA VUELTA
LA BIOSFERA (cont)

Necesidad de la visión utópica

dor y que le parezca antinatural que¬ los plaguicidas de acción persistente alcance y capaz de dar forma a
darse quieto en un rinoón de la tierra y los medicamentos de efecto durable medios humanizados satisfactorios .

para cultivarlo cuidadosamente. La se concibieron para prestar servicio a Los grandes parques y jardines de
irreflexión con que ha provocado la humanidad, pero algunos de sus todo el mundo tienen por origen ese
situaciones ecológicas potencialmente efectos secundarios han resultado
sentido extraordinario que es típico
peligrosas se debe en parte a que nefastos. Los perfeccionamientos de del hombre, la visión imaginaria de lo
no ha aprendido todavía a vivir dentro la imprenta han permitido la difusión por venir. Los arquitectos paisajistas
de las restricciones de su « nave de buenos libros a precios económi¬
dispusieron los planos de agua, las
espacial ». cos, pero los buzones de correos superficies de césped y los macizos
están abarrotados de publicaciones de flores en función de las siluetas
El tomar en cuenta la ecología es
sin valor alguno y de anuncios inútiles de los árboles y los bosquecillos, no
tan poco familiar, incluso para muchos
que van a parar al cesto de los como éstos eran en el momento de
hombres de ciencia, que con fre¬
papeles, aumentando las montañas plantarse, sino como habrían de ser
cuencia se cree que ella implica la
de desechos que es necesario quemar, con el paso del tiempo. Esos arqui¬
aceptación de un sistema completa¬
mente estático. Los estudiantes de lo cual agrava más todavía la contami¬ tectos del paisaje habían imaginado
nación de la atmósfera.
sociología humana temen que el el aspecto que sus concepciones inte¬
interés profesional de los ecólogos La eliminación de los desechos se lectuales cobrarían en el futuro y
por un ecosistema bien equilibrado, ha convertido en un problema tan proyectaron sus diseños y planta¬
perfectamente articulado y estable grave como la producción de recursos. ciones dejando libre curso a los efec¬
dentro de un estanque se haga Es evidente, según la ley de la conser¬ tos creadores de las fuerzas naturales.

extensivo sin mayor discernimiento a vación de la materia, que el volumen Análogas visiones anticipadas se han
toda la tierra y la población humana. de los desperdicios equivale exacta¬ dado en muchos de los grandes
Esos sociólogos tienen razón al mente al de los recursos utilizados. emplazamientos y trazados urbanos
subrayar que la relación del hombre Pero no es tan evidente el reverso de de todo el mundo.

con su medio total no puede conse- la cuestión, o sea que, a la larga, la


derarse como un ecosistema estable, producción de recursos dependerá de
ya que ello implicaría que la aventura
humana ha llegado a su fin.
la utilización de los desechos. De otra
manera, el hombre convertirá la bios¬
s,'i bien los grandes jardines,
fera en un inmenso basurero público. parques o perspectivas urbanas debi¬
Las fuerzas físicas del medio no
Los desechos que la naturaleza no dos a las civilizaciones pasadas delei¬
cesan de modificarse lenta pero inexo¬ tan aún nuestros sentidos y nuestra
puede transformar se acumulan y con¬
rablemente. Además, todas las formas
taminan el medio. Descubrir la manera mente, es indispensable concebir
de la vida, incluida la humana, evolu¬
de transformar esos desechos para otros tipos de paisajes para satisfacer
cionan constantemente, aportando su las necesidades actuales y futuras-
hacerlos utilizables es no solamente
propia contribución a los cambios del Los viejos caminos provinciales, bor¬
resolver un problema de contaminación
medio- Por último, parece que una deados de majestuosos árboles, pro¬
de las necesidades fundamentales del
sino contribuir también a mejorar la
calidad del medio y favorecer la pro¬ porcionaban un cobijo poético y prác¬
hombre es la búsqueda incesante de tico a caminantes, jinetes y carruajes
ducción futura de recursos.
nuevos medios y de nuevas aventuras. lentos. Pero una carretera moderna
En consecuencia, no hay posibilidad La vida humana, al igual de la vida debe trazarse de tal
que los forma
alguna de mantener el statu quo. animal, se ve afectada por fuerzas horizontes, las curvas, los árboles y
de evolución que adaptan ciegamente otros objetos visibles correspondan a
el organismo a su medio. Sin embargo, las necesidades y limitaciones fisioló¬
k unque tuviéramos suficien¬
la historia de la humanidad comprende
también un despliegue de visiones
gicas de los automovilistas que se
desplazan a gran velocidad. La evo¬
tes conocimientos y fuéramos lo bas¬
utópicas. Imaginar el porvenir que uno lución futura de las autopistas de¬
tante sabios como para lograr en un
desearía exige no solamente perspi¬ pende tanto de factores estéticos
momento dado un estado armonioso de
cacia, sino también un don de imagi¬ basados en imperativos fisiológicos
equilibrio ecológico entre la huma¬ nación profética. como de necesidades económicas y
nidad y los otros componentes de la
técnicas.
nave espacial Tierra, no podría tra¬ Los filósofos del siglo de las luces
tarse sino de un equilibrio dinámico, imaginaron nuevos modos de vida Evidentemente, imaginar un medio
compatible con el desarrollo ininte¬ mucho antes de que sus visiones se ambiente que satisfaga las necesi¬
rrumpido del hombre. Lo importante vieran corroboradas por los hechos. dades de una inmensa sociedad tecno¬

es saber si la acción recíproca entre En todos los rincones del mundo esos lógica es mucho más complicado que
el hombre y su ambiente natural y precursores trazaron la pauta de gran concebir el aspecto futuro de un par¬
social estará regulada por fuerzas parte de cuanto es nuevo y deseable que o que trazar una autopista. Pero
ciegas como parece ser el caso en en las sociedades modernas, en la ciertos principios se aplican a todo
la mayoría, si no en la totalidad, de confianza de que el conocimiento planeamiento del medio, por estar
las especies animales o si podrá objetivo, la técnica científica y las basados en los aspectos inmutables
guiarse por un juicio deliberado y reformas sociales podrían un día libe¬ y universales de la naturaleza humana.
racional. rar a los seres humanos del temor
El planeamiento del futuro exige una
y la privación. En todo el curso de la
Se reconoce ya de una manera actitud ecológica basada en la pre¬
historia de la humanidad, el progreso
general que, hasta ahora, toda la misa de que el hombre producirá
ha sido un movimiento hacia fines
evolución biológica del hombre y continuamente cambios evolutivos
utópicos imaginados; una vez alcan¬
gran parte de su historia han sido el gracias a su poder de creación. La
zados, su consecución ha inspirado
resultado de accidentes o de elec¬ acción y reacción constantes entre
nuevos objetivos.
ciones hechas a ciegas. La mayor el hombre y el medio entraña inevita¬
parte de los problemas mesológicos Las más hermosas realizaciones de la blemente alteraciones continuas de

que constituyen la plaga de nuestra humanidad son productos del ideal. ambos; pero estas alteraciones per¬
civilización técnica se deben a descu¬ Basta recordar los maravillosos par¬ manecerán siempre dentro de los
14 brimientos y decisiones tomadas para ques, jardines y monumentos que han límites impuestos por las leyes de la
resolver otros problemas y prolongar sobrevivido de todas las grandes civi¬ naturaleza y por las inmutables carac¬
la vida humana. El motor de combus¬ lizaciones para comprender la fuerza terísticas biológicas y mentales del
tión interna, los detergentes sintéticos, creadora de una visión de largo ser humano.
Foto © Hunting Aerosurveys Ltd., Londres
De Nimrud, antigua ciudad del Imperio asirlo asentada sobre el Tigris en lo que es ahora
el Irak, no queda, bajo el sudario de arena, sino el esquelético contorno de varias
ruinas. La erosión y la sal se han comido inmensas regiones de Mesopotamia donde,
gracias a gigantescos sistemas de regadio controlado artificialmente, reinó la
fertilidad durante miles de años. Según el historiador Arnold Toynbee, el factor determinante
de la caida de las civilizaciones radica en la pérdida del dominio que el hombre tiene
sobre el medio natural; Mesopotamia, dice, es un ejemplo bien concreto de ello.

La técnica nos proporciona


actualmente los medios de ejercer
un control cada vez más estrecho
sobre el medio circundante. En Suecia,
en la Unión Soviética y en los Estados
Unidos de América hay arquitectos
y urbanistas que hablan de colocar
ciudades entreras debajo de enormes
cúpulas transparentes bajo las cuales
reinaría un clima artificial. A la
Izquierda, una vista de Nueva York
sobre la que el arquitecto 15
R. Buckminster Fuller hace figurar
la Inmensa armazón de una cúpula
protectora.
Hace ya varias décadas que se tiene poco en todas partes
del mundo la ¡dea de lo urgente que es proteger las riquezas
naturales de la tierra. En 1872 los Estados Unidos dieron el
ejemplo con la creación del Yellowstone Park (8.500 km2),
el primer parque nacional del mundo. En 1885 el Canadá los
imitaba al crear el Parque de Banff. Luego, mientras se
multiplicaban las zonas protegidas en los Estados Unidos,
el ejemplo de éstos cundía en Africa, Asia y Europa. En la foto,
la imagen de un paraíso polar: la isla de Wrangel, en el
Mar Ártico, parte de los 63 000 km2 de territorios que la
Unión Soviética ha dedicado a parques nacionales y reservas
(o sea, la superficie total de Bélgica y los Países Bajos).
COMO VE UN ZOÓLOGO AL MUNDO

ANIMAL (HOMBRES Y BESTIAS)


por Jean Dorst

lLAS relaciones del hombre la extinción animales como las palo¬


con la Naturaleza han constituido en mas migradoras, los grandes pingüi¬
gran parte una historia de irreme¬ nos, las cotorras de Carolina, la cebra
diable destrucción de habitats, de quagga, el antílope azul y diversos
fauna y de flora sin que a la larga marsupiales, entre los ejemplares
hubiera ningún provecho para la huma¬ más conocidos de tan triste necrolo¬
nidad. gía. Muchos otros, verdaderos fósiles
La época actual es propicia a un del mañana, no se mantienen sino con
balance, y también a la formulación efectivos esqueléticos, vestigios de
de previsiones para el futuro. Esta¬ poblaciones en otros tiempos prós¬
mos, sin lugar a dudas, en un punto peras.

crucial de nuestra historia. Para que la Los protectores de la Naturaleza,


humanidad alcance sus efectivos actua¬
por otra parte, han adoptado varias
les se ha necesitado por lo menos que iniciativas felices, como la de proteger
pasaran decenas de miles de años; determinadas especies por medio de
pero para que redoble el número de la legislación adecuada y la de regla¬
habitantes de la Tierra bastará ahora mentar la caza de otras especies;
con que pasen 35. No sólo es inmenso además, los parques nacionales y las
el número de consumidores, sino tam¬ reservas existen, esparcidos un poco
bién el de «obreros» dispuestos a por todas partes, desde hace varios
transformar la superficie de la tierra y años.

bien armados para la tarea, con una


Pero nada de esto basta, porque
considerable cantidad de energía a su
el problema, en cierta forma, no ha
disposición y con útiles infinitamente
hecho otra cosa que desplazarse.
más poderosos que los de sus pre¬
Todavía debemos seguir luchando por
decesores.
salvar los últimos vestigios de la
Lo que explica el triste balance de fauna salvaje. Pero, sobre todas las
la época actual, tanto más triste cosas, se trata de preservar el con¬
cuanto que nuestra opinión frente a la junto de los recursos naturales del
Naturaleza no ha cambiado casi con mundo y garantizar al hombre una
relación a la de nuestros antepasados, renta que le permita sobrevivir.
es que, desde muchos puntos de
Pero pese a los esfuerzos de los
vista, seguimos estando en la etapa
biólogos y a los progresos conside¬
de la economía predatoria, la «Raub-
rables de la agricultura, de la silvi¬
wirtschaft» de los economistas alema¬
cultura, de las técnicas de la pesca
nes. Intentamos aplicar fórmulas que
y la recolección, la tierra sigue
datan de siglos atrás, creyendo aún
estando librada al pillaje. Los progre¬
en el mito de la inagotable riqueza
sos espectaculares registrados en
de la Naturaleza y en algunas «rece¬
diversas esferas no impiden que el
tas» para transformarla en campos,
conjunto de los recursos renovables
bosques y prados artificiales espar¬
siga disminuyendo.
cidos un poco por todos los rincones
de la Tierra. La situación es particularmente
grave en los países tropicales en vías
En los siglos precedentes han desa¬
de desarrollo, donde se sigue ago¬
parecido o han quedado al borde de
tando el terreno por los torpes proce¬
dimientos de labranza allí empleados.
JEAN DORST,, profesor del Laboratorio de
En el valle del Indo la población
Zoología del Museo de Historia Natural de
cuenta cada cinco minutos con diez
París, es Presidente de la Comisión de Pro¬
tección dentro de la Unión Internacional para bocas más que alimentar, y cada
la Conservación de la Naturaleza y Presi¬ cinco minutos también pierde cerca
dente de la Fundación Charles Darwin para
de media hectárea de terreno culti¬
las Islas Galápagos creada en 1959 por la
Unesco y el gobierno del Ecuador. Entre las vable a causa de la erosión provo¬
numerosas obras de que es autor cabe citar cada por el hombre.
especialmente 'Avant que nature meure' un
estudio notable y abundantemente documen¬ Los bosques naturales retroceden
tado de las relaciones entre el hombre y la
Naturaleza que se publicó en 1964 en Suiza,
en el mundo entero. En los mares
17
una pesca excesiva y exagerada hace
se tradujo luego al alemán y aparecerá este
sentir sus efectos en el seno de los
mes en Inglés en Londres y poco tiempo
después en italiano en Milán. «stocks» de pescados esenciales al
SIGUE A LA VUELTA
HOMBRES Y BESTIAS (cont.)

Restablecer la Naturaleza en toda su complejidad

hombre, mientras que en el océano picia al florecimiento de nuestra espe¬ afectarían la productividad global de
antartico su último refugio las cie. La satisfacción de nuestras legi¬ toda la biosfera.

ballenas han llegado a escasear de timas exigencias demanda un estado La utilización de los recursos natu¬
modo catastrófico. de violencia frente a la Naturaleza y rales y la conservación de la Natura¬
Los naturalistas temen el enrareci¬ la profunda transformación de ciertos leza no aparecen así sino como dos
miento, cuando no la extinción, de los medios a fin de aumentar la parte de fases de un mismo problema, el de la
animales y plantas que constituyen las productividad directamente utilizable. búsqueda del máximo rendimiento de
comunidades naturales. Pero la huma¬ Ya no podremos privarnos más del la biosfera para bien del hombre. Pero
nidad en conjunto puede temer a su campo y el prado artificiales. aunque no se contemple sino este
vez el que los recursos renovables aspecto utilitario, uno ve por fuerza
Pero esto no significa que debamos
vayan disminuyendo con rapidez en que no está en el interés del hombre
aplicar la misma «receta» en todas
un momento en que aumenta el exterminar los animales y vegetales,
partes, eliminando la vida salvaje y
número de consumidores y en que ni siquiera los que a simple vista no
transformando en provecho propio e
las necesidades de cada uno aumen¬ «sirven» de nada o parecen nocivos.
immediato la superficie de la Tierra;
tan también al producirse la deseable
ello traería consigo la desaparición La búsqueda de este equilibrio óp¬
elevación del nivel de vida.
irremediable de las especies salvajes, timo lleva a una ordenación del pla¬
Conviene, por todo ello, replan¬ pero conduciría, sobre todo, a una neta según un plan establecido en
tearse completamente el problema de serie de graves perturbaciones que función de la vocación de las tierras
las relaciones del hombre con la
Naturaleza. Pese a los progresos de
la técnica, y pese a la fe que la mayor
parte de los habitantes del mundo
tiene en su civilización mecánica, el
hombre sigue dependiendo estrecha¬
mente de los recursos naturales, y
ante todo de la productividad prima¬
ria y primordial, cuya primera etapa
está representada por la síntesis clo¬
rofílica, hecho fundamental que liga
estrechamente al hombre y al mundo
vivo en su conjunto.
Aunque se trate de una pieza maes¬
tra, el hombre es, de todas maneras,
un juego de ruedas dentro de un
conjunto muy complejo en que se
articulan múltiples componentes. Más
allá de los individuos, de las pobla¬
ciones y hasta de las especies que
constituyen el reino animal y el reino
vegetal, hay una entidad mucho más
vasta, verdadero organismo que cons¬
tituye la biosfera del planeta todo; una
corteza delgada que, en la superficie
de la Tierra, forma la materia viva.

La ecología ciencia que estudia


las relaciones de los seres vivos entre

sí y también con el medio físico en


que evolucionan nos enseña que las
comunidades biológicas, o sea el con¬
junto de las diversas poblaciones
vegetal y animal que habitan un
sitio determinado, tienen vida propia
y están sometidas a leyes que deter¬
minan esa evolución con el mayor
rigor.
El hombre debe integrarse a ese
vasto complejo natural. Todos nues¬
tros actos han tendido hasta ahora a
destruir o por lo menos a simplificar
los habitats y a canalizar su pro¬
ducción en un sentido estrictamente
humano: vale decir, que hemos re¬
emplazado la multitud de especies que
componen un bosque natural por el
campo en qua crece una sola planta.
El balance global y eventual arroja
déficit en la mayor parte de los casos,
con excepción de las tierras privile¬
giadas de reducida superficie.
18 Pero el hombre no puede ser otra
cosa que un simple elemento en el
equilibrio biológico del planeta. En
estado primitivo, la tierra no es pro
i

El pico curvo del flamenco


rosado, hecho de
laminillas, le permite
encontrar en el agua
las algas y los organismos
minúsculos con que le
gusta regalarse. El
gracioso pájaro, que vive
al borde de lagos y ríos
en diversas regiones del
mundo, está protegido en
algunas de ellas, como
en la Camarga francesa.

El pequeño monstruo que


se ve a la izquierda es
una oruga de la mariposa
nocturna llamada esfinge
dedicada a merendar

los primeros brotes de


una rama de adelfa; pero
al término de su
metamorfosis le

corresponderá un papel
eficaz en la fecundación
de las flores.

Fotos © tomadas de -Nature's Paradise» por Jen y Des Bartlett, Collins, Londres, 1967

y de diversos factores físicos y bió- raleza. Así, llegado el caso, se podrá mente adaptadas a las condiciones
ticos del medio. Conviene, ante todo, echar mano de esa especie de ban¬ locales.

constituir reservas naturales integra¬ cos, como ya ha ocurrido en el caso En el otro extremo figuran las zonas
les, intangibles, en las que esté prohi¬ de los vegetales y especialmente de susceptibles de explotación por el
bido todo acto humano tendiente a ciertos árboles. hombre. El dedicar al cultivo una
modificar los habitats o a introducir fracción importante de las tierras es
Tales reservas naturales integrales evidentemente una necesidad absoluta
perturbaciones en los mismos.
no son solamente conservatorios, sino
para éste, ya que sólo pueden obte¬
Esto permite proteger la fauna y la también laboratorios naturales donde,
nerse elevados rendimientos agrícolas
flora estrictamente unida a un habitat fuera de toda influencia humana, se
al precio de la creación de medios
determinado, como lo están las espe¬ llevan a cabo investigaciones cuyo
artificiales. Pero hay que pensar siem¬
cies pequeñas, de exigencias clara y resultado se ha de conocer con el
pre que la explotación agrícola com¬
notablemente definidas. También per¬ correr del tiempo. Estos trabajos, fun¬
porta la realización del mismo capital
mite conservar cepas o troncos, tanto damentales por lo que respecta a la
animales como vegetales, que el hom¬ investigación pura, son esenciales por
natural, y particularmente del suelo.
19
bre puede llegar a utilizar algún día, lo que respecta a las ciencias aplica¬ Conviene, por consiguiente, no de¬
das y permiten perfeccionar nuevas dicar al cultivo sino las tierras de
ya que ni con mucho hemos llegado a
agotar las posibilidades de la Natu técnicas de explotación verdadera vocación agrícola definida y conser-
SIGUE A LA VUELTA
HOMBRES Y BESTIAS (cont.)

Cazar, sí; pero racionalmente

var las tierras marginales, sujetas a manda de productos de madera en el terrestres, y más particularmente los
una degradación irremediable y rápida mundo entero. Los bosques, cuya de Africa (ver «El Correo de la
desde que se modifican los habitats administración tiene ya un pasado Unesco» de setiembre de 1961, «La
naturales que las recubren. El some¬ remoto, aseguran una protección efi¬ gran fauna de África en peligro»)
terlas a un saqueo es un absurdo eco¬ caz de los suelos, y especialmente de pueden explotarse sistemáticamente
lógico y un gesto desastroso para el las cuencas en pendiente en país de como productores de una carne que
hombre, que compromete así toda montaña. en los países tropicales, faltos de
oportunidad que pudiera tener en el proteína animal, resulta particular¬
La explotación cinegética de la
futuro de sacar partido de medios que mente preciosa. Las sabanas o llanu¬
fauna salvaje es asimismo algo que
sus conocimientos actuales no le per¬ ras de Africa pueden sustentar un peso
cabe preconizar pese a la oposición
miten explotar aún. vivo de gacelas, antílopes, búfalos y
de ciertos protectores de la Natura¬
La única manera de integrar esas leza, animados por un sentimentalismo otros mamíferos vegetarianos supe¬
tierras marginales en la economía respetable, aunque un tanto pasado riores con mucho al del ganado
humana es proceder a la explotación de moda. La caza de presión propor¬ doméstico con el cual se podría sentir
cionada a los efectivos de los ani¬ uno tentado a sustituirlos.
medida de sus recursos naturales
manteniéndolos en un equilibrio rela¬ males en cuestión constituye la explo¬ La biomasa (peso global de ani¬
tivamente poco modificado. Gracias tación racional de los mismos, cuya males de un tipo determinado) puede
al perfeccionamiento de las técnicas productividad aumenta. Así, por ejem¬ alcanzar, en el caso de los ungulados
nuevas, el hombre llegará quizá un día plo, en la América del Norte se ex¬ salvajes, cerca de 40 toneladas por
a sacar un provecho más inmediato plota de manera sistemática la pobla¬ kilómetro cuadrado en las llanuras
de ellos; pero transformarlos ahora ción de patos después de haber reali¬ gramíneas del Congo y de Uganda,
sería ponerse en la situación de un zado estudios permanentes sobre la habitats que, por kilómetro cuadrado,
banquero que dilapidara un capital importancia numérica y la estructura no pueden soportar más de cinco tone¬
más rentable en el futuro que en el de los efectivos de éstos. ladas y medio de ganado corriente.
momento actual. Como todo habitat húmedo en cual¬
Aunque más numerosos, los anima¬
En esas zonas se percibe cuánto quier parte del mundo, las zonas les salvajes no degradan la cubierta
concuerdan los intereses del protec¬ acuáticas, lugares de reproducción de vegetal, donde pastan en forma que
tor de la Naturaleza con los del eco¬ esas aves, se ven amenazadas por se adapta mucho mejor a su regene¬
nomista. Y en verdad esas tierras, proyectos de desagüe y desecamiento, ración. Esto ha inspirado la idea de
bien utilizadas, pueden ser desde pero su rentabilidad como productores matar sistemáticamente todos los años
ahora de un rendimiento excelente. La de un preciado alimento permite defen¬ determinado número de gacelas, antí¬
primera utilización es, desde luego, el derlos contra las empresas de los tec- lopes y hasta búfalos y elefantes para
nócratas.
mantenimiento de una capa forestal poder disponer de su carne y asegurar
importante cuya existencia se justi¬ Los biólogos han descubierto recien¬ así a las zonas marginales, impropias
fica plenamente por la creciente de temente que los grandes mamíferos para toda explotación directa por el
hombre, una rentabilidad suficiente
para protegerlas contra las transfor¬
maciones intempestivas que pudieran
proponer los economistas de vista no
muy larga.
La explotación racional de los ani¬
males salvajes, por lo demás, ha dado
resultados prometedores en todos los
sitios donde se la ha intentado. Al pro¬
teger en las estepas que se extienden
desde el sur de Rusia al Asia central
al antílope saiga, en cuya extinción
pudo haberse creído en 1920 tan
pocos ejemplares restaban los sovié¬
Con sus seis ticos aseguraron la rentabilidad cierta
metros de largo, de esas tierras, impropias para toda
el elefante de mar, otra forma de explotación. El número
llamado también
actual de antílopes de ese tipo per¬
macrorrino a causa
mite matar hasta 300 000 cabezas al
de su enorme
año sin comprometer la vida de una
apéndice nasal, es
la más grande de especie salvaje que está protegida y
las focas. Se la al mismo tiempo integrada en la eco¬
encuentra en el sur nomía humana.
del Océano
La protección de las focas buscadas
Pacífico y más
por su piel y que en 1911, en el norte
particularmente en
las islas Kerguelen. del Pacífico (islas Pribiloff) estaban
amenazadas con la desaparición total,
permite obtener anualmente 60.000
cueros de alta calidad, único recurso
de esa desheredada localidad. La situa¬
ción contrasta singularmente con la de
las islas australes y las Juan Fernán¬
dez y Galápagos, en que las focas se
han visto exterminadas hasta el punto
de que su número actual no permite
casi la reconstitución. Dilapidando un
capital natural, el hombre ha matado
allí como en tantas otras partes
la gallina de los huevos de oro.
Foto © Christian Zuber-Rapho
«La iguana, anomalía suprema, es el más extraño de los caprichos de la Naturaleza» dijo
Hermann Melville al verla en las Islas Galápagos en 1841. Extraña es la iguana, animal
fósil sobreviviente de los grandes saurios desaparecidos; pero también perfectamente
inofensiva. En ese archipiélago que constituye un conservatorio natural y que inspiró a
Darwin su teoría de la evolución, la Fundación que lleva su nombre, creada en 1959 por la
Unesco y el Gobierno del Ecuador, lleva a cabo importantes estudios científicos. En la
foto, tres iguanas parecen posar para un retrato de familia.

Basten esos ejemplos para demos¬ Tal ordenamiento racional es propi¬ del marco en que el hombre tiene que
trar, que hemos llegado a tener sufi¬ cio igualmente a la defensa del marco pasar su vida.
cientes conocimientos y técnicas bien en que el hombre tiene que vivir. El Este ordenamiento es sin duda, ante
puestas a prueba como para no limi¬ problema del habitat humano se plan¬ todo, cuestión que deben resolver los
tarnos al concepto simplista de una tea con particular agudeza en la gobiernos y autoridades responsables,
transformación completa de la super¬ época actual, época en que las pobla¬ y cuestión también tanto de las Na¬
ficie de la Tierra y a la explotación de ciones se multiplican a un ritmo acele¬ ciones Unidas como de la Unesco y
unos pocos animales y vegetales do¬ rado, las ciudades se hacen tentacu- de la FAO, las dos organizaciones
mesticados desde hace miles de años. lares y tantos lugares se desfiguran especializadas de éstas que han mos¬
por la presencia de construcciones e trado cuánto se preocupan por la
En lugar de una destrucción de los instalaciones industriales de una feal¬ administración de la Naturaleza y su
habitats agrestes y su reemplazo por dad manifiesta. Los aspectos sociales, explotación sobre bases racionales.
campos y pasturajes artificiales, pode¬ médicos y sicológicos de ese pro¬ La conservación entra así en .una
mos ahora proceder a la ordenación blema aspectos apenas presentidos fase dinámica. Ya no es obra de unos
de la tierra en conjunto, cosa que hasta la fecha permiten hacerse una
pocos naturalistas de buena voluntad.
implica la conservación de su diver¬ ¡dea de la forma en que la protección
Tal renovación y la puesta en práctica
sidad y el respeto de la vocación de de la Naturaleza y la ordenación de
de programas de investigación de una
cada parcela. la misma están vinculadas a la pro¬
amplitud sin precedentes son las ga¬
tección del hombre.
rantías más firmes de la conservación
Entre los campos y las praderas
deben venir a articularse bosques, El optimismo se justifica porque el del capital natural. Quizá sea más im¬
hombre tiene conciencia de los peli¬ portante todavía la «toma de concien¬
pantanos y extensiones agrestes que
formen un mosaico en función del gros que se ciernen sobre él en este cia» del problema por parte de cada
habitante de la Tierra.
clima, del carácter del suelo y de la sentido y mide las posibles conse¬
flora y la fauna ; conjuntos equilibra¬ cuencias de los mismos. Ha compren¬ Pese a la gravedad de la situación,
dos que han de asegurar en definitiva, dido que la defensa de la Naturaleza la humanidad cuenta con los medios

y a largo plazo, un rendimiento mucho no es solamente el acto de un biólogo para resolverla. Corresponde a cada 21
mejor de la tierra que el que obtienen que protege a un animal raro sino una uno de nosotros tomar posición en
de ella las transformaciones intempes¬ cuestión mucho más vasta: la explo¬ esta batalla tanto con el corazón

tivas. tación racional de un bien esencial y como con la mente.


í- .:*- j»

M*- íj

H
x-

¡Qué milagro de equilibrio y de


gracia! El cuadro está compuesto
por dos antílopes gerenuk que
ramonean parados en las patas
traseras. Estas «gacelas-jirafas»,
como se las llama en Somalia y las
otras regiones africanas donde
viven, a causa de su largo cuello,
pueden prescindir de beber y viven
lejos de pozos y lagunas. El macho
ostenta unos cuernos delicadamente
curvados.

A cada cual
su reino

Por más garza real que se sea,


eso no quita que a uno le guste
el pescado y tenga el pico pronto
para arrancárselo al vecino si
es necesario.
¿Isla flotante? No; un hipopótamo de dos toneladas y media holgazaneando a la hora
del baño y ofreciendo asi a los pájaros una zona de aterrizaje y un muelle de pesca
al mismo tiempo. No es raro ver sobre el lomo del hipopótamo cuervos marinos,
garzas grises y otros aficionados a las ranas cuyas actividades no perturban por cierto
su imperial somnolencia. Presa fácil de cazadores, el hipopótamo se va haciendo
cada vez más raro en el mundo.

-- ^v.

'# V

Fotos 0 tomadas de -Nature's Paradise- por Jen y Des Bartlett. Collins, Londres, 1967
Se calcula que a comienzos del siglo XXI
unas tres cuartas partes de la población del
mundo vivirá en ciudades que en muchos
casos se habrán transformado en
aglomeraciones de unidades urbanas que
se han saltado de sus límites actuales para
desbordarse sobre el campo. Las grandes
ciudades modernas sufren ya de las plagas
de la contaminación del aire y del agua
y del exceso de ruido, cosas todas que
plantearán problemas todavía más difíciles
a las metrópolis del mañana. La foto de la
derecha muestra cómo en Nueva York
la neblina y el humo suben a la altura de
los mayores rascacielos.

EL HOMBRE CONTRA
LA NATURALEZA
por Frank Fraser Darling

Los cuatro artículos que publicamos a continuación sobre las


consecuencias de la explotación de nuestro planeta por el hombre
(pág. 24, 28, 35 y 38) están tomados de un vasto estudio realizado
por el Profesor Frank Fraser Darling y completado por un equipo
internacional: el ecólogo soviético Vladimir Sokolov, de la Academia de
Ciencias de la URSS; el Dr. François Bourlière, presidente francés
de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza; Frederick
Smith, profesor de zoología en la Universidad de Michigan (Estados
Unidos) y varios especialistas de la Unesco y la FAO. Este estudio
también fue presentado a la Conferencia Internacional sobre la Biosfera
reunida en la sede parisién de la Unesco en setiembre último.

P
or mucho tiempo el hom¬ Los hombres eran tan pocos, y el al encadenarse en un movimiento de
bre fue comparable a un animal con mundo manifiestamente tan extenso, amplitud cada vez mayor, han llegado
poco poder de transformación del que habría sido extraño que aquel a un punto que escapa ya a nuestro
medio, pero en el momento en que antecesor nuestro se interrogara sobre control?
remontó su mira en la revolución del
el destino de las riquezas naturales.
El fuego se utilizó para la caza
neolítico, él, que era cazador y agri¬ Aunque defiendan la idea de la conser¬
de animales, destruyendo al propio
cultor, había modificado ya con la vación, los que estudian la condición
tiempo la selva e impidiendo la recons¬
invención del fuego, más o menos humana habrán de reconocer que la
intencionadamente, el mundo que lo titución de ésta. Sin embargo, la for¬
pérdida de muchas riquezas naturales
rodeaba. mación de sabanas, como en algunas
es el precio de la civilización. ¿En qué partes de Africa, y la aparición en
momento crucial se dará cuenta el
ellas de varias especies de ungulados
hombre de esta acción demoledora y pueden dar lugar a un medio ecológico
FRANK FRASER DARLING, eminente espe¬
habrá de sustituir la simple explota¬ productor de materias orgánicas. La
cialista británico en ecología animal, es vice¬
presidente de la Unión Internacional para la ción de la naturaleza por la explota¬ sabana del Brasil y la de La Guayana
Conservación de la Naturaleza. Sus trábalos ción unida a la reconstitución de los
parecen perder categóricamente su
sobre las relaciones ecológicas entre el hom¬ recursos? Es posible que el momento
bre, la fauna y la flora del Africa tropical se
valor cualitativo. ¿Se debe ello a una
consideran entre los mejores en su género. haya llegado ya, aunque en conjunto presencia más reducida de ungulados
24 Fraser Darling ha sido Profesor de Ecología
y de Conservación en la Universidad de Edim-
el planeta siga empobreciéndose. ¿Se en comparación con África? En la
puede lograr una verdaderax regene¬ América del Norte los indios prepa¬
buego (1952-58) y es autor de numerosas
obras, especialmente sobre la fauna salvaje ración, o bien las causas y las conse¬ raron grandes praderas para los
de Africa y los parques nacionales. cuencias de esta acción destructora, bisontes quemando la selva; las pra-
deras húmedas así creadas conser¬ exhausto cuando se descuida su durante siglos, especialmente en el
varon una productividad enormemente reconstitución o cuando es imposible Lejano Oriente, en el Cercano Oriente,
elevada, acumulando un inmenso depó¬ proceder a ésta, y puede hacerlo árido en la cuenca del Mediterráneo y en
sito de tierras ricas. si no se toman medidas para evitarlo. América Central. El Neguev de la anti¬
Se cree que los «brecks» ingleses o güedad demostró la eficacia de las
A veces se ha quemado adrede la obras de conservación del agua; el
tierras yermas empezaron a formarse
vegetación para producir yerba tierna; abandono de las mismas provocó un
con el cultivo practicado en el neolí¬
este empobrecimiento ha reducido la tico. Los «dust bowls» de los Estados grave deterioro del habitat.
diversidad de la flora original, tras¬
Unidos mostraron, en el decenio de Los partidarios de la conservación
tornando la facultad de adaptación de
1930-1940, los resultados de una explo¬ de la naturaleza tienden a condenar
la vegetación a las variaciones climá¬
tación continua sin reconstitución apro¬ sin apelación los cultivos ambulantes
ticas correspondientes a cada esta¬
piada cuando se atraviesa un período como totalmente perjudiciales para el
ción. Pueden citarse como ejemplo
de años de sequía. De una manera medio. Pero se puede citar casos en
las gramíneas de las tierras altas de
general, la agricultura debe mantener que la práctica de los mismos produce
Escocia y la desaparición paulatina
la proporción de materias orgánicas efectos «marginales» diversos y pro¬
de la yerba con el paso a la acacia
de la tierra, porque si no, ésta se vechosos mientras la población no sea
y la aladierna en algunas regiones de
endurece y se la lleva el viento. Pue¬ numerosa. Buen ejemplo de ello es el
Africa, y al mezquite en el sudoeste
de América del Norte. den citarse, sin embargo, muchos sistema chitemene de África Central: 25
ejemplos de explotaciones agrícolas los huertos no pasan de media hectá¬
La agricultura sedentaria, por oposi¬ realizadas en diversas condiciones rea de tierra cultivada y rodeada de
ción a la ambulante, deja el suelo ecológicas y. mantenidas con éxito monte bajo; este monte vuelve a inva-
-^¡e s en
SIGUE A LA VUELTA

<«CHlV*t«
EL HOMBRE CONTRA LA NATURALEZA (cont.)

Las imprudencias de Prometeo

dir la tierra cultivada después de inútiles en poco tiempo. Lo mismo rigurosamente equilibrado, es la menos
habérsela explotado por espacio de ocurre en el río Bear, en el Utah, y traumatizante de todas las influencias
tres a cinco años, y ya no se cultiva en el gran programa del Sind, en el humanas, y desde el punto de vista
más durante cuatro décadas. Pakistán. Para un regadío adecuado agrícola saca provecho de regiones
que pueda dar buenos resultados, hay que el hombre no podría utilizar de
Desde que se los abandona, los
que utilizar agua de lluvia, ya que, si ningún otro modo.
huertos se ven invadidos por colonias
se dispone de ella en cantidad sufi¬
de ratas tatera mientras el terreno es Este sistema tiene una estructura
ciente, puede lavar los suelos más
fácil de manejar y se desmenuza aún esencialmente ecológica que se basa
salobres de las zonas áridas, quitán¬
fácilmente. Durante un año o dos estas en el movimiento y en la explotación
doles la sal.
ratas, cazadas por los muchachos, de las tierras siguiendo las estaciones
Las obras del Gezira en el Sudán
constituyen un aporte secundario de gracias a una amplia gama de ani¬
proteínas. Luego el monte se resta¬ son un buen ejemplo de ello; la eco¬
males de pastoreo, cuya adaptación. a
blece progresivamente y reconstituye nomía del país ha mejorado gracias diferencias bien establecidas de habi¬
el terreno. al agua no salina del Nilo Azul, que
tat permite producir mucha energía sin
corre a mayor altura que el Nilo
El cultivo ambulante es la plaga de pérdida de materia orgánica.
Blanco. El agua se toma del Nilo Azul,
la América Central y del norte de la se desparrama sobre el triángulo de El nomadismo tiene siempre un
América del Sur, donde la necesidad
Gezira y se vierte después, por el carácter frágil: los cambios políticos,
de tierras, debida a la rápida expan¬ lado Inferior del triángulo, en el Nilo aparentemente poco importantes, lo
sión demográfica, crea un círculo Blanco, cuyo caudal es suficiente para despojan de los habitats que necesita.
vicioso difícil de romper. La erosión que la salinización del agua resulte Los masai del Africa Oriental son una
tiene efectos a largo plazo sobre insignificante. tribu nilótica desplazada de su tierra
extensiones mucho más grandes de un
Una vez domesticados los animales, aborigen húmeda hacia una comarca
país por la forma en que compromete
el sedentarismo limita a menudo el elevada y seca. Pero como poseían
er equilibrio hidrológico.
movimiento del ganado y se produce conocimientos acertados y precisos, no
El regadío tiene una larga historia una explotación excesiva de los pas¬ estropearon en general su habitat
y es todavía un medio de valorización tos. En diferentes condiciones climᬠhasta que el hombre blanco introdujo
de las tierras muy empleado todavía, ticas, diferentes especies de ganado la magia veterinaria, reduciendo la
pero cuando se trata de trabajos en se aplican sagazmente a mantener el mortalidad, que antes mantenía los
gran escala, el mejoramiento o mante¬ habitat, pero un equilibrio bien enten¬ efectivos animales a un nivel compa¬
nimiento de la fertilidad del suelo por tible con los recursos del suelo.
dido puede verse trastornado con
largos períodos de tiempo plantea facilidad por la fluctuación de las con¬
Los masai y su comarca constituyen
numerosos problemas. Como ese diciones naturales. La buena técnica
un buen ejemplo de integración del
riego se practica a menudo en zonas del pastoreo es cosa que hay que
nomadismo con la población indígena
áridas, en las que una rápida evapo¬ aprender, pero incluso una vez apren¬
animal. Los animales salvajes, tolera¬
ración deja las sales en el suelo, el dida, no todo el mundo la sigue.
dos y bien tratados, convivieron con
regadío las disuelve de nuevo y las
Dondequiera que las poblaciones los rebaños domésticos. Esta armonía
deposita como una costra cristalizada.
26 sedentarias han usurpado los terrenos pudo muy bien haberse dado origi¬
Una utilización repetida del agua de pasturaje de los nómadas se ha nalmente en el Bahr-el-Ghazal, co¬
del río Colorado para regadío puede producido una degradación del habitat. marca de donde eran oriundos los
salinizar tierras buenas dejándolas Pero el nomadismo, sistema pastoral nilóticos y donde los dinkas admiten
ALFOMBRA MÁGICA EN LA ARENA. En este hueco
entre las dunas del desierto de Kara-Kum, en la República
Soviética de Turkmen (Asia Central) se alzarán pronto
tenaces árboles para detener a las arenas que arrastra
el viento (izquierda). El Centro de Repoblación Forestal de
Repetek usa los grandes emparrillados de caña que se
ven aquí para mantener la arena en su lugar y dar asi
a los árboles de crecimiento rápido un firme apoyo Inicial;
una vez crecidos, retendrán solos la arena que necesitan.

Los masai, nómadas pastorales del Africa oriental,


constituyen un notable ejemplo de pueblo que ha aprendido
a adaptar su modo de vida ambiente cooperando con la
Naturaleza en vez de despojarla de sus bienes. Las tierras
de pasturaje tienen ahora una población animal excesiva
resultado de aplicarse en ellas las técnicas veterinarias
del Occidente y ello amenaza el delicado equilibrio
natural de la reglón. Abajo, pastor masai cuidando de su
hato de cabras; por la abundancia y calidad del ganado
que posea se mide allí el prestigio de un hombre.

Foto © A. Lobov - APN

la presencia de jirafas en sus hatos


de ganado.
Los nilóticos practican un noma¬
dismo restringido entre la toich (lla¬
nura inundada herbosa) y los montes
de arbustos, ligeramente elevados,
donde mantienen al ganado durante la
estación de las lluvias. El sentido
práctico, empírico de los dinkas y la
aceptación del ecosistema próximo y
natural en esa rica comarca, se mani¬
fiesta igualmente en la tolerancia de
una pequeña serpiente venenosa que
vive en sus setos y que se nutre de
insectos.

Incluso en este paraíso de la cría


simbiótica de ganado, el progreso
moderno y las bocas hambrientas de
otros lugares imponen el cultivo del
arroz, la expulsión de los animales
salvajes y la aparición de los consu¬
midores de cereales, de vientre hin¬
chado pero insatisfecho.
Queremos citar un ejemplo de noma¬
dismo vinculado al poder político y lo
bastante poderoso jurídicamente como
para devastar un país entero. Se trata
de lo que sucedió en España con la
asociación trashumante de la Mesta,
a la que Femando e Isabel se aliaron
con provecho para la Corona. Los
rebaños de ovejas merinas que com¬
ponían la riqueza de esa asociación
no sólo atravesaban zonas cultivadas
sino que llegó a ser ilegal levantar
vallas contra ellos. El pueblo español
tardó cerca de 200 años en vencer a
la Mesta, pero los montes y colinas
de España siguen pelados como con¬
secuencia de las actividades de
aquélla.
El hombre contra la Naturaleza - 2

LA TIERRA MUERE
CON SUS ARBOLES
L. a deforestación es una rodeados de bosques, llegan a bién diestra desde el punto de vista
práctica muy antigua, tanto que quizá encontrarse en un estado sicológico ecológico.
constituya el tipo de modificación del peculiar en que «|se ven obligados a
echar atrás el bosque para que éste Para crear, con el andar del tiempo,
habitat sobre el que se dispone de más
no los aprisionel» nuevas tierras arables, los anglosajo¬
datos. El primer efecto de una defo¬
nes utilizaron en los bosques de enci¬
restación restringida es el de enri¬
La colonización anglosajona de una nas y hayas, como equivalente del
quecer el habitat, provocando un
Gran Bretaña constituida por «islas» arado o de una máquina de desbro¬
cambio en una situación que por lo zar, el hocico de los cerdos, de mana¬
de tierra cultivable y pasturajes, uni¬
general no cambia o cambia poco. Los das por caminos que atravesaban un das de cerdos descendientes del
claros en el bosque convienen a verdadero océano de bosques, no jabalí europeo, que consumieron las
muchos animales a los que propor¬ solamente fue inteligente en lo que bellotas y, al hacerlo de manera sis¬
cionan pasto. El hombre primitivo respecta a las herramientas y a la ma¬ temática y concentrada, impidieron la
y sus sucesores, completamente nera de trabajar la madera, sino tam regeneración del bosque.

<*n¿ ...

C
:,*?«*'

*.<*'

»i

i
a» t*.-'1
"i?
5 *-^E
£ t< Mr-
¿1*
il i
g rj Li.
I^P
1 ^-1 B <.
iHj 11
5 i
¿*&t ÜSaU*;$
K> !
è PB í ? ss XlJL
m
tí*Lit\ r,.-*« KT. 1 . -,^J ^TÜ J-* í;^ ^ _ * 2 I *££
r* 'v
CO

o i m \'Ski *Tj tir «fe '-' : JR r ¿


V,
fe.
1
?5l
S
ü-
?«^ "*** .£ Hik *._.

«EMBELLECIENDO» Al producirse el desmonte propia¬ cia de la civilización. La velocidad de


H¿k<**r'.
A LA NATURALEZA... los acontecimientos no tiene para¬
mente dicho la yerba sucedió al «cul¬
Esta «selva mecánica» lelo...»
tivo» que realizaban los cerdos y se
de torres de petróleo
crearon claros cubiertos de yerba o
(arriba, derecha) Esta rapidez y este volumen de des¬
de césped, prontos ya para el labra¬
que apenas puede trucción encontraron un correctivo en
abarcar uno con dor. En Inglaterra, país templado y
los Estados Unidos con la idea y la
la vista, es un buen húmedo, la evolución del sistema bio¬
práctica de la conservación. También
ejemplo de nuestra lógico de los bosques al de los pra¬
en Africa se ha creado una concien¬
capacidad para afearlo dos, con unos cuantos árboles aquí y
todo en nuestra
cia de la necesidad de conservar los
allá, se hizo sin grandes pérdidas de
búsqueda de riqueza. bienes naturales como consecuencia
materia orgánica.
A la Izquierda, tierra de la destrucción de los recursos o la
yerma cubierta de erosión del suelo.
A principios del siglo XVII se pro¬
charcos: esto es lo que
dujeron las primeras prohibiciones de
queda de un bosque El programa especial para Africa,
frondoso donde se
la tala de bosques en Inglaterra. Los
ejecutado conjuntamente por la Unión
refugiaban los animales
fundidores de hierro, que necesitaban
Internacional para la Conservación de
y se iba enriqueciendo quemar madera para fundir el metal,
la Naturaleza y de los Recursos Natu¬
la tierra. Pero se trasladaron entonces a los bosques
mientras antes tomaba
rales y la FAO, ha señalado quizá un
del oeste de Escocia, donde las pro¬
miles de años llegar
cambio de parecer de los países de
fundas ensenadas permitían que los
a este resultado, Africa frente al problema de la con¬
buques cargados de mineral de hierro
el hombre de nuestros servación; lo mismo podría decirse de
penetraran muy dentro de los bosques
días puede lograrlo la Conferencia de Arusha, Tangan¬
de pinos escoceses, mezclados con
en unas pocas décadas. yika, realizada en 1961.
robles que poblaban los valles.

Aquí la degradación fue rápida debi¬


do a la elevada precipitación lluviosa,
a la acidez de los suelos y a las pen¬
dientes abruptas. En nuestros días la
L
_j,a tala de los bosques tro¬
Comisión de Silvicultura está tratan¬ picales ha sido un caso de simple des¬
do de reparar esos daños, pero los trucción. La enorme e impresionante
gastos son elevadísimos porque hace acumulación de materia orgánica que
mucho tiempo que el humus activo se produce con esta forma de vida, la
desapareció de laderas en un tiempo más antigua del planeta, tiende a dis¬
cubiertas de bosques. frazar su fragilidad. Como la mayoría
de los bosques, el tropical es princi¬
Quizás la tala intensiva de los bos¬ palmente una fábrica fotosintética de
ques en Norteamérica fuera la causa celulosa, siendo las proteínas un pro¬
principal de que surgiera la idea de la ducto muy secundario.
conservación. Fairfield Osborn dijo en
1948 de los Estados Unidos: «La his¬ El suelo del bosque tropical ha esta¬
toria de nuestro país en el último siglo, do protegido del sol durante miles de
por lo que respecta a la explotación años; los nichos ecológicos en que
de los bosques, los pastos, los ani¬ la materia se descompone y transfor¬ 29
males salvajes y los manantiales, es ma están tan bien provistos que la
la más violenta y destructiva que se nutrición de los árboles se halla ase¬
haya escrito durante la larga existen gurada ampliamente y el follaje se
SIGUE A LA VUELTA
LA TIERRA MUERE CON SUS ARBOLES (cont.)

Hay que acabar con el cuento del lobo

desarrolla frondosamente. Cuando el se piense seriamente en el avena¬


bosque se tala, el suelo blando, miento de ciertas zonas como las lla¬
expuesto al sol, se oxida rápidamente nuras de Kafue y Chambeshi, que se
y desaparece, como en el caso de los dedicaría al cultivo de cereales. Como

bosques de caoba de Haití, la «His- resultado de ello no sólo se reducirá


paniola» de Colón, y los de Honduras, la pesca, sino también los rebaños de
dos ejemplos bien conocidos. animales salvajes, a pesar de que el
lechwe rojo es un antílope que vive
Por lo general, las tierras húmedas en grandes manadas y está adaptado
producen muchas proteínas en anima¬ a pastar en tierras inundadas, pudien-
les mamíferos, aves, peces e inver¬ do ser criado como animal productor
tebrados pero no siempre en forma de carne.
Foto Usls propicia a la nutrición humana. A lo
largo de la historia el avenamiento se La desaparición o disminución de
ha practicado en muchas partes del ciertas especies ha modificado el eco¬
mundo para construir canales navega¬ sistema y el habitat. Nuestros conoci¬
mientos en la materia son bastante
bles y para obtener más tierras culti¬
vables o explotar las particularmente limitados; aunque comprendamos me¬
fértiles. Holanda y el «Fen Country» jor el papel de los microhabitats (ni¬
de Inglaterra son buenos ejemplos de chos) nos queda todavía mucho que
ello, así como muchas comarcas de aprender sobre aquellos habitats en
los Estados Unidos. Este último país los que se ha echado al ocupante de
ha modificado en cierto modo su polí¬ un nicho. El elefante se prestaría bien
tica anterior, permitiendo que se vuel¬ a un estudio comparativo en este sen¬
van a anegar ciertas tierras desecadas tido, ya que hay un gran número de
para que recuperen su forma anterior, habitats de los que ha desaparecido
como se ha hecho en las marismas de recientemente por haber sido víctima
Klamath (California del Norte). En de una caza excesiva y otros en los
realidad, permitir que se vuelvan a que abunda más que nunca gracias a
anegar las tierras pantanosas es sólo la protección de que es objeto. Tene¬
mos una noción bastante clara de lo
posible en un país lo bastante rico
como para producir excedentes de que sucede en este último caso: se
cereales. forman praderas, se eliminan los ma¬
teriales espesos y retrocede la mosca
tsé-tsé. Aunque el elefante actúa como

E
_ n Florida, el parque nacio¬
agente de este cambio, quien lo ins¬
tiga es el hombre al trastornar las
nal Everglades ofrece un buen ejemplo condiciones de vida del primero. No
de la complejidad de los habitats se ha estudiado con bastante atención
pantanosos y de lo que puede pasar el efecto de la disminución de la fauna
cuando se desecan estas zonas. Se en la sabana africana. El bisonte de
trata de una zona esencialmente sil¬ las praderas de Norteamérica fue sus¬
vestre y reservada a la fauna salvaje. tituido por el arado, pero no pode¬
Everglades constituye un gran parque mos imaginar debidamente los cam¬
nacional, pero es una muestra con- bios que habría provocado una reduc¬
cluyente de que ni siquiera una exten¬ ción del número de esos animales.
sión de varios miles de millas cuadra¬
das basta para constituir una zona El mejor ejemplo en este caso
ecológica independiente. Nada resulta quizá lo constituya el lobo, en virtud
sencillo cuando se modifica el equili¬ de la amenaza directa que hace pesar
brio hidrológico de las tierras húme¬ sobre una actividad pastoral exten¬
Una partícula de tierra es una das. siva. La conducta que se atribuye al
comunidad Invisible de criaturas
lobo ha llegado a constituir un mito
infinitamente pequeñas: bacterias,
Pero no parece que la prudencia que puede influir aún sobre el destino
protozoarios, gusanillos y ácaros
microscópicos, de cuya salud depende
constituya la regla cuando se trata de del habitat.
cambiar la naturaleza de las tierras
el hombre hasta cierto punto para
cultivar con éxito sus cosechas. pantanosas. Jugar con el agua produce
Esta
está
foto de
aumentada
un microbio
más de un
de la
millón
tierra una especie de fascinación, y trans¬
formar un sistema productor de pro¬
E n un pasado reciente se
de veces. Como Indicación del teínas en otro productor de cereales pagaban aún primas por cada lobo que
verdadero tamaño del animal, diremos se mataba en el Ártico, donde el hom¬
parece ser una justificación de orden
que un cabello humano, magnificado bre no destruía el número suficiente de
práctico sobradamente grande como
un millón de veces por un microscopio
para seguir adelante. En Africa hay caribúes como para garantizar la pre¬
electrónico, tendría 45 ms. 50
de diámetro. muchas tierras interiores pantanosas, servación de pasturajes que, una vez
y una de las formas más interesantes destruidos, podrían tardar un siglo en
de desarrollo en estos últimos años reconstituirse (plazo en el que el
parece ser la mejor explotación de los caribú podia muy bien extinguirse por
recursos piscícolas de estos panta¬ completo). Excelente ejemplo de este
nos. Zambia constituye un excelente peligro es la disminución espectacular
ejemplo de mejoramiento de las condi¬ de las manadas de renos expulsadas
ciones alimentarias de una nueva de la costa occidental al cabo de

30 población industrial gracias a las pes¬ 30 años de pastar excesivamente,


querías de agua dulce de sus nume¬ pero la leyenda del lobo ha impedido
rosos pantanos. Pero el aumento pre¬ discernir la verdadera causa. Estas
visible de la población ha hecho que praderas agotadas siguen contras-
tando con el terreno adyacente cuan¬
do se miran desde un aeroplano a
6,000 metros de altura.

En 1950 se mataban todavía leones


de montaña en el Parque Nacional del
Gran Cañón de Colorado, tan pro¬
funda es la aversión que inspiran los
grandes predatores. Lo que nos inte¬
resa son las repercusiones que pue¬
den tener sobre el habitat ciertas bru¬
tales fluctuaciones debidas a la Las laderas de una
destrucción por el hombre de preda¬ colina, privadas
tores que no sólo reducen los rebaños hasta del más
mínimo resto de
o manadas, sino que también los man¬
tienen en movimiento. Trabajos recien¬ vegetación, forman
un dibujo como
tes sobre la proporción entre el alce
de «árbol de
y el lobo y el equilibrio existente entre erosión» en esta
amb.as especies en la Isla Royale del foto tomada a más
Lago Superior muestran cómo un habi¬ de mil metros
tat boscoso poblado por hatos de de altura. La

estos grandes cérvidos puede perpe¬ erosión es como

tuarse cuando el hombre deja al lobo un cáncer que


se come la tierra,
el cargo de la necesaria «poda».
cáncer que resulta
de los malos
Pasando a otro aspecto de la cues¬
tión, de la fundición de minerales se tratos de que
se la ha hecho
desprenden gases tóxicos que des¬
objeto al destruir
truyen las plantas y a veces los ani¬ los árboles, el
males. Tenemos un ejemplo de ello césped y demás
con lo ocurrido en Tennessee, donde formas de superficie
regiones enteras se volvieron estériles que la cubren.
debido al tratamiento de los minerales
del cobre. Las fundiciones de aluminio,
al pie del Great Glen en Escocia, pro¬
ducían gases fluorurados que los
vientos dominantes del Sudoeste em¬
pujaban hacia el Nordeste del Glen,
remontando el valle. Esos gases arrui¬
naron los pastos y el ganado sufrió
seriamente su presencia. La cuestión
se llevó a los tribunales, y sólo des¬
pués de un largo proceso se consi¬
guió que se instalaran lavadores de
gases para remediar la situación.

E,,n el Derbyshire, a conse¬


cuencia de la explotación de las minas
de plomo y de los yacimientos de fel¬
despato, las tierras quedaron cubiertas
de pasto tan impregnado de plomo que
no pudo ya servir de alimento al gana¬
do joven. El suelo sigue así inútil
varios siglos luego del cierre de las
minas.

Arriba, derecha,
La extracción del carbón y de los regeneración de
esquistos no solamente provoca des¬ la tierra por medio
plomes de tierra sino que también del cultivo en
produce grandes volúmenes de detri¬ franjas: las más
tus que por lo general son rechazados claras de trigo y
las otras de
a la superficie, cerca del pozo de la
tierra roturada que
mina. Estos grandes vaciaderos afean
se está dejando
el paisaje y constituyen un grave descansar. La
obstáculo para el avenamiento de
disposición en
superficie, como se observa a menudo circulo sugiere un
en sus cercanías. En los casos extre¬ blanco de tiro. A
mos son una amenaza para las pobla¬ la derecha, una
ciones vecinas, como lo ha demos¬ escena típica
de la cosecha
trado la reciente tragedia de Aberfán,
en Oklahoma,
Gales, en 1967. Entramos progresiva¬
uno de los estados
mente en una era de valores nuevos,
norteamericanos
en el que el espacio se enrarece
más proüficos en
hasta el punto de hacer intolerables cuanto a producción
esos paisajes abandonados. de trigo, que con
el ganado «on la
Pero la reciente alianza de la eco¬
base de su próspera
logía con la arquitectura del paisaje Industria rural.

SIGUE A LA VUELTA
LA TIERRA MUERE CON

SUS ARBOLES (cont.)

abre el camino a la esperanza. En los


condados ingleses de Durham y North¬
umberland se ha empezado a traba¬
jar para hacer desaparecer los vacia¬
deros cubriéndolos de vegetación, con
tan buen resultado que se puede
esperar que los paisajes ultrajados
recobren toda su belleza. La Junta
Nacional del Carbón (National Coal
Board) del Reino Unido, que ha em¬
prendido muchos trabajos a cielo
abierto en el Norte de Inglaterra, se
ha preocupado de hacer todo lo nece¬
sario para restaurar luego el paisaje,
invirtiendo en ello hasta el 11% de su
presupuesto. Excelentes resultados
del mismo orden pueden observarse
en varios lugares de Alemania.
Los trabajos de extracción minera
por excavadoras o barrenos en los
montes de Kentucky han dejado mar¬
cas lamentables en sus laderas, y los
efectos consiguientes de la erosión de
la cuenca colectora se han propagado
con graves consecuencias lejos de
dichos montes hasta llegar a las
tierras fértiles de la cuenca del río
Ohio. Hay una contradicción en el
hecho de que el carbón que se extrae
se venda a precio mínimo a la Admi¬
nistración del Valle del Tennessee

(Tennesee Valley Authority), que por


su parte sigue una política de restau¬
ración de tierras realmente ejemplar.
Un problema general de la conserva¬
ción es el de evitar que los orga¬
nismos de un mismo país actúen como
antagonistas en esta esfera (por no
hablar de los organismos de países
distintos). También ahí se advierte la
falta de una legislación adecuada:
32 estando el derecho basado en gran
parte en los precedentes, le es difícil
adaptarse a situaciones que nadie
pudo prever en el pasado.
¡QUE. LUJO EL DE LA SOLEDAD! En las playas
dominicales son millones los habitantes de la ciudad

que tratan de renovar el contacto con la Naturaleza...


o lo que quede de ella.

ARCHIPIÉLAGOS DE PÁJAROS. Pese a la proximidad


del Callao, el puerto más activo del Perú, son millones
los guanayes o corvejones que reinan en la isla de
San Lorenzo (abajo) en el silencio más absoluto. El
guano de estos pájaros, que llega, acumulado, hasta
los 45 ms. de alto, sigue constituyendo una de las
riquezas del Perú, vendido como abono en cantidades
hasta de 300.000 toneladas anuales. Hace ya
50 años que esta isla y las muchas similares a ella
que jalonan la costa del Perú son objeto de rigurosa
protección por parte del gobierno; algunas casi
islas han sido separadas artificialmente de la tierra,
creándose así diez islas más como residencia de
estos pájaros. Fuera de ello, se ha reglamentado la
pesca intensiva de la anchoveta para conservar el
equilibrio ecológico de la región, ya que los guanayes,
que son voraces pescadores, se alimentan
de aquélla y la desaparición de los majales que
forma agotaría instantáneamente las fuentes de guano.
(Véase «El Correo de la Unesco» de marzo 1966.)

'W

}{
El hombre contra la Naturaleza 3

AIRE Y AGUA

ENFERMOS DE

PLAGAS NUEVAS

L evacuación de desechos contaminadores que han causado ese


en los ríos es una causa evidente y efecto, y aunque no conocemos aún
bien conocida de transformación de la el que puedan producir en el hombre,
biosfera. En este caso la raíz del mal muchos científicos temen las conse¬
está en el concepto primitivo de que cuencias de su acumulación con el
una corriente de agua es una cloaca curso del tiempo.
natural.
Algunos países industrializados han
La fabricación de papel es una reglamentado el empleo de los pla¬
industria moderna (si la antigüedad se guicidas y limitado sus dosis pero, en
cuenta en siglos) a la que cabe cambio, se venden en grandes can¬
achacar la contaminación de las aguas tidades y a bajo precio a los países
de muchos ríos de las regiones tropicales, donde las plagas abundan,
boscosas. En las regiones de población los animales dañinos pululan y la
densa, el problema principal es el del utilización de los plaguicidas no está
alcantarillado. Se conoce cada día sometida a ninguna reglamentación. La
mejor el problema de evacuar los gente informada sabe que, para evitar
residuos industriales, pero la regla¬ la contaminación de la biosfera, no
mentación está atrasada con respecto basta con reglamentar el empleo de
a los hechos. La producción de pla¬ los plaguicidas en algunos países
guicidas, tan desarrollada reciente¬ mientras se descuida lo que se haga
mente, ha tenido consecuencias graves con ellos en el resto del mundo.
en ciertos casos: envenenamiento de Actualmente, querámoslo o no, todos
la corriente de los ríos y del agua de somos ciudadanos del planeta.
los pozos. No se ha comprendido sufi¬ Habría mucho que decir también
cientemente que la productividad sobre la radiactividad. En los últimos
marina de la plataforma continental años, el nivel de ésta ha aumentado
depende del aporte de los estuarios. en el aire, en el suelo, en el agua y en
El problema más grave de nuestra los organismos vivos de vastas exten¬
época es el de la contaminación. Ya siones del mundo. Las explosiones
no cabe hablar exclusivamente de la experimentales de bombas atómicas y
región industrial del norte de Ingla¬ de bombas de hidrógeno y otras
terra, del Ruhr en Alemania, de las operaciones con radioelementos repre¬
regiones mineras de Donbass en la sentan uno de los más graves peligros
URSS, o de otros lugares parecidos que amenazan a la vida en toda la
extensión de la tierra.
como regiones contaminadas en las
que es posible enriquecerse, pero ¿Cómo se podría presentar la cuenta
Raros son los peces que resisten donde, si es posible, hay que evitar
a la contaminación creciente
planetaria de ganancias y pérdidas por
vivir: en el último cuarto de siglo lo que respecta al consumo y la pro¬
de los ríos y lagos en las
hemos contaminado todo el planeta, ducción de oxígeno? Se supone que
regiones industrializadas (a la
derecha, lucios muertos en hasta el punto de que en las reservas la proporción de 20% de oxígeno en la
un estanque). En Francia, por adiposas de animales de la remota atmósfera se ha ido formando, en una
ejemplo, no se contaban menos Antártida como los pingüinos y las larga evolución, por la actividad foto-
de cincuenta clases distintas focas hay cantidades apreciables de sintética de los vegetales y la lenta
de peces en el curso inferior compuestos orgánicos clorados que sedimentación de materia orgánica en
del Sena a comienzos de este
llamamos comúnmente plaguicidas, el fondo del océano. Cabe preguntarse
siglo. Ahora no quedan más
pese a que el punto más cercano en ahora, cuando sabemos que un avión
que unas cuantas anguilas
enfermas. Se calcula que las
que éstos pueden haberse utilizado a reacción que atraviesa el Atlántico
sustancias contaminantes
está a cientos de kilómetros del consume 35 toneladas de oxígeno, si
Antartico.
que los cursos de agua arrastran las operaciones industriales y el
en Francia podrían llenar empleo de motores de combustión no
Sabemos ahora que la reproducción
10.000 trenes de 600 toneladas
de ciertas especies de pájaros que el hacen que disminuya seriamente el
cada uno. El lago de Zurich,
hombre no considera dañinos, sino que margen entre la producción y el
por ejemplo, está literalmente
muerto; también en Suiza, debido protege por el placer que le dan, es consumo, especialmente si observamos
la rapidez con que se destruyen las
35
a la contaminación, el vacío cosa que ha cesado virtualmente.
biológico se ha hecho Irreversible. Nosotros mismos llevamos en la grasa selvas y otras reservas de vegetales.
Foto © Yves Lanceau - Jacana, Paris de nuestro cuerpo los productos Hasta cierto punto, el consumo de
SIGUE A LA VUELTA
PLAGAS DEL AIRE Y DEL AGUA (cont.)

oxígeno y la producción de anhídrido el transporte del petróleo por vía


carbónico están relacionados; sabemos marítima. La mitad de la carga que
que la proporción de anhídrido car¬ transportan los buques oceánicos
bónico contenido en la atmósfera corresponde al petróleo: el año
aumenta, y que este aumento podría pasado, 3.218 buques-tanques trans¬
provocar finalmente un alza tal de la portaron 700 millones de toneladas
temperatura de la atmósfera y de los de éste. El empleo en los puertos de
océanos que ésta traería por. resultado diversos inventos: separadores de
la fusión de considerables masas de diseño perfeccionado, defensas de
hielo, lo que a su vez elevaría nota¬ material plástico en torno a las dár¬
blemente el nivel de los océanos. La senas para petroleros, floculantes para
contaminación, la combustión y la rociar el mar, congeladores de carga
destrucción se combinarían, pues, para y estiba en los petroleros gigantes,
provocar en definitiva una modificación son prueba de la buena voluntad de
de la biosfera. las empresas petroleras, y sería de
desear que hicieran lo mismo y con
La evacuación de desperdicios en
mayor frecuencia todas aquellas
los ríos es una práctica muy antigua.
industrias terrestres que presentan un
Las especies vivas se asfixian por la
peligro de contaminación para el
falta de oxígeno y la acumulación medio.
excesiva de materias orgánicas. El
exceso de población empieza a El humo, el smog, los desagües
hacerse notar a orillas de los ríos y de industriales y los detergentes son los
los lagos. Para poder garantizar agentes de contaminación que produce
la existencia de poblaciones de una el hombre moderno. A ellos podríamos
densidad tal hay que tratar todos los añadir el ruido. Porque este último
desagües y los residuos. El esfuerzo aumenta la nocividad del medio y
que se hace en ese sentido es grande, engendra esas enfermedades sicoso-
pero se lo lleva a cabo con excesiva máticas que son la «quinta columna»
lentitud. En el río Támesis, en Londres, de los azotes que el hombre ha desen¬
la situación mejora gracias a la acción cadenado sobre el mundo. ¿Cuánto
cívica, y hay que agradecer a los afi¬ tiempo habrá que esperar para que se
cionados a la pesca de la trucha el le reconozca el derecho a gozar del
que hayan podido salvarse de la medio natural y a exigir daños y per¬
contaminación muchos afluentes de juicios a los que le impiden hacerlo
ése y otros ríos de Inglaterra. así?

El naufragio del «Torrey Canyon»


puso de manifiesto el creciente peligro
de la contaminación del mar por el
UN INSULTO en este plazo de tiempo 1 kilo de
petróleo en bruto y, como efecto plomo con' los gases de su escape.
secundario, el de los detergentes utili¬ AL PAISAJE Para limitar este cifra alarmante hay
zados para eliminarlo, ya que los países que obligan a los automovilistas
detergentes destruyen más organismos a poner filtros en sus coches. Los horribles
Más de 200 millones de automóviles cementerios de coches se suceden
marinos que el petróleo. Las empresas
circulan por las carreteras del mundo. en ciertas carreteras como un Insulto
petroleras responsables han decidido
Al rodar, todos ellos envenenan el aire al paisaje (abajo). Ni los desiertos
emprender importantes estudios para
de las ciudades; un auto consume, escapan a esta contaminación de la
luchar contra los riesgos que presenta
en 1.000 kms. de recorrida, tanto oxigeno Naturaleza: ahi está como muestra ese
como un hombre en un año entero, depósito de barriles de carburante
y además de óxido de carbono despide en pleno Sahara (arriba).
Foto © John Craven - Fotogram, Parla
~-

Foto © Franclllon, Paris

La ley y la contaminación de las aguas


c I asi todos los países del contaminación, no es cosa reciente; se ha hecho mucho, pero nunca bas¬
mundo han tratado de protegerse por además, puede decirse que ha sido tante, y nunca tampoco con bastante
medio de leyes de la amenaza que fructuosa, aunque en la mayor parte rapidez.
representa la contaminación de las de los casos haya transcurrido cierto
Hace unos años Comité de expertos
aguas, aunque en la realidad quepa tiempo antes de que se tomaran las
de la Organización Mundial de la Salud
constatar que si las reglamentaciones medidas necesarias para garantizar la
resumió perfectamente la situación di¬
no tienen el apoyo de una fuerte co¬ calidad del agua estipulada en los con¬
ciendo: «Después de aprobar leyes
rriente de opinón pública y faltan el venios respectivos. Asi ha ocurrido,
muy severas contra la contaminación
personal y los recursos financieros especialmente, en el caso de los con¬
venios internacionales relativos al Rin
del agua, hay países que no han po¬
necesarios para ponerlas en vigencia,
dido evitar que ésta se hiciera efecti¬
el resultado, por lo general, está lejos y al Lago de Constanza en Europa, a
vamente muy común. Una de las
de ser satisfactorio. las Grandes Lagos en América del
razones de este fracaso radica quizá
Estos últimos años, la Asociación
Norte y al Río Grande en América
en el hecho de que las leyes que
Central.
Internacional de Distribución del Agua tratan de evitar toda forma de conta¬
En todas las zonas de elevada den¬
se ha venido ocupando intensamente minación son imposibles de aplicar, y
sidad de población donde, por consi¬
de los problemas jurídicos que se que en consecuencia se hace caso
guiente, hay que ejercer una vigilancia
plantean en esta esfera, y otro tanto omiso de ellas. En un mundo donde la
incesante contra la contaminación, es
han hecho la Asociación de Derecho urbanización y la industrialización se
Internacional, la Asociación Interna¬
probable que sigan haciéndose esfuer¬
desarrollan rápidamente, no es posible
zos para llegar por lo menos a un
cional de Ciencias Jurídicas y el Insti¬ mantener las vías de agua en estado
tuto Internacional de Ciencias Admi¬ acuerdo sobre los criterios y normas
natural. Las leyes deben tener sola¬
de pureza a fijarse. Indudablemente ha¬
nistrativas. mente como objeto el de limitar la
brá de darse también una multiplicación
contaminación».
Los cursos de agua que sirven de del cambio de puntos de vista sobre
frontera o atraviesan el territorio de
los mejores métodos de preservación Pese a esta advertencia y a su tono
varios Estados han sido objeto de tra¬ inequívoco, hay países, grandes y
del agua pura.
tados internacionales: citemos, por pequeños, que bajo el impulso de los
La historia de las legislaciones nacio¬
ejemplo, las convenciones firmadas nales abunda en declaraciones que perfeccionistas y los oportunistas si¬
por Bélgica y Francia, por Bulgaria y fijan objetivos elevados. Pero en nin¬ guen adoptando leyes que aspiran a a-i
Yugoslavia o por Italia y Suiza. guna parte los resultados han estado a restaurar la pureza que tuviera g|
La colaboración internacional, en la altura de las intenciones. No es entonces el agua, pero la medida no
3ste aspecto de la lucha contra la cuestión de inercia; por el contrario, da resultados satisfactorios.
El hombre contra la Naturaleza - 4

UNA NUEVA CONCIENCIA


DE NUESTRO DESTINO
OS
L, rapidísimos adelan¬ y por el empleo generalizado de pode¬ que para la especie humana pueden
tos característicos de los países en rosos medios técnicos. La deforesta¬ resultar mucho más peligrosos (fiebre
vías de desarrollo han producido ción, el riego, la introducción de plan¬ amarilla, dengue, enfermedad de Kya¬
varios tipos de espectacular interac¬ tas y animales exóticos, la utilización sanur, etc.).
ción con el medio no evidentes en los en gran escala de herbicidas, la elimi¬
Las zonas tropicales de Africa, Asia
siglos anteriores. Jamás se había evi¬ nación de ciertos agentes patógenos,
y América han presenciado en los
denciado como ahora el problema del etc., han provocado en diez años una
últimos veinte años la proliferación
desarrollo acelerado y de sus devas¬ transformación más profunda de los
explosiva de barrios de casas de lata
tadoras consecuencias en esas vastas paisajes tropicales que la acción de
«bidonvilles», «shantytowns», «fave-
regiones tropicales y subtropicales en agricultores y ganaderos en el curso
las» de todas clases, en los que se
que viven los dos tercios de la pobla¬ de diez siglos.
amontona una población frecuente¬
ción del mundo.
mente mal nutrida, analfabeta, y que
La introducción del ganado en las
En esas regiones las relaciones muchas veces ha roto brutalmente con
sabanas tropicales americanas ha
entre el hombre y el medio se modifi¬ sus valores tradicionales.
favorecido la multiplicación de vampi¬
can tan rápidamente que el equilibrio
ros hematófagos, que son vectores de De todo ello resulta una patología
del desarrollo se ve seriamente com¬
la rabia. El desarrollo del riego en las todavía mal conocida en que los efec¬
prometido y, en casos extremos, pue¬
sabanas del sahel africano ha dado tos de la malnutrición y de la pobreza
de llegar a amenazar a poblaciones
lugar a que se extendiera la bilharzia. vienen a sobreponerse a las conse¬
enteras con la extinción total, como lo
La deforestación sistemática ha dado cuencias somáticas y síquicas de las
muestran varios ejemplos concretos.
lugar a que se transmitan con frecuen¬ múltiples formas de opresión. De ello
Diversos tipos de equilibrio de la cia al hombre o a los animales domés¬ resulta la creación de un subproleta-
flora y la fauna tropicales se ven ticos algunos virus normalmente limi¬ riado en malas condiciones físicas,
sometidos actualmente a modificacio¬ tados al ciclo patógeno de la bóveda que priva de brazos y de cerebros a
nes brutales y de gran amplitud por el forestal; algunos de estos virus sólo la agricultura sin proporcionar por ello
aprovechamiento que el hombre hace podían afectar levemente a los monos una mano de obra calificada a la

de superficies cada día más extensas y a los roedores arborícolas, mientras industria. En el plano de la higiene

Foto © Emile Schulthess - Rapho

El loto, atributo
divino de Buda,
ha inspirado
a la vez a los
artistas y los
poetas de toda
el Asia, lo cual
no quita que
tenga todas las
virtudes nutritivas
de una buena
verdura. Los
tubérculos de la
maravillosa flor,
muy ricos en
vitaminas,
constituyen
un plato
particularmente
apreciado en la
China: la foto
muestra cómo se
los arranca del
fondo de un lago.
Por otra parte,
con las grandes
hojas del loto
se improvisan
sombreros útiles
en la época
de la cosecha.
Esta flor, que los
botánicos llaman
«rafflesia», es un
parásito de las
raices de ciertos
árboles y crece
en Sumatra.
La rafflesia
constituye
un verdadero
fenómeno vegetal:
con su diámetro
de entre treinta
centímetros

y un metro
constituye la flor
más grande del
mundo y una
de las más raras;
el rosa de sus

pétalos es
delicado, pero
el olor a
putrefacción
que despide,
abominable.
Actualmente, las
plantas raras
como ésta o
amenazadas
de extinción

se guardan,
un poco por todas
partes, en reservas
especiales.
Foto © Instituto Real para loa Trópicos, Amsterdam

pública, el estado sanitario de estos que a la vez pueda asegurarle los Los mejores resultados en cuanto
suburbios malsanos constituye una bienes y servicios necesarios. He aquí se refiere a la conservación y estu¬
amenaza perpetua para las grandes varios ejemplos: dio de la fauna y la flora en estado
aglomeraciones de que forman parte. natural se han logrado mediante la
El placer directo que dan a per¬ creación de reservas o parques
Esta atracción de las nuevas ciuda¬ sonas de niveles muy diversos las nacionales en los que trabaja de
des y de los centros industriales pro¬ formas orgánicas y la diversidad manera permanente el personal
voca movimientos de población sin ambiental. Hay muchas razones científico necesario.
precedentes que producen desequili¬ para creer en él. Las grandes villas
brios demográficos perjudiciales para de antaño, sus jardines y sus insta¬ Creación de zonas vírgenes y zonas
el desarrollo de muchos países tropi¬ laciones de agua así lo atestiguan naturales. Aquí las medidas que
cales. Es urgente que grupos com¬ en cuanto se refiere al goce esté¬ se tomen se ven inspiradas tanto
puestos por especialistas en diversas tico. Pensamos en China, Roma, por intereses espirituales y esté¬
disciplinas ecólogos, médicos, sico- Persia y en la Italia renacentista, ticos como por necesidades bioló¬
sociólogos y economistas estudien los parques a la francesa y el gicas. Existe en los hombres un
tales problemas a fin de encontrarles, «jardín íntimo» a la inglesa. En sentimiento muy difundido de sim¬
lo más rápidamente posible, la solu¬ Inglaterra los parques de Capability patía hacia la vida salvaje, aun
ción necesaria. Brown no pudieron ser disfrutados entre aquellos los más que
por sus proprietarios como los nunca han de estar en contacto
Los ecosistemas tropicales son a
podemos disfrutar ahora, con sus con ella; pero produce satisfacción
la vez tan numerosos, tan complica¬
árboles plenamente crecidos. El y agrado el saber que esa vida
dos y tan frágiles que nada sería más
arte de la jardinería se ha hecho existe. Desde el punto de vista
perjudicial a los intereses de las
extraordinariamente popular, y las biológico, las zonas naturales son
poblaciones humanas que viven en
autoridades municipales se atreven depósitos indispensables, y su
ellos que el puro y simple «trasplante»
a afectar créditos cada vez mayores estudio nos proporcionará un punto
g los trópicos de técnicas (y a veces
al mantenimiento de sus jardines de partida para examinar más efi¬
hasta de conceptos) que han de¬
públicos. La mayor concurrencia cazmente otros medios naturales.
mostrado ser útiles en las zonas
crea una demanda en el sentido de
templadas. La agricultura según las reglas de
mantener o crear parques y jar¬
El hombre intentó ya en tiempos la conservación. Algunas tribus
dines.
pasados resolver estos problemas que disponen de habitats reducidos
planteados por el deterioro del habitat; Creación de parques nacionales. o limitados han llegado empírica¬
las nuevas formas de pensar y la He aquí una importantísima contri¬ mente a adoptar prácticas de
evolución de las técnicas le dan el bución a la civilización hecha por conservación, pero esta ciencia 39
deseo y la posibilidad de construir gente previsora, con una intuición aplicada a la agricultura, a la utili¬
o reconstruir un medio favorable al certera de las futuras aspiraciones zación del agua y a la silvicultura
mantenimiento de su salud mental y de la humanidad. ha nacido de un cambio radical de
SIGUE A LA VUELTA
UNA NUEVA CONCIENCIA (cont)

mentalidad después de verdaderos


despilfarros en la explotación.
Podríamos decir, con ciertas reser¬
vas, que la agricultura de conser¬
Programa de la
vación está firmemente establecida
en los países desarrollados, pero
que éstos han cometido increíbles
errores en los países subdesarro-
llados. Podría ponerse término a
ello a partir de ahora; pero para
lograrlo se necesitaría hacer estu¬ L Unesco se lanza este¬ 1968). Bajo la presidencia del señor
dios preliminares de las posibili¬
mes a cumplir con su programa de Eteki-Mbumua, el órgano máximo de
dades y limitaciones de los terrenos
educación, ciencia, cultura y comuni¬ la Unesco discutió y aprobó las líneas
y efectuar luego las inversiones que
requiere su protección. caciones para 1969-70. Este programa, fundamentales que habrán de servir
aprobado en noviembre último por la a ésta tanto en sus normas como en
El gusto del deporte. Muchas
Conferencia General de la Organiza¬ su programa de acción, y que son,
formas de deporte al aire libre
ción junto con un presupuesto bianual aparte la confirmación de prioridades
cultivadas en los países más ade¬
de 77 millones y medio de dólares, a la enseñanza, a las ciencias natu¬
lantados implican una atención al
medio circundante. El interés por confirma las prioridades acordadas rales y a la técnica ya citada más
la pesca exige el cuidado de los hasta la fecha a la enseñanza, las arriba:

ríos, mencionado ya; en los países ciencias naturales y la técnica. Contribución sustancial de la Unes¬
occidentales se ha adoptado una
Al presentarlo a la Conferencia co al Segundo Decenio para el
agricultura diversificada y se man¬
tienen zonas de bosques y prados General, el Director General de la Desarrollo, que depende «no so¬
en interés del deporte. Unesco, señor René Maheu, llamó la lamente del uso racional de los recur¬

atención de ésta a lo que designó sos naturales, sino también de obtener


En algunos casos éste ha destruido
las especies animales de vastas como las «cuatro crisis principales»: el máximo resultado de los recursos

extensiones de terreno, pero la la crisis de ayuda al desarrollo, la cri¬ humanos por un proceso coordinado
comprensión del papel ecológico de sis de los derechos humanos, la crisis de enseñanza y preparación».
los animales rapaces está dando mundial en la enseñanza y la crisis
Reconocimiento de la idea funda¬
paso a una tolerancia mucho mayor. de la juventud.
En conjunto, las explotaciones agrí¬ mental de una enseñanza que se
colas dirigidas por personas que Sobre esta última dijo el señor extienda durante toda la vida de una

aprecian la caza tienen mayor Maheu, a quien la Conferencia volvió persona, y que abarque, «tanto en las
variedad de plantas y animales que a elegir para su alto cargo por otro regiones industrializadas como en las
las otras. A veces el agricultor período de seis años: «En realidad que se encuentren en vías de desarro¬
deportista se convierte en un ena¬ no es una crisis de la juventud: es una llo, todas las etapas de los sistemas
morado de la vida natural aún
crisis de nuestra sociedad... y la juven¬ en vigencia, todas las formas de ense¬
cuando ésta no le ofrezca interés
tud... revela las tensiones y tendencias ñanza extra-curricular y hasta las
desde el punto de vista de la caza.
de aquélla... Creo que, en la misma mismas normas del desarrollo cultu¬
Cambios en la industria. Algunos forma en que la Unesco ha prestado ral».
ejemplos ilustrarán estos cambios. atención en los últimos diez años a
En los Estados Unidos la agricultura Reconocimiento de que los proble¬
los países en vías de desarrollo, desde
se trasladó desde las costas del
mas de la juventud «son índice del
Este hasta el Medio Oeste. Los ahora tiene que unir a ella una preocu¬
cambio rápido que se produce en la
bosques, que nunca habían desapa¬ pación creciente por la juventud».
sociedad» y que una conciencia cada
recido, crecieron de nuevo. Todavía
En el programa contemplado en esa vez más viva de esos problemas debe
hace sólo 60 años se cortaba
ocasión, la Unesco no trabajará sola¬ ser el punto de partida de un pro¬
mucha madera para combustible en
mente por la juventud, sino también greso general que favorezca tanto a
estos bosques del Este. Ahora que
con ésta. Este año y el próximo cele¬ los estudiantes como a los jóvenes
se ha generalizado la calefacción
central alimentada a combustible brará, por ejemplo, varias reuniones o trabajadores urbanos y rurales».
líquido, los árboles han vuelto a conferencias importantes dedicadas a
Atención a la importancia que tiene
crecer. Mejor aún, los bosques del los problemas de la juventud; una en
la modernización de las universidades,
Este tienen una nueva y alta el Uruguay sobre «Juventud y desarro¬
misión: la de convertirse en el
llo económico y social»; otra sobre proceso que afecta tanto a los admi¬
parque suburbano, en el vergel nistradores del las mismas como a los
el efecto que la violencia, tal como
de las concentraciones urbanas de profesores y estudiantes.
se la presenta en los medios de comu¬
la costa. El público apoya firme¬
nicación de masas, tiene sobre jóvenes Necesidad urgente de «propagar el
mente el mantenimiento de estos
y adultos, y finalmente, una «mesa espíritu científico» y, al mismo tiempo,
lugares de recreo del este del país.
redonda» sobre reforma universitaria
de definir las normas nacionales con
Del mismo modo, en Europa, la
que habrá de realizarse en América respecto a la ciencia, teniendo en
concentración de la agricultura en
Latina. En todas estas conferencias, cuenta la creación de las estructuras
los mejores suelos ha abierto el
así como también en otras que no
camino al desarrollo de las zonas y la preparación del personal que se
rurales. considerarán particularmente los pro¬ estime necesarios para «acelerar el
blemas de la juventud, se dará espe¬ proceso del desarrollo en los países
¿Estamos, en conclusión, autori¬
cial importancia a la participación de menos favorecidos».
zados a sentirnos optimistas? Los
ésta.
ecólogos difícilmente pueden per¬
Estudio de la mayor contribución
mitirse serlo. Pero un pesimista abso¬ De los 125 Estados Miembros que
luto es un derrotista, cosa inadmisible que puedan hacer las ciencias socia¬
componen la Unesco, 70 enviaron
en este caso. Constatamos que el les y humanas «al análisis de las situa¬
ministros a la nueva reunión de la
desastre completo no es inevitable, ciones que se presenten dentro de
40 y si la atención frente al problema se
Conferencia
sidente al
General,
Sr. William
que eligió
A.
pre¬
Eteki-
las sociedades y a la búsqueda de
mantiene despierta en el mundo entero, nuevas soluciones a las mismas».
podremos hacer mucho por mejorar la Mbumua, ex-Ministro de Enseñanza,
situación actual. Artes y Letras del Camerún (1961- Medidas para intensificar la con-
Unesco para 1969-1970

ciencia de un destino humano común nistros dedicada a las normas en el año próximo la Primera Conferencia
por la apreciación mutua de los valo¬ terreno científico. La Organización Mundial de Ministros de Cultura. Otros
res culturales y la conservación de seguirá con su formulación de un sis¬ rasgos salientes del programa cultural
la herencia y tradiciones del pasado. tema mundial de información científica de la Organización son la adopción
Uso de las modernas técnicas de en colaboración con el Consejo Inter¬ de una recomendación internacional
nacional de Uniones Científicas. para la protección de la propiedad cul¬
información para fomentar las activi¬
dades docentes y el espíritu científico. tural a la que pongan en peligro las
Asimismo se propone reconsiderar
obras de carácter público o privado,
En el programa mundial de la Unes¬ la cuestión de la enseñanza de la
los estudios que se siguen haciendo
co para los próximos dos años una ciencia en todos los niveles de la
sobre el problema de Venecia y la
de las obras que se lleve a cabo en misma por medio de programas de campaña para salvar los monumentos
la esfera de la enseñanza será el ensayo en los que se haga uso de de Filae (véase el número del mes
desarrollo de los estudios e investiga¬ nuevos métodos y mejores aparatos. pasado).
ciones pedagógicos en colaboración En otros programas experimentales se
con la Oficina Internacional de Ense¬ estudiará lo que puede hacerse para Por último, en cuanto respecta a las
ñanza, que se incorporará a la Unesco limitar los efectos del éxodo de per¬ comunicaciones en el sentido más

como centro internacional para el sonal altamente calificado que deja amplio de la expresión las activi¬
estudio de la educación comparada. los países en vías de desarrollo. La dades de la Unesco son de dos clases.

Unesco seguirá ayudando igualmente En primer lugar, la Organización fo¬


La Conferencia Internacional de Ins¬
a preparar, en los países donde más mentará el mejoramiento de los servi¬
trucción Pública convocada por la
se necesita su concurso, a los cientí¬ cios de documentación, tanto nacional
Unesco y la OIE para este año se
ficos, ingenieros y técnicos que exige como internacional, y asistirá a los
dedicará al mejoramiento de los siste¬
el desarrollo industrial del mundo. Estados miembros en la creación o
mas de enseñanza. En 1970 la Unesco
extensión de centros de documenta¬
organizará una conferencia regional En una conferencia de especialistas ción, bibliotecas y archivos especiali¬
de enseñanza y planeamiento econó¬ a reunirse este año se estudiarán los
zados y servicios estadísticos. En se¬
mico a la que asistirán los ministros resultados de la primera parte del gundo lugar, fomentará la libre cir¬
de los estados árabes.
Decenio Hidrológico Internacional ini¬ culación de las ideas por la palabra
Se seguirá con los programas de ciado en 1965 bajo los auspicios de la y por la imagen, los estudios en el
ayuda al planeamiento de la ense¬
Unesco, y como continuación de la extranjero, la producción de libros y
Conferencia Internacional sobre la el desarrollo de los medios de infor¬
ñanza, prestándose especial atención
Biosfera efectuada en Setiembre de
a los problemas del desperdicio de mación, especialmente los relacio¬
recursos y a los de los alumnos que 1968, se trazará un programa interdis¬ nados con la enseñanza.

dejan los estudios en las clases de ciplinario (véase la pág. 4).


También se realizará un estudio de
enseñanza primaria o en las de secun¬ Mientras continúa su examen de las
vastos alcances sobre el número, ca¬
daria, así como al mejoramiento de corrientes principales de investigación
rácter y efectos del movimiento inter¬
los programas y de los métodos de en los terrenos de las ciencias socia¬
nacional de personas que tienen que
enseñanza. Se ampliará la ayuda a la les y humanas y su fomento de la
ver con las actividades patrocinadas
preparación de maestros y a los cur¬ enseñanza de las mismas, la Unesco
por la Unesco. En dos reuniones
sos de perfeccionamiento y readapta¬ patrocinará estudios sobre la contri¬
importantes de este año se tratará el
ción de éstos, particularmente en las bución que las ciencias sociales pue¬
papel de las comunicaciones en la
zonas rurales de África y América den hacer al planeamiento y desarrollo
Latina. También se habrán de realizar sociedad actual y la cuestión de los
económico y social y procederá a
en 1969-70 estudios sobre enseñanza
acuerdos sobre el empleo de los sate-
realizar un simposio sobre esta cues¬
loides de comunicación en la trans¬
especializada a los niños defectuosos. tión. Otros estudios estarán dedicados
misión televisada de programas edu¬
a diversos aspectos del problema
La ayuda de la Unesco a los pro¬ cativos, culturales y científicos.
demográfico y al «planeamiento de la
gramas de alfabetización seguirá y se
familia» (limitación del número de
intensificará, especialmente en el caso
hijos) en relación con la enseñanza.
de los que tengan carácter experi¬
Continuará el estudio de las diver¬
mental.
Por más datos remitimos a nuestros
sas culturas (orientales, africanas,
lectores a la «Crónica de la Unesco»,
En la esfera de las ciencias natu¬ latinoamericanas, balcánicas y escan¬
publicación oficial mensual cuyo nú¬
rales el programa de la Unesco se¬ dinavas, entre otras) que la .Unesco
mero de diciembre último está dedi¬
guirá tres directivas principales: nor¬ hace en términos de su significación
mas científicas, información en la
cado a las resoluciones aprobadas por
universal. La Unesco fomentará el
la Conferencia General en su 15."
materia e investigación fundamental: desarrollo cultural estimulando las
período de sesiones. Publicada en
educación científica y preparación e artes creadoras y la educación artís¬
ediciones española, inglesa, francesa
investigación técnicas; ciencias del tica y promoviendo una mayor difu¬
y arábiga, puede obtenerse por medio
medio ambiente y estudio de los recur¬ sión del arte y la literatura.
sos naturales. de los agentes de venta de la Unesco ^1
Por lo que respecta a la conserva¬ (véase la pág. 43). La suscripción "
La Unesco organizará en 1970 la ción de la herencia cultural de la anual cuenta 3 dólares o 10 francos
primera Conferencia Europea de Mi humanidad, la Unesco organizará el franceses.
Los lectores nos escriben
NADA DE IDEAS COLA PARA COMPRAR trabajar con éstos me ha convencido,
sin necesidad de un estudio médico
PRECONCEBIDAS "EL CORREO"
a fondo, del peligro de esas drogas,
de la difusión que ha cobrado entre
Me interesó vivamente el relato de Me permito dirigirme a Vds. para ellos el hábito de tomarlas y de la
Francisco Salis publicado en esa decirles cuánto gusta a los jóvenes forma rápida en que esta costumbre
revista sobre la experiencia de alfa¬ de Cuba «El Correo de la Unesco», cunde desde hace dos años. Por eso
betización que llevara a cabo en una que vi por primera vez hace pocos es que encuentro tan oportuno ese
aldea de Cerdeña. Ese articulo nos días, encontrando cosas de gran inte¬ sentido de urgencia que da a la lucha
demuestra que hay que adaptar los rés en los ejemplares a mi alcance. contra los estupefacientes el «Correo».
métodos de alfabetización a las condi¬ Debo decirles que frente a las uni¬
ciones de vida y costumbres de un dades donde se vende la revista el E. Ewen Gardner
pais. En Cerdeña la taquigrafía per¬ público hace enormes colas y que a Antioch University,
mitió esa evolución rápida hacia la veces no alcanzan los ejemplares Ohio
alfabetización. ¿Por qué la taquigra¬ disponibles. Me dirijo a Vds., por lo
fía? Francesco Salis usa la expresión tanto, para ver cómo puedo suscri¬
Hemos leído con el más profundo
«arte mágica» que permite «coger la birme y estar segura de recibirla men-
interés el número de mayo pasado
palabra al vuelo»; y es precisamente sualmente.
de «El Correo de la Unesco», dedi¬
lo que necesitaban los sardos para Alina Díaz
cado íntegramente a ios peligros de
atrapar al vuelo y traducir luego las Pinar del Río, Cuba
las drogas narcóticas. El Consejo
improvisaciones* de sus «sagre»J o
Internacional de Mujeres expresó su
justas poéticas. Este ejemplo nos
Inquietud en este sentido al reunirse
enseña que para enseñar a leer y Y TAMBIÉN EN DETROIT en Londres en setiembre de 1967.
escribir a un pueblo no hay que partir
Fuera de ello, el Comité de Salud de
de ideas preconcebidas sino inspi¬
Quizá les interese saber que dentro nuestra Organización lleva a cabo
rarse en sus gustos y aspiraciones
de la sala de referencia general de una encuesta entre los Consejos
profundas. Métodos asi ideados
la librería principal de Detroit «El Nacionales afiliados a la misma sobre
podrían hacerse extensivos a gran
Correo de la Unesco» ocupa un lugar el aumento en el consumo de estupe¬
número de disciplinas. destacado en uno de los estantes facientes.

S. Aviron-VIolet que están más a la vista. Buscando Brenda Noakes,


Lyon
publicaciones que pudieran ofrecer Secretaria general adjunta,
misiones o contratos para periodistas Consejo Internacional de Mujeres,
«franco-tiradores» fue como descubrí Paris
esa revista y me decidí a escribirles.
Y AHORA LA ACCIÓN
Géraldine Mcintosh
Detroit PARA EL DESCANSO
Pienso que no he de estar solo
en mi entusiasmo por el vuelo, el
DE MEDIODÍA
idealismo y la competencia del tra¬
bajo de Maria Cristina Costa Díaz DILEMAS DE LA REDACCIÓN
que le valió el primer premio en el Para darle ¡dea de lo que nos signi¬
concurso uruguayo de televisión sobre fica esa revista a muchos españoles
Cuando leo algunas de las cartas
el tema «El mundo que esperamos». le remito dos fotografías junto con
que publican Vds. hay veces en que
Lo que uno querría ver ahora es estas lineas. La primera representa un
no sé si ponerme a reir o a llorar.
una serie de extractos de otros grupo de trabajadores de Manzanares
La crítica es permisible; más todavía,
ensayos escritos por jóvenes tan en el momento del descanso de medio¬
yo la creo necesaria. Pero la gente
capaces como ella de previsión y de día, empleado no sólo para comer
debía darse cuenta que el director de
análisis pero que ofrezcan a su vez sino también para leer «El Correo de
una revista no puede tomar en consi¬
ideas sobre la forma de acción nece¬ la Unesco», difundido entre ellos por
deración todos los temas que puedan
saria para que esos ideales se convier¬ mí. Puede verse un ejemplar de la
interesar a una minoría de sus lec¬
tan en realidad. Nosotros los mayores tores.
revista, así como una de las separatas
hemos querido esa misma clase de editadas por la Organización.
mundo desde hace ya varias décadas, Considero notable esa publicación;
También leemos en voz alta otros
pero quizá por falta de arrojo o de hay equilibrio entre los textos y gran documentos de la Unesco mientras
espíritu creador no hemos encontrado espíritu de selección para las ilustra¬
ciones. «El Correo de la Unesco»,
hacemos un descanso en la larga
la forma de llevar esas ideas a la
que está llevando a cabo una labor de
caminata desde el lugar de trabajo
práctica. Eso no impide que no este¬ hasta la ciudad.
primer orden, sobresale frente a
mos dispuestos a ayudar y estimular
muchas otras revistas. José Antonio Pinés
a los mas jóvenes, que quizá tengan
Manzanares (Ciudad Real),
más visión que nosotros. Paul Strittmatter,
España
Berna
M. E. B. Johnson,
o
Londres z
<
CE
AYUDA PARA UNA LUCHA

¿ Y EL BIAFRA 7 Mi más cálida enhorabuena por el


número de Mayo 1968, dedicado a
Me asombra no encontrar nada toda¬ los estupefacientes, ya que me pro¬
vía sobre el Biafra en el número de porciona un elemento de carácter ofi¬
«El Correo» que acabo de recibir. cial y de peso indudable que esgrimir
Me parece, sin embargo, que en frente a mis colegas, extrañamente
ese caso habría tema de sobra ¡ay! reacios a creer en los efectos nocivos
como para dar el alerta a la opinión de las drogas, y especialmente del
O
mundial aunque sólo sea en los planos LSD y la marijuana. He enviado varios 2
de la solidaridad y la cultura huma¬ ejemplares a personas importantes de <
_l

nas. la Universidad y me he quedado con CO


Paul Bresson, un par de ellos para hacerlos que los LiJ

42 Versailles vean los estudiantes a mi cargo. El


O
ce

O
UJ

O
Abone a sus amigos a "EL CORREO DE LA UNESCO

La suscripción anual cuesta sólo

12 francos en Francia

180 pesetas en España

30 pesos en México

Una revista mensual internacional única

en su género

Un reflejo vivo de la infinita diversidad


de pueblos y culturas

Tapas para otro año de la revista


Trata los problemas de nuestro tiempo
Empieza otro año; es el momento de pedir las tapas correspon¬
dientes a otros once números de su colección de «El Correo de
Presenta las grandes aventuras de la
la Unesco», que nuestros lectores cuidadosos conocen bien por
ciencia
tratarse de una encuademación práctica, sencilla y económica.

Como las del año pasado, estas tapas son de tela rojo geranio.

Precio: 12 francos franceses.

Puede elegir/a en cualquiera de los once idiomas


Para pedir estas tapas rogamos a nuestros lectores que se
siguientes : español, francés, inglés, alemán,
dirijan al agente de ventas de la Unesco en su país (ver lista más
abajo). italiano, ruso, árabe, japonés, hindi, tamil, hebreo.

Cada mes sus amigos tendrán un nuevo motivo de reconocimiento

PARA RENOVAR SU SUSCRIPCIÓN


y pedir otras publicaciones de la Unesco
Pueden pedirse las publicaciones de la Unesco Pío Alfonso García, Carrera 4a 36-119. Cartagena; TEMALA. Comisión Nacional de la Unesco, 6a Calle
en todas las librerías o directamente al agente J. Germán Rodríguez N., Oficina 201, Edificio Banco 9.27 Zona 1, Guatemala. HONDURAS. Librería

general de ésta. Los nombres de los agentes que no de Bogotá, Girardot, Cundinamarca; Librería Universi¬ Cultura, Apartado postal 568, Tegucigalpa, D.C.
figuren en esta lista se comunicarán at que los taria, Universidad Pedagógica de Colombia, Tunja. JAMAICA. Sangster's Book Stores Ltd, P.O. Box 366,
pida por escrito. Los pagos pueden efectuarse en COSTA RICA. Todas las publicaciones : Librería 101, Water Lane, Kingston. MARRUECOS. Librairie
la moneda de cada país, y los precios señalados Trejos S.A., Apartado 1313, Teléf. 2285 y 3200, San «Aux belles Images», 281, avenue Mohammed-V, Rabat.
después de las direcciones de los agentes corres¬ José. Para «El Correo»: Carlos Valerln Sáenz & Co. «El Correo de la Unesco» para el personal docente:
ponden a una suscripción anual a «EL CORREO Ltda., «El Palacio de las Revistas», Aptdo. 1924, Comisión Marroquí para la Unesco, 20, Zenkat Mou-
DE LA UNESCO». San José. CUBA. Instituto del Libro, Departa¬ rabitine, Rabat (CCP 324-45). MÉXICO. Editorial
mento Económico, Ermita y San Pedro, Cerro, Hermes, Ignacio Mariscal 41, México D.F. ($ 30).
La Habana. CHILE. Todas las publicaciones: MOZAMBIQUE. Salema & Carvalho, Ltda., Caixa
Editorial Universitaria S.A., Casilla 10 220, Santiago. Postal 192, Beira. NICARAGUA. Librería Cultural
ANTILLAS NEERLANDESAS. C.G.T. Van Dorp & «El Correo» únicamente : Comisión Nacional de la Nicaragüense, Calle 1 5 de Setiembre y Avenida Bolívar,
Co. (Ned. Ant.) N.V.Willemstad, Curaçao. N.A. (Fl. 5,25). Unesco, Mac Iver 764, Depto. 63, Santiago. ECUA¬ Apartado N- 807. Managua. PARAGUAY.
ARGENTINA. Editorial Sudamericana, S.A., Humber¬ DOR. Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Melchor García, Eligió Ayala, 1 650, Asunción.
to I No. 545, Buenos Aires. ALEMANIA. Todas Guayas, Pedro Moncayo y 9 de Octubre, Casilla de PERU. Distribuidora Inca S. A. Emilio Althaus 470,
las publicaciones: R. Oldenburg Verlag, Rosen hei - correo 3542, Guayaquil. EL SALVADOR. Librería Apartado 3115, Lima. PORTUGAL. Dias &
merstr. 145. Munich 8. Para «UNESCO KURIER» Cultural Salvadoreña, S.A., Edificio San Martín, 6a. Andrade Lda., Livraria Portugal, Rua do Carmo 70,
(edición alemana) únicamente: Vertrieb Bahrenfelder- Calle Oriente N* 118, San Salvador. ESPAÑA. Lisboa. PUERTO RICO. Spanish-English Publi¬
Chaussee 1 60, Hamburg-Bahrenfeld, C.C.P. 276650. (DM Todas las publicaciones: Librería Científica Medinaceü, cations, Calle Eleanor Roosevelt 115, Apartado 1912,

12). BOLIVIA. Comisión Nacional Boliviana de la Duque de Medinaceü 4, Madrid 14. «El Correo» úni¬ Hato Rey. REINO UNIDO. H.M. Stationery Office,
Unesco, Ministerio de Educación y Cultura, Casilla de camente: Ediciones Ibero-americanas. S.A., Calle de P.O. Box 569 Londres, S.E.I. (20/-) REPÚBLICA
Correo, 4107, La Paz. Sub-agente : Librería Universi¬ Oñate, 15, Madrid. Sub-agente «El Correo»: Ediciones DOMINICANA. Librería Dominicana, Mercedes 49,

taria, Universidad Ma/or de San Francisco Xavier de Liber, Aptdo. 17, Ondárroa (Vizcaya). (180 ptas.) Apartado de Correos 656, Santo Domingo. URU¬
Chuquisaca, Apartado 212, Sucre. BRASIL. Livraria ESTADOS UNIDOS DE AMERICA. Unesco Publi¬ GUAY. Editorial Losada Uruguaya S.A., Colonia 1060,
de la Fundaçao Getulio Vargas. 186, Praia de Botafogo, cations Center. 317 East 34th. St., Nueva York N.Y Teléf. 8 75 61, Montevideo. VENEZUELA. Dis¬

Caixa postal 4081-ZC-05, Rio de Janeiro, G u an abara. 10016 (U$S 5.00). FILIPINAS. The Modern Book tribuidora de Publicaciones Venezolanas (DIPUVEN),
COLOMBIA. Librería Buchholz Galería, Avenida Co., 928 Rizal Avenue, P.O. Box 632, Manila. Avenida del Libertador, Edificio La Línea Local A.

Jiménez de Quesada 8-40, Bogotá; Ediciones Tercer FRANCIA. Librairie de l'Unesco, Place de Fontenoy, Apartado de Correos 10440, Tel. 72.06.70 y 72.69.45
Mundo, Apto, aéreo 4817, Bogotá; Distrilibros Ltda., Paris. 7\ C.C.P. Paris 12,598-48 (12 F). GUA Caracas.
LA TIERRA

una "nave espacial"


de 3 mil millones y medio
de pasajeros

WmSËSm mm

I ^È
írSrí.Cií ;§e

HR

I^H
Hi : Pc* I
RfiT

Esta vista de nuestro planeta a 90.000 kms. de distancia fue tomada el 21 de setiem¬
bre 1968 por el "Zond 5" de la Unión Soviética. La excepcional claridad de la foto
se debe al hecho de que la película en que quedó impresa volvió a la Tierra y fue
revelada en condiciones normales. En las formaciones nubosas se distingue el
continente africano, la península arábiga, el Medio Oriente, parte de España, de
Italia y de los Balcanes; a la derecha, el Mar Negro, el Mar Caspio y el Mar de
Aral. En el Mar Rojo son las doce del día, y en España las nueve; a la izquierda,
las Americas duermen todavía en la sombra nocturna : dentro de pocos minutos,
el sol va salir en el noreste del Brasil. Este número de "El Correo de la Unesco"
está dedicado a los problemas que plantea en todo nuestro planeta la necesidad
de un equilibrio entre el hombre y la Naturaleza.
Foto © APN